El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Unión Europea

La Unión Europea recorta un 23% los fondos para el desarrollo rural de España

Por Narrador - 13 de Septiembre, 2006, 7:00, Categoría: Unión Europea

BRUSELAS / MADRID. España sufrirá un importante recorte de hasta un 23% de los fondos para el desarrollo rural que recibirá en el periodo 2007-2013, según los datos dados a conocer ayer por la Unión Europea. Ello es consecuencia del acuerdo sobre perspectivas financieras para este periodo, que apoyó en diciembre de 2005 el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que supone una importante merma de ingresos para España.

A España le han asignado 7.213,9 millones frente a los 9.355,7 que recibió durante el periodo anterior (2000-2006). Ello supone una reducción de un 23% con respecto al periodo pasado, cuando fue el máximo receptor de estos fondos, tras Polonia, con una media anual de 1.336,5 millones de euros.

Regiones más beneficiadas

Durante los próximos siete años España será entonces el cuarto país de la UE que más fondos reciba detrás de Polonia, que absorberá 13.230 millones de euros, Italia, 8.292 millones y Alemania que recibirá 8.112 millones de euros de las arcas comunitarias.

Del total de 7.214 millones que recibirá España, un mínimo de 3.178 millones de euros deberán recaer sobre las regiones llamadas «de convergencia», o lo que es lo mismo, aquéllas con un PIB inferior al 75% de la media comunitaria, A este grupo pertenecen Galicia, Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.

La UE destinará un total de 77.662,7 millones de euros a medidas para el desarrollo rural, aunque la distribución anunciada ayer tendrá que ser modificada cuando Bulgaria y Rumanía se incorporen a la UE.

«Clamor» contra el recorte

Este recorte ha sido criticado por las organizaciones agrarias. Así, Asaja recuerda que es una de las consecuencias más graves del acuerdo sobre perspectivas financieras y que en este paquete de ayudas se introduce la Red Natura, que antes no contaba con presupuesto.

Por su parte, la UPA consideró «insuficientes» los fondos comunitarios asignados y afirmó que «no cubre las necesidades reales del mundo rural».

Finalmente, el consejero de Agricultura de Castilla y León, José Valín, advirtió al Gobierno que hay un «clamor» en el sector agrario por la reducción de ayudas europeas.

   

Una información de L. Villena y P. Cervilla publicada en el diario ABC el miércoles 13 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Chirac avisa a Zapatero de que la misión en Líbano puede ser «peligrosa en pocos meses»

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2006, 7:00, Categoría: Unión Europea

HELSINKI. El presidente de la República francesa, Jacques Chirac, reconoció ante el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que le inquieta la suerte que puedan correr los soldados europeos que están en Líbano, al tiempo que vinculó el futuro de esta misión, a la que España contribuirá con 1.100 soldados, con la actitud de Hizbolá y, a su vez, con las negociaciones que mantiene la comunidad internacional con Irán sobre su programa nuclear.

«No habrá problemas en tres o cuatro meses, porque al menos Hizbulá está un poco debilitada. Pero en tres, cuatro o cinco meses puede ser peligroso. Estoy un poco inquieto por el futuro», fue la advertencia exacta que Chirac hizo a Zapatero el domingo en Helsinki, durante la inauguración de la sexta cumbre Unión Europea-Asia (ASEM en sus siglas en inglés).

La conversación se desarrolló de manera privada, aunque una cámara de la televisión francesa la captó y luego la reprodujo subtitulada para paliar los problemas de sonido.

Chirac también decía a Zapatero que «la evolución de la situación dependerá de las negociaciones con Irán», país que es el principal suministrador de armas a la milicia chií, e insistía en que «es muy importante que Europa y los países musulmanes, en particular de Asia, envíen soldados a la FPNUL. Esto es muy positivo».

Enfado francés

Este hecho, el que se reprodujera una conversación supuestamente privada, provocó un enorme enfado del político francés que ayer, y ya en una rueda de prensa oficial, aseguró que «se trataba de un comentario que he tenido la imprudencia de pronunciar, sin darme cuenta de que estaba siendo pura y simplemente robado».

Según Chirac, se trataba de una «reflexión común» con el jefe del Gobierno español ya que «reflexionábamos tranquilamente» y «me acordaré de esto ya que no tienen derecho a utilizar de forma tan ligera mis declaraciones sobre un asunto que puede tener repercusiones sobre la vida de hombres, y entre ellos franceses». Pero en ningún momento se desdijo del contenido de la conversación captada ni quiso quitar importancia al aviso.

