El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

- Tregua Etarra

Los asesinos etarras dan por finalizado su peculiar 'Alto el Fuego'

Por Sin Pancarta - 5 de Junio, 2007, 4:30, Categoría: - Tregua Etarra

Se veía venir. Por desgracia sólo los necios, los analfabetos o los malintencionados podían creer el supuesto deseo de los asesinos de ETA de integrarse en la vida democrática y pacífica. Muchos lo hemos dicho por activa y por pasiva. Nos han llamado de todo. Hemos tenido que soportar como más de un malnacido nos decía que lo que en realidad deseábamos era que continuasen los atentados. Una vez más el tiempo da o quita razones. Tiempo habrá para el análisis, para la reflexión y, por supuesto para exigir muchas responsabilidades. Hoy toca expresar nuestra solidaridad y apoyo a todas las personas amenazadas, a todos los posibles objetivos de esta panda de asesinos. Hoy toca expresar nuestro firme deseo y esperanza de no volver a vivir otra tragedia causada por estos desalmados.

 

Texto íntegro del comunicado de ETA que da por finalizado el alto el fuego

ETA quiere dar a conocer esta noticia a los ciudadanos; Son momentos de aclaración. ETA quiere dar pasos para superar la división institucional y caminar hacia un Estado independiente. Miles de votos en favor del cambio político y miles de voces por el futuro de este pueblo. ETA está también a favor del proceso de liberación.

Sin duda, el final de ese proceso será un Estado independiente llamado Euskal Herria, pero para llegar a eso, deberá lograrse un único marco que integre a Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa en uno y otro que englobe a Lapurdi, Nafarroa Behera y Zuberoa. Construyamos el futuro de nuestro pueblo y, al final, las siete en una. Porque está claro ahora que las falsas salidas que ha habido hasta la fecha no nos llevan a ningún lado.

El futuro está en nuestra mano y lo conseguiremos. Han desaparecido los disfraces. El talante de Zapatero se ha convertido en un fascismo que deja a los partidos y a los ciudadanos sin derechos. Pero no son los únicos. También se le ha caído la careta a los burukides del PNV, que andan insultando continuamente y cuya sed de dinero es insaciable. Por desgracia, la libertad de los pueblos tiene, a menudo, como enemigo, la traición. Cada vez que hay que tomar decisiones firmes en la defensa de Euskal Herria y a la hora de decidir el futuro, ha cometido fraude. Esta vez, sin embargo, no les han dado un cheque en blanco para, al amparo del españolismo, seguir aumentando el sufrimiento de este pueblo.

Han 'seducido' a los responsables de la represión de los derechos del pueblo, pero no a los que queremos vivir en democracia y libertad. Los ciudadanos sufrimos la falta de democracia. Las agresiones en contra de Euskal Herria, en vez de desaparecer se están incrementando y agravando. La Justicia española ha dejado a miles de ciudadanos y al principal activo del proceso, la izquierda abertzale, fuera de estas elecciones antidemocráticas. La situación que vivimos actualmente en Euskal Herria es una situación de excepción. Las pasadas elecciones no tienen legitimidad. El Gobierno español ha respondido al alto el fuego permanente ofrecido por ETA con detenciones, tortura y todo tipo de acoso. No se dan las condiciones democráticas mínimas necesarias para un proceso negociador.

Sin embargo, tenemos a la vista las claves políticas para garantizar el presente y el futuro de Euskal Herria: la autodeterminación y territorialidad y las semillas que han sembrado miles y miles de ciudadanos traerá una abundante cosecha a nuestro pueblo. Hasta entonces, renovamos nuestra decisión de defender con las armas al pueblo que es agredido con las armas. A los ciudadanos en general, llamamos a rebelarse ante esta falsa y corrompida democracia y a trabajar firmemente en la construcción de un Estado libre llamado Euskal Herria. Cada uno en su ámbito y según sus posibilidades. Con generosidad y unos junto a otros.

Por último, ETA ha decidido suspender el alto el fuego indefinido y actuar en todos los frentes en defensa de Euskal Herria a partir de las 00.00 del 6 de junio.

Traducción del Comunicado de la banda criminal ETA publicado en GARA y BERRIA el martes 5 de junio de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

ETA anuncia que a partir de mañana da por finalizado el 'alto el fuego'

Por Narrador - 5 de Junio, 2007, 3:30, Categoría: - Tregua Etarra

Argumenta que el Gobierno ha respondido con 'detenciones, torturas y persecuciones'. Acusa a Zapatero de fascista por dejar a 'partidos y ciudadanos sin derechos'

MADRID.- La banda terrorista dará por finalizado mañana el "alto el fuego permanente", según un comunicado remitido al diario 'Berria'. ETA hizo efectiva esta tregua el 24 de marzo de 2006 tras un anuncio 48 horas antes. Nueve meses más tarde, perpetró el atentado mortal en la T-4 del aeropuerto de Barajas causando con dos víctimas mortales, punto en el cual el Gobierno dio terminado el proceso.

ETA argumenta su decisión señalando que actualmente "no se dan las condiciones mínimas para seguir con un proceso de negociación" con el Gobierno, al que acusa de apostar por "pseudosoluciones no se llega a ningún sitio". En este sentido, acusa al Ejecutivo socialista de haber respondido "al parón de las acciones armadas", con "detenciones, torturas y persecuciones" y al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber transformado su talante en un "fascismo" que "deja a los ciudadanos y a los partidos sin derechos".

El comunicado etarra también critica al PNV, al que dice que "se la ha caído la careta", y al que acusa "de mentir cuando ha de defender a Euskal Herría". Reitera la necesidad de llevar a cabo "un proceso de libertación de Euskal Herría" que acabe "con un proceso de independencia" y denuncia que "la libertad del pueblo tiene como enemigo la traición".

Atentado en Barajas y desarticulación del 'comando Donosti'

Este anuncio de ETA se produce en un momento delicado en el que las fuentes de la lucha antiterrorista venían advirtiendo del peligro de nuevos atentados, que se había escenificado en los últimos meses con un revitalización de la actividad de la banda. Entre otras aspectos, ETA había comenzado a reestructurar comandos como el Donosti, que fue desarticulado por la Guardia Civil a finales de marzo, encontrando explosivos y una nueva lista de objetivos. También se ha conocido hace unos días que la banda terrorista había enviado una nueva ola de cartas de extorsión a empresarios vascos.

Otra de las advertencias sobre un posible fin del alto el fuego llegó desde la propia banda terrorista a raíz de las ilegalizaciones de nuevos partidos 'abertzales' antes de las elecciones del 27 de mayo. Fue a principios del pasado mes de abril cuando ETA advertía en una entrevista concedida al diario 'Gara' de que unas elecciones sin presencia de la izquierda 'abertzale' expresarían el 'fracaso del proceso'.

Durante estos más de 14 meses de "vigencia" del "alto el fuego permanente", según ETA, el llamado 'proceso de paz' sufrió su golpe más duro el 30 de diciembre de 2006, cuando la banda perpetró un atentado con furgoneta bomba en el aparcamiento de la T4 del aeropuerto madrileño de Barajas, una explosión que provocaba las dos primeras víctimas mortales —dos ciudadanos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio— de la banda desde mayo de 2003 y arruinaba cualquier posibilidad de entendimiento, como comunicó el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, nueve días después del atentado, ETA emitía un comunicado en 'Gara' en el que afirmaba que el alto el fuego seguía 'vigente' y que no pretendía 'causar víctimas' en la T4.

Información publicada por el diario elmundo.es el martes 5 de Junio de 2007. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

ETA anuncia que el próximo miércoles dará por finalizado el alto el fuego permanente anunciado

Por Narrador - 5 de Junio, 2007, 2:30, Categoría: - Tregua Etarra

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) - La banda terrorista ETA anunció hoy que el próximo miércoles, día 6, dará por finalizado el "alto el fuego permanente" que anunció hace poco más de un año, según un comunicado remitido al diario 'Berria'.

El alto el fuego permanente fue anunciado el 22 de marzo de 2006 y entró en vigor dos días más tarde. Durante este tiempo, la banda ha asesinado a dos personas en el atentado del 30 de diciembre en la T-4 de Madrid-Barajas.

ETA dio de plazo hasta fin de mes para el preacuerdo de la mesa de partidos

Por Narrador - 30 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: - Tregua Etarra

Antes del robo de las armas todo estaba preparado para plasmar esta semana en un documento las 'bases sólidas' de la futura negociación de un nuevo marco político y jurídico para el País Vasco

MADRID.- ETA dio un plazo para que los partidos cerraran un preacuerdo sobre la mesa política, plazo que se iniciaba sobre el pasado día 20 y que concluía al finalizar octubre. El robo de armas en Francia y las declaraciones que este acto delictivo ha provocado pueden estar influyendo en la marcha de este aspecto del proceso pero, según los datos en poder de los expertos antiterroristas, PSE, Batasuna y PNV tenían hasta el miércoles, aproximadamente, para ultimar las negociaciones que vienen realizando de manera secreta desde hace semanas.

Socialistas y nacionalistas aseguran desconocer la existencia de dichos límites temporales. La banda terrorista puede habérselos hecho llegar únicamente a Batasuna y no hay una lectura clara de cuál será el siguiente paso de ETA si alrededor de la fecha señalada no se vislumbran ciertos resultados.

De hecho, a escasos días de que finalice el mes, los dirigentes del PSE consultados aseguran que cualquier cuestión relativa a la preparación de la mesa de partidos sigue totalmente abierta y que las negociaciones no están lo suficientemente avanzadas como para que se produzca un anuncio inminente.

Sin embargo, los nacionalistas sostienen que el contenido del preacuerdo está prácticamente perfilado y reconocen que, antes del robo, estaban convencidos de poderlo cerrar hacia mediados de semana.

La idea es que el resultado de las conversaciones mantenidas se plasme en un documento en el que se establecerán las «bases sólidas» sobre asuntos políticos de fondo con un calendario estimativo sobre cuál puede ser el margen temporal para llevarlos a cabo; un calendario que sólo podría empezar a correr, según las fuentes consultadas, en el momento en el que Batasuna sea legalizada y cuando se produzca una total «ausencia de violencia».

En cualquier caso, independientemente de las fechas en las que se cierre el preacuerdo, la mesa oficial y pública no se constituirá probablemente hasta el verano, con el fin de orillar las tensiones que pudieran surgir por la celebración de los comicios municipales.

El contenido y la convocatoria de la mesa de partidos se han convertido en estos momentos en la delicada piedra angular del proceso y su preparación está requiriendo de decisiones que hace pocos meses se hubieran tenido por imposibles.

El esquema de dos mesas establecido por Batasuna en el velódromo de Anoeta -una entre el Gobierno y la organización terrorista ETA para hablar de asuntos militares como presos y armas y otra entre los partidos para abordar cuestiones políticas- provocó que, incluso antes del anuncio de alto el fuego, los representantes de las formaciones políticas vascas mantuvieran reuniones bilaterales para preparar la segunda de éstas.

Así como la mayoría de los partidos reconocieron estar manteniendo encuentros con Batasuna, los socialistas negaron que ellos estuvieran secundando estas iniciativas. Pero sí consideraron conveniente hacerlo para superar los obstáculos surgidos en el mes de julio, después de que varios miembros de la formación ilegalizada hubieran sido llamados a declarar por los jueces de la Audiencia Nacional.

Tras esa escenificación pública, mantuvieron algunos encuentros en privado que tuvieron que ser reforzados a principios de septiembre después del comunicado que la banda terrorista hizo público advirtiendo de que el proceso estaba en un momento de «crisis», y apuntando la necesidad de ir consolidando la vía política.

Se creó una situación de bloqueo porque tanto socialistas como nacionalistas recordaron que Batasuna no podría participar en la mesa política mientras no efectuase los trámites para conseguir ser legalizada, y el portavoz de esta formación, Arnaldo Otegi, pidió la firma de un preacuerdo como forma de superar el bache del momento.

La gestación de ese preacuerdo se ha estado produciendo desde entonces con los encuentros secretos habidos entre PSE, Batasuna y PNV, que en realidad son los tres únicos partidos imprescindibles para la creación de la mesa política.

Según las fuentes consultadas, en estas reuniones no se ha hablado únicamente de reglas de funcionamiento de la futura mesa pública -tales como si la presidencia ha de ser rotatoria o si las decisiones han de ser adoptadas de manera transversal-, sino que se ha entrado en asuntos de fondo -el derecho a decidir o las relaciones entre Euskadi y Navarra-, con el fin de encauzarla del modo más ajustado posible.

Se encuentre el preacuerdo en una fase avanzada, tal como indican en el PNV, o se encuentre en una fase menos definida, tal como indican los socialistas, los hechos de los últimas jornadas parecen haber enrarecido el ambiente y sugieren dificultades cuyo alcance tendrá que ser aclarado en los próximos días.

No en vano, tras el robo de 350 armas en Francia por parte, presuntamente, de ETA y la advertencia efectuada por el presidente el pasado miércoles, Arnaldo Otegi, puso el sábado otras dos condiciones -la legalización de Batasuna y la anulación de la doctrina Parot- a la del preacuerdo para desbloquear la crisis.

Información de Angeles Escriva publicada por el diario EL MUNDO el lunes 30 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido

ETA respondió al Gobierno con el robo de armas por las decisiones del Supremo y la Audiencia

Por Narrador - 30 de Octubre, 2006, 11:30, Categoría: - Tregua Etarra

MADRID / BILBAO. La cúpula de la banda terrorista ETA -que se ha desplazado del sur de Francia por «motivos de seguridad»- ordenó a uno de los «comandos» instalados en territorio galo una acción fulminante de respuesta a las dos decisiones judiciales del pasado lunes, día 23 de octubre, cuando restaban dos días para el debate parlamentario en Estrasburgo. Debate en el que los terroristas y la izquierda radical abertzale iban a conseguir -como así sucedió- que el «conflicto vasco deje de ser un asunto interno del Estado español». Pese al riesgo de que el debate y la resolución de la Eurocámara se frustrasen, ETA prefirió ofrecer una muestra de «capacidad operativa» en respuesta al auto de la «Sala del 61» del Supremo que, en ejecución de la sentencia de ilegalización de Batasuna de 27 de marzo de 2003, acordó por unanimidad ordenar el inventario y registro de las «herriko tabernas» de Batasuna con el propósito final de proceder a la liquidación del patrimonio del partido ilegalizado en cumplimiento de la resolución 1373 de la ONU que exige que el patrimonio de bandas y organizaciones terroristas sea extinguido y destinado a determinadas causas sociales.

Registro e inventario

La «Sala del 61» disponía de un informe previo de la Agencia Tributaria sobre el particular, aunque la liquidación patrimonial definitiva de los bienes de Batasuna está pendiente de otra resolución que requiere de la emisión de informes que el Supremo ya ha solicitado a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado. El inventario y registro de los locales de Batasuna -cerrados tras la ilegalización en 2003, pero progresivamente abiertos como locales de reunión y recaudación de fondos del partido ilegal- es una medida provisional pero indicativa de la voluntad del Supremo de ejecutar la sentencia de ilegalización del brazo político de ETA. Ese mismo día 23 -el lunes pasado- la Sección IV de la Audiencia Nacional confirmaba el procesamiento de 38 dirigentes de Batasuna por pertenencia a banda armada, respaldando las resoluciones del juez Garzón dictadas en enero, febrero y junio de 2005.

Este auto y el del Supremo «sorprendieron» a ETA por partida doble: por un lado, porque el preacuerdo entre el PSE, el PNV y Batasuna estaba ya listo para ser discutido en la mesa de partidos políticos -el PP estará ausente- que se constituiría en diciembre. Por otro, porque la cúpula de la banda terrorista, para que el Gobierno pudiera dar el pistoletazo de salida a la negociación en la mesa extraparlamentaria, estaba dispuesta a ofrecer a Rodríguez Zapatero un nuevo comunicado declarando la «irreversibilidad» del «alto el fuego permanente», si bien, «en el contexto de este proceso». Tanto socialistas como nacionalistas, así como los batasunos, han incluido en su preacuerdo que el futuro estatuto jurídico-político incorpore el carácter nacional de Euskadi, también el «derecho a decidir» -como un concepto ambiguo respecto del de autodeterminación-, la creación de un órgano común de cooperación con Navarra y la constitución de una eurorregión integrada por el País Vasco, Navarra y las tres provincias vascas francesas que integran el Departamento de los Pirineos Atlánticos.

También está pactado el sistema de votación de los acuerdos -un sistema llamado transversal- e, incluso, las fechas aproximadas en las que el acuerdo final debería estar terminado, tal y como ha venido informando ABC.

