El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

PSOE

Bono en el Centro de Atención ¿Para rechazar la oferta?

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 10:00, Categoría: PSOE

Bono se inclina por rechazar la candidatura a alcalde de Madrid

Ha accedido a reflexionar sobre la oferta de Zapatero, pero no se siente motivado por la batalla municipal Paró ayer el intento de José Blanco de hacerle una oferta formal, pero el PSOE insistirá en proponérselo

MADRID.- José Bono, ex ministro y ex presidente de la Comunidad de Castilla-La Mancha, se inclina por rechazar la oferta hecha por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que encabece la candidatura a la Alcaldía de Madrid.

No obstante, según fuentes cercanas al ex ministro, la decisión final no la comunicará hasta el próximo domingo, previsiblemente, bien en un nuevo encuentro con Zapatero -con quien cenó la noche del pasado lunes en La Moncloa para tratar este asunto- o bien a través de una llamada de teléfono.

Sin embargo, la dirección del PSOE y la del Partido Socialista de Madrid (PSM) tienen decidido ya plantear oficialmente y por unanimidad al ex ministro que sea el candidato a la Alcaldía de Madrid, al entender que de sus declaraciones de ayer se desprende que aceptará la oferta.

Y es que el recién jubilado político José Bono salió del ascensor que le condujo a la quinta planta del Círculo de Bellas Artes como despistado. Iba sólo a presentar un libro sobre Irak titulado Y al final, la guerra, que han escrito Lorenzo Silva y Luis Miguel Francisco, editado por la Esfera de los Libros. Sigue en página 14

Sin embargo, un centenar de periodistas formaban una barrera para evitar su paso, aunque Bono tampoco quería pasar ni hizo esfuerzo alguno por hacerlo. Ymelda Navajo, directora de la Esfera de los Libros, se esforzó en decir: «¡Al final!». Pero no tuvo éxito. Bono se acercó voluntariamente a un multitudinario corrillo y habló de otra guerra, y más bien de lo que puede ser su inicio: la de la Alcaldía de Madrid. Y si bien no quiso desvelar si José Luis Rodríguez Zapatero se lo había propuesto, sí dijo: «El presidente cuenta con mi subordinación».

Luego, con la habilidad política que le caracteriza, de sus palabras bien podría desprenderse que dijo que sí, que dijo que no, o que dijo que tal vez; y todas las versiones serían válidas y veraces.

Quien apueste porque dijo que no quería, tiene su frase: «El partido sabe que yo quiero seguir en una segunda línea».

Quien apueste por el tal vez tiene otra: «Decidí dejar la primera línea política hace unos meses, para dedicarme a mi familia, con la conformidad y el beneplácito del presidente del Gobierno. En ello estoy».

Quien apueste porque es que sí, tiene más frases. Una de ellas, muy clara: «Debo decir que es algo que personalmente me agrada. No me amargan los dulces. Me alegra que en mi partido se acuerden de mí para un puesto de esa importancia».

Al final, tras miles de especulaciones, triunfó la idea de que Bono, tras varias negativas, ayer abrió la puerta a competir por la Alcaldía de Madrid. Y el PSOE y el PSM corrieron a recoger el guante.

Nadie duda que algo tuvo que influir un encuentro o cena celebrado la tarde-noche del pasado lunes en La Moncloa entre Bono y Zapatero.

Sin embargo, nada está cerrado definitivamente, según múltiples fuentes consultadas en el partido y otras cercanas al propio Bono.

Una semana más

Es más, Bono ha pedido una semana para reflexionar antes de darle una respuesta a Zapatero, aunque fuentes cercanas al actual miembro del Consejo de Estado aseguran que no se siente motivado por la batalla municipal.

Es más, Bono tiene otros horizontes si vuelve a la política activa, que no están centrados directamente en nuevas batallas electorales, y sí en puestos de mayor calado institucional.

Lo cierto es que una de las condiciones que se desprendía de las palabras que pronunció el ex ministro de Defensa y ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha se cumplió ayer mismo.

Bono vino a insinuar que su designación fuese respaldada sin fisuras por el PSM, por el PSOE y por el presidente del Gobierno. Y los tres requisitos los consiguió a partir sólo de sus confusas palabras.

Fuentes cercanas a Rafael Simancas indicaron que el apoyo del candidato a la Comunidad de Madrid y secretario general del PSM es total y entusiasta. Además, las relaciones entre Bono y Simancas son excelentes desde hace ya mucho tiempo.

Pero lo más significativo es que el sector guerrista de la FSM respalda también la candidatura. Su máximo dirigente, José Acosta, declaró ayer a EL MUNDO: «Lo vamos a apoyar, no vamos a plantear ningún problema. Pero que se anuncie ya. Eso es lo único que pedimos. No es que aceptemos a cualquiera, hay nombres a los que nos opondríamos [y dio algunos], pero José Bono puede ser una buena opción. Pero que se diga ya», insistió el líder del guerrismo.

En Ferraz, que ha estado un poco fuera de juego en todo este tema, por la mañana se dio el mensaje de que «ni confirmamos ni desmentimos» y, por la tarde, ya fueron más por la idea de que no estaba cerrado, pero era probable... o no.

Ni que decir tiene que si a Zapatero le sale finalmente la jugada, habrá cumplido la palabra dada a Alberto Ruiz-Gallardón, en la inauguración del aeropuerto de Barajas, de que le iba a poner un candidato muy complicado para ganar las elecciones.

No obstante, al cierre de esta edición, todavía seguía todo en el aire. El PSOE desmintió que la cuestión se vaya a desvelar en pocas horas y apuntó que, posiblemente, no se concretará nada en varios días.

Además, Bono paró el intento de José Blanco de ofrecerle la candidatura. Llamó a dirigentes socialistas para comunicarles que la decisión no la tenía todavía tomada y que en la Ejecutiva Regional de la FSM no se adoptara ninguna decisión, ni tampoco en la Dirección del PSOE.

Por todo ello, nada se movió oficialmente ayer. El PSOE todavía duda de cómo hacerlo y cómo plantear el ofrecimiento oficial a Bono, sobre cuya fórmula no quieren dar pista alguna, aunque siempre será respetando los estatutos y reglamentos internos del partido.

Eso sí, en la dirección del PSM estarán eufóricos si se confirma finalmente la candidatura de Bono.

Nadie duda de que para Simancas sería todo un revulsivo, pero, al cierre de esta edición, el último globo socialista parecía que empezaba a deshincharse. Y la pregunta es: ¿Y si Bono, finalmente, también dice que no?

Siempre dijo que nunca se presentaría a Alcalde de Madrid

«Ni me lo han pedido ni tiene el más mínimo fundamento». 09-XIX-06

«Para tranquilidad de los que se intranquilizan buscándome candidaturas, no pienso presentarme a la Alcaldía de Madrid ni a otros inventos que han ido circulando». 07-VI-06

«Yo no soy de Madrid, ni vivo en Madrid. Nunca me han gustado los paracaidistas en política». 12-XIX-06

«Me he ido hace muy poco y no estoy para volver». 9-XIX-06

«Dado que Madrid es la puerta de entrada a La Moncloa, se debe elegir para el puesto al mejor candidato posible». Enero de 2006

«No voy a ser candidato a la Alcaldía porque Alberto y yo tenemos un pacto para no presentarnos juntos a la misma cosa nunca. Queda así resuelta la incógnita. Nunca me enfrentaré a Gallardón en elecciones». 09-XI-05

«Que no cuenten conmigo como candidato para las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Como militante del PSOE, sí». 19-XII-05

Una información de Manuel Sanchez publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Aguirre: «Simancas tiene que aceptar a un paracaidista»

MADRID.- La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, dio ayer por segura la candidatura de José Bono a la Alcaldía y no regateó críticas al ex ministro y a su partido. «La proclamación de Bono», empezó por decir en declaraciones a este diario, «es una forma muy significativa de la actuación a la que nos tiene acostumbrados el PSOE: decir una cosa y hacer exactamente la contraria».

Según Aguirre, ayer se puso de manifiesto que las elecciones primarias «fueron una operación de maquillaje y de propaganda para ocultar el hecho de que en el PSOE nunca ha existido democracia interna».

La presidenta de Madrid ahondó en ese reproche y criticó a la Federación Socialista Madrileña, porque «es la primera vez en su levantisca historia que se le impone al candidato desde arriba, y a los pocos minutos después de que Simancas declarara que no pensaba proponer a Bono». «Y es que Simancas», añadió, «ha tenido que aceptar a un paracaidista cuya relación con Madrid y los madrileños es inexistente».

Dicho esto, la dirigente popular se reservó un rosario de críticas al propio Bono. «Ha quedado ya claro que su salida del Gobierno no tuvo que ver con razones familiares, sino con el ascenso de Rubalcaba para la negociación con ETA. Tampoco es cierto que no aceptaría enfrentarse a Gallardón». «Y ahora le ofrecen ser un perdedor...», concluyó.

Una información de C. Remirez De Ganuza publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Blanco: «Las estrategias no se cuentan nunca, sólo se aplican»

MADRID.- El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, aseguró ayer, antes de las declaraciones de José Bono, que «hay muchas personas de las que no se habla que tienen derecho a tener la oportunidad de acreditar su capacidad de gestión al frente de una institución», en referencia expresa a la Alcaldía de Madrid.

En un desayuno informativo del Fórum Europa, Blanco comenzó su intervención asegurando que «hoy no tocaba» hablar del aspirante a disputar el Ayuntamiento de Madrid por parte del PSOE, aunque no negó que Bono fuese un «excelente candidato».

En presencia del secretario general de los socialistas madrileños, Rafael Simancas, insistió en su tesis de que el nombre del candidato «podría ser el mejor regalo» en Reyes. «Eso no quiere decir que antes no podamos anunciarlo», añadió.

José Blanco remarcó que cuando uno determina «el candidato o la candidata» fija también la estrategia electoral «y desde siempre he aprendido que las estrategias no se cuentan, sino que se aplican», dijo el dirigente socialista.

Una información de Manuel Sanchez publicada por el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


José Bono abandona su retiro voluntario y se deja querer como candidato a Madrid

El lunes salió de Moncloa con un «no» a Zapatero y a las pocas horas dijo que «a nadie le amarga un dulce». El PSOE le hará oficialmente una oferta, tras una desconcertante finta del manchego, a la espera de su respuesta

Madrid - El personaje más controvertido del socialismo español vuelve a escena. Por voluntad propia y con una desconcertante estrategia. José Bono, el sempiterno polemista que un día habló de un pacto con su amigo Alberto Ruiz-Gallardón para no «torear» en el mismo ruedo político, al siguiente juró que no hacía de paracaidista de nadie y al otro, que era pronto para volver a la primera línea de fuego, regresa por sus fueros, se desmiente a sí mismo y se deja querer como candidato a la Alcaldía de Madrid. Éstos son los hechos. El pasado sábado, las huestes del «guerrismo» madrileño hacen notar públicamente su malestar con la dirección federal del PSOE por la forma en que gestiona y oculta la designación del candidato más importante a las elecciones municipales de 2007. El domingo, el diario «El País» informa de nuevas presiones de Zapatero al ex ministro de Defensa para que fuera cabeza de lista a la capital de España.

El lunes, fuentes del PSOE al más alto nivel sostienen que todo es fruto de una estrategia del polémico ex barón para regresar a medio plazo a la política nacional. Hablan, incluso, de sus aspiraciones a presidir el Congreso de los Diputados en 2008. Esa misma noche, el presidente del Gobierno convoca a Bono en Moncloa. También dicen que en esa reunión estuvo el secretario general de la FSM, Rafael Simancas (aunque sobre este hecho hay distintas versiones). El ex presidente castellano-manchego sale de la residencia presidencial con un «no», si no rotundo, sí bastante claro, a Zapatero. Luego, hace saber que, al día siguiente, o sea ayer por la mañana, haría una declaración pública al hilo de las nuevas especulaciones sobre su supuesta candidatura a la Alcaldía. Y aquí, sobre las doce de la mañana, salta la sorpresa. Bono cambia su posición inicial de rechazar el puesto, y se deja querer en el PSOE. Sostiene, ahora, que le agrada la idea de ser candidato a la Alcaldía más importante de España. «No me amargan los dulces, me agrada que en mi partido se acuerden de mí para un puesto de esa importancia. Pero es una decisión sobre la que no me voy a pronunciar. Hace meses que tomé la decisión de dejar la primera línea de la política y dedicarme más a mi familia. Eso es algo que hice con la conformidad y el beneplácito del presidente del Gobierno, y en ello estoy... ». Decía más: «Ahora, la FSM, el PSOE y el presidente del Gobierno tienen que tomar las decisiones que crean oportunas y yo no creo que hoy deba adelantarles, ni alimentar ningún tipo de especie que no he promovido». No decía «sí», tampoco «no», quizá un «tal vez»... ¿Se puede ser más enrevesado? Si algo pretendía era dejar claro que su interés era cero, que si se lo pedía el partido, Zapatero y el PSM, lo haría con gran sacrificio por tener que desdecirse de sus palabras.