Por otra parte, y como resultado de los contactos bilaterales que han podido celebrar los líderes europeos y asiáticos durante esta cumbre de ASEM, Chirac anunció que es bastante probable que China participe también en Finul (Fuerza Internacional de Naciones Unidas para Líbano) con aproximadamente 1.000 soldados, que se sumarían a los 200 ingenieros chinos que están ya sobre la zona ayudando en las tareas de reconstrucción civil del país.

La Unión Europea se ha comprometido a aportar más de la mitad de los 15.000 militares que, bajo bandera de la ONU, serán enviados al Líbano para reforzar a Finul en ese país y garantizar el cese definitivo del conflicto bélico entre Israel y la guerrilla libanesa chií de Hizbolá.

Por su parte, Fernando Moraleda, secretario de Estado de Comunicación, tuvo que salir a explicar el episodio de la conversación captada por la televisión francesa, ya que Zapatero eludió comparecer ante la prensa. El portavoz gubernamental se limitó a decir que los gobiernos de ambos países se han adquirido «un protagonismo y una corresponsabilidad de primer orden» en el despligue de tropas en la zona y que la interlocución entre España y Francia es «obvia».

Sobre los peligros que los soldados españoles ya corren en otras misiones «de paz», según el término empleado por el Gobierno, como es el caso de los 840 paracaidistas y legionarios destinados en Afganistán, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comentó ayer que la misión española continuará allí «en los mismos términos que hasta ahora».

Misión compleja

Alonso destacó en declaraciones a Antena 3 que la contribución de las tropas españolas a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN desplegada desde finales de julio en el sur el país asiático «es más que suficiente». La OTAN tomó entonces el control de la seguridad de esta zona que hasta ahora estaba en manos de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos.

El ministro admitió que la situación de los soldados españoles destinados a Afganistán es «de riesgo indudablemente» y que la expansión de las fuerzas de la OTAN hacia el sur «esta siendo complicada», aunque quiso dejar claro que se desarrolla «según lo previsto». El propio presidente de la comisión militar de las fuerzas de la OTAN, el general Ray Henault, reconoció hace tres días que «Afganistán es la misión más compleja que haya emprendido la OTAN».

Alonso quiso salir al paso de las críticas vertidas desde el PP contra el Gobierno, en las que aseguran que ahora hay más soldados en el extranjero que nunca. El ministro respondió que lo importante no es la cantidad, sino que lo verdaderamente relevante a la hora de tener tropas en el exterior reside en «cómo están» en esos países.

En este sentido, el ministro afirmó que las relaciones internacionales del Gobierno socialista se someten a la «disciplina ética de las Naciones Unidas», como debería hacer el resto de la comunidad internacional. Además, aseguró que el Ejecutivo de Zapatero «nunca» enviará tropas «si no es para ayudar» y para «hacer la paz y no la guerra».

Ante la situación de guerra que se da en Afganistán, según los propios informes internos del Estado Mayor de la Defensa desvelado el pasaso domingo por ABC, el PP ha acusado al Gobierno de ocultar la verdad a los españoles mientras que Izquierda Unida pide que los militares vuelvan a casa.

   

Una información de Maribel Núñez publicada en el diario ABC el martes 12 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Escuche a Florentino Portero sobre el Despliegue Militar en España en La Mañana ce COPE

De la Vega pide más medios contra los cayucos pero la UE sólo ofrece reuniones

Por Narrador - 31 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: Unión Europea

La vicepresidenta concretó su lista de necesidades: «Barcos, aviones y más personal». A lo único que se comprometió Frattini es a pedir «solidaridad» a los 25 y a convocar una minicumbre en España

BRUSELAS.- «El control y seguridad de la frontera requiere aportar más barcos, más patrulleras, más aviones y más personal». Así de clara se mostró ayer la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, en Bruselas, donde ha concluido un periplo diplomático de dos días en busca de solidaridad europea para luchar contra la llegada masiva de cayucos a las Islas Canarias. La respuesta comunitaria ha sido un mea culpa por la lentitud de la reacción, una vaga promesa de mayor efectividad y rapidez, y varios encuentros ministeriales para convencer a los Estados miembros de que la inmigración es un problema de todos y que, por lo tanto, todos tienen que colaborar.

«Por pocos medios que ponga cada país, si todos los países contribuyen, le aseguro que tendremos los medios suficientes», afirmó la vicepresidenta ante la petición de que cuantificara las necesidades españolas para frenar la llegada de cayucos. Sin embargo, a pesar de las promesas de los gobiernos europeos, hasta ahora sólo cuatro países han contribuido con medios técnicos -patrulleras o aviones- a la misión que la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) está desarrollando en Canarias.