Por su parte, el Gobierno estaba facilitando este nuevo y decisivo paso, ofreciendo señales inequívocas de determinación en la utilización de todos sus recursos para controlar la acción de la justicia. En ese contexto se inscribieron las declaraciones en el Senado del fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, en las que se negó a propiciar «una justicia de trinchera» y una «justicia vengativa», aduciendo que la justicia no «tiene que obstaculizar los procesos políticos». La decisión del fiscal general -impuesta al fiscal encargado del caso, Jesús Alonso, que se negó a asumir el planteamiento de Pumpido- de no acusar a De Juan por integración en banda armada y reducir la petición de penas por amenazas, fue otra «señal» que el Gobierno enviaba a ETA para forzarle a ofrecerle un mayor margen de maniobra.

Vuelta al punto de partida

Sin embargo, las actuaciones del pasado lunes -fuera del calendario previsto en la Moncloa- de la «Sala del 61» del Supremo y de la Audiencia han retrotraído el «proceso» a un estado inicial: la reclamación de garantías, no ya políticas, sino personales de impunidad tanto para los actuales dirigentes de Batasuna como de ETA. O en otras palabras: la banda exige a Zapatero que desactive la acción de la justicia, mediante la derogación de la ley de Partidos -de esa manera decaería la vigencia de la sentencia de ilegalización de 27 de marzo de 2003 y todos los dirigentes de Batasuna se verían libres de su condición penal de integrantes de una organización terrorista-; la revocación de la «doctrina Parot», según la cual los beneficios penitenciarios en caso de condena por varios delitos se aplican sobre cada una de las penas, alargando así la estancia en la cárcel de los condenados (los batasunos sostienen que este cambio en la aplicación de los beneficios penitenciarios es, en realidad, una «cadena perpetua») y, en su caso, las modificaciones legales necesarias para cambiar -incluso hacer desaparecer- determinados órganos jurisdiccionales que ETA y Batasuna califican de «excepción» -la Audiencia Nacional- para evocar así el Tribunal de Orden Público del franquismo. Luego vendría la política de indultos, que se irían produciendo de manera progresiva dentro de un determinado plazo temporal.

Exigencias batasunas

Este mensaje -la necesidad de neutralizar a los jueces y tribunales- es el que están lanzando insistentemente los dirigentes de Batasuna desde hace días. Otegi -al que el Gobierno confiere un carácter «esencial» en el desarrollo del «proceso»- ha instado al Ejecutivo a «desactivar los instrumentos del pasado que lastran el futuro». Consciente de las dificultades del Gobierno para garantizar la reclamada impunidad, el cabecilla batasuno declaró el sábado que la responsabilidad de la situación actual es del Ejecutivo, porque «no quiere, no tiene voluntad o no puede -nos da lo mismo- garantizar la igualdad de condiciones para el diálogo multipartito». Y puntualizó: «hay que desactivar la ley de Partidos y la imposición de la cadena perpetua a los presos».

Por su parte, el segundo portavoz más cualificado de Batasuna, Pernando Barrena, se preguntó el viernes sobre «lo que está en juego y para qué es y para qué no es este proceso», añadiendo -para que no hubiese duda alguna- que «las reglas de las que habla Zapatero y Rubalcaba no son en absoluto las de la izquierda abertzale».

El capote a De Juana

Las declaraciones de Zapatero en Soria echando un capote a De Juana -«está en el proceso», dijo el presidente, que calificó sus presuntas amenazas de «crítica pura y dura»- fueron acogidas con un despectivo silencio entre los dirigentes de Batasuna, que consideran que De Juana ha actuado en su huelga de hambre al margen de la disciplina de la organización y alque reprochan en privado no haber proclamado su militancia en ETA cuando fue preguntado al respecto por el fiscal Burgos en la vista oral.

La situación actual está demostrando que en los contactos indirectos entre el grupo de intermediarios captados por Javier Solana a instancias del jefe del Ejecutivo y los representantes de ETA, reina una «notable confusión». Zapatero lleva el «proceso de manera muy personal y al margen de las pautas y asesoramientos habituales». El presidente y tanto ETA como Batasuna no van romper el llamado «proceso», pero éste ha quedado desvirtuado, no sólo por el terrorismo callejero, sino por la «acción de aprovisionamiento y suministro» perpetrado por la banda en Francia. «Estamos en el voluntarismo», dijeron a ABC fuentes conocedoras -y muy inmediatas- de los contactos ETA-Gobierno. «No es descartable, sino todo lo contrario, que los etarras sigan delinquiendo para presionar al Ejecutivo, porque en tanto no solucionen su situación penal y la vean despejada, se han plantado y las posibilidades de Zapatero son muy escasas en este terreno; es más, ya no puede -salvo grave escándalo- hacer más de lo que hace».

Información de J. Molina, J. Pagola y A. Martínez publicada por el diario ABC el lunes 30 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El Gobierno reclama explicaciones a ETA sobre el robo de armas en Francia

Por Narrador - 30 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: - Tregua Etarra

Utiliza a los intermediarios internacionales para conocer si fue una decisión de la «dirección»

Madrid - El Gobierno pide explicaciones a ETA. A través de los intermediarios que participan en el llamado «proceso de paz», entre ellos los suizos del centro Henry Dunant, ha solicitado a la banda que le informe de las razones por las que robó una partida de armas de un almacén en Francia. El hecho ha dejado al Ejecutivo absolutamente «descolocado», ya que daba por superadas las tensiones que se produjeron en el mes de septiembre y pensaba que las cosas iban razonablemente bien.

El robo de las 350 armas cortas, en una operación terrorista que ha requerido varias semanas de preparación, cogió por sorpresa al Gobierno que, en función de lo que le transmiten los citados interlocutores, creía que el «proceso» estaba encauzado. Ahora, según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del «proceso», el Ejecutivo quiere saber si el asalto se debe a tensiones internas o es una decisión de la dirección de ETA. En ambos casos, el asunto se considera preocupante.

Sin control

El presidente del Gobierno, como ha hecho a lo largo del «proceso», ha tratado de transmitir que todo está controlado, casi previsto, y que no ocurre nada que no fuera a suceder. La realidad es diferente y, como ha pasado en otros momentos, el Ejecutivo ha carecido de la información adecuada sobre lo que se cuece en el seno de ETA.

Las acusaciones de «improvisación» lanzadas este fin de semana por el PNV contra Rodríguez Zapatero responden a una opinión bastante extendida, y no sólo en ambientes nacionalistas. La sensación que se ha tratado de transmitir desde el Palacio de la Moncloa de que todo estaba controlado y que era el presidente el que llevaba la batuta se la creen ya muy pocos.

Según las citadas fuentes, la nueva «verificación» de la que ha hablado el Gobierno consiste en que ETA explique las razones del robo de las armas. La obtención de los datos puede durar varios días o semanas, si es que los terroristas se prestan a ello, y, a la vista de lo que contesten, el Ejecutivo sabría qué camino seguir. Otra de las opciones que se consideran es que la banda haga público un comunicado en el que explique el alcance del robo. No es normal que los terroristas asuman públicamente la responsabilidad de lo que consideran «labores de abastecimiento», pero las referidas fuentes creen que en esta ocasión sí podría ocurrir.

En cualquier caso, esta «verificación» se produce después de que el Gobierno diese por bueno, con el fin de iniciar la negociación, que ETA había decidido abandonar la violencia pese a que los hechos demostraban lo contrario. La primera «verificación», en la que no fueron consultadas unidades especializadas que están sobre el terreno en el País Vasco y Navarra, se dio por resuelta con «evidente precipitación».

Fuentes antiterroristas consideran que una lectura atenta de los comunicados de la banda, de las declaraciones de sus cabecillas y de los representantes de sus presos, y un somero análisis de los acontecimientos que se han sucedido en los últimos meses, permitiría al Gobierno la obtención de respuestas rápidas y adecuadas, sin tener que recurrir a los mediadores internacionales cuya fiabilidad empieza a ser más que cuestionada.

No puede sorprender el robo de las pistolas y los revólveres si se recuerda la «demostración armada» que varios fusileros etarras hicieron el pasado 23 de septiembre en un monte de Oyarzun (Guipúzcoa). Con anterioridad habían dado lectura a un comunicado en el que expresaban la voluntad de la banda de «seguir luchando firmemente, con las armas en la mano, hasta conseguir la independencia y el socialismo de Euskal Herria». Es probable, agregan, que en esas fechas ya estuviera en preparación el asalto al almacén de Francia del que se llevaron las pistolas, los revólveres y la munición.

El problema radica en que el Gobierno se ha empeñado en transmitir a la opinión pública que hechos tan graves como el de Oyarzun, y los comunicados o declaraciones, son cosas que la banda hace «para el consumo interno». Desde luego, subrayaron, el robo de las armas y la munición es para «consumo interno» de una banda terrorista.

ETA ha reclamado, hasta en tres ocasiones, el cumplimiento de unos supuestos compromisos que el Gobierno habría adquirido a cambio de que anunciara el alto el fuego. La banda, por su parte, había renunciado a robar armas y explosivos. ¿Incumplimiento por incumplimiento?

Las fuentes consultadas no descartan que esto es lo que haya ocurrido y que los terroristas hayan enviado al Ejecutivo otro aviso, que sería el cuarto ¿y último?

Información de J. M. Zuloaga y R. L. Vargas publicada por el diario LA RAZON el lunes 30 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La la «vergüenza» de la rebaja penal a De Juana Chaos

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: - Tregua Etarra

El PP lleva al Congreso la «vergüenza» de la rebaja penal a De Juana

Rajoy califica la actuación del Ministerio Fiscal de «escándalo monumental» y denuncia que responde a una «orden política»

Madrid/Vitoria - «Vergüenza nacional» y «escándalo descomunal». Así de contundente se manifestaba ayer el presidente del PP, Mariano Rajoy, en una entrevista a Cataluña Radio al ser preguntado por la decisión de la Fiscalía de rebajar la petición de pena -de 96 a 6 años- para el preso etarra Iñaki de Juana Chaos, que estuvo durante tres meses en huelga de hambre en protesta por su situación procesal.

La respuesta política la concretó el portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, quien anunció la solicitud de comparecencia en el Congreso de los ministros de Interior y de Justicia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Juan Fernando López Aguilar, respectivamente, y del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, para que expliquen en la Cámara por qué el Ministerio Fiscal ha modificado su criterio justo coincidiendo con el anuncio de De Juana Chaos de que desiste de su huelga de hambre.

Es más que previsible que el PSOE se apoye en las minorías para vetar en la Mesa del Congreso la del fiscal general de Estado. Las de los ministros tienen que producirse obligatoriamente, pero es también más que seguro que los socialistas utilizarán la misma fórmula, la alianza con sus socios, para retrasarlas «sine die». En cualquier caso, la respuesta a estas peticiones determinará si el PP mueve otra ficha y lleva este asunto a la sesión de control de la Cámara Baja. En principio, la de la próxima semana -ésta no hay Pleno por el Día del Pilar- se centrará en la inmigración y la tensión territorial, sin descartarse que se incluya a última hora el «caso De Juana».

Tras anunciar las solicitudes de las citadas comparecencias -hay hasta doce del ministro del Interior relativas al 11-M y a ETA que están pendientes de calificar por la Mesa-, Zaplana no se andó por las ramas. «El cambio de criterio de la Fiscalía huele por todas partes a decisión y a orden política».

A su juicio, es «inaudito» e «inaceptable» que el fiscal general «cambie de criterio 180 grados» en función de «negociaciones o acuerdos políticos con los terroristas». «Rebajar la petición de pena es jugar con el Estado de Derecho y poner el Estado de Derecho en rebajas en pleno proceso de diálogo con la organización terrorista ETA. Así no funciona bien una democracia», concluyó. En la misma línea se había pronunciado Rajoy y también Acebes. Este último calificó de «tremendo» que un terrorista culpable de 25 asesinatos «esté a punto de salir a la calle», y recordó que «cuando mataron al matrimonio Jiménez Becerril, Chaos dijo que "sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia"». «Efectivamente hoy se debe de estar riendo a carcajada limpia», indicó, informa Ep. El PP echó mano de la hemeroteca para recordar la retahíla de declaraciones de dirigentes socialistas, desde López Garrido a López Aguilar o Alonso, oponiéndose a facilitar la excarcelación del etarra porque no había demostrado «la más mínima apariencia de arrepentimiento».

Por otra parte, la portavoz del Ejecutivo vasco, Miren Azkarate, interpretó que la anunciada rebaja de la petición de cárcel del fiscal al preso de ETA Ignacio de Juana y la reducción de la condena a varios acusados de violencia callejera puede significar el comienzo «de una nueva política penitenciaria que podrá favorecer y ayudar al proceso de paz». Preguntada sobre si estos cambios en las penas tienen una inspiración política respondió: «¿alguien lo duda?». Azkarate afirmó que la revisión de la petición de condena para Ignacio de Juana «puede estar más ajustada a una política penitenciaria más flexible y más de acuerdo con los tiempos que estamos viviendo, olvidando épocas pasadas de los gobiernos del presidente Aznar». En este sentido mostró su deseo de que se mantenga esta nueva línea de actuación para que se respeten los derechos de los presos de ETA a la reducción de las penas y los de sus familias a visitarles en cáceles vascas. Por su parte, el dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi eludió referirse al asunto de la rebaja de la condena del etarra De Juana Chaos y desmintió «rotundamente» que el Gobierno haya pactado con su formación el final de su huelga de hambre.

Una información de C. Morodo y Iker Moneo publicada por el diario LA RAZON el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Aznar: «Han dado a la banda la llave»

Aarhus (Dinamarca) - La foto del ex presidente del Gobierno español ocupaba ayer la portada del suplemento Internacional del periódico liberal danés «Jyllands Posten». En una entrevista de más de cinco páginas, Aznar aborda la situación de Europa y las relaciones con los Estados Unidos pero también hay lugar para la situación política en España. El ex jefe del ejecutivo español considera «un grave error las negociaciones con ETA» y dice que «por desgracia, el Gobierno ha dado a los terroristas la llave de la situación política en España».

En respuesta a las preguntas de Flemming Rose, el redactor jefe del diario que publicó las polémicas caricaturas de Mahoma, Aznar dice estar convencido de que no sólo los terroristas islámicos participaron en los atentados del 11 de marzo en Madrid. «Ellos lo hicieron, pero la idea, el objetivo y los recursos vinieron de fuentes en España, no de fuera» dijo José María Aznar al diario, y añadió que «El sistema judicial ya ha dicho que el objetivo de los terroristas era cambiar el Gobierno. Lo consiguieron, pero a partir de ahí, el Gobierno socialista ha iniciado negociaciones con ETA. No quiero decir que se pueda separar el atentado y las consecuencias que ha tenido, pero vamos a esperar y no sacar conclusiones hasta que hayan salido a la luz todos los detalles. A lo mejor no tardan mucho. Estoy seguro que no sólo fue un ataque de los islamistas. El juez ha reconocido que no se sabe de dónde partió la idea del atentado, quién lo preparó y quién lo dirigió».

Por otra parte, Aznar dice que la OTAN se tiene que abrir para todas las democracias y desea que la Alianza Atlántica sea un instrumento del mundo libre en la lucha contra el terrorismo. En su opinión, el futuro de Europa depende de una fuerte alianza con los Estados Unidos.

Una información de Miguel Mielgo publicada por el diario LA RAZON el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Interior facilitó gestiones de los familiares de De Juana para que dejara la huelga de hambre

El Gobierno intenta desligar la decisión de la Fiscalía y el final de la protesta del preso de ETA Rubalcaba confirma la participación del obispo Uriarte y Otegi niega que negociara con el Ejecutivo

MADRID.- El Ministerio del Interior facilitó gestiones de la familia del preso de ETA José Ignacio de Juana Chaos para que le convencieran de que abandonara la huelga de hambre.

El etarra anunció el domingo por la noche el final de su protesta, y el mismo lunes la Fiscalía anunció que estudia reducir de 96 a seis años la petición de condena para De Juana.

Según elconfidencial.com, la persona clave para convencerle de que pusiera fin a su protesta fue su novia. Incluso, según este medio digital, el Ministerio del Interior permitió que el etarra recibiera visitas de su compañera sentimental para que le hiciera ver la necesidad de concluir su huelga de hambre.

La protesta de De Juana supuso un inconveniente en la marcha del proceso de paz, tanto para el Gobierno como para Batasuna.

Según publicó ayer este periódico, el Ejecutivo, a través de la vía de contacto indirecto que mantiene con Batasuna, ha tratado en las últimas semanas con dirigentes de la coalición la situación del recluso.

Además, también intervino como mediador el obispo de San Sebastián, monseñor Uriarte, según confirmó ayer el propio Alfredo Pérez Rubalcaba.

El ministro del Interior admitió ayer en Sabadell que el Gobierno «accedió» a que el obispo Uriarte «explicara las preocupaciones de la familia», y añadió: «Le hemos escuchado».