En el PSOE, no daban crédito. Su impresión es que Bono volvía a jugar al despiste y a contribuir a la ceremonia de la confusión. Pero eso fue sólo durante la primera media hora que siguió a las palabras del polemista ex barón. Al rato, la consigna era: «No confirmamos, ni desmentimos». Ya había un cambio en el discurso. La dirección federal no sabía por dónde se andaba, ni conocía los «retorcidos» propósitos del manchego.

Si lo que persigue es otro objetivo incierto, ahora tendrá que retratarse. Porque, después de lo dicho, el PSOE propondrá otra vez, pero ahora oficialmente, a Bono que sea candidato. Siempre fue su primera opción. Las encuestas internas así lo indicaban. Le saca diez puntos en preferencia ciudadana a Gallardón, que dice estar encantado con que la pugna de Madrid atraiga la atención de toda España. La pelota está en su tejado, y ya no caben más rodeos. Tendrá difícil decir «no» después de la que ha montado.

Si el PSOE ya había hace tiempo descartado la opción Bono por expreso deseo del nombrado, ahora recoge el guante que el ex presidente autonómico le ha lanzado. La oferta no será en las próximas horas, a pesar de que ayer se especuló todo el día con distintos escenarios y decenas de tiempos. Lo único que se sabe es que el PSM y Simancas tendrán protagonismo, y que la decisión será por unanimidad y aclamación tanto en el PSOE como en la que fuera, y ya no es, la federación más convulsa de España.

¿Venganza contra los guerristas?

Vaya por delante que el sector mayoritario del PSM, esa rara especie que aún guarda las esencias del guerrismo, no pondrá el más mínimo reparo a que Bono sea el candidato a la Alcaldía de Madrid. Pero a nadie le escapa que, ironías de la política, si el manchego es proclamado será de algún modo el nuevo jefe de quienes un día, en julio de 2000, traicionaron a su propia candidata al XXXV Congreso Federal (Matilde Fernández) con el único propósito de que Bono no se hiciera con las riendas del partido. Nueve votos dieron la victoria a un entonces deconocido Zapatero frente al veterano barón socialista. El ex ministro de Defensa, dicen, es de los que no olvida. ¿Será ésta su venganza contra los guerristas?

Las encuestas del PSOE le dan diez puntos de ventaja sobre el alcalde

El Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE) recibió ayer alborozado la posibilidad de que José Bono le dispute el sillón consistorial a Alberto Ruiz-Gallardón. De hecho, fuentes socialistas aseguraron que, según las encuestas que maneja el partido, el ex ministro de Defensa tendría ahora mismo «una ventaja de diez puntos» sobre el actual alcalde.

Una información de Esther L. Palomera publicada por el diario LA RAZON el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Las contradicciones del ex ministro

Durante meses, José Bono ha insistido en que «jamás» competirá por la Alcaldía de la capital

Madrid - En política, la locuacidad es un arma de doble filo: puede encandilar a las masas, pero deja un «rastro» en las hemerotecas que, en un momento dado, deja al descubierto las contradicciones del personaje. A José Bono casi nadie le discute su magnetismo con el electorado, pulido en las largas campañas electorales de su Castilla-La Mancha natal; sin embargo, si acepta ser candidato a la Alcaldía de la capital, al ex ministro de Defensa le van a recordar una y otra vez que sus «compromisos», al final, no lo han sido tanto...

- «Dado que Madrid es electoralmente la puerta de entrada a la Moncloa, se debe elegir para el puesto al mejor candidato posible» (enero de 2002) .

- «Es un pacto que hago público: no voy a ser candidato a la Alcaldía porque Alberto y yo tenemos un pacto para no presentarnos juntos a la misma cosa nunca. De modo que queda así resuelta esta incógnita» (9 de noviembre de 2005).

- «Jamás pienso en la Alcaldía de Madrid. Sólo me acuerdo del alcalde cuando estoy en un atasco o por su cumpleaños. Nunca me enfrentaré a Alberto Ruiz-Gallardón en unas elecciones; ya lo he dicho en reiteradas ocasiones y así será» (9 de abril de 2006).

- «Que no cuenten conmigo como candidato para las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Como militante del PSOE, sí» (9 de abril de 2006).

- «Ni soy de Madrid ni vivo en Madrid, luego no puedo ser el candidato» (10 de septiembre de 2006).

- «Ni me han pedido que sea el candidato a la Alcaldía de Madrid ni esa posibilidad tiene el más mínimo fundamento» (12 de septiembre de 2006).

- «Yo ni soy de Madrid ni vivo en Madrid. Nunca me han gustado los paracaidistas en política» (13 de septiembre de 2006).

Queda claro que Bono, por lo menos hasta hace muy poco, no se veía disputándole el sillón consistorial a su amigo Gallardón. Y es que, en su opinión, el requisito indispensable de un candidato con opciones de victoria es proceder del lugar por el que se presenta. Al menos ése es el argumento que utilizó insistentemente cuando compitió con Adolfo Suárez Illana (PP) por la Presidencia de Castilla La Mancha:

- «Que los “populares” propongan a un candidato de fuera de la Comunidad se explica porque quieren más a su partido que a la región. Es una ofensa que los del PP piensen que es más importante las siglas de un partido que Castilla-La Mancha. Yo quiero a Castilla-La Mancha más que a ninguna otra referencia política» (28 de mayo de 2002).

- «El arraigo de Suárez Illana con esta tierra es francamente escaso. Si hoy hubiese elecciones, no podría votar. Es difícil de entender que el Partido Popular de Castilla-La Mancha no haya encontrado a nadie en la región que sienta los colores de esta tierra» (27 de mayo de 2002).

- «Mi futuro personal y político siempre estará vinculado a Castilla-La Mancha esté donde esté y haga lo que haga. Siempre lucharé por Castilla-La Mancha y nunca, sea cual sea mi posición política, podré dar la espalda a mi comunidad» (23 de mayo de 2003).


Bono negocia con Zapatero las «compensaciones» para ser el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid

MADRID. Tras la negativa rotunda de Javier Solana, toda la presión se ha desplazado sobre José Bono, y, a tenor de sus manifestaciones de ayer, parece que ha empezado a surtir efecto. Tras reunirse el lunes por la tarde en el Palacio de la Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero, el ex ministro de Defensa, que hasta ahora se había descartado rotundamente como candidato del PSOE para la alcaldía de Madrid, abrió ayer la puerta que él mismo había cerrado antes, con unas declaraciones suficientemente ambiguas para dar cobertura a la decisión final -cualquiera que sea su sentido-, aunque lo novedoso fue su declaración expresa de «subordinación» al criterio de Zapatero y la subyacente de disponibilidad.

«No me amargan los dulces»

«Hace unos meses que tomé la decisión de dejar la primera línea de la política y de dedicarme más a mi familia, y eso es algo que hice con la conformidad y el beneplácito del presidente del Gobierno, y en ello estoy. Pero ahora escucho las propuestas que se hacen utilizando mi nombre como candidato para la alcaldía de Madrid y debo decir que es algo que personalmente me agrada, porque no me amargan los dulces. Me agrada que mi partido se acuerde de mí para un puesto de esa importancia», dijo Bono poco antes de presentar un libro sobre la guerra de Irak.

Y añadió: «Es una decisión sobre la que yo no me voy a pronunciar, porque quien tiene que tomarla en primer lugar es el partido. El partido sabe que quiero estar en una segunda línea, sabe que soy militante del partido, y el partido y el presidente del Gobierno tendrán que tomar las decisiones oportunas. Yo no creo que hoy deba adelantarlas, ni alimentar ningún tipo de especie. El presidente del Gobierno cuenta no sólo con mi subordinación como socialista, sino con mi afecto y consideración. Todo lo que hablamos debo mantenerlo en la reserva y es él el que, sobre este asunto, debe hacer algún tipo de manifestación si lo desea».

Las condiciones de Bono

Con esta referencia aludía a su reunión del lunes con Zapatero, con quien ha tratado de su posible candidatura en varias ocasiones, y que, además, ha recurrido a personas próximas para que contribuyan a doblegar su resistencia. Según fuentes conocedoras de los planteamientos del ex presidente de Castilla-La Mancha, éste ha puesto como condición figurar en las listas para el Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales -lo que desea en todo caso-, petición que es del agrado del secretario general del PSOE. Algunas fuentes socialistas apuntan que también habría pedido, para el caso de que perdiera los comicios en Madrid, ser el próximo presidente de la Cámara Baja. No obstante, en el PSOE se muestran convencidos de que «si el candidato es Bono, gana», y esgrimen encuestas propias que le situarían muchos puntos por delante de Alberto Ruiz-Gallardón en valoración de los madrileños.

«No me veo», pero la presión arrecia

Sin embargo, las fuentes consultadas por ABC aseguran que «de su última conversación con Zapatero no se desprende que haya dicho que sí», por lo que aún no se da por cerrada la candidatura. De hecho, estas fuentes aseguran que Bono insistía ayer en privado en que «no me veo», aunque advertían de que «la presión que está recibiendo es muy fuerte, y arrecia».

Y es así porque a la «batalla de Madrid» se le da trascendencia de «gran operación política». El PSOE cree que con una candidatura como la de Bono -y su efecto arrastre sobre la de Simancas en la Comunidad- podría derrotar tanto a Alberto Ruiz-Gallardón como a Esperanza Aguirre, y, con ello, «desarbolar» a ambos como opciones de futuro para liderar el PP.

El principal escollo al que se enfrenta Bono para dar el «sí» sería la resistencia de su familia a que acepte este reto a tan corto tiempo de su renuncia al Ministerio -el 7 de abril-.

Una información de Gonzalo López Alba publicada por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El partido se vuelca: «No hay mejor candidato»

MADRID. La trayectoria política de Bono indica que le gusta sentirse «necesitado» y «querido» antes de postularse. Así ocurrió en 2000, cuando esperó a que hubiera numerosos pronunciamientos reclamándole que diera el paso antes de optar a la secretaría general del PSOE, y también cuando, después, reconsideró su decisión de dejar la Junta de Castilla-La Mancha.

Ayer, con sólo entreabrir la puerta, cosechó una aluvión de parabienes, procedentes no sólo de todos los sectores del partido en Madrid, sino de toda España. «No hay mejor candidato», dijo Trinidad Jiménez, anterior candidata. «Sería un gran candidato», para Rafael Simancas, con quien Bono ya ha hablado. «Puede dar un buen juego», opinó José Acosta. Sería «excelente», según el aragonés Iglesias.

Desde el PP, Eduardo Zaplana la aconsejó que no acepte: «Querer perder a estas alturas no parece razonable. No tiene necesidad».

Una información publicada por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Hablando de «paracaidistas»...

MADRID. Proponer a un candidato de «fuera» de la Comunidad se explica porque «quieren más a su partido que a esta región». El autor de esta reflexión no es otro que José Bono, justo cuando el PP propuso a Adolfo Suárez Illana como candidato en Castilla-La Mancha para las elecciones de 2003. Y quien prometió lo siguiente también fue él, en noviembre de 2005: «Es un pacto que hago público: yo no voy a ser candidato a la Alcaldía de Madrid porque Alberto (Ruiz-Gallardón) y yo tenemos un pacto para no presentarnos juntos a la misma cosa nunca. Queda así resuelta esta incógnita». Casi un año después, el ex ministro de Defensa expresaba su «agrado» ante la idea de encabezar la candidatura socialista al Ayuntamiento de la capital.

Quién le iba a decir a Bono, después de hablar tantas veces de los «paracaidistas» en Castilla-La Mancha -los militares y los otros, los políticos- que él podía aterrizar de esta manera, y sin casco, en la Plaza de la Villa.

Que Bono sea de «fuera» tiene poca importancia en Madrid, aunque uno ni siquiera viva aquí y pretenda ser alcalde. El ex ministro vive en Olías del Rey (Toledo), y la última vez votó en su localidad natal, El Salobre (Albacete). Los madrileños han tenido ocasión de conocer y valorar a este político por otras circunstancias en los últimos años, en su relación con Madrid y su Comunidad.

A Bono se le ha conocido bien en la capital de España por el «caso» que llevaba su nombre, relacionado con la detención ilegal de dos militantes del PP de Madrid, que aparecieron en una fotografía cerca del ex ministro de Defensa durante una manifestación en la que éste aseguró que fue agredido. Bono había asistido a la manifestación sin comunicarlo a las Fuerzas de Seguridad, lo que le colocó en una situación vulnerable que pudo evitarse. El «caso Bono» acabó con la condena de tres policías por la detención ilegal de los afiliados del PP y la dimisión del anterior delegado del Gobierno, Constantino Méndez.