«Voy a hacer un llamamiento a la solidaridad por lo que se refiere a los medios concretos», explicó el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Interior, Franco Frattini, que añadió que lo hará en el encuentro informal de ministros del ramo el próximo mes en Tampere (Finlandia).

Sobre esa mesa también estará la propuesta de Frattini de ampliar hasta el mes de diciembre la misión de Frontex en Canarias. «Propondré al Consejo prologar esta misión hasta finales de año porque no podemos limitarnos a 8 o 9 semanas para evaluar la eficacia concreta de la primera misión europea. Hace falta mucho más tiempo».

Más medios y más tiempo han sido las exigencias de la vicepresidenta española, quien, además, reprochó la «lentitud» con la que se ha llevado a cabo el despliegue de la misión europea. «Creemos que el camino iniciado es el camino correcto, pero hay que recorrerlo con más medios, con más celeridad y con una mejor coordinación». En concreto, «como mínimo hay que duplicar los medios para tener garantías de que Frontex funciona», precisó De la Vega en una reunión posterior con los periodistas.

Frattini asumió su cuota de responsabilidad sobre estas críticas pero las achacó a «la falta de experiencia» en este tipo de misiones ya que se trata de una operación «sin precedentes». De la Vega recordó a Frattini su compromiso personal de hacer funcionar Frontex con más medios, más eficacia y mejor coordinación antes de finales de año.

El otro tema pendiente para España es la necesidad de poner en marcha un diálogo político con Africa, cerrar acuerdos de repatriación e intensificar los medios para luchar contra el problema en origen, a saber, la pobreza.

Aunque no ha habido respuestas concretas e inmediatas, De la Vega se va satisfecha a España por entender que la inmigración está cada vez más en la agenda política de la UE. Ayer, coincidiendo con su visita, el colegio de comisarios aprobó la creación de un grupo de trabajo permanente, coordinado por Frattini, para tener un enfoque global en el problema de la inmigración. Además, el comisario ha confirmado ya su participación en la reunión ministerial de países mediterráneos que se celebrará, en las próximas semanas, en España a instancias del Gobierno de Zapatero, para avanzar en la elaboración del «modelo europeo de gestión de la frontera marítima» que implica peculiaridades como el «patrullaje y vigilancia, salvamento y rescate, identificación y documentación y retorno y repatriación».

La inmigración será también uno de los temas principales de las dos cumbres de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrarán en octubre y en diciembre y de las que se espera que salga «un verdadero modelo de vigilancia y gestión de las fronteras marítimas». El Ejecutivo español reconoce que todavía falta mucho por hacer, empezando por convencer a todos los Estados miembros para que se impliquen en esta lucha.

De la Vega explicó, además, que en la cumbre de octubre en la localidad finlandesa de Lathi se presentará un estudio de viabilidad para un «sistema europeo de vigilancia marítima». También indicó que Frattini se había comprometido a «buscar instrumentos para abordar el tema de los menores inmigrantes y financiar instrumentos de acogida y formación».

Frattini afirmó que el colegio de comisarios debatió este miércoles la crisis migratoria y acordó establecer un grupo de trabajo permanente de todos los comisarios con responsabilidad en esta área para mejorar la coordinación interna del Ejecutivo comunitario.

La comisaria europea de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, que también se reunió con De la Vega, reiteró que la Comisión está «muy preocupada» por el problema de los flujos migratorios que llegan a España, pero también a Malta e Italia, y recordó que ya se han movilizado dos millones de euros para Mauritania, y se han aumentado de 40 a 67 millones de euros los fondos destinados a Marruecos para la gestión de fronteras.

  

Una información de Elena Aljabilla publicada en el diario EL MUNDO el jueves 31 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La UE asegura que España no ha solicitado aún la ayuda extra que prometió Zapatero

Por Narrador - 22 de Agosto, 2006, 8:00, Categoría: Unión Europea

Finlandia dice que se ha enterado «por la prensa» de la visita de De la Vega anunciada por el presidente

Madrid - Las cifras de los inmigrantes que han llegado al archipiélago canario en lo que va de año -más de 18.000 - sólo corrobora la situación extrema que viven las islas y da una idea de la dimensión de la tragedia. El Gobierno autónomico está desbordado, los centros de acogida colapsados, las comunidades se quejan del reparto de «sin papeles» que el Ejecutivo lleva a cabo... Ante la gravedad de la situación, José Luis Rodríguez Zapatero anunció el pasado sábado a bombo y platillo que España «exigiría nuevos y más compromisos» a la Unión Europea para frenar la inmigración irregular.