El ministro explicó la situación penitenciaria de este preso y la acción del Gobierno que, según él, se ha limitado a obedecer a jueces y médicos y a atender por humanidad a la familia del detenido, informa Efe. Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, negó ayer públicamente que se haya negociado con Batasuna el final de la protesta y se esforzó en intentar explicar que la decisión de la Fiscalía no tiene nada que ver con el Ejecutivo ni con el final de la protesta, aunque hayan coincidido en el tiempo.

López Aguilar consideró que la calificación penal de la Fiscalía de la Audiencia Nacional sobre los actos por los que el próximo día 27 será juzgado no puede estar sujeta a ninguna «interferencia».

Sobre los contactos con Batasuna, añadió que «no se le puede pedir al Gobierno que desmienta informaciones carentes de fundamento. No se le puede pedir que gaste energía y tiempo en desmentir los bulos y los infundios con los que se intentan enjuiciar las intenciones del Gobierno». También el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, desmintió ayer públicamente esa negociación. Así, negó «rotundamente» que el Gobierno haya negociado el final de la huelga de hambre y habló de «mentira». La protesta de De Juana tuvo apoyo en las bases de la izquierda abertzale.

Quienes, desde posiciones opuestas, dieron por hecha la existencia de negociaciones para el final de la huelga y ligaron la decisión de la Fiscalía con el desenlace de la protesta fueron la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barcos, y la dirigente del PP vasco, María San Gil.

Uxue Barkos señaló a ETB que, si se tiene en cuenta la «coincidencia en el tiempo» de esas dos decisiones y que De Juana ha dicho que no abandonó la huelga de hambre por motivos de salud -«por tanto serán motivos de orden político», indicó-, se puede concluir que «hay una conexión y, por tanto, cierto desbloqueo» del proceso de paz.

Una información de F. G. publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Las víctimas pueden creer que «la venganza es mejor que la Justicia» por el caso De Juana, asegura Buesa

MADRID. Sólo Batasuna, el Ejecutivo vasco y el Gobierno y sus aliados no criticaron la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de estudiar la rebaja de la pena del etarra José Ignacio de Juana Chaos, autor de 25 asesinatos. El resto no escatimó críticas. Desde el PP, Mariano Rajoy lo calificó de «vergüenza nacional» y «escándalo descomunal», y desde el Foro de Ermua, Mikel Buesa lanzó la advertencia más dura: «No me sorprendería lo más mínimo que entre las víctimas empezara a haber casos de personas que piensen que la venganza es mejor que la Justicia, y, si eso ocurre, la responsabilidad será de Zapatero, que no habrá sabido conducir las cosas hacia un verdadero Estado de justicia».

También la voz de la Iglesia se oyó ayer. Fue la del arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, quien dijo que la «solución política no está en mis manos, pero sí decir que la sociedad debe defenderse del terrorismo de ETA o de cualquier otro terrorismo, porque si no siempre habrá grupos que tengan una justificación» para usar la violencia. Recordó al Gobierno socialista que «con el terrorismo no se negocia», puesto que «sería dar la razón a unos actos que no tienen ninguna justificación». En declaraciones a «Antena 3», el purpurado pidió «pensar mucho las cosas» antes de hablar con la banda y alertó del peligro de que «se atisbe que detrás de todo esto haya una justificación del terrorismo». «Hay una condición para hablar con ETA: primero, que desaparezca», indicó Cañizares, quien recordó que «el terrorismo de ETA es intrínsecamente perverso, y lo primero que tiene que hacer ETA es desaparecer como tal».

Para el presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, el «cambio de posición» de la Fiscalía es «absolutamente inaceptable e incomprensible», y lo que es peor, dijo, responde a una motivación «de naturaleza política». «El empeño del Gobierno de negociar con ETA le conduce a desactivar a los órganos del Estado que se ocupan de la represión del terrorismo, como la Fiscalía», denunció el presidente del Foro de Ermua, quien lamentó que el Ejecutivo quiera, a través de los fiscales, establecer «un simulacro de Justicia, y no una verdadera Justicia».

El caso del etarra De Juana es para Mariano Rajoy una «vergüenza nacional», ya que la posible la rebaja de la Fiscalía -de 96 a 6 años- «es una invitación a todas las personas que estén en la cárcel a que hagan una huelga de hambre y así les rebajan la pena». Pero el presidente del PP fue más allá y aseguró que no tiene «la menor duda» de que en su actuación el Ministerio Público sigue «los parámetros del Gobierno».

Más duro si cabe se mostró el número dos de los populares, Ángel Acebes, que afirmó que es «tremendo» que un terrorista culpable de 25 asesinatos «esté a punto de salir a la calle». Recordó que «cuando mataron al matrimonio Jiménez Becerril, De Juana Chaos dijo que «sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia»; efectivamente, hoy se debe de estar riendo a carcajada limpia».

Comparecencias en el Congreso

Y por eso el PP quiere que los ministros de Interior y Justicia y el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, expliquen las razones que han llevado al Ministerio Público a estudiar una rebaja tan considerable.

Al paso de este aluvión de críticas salió inmediatamente el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que en primer lugar exigió a los dirigentes populares «respeto» para la decisión del fiscal como una expresión del Estado de Derecho. «Es el mismo Estado de Derecho que existía con Rajoy, que yo respeté entonces, y que yo pido a Rajoy que respete ahora», dijo.

Sobre De Juana también se pronunció el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi. Y lo hizo para negar «rotundamente» que su formación haya negociado con el Gobierno este asunto. «Eso no es verdad», apostilló.

Desde el Gobierno vasco celebraron la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que calificaron como un signo «que indudablemente puede favorecer el proceso de paz» y que a su juicio responde a una inspiración política. La portavoz del Ejecutivo de Vitoria, Miren Azkárate, afirmó que este tipo de medidas están «más de acuerdo con los tiempos que estamos viviendo», ya que la petición inicial para De Juana era demasiado «abultada».

«Excesiva» pena

La Fiscalía de la Audiencia Nacional también intentó contestar al alud de reproches recibidos por la posible reducción de la petición de pena para el etarra. En un comunicado, el Ministerio Público apunta que la pena de 96 años de cárcel solicitada para De Juana por las presuntas amenazas vertidas en dos cartas publicadas por «Gara» puede ser «excesiva y desproporcionada», pero también afirma que todavía es pronto para hablar de una «sustancial reducción», algo que muchos ya han dado por sentado. La Fiscalía precisa que la posible rebaja de la petición de pena no se decidirá hasta la celebración del juicio.

Así el Ministerio Público señala que «rechaza por absolutamente infundadas» las afirmaciones «que dan por cierta y segura una sustancial reducción» en su petición, o que vinculan esta hipotética rebaja «con otras circunstancias ajenas al proceso» judicial, en relación con las informaciones que relacionan el anuncio de la Fiscalía con el «proceso de paz» o con la huelga de hambre de De Juana.

Una información de J. Bastante publicada por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El terrorismo callejero continúa, pese al final de la huelga de hambre del preso

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 10:40, Categoría: - Tregua Etarra

Madrid/Vitoria - Quienes anunciaban el final del terrorismo callejero tras la conclusión de la huelga de hambre del preso etarra de Juana Chaos se equivocaban. Una furgoneta de Telefónica fue atacada ayer en Vitoria tras un ataque de «kale borroka», según informaron a LA RAZON fuentes antiterroristas. La acción criminal tuvo lugar a pleno día, sobre las tres menos cuarto.

La furgoneta, una Renault Kangoo, se encontraba en la calle Hortaleza de la capital alavesa y quedó parcialmente destruida por el fuego. Fue necesaria la intervención de los bomberos para apagar las llamas, que no produjeron daños materiales en las inmediaciones.

La Ertzaintza encontró en el lugar de los hechos gasolina, un aerosol y un petardo pirotécnico, elementos que utilizan de forma habitual los que cometen este tipo de atentados.

El terrorismo callejero se ha incrementado de forma notable desde el pasado 18 de agosto, cuando ETA hizo público un comunicado en el que reclamaba, y lo hacía por tercera vez desde el comienzo de la tregua, el cumplimiento de unos supuestos compromisos adquiridos por el Gobierno, a través de sus intermediarios, para que la banda anunciara el alto el fuego.

Desde el Ejecutivo y desde las filas socialistas se ha vinculado el incremento de esta actividad criminal con la citada huelga de hambre. Su finalización debería haber conllevado la desaparición de los atentados callejeros de ser cierta esta teoría.

Sin embargo, todo parece indicar que ETA va a continuar utilizando la «kale borroka» como forma de presión al Gobierno y a los partidos políticos para que se constituya la mesa para la independencia.

Una información de J. M. Z. publicada por el diario LA RAZON el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La AVT denuncia a Eguiguren por un presunta obstrucción de la Justicia y colaboración con banda armada

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 10:20, Categoría: - Tregua Etarra

La AVT denunciará a Eguiguren

MADRID.- La Asociación de Víctimas del Terrorismo anunció ayer que interpondrá una denuncia en la Audiencia Nacional contra el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, por un presunto delito de obstrucción de la Justicia y de colaboración con banda armada, por haberse reunido con el dirigente de ETA Josu Urrutikoetxea Bengoetxea Josu Ternera.

El colectivo presidido por Francisco José Alcaraz considera que el representante socialista, en los encuentros que mantuvo en el pasado año en Noruega con el etarra, ha podido tener conocimiento de hechos delictivos. Sostiene que Eguiguren debía de haber informado de sus reuniones a las Fuerzas de Seguridad, dado que su interlocutor es un prófugo de la Justicia.

La AVT no descarta proceder por estos hechos contra algún miembro del Gobierno, dado que el líder del PSE, en este cometido, ha venido ejerciendo la función de enviado e intermediario del Ejecutivo.

Según Alcaraz, los hechos revelados por la prensa son «gravísimos» y demuestran que el presidente Rodríguez Zapatero «ha incumplido de nuevo la promesa de comenzar las negociaciones con ETA una vez que la banda terrorista abandonara las armas». El presidente de la AVT ha pedido al Gobierno que deje de «engañar» a las víctimas y a toda la ciudadanía y que explique lo que «está ocultando y ha pactado con los terroristas».

Una información publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La AVT se querella contra Eguiguren por colaboración con ETA

MADRID. La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) anunció ayer su intención de interponer una querella contra el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, tras conocerse que ha mantenido al menos cuatro reuniones, en Ginebra y Oslo, con el dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, «Josu Ternera».

La AVT cree que «al reunirse con un etarra sobre el que pesa una orden de busca y captura», Eguiguren «ha cometido un presunto delito de obstrucción a la Justicia y de colaboración con banda armada». En opinión de esta Asociación, «estos gravísimos hechos demuestran de nuevo que Zapatero ha incumplido la promesa de negociar con ETA una vez que la banda terrorista abandonara las armas».

Así, la AVT «pide al Gobierno que deje de engañar a las víctimas y a toda la ciudadanía. Es necesario que Zapatero explique todo lo que está ocultando».

Las reuniones de Jesús Eguiguren con «Josu Ternera» en Ginebra y Oslo fueron desveladas por ABC. El hecho de que el cabecilla de ETA accediera a la entrevista sólo se entiende porque consideraba que Eguiguren actuaba en representación del Gobierno.

Una información publicada por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El Gobierno Noruego confirma las negociones del Gobierno con los criminales

Por Narrador - 9 de Octubre, 2006, 17:00, Categoría: - Tregua Etarra

La televisión noruega confirma que el Gobierno y ETA han contactado en Oslo

OSLO. Casi a la misma hora de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, lo desmintiera, el pasado sábado la TV2 abrió su espacio de noticias de las 21.00 horas con la confirmación de que el Gobierno de Noruega «toma parte activa en las negociaciones de Oslo» entre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA.

La televisión citó «fuentes del Ejecutivo» de Noruega y recalcó el papel que esa nación, conocida como «el Apóstol de la Paz», siempre ha jugado en los «conflictos internacionales».

La información publicada por ABC el pasado sábado referente a que el Gobierno y ETA habían contactado ya en Oslo para abordar la negociación «armas por presos» ha dado la vuelta a Escandinavia. Los medios de información de estos países nórdicos sin ninguna excepción, incluidas las televisiones y radios, así como los diarios más prestigiosos como el «Aftonposten» noruego y el «Svenska Dagbladet» sueco han reproducido esa información con toda clase de comentarios.

Así, se hacen eco de que los representantes del Gobierno español y de la banda criminal están en Oslo con el conocimiento del Ejecutivo de Noruega para negociar la erradicación final del terrorismo. Escriben que esas negociaciones se celebran «a puerta cerrada y en el mayor de los secretos».

Los medios de comunicación de esos países reproducen los comentarios del pragmático consejero de Información del Ministerio de Asuntos Exteriores noruego, Björn Janhsen, quien al ser consultado por ABC el viernes, en vez de negar las conversaciones entre el Ejecutivo de Zapatero y ETA en ese país, algo que hubiera sido lógico de ser inexistentes, prefirió la fórmula diplomática de «no desmentimos ni confirmamos que tengan lugar esas negociaciones».

Por su parte, el «Dagavisen», que titulaba ayer su crónica «Encuentro en Oslo de ETA», escribe textualmente que el consejero de Información del Ministerio de Asuntos Exteriores Jahnsen, ante la insistencia de la agencia oficial noruega de noticias ANB, dijo únicamente: «No queremos comentar el tema». Asimismo, el embajador de España en Oslo, también consultado sobre el asunto por la agencia, contestó con un lacónico: «No comments» (sin comentarios). Ese rotativo termina su información recordando que «hace menos de medio año se supo que Noruega juega un papel central en el proceso entre ETA y el Ejecutivo de España. Entonces se dijo que la tregua concertada entre ambas partes se negoció con gran misterio en Oslo el pasado otoño». Aquellos contactos preliminares entre emisarios de La Moncloa y de la banda terrorista tampoco fueron entonces reconocidos por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

En círculos políticos se comenta que es probable que el lugar donde se celebran, o podían haberse celebrado los encuentros, es el Holmen-Kollen al norte de la capital. Un precioso y solitario hotel en pleno bosque con una pista de salto de esquí olímpica, únicamente visitado en invierno por los entusiastas de ese deporte.

Con todo, fuentes conocedoras del proceso consultadas por ABC explican que no necesariamente todo el proceso de la «negociación técnica» entre el Gobierno de Zapatero y ETA tiene que desarrollarse en Oslo. Así, la capital noruega podría acoger una primera fase y, de haber avance, las conversaciones podrían trasladarse a otro país europeo. Sería una de las exigencias de ETA, no sólo por razones de seguridad, sino también en su pretensión de extender la «internacionalización del conflicto vasco».

Una información de Erik Bergren publicada por el diario ABC el lunes 9 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El PP dice que Rubalcaba quiere ocultar el proceso

El secretario general del PP del País Vasco, Carmelo Barrio, aseguró ayer que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, busca «anestesiar» a la sociedad al negar las informaciones que apuntan a que el Gobierno y ETA han mantenido recientemente en Oslo (Noruega) conversaciones destinadas a preparar una posterior negociación.

En su opinión, «la persona menos fiable que hay en estos momentos en España es el ministro del Interior», puesto que, además de querer pagar un «precio político a ETA», tiene «una obsesión en engañar al PP».

Por este motivo, Carmelo Barrio se mostró convencido de que en lo referido a los contactos con la banda etarra, Rubalcaba «no sólo va a ser incapaz de decirnos la verdad, sino que deliberadamente nos va a ocultar todo el proceso de negociación, todos los contactos que el Gobierno ha mantenido con ETA-Batasuna».

Una información publicada por el diario ABC el lunes 9 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Mesa de partidos, despegue inmediato

Por Narrador - 9 de Octubre, 2006, 16:00, Categoría: - Tregua Etarra

El diálogo político está atascado por la exigencia de Batasuna de que abarque a Navarra, País Vasco e Iparralde. PNV, PSE y HB ultiman las bases sobre las que se asentará la negociación entre las formaciones vascas. La cúpula de los socialistas vascos se implicará en la reunión pública que mantendrá con dirigentes de la izquierda.

Madrid - La constitución de la mesa de partidos vascos es inminente, tras meses de negociaciones previas entre Batasuna, PNV y PSE para atar en corto su composición, metodología y las mayorías necesarias para aprobar los acuerdos en este diálogo político. Las tres fuerzas ultiman ahora un documento de «mínimos», que servirá de base para la puesta en marcha de esta negociación. En esta mesa se tratará de la normalización y la pacificación del País Vasco. Para ello, se explorará las posibilidades de pactar un nuevo marco jurídico en Euskadi, que pasa irremediablemente por la reforma del Estatuto de Guernica.

La territorialidad, es decir a qué territorios afectan los acuerdos de esta mesa, se ha convertido en la manzana de la discordia en los encuentros discretos que mantienen estas formaciones. Batasuna reivindica que esta mesa abarque al País Vasco, Navarra e Iparralde (País Vasco francés). Los socialistas y los peneuvistas, que se oponen a esta exigencia de la izquierda abertzale, han propuesto para superar esta dificultad la constitución de una mesa por cada una de las autonomías.