En Madrid también ha sido sonada la actuación de Bono en la «Operación Campamento», el gran proyecto urbanístico en una zona que linda con la carretera de Extremadura, donde se levantarán 10.700 viviendas, de las que 7.000 tendrán algún tipo de protección. La «operación» se reactivó con Bono, cierto, no sin ventajas para el Gobierno de Zapatero, que obtendrá unas plusvalías de 356 millones de euros, algo que la Comunidad de Madrid no dudó en calificar de «pelotazo». El Gobierno de Aguirre propuso reinvertir esas plusvalías en infraestructuras que beneficiaran a los vecinos, pero el ministro Bono dejó claro que el dinero serviría para cumplir «compromisos» adquiridos por su Ministerio.

Ante las quejas del Gobierno madrileño, Bono aseguró en el Congreso de los Diputados que «Esperanza Aguirre es de las que besan a mediodía y muerden de noche», unas palabras que recibieron el calificativo de «machismo innato» por parte de la presidenta de la Comunidad.

Relación con Zaplana

En el Congreso y en los mentideros políticos ha sido tema de conversación la buena relación que mantuvo Bono con Eduardo Zaplana, lo que se tradujo, según se comenta en el Parlamento, en un pacto de no agresión, que «suavizó» claramente la oposición ante el ex ministro de Defensa.

En la región madrileña se habló mucho de Bono cuando Eurocopter tuvo que elegir su base de operaciones, y gracias a la ayuda del ministro de Defensa se llevó el grueso de su actividad a Albacete -su tierra natal- en detrimento de la región madrileña. Y los madrileños también se han acordado de él al ver los desarrollos urbanísticos desaforados que se están levantando en el límite con esta región, alguna tan oscura como la de Seseña, sin tener garantizados servicios básicos, y que utilizarán sin duda los de la Comunidad de Madrid, tan solidaria con los de «fuera».

Una información de Mariano Calleja publicada por el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Bono se replantea a petición de Zapatero su negativa a competir por Madrid 

El presidente se reunió con el ex ministro el lunes y le dijo que no renunciaba a "convencerle"

Madrid - El PSOE propondrá en breve, de manera oficial, al ex ministro José Bono que sea el candidato de los socialistas a la alcaldía de Madrid. Así ocurrirá después de que Bono declarara ayer que corresponde al partido tomar las decisiones sobre candidaturas aunque, eso sí, él preferiría seguir un tiempo "en segunda línea". Esta cierta disposición de Bono se produjo un día después de que mantuviera una entrevista en La Moncloa con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Bono continuó más que reticente, pero el presidente le advirtió de que, en absoluto, renunciaba "a convencerle".

Aún queda otra conversación entre Rodríguez Zapatero y Bono sobre la candidatura a la alcaldía de Madrid. Parecía que todo estaba zanjado y que Zapatero aceptaba las razones del ex presidente de Castilla-La Mancha para rechazar ser el aspirante al Ayuntamiento de Madrid. Pero no es así. Al anochecer del pasado lunes, después de una larga entrevista en el palacio de la Moncloa, el presidente despidió a Bono advirtiéndole de que no renunciaba a convencerle y que en la próxima reunión, sin fijar la fecha, daba por seguro que su ex ministro pronunciaría el sí, según señalan fuentes gubernamentales.

La primera consecuencia visible de esta última conversación entre ambos políticos se advirtió ayer en las declaraciones que realizó Bono. El ex presidente castellano-manchego acudió al Círculo de Bellas Artes de Madrid para presentar el libro Y al final la guerra, de Lorenzo Silva y Luis Miguel Francisco, editado por el Círculo de Lectores, y allí le aguardaban numerosos medios de comunicación para preguntarle sobre la candidatura de Madrid.

"Personalmente me agrada"

"Escucho las propuestas que se hacen utilizando mi nombre como candidato a la alcaldía de Madrid, una posibilidad que personalmente me agrada. No me amargan dulces. Me agrada que mi partido se acuerde de mí para un puesto de esa importancia; pero es una decisión sobre la que yo no me voy a pronunciar". Y continuó: "La decisión sobre los candidatos electorales corresponde en primer lugar al partido y el partido sabe que yo quiero estar en una segunda línea, que soy militante del partido y que debe tomar las decisiones oportunas".

Con esta y las siguientes declaraciones, Bono se ponía a disposición del partido. "Ahora el partido en Madrid, y el partido a nivel federal y el presidente del Gobierno tienen que tomar las decisiones que crean oportunas; yo no creo que deba adelantarlas, ni alimentar ningún tipo de especie que no he promovido". El pasado lunes, este periódico informó de que el presidente del Gobierno había vuelto a la carga, como ya hiciera en pleno verano, para que Bono fuera el candidato madrileño. "El presidente del Gobierno cuenta no solamente con mi subordinación como socialista, sino con mi afecto y con mi consideración, y todo lo que él y yo hablamos debo mantenerlo en la reserva y es él el que sobre este asunto debe hacer alguna manifestación si lo desea", añadió.

A partir de estas consideraciones, el alborozo reinó en el PSOE, tanto en la dirección federal como en la ejecutiva de Madrid. En esos ámbitos pasaron por alto las primeras consideraciones de Bono respecto a que él había abandonado la primera línea de la política, voluntariamente, para dedicarse "más a su familia".

En el PSOE sólo tomaron nota de la "subordinación" que manifestó a Zapatero y al partido para acceder a sus demandas. Pero con la satisfacción, al ver que se abría una puerta al sí, sobrevino la confusión, que se prolongó durante toda la jornada sobre cuáles serían los siguientes pasos.

Era la primera opción

En la dirección federal y en la regional de Madrid se precisó que no hay procedimiento fijado. Ahora bien, las declaraciones de Bono han provocado una decisión relevante, según informan fuentes oficiales socialistas. "El partido propondrá en breve a José Bono que sea el candidato a la alcaldía de Madrid", dijeron las mismas fuentes. La propuesta se producirá por cuanto que Bono ya no dice rotundamente que es del todo imposible y porque, añadieron, "el partido quiere que sea él al ser la primera opción por la que se apuesta".

Lo cierto es que todavía prima para Bono, según fuentes de su entorno, su posición inicial. "Las circunstancias hacen imposible que acepte", señalaban estas fuentes el pasado fin de semana. Se referían a que sólo hace seis meses que dejó el Gobierno y, además, que no es de Madrid.

Esto último es fácilmente rebatible para convencerle porque nadie en Madrid, a diferencia de cualquier otro lugar de España, pregunta a los candidatos municipales y autonómicos dónde han nacido, resaltan en la dirección socialista. La razón de que hace poco que se marchó tampoco es un obstáculo insalvable, señalan, al tener claro que Bono quiere volver a la política.

Una información de Anabel Díez publicada por el diario EL PAIS el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Los socialistas se apresuran a festejar la candidatura 

Madrid - La disposición de José Bono a escuchar los dictados del partido llevó a muchos dirigentes socialistas a pensar que ya había dicho que sí. Y de ahí partieron numerosas declaraciones de alegría y de elogio a su figura política.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se encontró con Bono antes de que éste hiciera tales declaraciones. El número dos del PSOE pronunció una conferencia en el Fórum Europa, en un hotel madrileño, y al término se topó con el ex ministro. Se saludaron muy sonrientes y no hubo más. Pero al conocer las declaraciones de Bono, Blanco realzó el currículum del ex presidente de Castilla-La Mancha. Bono agradó a todos, especialmente al partido en Madrid, que dirige Rafael Simancas, al afirmar que el candidato del PSOE "será el próximo alcalde de Madrid".

En el Partido Socialista de Madrid se vivió con intensidad esta jornada, ya que sus dirigentes son quienes más sufren la ausencia de candidato al ser un terreno abonado para la crítica del PP. Simancas, candidato a la presidencia de la Comunidad, formará tándem con el aspirante a la alcaldía. Ayer habló con Bono, pero las fuentes informantes prefirieron no desvelar el contenido de la conversación porque "no hay nada definitivo".

Simancas estará presente en el proceso de selección del candidato y será el coprotagonista de la "petición formal" a Bono. Todavía no se ha decidido si la parte pública de la oferta la realizará Zapatero o Blanco. La respuesta final de Bono se producirá en un encuentro discreto en La Moncloa.

Una información de Anabel Díez publicada por el diario EL PAIS el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


La Candidatura de Bono: Editoriales

Por Narrador - 11 de Octubre, 2006, 9:30, Categoría: PSOE

“Bono, para mejor ocasión” (Editorial de EL MUNDO)

El torbellino de expectación que ayer se generó en torno a la posibilidad de que José Bono aceptara la oferta de Zapatero de disputarle la Alcaldía de Madrid a Alberto Ruiz-Gallardón se desinfló cuando a última hora de la tarde se conoció el verdadero estado de la cuestión, que poco tiene que ver con el que se había venido pintando desde las cocinas de la calle Ferraz.

El primer equívoco salió de labios del propio Bono, que dejándose querer dijo en la presentación de un libro que no le «amargan los dulces» y que le agrada que su partido se acuerde de él «para un puesto de esa importancia». A lo largo de la mañana, María Teresa Fernández de la Vega, Diego López Garrido y Trinidad Jiménez se habían deshecho en encendidos elogios hacia el ex ministro y a primera hora de la tarde el PSOE llegó a anunciar que le iba a formular una petición oficial, en un juego de maniobras envolventes que debía haber terminado con la rendición incondicional del protagonista.

Y sin embargo Bono no parece tener la motivación suficiente para dedicarse en cuerpo y alma a las infraestructuras madrileñas. Le ha dicho a Zapatero que por respeto al partido y por gratitud hacia sus muestras de afecto se lo pensará, pero le ha adelantado que es muy improbable que diga sí. No es sólo que no le atraiga la brega municipal: es que muy bien podría pensar que si el partido lo valora tanto debe reservarlo para mejor ocasión.

El ex ministro acertará si no acepta el caramelo envenenado de Ferraz, en el que algunos han querido ver el intento de enviarle a perecer en una batalla casi imposible. Será coherente consigo mismo -no se ha cansado de decir que no iba a aceptar el encargo- e inteligente al aplazar su regreso hasta las generales. Aceptar la oferta le obligaría a volver a primera línea en un momento en el que tendría que pronunciarse sobre asuntos especialmente incómodos en los que seguramente no comparte la opinión de su propio partido. Y le obligaría sobre todo a aclarar los verdaderos motivos por los que dejó el Gobierno, que permanecen envueltos en un nebuloso silencio.

De confirmarse, la negativa del ex ministro dejará un paisaje desolador en el PSOE madrileño, obligado a encontrar cuanto antes un candidato a la altura del rival y de quien ha preferido no aceptar el reto. Sea quien sea el elegido, ya nada podrá evitar que el pertinaz fantasma de Bono deambule por los pasillos de Ferraz en la próxima noche electoral.

Editorial publicado en el diario EL MUNDO el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


“Un candidato por descarte para la batalla de Madrid” (Editorial de LA RAZON)   

El PSOE deshojó, por fin, la margarita y presentará a José Bono como candidato a la Alcaldía de Madrid. Un mes después de que Trinidad Jiménez tirara la toalla, los socialistas se han visto obligados a recurrir a un candidato de primera hora. La elección de Bono pone de manifiesto tanto la ausencia de voluntarios en las filas del PSOE para batirse con el candidato del PP, como la escasez de banquillo que exhibe el equipo de Simancas. El rotundo «no, no y no» que dio Felipe González descolocó a la cúpula del PSOE, que ha tenido que tirar de José Bono por descarte. Sólo el sentido de la obediencia del político manchego ha salvado a su partido de un ridículo mayor. Que el anuncio de su candidatura se produzca en unas horas especialmente bajas para el Gobierno, acosado por cuestiones como la inaceptable rebaja de la pena para el etarra De Juana Chaos, sugiere que el recurso a José Bono sigue funcionando como una eficaz cortina de humo. Por lo demás, es de sobra conocida la competencia política del casi vitalicio ex presidente de Castilla-La Mancha y ex ministro de Defensa. Sus méritos son innegables, pero no deja de sorprender la versatilidad y mudanza con que se conduce. Dijo abandonar la política «para dedicarse a su familia», pero su intención sólo ha durado siete meses. Hace unos días aseguró, en referencia a la Alcaldía, que «ni soyde Madrid ni vivo en Madrid» y criticó a «los paracaidistas en política». Es verdad que, a diferencia de otras importantes alcaldías, Madrid no exige carnés ni limpiezas de sangre a sus candidatos. Sin embargo, tampoco le será fácil encajar la candidatura de un ex presidente manchego que por prometer hasta le prometió a Gallardón que jamás se mediría con él en las urnas.