Para darle forma a esa promesa el presidente del Gobierno adelantó que el ministro del Interior visitaría Senegal y la vicepresidenta primera del Ejecutivo materializaría esas exigencias a la UE en un viaje a Finlandia, que preside este semestre la Unión Europea. Ayer, la única información que el Ministerio de Exteriores finlandés tenía del viaje de Teresa Fernández de la Vega eran las palabras de Zapatero que habían recogido diversos medios de comunicación, informa Europa Press.

«No ha pedido nada». Mientras, el portavoz de la Comisión Europea para asuntos de Justicia, Libertad y Seguridad, Friso Roscam, explicó en Bruselas que el Ejecutivo comunitario «comprende la frustración que sienten los ciudadanos y las autoridades de Canarias» ante la última avalancha de cayucos con inmigrantes, pero que por el momento España «no había pedido nada ni al comisario Franco Frattini ni a Frontex» para complementar la misión actual en marcha.

Por tanto, de las promesas de Zapatero del sábado sólo se cumplía el viaje de Alfredo Pérez Rubalcaba. Fuentes del Palacio de la Moncloa indicaron, por su parte, que De la Vega no preveía desplazarse a Finlandia antes del Consejo de Ministros de esta semana, es decir, no antes de este viernes. En cualquier caso, los viajes oficiales a los países emisores de inmigrantes ilegales no han dado sus frutos. O al menos, no en la medida que se esperaba.

El PSOE europeo pide explicaciones. Tanto es así que el grupo de los socialistas españoles en el Parlamento Europeo formulará a la Comisión Europea una pregunta para conocer cuáles son las causas de la «lenta respuesta» que está teniendo Frontex para enviar una misión de vigilancia marítima a Canarias que fue anunciada «a finales del mes de mayo». La eurodiputada socialista Elena Valenciano recordó ayer en un comunicado que «ese compromiso ha tardado tres meses en realizarse y queremos conocer las razones». Valenciano se mostró comprensiva con «las dificultades operativas de este tipo de misiones», pero apuntó que «la Comisión no puede demorar su ayuda ante un problema que es, como tal vez ningún otro, un problema europeo».

Tal y como sostiene la Comisión, la eurodiputada admitió que «la inmigración ilegal de origen subsahariano no tiene, seguramente, una respuesta a corto y ni siquiera a medio plazo», pero aseguró que si existe «alguna solución, es a nivel europeo», para evitar que sea un único país el que asuma toda la responsabilidad.

Trámites administrativos. La operación europea de control de la inmigración ilegal en el Atlántico se ha puesto en marcha una vez que la Agencia Europea de Fronteras concluyó todos los trámites administrativos imprescindibles para el desarrollo del operativo. La aportación de Frontex es de dos barcos y dos aviones, que se suman a los efectivos españoles, otros dos barcos y dos helicópteros.

La misión contará con la presencia de una embarcación aportada por Portugal, que zarpó hacia la zona donde se realizarán las patrullas conjuntas. A ella se unirán los medios cedidos por Italia: una embarcación de vigilancia costera de 54 metros de eslora de la Guardia Costera y un avión de la Guarda de Finanzas que se añadirá en los próximos días al dispositivo. Además, Finlandia también aporta un avión de su Guardia Costera.

Los medios desplegados se completan con los dos barcos españoles que ya trabajan en la zona -la patrullera de la Guardia Civil «Río Duero» y el buque «Petrel», de Vigilancia Aduanera-, y dos helicópteros -uno de la Guardia Civil, que ya se encuentra en Mauritania, y otro del Cuerpo Nacional de Policía, que se enviará a la zona próximamente-. Ambos realizarán trabajos de vigilancia y apoyo al despliegue marítimo en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. Desde el pasado junio se ha interceptado a casi un millar de inmigrantes irregulares, tanto en territorio como en aguas de Mauritania.

Una información de P. Moreno publicada en el diario LA RAZON el martes 22 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

España quedó fuera de una mini cumbre europea sobre terrorismo

Por Narrador - 18 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: Unión Europea

Gran Bretaña, Alemania, Francia, Portugal, Finlandia y Eslovenia estudiaron nuevas medidas de seguridad para los aeropuertos de la UE

MADRID.- Estaban los principales países de la Unión Europea. Y España, que ha sido el país más perjudicado por el terrorismo islamista, se quedó fuera.

A la reunión celebrada el pasado miércoles en Londres acudieron además de los representantes del Ejecutivo británico, dirigentes de Alemania, Francia, Portugal, Finlandia y Eslovenia. También estuvo presente el comisario de Justicia, Libertad y Seguridad de la Unión Europa Franco Frattini. La mini cumbre se celebró a instancia de Finlandia, que ocupa la presidencia de la UE.