En el resto de las cuestiones, salvo la legalización de Batasuna, el documento de «mínimos» está prácticamente ultimado. Previa a la puesta de largo de esta mesa política, tanto en el PNV como en el PSE se da por sentado el regreso a la legalidad de Batasuna. Ambas formaciones están convencidas de que será legal antes de las municipales y forales del próximo 28 de mayo. Por el momento, han logrado aunar criterios en los ejes fundamentales y mantienen las espadas en alto en territorialidad y Ley de Partidos.

LEGALIZACION DE BATASUNA

Todas las fuerzas políticas coinciden en la imprescindible vuelta a la legalidad de Batasuna previa a la constitución de la mesa. No obstante, el PSE y el PP defiende que la formación abertzale cumpla la Ley de Partidos. Mientras, los nacionalistas vascos abogan por la derogación de esta norma. La formación ilegalizada, sin embargo, considera prioritaria la apertura del diálogo político antes que su legalización. Para convertirse de nuevo en una fuerza legal debe inscribirse en el registro de partidos del Ministerio del Interior bajo otras siglas. Batasuna no puede conservar su denominación actual, tras el auto del juez Grande-Marlaska, que prolonga su suspensión, y la sentencia del Supremo. Una vez registrada, Interior chequeará que cumple con la letra y el espíritu de la Ley de Partidos y, por tanto, que entre su ejecutiva no hay ningún miembro con casos pendientes con la Justicia.

NÚMERO DE MESAS

El Gobierno y todas las fuerzas, salvo Batasuna, defienden dos mesas diferenciadas en el tiempo y en los temas: una de negociación entre el Gobierno y ETA y otra política, integrada por los partidos vascos. HB vincula el desarrollo de la última al que mantiene el Ejecutivo con la banda. Por ello, exige la puesta inmediata de la mesa de partidos.

ESCENARIO DE LA MESA

Todas las formaciones vascas, salvo el PP, ponen el énfasis en la necesidad de que se produzca este diálogo político. Por eso no se oponen a que se realice al margen del Parlamento vasco. Mientras, los populares consideran la sede parlamentaria el único foro posible para ese debate.

PLAZO DE CONSTITUCIÓN

No hay fecha para la creación de la mesa. No obstante, el PNV y el PSE apuestan por su constitución en un escenario de fin de la violencia. Mientras, Batasuna considera prioritaria su puesta en marcha de manera inmediata, pese a los últimos rebrotes de kale borroka.

CALENDARIO

Sus integrantes coinciden en que las negociaciones de la mesa se prolonguen durante un tiempo razonable, que podría fijarse en un año o año y medio. Si en ese período, no se constata la posibilidad de alcanzar acuerdos sobre el futuro jurídico del País Vasco, con el fin de avanzar en su normalización y pacificación, se procedería a su disolución.

INTEGRANTES Y COMPOSICIÓN

El PP ya ha aclarado que no estará en una mesa que se convoque fuera del Parlamento vasco. El resto de formaciones apuestan por un diálogo multipartitista. Previsiblemente, la mesa esté integrada por dos representantes de cada partido, con una presidencia rotatoria. Si, al final, impera este último criterio, el lehendakari Ibarretxe no será el presidente de esta mesa, tal y como él aspiraba.

FÓRMULA DE CONSENSO

Los integrantes de la mesa están de acuerdo en que los pactos sean aprobados por una mayoría cualificada, fruto del consenso entre las dos sensibilidades que conviven en el País Vasco, es decir, entre nacionalistas y no nacionalistas. No obstante, la izquierda abertzale advierte de que esta mayoría no puede servir de veto continuo para evitar que determinadas cuestiones prosperen.

REFERÉNDUM

Todos coinciden en que los acuerdos alcanzados deberán ser refrendados por el Parlamento de Euskadi y, posteriormente, por los vascos en referéndum. Sin embargo, Batasuna y el PNV se oponen a que se sometan a votación en las Cortes Generales. La izquierda abertzale considera que, una vez oído al pueblo vasco, los acuerdos deberán ser respetados por todos los Estados. Mientras, el PSE defiende a capa y espada que pasen por el filtro del Congreso de los Diputados, tal y como exige la Constitución.

TERRITORIALIDAD

En esta cuestión reside el principal escollo de la negociación. Batasuna, que no ha movido ni un ápice sus posiciones del documento de Anoeta del 14 de noviembre de 2004, reivindica que esta mesa comprenda a Navarra, País Vasco e Iparralde (País Vasco francés) y, por ende, que sus acuerdos sean de aplicación en estas autonomías. El PSE y el PNV rechazan esta exigencia y defienden una mesa para cada comunidad.

AGENDA

Batasuna, el PSE y el PNV han acordado que cada formación ponga encima de la mesa negociadora las materias que desea pactar.

AUTODETERMINACIÓN

Batasuna demanda que el acuerdo final incluya el derecho a decidir de los vascos, ya que «sólo Euskal Erria puede decidir su futuro». Por tanto, exige el reconocimiento del derecho a la autodeterminación. El temario del PNV se basa fundamentalmente en el Plan Ibarretxe, que el Congreso de los Diputados tumbó el pasado enero de 2005. Por tanto, los nacionalistas vascos reclamarán también el derecho a la autodeterminación del País Vasco. Además, Batasuna luchará para que los acuerdos incluyan los derechos recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los Pactos por los Derechos Económicos, Civiles y Políticos de la ONU.

ESTATUTO DE GUERNICA

Todos los partidos, salvo Batasuna, apuestan por modificar el Estatuto de Guernica. El PSE partirá del Pacto de Ajuria Enea para proponer un incremento del autogobierno del País Vasco, en sintonía con el resto de reformas estatutarias emprendidas por los socialistas en otras comunidades autónomas. En aras del consenso, el PSE reconocerá a Euskadi como una nación, a semejanza del Estatut catalán, que, en su preámbulo, asegura que el Parlament define a Cataluña como una nación. El PNV irá a por todas e intentará acomodar el actual Estatuto al Plan Ibarretxe, aprobado en su día por mayoría simple en el Parlamento vasco.

Una información de Inmaculada G. De Molina publicada por el diario LA RAZON el lunes 9 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El PP contraatacará en la Eurocámara pidiendo el rechazo a negociar con ETA

Por Narrador - 9 de Octubre, 2006, 16:00, Categoría: - Tregua Etarra

Los grupos podrán presentar sus iniciativas para el debate sobre el 'proceso de paz' hasta el día 23

MADRID.- Los dos grupos mayoritarios del Parlamento Europeo preparan ya sus iniciativas con vistas al debate del próximo día 25 que, a petición de los socialistas españoles, se centrará en el proceso de paz emprendido por José Luis Rodríguez Zapatero para intentar poner fin a la violencia etarra.

El Partido Popular Europeo, que en la conferencia de presidentes de grupos votó en contra de la propuesta de los socialistas, contraatacará en el Pleno poniendo sobre la mesa una propuesta de resolución en la que apostará por rechazar un proceso que, a su entender, implica la decisión unilateral del Gobierno de negociar con una banda terrorista.

La filosofía que subyacerá en la resolución del PPE es la de que si se trasladaran a España las condiciones que se impusieron a los grupos armados en Irlanda del Norte, aquí no se podría iniciar el proceso.

Las claves que manejará el PPE intentarán destacar la falta de consenso político que ha habido en España a la hora de aceptar la negociación con ETA; que, a diferencia del caso de Irlanda del Norte, en España la banda y su entorno sí cuestionan las fronteras y exigen la autodeterminación, y que aquí no ha habido la expresión de una voluntad de abandono de armas, e incluso que siguen produciéndose amenazas, extorsiones y violencia callejera.

Los grupos podrán presentar sus propuestas de resolución hasta el lunes día 23, a las 19.00 horas. En la mañana del martes, se producirá un debate entre los representantes de todas las formaciones para intentar pactar una resolución común. Fuentes parlamentarias advierten ya de que el acuerdo será prácticamente imposible. En consecuencia, a la sesión del día 25 llegarán previsiblemente dos resoluciones vivas: una avalada por los socialistas, que contará con el voto favorable de los comunistas -un grupo en el que conviven Izquierda Unida y el Sinn Fein-, de los verdes -cuyo portavoz español es un representante de ERC- y de parte de los liberales, movilizados por el eurodiputado de CiU, Ignasi Guardans, y por el del PNV, Josu Ortuondo.

La segunda resolución, presentada por el Partido Popular Europeo, tendrá el apoyo de algunos liberales -aunque la posición oficial de esta formación sea a favor del proceso de paz-, de la Unión Europea de Naciones -presidido por un miembro del Fianna Fail-, de los euroescépticos y de todo el abanico de minigrupos de la derecha hasta llegar a Le Pen.

En el Pleno del día 25 se pedirá al Consejo y a la Comisión, en primer lugar, que se pronuncien en apoyo del proceso de paz emprendido por el Gobierno español. Por parte de la Presidencia del Consejo asistirá previsiblemente un secretario de Estado finlandés (el país que preside este semestre la UE). Por parte de la Comisión podría acudir el presidente, José Manuel Durao Barroso, o el vicepresidente y comisario para Asuntos de Justicia e Interior, Franco Frattini.

En cualquier caso, de las dos instituciones comunitarias se espera una declaración que no irá más allá de la emitida por el Consejo Europeo en apoyo a España cuando se hizo público el anuncio de alto el fuego permanente de ETA. Posteriormente, tomará la palabra un representante de cada grupo político para fijar la postura oficial de su formación (que obligatoriamente no tiene por qué corresponderse con el voto individual de cada uno de sus miembros).

Por parte de los socialistas, hablará su presidente, Martin Schultz. Por parte de los populares lo hará Hans-Gert Pöttering. Éstos han descartado la posibilidad de que el ponente sea el español Jaime Mayor Oreja para no dar al grupo contrario la baza de afirmar que la oposición real al proceso de paz sólo se encuentra en las filas del PP español, en tanto que el resto del PPE se muestra indiferente.

Las resoluciones -los socialistas quieren mantener la incógnita de si al final presentarán o no la suya- se votarán el jueves día 26. Desde las filas del PPE se considera como muy probable que la izquierda gane la votación e incluso no descartan que, desde el PSE y la Presidencia ocupada por José Borrell, se prepare una visita de Zapatero a Estrasburgo durante el Pleno de noviembre para, dicen, «recibir los aplausos».

En cualquier caso, advierten que con este debate el Gobierno español «habrá trasladado al Parlamento Europeo la profunda división que ha generado en España en torno al proceso de paz». Los populares inciden especialmente en este punto porque, a su entender, demuestra el «giro de 180 grados» que el Gobierno del PSOE ha dado respecto a la pasada legislatura. Desde 1998, la acción española dentro de las instituciones comunitarias en materia de lucha contra el terrorismo se caracterizó por la unidad entre socialistas y populares. El contacto entre portavoces de uno y otro partido -Rosa Díez por parte del PSOE y Gerardo Galeote por parte del PP- era continuo en esta materia. Los atentados del 11-S supusieron un impulso a sus tesis en favor de conseguir una orden de detención y entrega común en toda la UE.

La imagen que los dos partidos trasladaron a Europa fue la de unidad. Incluso se produjo una visita de parlamentarios de los dos partidos al Parlamento Europeo para debatir sobre terrorismo, encabezados por los portavoces en el Congreso, Luis de Grandes y Alfredo Pérez Rubalcaba. La máxima entonces era la de rechazar expresamente que el conflicto en España fuera entre dos comunidades -como sucedía en Irlanda- y, por tanto, que resultaba importante evitar la internacionalización del mismo para no dar aire a las reivindicaciones de la banda terrorista.

En la actualidad, el PPE considera que la iniciativa de debate lanzada por los socialistas españoles no busca sino aislar en el Parlamento Europeo al primer partido de la oposición en España. Eurodiputados alemanes del PPE creen que el objetivo es el de trasladar la imagen de que los populares españoles están en contra de la paz. Las mismas fuentes expresan también su extrañeza ante el aplazamiento que pidieron los propios socialistas españoles, encabezados por Enrique Barón, del debate sobre el proceso de paz que debía haberse celebrado a primeros de septiembre.

Tampoco encuentran explicación al hecho de que fuera un portavoz de Batasuna el que anunciara que el debate del Parlamento Europeo se produciría en octubre e inmediatamente los socialistas hicieran una petición para dicha fecha. Todo apunta, según portavoces populares, a que ha sido ETA «quien ha marcado el calendario». De esta misma opinión son los portavoces de la Unión Europea de Naciones.

Una información de Marisa Cruz publicada por el diario EL MUNDO el lunes 9 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El Gobierno considera que el proceso no está bloqueado aunque avanza lentamente

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 13:00, Categoría: - Tregua Etarra

Cree imprescindible e irreversible reconocer la participación política de Batasuna cuando la formación cumpla la Ley de Partidos

MADRID.- El proceso de paz no está bloqueado, está empezando a desatascarse y avanza, aunque muy lentamente, según fuentes del Gobierno. «El proceso va lento y a rastras, pero va», explica una de las personas que participan activamente en el asunto.

De hecho, considera que no hay posibilidad de que el proceso de paz encalle, aunque se ralentice; que, efectivamente, cuando surge una dificultad hay que procurar sortearla y que, en estos momentos, se está en fase de avance. Lento, pero avance al fin. La idea es evitar tiempos vacíos que permitan que el proceso se pudra, siempre según esas fuentes.

El primer escollo ha sido el de la mesa de partidos y, en paralelo, la legalización de Batasuna. Sobre ambos inconvenientes empieza a verse ya la posibilidad de solución, lo que abriría la puerta al inicio del diálogo directo con ETA.

El Gobierno ha condicionado la formación de la mesa a que Batasuna acepte la vía política y, a su vez, ETA ha condicionado el primer encuentro con los emisarios de Zapatero a que se cree ese foro.

La importancia de esa mesa, según el Gobierno, es que a diferencia de lo que ocurrió en 1998, ETA acepta por primera vez no ser interlocutor directo de los asuntos políticos.

Zapatero ha intervenido en las últimas semanas, ayudado por Alfredo Pérez Rubalcaba, para lograr que Juan José Ibarretxe y Josu Jon Imaz colaboren en no meter prisa para la constitución de la mesa y, sobre todo, para buscar una salida.

Para eso ha habido contactos bilaterales y multilaterales entre los distintos partidos vascos, incluido Batasuna, y La Moncloa no deja de trasladar a ETA que se trabaja para buscar una solución.

La Moncloa asegura que las condiciones para la creación de esa mesa siguen siendo las que expuso Zapatero el día 30 de junio en la declaración en la que anunció el inicio del diálogo con ETA. Es decir, ausencia de violencia, legalidad y «respeto a la decisión de los vascos», siempre sobre la base del consenso.

El Gobierno explica que el consenso exige que haya acuerdo entre nacionalistas y no nacionalistas y, de esa forma, es posible una constitucionalidad que permite que en las Cortes se acepte el texto que llegue. Esa posición de mínimos y de procedimiento básico de toma de decisiones es la que se negocia estas semanas entre los partidos vascos.

La idea del Ejecutivo es que esa mesa deberá funcionar como ponencia que elabore un nuevo estatuto vasco. El proceso terminaría en un referéndum como el catalán. La dificultad será que la izquierda abertzale acepte esa consulta popular como el ejercicio de la autodeterminación.

Construir varias mesas

Otro de los principios que mantiene el Gobierno es que esa mesa no incluirá en ningún caso Navarra. Otra cosa será que en esa Comunidad se pueda constituir otra mesa similar si así lo quieren los partidos navarros.

El Gobierno ha trasladado a Batasuna que, por ejemplo, es imposible crear en Castilla-La Mancha una ponencia que determine la situación de Castilla y León.

La tesis oficial rescata una de las frases que Javier Zarzalejos, enviado de Aznar, le dijo a ETA en Suiza el 19 de mayo de 1999: «El presidente de España no puede asumir compromisos que atañen al Estado: territorialidad (menciona Navarra). El presidente tiene funciones específicas en las que él puede decidir (...) Pero, por ejemplo, el tema de Navarra o la modificación de ciertos estatutos no está entre sus poderes. No obstante, el Gobierno no impedirá un debate dentro de las instituciones. El presidente no puede reconocer por sí mismo, ni arrastrar a nadie a reconocer el derecho de autodeterminación de determinados territorios. No tiene esa capacidad legislativa».

O sea, que si los partidos navarros plantean la integración en el País Vasco hay procedimientos legales para hacerlo, pero el debate debe relizarse «dentro de las instituciones».