Editorial publicado en el diario LA RAZON el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


“Si Bono fuera candidato” (Editorial de ABC)

Parece que José Bono está dispuesto a interrumpir el periodo de descanso que reclamaba hace pocos meses para justificar su salida del Ministerio de Defensa, y que aquel viejo juramento de no disputar una elección con Alberto Ruiz-Gallardón puede formar parte del guión de promesas incumplidas. El PSOE recurre a Bono para plantar cara al PP en el Ayuntamiento de Madrid, y lo hace convencido de que su nombramiento puede romper la unidad del voto popular en cantidad suficiente como para llevarse por delante las aspiraciones de Esperanza Aguirre y del actual alcalde de Madrid. Que nadie se lleve a engaño: el PSOE, con Bono, busca recuperar Madrid no desde la movilización del voto de izquierdas, sino de la movilización reactiva del voto de derechas. En la biografía del probable candidato figura un episodio reciente, la supuesta agresión, nunca confirmada, sufrida por parte de militantes del PP que fueron ilegalmente detenidos, según sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid. Nadie debería olvidar tampoco la fidelidad a las consignas de su partido -como, por otra parte, no podía ser de otra manera- en sus actuaciones en relación con el Yak-42, ni el papel que desempeñó en el llamado «caso del lino», con un frontal ataque a la entonces ministra de Agricultura, Loyola de Palacio. Tampoco será difícil para sus adversarios rescatar algunos episodios de su etapa en Castilla-La Mancha, en los que defendió a ultranza las pretensiones autonómicas frente a la ciudad que ahora aspira a gobernar. Como efecto indirecto, el perfil del aspirante socialista beneficia la candidatura popular en la región de origen de Bono al desactivar la injusta acusación a María Dolores de Cospedal de ser una «paracaidista» que aterriza en territorio ajeno.

El asunto tiene una lectura de política general. La imagen centrista de Ruiz-Gallardón preocupa no sólo en el PSOE, sino en ciertos sectores de su propio partido, para los cuales una derrota electoral en mayo sería la mejor forma de desactivar sus aspiraciones. La pinza está servida. Con la anuencia interesada de quienes prefieren otras estrategias, el PSOE podría ser el gran beneficiado. El objetivo de Zapatero es provocar la disensión en el PP, utilizando para ello a quienes están dispuestos a ganar la batalla interna aunque sea a costa de hundir las posibilidades del centro derecha en 2008. Mucha gente de buena fe ha visto con sorpresa cómo medios supuestamente afines a los populares desarrollan una campaña contra el alcalde. Sería una operación redonda para el PSOE, que de una sola tacada conseguiría recuperar uno de los emblemas populares, neutralizar a un rival temible en las urnas y hasta poner las bases de una «falsa oposición» de apariencia españolista para que todo quede en casa.

Editorial publicado en el diario ABC el miércoles 11 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Conferencia Política 2006: Intervención de clausura de José Luis Rodríguez Zapatero

Por El Observador - 17 de Septiembre, 2006, 16:00, Categoría: PSOE

En vez de ofrecerles las valoraciones preferimos como siempre acudir a las fuentes directas. Aquí tienen el discurso que esta mañana pronunciaba nuestro "Presidente Accidental" contándonos una nueva versión "España en el país de las maravillas".


Muchas gracias José María (Barreda) por tus palabras cariñosas, sentidas, y que en buena medida ponen de manifiesto cuál ha sido, cuál es, el clima del Partido Socialista Obrero Español; el ambiente que se ha vivido en esta Conferencia, de unidad, de serenidad, de trabajo, de ideas, de propuestas, de ganas para seguir cambiando y mejorando España... Y ahora, te lo digo otra vez José María, todos juntos ganaremos las municipales y las autonómicas.

La Conferencia ha resultado enormemente positiva, esa es la valoración de la dirección. Quiero, por tanto, agradeceos el trabajo, el esfuerzo y, de manera muy singular, a todos aquellos amigos de la sociedad civil, del ámbito de la cultura, de las organizaciones cívicas, que venís trabajando al lado de nosotros, ayudándonos, dándonos estímulos e ideas…, así es como queremos seguir trabajando: con la sociedad y para la sociedad.

Me comentaba el Secretario de Organización que hay más mujeres que hombres trabajando en esta Conferencia. Automáticamente llegué a una conclusión: esa es una poderosa razón para que ésta Conferencia sea todo un éxito.

Además esta Conferencia ha aportado alguna novedad que hemos visto, se ha puesto en marcha la televisión del PSOE y creo que con éxito. Me comentaban que había tenido, a través de internet, entorno a 70.000 entradas. En estos últimos años me habéis escuchado muchas veces decir que quería acabar con la televisión de partido, es evidente que no me refería a ésta. Queríamos terminar con la televisión pública al servicio de un partido para que no la sufrieran los ciudadanos que la sufragan y hemos conseguido terminar con la televisión pública de partido. Hoy tenemos una televisión plural, independiente y al servicio de los ciudadanos.

Además hemos puesto punto y aparte a la televisión pública del derroche y el despilfarro, al servicio del Gobierno de turno. Hemos conseguido, por fin, abordar la reconversión de la radio y televisión pública, y que deje de ser un agujero para nuestras cuentas públicas. Y lo hemos hecho con un acuerdo con los sindicatos y con los trabajadores. Desde aquí les agradezco que también hayan apostado por la modernización y el cambio de nuestra radio y televisión pública.

Pero, voy a pedir también a los responsables de la televisión del PSOE, que hagamos también una televisión plural, que demos un espacio a los portavoces habituales del PP. Si es evidente, si es que los portavoces del PP son uno de los mejores y más eficaces argumentos que tenemos de nuestro lado.

Una Conferencia como ésta sirve también para renovar ideas, tomar el pulso al partido, para analizar los problemas de la sociedad y también para que estemos juntos, nos veamos, hablemos, veamos los cambios que se producen, como por ejemplo, que tenemos un nuevo alcalde de Barcelona, (Jordi) Hereu. Un alcalde para los próximos meses y para los próximos años.

Amigas y amigos, compañeras y compañeros, una Conferencia Política es también un buen momento para que recordemos qué es el Partido Socialista. El PSOE es un proyecto de valores, es una escuela de convivencia, de comportamiento, un vivero de ideas, es un foro de creatividad y, ante todo, el valor añadido que ofrecemos a la sociedad es la igualdad política social de los ciudadanos. Quiero que además recordemos que el principal rasgo de nuestro carácter, que nos distingue frente a la derecha, es la valentía, la valentía de creer y reivindicar la política, lo público y el espacio que compartimos como ciudadanos, en una sociedad libre, abierta, madura, como es la sociedad española.

Un proyecto de valores es el PSOE y un proyecto con historia, con solera: 127 años de historia. 127 años construyendo, aportando, luchando en defensa de ideales, de valores de libertad, de justicia social, de cohesión, de ciudadanía, de extensión de derechos. 127 años. Y en esos 127 años hemos cambiado, cambiando España. Hemos crecido haciendo crecer a España y hemos incorporado muchísimas de las aspiraciones, de los sueños, de tantas y tantas generaciones de ciudadanos que no pudieron vivir ni la libertad ni la esperanza. A ellos también un recuerdo y un homenaje permanente.

Fijaos, hace 30 años amanecíamos a la legalidad, después del tiempo oscuro y duro de la dictadura, y en estos 30 años, lo que representaba un proyecto socialdemócrata, de socialismo democrático, al igual que ocurría década antes en buena parte de la Europa occidental, lo que es hoy la Unión Europea. Ese proyecto ha ido configurando, construyendo la sociedad española. Una sociedad, la de hoy, que se encuentra entre aquellas de mayor bienestar del mundo y que ha conocido, hasta ahora, la historia de la humanidad.

Quiero hoy recordar que buena parte de la España que tenemos, de la España de la democracia, de la extensión de los derechos, de la España de las libertades, de la España del Estado de Bienestar, de la España competitiva y actora decisiva en la UE, es fruto del trabajo del PSOE. Lo hemos hecho nosotros. No lo hemos hecho sólo nosotros, pero nosotros lo hemos hecho y sin nosotros no se hubiera hecho. Y podemos decir con razonable satisfacción que la españa de hoy se parece mucho más a la España que pensó y proyectó el PSOE en los años 80, con Felipe González a la cabeza, que aquella que defendía y proyectaba Manuel Fraga, afortunadamente para todos, claro.

Por ello, amigas y amigos, hemos cubierto un recorrido al servicio de España. Un recorrido que nos convirtió, prácticamente una vez que ganamos la libertad y la democracia en España, en un partido de Gobierno, de mayoría, porque tenía unas fuertes raíces entre la ciudadanía, porque escuchaba y atendía las demandas de los ciudadanos, porque estaba fuertemente entroncado con la sociedad española, con los sectores más progresistas y porque además aunaba, como ningún otro proyecto, los valores de libertad, de democracia, de igualdad, solidaridad y modernidad. Hemos servido a España en todo este tiempo, desde cada rincón, desde cada ciudad, desde cada CCAA y lo hemos hecho con satisfacción y lo seguiremos haciendo al servicio de España y de la mayoría social que quiere avanzar y cambiar este país.

Amigas y amigos, hace dos años y medio, pedimos el voto a los ciudadanos con humildad, tratamos de gobernar con humildad, y rendiremos cuentas con humildad, porque en este proyecto y en este partido si hay que elegir entre presumir y compartir, siempre vamos a elegir compartir. Por ello, vaya de antemano que buena parte de los logros, avances económicos, de empleo, sociales, que estamos viviendo en esta etapa, no son solo mérito de un gobierno o de un proyecto político, son ante todo merito del conjunto de la sociedad y muy especialmente de empresarios, de sindicatos y de trabajadores, trabajadores sean españoles o trabajadores que vengan de fuera a trabajar con nosotros.

Queremos pues compartir los avances y los logros, y desde aquí quiero reiterar mi más profundo agradecimiento a las organizaciones empresariales y a las organizaciones sindicales por el fecundo periodo de diálogo y de acuerdos sociales que llevamos en esta legislatura, 20 acuerdos, algunos de la trascendencia de la reforma laboral o del acuerdo de la Seguridad Social, van a cambiar la realidad del empleo y van a dar salud a nuestro sistema público de pensiones para muchos años, gracias a nuestros agentes e interlocutores sociales.

Y gracias también a muchas organizaciones ciudadanas que han impulsado leyes de cambio, que han promovido reformas, que han contribuido a cambiar valores profundos de esta sociedad para hacerla recorrer un camino de mayor libertad, de amplitud de derechos civiles, políticos y sociales, gracias a las organizaciones en defensa de la mujer, gracias a las organizaciones en defensa de los consumidores, gracias a las organizaciones en defensa de un medio ambiente saludable, gracias a todas ellas por haber representado una actitud valiente, y especialmente a todos aquellos que han defendido, cívicamente, el reconocimiento del matrimonio para las personas, independientemente de su orientación y su opción sexual.

Por tanto, nuestros logros como país, en este tiempo, y también desde nuestra perspectiva en todo el tiempo de la democracia, son logros compartidos. Sabemos que es difícil que la derecha haga un solo reconocimiento al PSOE, lo sabemos, pero nosotros somos de otra manera, de otra pasta, y aunque resulte extraño en una conferencia socialista, yo quiero hoy hacer un reconocimiento publico a la derecha democrática en nuestro país, a su papel en la transición, en la llegada de las libertades, en la conquista de la Constitución, en su firmeza ante el inmovilismo y el golpismo, en su contribución a la Unión Europea, a nuestra entrada en la Unión Europea. Quiero hacer este reconocimiento a la derecha democrática, a los nacionalismos, y a la izquierda comunista, que con nosotros han hecho posible tanto cambio positivo en España.

Reconocimiento a la derecha democrática, ahora que una nueva extrema derecha pretende revisar la historia, e incluso solapadamente hacer una nueva valoración de la dictadura, deslegitimar las instituciones, poner en cuestión el resultado electoral, por eso quiero reivindicar a la derecha democrática.

Mirad, compañeros, es un buen día hoy para hacer un análisis de la evolución de nuestro país. Ante todo, porque es nuestra principal obligación, y también porque es la primera necesidad y demanda de la ciudadanía, hacer una valoración del bienestar, del progreso, de cómo marcha nuestro país, de su fortaleza económica, del empleo, social. Quiero recordar algunos datos a esta Conferencia.