Sobre la mesa, la necesidad de incrementar las medidas de seguridad en la Unión Europea, tras el descubrimiento en Gran Bretaña de un nuevo plan terrorista para atentar en aviones con destino a Estados Unidos. Según explicaron fuentes del Ministerio del Interior, España no fue invitada a este encuentro, pese a ser el país más afectado de Europa por el terrorismo internacional ya que se incluyó a la actual presidencia de la UE y a los países que próximamente ocuparán las presidencias de turno de la UE: Alemania, Eslovenia, Portugal y Francia.

Es la primera vez desde hace muchos años en que España se queda fuera de una mini cumbre europea sobre terrorismo. Aunque en dicho encuentro informal de esta «reunión reducida» (como fue calificada ayer por Interior) no se llegó a acuerdos concretos, sí se pusieron sobre la mesa algunas cuestiones para aumentar la seguridad en la lucha contra el terrorismo internacional. En muchas de estas iniciativas, todos los países participantes se mostraron de acuerdo. Primero recibieron una larga explicación de mandos del MI5 británico sobre la reciente operación policial. Además, los países presentes acordaron celebrar antes de final de mes una cumbre europea con los representantes de los servicios policiales.

Todos los asistentes consideraron necesario incrementar los dispositivos de seguridad en los aeropuertos europeos. Así, defendieron la necesidad de aumentar los controles en la documentación de los viajeros. También coincidieron en que había que incrementar la vigilancia sobre los elementos líquidos que viajen en los equipajes de mano. Se trata de detectar posibles componentes explosivos, como los que pretendía utilizar la última célula desactivada.

   

Una información de Fernando Lázaro publicada en el diario EL MUNDO el viernes 18 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Europa reduce a dos barcos y un avión la ayuda a España para frenar los cayucos

Por Narrador - 6 de Agosto, 2006, 8:00, Categoría: Unión Europea

Menos de 500 repatriados: Mauritania. Este país ha aceptado 260 inmigrantes. El primer vuelo, con 170 africanos, se fletó el 29 de marzo. Senegal. Envueltas en una gran polémica, las repatriaciones se han saldado con 149 devoluciones. Pequeños grupos de 33 y 40 indocumentados han sido trasladados de nuevo a Guinea Bissau y Conakry. En total, son 482 repatriados según la Policía. El delegado del Gobierno en Canarias asegura que son dos mil.

LAS PALMAS/MADRID. Un barco y un avión italianos y otro buque portugués. Esos son a día de hoy, tras dos meses de negociación, los únicos medios materiales confirmados oficialmente a la Agencia europea de control de fronteras (Frontex) para frenar la salida de cayucos de Mauritania, Senegal y Cabo Verde con rumbo a Canarias. El resto lo tendrá que aportar España: dos embarcaciones que ya patrullan en Mauritania -una de la Guardia Civil y otra de Vigilancia Aduanera- y un helicóptero, operativo en esa zona desde julio, según confirmó el Ministerio del Interior. El proyecto «Hera», aireado a bombo y platillo por el Gobierno las últimas semanas, queda reducido de momento a esas infraestructuras y sigue pendiente de fecha de inicio tras sucesivos retrasos.

Frontex achaca la demora a España, que se atascó en la negociación con Senegal para patrullar en sus aguas, mientras que para el Gobierno se trata de un retraso «burocrático». Se sabe que el plan durará siete semanas, entre este mes y septiembre, pero no cuando empezará -«en unos días», según precisó el viernes la vicepresidenta De la Vega- ni en qué condiciones. El primer compromiso de la UE para luchar contra la inmigración ilegal, vía marítima, nace así diezmado.

El boceto inicial acordado por diez países en Madrid a finales de mayo, en la segunda oleada del año de «sin papeles», incluía cinco patrulleras, cinco helicópteros, un avión de apoyo, oficiales de enlace y tripulaciones, con el objetivo de blindar las cinco zonas de la costa atlántica africana desde las que parten cada día los cayucos cargados de inmigrantes -en lo que va de año han llegado cerca de 15.000 sólo a Canarias-. El Gobierno puso entonces el énfasis en la importancia del gesto más que en el dinero, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, calificó la decisión de «avance histórico».

Pero el proyecto, a la vista de los retrasos y las enmiendas, va camino de quedar en guiño más que en gesto. Sobre el papel, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Grecia, Países Bajos, Austria, Finlandia y Portugal estaban dispuestos a dar cobertura técnica y humana al operativo coordinado por Frontex. La lista se amplió con cuatro países más -Estonia, Dinamarca, Polonia y Noruega- en una reunión en Madrid a finales de junio.