Las gestiones de los partidos vascos, impulsadas por Zapatero, buscan estos días convencer a la izquierda abertzale de que el gesto de disposición a crear la mesa de partidos sirva para vencer la resistencia de Batasuna a aceptar la norma que más daño les ha hecho en su historia, es decir, la Ley de Partidos.

El Gobierno trabaja con la hipótesis de que Batasuna aceptará en los próximos meses incluir en sus estatutos una referencia a la aceptación del juego político dentro de las instituciones, similar a la que apuntó Arnaldo Otegi en 2004 en el famoso mitin de Anoeta y la carta que envió a Zapatero en febrero de 2005. Incluso, algunos miembros del Gobierno consideran que bastaría esa referencia y no sería necesaria una condena expresa de la violencia.

El paso de la legalización y la aceptación de la mesa de partidos y, por tanto, del juego político, sería fundamental porque constataría lo irreversible del proceso y se produciría lo que Zapatero caracterizó como «momento trascendental».

De hecho, es probable que ese paso vaya acompañado de una declaración expresa y pública del presidente o del propio Gobierno reconociendo la importancia de la izquierda abertzale como parte de la sociedad vasca, siempre que defienda sus posiciones al margen de la violencia. A partir de ese momento, Batasuna podría defender posiciones independentistas o la autodeterminación desde la legalidad.

De hecho, en el acta de la reunión entre los enviados de Aznar y ETA en 1999 consta una referencia de los emisarios del presidente sobre la importancia de la participación política de Euskal Herritarrok, marca que utilizaba entonces Batasuna.

El Gobierno desmiente que haya habido contactos directos entre Rubalcaba y el abogado Iñigo Iruin para negociar unos estatutos asumibles que permitan la vuelta a la legalidad de Batasuna. El Ejecutivo ha conseguido aislar del proceso reveses como la situación de Ignacio de Juana Chaos, en huelga de hambre. El Gobierno ha recibido garantías de que se trata de un caso aislado y personal, al margen de la posición de la gran mayoría del colectivo de presos.

La izquierda abertzale conoció y aceptó el traslado de De Juana el viernes a Madrid, motivado por la cercanía de una vista oral en la Audiencia Nacional.

El Gobierno ha ido recibiendo garantías de que los primeros actos de violencia callejera no estaban motivados por decisiones estratégicas de ETA y que los que se han producido recientemente tienen más que ver con la situación de De Juana que con el propio proceso de paz.

Igualmente, ETA sabe que el presidente del Gobierno no tiene previsto ningún gesto si previamente no se ha producido un movimiento desde el otro lado. «Sólo habrá un gesto si todo transcurre de forma positiva», aseguran esas fuentes.

En ese procedimiento el asunto de la situación de los presos queda para el final del proceso, una vez que se haya producido el diálogo directo con ETA.

Una información de Fernando Garea publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Zapatero en Valencia

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 12:00, Categoría: - Tregua Etarra

Zapatero pide al PSOE «paciencia» ante la falta de apoyo del PP al 'proceso de paz'

Alaba la «contención» de muchos socialistas ante «los enredos» del PP en el 11-M Afirma que España está «como una roca»

VALENCIA.- Paciencia y contención. Fue la petición expresa que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer a los socialistas en Valencia ante «los enredos del 11-M» y la falta de apoyo del Partido Popular al proceso de paz.

En un multitudinario mitin en el pabellón de La Fuente de San Luis ante unas 6.500 personas -aunque el recinto no se llenó al completo-, Zapatero utilizó la proclamación de Joan Ignasi Pla y Carmen Alborch como candidatos a la comunidad y la Alcaldía de Valencia, respectivamente, para animar a su partido en ambos asuntos y vaticinar, como hace siempre, que el tiempo acabará dándole la razón.

De hecho, el llamamiento vino precedido de un recordatorio al Estatuto de Cataluña: «Recordáis que ahora, hace un año, estábamos en el debate de la reforma del Estatuto catalán. La derecha decía que se iba a romper este país, con ese tono de moderación que les caracteriza. Recordad que decían que España se rompía, que se acaba la cohesión, la solidaridad... ¡Y qué queda de aquello un año después! Pues que España está como una roca. Avanzamos en empleo, en solidaridad, en progreso y en desarrollo. El PSOE vertebra este país».

Y, con esta introducción intencionada, casi al final del mitin y tras bajar varias veces la cabeza hacia los papeles que tenía en el atril para medir sus palabras, dijo: «Sé que hay muchos ciudadanos y muchos compañeros del partido que practican la contención al ver que la oposición, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa, no da el apoyo al Gobierno en el proceso de paz, o enreda con la tragedia del 11-M que tanto nos hizo sufrir».

Zapatero añadió que también entienden que muchos piensen que «sería impensable» que esto que hace el PP lo hiciera la oposición en Gran Bretaña con el atentado del 7-J o en el proceso de paz con el IRA. Pero, el líder del PSOE reclamó que nadie se ponga nervioso. «Os pido que tengamos paciencia, porque este es un país serio y que funciona. El veredicto sobre el 11-M y los que pasó estará en una sentencia. Hagan lo que hagan, no van a poder impedir que este país funcione».

A continuación, se refirió al proceso de paz con una frase en condicional que inquietó a más de uno: «Si avanzamos en el proceso de paz, que es un gran empeño de este Gobierno, tan grande como difícil, si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, aunque no nos apoyen hoy, este Gobierno se siente cerca de ellos, porque ellos también han sufrido el terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Y el público, cada vez más acostumbrado a estas salidas franciscanas del líder socialista, aplaudió.

El resto del mitin -que dedicó en gran parte a apoyar a Pla y Alborch, y a dar una retahíla de datos sobre la marcha de la comunidad y la labor del Gobierno en la zona- lo volvió a dedicar a la buena marcha de la economía y, especial, a la Ley de Dependencia.

Zapatero puso en valor la aprobación de esta Ley, «que posibilitará que el Estado esté cerca de cualquier persona que no se pueda valer por sí misma. Va a estar cerca de las familias y, en especial, de las mujeres, que son las que están haciendo la verdadera política social», dijo.

Para el líder socialista, esta ley pone a España a la cabeza de Europa de los países que representan el Estado del Bienestar: «Lo más importante que tenemos es esto; la educación gratuita y universal, la sanidad, las pensiones y, ahora, el Sistema Nacional de Dependencia. Esos cuatro avances han sido impulsados por gobiernos socialistas».

Finalmente, Zapatero, que mencionó expresamente a los ministros Miguel Angel Moratinos y Jordi Sevilla, a la secretaria de Estado de Cooperación, Leyre Pajín; incluso al alcalde de Gandía que había tenido una hija -todos presentes en el mitin-, acabó con otro vaticinio de los que le gustan: «Recordad que vendré a inaugurar el AVE con Pla como presidente de la Generalitat».

Una información de Manuel Sánchez publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero se siente «cerca» del PP porque ha sufrido a ETA

El presidente vuelve a reclamar paciencia para dejar avanzar el «proceso»

VALENCIA - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer paciencia para dejar avanzar las negociaciones de lo que él denominó «proceso de paz», en alusión a los contactos con la banda terrorista ETA. Dijo que la sociedad española podía no entender cómo el principal partido de la oposición no apoyaba de forma clara el proceso, o por qué «enredan con el dolor del 11-M» y aseveró que esto no sería posible en Gran Bretaña, donde la oposición siempre respaldó el proceso del paz en Irlanda y nunca utilizó como arma política las bombas en el metro de Londres. Según el presidente, «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

«Si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, a pesar de que no nos apoyen hoy y estén diciendo lo que están diciendo de la tarea del Gobierno para ese proceso de paz -aseguró Zapatero-, este Gobierno y el PSOE se sienten cerca de ellos porque ellos han sufrido el dolor del terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Además, dijo que el veredicto final del 11-M lo dará, «como debe ser» el poder judicial.

Respecto a la inmigración, explicó que «un país que tiene marcado en su piel el esfuerzo de salir fuera tiene que dar ejemplo de compromiso con la gente que viene de fuera» y calificó de «masivo» el fraude a la Seguridad Social que permitió el PP con la entrada masiva de ilegales. Aseguró, además, hacer una política de inmigración «con la cabeza y con el corazón», desde la legalidad y los derechos humanos y dijo que los inmigrantes eran «necesarios para nuestro futuro». Del mismo modo, advirtió al PP que «conocen poco la madurez y ciudadanía de este país si creen que va a arrancar votos con el discurso antiinmigración».

Dijo que España lideraba el crecimiento económico y que el sesenta por ciento del empleo que se crea en Europa surge en España. «Crecemos cerca del cuatro por ciento del PIB anual y generamos entre 700.000 y 800.000 empleos al año». Mencionó el sistema nacional de dependencia, cuya ley aprobó recientemente el Congreso de los Diputados, la subida de las pensiones y dijo que «aun así, tenemos superávit».

Enfatizó que «pronto superaremos en renta per cápita a países que antes nos acogían como Italia y Alemania», aunque no refirió la reunificación de éste último.

Según Zapatero, invertimos en paz y contra la pobreza en el mundo «y podéis sentiros orgullosos de tener de paisana a Leire Pajín, que es la cara de la solidaridad, lleva la voz, pelea y va a conseguir que España dedique el 0,5 por ciento a desarrollo al acabar la legislatura».

Dado que el mitin se celebraba en Valencia como apertura de la precampaña de Joan Ignasi Pla a la presidencia de la Generalitat, se refirió al proyecto español de instalación de la base para misiones humanitarias de la ONU en el aeropuerto de Manises y dio la enhorabuena el ministro Moratinos -allí presente-, a quien animó a conseguirlo.

Una información de Toni Ramos publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero dice que está cerca de los populares que «sufrieron» con el terrorismo

VALENCIA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que, pese a las críticas de los dirigentes del PP a la política del Ejecutivo respecto a ETA, su Gabinete «se siente cerca de ellos porque sufrieron y han luchado contra el terrorismo».

En un mitin en Valencia, Zapatero interpretó que «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

El jefe del Ejecutivo reclamó «paciencia» a la ciudadanía para «avanzar en este proceso», que definió como «un empeño grande y difícil del Gobierno», y se refirió a la actitud de un sector del PP respecto a la investigación del 11-M. «Hagan lo que hagan, no van a impedir que las instituciones funcionen adecuadamente», sentenció.

Zapatero también comentó la posición de los populares respecto a la política de inmigración estatal y afirmó que «en este país no puede ni debe haber ni fariseísmo, ni hipocresía ni demagogia». El presidente del Gobierno adelantó que los discursos contrarios a la inmigración no dan votos en España.

El líder socialista acudió a Valencia para protagonizar un mitin con el candidato del PSOE a la Generalitat Valenciana, Joan Ignasi Pla, después de que éste perdiera esta semana la moción de censura contra el popular Francisco Camps. Para ello, Zapatero se centró en la descalificación de la gestión del PP en Valencia y esgrimió las inversiones comprometidas con la región.

Una información de V. Villaplana publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Zapatero expresa su cercanía al PP por haber sufrido el terrorismo de ETA 

El presidente lamenta el escaso apoyo del principal partido de la oposición al proceso

Valencia - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lamentó ayer el exiguo apoyo del PP al proceso de paz en el País Vasco, pero aseguró que se siente cerca de los populares porque "también han sufrido el terrorismo y también han luchado contra él". Zapatero participó ayer en un mitin en Valencia en la proclamación del candidato autonómico, Joan Ignasi Pla, y de los candidatos municipales de ciudades de más de 50.000 habitantes. El jefe del Gobierno criticó al PP por enredar con el 11-M, pero pidió paciencia porque, dijo, no van a impedir que las instituciones funcionen.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó "paciencia" a los socialistas ante el escaso apoyo del Partido Popular al Gobierno en la "difícil tarea" de lograr la paz y los enredos que intentan organizar en torno a la tragedia del 11-M. El presidente del Gobierno advirtió: "Hagan lo que hagan no van a poder impedir que este país funcione adecuadamente". El líder socialista aseguró que España es "un país serio, con instituciones que funcionan" y que el "veredicto de lo que pasó el 11 de marzo de 2004 estará en una sentencia dictada por quien corresponde, el poder judicial".

Respecto al problema de la inmigración, Zapatero también lanzó una advertencia a los populares, a los que acusó de practicar el "fariseísmo, la hipocresía y la demagogia". "La derecha habla de la regularización masiva [de inmigrantes]", prosiguió Zapatero, "Masiva fue la entrada de inmigrantes que estaban trabajando aquí sin derechos. Un país no puede consentir que haya ciudadanos sin garantías".

"Aunque algunos crean que con el discurso anti-inmigración van a arrancar votos, conocen poco la madurez de este país", dijo Zapatero, que recordó que España es un país que ha pasado por la dura experiencia de la migración.

El dirigente socialista se volcó ayer en Valencia para dar un impulso a las candidaturas de Joan Ignasi Pla, que aspira a presidir el Gobierno valenciano ahora en manos del PP, y de la ex ministra de Cultura Carmen Alborch, que se enfrentará a la popular Rita Barberá en las municipales. Según un sondeo del Instituto Opina para EL PAÍS, el PP aventajaría ahora a los socialistas en 12,9 puntos si mañana se celebrasen elecciones autonómicas. Una diferencia que se recortaría a 5,5 puntos si se tratase de unas elecciones generales.

Rodríguez Zapatero puso especial énfasis en intentar desmontar los argumentos que esgrime el Ejecutivo valenciano, que preside el popular Francisco Camps, para criticar al Gobierno central.

El presidente del Gobierno aseguró que este año estarán en marcha todas las obras del AVE Madrid-Valencia; recordó que su Administración es la que está sufragando las obras de la Copa del América y manifestó que el programa Agua permitirá a la Comunidad Valenciana ser autosuficiente con más recurso de los que ofrecía el "inviable trasvase del Ebro".

Pla lamentó que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no hubiese acudido a su propia moción de censura en el Parlamento y lo retó a un debate en Canal 9. El secretario general de los socialistas valencianos tachó las políticas de Camps de extrema derecha. Carmen Alborch aseguró que tras 15 años de gobierno local del PP "la gente ya no aguanta más".

Una información de Joaquín Ferrandis publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Encuesta ABC sobre la gestión del gobierno en Terrorismo e Inmigración

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 6:00, Categoría: - Tregua Etarra

El 74% de los españoles cree que ETA puede volver a matar y el 56% que no hay condiciones para el diálogo

MADRID. El Gobierno empieza a perder la confianza de los ciudadanos ante la negociación con ETA, seis meses después del anuncio del «alto el fuego permanente», según se desprende de los datos del barómetro de otoño de Metroscopia para ABC.

La situación de optimismo inicial comienza a desvanecerse y este desánimo puede ser consecuencia de dos factores: la reactivación de la kale borroka y la lectura de un comunicado, por parte de tres encapuchados, en el acto celebrado el pasado 24 de septiembre en Oyarzun, en el que se expresaba el compromiso de ETA de seguir matando hasta conseguir la independencia.

El dato más revelador es el de una abrumadora mayoría de españoles, hasta un 74%, ocho puntos más que hace seis meses, que están convencidos de que la banda terrorista puede volver a utilizar las armas. Frente a este elevadísimo porcentaje, sólo un 18% piensa que será difícil, por no decir imposible, que ETA inicie, una vez más, una oleada de atentados.

Este pesimismo de los españoles ante el fin de ETA se refleja en todas las cuestiones planteadas por Metroscopia, destacando también el aumento del escepticismo sobre un fin dialogado con ETA. Ya son mayoría, un 52%, los que tienen dudas sobre la posibilidad de conseguir la paz, frente a un 44% que sí que se siente esperanzado. La tendencia se ha invertido, respecto al barómetro de hace seis meses, cuando eran más los españoles, un 65%, los que reconocían sentirse esperanzados que los que mostraban su escepticismo, el 31%.

Los votantes del PP son los que se muestran más escépticos ante el fin de ETA, hasta un 78% de su electorado; en el caso del PSOE, un 65% reconoce que está esperanzado ante el alto el fuego de la banda terrorista.

Una brecha que también ha empezado a abrirse es la que separa a los que creen que todavía no se dan las condiciones aprobadas en el Congreso de los Diputados en 2005 para iniciar un diálogo con ETA y los que si la creen.

Si hace seis meses el margen era más ajustado entre unos y otros, 49% los que consideraban que sí se daban las condiciones frente a 42% que entendían que no, ahora la situación ha dado un vuelco espectacular, y ya hay un 56% que piensa que no se debe hablar con ETA, dato muy superior al 28% que piensa lo contrario.

A los españoles tampoco le parece ahora muy de fiar el comunicado emitido el 22 de marzo por ETA en el que anunciaba el alto el fuego permanente. Ante esta cuestión, también se produce un vuelco en la opinión de los españoles sobre lo que puede suponer este pronunciamiento sobre la desaparición de la violencia.