Porque compañeras y compañeros, nunca antes en la Historia se crearon al año 900.000 puestos de trabajo, como esta sucediendo en estos momentos. Nunca antes en la Historia había habido tantas personas trabajando en España, más de 18 millones. Nunca antes en nuestra Historia democrática las cuentas públicas habían tenido un superávit del 1% del PIB, como tenemos en estos momentos. Nunca antes en la Historia había habido tantos universitarios entre nuestros jóvenes, un 26%. La inversión extranjera en España es hoy la cuarta más elevada de toda la UE, por delante de países como Alemania o Italia. Nunca antes en la Historia, y este es un dato de gran valor, nuestra producción científica había sido tan elevada y de tanta calidad. Y nunca como ahora, el porcentaje de recursos públicos que se están destinando a la investigación, al desarrollo y a la innovación, que han aumentado cada año un 25% desde que estamos en el Gobierno, y que para el próximo presupuesto del 2007 aumenta un 30% para nuestros investigadores y nuestra investigación.

Quiero daros un dato que sé que va a produciros gran satisfacción porque entronca con uno los compromisos y de las necesidades sociales sentidas más fuertemente por nuestros compatriotas, especialmente por los trabajadores mas jóvenes. Compañeras y compañeros, desde que entró en vigor el acuerdo para la reforma laboral, cada día laborable se están convirtiendo 5.000 empleos temporales en indefinidos. Podemos alcanzar la cifra de 800.000 contratos que van a ser indefinidos y antes eran temporales o precarios, la mayoría para mujeres y jóvenes, son nuevas esperanza, es una parte importante de nuestro programa electoral y de nuestro compromiso con los jóvenes: luchar contra la precariedad, fomentar el trabajo estable, los contratos indefinidos… para que tengan nuevas oportunidades y un horizonte de emancipación y de seguridad mucho más claro en sus vidas.

Pero si estos son los datos de hoy, quiero anticiparos algunos que se van a producir en los próximos años. Se convierten en compromisos y sitúa una panorámica de cual es el potencial, la fuerza y la perspectiva de nuestro país desde el punto de vista económico, de empleo y social. Vamos a seguir creciendo por encima del promedio europeo, y de esta forma, alcanzaremos la renta per cápita media europea al final de esta legislatura. Por fin y por primera vez en nuestra trayectoria.

El ritmo de crecimiento actual nos va a permitir superar en renta per cápita, de aquí en 4 años, a países como Italia. Los acuerdos, la reforma laboral y la evolución que acabo de indicar, sobre la conversión de contratos temporales en indefinidos, nos va a permitir bajar la tasa de temporal por debajo del 30% al final de 2007; la tasa del paro, también en 2007, se va a situar por debajo del 8%, por debajo de la media europea; y muchas CCAA están prácticamente en pleno empleo en nuestro país; se va a seguir produciendo una amplia incorporación de la mujer al mercado de trabajo, y la tasa de paro femenino, va a estar por primera vez también por debajo del 10% al finalizar de 2007, y ya era hora.

Pero no solo tenemos una evolución positiva de los datos económicos y del empleo, la incorporación de la mujer y del avance en la estabilidad del mercado laboral, también lo tenemos en esa brecha digital que España ha tenido y que empieza a superar, porque quiero deciros que el numero de hogares con banda ancha superará en 2008 en España el promedio de la UE a 15.

Y ademas todo ello lo vamos a seguir haciéndolo gestionando bien y con eficacia, haciendo bueno el principio del buen gobierno, ahorrando, con austeridad, teniendo cuentas publicas saneadas, con superávit, para anticipar riesgos de futuro, para que nuestra economía pueda crear empleo. Quiero deciros que tenemos un objetivo que es que nuestro ratio de deuda pública este por debajo del 34% de aquí a 3 ó 4 años. Una deuda pública que será la mitad de la de la UE a 15, la mitad de la de EEUU y la cuarta parte de la del Japón. Así es como tendremos nuestro país en los próximos años desde el punto de vista económico y de la salud de nuestras cuentas públicas.

Estos datos económicos, que se acompañan con una tendencia clara a la mejora de cómo crecemos, porque estamos incorporando más productividad, mejorando el sector exterior, inyectando innovación y tecnología, se acompaña con un amplio abanico de políticas sociales, de cohesión social. Quiero recordar que estamos cumpliendo nuestros compromisos con los ciudadanos de forma fiel y en este caso, con gran satisfacción, porque forma parte del alma de nuestro proyecto. Porque las pensiones mínimas están subiendo el doble de la media de la subida de las pensiones, y porque vamos a acabar la legislatura con una subida del 26% de las pensiones mínimas, tres millones de pensionistas, la mayor subida en menos tiempo de toda la democracia.

Porque hemos cumplido nuestro compromiso con los trabajadores que cobran el SMI, porque estamos cumpliendo nuestro compromiso con aquellos sectores sociales mas olvidados, con aquellos que tienen todavía que ver, que sentir, que son ciudadanos de primera en nuestro país. Con los discapacitados, con los mayores que se sienten solos. Amigas y amigos: el 1 de enero de 2007 entra en vigor la ley para la autonomía personal que va a hacer que millones de mayores y de personas discapacitadas puedan tener un horizonte de seguridad, de solidaridad y de compañía.

Y quiero desde aquí agradecer de manera intensa a todas las organizaciones de discapacitados que llevan años haciendo una gran tarea de sensibilidad social, que llevan años poniendo encima de la opinión pública, delante de los ojos de todos y cada uno de nosotros, que una sociedad ante todo se reconoce, ante todo entra en la Historia, por cómo trata a los mas débiles a los más necesitados, a los que mas dificultades tienen.

Y también estamos haciendo avances en una dimensión de lo que representa ese afán por la cohesión social, ese empeño en fortalecer la condición de cada persona, de cada español, como un ciudadano libre y seguro. Un ciudadano que debe tener a la sociedad desde la cuna hasta sus últimos días al lado, para permitirle el desarrollo autónomo de su capacidad, y ha de serlo, en función de condiciones iguales. Esa política de cohesión social tiene también que ver con la respuesta a los retos de una sociedad en desarrollo, en cambio, en transformación, en avance, como es la sociedad española, como muchas sociedades europeas. Una sociedad moderna, avanzada, exige una calidad de vida moderna y avanzada. Una preocupación desde las políticas sociales esencial por la salud de todos los ciudadanos. Y quiero deciros que esfuerzos como la Ley Antitabaco, o la ley que acabamos de enviar al Parlamento para la prevención del alcoholismo entre los jóvenes, son objetivos prioritarios de este Gobierno a favor de la sociedad española, de una sociedad con mejor calidad de vida, y unos ciudadanos que puedan desplegar plenamente todo su potencial en un marco de convivencia adecuada.

Fijaos lo que representa, el otro día lo comentaba la ministra de Sanidad, la Ley contra el consumo del tabaco en los lugares públicos, y nos daba un informe, una decisión política, una respuesta, una información altamente interesante, una información según la cual la nicotina había descendido hasta un 80% en los centros de trabajo. Y según los expertos, esto podría suponer, de aquí a diez años, salvar 20.000 vidas de compatriotas. La ley, una ley que salva vidas, una política para la Salud Pública, una ley que salva vidas, como la ley del carné por puntos, sin duda alguna la siniestralidad en la carretera, la siniestralidad vial es una de las mayores causas de perdida de vidas humanas, de destrozo de familias, que tenemos, que hemos tenido en nuestro país.

Y quiero recordaros un dato: desde que estamos en el gobierno hay 1000 muertos menos en la carretera: se han salvado seguramente 1000 familias de la angustia de quedarse destrozadas. Y quiero desde aquí volver a hacer un llamamiento al conjunto de la sociedad, al conjunto de los ciudadanos que han respondido magníficamente a la entrada en vigor de esta ley: que tenemos un gran objetivo nacional, y ese objetivo es reducir aun más las muertes en la carretera que afectan además a tantos jóvenes, a tantos valores potenciales de nuestro país.

Amigas y amigos, tenemos otro campo en donde este año de 2007 que tenemos en el horizonte debe situarse como un año en el que se produzca un cambio a fondo de la situación: me refiero a esa otra gran causa de perdida de vidas humanas que por accidentes hay en nuestro país, que es la siniestralidad laboral. Cada día hay varios trabajadores que mueren en nuestro país en los centros de trabajo, yendo o volviendo de ellos. Tenemos que hacer un nuevo esfuerzo, que sea un objetivo nacional, porque mide también el grado de avance, de madurez y modernidad de un país que dedica los mejores esfuerzos a que sus ciudadanos trabajen en buenas condiciones, con salud y con seguridad. Por ello el Gobierno va a convocar a las fuerzas sociales y CCAA para hacer un nuevo protocolo, un nuevo empuje y nos pongamos un objetivo: reducir un 25% en los próximos tres años la muerte, los accidentes mortales, en el ámbito laboral.

Y amigas y amigos, el avance social, la cohesión social es también un desarrollo de la libertad con seguridad. Por ello, desde que llegamos al Gobierno, que lo encontramos débil, ahora que la derecha habla de la debilidad del Estado, nosotros lo encontramos débil, por eso convocamos cada año 9.000 plazas de policías y guardias civiles porque había un número insuficiente. Por eso aumentamos de forma sustancial el presupuesto en seguridad pública, es ahí donde se mide la fortaleza de un Estado, igual que hemos aumentado los medios y recursos en la lucha contra incendios, porque encontramos al país débil para esta tarea, igual que hemos puesto en marcha, y lleva su tiempo, la unidad militar de emergencias para tener una unidad sólida, fuerte, ante catástrofes naturales en nuestro país. Nos encontramos en efecto un Estado débil, pero lo estamos fortaleciendo, y en esta legislatura será mucho más fuerte.

Amigas y amigos, el 2007 va a ser un año muy positivo para España, en primer lugar, porque quedará en la Historia, porque el 1 de enero entrará en vigor, como decía, la ley para la Autonomía Personal, pero también porque vamos a ver cómo cientos de miles de mujeres y jóvenes tienen un empleo estable cuando tenían un empleo temporal. Porque vamos a poner en marcha todas las medidas para ese objetivo que da identidad, que es una seña de identidad decisiva de nuestro proyecto, todas las medidas en la aplicación, en el desarrollo, en los planes que contiene de la ley de Igualdad entre hombres y mujeres, y os quiero asegurar que no vamos a regatear esfuerzos para el objetivo de la igualdad plena entre hombres y mujeres. No sé si quedará mucho, a tenor de la fuerza social y cívica de las mujeres en nuestro país, creo que ganarán tiempo al tiempo, lo que sí estoy convencido es que con este Gobierno y con estas políticas, estaremos cada día más cerca de la igualdad plena, real, laboral, social y cívica entre mujeres y hombres en nuestro país.

2007 será un buen año porque va a empezar a cambiar la tendencia sobre los datos de nuestro sistema educativo, porque se empezará a notar el esfuerzo que venimos haciendo, como en materia de becas, con 60.000 nuevas becas, porque se notará el esfuerzo que por ejemplo supone que el mayor aumento presupuestario para 2007 sea para el ministerio de Educación, que va a subir más de un veintitantos por ciento sus recursos. Porque vamos a tener la aplicación de la LOE porque se pondrá en marcha la LOU, con mas autonomía para las universidades, para que estén mas preparadas en ese objetivo de construir un sistema europeo universitario donde los estudios sean cada vez mas flexibles y donde la gente que estudia en uno u otro país pueda desarrollar su actividad profesional en los demás lugares.

Porque haremos nuevo esfuerzo en materia de vivienda. Hasta aquí hemos duplicado en el Plan de Vivienda los recursos públicos, y por tanto prácticamente hay el doble de ayudas para que las familias puedan tener una posibilidad de acceso a la vivienda con ayuda pública. Pero es que además para este 2007 vamos a proponer un nuevo programa específico a CCAA y a universidades, vamos a proponer la construcción de 10.000 viviendas para jóvenes universitarios y para becarios jóvenes de investigación.

Amigas y amigos, el 2007 va a ser también un año en que buena parte de los estatutos de autonomía que están en reforma entren en vigor, algunos ya han entrado, y será un momento interesante para hacer una valoración de quién tiene un proyecto de España o simplemente quién tiene un discurso contra el gobierno de España. Será un momento interesante para comprobar, para hacer valoración, para ver que nosotros hemos apostado por reformas de estatutos de autonomía para acercar el poder a los ciudadanos, para mejorar la gestión de los servicios públicos, en temas tan claros como la inmigración, como la investigación, y otros que han hecho en cada sitio algo tan distinto y diferente. Pero bueno, después de escuchar lo de ayer no me extraña casi nada, porque ayer he oído al señor Rajoy y al señor Piqué ofreciéndose para entrar en el Gobierno de Cataluña con CIU, que eran unos de lo que querían romper España ¿sabéis qué es lo que ocurre? Que antes o después, todo aquello que dijeron durante algunos meses a los españoles, antes o después se tenía que demostrar, se tenía que comprobar que sencillamente era falso, mentira, una mentira más de las que el PP ha lanzado a la sociedad española en los últimos años.