El paso de las semanas y las urgencias de cada estado fueron atemperando y rebajando medios materiales. Así, Finlandia, que anunció el envío de un avión en junio, mantiene su oferta sólo para una parte de la misión y dependiendo de las fechas en que se lleve a cabo, según informó el pasado martes la Agencia europea de fronteras. Igual que el Reino Unido. El barco portugués se destinará en exclusiva a Cabo Verde, a petición del Gobierno luso. Otros países ofrecieron medios con tan poco entusiasmo que eran inútiles para la misión, caso de patrulleras que no servían para el arrastre o el salvamento de vidas.

A falta de principio, desarrollo y resultado, el Gobierno considera que este proyecto es una plasmación del papel de «liderazgo» de España a la hora de fijar una política europea de inmigración. Según manifestó el viernes, De la Vega confía en que se demuestre la eficacia del operativo en el «medio y largo plazo». El problema es que, de momento, no existe largo plazo, porque la «Hera», dotada con 4,7 millones, durará sólo siete semanas. Ese dinero, además, hay que repartirlo con Malta para un dispositivo gemelo.

Tres, dos, uno... «en unos días»

Tampoco está definido el desarrollo de otros puntos de la operación como la puesta en marcha de un centro de coordinación en Tenerife -en el que tendrían presencia Frontex, Policía y Guardia Civil- o el trabajo de los agentes especialistas en identificación de inmigrantes, que según la versión oficial están trabajando en Canarias desde el pasado día 20. Mientras el delegado del Gobierno, José Segura, afirma que la misión funciona desde hace ya un mes, el portavoz del Ejecutivo regional, Miguel Becerra, asegura que desde el Gobierno central no han confirmado aún tal extremo.

El «Hera» se suma a la prolija lista de planes nacionales surgidos en los últimos meses como mecanismo de acción-reacción del Gobierno ante cada crisis de «sin papeles». Se trata de planes que reproducen, además, el grueso de las medidas ya contenidas en sus predecesores. El Integral de Seguridad para Canarias, aprobado en Consejo de Ministros el viernes de la semana pasada, es el tercero que recoge «soluciones» para la lucha contra la inmigración en el plazo de un año. Antes que éste fueron el Plan de Inmigración Canarias-Estado (junio de 2005) y el Plan África (mayo de 2006), que han convivido además con otros puntuales como el «Sea Horse» -dos millones para patrullas conjuntas con Marruecos, oficiales españoles de enlace y formación- o el «Atlantis» -patrullas mixtas con Mauritania que están aún en marcha-. Y eso sin olvidar medidas de choque como el anunciado satélite vigía o la sirga tridimensional en las vallas de Ceuta y Melilla.

«No es necesario que plasmen las mismas propuestas plan tras plan, lo que es urgente es que sean definitivas» critican los nacionalistas canarios. El primero de los documentos, que firmó orgulloso el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, en Tenerife, fue dotado con 190 millones de euros. Caldera lo definió como un «precedente para otras partes del territorio nacional».

SIVE, menores, playas...

Entre otras medidas, se refiere a la «necesidad de dotar de más medios a la atención a pie de playa que realiza Cruz Roja en Fuerteventura (única isla donde existía este servicio) y de extenderla a Lanzarote y Gran Canaria, además de donde pudieran dirigirse las nuevas corrientes de inmigrantes». Ese punto se ha tenido que desarrollar por la vía de urgencia ante las sucesivas avalanchas de inmigrantes.

El SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior) es otra espinita clavada en todos los planes. A lo largo de 2006, se especifica en el primer documento, se instalarán estaciones fijas primero en Lanzarote y luego en Gran Canaria; no se habla de ninguna de las islas de la provincia occidental, donde recala la mayoría de las piraguas en este momento. Según la Delegación del Gobierno, en Lanzarote está ya muy avanzado el sistema y se está estudiando el terreno en Gran Canaria.

La receta pasaba también por el refuerzo de las unidades policiales, el incremento de esfuerzos diplomáticos para activar las repatriaciones, la reforma de los centros de internamiento canarios y la construcción de nuevas instalaciones, o la mejora de la atención prestada a los menores extranjeros no acompañados. Canarias acoge a más de 500 menores (más del doble del cupo fijado) y aún tendrá que esperar hasta septiembre para saber si estos jóvenes acabarán en otras comunidades; la construcción de un nuevo centro sigue a la espera y las reformas en el de Fuerteventura fueron anunciadas por el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, un día después de que Zapatero comenzase sus vacaciones en Lanzarote. El refuerzo de las unidades policiales llega poco a poco, pero es insuficiente «a todas luces», según denuncian los agentes de ambas provincias.