En la actualidad, la mayoría de los españoles, un 55%, es de la opinión de que el comunicado sólo supone una pausa en la estrategia terrorista, pero no una renuncia definitiva de la violencia. Este porcentaje representa 17 puntos más que la opinión de los españoles hace seis meses, cuando un 38% compartía esta opinión.

Por el contrario, el porcentaje de españoles que piensa que el comunicado es un paso en la desaparición definitiva ha caído del 43% de marzo de 2006 al 33% que se registra en el mes de octubre.

Finalmente, son cada vez más los ciudadanos que piensan que la violencia no va a erradicarse definitivamente. Si en marzo el 16% creía que sí se iba a erradicar, seis meses después sólo el 7% apoya esta idea.

Tres de cada cuatro españoles piensan que Zapatero improvisa sobre inmigración

La oleada de cayucos repletos de inmigrantes sin papeles que han llegado a las costas de Canarias en los últimos meses ha calado en la opinión pública, que confirma la inmigración como el principal problema de España en estos momentos y apunta claramente al Gobierno de Zapatero como responsable. Según el último Barómetro de Otoño que la empresa Metroscopia ha realizado para ABC, el 76 por ciento de los españoles cree que el Ejecutivo del PSOE improvisa sobre la marcha su política de inmigración y no tiene un proyecto claro.

Cuatro de cada diez entrevistados citan la inmigración como la principal preocupación, por delante del terrorismo (18 por ciento), el paro (16 por ciento), la vivienda (9 por ciento) y la inseguridad ciudadana (8 por ciento). Relacionado con este «ranking» de preocupaciones llama la atención que la mayoría de los ciudadanos (el 64 por ciento) están convencidos de que ya hay más inmigrantes en España de los que tiene capacidad para acoger. Así opina una rotunda mayoría de los entrevistados que votaron al PP en las últimas elecciones generales: el 83 por ciento, y también el 57 por ciento de los que dieron su confianza a Zapatero. Casi tres de cada diez del total de encuestados creen, sin embargo, que todavía hay capacidad para acoger más inmigrantes, aunque esto lo piensan mucho más los del PSOE (36 por ciento) que los del PP (13 por ciento).

El Gobierno de Zapatero recibe un suspenso evidente en la encuesta por su política «improvisada» de inmigración. Los encuestados tienen pocas dudas, sobre todo los más cercanos al PP: el 91 por ciento de los que votaron a este partido critican la política del Gobierno; lo llamativo es que el 65 por ciento de los que apoyaron al PSOE comparten esa opinión. El anterior Gobierno, el de José María Aznar, tampoco recibe una buena valoración por su política de inmigración, aunque no llega a los niveles negativos de Zapatero: el 58 por ciento de los encuestados -18 puntos menos que en el caso del Gobierno socialista- cree que el Ejecutivo del PP «improvisaba» en este asunto. En este punto, los votantes del centro-derecha son menos críticos con su partido favorito que los socialistas con el suyo, ya que el 46 por ciento creen que Aznar tenía una «política clara».

Los ciudadanos estás más divididos en sus opiniones respecto a las causas de la actual oleada de inmigrantes irregulares que han llegado a nuestras costas. Para al 45 por ciento, es una consecuencia del «efecto llamada» que supuso el proceso de regularización de Caldera, que se tradujo en «papeles» para un total de 577.000 inmigrantes que se encontraban en situación irregular. El 43 por ciento cree, en cambio, que la oleada de cayucos no tiene relación con ese proceso. Como se observa en la encuesta, se trata de un asunto «politizado», ya que si se separan los entrevistados por partidos, la mayoría de los que votaron al PP (74 por ciento) achacan la llegada masiva de inmigrantes a la regularización de Caldera, mientras que entre los del PSOE sólo opinan igual el 30 por ciento.

Preferencia por países de origen

Otra cuestión tan controvertida como polémica es si se debe dar preferencia a la hora de admitir a quienes proceden de determinados países. Aquí, con pequeñas diferencias, coinciden tanto los entrevistados que simpatizan con el PP como los que están más cerca del PSOE: la mayoría (el 80 por ciento) defiende que no se tiene que establecer ninguna preferencia por país de procedencia, y sólo el 15 por ciento (el 23 por ciento entre los votantes del PP) preferiría lo contrario.

¿Y si se diera preferencia a algunos inmigrantes por su país de origen, a quiénes sería? Entre los entrevistados que se mostraron partidarios de poner por delante a unos inmigrantes respecto a otros, casi la mitad (el 47 por ciento) daría prioridad a los extranjeros procedentes de Latinoamérica. Los siguientes en la lista, muy por detrás, serían los europeos en general (16 por ciento), seguidos de los africanos (13 por ciento) y es significativo que los últimos son los de Europa del Este (sólo un 5 por ciento), quizás por las informaciones relacionadas con las mafias procedentes de estos países y los delitos que se les imputa -homicidios, robos con intimidación, secuestros y bandas organizadas-, causa del incremento de la alarma por inseguridad ciudadana en algunas grandes ciudades como Madrid.

Relaciones con los extranjeros

En los últimos cinco o seis meses, seis de cada 10 ciudadanos afirman que han tenido algún trato o relación, («del carácter que sea», se apunta en el barómetro), con alguna persona inmigrante. Los entrevistados que votaron al PSOE y que han tenido trato con inmigrantes son el 63 por ciento, mientras que entre los votantes del PP, los que se han relacionado con extranjeros son el 60.

En cuanto al tipo de relación o trato que han tenido con los inmigrantes, más de la mitad de los encuestados (54 por ciento) explica que ha sido por motivos laborales o de trabajo. El 31 por ciento ha mantenido trato con algún extranjero como amigos o simplemente como «conocidos». El 19 por ciento ha tenido la oportunidad de relacionarse con inmigrantes al ser vecinos. Otros entrevistados han tenido trato con extranjeros por razones familiares (3 por ciento) o porque están empleados en el servicio doméstico (un 4 por ciento).

Los americanos, los más apreciados

Los ciudadanos lo tienen bastante claro a la hora de valorar, con una puntuación entre 0 y 10, a los inmigrantes según su lugar de procedencia. Hablar el mismo idioma ya es un tanto a favor, y por eso los mejor puntuados, con un seis, son los extranjeros que vienen de América Latina, según los datos del barómetro de Metroscopia, una nota en la que coinciden prácticamente los votantes del PSOE (6,1) y los del PP (6).

Los siguientes más valorados son los asiáticos, con un 5,2, seguramente porque los chinos -que son la inmensa mayoría en este grupo- se meten en pocos problemas con el resto de la población y prefieren pasar desapercibidos.

Las demás procedencias reciben un suspenso en la valoración: los países del Este, un 4,5; África subsahariana, un 4,3, y Marruecos, con la peor nota de la lista, un 3,7, si bien en este caso puntúan más bajo los del PP (3,2), que los simpatizantes del PSOE (3,9).

Una información de P. Cervilla y M. Calleja publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


“Inmigración y terrorismo” (Editorial de ABC)

La inmigración, al margen de ideologías y de opciones políticas, se ha convertido ya en el principal problema para los españoles, seguido a gran distancia por el terrorismo, según se desprende del Barómetro de otoño realizado para ABC por Demoscopia. El 41 por ciento de los encuestados manifiesta su preocupación por un asunto ante el que una abrumadora mayoría (76 por ciento) cree que el Gobierno ha hecho gala de improvisación. Revelador resulta el porcentaje de votantes socialistas (69 por ciento) que cuestiona la capacidad del Ejecutivo para afrontar la situación con una política clara y concisa. Pocas veces un problema ha concitado tanta unanimidad y pocas veces el electorado socialista y del PP han coincidido tanto en el diagnóstico. Si a ello añadimos el dato de que son sustancialmente más los españoles que consideran que el PP gestionó con mayor acierto la política inmigratoria, parece obvio que el PSOE se encuentra en una compleja y delicada situación que amenaza con frustrar sus expectativas electorales, más aún cuando un 45 por ciento de los entrevistados establece una relación causa efecto entre la actual situación y el proceso de regularización puesto en marcha en 2005 por el Ejecutivo. Uno de cada tres votantes del PSOE sustenta esta opinión, que se extiende progresivamente en el electorado a medida que crece la percepción del problema en la opinión pública.

Igualmente notorio resulta el dato de que dos de cada tres españoles creen que España ha alcanzado el máximo nivel de inmigración, lo que obliga a una primera reflexión: mientras distintos organismos públicos y privados insisten en que la estabilidad del mercado de trabajo y del crecimiento económico depende, en gran medida, de que el sistema siga incorporando inmigrantes, los españoles parecen pensar lo contrario. De nuevo, la percepción de la calle parece moverse por derroteros distintos al de los informes de los expertos. A tenor del resultado de la encuesta -coincidente con otras que han visto la luz en meses pasados- parece obvio que los españoles consideran que ha fracasado la política inmigratoria del Gobierno, obligado a rectificar sobre la marcha y empeñado ahora en una compleja estrategia de acercamiento al PP por la vía de un pacto de Estado que el principal partido de la oposición rechaza, al considerar -no sin razón- que obedece a un movimiento táctico con el que el Gobierno pretende descargar el peso de sus errores pasados. Mariano Rajoy ya dejó clara su postura, ratificada este fin de semana en la conferencia interterritorial sobre inmigración, en la que propuso un amplísimo abanico de medidas para tratar de paliar el problema demostrando capacidad de reacción ante un asunto sensible en el que se erige como sólida alternativa frente a la ineficacia del Gobierno.

Tras la inmigración, el terrorismo sigue ocupando un lugar destacado entre los grandes problemas. Al cumplirse un semestre de la declaración de «alto el fuego permanente de ETA», crece y se extiende el desánimo en la opinión pública, desvaneciéndose -según pone de manifiesto el Barómetro- el optimismo que revelaba la anterior encuesta publicada por ABC a los pocos días del comunicado etarra. Si hace medio año, un 65 por ciento se mostraba esperanzado, frente a un 31 por ciento que no ocultaba su escepticismo, la situación ha dado un giro sustancial, siendo ahora una mayoría del 52 por ciento la que se muestra escéptica frente a un 44 por ciento que aún conserva intacta su esperanza. El incremento del terrorismo callejero, la «exhibición» de ETA y de algunos de sus presos más sanguinarios, como Txapote y Bilbao, y, sobre todo, la ausencia de información en torno a un «proceso» plagado de incógnitas, han provocado el vuelco y frustrado los anhelos de una inmensa mayoría de españoles. Hoy, el 74 por ciento considera que es perfectamente posible que ETA vuelva a utilizar las armas, un porcentaje similar al que ofrecían los sondeos con motivo de la tregua etarra en 1998. Más grave para el Gobierno resulta el hecho de que un 56 por ciento de los encuestados considera que no se dan las condiciones aprobadas en el Congreso para un eventual diálogo con ETA. Sustancial giro que complica el escenario y el horizonte político que maneja el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero en un momento especialmente delicado por la presión creciente de ETA/Batasuna.

Editorial publicado en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La «mesa de partidos» se constituirá este mes para hablar de Navarra y autodeterminación

Por Narrador - 4 de Octubre, 2006, 11:00, Categoría: - Tregua Etarra

MADRID/BILBAO. Convencidos de que el clima de enfrentamiento vivido en las últimas semanas ha entrado en fase de distensión, las fuerzas nacionalistas vascas creen que en el transcurso del mes de octubre la mesa de partidos «se habrá sustanciado», al menos en sus partes más importantes. Esto no significa necesariamente «que haya una foto».

El lendakari, Juan José Ibarretxe, hace apenas cuarenta y ocho horas quiso transmitir su optimismo, asegurando que «estamos sentados» para referirse a los contactos, ya muy avanzados, entre las fuerzas políticas vascas y sugiriendo que entre los «sentados» están el Gobierno y ETA. Esta locuacidad del lendakari contrasta con la parquedad de mensajes del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer mismo se limitó a decir, en presencia de Tony Blair, que «el proceso de paz continúa», sin añadir ningún dato más.

En medios nacionalistas vascos no se quieren lanzar demasiadas concreciones, pero hasta donde ha podido saber ABC en fuentes de absoluta solvencia «el grueso de la mesa está acordado. Es cuestión de voluntad, de decisión de ponerla en marcha y para ponerla en marcha con dos horas de reunión queda todo resuelto», añaden las fuentes consultadas.

El «grueso» de lo acordado es que será una mesa de partidos «amplia» en la que estará presente Batasuna, que no será presidida, en principio, por el lendakari, que su puesta en marcha se hará «de manera discreta» y que con toda probabilidad cada formación política tendrá dos o más representantes. El propósito es que los acuerdos se tomen por consenso, pero si este no fuera posible, se acudiría a la «mayoría transversal», sin concretar, al menos de momento, si esta transversalidad sería entre las distintas formaciones nacionalistas o se formaría entre alguna o algunas fuerzas nacionalistas y los socialistas. El PSE-EE sería la única fuerza no nacionalista presente en la citada mesa.

El «derecho» a decidir de los vascos

Se acepta, por parte de todos, de acuerdo con estas fuentes consultadas, que se «aborden todos los asuntos por parte de todos»; es decir, en esta mesa de partidos estará sobre el tapete el derecho a decidir de los ciudadanos vascos y desde luego la territorialidad. En estos mismos medios se tiene la convicción de que «si hay voluntad se pueden encontrar fórmulas satisfactorias para todos».

Otro asunto sobre el que podría no haber unanimidad es la forma de visualizar el acuerdo. Creen que Batasuna va a querer una fotografía «parecida a la que Arnaldo Otegi se hizo con Patxi López», pero en algunos sectores del PNV en este punto, entre otros, hay serias reticencias a este tipo de visualizaciones. En aras del consenso, no cabe descartar que la constitución de la mesa se diera a conocer a través de un comunicado firmado por los partidos integrantes de la misma.

De todos modos y para que la mesa eche a andar, Batasuna tendría que estar legalizada y en el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se está a la espera -esa es la posición oficial- de que la coalición abertzale lo solicite, «porque la Ley de Partidos no se va ni a modificar ni a derogar».

El presidente del Gobierno mantiene el silencio autoimpuesto desde el primer día, pero en el País Vasco la percepción que se tiene es que «en las semanas más inmediatas los acontecimientos se pueden precipitar». Asimismo, y de acuerdo con lo indicado a ABC en medios nacionalistas de absoluta solvencia, «lo que parece claro es que el encuentro oficial entre ETA y el Gobierno se tiene que realizar con algo en las manos y ese algo es la mesa de partidos porque de lo contrario el encuentro sería absurdo y el Gobierno lo sabe. Sabe que no estamos en la ecuación de paz por presos».

Estrategia dilatoria de la banda

El pasado 29 de junio, el presidente del Gobierno anunció en el Congreso de los Diputados el comienzo de las conversaciones con ETA. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez tenía previsto en un principio que esta negociación con la banda echara a andar en agosto. Pero algunos medios atribuyen a la organización criminal el aplazamiento de la primera cita, ya que desde un primer momento los dirigentes etarras han pretendido que la «negociación técnica», que debe tratar la solución de sus presos a cambio del abandono definitivo de las armas, coincida con las reuniones de la mesa de partidos. Ello, porque la banda nunca se comprometería a autodisolverse definitivamente si antes no tiene la garantía de que en el foro tripartito se aborda la autodeterminación y la unidad territorial del País Vasco con Navarra.

En medios de la lucha antiterrorista se cree que la banda ha recurrido a lo largo de este verano a una escalada de la «kale borroka» con la pretensión de enrarecer el ambiente y aplazar sus citas con los emisarios de Rodríguez Zapatero, ya que sus dirigentes observaban entonces que la constitución de la mesa de partidos estaba aún «muy verde». El aumento o descenso de la violencia callejera puede constituir, en el actual contexto, un fidedigno termómetro para comprobar la temperatura que registra el actual proceso de negociación.

Una información de Charo Zarzalejos publicada por el diario ABC el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"Doce falacias sobre la «mesa de partidos»" por Carlos Martínez Gorriarán

Por Narrador - 4 de Octubre, 2006, 10:30, Categoría: - Tregua Etarra

A estas alturas no caben muchas dudas razonables de que el presidente Zapatero, con el apoyo casi unánime de su partido, sea por convicción o por miedo, y de todos los demás con excepción del PP, el único que conserva la cordura en este asunto, está dispuesto a enviar representantes a una mesa, llamada de partidos, cuya misión será pactar con ETA y los demás nacionalistas determinados cambios de las instituciones vascas con vistas a persuadir a los terroristas de que para conseguir sus intereses, aunque sean ilegítimos, les irá mejor «haciendo política» que pegando tiros y poniendo bombas. A eso le llaman «la paz», y conseguirla es la única justificación de los partidarios de la mesa de partidos, poco interesados en la libertad. Quizás sea oportuno, aunque sin duda poco útil, repasar algunas razones contrarias a la creación de la dichosa mesa extraparlamentaria. Razones que no tienen nada que ver con los intereses de los partidos, y que tampoco niegan a las instituciones parlamentarias cualificadas discutir en su momento los cambios constitucionales que haya que discutir. Pero en el Parlamento competente, no fuera y contra él, y todavía peor, por decisión de quienes están obligados a velar por su integridad.