Y tendremos en el 2007 una Ley de Aguas y una Ley del Suelo, y una Ley de Desarrollo Rural, como comentaba Soraya, una ley con un objetivo, que los hombres y mujeres de los pueblos del ámbito del mundo rural tengan las mismas condiciones, tengan mismos servicios y las mismas posibilidades que aquellos ciudadanos que viven en las ciudades de nuestro país. Y hemos empezado ya, porque en estos presupuestos para el 2007 por primera vez se incorpora una partida específica para los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Son pocos españoles los que viven en municipios de menos de 20.000, pero son tan españoles como los que viven en las grandes ciudades.

Amigas y amigos, ese es el discurrir de España, esa es la evolución económica, de empleo y social de nuestro país, ese es el horizonte que tenemos para 2007 y los compromisos básicos, a los que quiero añadir uno de manera muy singular: porque en 2007 vamos a tener un impulso, un esfuerzo decidido en el que me voy a comprometer personalmente muy a fondo, con la cultura y la gente de la cultura en nuestro país: porque en el 2007 vamos a tener una Ley del libro y Lectura; una Ley del Cine y una Ley de la Música, un impulso para potenciar la industria y la creación, la lectura, la producción, las enseñanzas artísticas, aquello que distingue a un país más moderno y más avanzado.

Si esa es la mirada que podemos hacer a la España de hoy, si esa es la perspectiva que tenemos con los compromisos del 2007 y con la evolución para los próximos años, de crear riqueza y crear mas empleo, de hacer que cada vez haya más empleos estables, de desarrollar el Estado del Bienestar a favor sobretodo de los mayores, de los discapacitados, sabemos también cuáles son las preguntas de nuestro tiempo, y en esta conferencia se han dado líneas de respuesta, se ha decidido, acertadamente en mi opinión, el rumbo que hay que dar a las preguntas determinantes de nuestro tiempo.

Que son dos: cómo crecemos, cómo es el desarrollo de nuestro país para crecer mejor, para tener mas calidad de vida, para competir adecuadamente en un mundo interdependiente, para afrontar los riesgos que se están produciendo ante determinados cambios evidentes en el medioambiente; y la segunda, cómo convivimos en un país que tiene un cambio tan trascendente en su demografía como es la inmigración.

A la primera pregunta, a esa pregunta decisiva, la opción de nuestro proyecto, del PSOE, es clara: queremos crecer, queremos hacer más fuerte la economía y el desarrollo de nuestro país con la Educación, con la formación durante toda la vida, con la investigación, con la innovación, con la creatividad, que ninguna talento quede sin tener una oportunidad, que ninguna iniciativa deje de tener una posibilidad de apoyo, y queremos hacerlo ante todo, favoreciendo que nuestro desarrollo sea un desarrollo sostenible, y eso significa hablar de nuevas políticas energéticas, ante todo, de nuevas políticas del Agua, de Urbanismo y de Ciudad en nuestro país.

Nueva Política energética, porque la opción es la energía renovable y limpia, el ahorro energético, la eficacia, esa es la opción. Y va de la mano de la investigación, de la innovación y del desarrollo. Esa, y un desarrollo urbanístico razonable, racional y sostenible, no el que vemos en algunas partes de nuestro país. Y en política de agua, teniendo en cuenta la realidad inequívoca del cambio climático, hay que hacer una política del agua también de mucha mayor eficiencia, de mucho mayor ahorro, de promover mucha más investigación e innovación, y de hacer un cambio de cultura progresivo en torno a ese valioso recurso natural que es el agua, que favorece como pocos el desarrollo, pero que condiciona también como pocos el futuro de una calidad de vida sostenible en muchos ámbitos de nuestro país.

Y tenemos que hacer un nuevo urbanismo, una nueva realidad de la ciudad, será también un elemento determinante, para responder a esta pregunta de cómo reorganizar mejora la convivencia, como consecuencia de la llegada de muchas personas que han venido de fuera a vivir y a trabajar con nosotros. Un urbanismo al servicio del espacio publico, un urbanismo al servicio del transporte público, y un urbanismo al servicio del ahorro energético de una manera decidida.

Quiero que todos los compañeros que van a ser alcaldes, y van a ser muchos, y los compañeros que van a gobernar las comunidades autónomas asuman este común compromiso prioritario: cambiemos la ciudades, su modo de desarrollo, cambiemos el transporte, porque ese es el camino para un desarrollo razonable, sostenible, para una calidad de vida y sobretodo para aquellos sectores sociales a los que nos debemos especialmente: los trabajadores y los sectores más humildes. Ese debe ser un compromiso prioritario de todos nosotros, no hay excusas. Ni `puede haber argumentos. La limpieza en la gestión del urbanismo, la provisión de suelo para vivienda con ayuda publica. El respeto a los espacios públicos para facilitar la cohesión social y la convivencia es una de las políticas decisivas y trascendentes que vamos a aplicar, por supuesto desde el Gobierno de la nación en lo que nos compete: Ley del Suelo, planes de vivienda y desarrollo de determinadas políticas sociales, pero ante todo desde las comunidades autónomas y por supuesto desde los ayuntamientos.

Y os decía que la otra segunda pregunta de nuestro tiempo, ante la cual los españoles quieren una respuesta, es ¿cómo llevamos adelante una convivencia en un país que ha cambiado tanto, no sólo por la incorporación de personas que vienen de fuera, no, sino por el por el cambio de valores culturales, por el cambio en lo que representa el tiempo que los padres pueden dedicar a la educación de sus hijos y lo que sucede en nuestras escuelas; el cambio en la manera de trabajar, el cambio como consecuencia del aumento de la expectativa de vida. Todo eso exige una respuesta que fortalezca la convivencia y esa respuesta, amigas y amigos, no es mirar para otro lado, no es echar la culpa a los de fuera, no es hacer demagogia, y mucho menos cuando se trata de la inmigración. Porque cuando hablamos de la inmigración hablamos de seres humanos y de seres humanos con muchas dificultades muchos de ellos que vienen aquí. Que sufren y que por eso intentan llegar a este país. Por eso siempre me ha repugnado hacer política con la inmigración estando en juego seres humanos.

Y tenemos que decir al conjunto de los españoles que la convivencia de esta nueva realidad, que tiene claramente cosas positivas para nuestra economía, para el fortalecimiento de nuestra Seguridad Social, para las pensiones de hoy y del mañana. Quiero recordar aquí a todos los ciudadanos y a todos vosotros que tenemos hoy la seguridad social con un fondo de reserva de cerca de 40.000 millones de euros. Es decir, con una buena salud nuestra Seguridad Social, es decir, con seguridad en nuestras pensiones del futuro. Y quiero decir y recordar que en buena medida eso se debe a lo que cotizan los inmigrantes en nuestro país.

Articular la convivencia par que nadie se vea afectado en lo que son las formas de vida habituales, en las tradiciones, para que haya un respeto e incluso una relación intercultural, tiene una respuesta, un compromiso: cohesión social. Sólo con políticas sociales que garanticen los derechos a los inmigrantes, pero que ello no represente que ningún ciudadano de nuestro país pueda ver limitados sus derechos sociales, podremos articular una convivencia positiva. Y os quiero decir una cosa, todos conocemos a la sociedad española, sabemos los esfuerzos que ha hecho por conquistar la libertad y la democracia, por trabajar cada día más, por llevar bienestar donde nunca lo hubo. Os quiero decir: España y los españoles vamos a saber articular la convivencia con las personas que vienen de fuera haciendo un esfuerzo amplio de bienestar social, de cohesión social y de políticas sociales, en cada barrio, en cada escuela, en cada centro ciudadano. Así es como garantizaremos esa convivencia que es absolutamente imprescindible en el reto que tenemos ante los cambios que estamos viviendo.

Os quiero decir, que el Gobierno está haciendo la política conveniente y el esfuerzo necesario para que el principio que establecimos desde el primer día que llegamos al Gobierno en materia de inmigración se cumpla. Y ese principio es legalidad. Legalidad desde luego para entrar en nuestro país, legalidad para salir repatriado de nuestro país y legalidad también para aquellos que habían entrado en nuestro país y estaban trabajando ilegalmente, fraudulentamente, sin derechos y sin deberes. Y quiero deciros que a quien perjudica esencialmente que pueda haber un número tan amplio como había cuando llegamos al Gobierno de inmigrantes ilegales trabajando, es ante todo a los trabajadores de este país. Y lo es porque si hay fraude, empleo ilegal sin derechos, sin cotizar, eso se puede hacer a los inmigrantes pero se puede extender y bajan las condiciones de derechos de los trabajadores de nuestro país. Por eso, porque lo saben muy bien los trabajadores firmaron con el Ministro de Trabajo, igual que los empresarios, el proceso de regularización, que ha sido positivo.

Legalidad, convivencia y derechos para los inmigrantes y por supuesto que eso no represente la pérdida de ningún derecho para ningún ciudadano de nuestro país. En definitiva, en política de inmigración, hacer una política con la cabeza, algo con el corazón, o bastante con el corazón y nunca con las tripas. Sobretodo con las tripas de algunos a tenor de lo que se ve y se escucha.

Amigas y amigos, ese es el horizonte que tenemos, un horizonte que conforma un proyecto que tiene ante si un resultado como país, un resultado en pocos años a conseguir: situarnos en el liderazgo económico, en el liderazgo de empleo, en el liderazgo de igualdad, en el liderazgo de extensión de derechos y libertades públicas, en el liderazgo de cómo articular la convivencia, de ser un modelo de convivencia. Y tenemos una oportunidad porqué estamos a tiempo como ningún otro país de la UE. Un liderazgo también en como llevar todo esto adelante, en como llevarlo. Es importante el rumbo que tenemos, pero es tan importante cómo lo hagamos. Y tenemos que hacerlo como un partido abierto, receptivo a las ideas y a las criticas, que incorpora iniciativas, de todos los sectores sociales, que sabe que ese objetivo de fortalecer la ciudadanía, que será la mejor respuesta a los problemas de nuestro tiempo, se hace también y sobretodo contando con la ciudadanía.

Un rumbo, un camino, que tenemos que recorrer en varias etapas. Tenemos una etapa ahora que tiene un tiempo claro, determinado, las próximas elecciones autonómicas y municipales y las elecciones en Cataluña el 1 de noviembre.

Habréis notado que he dedicado pocas palabras al Partido Popular. Es difícil debatir con quien casi siempre usa el insulto mayor, la descalificación y está en un tono de crispación. A mi me gusta el debate, no me gusta responder a los insultos. Pro ello quiero deciros, que esa crispación que tienen, oía el primer día a varios compañeros decir que era por la derrota no digerida de las elecciones de marzo de 2004. Yo creo sinceramente que no, yo creo que esa crispación que tienen es por las derrotas que tienen ante si en los próximos años en España.

España, un país al que servimos poniendo los mejor de nosotros mismos. Un país de ciudadanos que han demostrado su valor, su ambición de futuro. Una ambición de futuro que es la que tiene este Partido Socialista, una ambición de ganar el futuro cada día, de transformarlo, de mejorar y de cambias las cosas, dejemos que la derecha pierda el tiempo en reparar el pasado, su pasado.

Por ello os quiero invitar a que ante esos comicios, autonómicos y municipales, lleguemos fomentando y mejorando si puede ser, que ya es difícil, este clima de unidad. Este clima de estar tan a gusto dentro de este partido que es perceptible en cualquier reunión, en cualquier acto como es en esta Conferencia. Quiero por ello deciros de corazón, que cada día me siento más orgulloso de tener el privilegio de ser el Secretario General del PSOE.

Igual que nos sentimos orgullosos de muchos compatriotas. Ayer por la noche cuando preparaba estas notas para la intervención de hoy me llamó el Ministro de Defensa. Mi paisano leonés José Antonio Alonso. Buen Ministro, del Interior y de Defensa, por cierto. Me llamó para comunicarme que todos nuestros soldados habían llegado a su lugar sin ningún problema en el Líbano. Quiero desde aquí que les rindamos un homenaje de solidaridad y de apoyo a los soldados que tenemos en el Líbano, en Afganistán, en Bosnia, en el Congo y todos aquellos sirven a nuestro país.