En cuanto al Integral de Seguridad (2006-2008), una petición de CC en el Congreso, vuelve a recoger muchas de las anteriores propuestas con una dotación de 50 millones. Atención a pie de playa, repatriaciones y derivaciones, reformas en el centro de Fuerteventura y construcción de uno nuevo en Lanzarote son algunos de sus contenidos. Y cómo no, control de las costas y ampliación del SIVE «a todo el Archipiélago», aunque sin fecha.

El Plan África, que pone el acento en las relaciones diplomáticas con los países emisores de inmigración y en los mecanismos de repatriación, también repite que se «intensificarán las medidas del control de fronteras, y la obtención de información acerca de las rutas». Objetivo que, según De la Vega, se lograría, asimismo, gracias a un satélite cuya contratación anunció en mayo de 2006. Un satélite del que poco se sabe y que, según fuentes policiales y del Ejecutivo regional, nunca fue contratado. «¿Cómo explicar si no que sigan llegando cayucos a playas de bañistas y a plena luz del día?».

  

Una información de Erena Calvo y Cruz Morcillo publicada en el diario ABC el domingo 6 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Bono y la Defensa Europea

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 16:59, Categoría: Unión Europea

No es que tenga demasiada importancia lo que diga Bono sobre materias de defensa pero nosotros se lo contamos. En un artículo conjunto con su homólogo portugués publicado en EL PAIS abogan por reforzar los instrumentos de cooperación entre ambos países. “Participamos del mismo concepto de seguridad ligada estrechamente a nuestros aliados y nuestros socios europeos.” Lo dicho: no se lo tomen demasiado en serio.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

UN COMPROMISO COMÚN EN LA SEGURIDAD Y DEFENSA EUROPEA

José Bono (ministro de Defensa de España) y Luis Felipe Marques Amado (ministro de Defensa de Portugal)

Los ministros de Defensa de España y Portugal abogan por reforzar los instrumentos de cooperación entre ambos países

Mañana en Berlín, en la reunión informal de ministros de Defensa de los países de la Alianza Atlántica, nos volveremos a encontrar el de España y el de Portugal.

Españoles y portugueses compartimos solar en nuestra Península Ibérica, mas no nos limitamos a mantener unas relaciones excelentes como países vecinos; buscamos además una visión convergente en los asuntos de la defensa y de la seguridad, materias de importancia crucial para el bienestar y el futuro de nuestros países.

Los dos ministros nos hemos reunido en varias ocasiones, en Lisboa y en Madrid, constatando una sintonía plena en los asuntos que nos competen. Tenemos muchas cosas en común; nuestra situación geográfica y nuestra historia determinan parámetros en gran medida coincidentes para el desarrollo de nuestras políticas de defensa respectivas. En primer lugar, somos europeos, solidarios con los demás del continente, lo que nos lleva a participar activamente en la OTAN y en la Unión Europea. Nuestra ubicación geográfica hace que nuestras áreas de interés estratégico vengan a coincidir en lo que respecta al Mediterráneo y a África. La historia nos vincula también a la otra orilla del Atlántico, donde tenemos fuertes lazos culturales y de amistad con los países de Iberoamérica y una larga relación de cooperación con los Estados Unidos.

España y Portugal participamos de un mismo concepto de seguridad, compartida o cooperativa, ligada estrechamente a la de nuestros aliados y socios europeos. En este sentido, nuestra colaboración dentro de la Alianza Atlántica nos garantiza la defensa colectiva. Sin embargo, no nos comportamos como meros receptores de seguridad; Portugal, uno de los fundadores de la OTAN, y España, incorporada en 1982, participamos en las diversas iniciativas aliadas a la vez que contribuimos al fomento de una visión concertada en el seno de la misma.

La cooperación entre nosotros es notable. Mutuamente nos hemos apoyado a la hora de crear los cuarteles generales de la OTAN en Retamares, en las cercanías de Madrid, y en Oeiras, próximo a Lisboa, y cada uno tenemos representantes en el ubicado en el país vecino, destacando entre ellos los respectivos jefes de Estado Mayor. Los dos países estamos implicados en el desarrollo de la Fuerza de Respuesta inmediata, elemento clave de la transformación de la Alianza. Así, desde el 1 de julio al 31 de diciembre de este año, España lidera el componente terrestre de dicha fuerza, a la que Portugal contribuye de una manera importante. En este ámbito, los dos aplaudimos la decisión de atribuir al cuartel general en Oeiras el adiestramiento y la certificación de dicha Fuerza de Respuesta, dentro de una OTAN más atenta a los desarrollos en su flanco sur.