Allá vamos: ¿qué razones pueden invocarse contra esa mesa en la que Zapatero parece depositar tantas esperanzas y otros vemos tantos peligros? Pues, por ejemplo, las doce que siguen:

1.- No es cierto que la mesa represente al conjunto de la sociedad vasca, sólo a los partidos que acepten sentarse en ella. Y los partidos no pueden arrogarse una representación que no han pedido, que no se les ha concedido y que por tanto no tienen.

2.- No es cierto que los partidos estén facultados para sustituir a capricho las instituciones representativas, como los parlamentos y las propias elecciones, por otras provisionales o de fortuna, como una mesa totalmente irregular donde puedan pactar sin luz ni taquígrafos la modificación del sistema democrático a espaldas de la ciudadanía y suplantando su voluntad soberana, expresada en las elecciones.

3.- No es cierto que sea una iniciativa desinteresada de paz, es una exigencia de ETA planteada en términos de ultimátum: o hay mesa o vuelven los atentados mortales.

4.- No es cierto que la mesa permita por primera vez a la sociedad vasca expresar libremente cualquier proyecto político. No sólo porque en la mesa no habrá ningún representante electo de los ciudadanos, sino sobre todo porque los únicos que no pueden expresarse con entera libertad son las personas amenazadas por ETA. Justificar esa mesa como un foro de diálogo plenamente libre implica aceptar que las instituciones democráticas no lo son tanto y no representan a toda la sociedad vasca, es decir, significa reconocer que ETA tiene razones para existir.

5.- No es una vía alternativa para la solución de problemas, sino que la mesa es un problema en sí misma porque vulnera las reglas elementales de la democracia, como la de que sólo los representantes debidamente elegidos, y para un mandato limitado en tiempo y ámbito, pueden deliberar y tomar decisiones en nombre de sus electores. Nadie ha facultado a los partidos para que decidan nada en una mesa, ignorando los mandatos electorales.

6.- No es simplemente un foro de partidos, es un sustitutivo del Parlamento. Y si en los parlamentos son corrientes las reuniones previas entre los partidos con representación parlamentaria para acercar posturas o preparar acuerdos, razón de más para no crear mesa extraparlamentaria alguna. Todo lo aceptable que pueda hacer legalmente esa mesa es competencia parlamentaria. Y todo lo que vaya a hacer que sea imposible en un Parlamento, como legalizar de hecho a Batasuna, es ilegítimo en cualquier caso.

7.- No es una iniciativa desinteresada para buscar un arreglo inclusivo, sino un contubernio entre políticos profesionales que ponen intereses de gremio y de partido por encima de la democracia: un nuevo reparto de la tarta.

8.- No es un modo de acercar a Batasuna a la aceptación del juego democrático, sino una vulneración descarada de ese juego para modificarlo según las exigencias de Batasuna.

9.- No es una mano tendida a los violentos para que acepten la política, sino una violación de la política democrática para contentar a los violentos.

10.- No es un método práctico para complementar los posibles esfuerzos mediadores de otros foros como el Parlamento de Europa, sino que representa una completa incongruencia con la decisión de llevar a Bruselas la deliberación sobre el final del terrorismo mientras ese debate se sustrae al Parlamento vasco, invitado de piedra en este juego de tramposos.

11.- Estas críticas no son fundamentalistas, sino una advertencia contra la tentación de ceder privilegios a los fundamentalistas antidemocráticos de ETA y del nacionalismo obligatorio, que pretenden abrir un proceso constituyente irregular en su exclusivo beneficio.

12.- Quienes pensamos así no rechazamos la mesa por que nos obsesionen las minucias de procedimiento, sino porque en las sociedades democráticas, donde los valores e ideas son tan distintos e incluso divergentes, lo único sagrado e intocable son, precisamente, los procedimientos y normas básicas del Estado de derecho que acepta la gran mayoría sobre la base de que sean iguales para todos.

El precio implícito

Y no voy a extenderme. Doce «noes» bastarían para quien quiera tomarlos en consideración o, al menos, discutirlos. Cosa que, por supuesto, no ocurrirá en ningún caso. La mesa de marras se constituirá, y ocurrirá una de estas dos cosas: que sirva finalmente para desarmar a ETA, pero al precio de legitimar el terrorismo como un método aceptable, eficaz para forzar el cambio de las instituciones, o bien ETA despreciará los acuerdos que puedan alcanzarse, con lo que, además de no haber servido para nada práctico, la mesa habrá conseguido el efecto adicional de desacreditar la democracia, mostrando que el principio según el cual las mismas leyes y normas rigen para todo el mundo, no rige en cambio para quienes hayan matado lo suficiente.

Publicado por el diario ABC el miércoles 4 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Blair y Zapatero en Rueda de Prensa Conjunta

Por Testigo Directo - 3 de Octubre, 2006, 20:00, Categoría: - Tregua Etarra

Comparecencia de prensa del Presidente del Gobierno y del Primer Ministro británico

Madrid, martes 3 de octubre de 2006

   

Sr. Rodríguez Zapatero.- Buenas tardes a todos. Gracias por acudir a esta comparecencia de prensa.

Quiero, ante todo, expresar mi satisfacción y mi agradecimiento por la visita de Tony Blair. Es una nueva ocasión en la que nos hemos reunido y vamos a continuar, y sirve para certificar las buenas relaciones entre España y Gran Bretaña, y entre nuestros Gobiernos. Tenemos un ejemplo reciente: un acuerdo sobre Gibraltar después de hace más de veinte años sin acuerdos sobre Gibraltar, un acuerdo positivo para todos, especialmente para los ciudadanos y para la zona, que ha permitido tener una nueva perspectiva, una nueva situación. El diálogo, una vez más, es el mejor camino para obtener frutos positivos.

Somos dos grandes países europeos, dos de los países más prósperos y con mayor crecimiento del mundo desarrollado. Somos dos países empeñados en que Europa represente crecimiento, innovación, competitividad y seguridad, y dos países comprometidos en los principales asuntos de la agenda internacional y de la Unión Europea: inmigración, Oriente Medio, situación en el Líbano, Irán, situación de Sudán, lucha contra el terrorismo, cooperación y ayuda al desarrollo. Éstos son los temas que están en nuestro diálogo de esta tarde y de mañana, en donde hay muchas coincidencias.

También hemos estado analizando la situación del proceso de paz en Euskadi y recibiendo mucha información de lo que ha sido el proceso de paz en Irlanda del Norte. Quiero destacar hoy que siempre en todas las conversaciones que he tenido con Tony Blair su experiencia me ha resultado muy útil; la conversación de hoy, también, y quiero agradecerle públicamente el apoyo que siento de su Gobierno hacia nuestro Gobierno en lo que representa siempre un proceso difícil, complicado, como es un proceso de paz ante un grupo terrorista.

Somos dos países europeos, dos grandes países europeos; pero quiero destacar que, a veces, pasa desapercibido que tenemos una gran relación económica. El pasado año, 2005, España exportó al Reino Unido por valor de trece mil millones de euros e importamos a nuestros amigos británicos por valor de trece mil millones de euros. Estas cifras están creciendo en 2006, afortunadamente.

El turismo es un capítulo especial, singular, y quiero recordar el dato: en 2005 hubo más de cincuenta y cinco millones de turistas en España, de los cuales dieciséis millones fueron británicos. El 30 por 100 de nuestro turismo viene de Gran Bretaña. Dice mucho del buen criterio de los ciudadanos de tu país, Tony.

Además, la inversión directa del Reino Unido en España es de veintiún mil millones de euros, es el tercer máximo inversor en nuestro país después de Francia y Estados Unidos, y la inversión española en el Reino Unido es de catorce millones de euros. Es el segundo destino de la inversión española en el exterior, el segundo país donde más inversión exterior tenemos es Gran Bretaña.

Estos datos son significativos y explican que en nuestras relaciones los temas económicos, el progreso económico, el crecimiento y la innovación sean prioritarios. Por ello, hemos convenido en incrementar nuestra colaboración en el ámbito del factor clave del progreso que son la innovación y la investigación. Vamos a encargar la elaboración de un acuerdo en materia de investigación entre los dos Gobiernos en dos áreas específicas: biotecnología y energías renovables. Gran Bretaña tiene un crecimiento espectacular en estas dos áreas y queremos compartir investigadores, queremos compartir financiación, queremos compartir experiencias empresariales y vamos a poner a nuestros equipos a elaborar un proyecto de acuerdo en estas dos áreas singulares.

Por último, hemos abordado también el problema de la inmigración que, junto a los aspectos de competitividad, innovación y Objetivos de Lisboa, estarán presentes en la Cumbre informal de Lahti en Finlandia.

Quiero también agradecer el apoyo que siempre he sentido de Tony Blair sobre la política de inmigración. Fue muy específico, porque en la Cumbre informal de Hampton Court pudimos empezar a dar un paso adelante en lo que ha de ser una política cada vez mucho más activa y comprometida de la Unión Europea en materia de inmigración legal e ilegal y en materia de cooperación. Lo haremos en la próxima Cumbre informal y, si tenemos que hablar de inmigración ilegal, sin duda alguna es hablar de África.

África ha sido y es uno de los objetivos fundamentales de la política de Tony Blair e impulsó en el ámbito del G-8 iniciativas de gran trascendencia en relación con la deuda y la cooperación. España ha hecho un Plan África y estamos comprometidos para que la Unión Europea asuma cada vez con más decisión, con más recursos, expectativas de desarrollo para el continente de la desesperanza.

En definitiva, Europa como motor de crecimiento y de innovación. Pueden decirlo dos países que ofrecen datos económicos muy notables. Permítame que, precisamente hoy que hemos conocido el dato del paro, subraye que es un dato sobresaliente. Es un dato que nos permite pensar que la economía española está creciendo por encima del 3,7 por 100; que está rebajándose el paro como nunca desde la transición democrática; que tenemos una oportunidad de crear empleo estable y que estamos comprometidos a que nuestro país sea, como lo es Gran Bretaña, un país de innovación y de competitividad en un mundo globalizado.

Quiero, por tanto, expresar mi gratitud, y de manera muy singular, a Tony Blair por un punto concreto, que saben que era un objetivo trabajado y difícil del Gobierno de España en la negociación de las Perspectivas Financieras. Nuestro objetivo era que Europa se comprometiera con el desarrollo tecnológico de España y teniendo Tony Blair, teniendo Gran Bretaña, la Presidencia de la Unión Europea, llegamos a un acuerdo en Perspectivas Financieras y España obtuvo un fondo tecnológico de dos mil millones para nuestras empresas, que nos va a ayudar enormemente en ese objetivo de la innovación y de la competitividad. Puedo resaltar que no se nos olvidará nunca que ese fondo lo conseguimos con Presidencia británica y siendo Primer Ministro, Tony Blair. Lo quiero reconocer y agradecer hoy aquí, en mi país, porque fue un trabajo difícil.

Eso es todo lo que quería aportar desde mi punto de vista y, ya que estamos aquí, en España, creo que es lógico y de recibo que desee a Tony Blair lo mejor en su futuro, tanto en la vida pública, como en la vida privada.

Sr. Blair.- Lo primero que quiero decir es que estoy encantado de estar de nuevo en España y de tener una reunión tan buena y constructiva con el Presidente Rodríguez Zapatero, que continuaremos durante la cena y también mañana.

Creo que está absolutamente en lo cierto en que la relación entre el Reino Unido y España es hoy una muy fuerte relación. Me gustaría agradecerle todo el buen trabajo que se ha hecho con respecto a Gibraltar, que es importante; pero también creo que tiene toda la razón en resaltar el potencial para la cooperación entre nuestros dos países en la economía actualmente. Lo cierto es que España es una historia de éxito considerable en lo económico. Quiero decir que sus resultados en cuanto a empleo en los últimos años han sido notables, la tasa de crecimiento es muy, muy, fuerte y el comercio entre nuestros dos países ahora abarca un amplio espectro de negocios en la industria.

Por supuesto, la relación turística es una parte principal de la relación; pero mientras que tal vez incluso hace diez años nos hubiéramos centrado en el turismo como relación económica, creo que hoy está muy claro que esta relación está mucho más integrada a nivel industrial y empresarial, como he dicho, a través del espectro de actividades.

Es la razón por la que me complace mucho estar de acuerdo en que trabajemos juntos en investigación y que intentemos unirnos y garantizar que tengamos una cooperación conjunta, ya que creo que el futuro de nuestras dos economías y de la economía europea está en el alto valor del sector y en garantizar que aprovechamos el enorme potencial que hay en la biociencia y en la biotecnología, pero también en las tecnologías cada vez más asociadas al crecimiento económico sostenible y al medio ambiente. Nosotros justamente nos hemos fijado un objetivo en el Reino Unido que pensamos que duplicará y volverá a duplicar nuestra contribución a la renovación de las fuentes de energía. Tendremos que hacer las inversiones en investigación que hagan eso posible.

Creo, en relación con la biociencia y la biotecnología, que el potencial para creación de empleo y de crecimiento en economías como las nuestras es enorme. Hemos visto cómo se multiplicaba varias veces el número de empleos en estas áreas en los últimos años y ahora queremos trasladar esto a un nuevo nivel. Tenemos que ser conscientes del hecho de que países como China e India ya no compiten en productos de bajo valor añadido, sino que ahora compiten en los sectores más importantes, y China está creando buenas universidades que están vinculadas al mundo de los negocios y al mundo de la ciencia. Nos vamos a enfrentar a una dura competencia en los años venideros y la colaboración entre economías como las nuestras creo que será una parte vital para sobrevivir en ese mundo. Por eso, es una parte importante de nuestro trabajo en común.

En cuanto a la emigración y la inmigración ilegal a Europa, me gustaría agradecer al Presidente Rodríguez Zapatero su liderazgo en esta cuestión en Europa, que ha sido importante. Estoy totalmente de acuerdo con él en que Europa tiene que adoptar una posición más fuerte en la protección de sus fronteras y también en nuestras relaciones con los países de los que proviene la emigración. Creo apasionadamente en África como una causa moral, pero también creo que redunda en nuestro propio interés intentar garantizar que esos países, que de lo contrario se convierten en una fuente de emigración incontrolada, reciban ayuda para resolver sus propios problemas y cuestiones para que se reduzca la presión que están creando en el resto del mundo. Creo que podemos de nuevo trabajar estrechamente en este tema en el futuro.

Finalmente, en relación con el País Vasco, quisiera una vez más aplaudir su iniciativa en adoptar este camino. Mañana tendremos un informe publicado por nuestra comisión de supervisión independiente que controla las obligaciones que tienen todos para terminar con la violencia. Espero que el informe sea positivo. Si es así, indicará que el conflicto está realmente superado y que podemos empezar a construir un futuro seguro. Pero lo que he aprendido es que este informe será muy, muy, importante, para los próximos nueve años del proceso.

Nada de esto puede funcionar si uno no tiene una determinación paciente de tener éxito. Habrá muchos altibajos y muchas dificultades, y es importante que lo diga, a lo largo del camino; pero siempre merece la pena intentarlo y merece la pena perseverar. A veces es muy difícil hacerlo pero, en mi opinión, lo correcto es hacerlo. Por lo tanto, le deseo todo el éxito en esto.

Una vez más, muchísimas gracias por esta maravillosa acogida.

P.- Por su experiencia, señor Primer Ministro, en Irlanda del Norte, ha sido de gran ayuda para el Presidente Rodríguez Zapatero, como él mismo ha dicho. ¿Qué esperanza tiene en que se restaure un poder compartido en Irlanda del Norte? Usted sabrá, por supuesto, qué hay en el informe de mañana de la comisión de supervisión; por lo tanto, ¿cuál es su valoración mientras nos acercamos al plazo de noviembre?

Sr. Blair.- Espero que, si el informe es positivo, la gente entenderá que es la demostración más clara posible de que el conflicto está realmente superado y de que juntos podemos construir un futuro compartido. Ahora bien, en última instancia son las partes implicadas las que deben llegar a un acuerdo. Nuestra tarea es intentar y facilitar esto; pero, cuando miramos a los últimos años en Irlanda del Norte, vemos que ha habido un enorme progreso y en especial, en estos últimos meses, creo que hay mucha más esperanza y optimismo allí.