Quiero hacer una brevísima consideración en torno a nuestros soldados. A dónde van y cómo van. Van a un sitio que ha vivido un conflicto bélico, que ha vivido una guerra. Van allí para que no vuelva a haber guerra, para que la paz sea estable y definitiva. Van bajo el mandato de la ONU. Van con todos los países europeos. Van como hay que ir, con el apoyo del Parlamento, de todo el Parlamento, tal y como nos comprometimos con los ciudadanos. Y cada vez que sucede una decisión de esta naturaleza, como la que hemos tomado hace pocas semanas en relación con el Líbano o en relación con los otros lugares donde tenemos misiones al servicio de Naciones Unidas y de la paz, estamos afirmando un principio que será para siempre en la política exterior de España. Será para siempre gobierne quien gobierne: España estará siempre al servicio ya de la legalidad internacional, de Naciones Unidas y de misiones para la paz y nunca al servicio de guerras ilegales ni de grandes potencias por muy poderosas que éstas sean. Será para siempre compañeras y compañeros.

Os dije al principio que este era un proyecto ante todo de valores, que el Partido Socialista es un proyecto de valores. Hay otros que tienen otros principios, que en los últimos tiempos han defendido y explicado como principios neoconservadores. En el fondo tienen poco de "neo", son viejos principios conservadores. Son principios ante todo de apelación al miedo. Es una especie de fe al miedo, miedo a la libertad que han temido tantas veces los conservadores, miedo a la igualdad, miedo a extender derechos y libertades a los ciudadanos piensen como piensen, tengan la opción sexual que tengan; miedo a las reformas políticas, miedo a las reformas territoriales, porque en el fondo tienen miedo a España y por eso la han querido siempre tener atada. Miedo a la creación cultural, a los creadores de la cultura, a lo más fecundo, a lo que más hace avanzar un pueblo, a los que han criticado y denostado. Miedo a los creadores y miedo a la cultura.

Y el nuestro, el nuestro tiene ante todo nuestro proyecto el valor, la mejor virtud de la política: que es la valentía. La mejor virtud de la política, es así desde el pensamiento griego. Por ello defendemos el valor para conseguir la libertad de todos, el valor para extender los derechos de todos los ciudadanos, el valor en favor de la igualdad plena entre hombres y mujeres, el valor para conquistar y lograr que un niño que tenga síndrome de Down tenga todas las mismas posibilidades de autonomía y de desarrollo vital que cualquier niño en este país. El valor de las reformas políticas, el valor de las reformas territoriales, de entender a España en su diversidad, el valor de defender la pluralidad, el valor de defender la convivencia con el otro, con el que no es como nosotros, con el que viene de fuera. El valor de defender la paz en el mundo ante todo, de luchar contra la pobreza y la miseria, no solo con palabras sino con hechos. Por eso desde que estamos en el Gobierno, este país va a duplicar la ayuda al desarrollo, de 2.000 millones de euros a 4.000 que vamos a llegar en el 2007. No con palabras, con compromiso político y con esfuerzo, porque será el mejor camino para dar oportunidades a los que quieren venir aquí.

Y el valor de trabajar por la paz y por el fin de la violencia en el País Vasco y en toda España. El valor de convertir esa esperanza, cuando quedan pocos días para que llevemos 6 meses del alto el fuego permanente de ETA, en una realidad. Una esperanza, compañeras y compañeros, que vamos a preservar. Una esperanza por la que vamos a trabajar con toda nuestra fuerza. Con lo mejor de nosotros mismos, sabiendo que servimos de esta manera como de ninguna otra a los mejores valores de la libertad, de la convivencia, de la democracia y de España. El valor de alcanzar la paz, el valor de pedir a todos ayuda y colaboración para alcanzar la paz, el valor de agradecer de antemano la ayuda, sea sincera o esta no exista. Así es como se consiguen los grandes compromisos, los grandes desafíos para que las cosas mejoren en la convivencia, en la sociedad y en este país

Y os puedo asegurar, amigos y amigas, que el camino hacia esa esperanza, hacia esa meta del fin de la violencia, como he dicho, es incompatible con la impaciencia, incompatible con la impaciencia. Será un camino que necesita tiempo y esfuerzo. Un camino largo, duro y difícil. Pero la esperanza esta en pie, nunca como ahora podemos lograr el fin de la violencia. Merece la pena y si todos ponemos lo mejor de nosotros mismos lo lograremos.

Compañeras y compañeros, estos es lo que tenemos por delante. ¿Merece la pena? Sin duda merece la pena, porque todo es para lograr nuevos avances, mejoras en la convivencia, en el bienestar, en las libertades, en el fortalecimiento de la idea de ciudadanía, en la democracia. En el espíritu de libertad que anida en este pueblo, que esta presente en el alma más profunda de los españoles, más creativa, más fecunda a lo largo de toda su historia. Merece la pena. Y como merece la pena, venga, venga, venga a trabajar y a ganar por este país. Gracias.

Texto íntegro de la intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en la clausura de la "Conferencia Política 2006" del Partido Socialista Obrero Español el domingo 17 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

LA MURALLA por Juan Carlos Rodríguez Ibarra

Por Narrador - 29 de Septiembre, 2005, 5:51, Categoría: PSOE

Dice este destacado miembro del PSOE que quien aspire, desde su concepción ideológica a tener un debate limpio y sereno sobre nuestra estructura como nación, debería dejar en el cajón sus aspiraciones soberanistas, independentistas, federalistas o confederalistas hasta que pase el terror, y permitir al Gobierno que se centre en la oportunidad histórica que en estos momentos muchos intuyen que se puede producir. Cuando la vida y la libertad de todos pueden depender de lo que sepamos hacer ahora, no parece prudente distraer la atención de los gobernantes con debates territoriales que en nada ayudan a conseguir la rendición de ETA. Y añade su dedeo de blindar su región “contra la estupidez, las tonterías y el discurso nacionalista de Esperanza Aguirre o de Carod Rovira”. Lástima que no le creamos nada, máxime cuando coparte programa de televisión con el líder de ERC.

ABC

Viernes, 16 de septiembre de 2005

LA MURALLA

Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Presidente de la Junta de Extremadura)

Ana Belén y Víctor Manuel cantaban, en la década de los ochenta, una canción que se titulaba «La Muralla». En ella se ordenaba, con insistencia, que se abriera o cerrara la muralla en función de las cosas que se pedían. Últimamente, el lenguaje político ha comenzado a contaminarse de esa canción, de tal forma que no hay mañana en la que no se levante uno sin escuchar a alguno de entre nosotros pidiendo la apertura o el cierre de la muralla. Para recibir dinero del Estado para conjugar el déficit sanitario se pide que se abra la muralla de la fortaleza autonómica, para, a renglón seguido y siguiendo la estructura de la canción de marras, pedir el cierre de la muralla mediante un blindaje de acero para que los impuestos que se pagan en la autonomía correspondiente se queden dentro de la fortaleza. Abre la muralla para recibir el agua que abastece a tal río de cualquier manantial, que normalmente nace en otro territorio, y cierra la muralla para dar agua al siguiente.

Tal necedad sólo puede ser atribuida al mal de la emulación nacionalista que, lamentablemente, tengo que reconocer tiene más influencia de la que yo estaba dispuesto a concederle. Al final, casi todos comienzan a contagiarse de un discurso y de una práctica política que puede resultar atractiva si lo que se persigue es un caudal de votos viscerales sin tener en cuenta el proyecto político para el que se trabaja y el destino del territorio que nos cobija como españoles con derechos que emanan de nuestra Constitución. Hasta Joan Saura, consejero de Relaciones Institucionales de la Generalidad de Cataluña y representante de un aparente partido de la izquierda, cae en ese discurso rancio nacionalista cuando me califica de político del pasado y me pide dejar la presidencia de Extremadura. Si los políticos catalanes nos piden silencio a los demás cuando negocian su nuevo estatuto, ¿cuál es la razón para que no se apliquen el cuento cuando se trata de respetar la decisión democrática de los ciudadanos extremeños? Tanto me teme el señor Saura como para prestarse al juego de desacreditarme y descabalgarme. Si soy un político marginal, como me ha calificado ese consejero por la gracia de la coyuntura, que no por los votos, ¿cuál es el interés de un consejero del gobierno catalán en eliminarme políticamente?

No me cabe la menor duda de que en este baile nacionalista, periférico y español, los que apostamos por una España descentralizada, diversa y cohesionada, estamos perdiendo el espacio que nos permita acoger e identificar nuestras propuestas y nuestros anhelos. Los que nada debemos al nacionalismo económico español, corremos el riesgo de quedarnos sin sitio: o nos alinean en el esquema patriotero y rancio de Esperanza Aguirre o nos alinean en el esquema nacionalista desvertebrador de Artur Mas, sin que tengamos facilidad de encontrar nuestro sitio que ni está con unos ni con otros. Yo me sentiré tan bien o tan mal como ahora cualquiera que sea la sede de Gas Natural, y me sentiré bien por el hecho de que sea una empresa española, con sede en Cataluña, la que abastezca a mi región de gas o de fluido eléctrico. Por mí, ningún problema. Estoy seguro de que esos empresarios catalanes o vascos o andaluces se convertirán en los mayores defensores de un desarrollo equilibrado para todos los territorios españoles por la cuenta que les tiene. Si una empresa vende gas y electricidad en Extremadura, estará interesada en que la actividad económica de la región sea cada vez más intensa para que la demanda crezca y crezcan los beneficios de esa empresa. Combatiré, sin embargo, el hecho de que empresarios españoles, con sede social en Cataluña o en cualquier otra parte de España, quieran abrir la muralla para que la factura energética que se pague en Extremadura vaya a engordar la cuenta de resultados de esa empresa, y que simultáneamente, los políticos que gobiernen en Cataluña, o en cualquier otra parte, pretendan cerrar la muralla para que el rendimiento económico e impositivo de esa factura se blinde con hormigón y acero en beneficio de ese territorio.

He aquí un nuevo síntoma del peligro de la emulación en todos sitios del discurso nacionalista. Si algunos políticos catalanes pretenden blindar su financiación autonómica, por qué no van a querer otros políticos blindar sus ríos o su producción eléctrica, parece que comienzan a preguntarse muchos. Si para ser nación es necesario tener una lengua propia y distinta del castellano, por qué no se va a comprender que otros anden buscando, como sea, una forma arcaica y restringida de expresión, con el riesgo de que buscando, buscando, algunos presenten, como muestra de su condición nacional, el lenguaje de nuestros antepasados más primarios, los orangutanes. Si para trabajar en determinados territorios es necesario acreditar el conocimiento de la lengua autóctona de ese territorio, por qué para trabajar en otros no va a ser necesario conocer los nombres y apellidos y la fecha de nacimiento de los primos segundos de los conquistadores extremeños o de los comuneros castellanos. Afortunadamente, todavía nos queda el fútbol, el mejor ejemplo de que por muy nacionalista que se sea, es posible apasionarse viendo las jugadas de un conglomerado de artistas del balón que con distinta piel, con distinta nacionalidad, con distinta religión, con distinto idioma, conforman la identidad de un pueblo que cifra su superioridad frente a otros en función de que Ronaldinho, Robinho, Petrov o Kovacevic marquen un gol por cada artículo del nuevo Estatuto de Autonomía.

En alguna ocasión el colectivo «Basta Ya» afirmó que «una vez que se termine con la violencia en Euskadi, cualquier discusión es posible». Como quiera que eso no ha ocurrido desgraciadamente, pero si todos nos lo proponemos es posible que ocurra, lo sensato y lo leal con el gobierno de España, en estos momentos, es esperar a que esa circunstancia tan deseada de final del terrorismo se produzca y, entonces, plantear la discusión política y territorial que se quiera. La respuesta de todos, incluida la del gobierno de España, no sería la misma si el asesinato terrorista ya no estuviera en nuestro horizonte más inmediato. No es aventurado especular con esa respuesta porque la discusión territorial en España, en estos momentos, siempre va a estar marcada por la losa terrorista. Por eso, quien aspire, desde su concepción ideológica, a tener un debate limpio y sereno sobre nuestra estructura como nación, debería, por un mínimo sentido ético, dejar en el cajón sus aspiraciones soberanistas, independentistas, federalistas o confederalistas hasta que pase el terror, y permitir al gobierno que se centre en la oportunidad histórica que en estos momentos muchos intuimos que se puede producir. Cuando la vida y la libertad de todos pueden depender de lo que sepamos hacer ahora, no parece prudente distraer la atención de los gobernantes con debates territoriales que en nada ayudan a conseguir la rendición de la banda ETA.

No hace mucho, una dirigente socialista se preguntaba en un foro político por las razones que impulsaban a determinados militantes de un partido a considerar muy socialista a quien esto firma cuando defendía los intereses de Extremadura, y, sin embargo, muy nacionalista a otros presidentes autonómicos cuando defendían los intereses de sus Comunidades. La respuesta es muy sencilla: Yo sólo quiero blindar a mi región contra la estupidez, las tonterías y el discurso nacionalista de Esperanza Aguirre o de Carod Rovira.