Ambos, igualmente, estamos apostando por el desarrollo de una verdadera Política Europea de Seguridad y Defensa y de las capacidades militares necesarias para la gestión de crisis fuera del territorio de la Unión. Ya hemos dado pasos en la dirección adecuada, tales como definir la capacidad de reacción rápida de la Unión Europea y la creación del sistema de Grupos de Combate en alta disponibilidad. España participará en tres de los trece grupos ofertados por los Estados de la Unión y Portugal se encuentra en pleno proceso de incorporación de capacidades al grupo basado en la Fuerza Anfibia Hispano-Italiana, al tiempo que se prepara para participar en el futuro en un segundo Grupo de Combate de naturaleza terrestre.

Portugal y España concebimos nuestras políticas de defensa como uno de los caminos fundamentales para salvaguardar y proteger nuestros respectivos intereses nacionales, a la vez que como un compromiso con la paz y la seguridad internacionales, reconociendo el papel de Naciones Unidas como organización depositaria de la legalidad internacional, en cuyo marco deben tratarse las intervenciones para la gestión de crisis. Así, al amparo de la ONU, contribuimos, en la medida de nuestras posibilidades, en cuantas iniciativas y operaciones para el mantenimiento de la paz nos es posible, ya sea independientemente, bajo la bandera de la UE o como aliados de la OTAN.

Con bandera europea, trabajamos en la pacificación y reconstrucción de Bosnia-Herzegovina; como miembros de la OTAN estamos en Kosovo para asegurar un entorno estable, de convivencia pacífica y democrática, y en Afganistán, en pos de una estabilización que permita al Gobierno afgano democráticamente elegido asumir el control y crear así condiciones de paz y desarrollo. Sirva como ejemplo de nuestra cooperación en estos mismos teatros de operaciones, ahora que Portugal ha destacado su contingente en Afganistán, la cesión de las instalaciones españolas en Kabul para favorecer el despliegue portugués. De forma independiente, y también en el marco de Naciones Unidas, hemos contribuido a la paz y estabilidad internacional en Timor, por parte portuguesa, y actualmente en Haití, donde España mantiene un contingente con participación de Marruecos.

Nuestros intereses comunes son muchos e importantes, y especialmente en el área mediterránea, de gran valor estratégico. Para nosotros, el Mediterráneo constituye un espacio único que merece atención preferente e iniciativas específicas, como hemos defendido en todos los foros posibles: en la Alianza Atlántica, abogando por el fortalecimiento del diálogo político, las medidas de confianza y la cooperación militar, dando lugar a lo que se conoce como Diálogo Mediterráneo de la OTAN; en la Unión Europea, propiciando el denominado Proceso de Barcelona, sobre el cual hemos de reconocer que se ha progresado más en el campo del diálogo político que en el de seguridad; pero seguimos esforzándonos, como lo demuestra nuestro apoyo claro a la Iniciativa 5+5 (cinco países de la ribera norte: Portugal, España, Francia, Italia y Malta, más cinco de la ribera sur: Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia), encaminada a promover seguridad en el Mediterráneo Occidental.

Por otra parte, tanto Portugal como España mantenemos una gran relación con Iberoamérica. Desde sus inicios, en 1991, venimos participando en las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, cuyo objetivo es mantener el diálogo y la cooperación entre los Estados de lengua española y portuguesa de América y de Europa. El proceso de constitución de la Comunidad Iberoamericana de Naciones acaba de dar un salto importante: el nombramiento de un secretario general Iberoamericano en la reunión Plenaria de los Ministros de Asuntos Exteriores el pasado mes de mayo en Portugal. La XV Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Salamanca los próximos 14 y 15 de octubre, supondrá un nuevo paso en el proceso de institucionalización de las mismas y una profundización de las relaciones, incluyendo el ámbito de la defensa, entre todos sus miembros.

Finalmente, Portugal y España seguimos trabajando por la presencia de África en la agenda política de seguridad y defensa de las organizaciones de las que formamos parte, apoyando cuantos progresos se registran en cuanto a la prevención y resolución de conflictos, y señaladamente a través de procesos de integración regional.

La reunión de mañana en Berlín queremos que sea un paso más en la continuación de un esfuerzo: avanzar con ideas renovadas, espíritu constructivo y sentido solidario en la promoción de nuestros intereses comunes, reforzando los instrumentos de cooperación de los que nos hemos dotado, contribuyendo así a la paz y la seguridad internacionales y a un mejor y más profundo entendimiento entre los pueblos.