Como saben, hemos aprendido a través de una larga experiencia que eso no siempre se traduce en progreso político, pero creo que el verano ha sido un buen presagio para Irlanda del Norte. Como saben y como he dicho hace un momento, lo cierto es que resolver estas cuestiones que duran desde hace mucho tiempo es una tarea difícil, no se produce de la noche a la mañana y que habrá constantes obstáculos que aparecerán en el camino hacia el progreso; pero sólo hay que seguir adelante y espero que el informe de mañana confirme que hicimos bien en seguir adelante.

P.- Mi pregunta es para el Primer Ministro británico. Desde su experiencia en el proceso de pacificación de Irlanda del Norte, ¿qué recomendaciones le ha hecho o le puede hacer al Presidente del Gobierno español para el proceso en el País Vasco, que parece que atraviesa un momento de bloqueo? ¿Cómo solucionó usted en su momento momentos como éste que parece que se está produciendo?

Dada su amistad con el anterior Presidente del Gobierno español, con el señor Aznar, conservador, ¿va a aprovechar o ha aprovechado en algún momento para hablar con los líderes del Partido Popular para que de alguna manera colaboren institucionalmente, como ocurrió en el caso británico?

Si me permite el Presidente del Gobierno español, una cosa muy breve. ¿Comparte usted esta idea, que yo tengo y que tenemos más periodistas, de que efectivamente el proceso de paz está bloqueado? Si no es así, ¿se han iniciado los contactos o estamos sentados y estamos en el camino, como dijo ayer el Lehendakari?

Sr. Rodríguez Zapatero.- Lo ha afirmado en la pregunta. No me gustaría desmentir, por supuesto, lo que puede ser una reflexión. El proceso de paz se inició hace seis meses; existían elementos positivos, como vine diciendo, durante los meses anteriores y el proceso de paz continúa. Como he dicho muchas veces, será largo y tendrá altibajos, como ha recordado Tony Blair desde su experiencia; pero tenemos datos positivos: más de tres años sin víctimas mortales y seis meses de alto el fuego. Desde la perspectiva de lo que fue el proceso en Irlanda del Norte, de lo que ha sido, sin duda alguna son dados positivos.

El proceso continúa, pues. Será largo, duro y difícil, lo he dicho muchas veces; tendrá altibajos, pero el objetivo es tan importante para Euskadi y para el conjunto de España que va a continuar. Como ha dicho Tony Blair , merece la pena.

Sr. Blair.- En primer lugar, evidentemente, esto le corresponde a España y no es asunto mío entrar en esa política interna. Pero me gustaría decir sólo esto: hay una importante indicación de que desde hace más de tres años no ha habido muertes, han tenido ahora un alto el fuego creo que desde hace seis meses y mi experiencia de esto es que, a veces, parece que hay un bloqueo o te ves desviado del camino que deseas tomar. Todo esto es una parte natural del proceso.

Éstas son disputas de hace tiempo que no se resuelven de la noche a la mañana. La gente lo siente con pasión, han muerto personas, no es algo fácil de resolver; pero, por otra parte, si existe voluntad de resolverlo y la gente aplica el tipo adecuado de lo que yo llamaría determinación paciente en otras palabras, entender que hay momentos en que se avanza deprisa, que hay momentos en que se avanza menos deprisa y que hay momentos en que parece casi estacionario, realmente si siempre haces lo posible para hacer que avance, se consigue si la gente después aplica la imaginación y la creatividad adecuada al modo en que se le da a la gente una salida al final.

Desde luego, yo pienso que es así para Irlanda del Norte, aunque no estoy cualificado para hablar del País Vasco, creo que muchas cosas coincidieron: hubo un liderazgo dispuesto a asumir riesgos por la paz, hubo una sensación entre la gente de que estaban cansados del conflicto y hubo una cosa más, que era la sensación de que en el mundo moderno este tipo de conflicto en el que personas totalmente inocentes pierden la vida es algo totalmente ajeno al siglo XXI.

Así pues, todas estas cosas coincidieron y pienso que en nuestro caso ha funcionado; pero creo que el Presidente está en lo cierto. A lo largo de todo el camino ha habido gente diciéndonos que no iba a funcionar, o que se estaba desmoronando, o que éramos ingenuos. Así son las cosas. Si crees en ello, sigues adelante.

P.- En la cuestión de inmigración, España ha criticado en los últimos meses que sus socios europeos no ayudaban lo suficiente en este problema. ¿Está satisfecho con que Gran Bretaña y Europa están haciendo hecho lo suficiente?

Para el Presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero, ¿en qué le gustaría que países como Inglaterra ayudaran?

Sr. Blair.- Hablando francamente, creo que en el caso de Gran Bretaña estamos dispuestos a hacer todo lo posible y creo que eso significa, concretamente, reforzar las fronteras de Europa, poner más esfuerzo en ello, y también significa trabajar muy duro en las fuentes de esta emigración, en África. Éste es un ejemplo clásico. Cada uno de los países de Europa se enfrenta hoy al problema de la inmigración. Si se hiciera una encuesta de opinión en cualquier país europeo preguntando qué importancia le dan hoy a la emigración, en cualquier país europeo estaría arriba del todo. Eso es porque se están produciendo grandes oleadas de emigración, los países de Europa del Este están entrando en la Unión Europea y el mundo está cambiando muy deprisa.

Ahora bien, al final pienso que la emigración produce un auténtico beneficio económico si está debidamente controlada y gestionada, y nuestro país es prueba de ello. Creo que en muchos sentidos España también lo es. Por otro lado, causa dificultad, especialmente si la gente piensa que está llegando de forma incontrolada e ingobernada.

Éste es el ejemplo clásico de una cuestión sobre la que Europa debería trabajar unida, porque a los países en solitario les resulta difícil. Si trabaja unida, Europa puede marcar una diferencia y por eso creo que necesitamos hacer más. Ciertamente, en lo que a nosotros respecta, estamos dispuestos a una cooperación transeuropea en toda Europa para conseguir que se haga.

Sr. Rodríguez Zapatero.- He referido hace un momento que he tenido siempre el apoyo del Gobierno de Tony Blair en materia de inmigración, de manera singular en que Europa abordara este problema con voluntad de liderazgo y de compromiso a fondo. Fue muy importante el debate que hubo en la Cumbre de Hampton Court , en la Cumbre informal.

A partir de aquí, Europa, la Unión Europea, tiene que ir más rápido en asumir compromisos en materia de inmigración. No es infrecuente que la Unión Europea tarde o se lleve su tiempo. En definitiva, es una institución integrada por veinticinco países, con una Comisión, el Consejo…, con una arquitectura institucional complicada; pero es la Unión Europea.

Hoy ha habido una buena noticia de FRONTEX, que ha anunciado que va a duplicar los medios y que va triplicar el personal del que va a disponer para gestionar el control de las fronteras. Todos los Gobiernos europeos queremos y tenemos la obligación de impulsar que la Unión Europea vaya más rápido, con más compromiso, con más recursos en materia de inmigración. Esto es lo que vamos a hablar en la próxima Cumbre de Finlandia y yo creo que existe determinación política, que es lo más importante.

P.- Yo quería referirme al tema de Gibraltar. Se han felicitado ustedes por un acuerdo que ha sido calificado por todo el mundo como histórico; pero me gustaría saber si a partir de ahora están ustedes dispuestos, a medio plazo, a volver a plantear sobre la mesa la discusión sobre soberanía.

Al Primer Ministro británico me gustaría preguntarle si ha pedido usted al señor Rodríguez Zapatero que haga un esfuerzo y traslade parte del contingente español en Afganistán al sur para reforzar a las tropas británicas.

Sr. Rodríguez Zapatero.- En relación con lo primero, con Gibraltar, valoro muy positivamente el clima de diálogo que hay ahora porque, sin que nadie renuncie a las posiciones de fondo, estamos gestionando mejor Gibraltar, a los gibraltareños y a los ciudadanos españoles, que lógicamente tienen una relación muy directa. Esto me parece positivo: una mejor gestión de Gibraltar que seguramente permitirá seguir dialogando con mucha más tranquilidad, independientemente de que cada uno mantenga las posiciones de fondo que son conocidas.

En relación con lo segundo, también puedo acotar que no hemos abordado ninguna cuestión relativa a Afganistán y, por tanto, nada me ha pedido el Primer Ministro; más bien, le he pedido yo cosas y consejos sobre el proceso de paz, en este caso.

Sr. Blair.- Creo que lo que ha dicho el Presidente Rodríguez Zapatero sobre Gibraltar es absolutamente cierto. No tengo nada que añadir.

Creo que la gente en Afganistán sabe que España está haciendo una importante contribución en otra parte de Afganistán y tal vez debamos aprovechar esta oportunidad para agradecer a España, al pueblo español y al Ejército español esa contribución y los sacrificios que han hecho. Creo que merece la pena que de vez en cuando nos acordemos de que Afganistán es un esfuerzo de la OTAN y que estamos trabajando juntos, todos nosotros, para garantizar que ese país no vuelva a ser un campo de entrenamiento de terroristas. Y quisiera rendir homenaje al trabajo que los soldados españoles han hecho en Afganistán, que ha sido muy valioso.

Sr. Rodríguez Zapatero.- Muchas gracias.

Transcripción literal de la rueda de prensa conjunta de Tony Blair y José Luis Rodríguez Zapatero celebrada el martes 3 de octubre de 2006.

"Gracias, Sevilla" por Mercedes Cordero

Por Narrador - 2 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: - Tregua Etarra

Un gentío desbordaba el margen del Guadalquivir, era una locura llegar entre los cortes, las trabas burocráticas, las obras, el vientre abierto de la ciudad, pero («Aquí estamos, nosotros No Matamos») defendiendo la libertad, y los derechos más humanos, los de las víctimas. No vamos a entrar en el regateo de unos miles de personas más o menos, el sabernos unidos en la resistencia es lo que cuenta.

Decía Teresa Jiménez Becerril que tenía miedo de la respuesta, que podía ser corta porque ésta es una ciudad indolente, acostumbrada a bajar la cabeza ante las presiones del poder, pero esta vez sus paisanos no nos han decepcionado. Al contrario. Queremos saber la verdad, y si hay que poner la otra mejilla pues se pone porque en mi nombre no nos rendimos, señores diputados del Frente del Silencio frente al horror. Y los decibelios de nuestros gritos por la libertad tienen que resonar por encima del atronar de las pistolas aún humeantes tras llevarse la vida de los nuestros. No estaba Chávez, ni Monteseirín. Uno y otro han perdido la ocasión de abrazarse con las víctimas, cuando la mitad de ellas son andaluzas, pero había otra gente de su partido, estaba Gotxone. Para estar con Irene Villa y todos los demás supervivientes del fanatismo y el odio, han venido a esta Sevilla de todas partes y muchas horas de autocar de Alicante, Zaragoza, Huelva, Murcia, Cuenca o Granada. Y todos prometían «el 25 en Bruselas», porque los europeos tienen que saber cual es la verdad de esto que llaman proceso de Paz. Esa es la cuestión: La Verdad. No queremos ser cómplices de ninguna verdad oficial. Les debemos a nuestras familias, por lo menos, la dignidad de investigar todos los por qués.

  

Mercedes Cordero es Delegada de la AVT en Sevilla

Publicado por el diario LA RAZON el lunes 2 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

El «proceso»: las razones del bloqueo

Por Narrador - 2 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: - Tregua Etarra

Madrid - La situación de «bloqueo» en la que se encuentra el «proceso» se debe a que el Gobierno y ETA mantienen dos concepciones diferentes del mismo. El Ejecutivo piensa que es un camino para llegar a la paz, al final del terrorismo. La banda, por el contrario, fiel a su historia y a los que han sido sus objetivos estratégicos, lo concibe como un medio para lograr la independencia del País Vasco (con la anexión de Navarra y territorios del sur de Francia) en el que quiere implantar el «socialismo» (una república de carácter marxista).

Algo ha tenido que fallar para que una negociación que se presentaba como la principal baza política de nuestro Gobierno haya encallado en tan poco espacio de tiempo. Las conversaciones previas que ambas partes han mantenido durante años, a través de los socialistas vascos y Batasuna, o directamente con la banda, no parecen haber servido para otra cosa que para conseguir la declaración de alto el fuego. Y eso a cambio de unas concesiones que los terroristas reclaman pero que el Ejecutivo ignora.

Mala información

Descartada la mala fe del Gobierno, hay que pensar que no ha tenido buena información. Los que le contaron que ETA estaba dispuesta a dejar las armas y poco menos que a rendirse (como los que, más tarde, le transmitieron que Batasuna estaba presta a legalizarse) manejaban fuentes a las que no se les debe consultar ni la hora o actuaban bajo el peligroso principio de decir al que está en el poder lo que quiere oír. O, lo que es peor, se guiaban por un voluntarismo suicida, según el cual los pistoleros estaban ya aburridos de serlo.

¿De qué datos concretos disponía el Gobierno para pensar que las cosas habían cambiado en ETA? Hay un personaje que tiene todas las claves para contestar a esta pregunta: el dirigente socialista vasco Jesús Eguiguren, que permanece en un absoluto silencio (¿obligado o voluntario?) y que ha sido el protagonista, junto con el etarra José Antonio Urruticoechea Bengoechea, «Josu Ternera», de las conversaciones previas que condujeron a la declaración de alto el fuego.

Eguiguren es una persona que vive desde hace muchos años con la obsesión de la «solución negociada» (del «conflicto», como tanto les gusta a los terroristas denominar el problema que ellos mismos han creado). Basta repasar las hemerotecas para encontrar numerosas declaraciones, en las que, ante el comienzo de unas negociaciones, anunciaba el inminente final de ETA (1988-1989). Es más menos lo que, por lo visto, ha aventurado ahora, esperemos que con más tino, porque desde entonces la banda ha asesinado a muchas personas.

Un político tan proclive a las posturas negociadoras, defendidas por ETA desde la década de los setenta, cuando se apercibió de que no podía derrotar «militarmente» a España, ¿era la persona idónea para mantener los contactos con la banda? ¿No hubiera sido mejor un personaje no tan involucrado en el problema? Son preguntas cuya contestación ya no va resolver nada pero que pueden dar una pista sobre lo que ha ocurrido.

Compromisos

La situación de «bloqueo» se debe también, además de la diferente concepción del «proceso», a que la banda reclama el cumplimiento de unos compromisos que supuestamente se le hicieron y que fueron los que le decidieron a conceder el alto el fuego. Los meses previos al anuncio de la tregua estuvieron salpicados de tomas de postura de quienes dentro ETA se oponían a esta medida. LA RAZÓN informó en exclusiva de la carta que el preso José Javier Arizcuren, «Kantauri», miembro de una «ejecutiva» etarra dentro de las cárceles, con tanto peso como la que está en el exterior, había mandado a sus compañeros. Sólo una labor «pedagógica» de Josu Ternera, que esgrimió ante los «irreductibles», esos supuestos compromisos, consiguió convencer a la mayoría en una organización en la que se debaten los pasos a dar pero que, una vez decididos, ya no se discuten.

El Gobierno, en el segundo año de su mandato, se encontraba en caída libre en las encuestas. El PP no sólo se le había acercado sino que, según algunos sondeos, superaba al PSOE. La tregua era necesaria si se quería invertir esa tendencia y el anuncio de ETA lo permitió. Cabe pensar que Eguiguren y los que le acompañaron a los contactos con «Ternera» forzaron la situación. Las conversaciones previas, como ha quedado demostrado, no habían «cocinado» de manera suficiente el asunto y no se habían previsto muchas circunstancias. ¿Se prometió? ¿Se dieron por supuestas muchas cosas? ¿Se dieron a entender otras? Da lo mismo. ETA tomó nota de lo que, pensaban ellos, se le concedía y puso en marcha la maquinaria de la tregua para seguir en el camino de la consecución de sus objetivos.

Era una estrategia peligrosa y equivocada. La bestia no iba a tardar mucho en reclamar lo que consideraba suyo con advertencias tan significativas como la de que no se podía utilizar el «proceso» para tratar de obtener réditos electorales. El Gobierno había ganado la batalla de las encuestas pero se metía en un laberinto sin mapa.

Dos soluciones

Ante la situación de «bloqueo» caben dos soluciones. La que, al parecer, se intenta por parte de los socialistas vascos con el beneplácito de La Moncloa: constituir a toda costa la famosa «mesa» para que los proetarras, y también los nacionalista, piden contenidos concretos (en una palabra, discutir los plazos y los métodos que lleven a la independencia), y, de paso, hallar una fórmula para que Batasuna, legal o no, participe.

O por el contrario, suspender temporalmente el proceso, buscar un acercamiento sincero, sin trampas, con el Partido Popular y transmitir a los pistoleros y a los que les apoyan una imagen de unidad desde la unidad de España. Si alguien pretende ganar votos con el terrorismo que mire hacia atrás. No está tan lejano el 14 de marzo de 2004. Al final, siempre se pierde.

Una información de J. M. Zuloaga publicada por el diario LA RAZON el lunes 2 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Otros mensajes en - Tregua Etarra