De la Vega Presenta su Curso Político

Por El Observador - 23 de Septiembre, 2005, 17:01, Categoría: PSOE

Así ha presentado De la Vega a su Grupo Parlamentario los proyectos para el curso político recién iniciado. Lo que nos espera…

INTERVENCIÓN DE Mª TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA ANTE EL PLENARIO DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA

Madrid, 13 de septiembre de 2005

Queridas amigas y amigos, queridos compañeros:

En primer lugar, buenos días a todos.

El inicio del curso político parlamentario es siempre un momento propicio para el  reencuentro tras un período de descanso. Un momento propicio, también, para la reflexión y el balance. Para analizar el trabajo hecho, para reafirmarnos en nuestros compromisos y para renovar y  planificar el tiempo político inmediato y futuro.

Hace un año compartí con vosotros el inicio del período de sesiones, por primera vez como Vicepresidenta del Gobierno. Compartimos la alegría por la victoria electoral, la responsabilidad por no defraudar a quienes confiaron en nosotros y un sentimiento intenso de compromiso y de responsabilidad ante los ciudadanos.

Hoy creo que podemos compartir una razonable satisfacción por nuestro trabajo de un año. Ha sido un año apasionante; intenso. Casi siempre emocionante, por la responsabilidad de llevar a la realidad parte de nuestros proyectos tanto tiempo trabajados: algunos de ellos hoy forman parte de nuestra realidad y han supuesto avances sociales y políticos  relevantes para el ejercicio de nuestros derechos y para nuestra convivencia. Para transformar nuestra sociedad, en definitiva.

Son proyectos y realidades ligados a uno de los ejes fundamentales de nuestro compromiso con los ciudadanos: la ampliación de los derechos civiles. Dijimos que una de las ideas fuerza que regirían nuestro trabajo en esta legislatura sería la de la ciudadanía. Ciudadanía entendida como inclusión de todas las personas que conviven en una misma comunidad.  Un repaso de las leyes aprobadas en el periodo de sesiones anterior y de parte de las que serán debatidas en éste revela la medida en que estamos cumpliendo nuestro compromiso.

Podemos estar satisfechos de este trabajo, que además ha devuelto al Parlamento al centro de la política. Para conseguirlo hemos tenido que empeñar toda nuestra capacidad de diálogo, nuestra sensibilidad para conectar con la sociedad española, nuestro deseo irrenunciable de trabajar al servicio de los ciudadanos y las ciudadanas. De transformar la sociedad. Porque concebimos nuestro trabajo como una oportunidad única de llevar a la realidad un proyecto político, y de hacerlo sin descanso.

Quiero daros las gracias a todos por vuestro entusiasmo. Gracias en particular a la dirección del Grupo Parlamentario. Gracias a Teresa, Diego, Mamen y Paco.

Gracias muy en particular, Alfredo, por tu entrega, por tu compromiso y por tu esfuerzo.

Y bienvenida, Lourdes (Muñoz).

Hemos trabajado mucho y los frutos están a la vista. Las valoraciones de los ciudadanos – y la de nuestros oponentes – demuestran que hemos sabido reconocer y dirigir la ola de cambio que ya se inició en el año 2003.

Estoy segura de que el cambio no acabará aquí. No lo digo solamente porque ayer se conociera la valoración del Gobierno - y de la oposición - en dos estudios de opinión que son coincidentes. Creo que lo relevante de ese aprecio es que refleja un impulso social inequívoco de unos ciudadanos que confían en su futuro y que, desde esa madurez, quieren alcanzar mayores cotas de libertad y de bienestar social.

Un país, unos ciudadanos, que van a seguir exigiendo de nosotros sensibilidad para percibir la realidad social; van a exigir un respeto profundo hacia la diferencia y la libertad de autodeterminación de cada individuo; y van a exigir que cumplamos nuestros compromisos.

También ha sido un año duro, sobre todo para quienes se han visto afectados por accidentes, incendios, catástrofes. Hemos tratado de estar con ellos, con sus familias, en los momentos más difíciles. Y os aseguro que seguiremos haciéndolo, porque compartir los momentos buenos y los malos es parte inseparable de nuestro modo de ser y de estar en la vida pública. 

Decía que el pasado año nos comprometimos en un programa de reformas claro y determinado. Lo hemos cumplido. Ha sido un curso político fructífero – lo sabéis muy bien - que señala el camino por el que seguirá discurriendo esta legislatura, que será larga.

Y también decía que podemos estar razonablemente satisfechos. Sin autocomplacencia. La autocomplacencia no es precisamente nuestro fuerte, pero el escenario es razonablemente bueno.

- Es bueno porque contamos con un apoyo parlamentario y ciudadano constante y creciente.

- Es bueno porque España es  un país que confía en su futuro. Lo demuestran los estudios de opinión, pero también los datos de  perspectivas económicas y de inversiones.

- Es bueno porque nuestras políticas sociales son valoradas favorablemente por los ciudadanos, que aprueban decisiones como el incremento en el gasto educativo y en investigación, el aumento del salario mínimo y de las pensiones o la ampliación del fondo de reserva de la Seguridad Social.

- Es bueno porque el nivel de confianza en la gestión del Gobierno es muy aceptable, sin duda porque cumplimos lo que prometemos y decimos la verdad.

- Es bueno, además y sobre todo, porque sabemos lo que queremos hacer, tenemos un proyecto, nos hemos marcado unos objetivos  y los vamos a cumplir en el plazo marcado.

Tanto el Gobierno como este Congreso, liderado por nuestro Grupo parlamentario, estamos contribuyendo a cambiar la sociedad y el clima de la política españolas. Y lo vamos a seguir haciendo en los dos periodos de sesiones que iniciamos hoy.

Un balance esquemático del anterior período de sesiones debe partir de los cinco ejes en que se basó nuestro programa de investidura:

- un cambio sustancial en la política exterior;

- una política económica rigurosa que estimulara el crecimiento económico y lo orientara hacia la  educación, la investigación, la innovación y el empleo. En definitiva hacia un crecimiento más justo y mejor distribuido;

- el desarrollo de políticas sociales que respondieran a las nuevas necesidades personales y sociales;

- la extensión de los derechos civiles; y

- la renovación de la vida pública. Del modo de hacer política y de gobernar.

Pues bien, en el terreno internacional hemos cambiado prácticas y políticas y estamos en camino de modificar también leyes como la de Defensa Nacional. Hemos reforzado la posición de control del Congreso. Hemos regresado a la legalidad internacional y a una posición central en la construcción europea. Y hemos restablecido nuestras relaciones de colaboración con Marruecos.

Trabajamos intensamente con los países iberoamericanos, en el marco euromediterráneo y en el de las Naciones Unidas. En cada uno de estos escenarios hemos lanzado iniciativas fundamentales: las Cumbres Iberoamericana y Euromediterránea y la intensa actividad en el marco de las Naciones Unidas.

Hemos lanzado propuestas de calado mundial – la idea del Presidente Zapatero de la “alianza de civilizaciones” y dado un impulso económica y políticamente muy relevante a la política de cooperación. El Gobierno apoya el protagonismo de la ONU en la creación de un sistema de gobernanza global. Promueve activamente el desarrollo de un esquema de cooperación intercultural: una “alianza de civilizaciones” que reemplace la tesis neoconservadora del conflicto o “choque de civilizaciones” por una visión que tienda puentes y amplíe los consensos entre la diferentes culturas.

Hemos vuelto, en fin, a una posición central y creativa en la escena internacional. Quitando los pies de mesas donde no debieron posarse – en general, no soy partidaria de poner los pies en la mesa – y usando la cabeza y el corazón.

La política económica ha seguido líneas de rigor, de crecimiento y de justicia social. Porque, queridas amigas y amigos, el compromiso, la ambición reformadora y el contenido social de los presupuestos no están reñidos con la eficacia y el rigor. Al contrario: los requieren. Frente a las previsiones agoreras, nuestra economía crece al 3,4 % y triplica el crecimiento medio de la zona euro. Ha creado 900.000 puestos de trabajo nuevos. Ha regularizado por el momento, hasta el día de ayer y en un proceso ejemplar, a 485.000 inmigrantes, que ahora pueden ejercer todos sus derechos y cumplir con sus deberes fiscales y para con la Seguridad Social.

En este contexto hemos incrementado sustancialmente el gasto social en educación, investigación e innovación. Hemos destinado 36 millones de euros más para becas e incrementado en un 10% el gasto en investigación. Hemos elevado – lo he dicho antes - el salario mínimo interprofesional, las pensiones mínimas y la dotación del fondo de reserva de la Seguridad Social. Hemos puesto en marcha las cien medidas de un necesario “Plan de Dinamización” de nuestra economía. Acabamos el año con superávit, el gasto social ha superado el 50% del gasto público y ha subido un 10%. Y todo esto sin hacer  trampas con las cuentas públicas.

Y todo ello en un marco de diálogo social. Un marco que vamos a mantener esta legislatura. Como anunció el Presidente en el último Comité Federal, dentro de ese marco de diálogo abordaremos la reforma del mercado de trabajo para aumentar la estabilidad del empleo y la competitividad de las empresas.

También hemos avanzado pasos decisivos para profundizar en derechos individuales y en la igualdad: con leyes como las de protección integral frente a la violencia de género, con pasos históricos para la igualdad de los ciudadanos con independencia de su opción sexual.

Y en todo este proceso, las Cámaras han ocupado, como prometimos, el centro de la vida política. Es, claro, el resultado de la decisión de los electores, que no quisieron dar a ningún grupo la mayoría absoluta. Pero también de nuestro compromiso, porque el Grupo Socialista y el Gobierno hemos contribuido decididamente a devolverles esa posición central. Porque somos conscientes de que una acción de gobierno transparente pasa por rendir cuentas. Ante el Congreso, ante el Senado y ante la opinión pública.

Frente a la estrategia de la “fatiga civil”, de provocar el cansancio de los ciudadanos para que decrezca la esperanza del cambio posible, hemos demostrado en estos dieciocho meses que la calidad de nuestro sistema democrático puede mejorar, tiene que mejorar y va a seguir mejorando. Para ello es necesario que abramos la puerta de la política a los ciudadanos. Que les abramos la puerta al compromiso político y a participar en la toma de decisiones. Porque los ciudadanos tienen que seguir siendo el centro de nuestra acción política.

El Gobierno se ha prestado a ello facilitando su propio control.

El Presidente del Gobierno ha comparecido por decisión propia para informar tras la celebración de los Consejos Europeos; ha explicado decisiones fundamentales, como el envío de tropas a Afganistán; ha dado cuenta al Congreso y lo va a seguir haciendo a la vuelta de la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo día 21. Al igual que ha convocado a los dirigentes de los grupos con representación parlamentaria o a los Presidentes de las CCAA.

El Gobierno se ha prestado a ello, también, elaborando un código de buen gobierno que refuerza las garantías de limpieza y la transparencia en la actividad de sus integrantes y sus altos cargos. 

E impulsando leyes que cambiarán decisivamente el marco en que se produce la comunicación pública e institucional: los anteproyectos de ley reguladora de la radio y la televisión estatales y la de publicidad y comunicación institucional reflejan nuestra resuelta voluntad de autolimitación. 

El nuevo periodo de sesiones se abre con una larga lista de proyectos. Al menos quince grandes leyes, ha dicho el Presidente Rodríguez Zapatero. Entre ellas:

- las que van a reformar instituciones esenciales, como el Tribunal Constitucional o la radio y la televisión estatales;

- algunas de un contenido humano tan decisivo como las de reproducción humana asistida o la reforma de la adopción;

- otras de protección de la seguridad y las libertades, como EUROJUST o la reforma del Código penal en materia de explosivos;

- las de protección del medio ambiente y frente a los incendios forestales, como  la nueva ley de Montes;

- las destinadas a proteger a los consumidores, como las leyes del Medicamento, del Sector eléctrico o la reguladora de las condiciones generales de la contratación.

La clave, hoy, no está en la enumeración de las leyes pendientes. Nadie es más consciente que los integrantes del Grupo Parlamentario Socialista de la relevancia de cada proyecto; de su importancia como parte de un programa socialdemócrata, que quiere reforzar la articulación de la sociedad al servicio de las necesidades reales de sus integrantes.

Una de las actividades fundamentales de este periodo de sesiones es, sin duda, la Ley de Presupuestos Generales del Estado. La tarea fundamental a la que os enfrentáis en estos próximos meses. Porque si el curso pasado fue el de los derechos ciudadanos, éste será el de los derechos sociales, en los que el Presupuesto marca las líneas de la acción de gobierno. Esperamos contar con un apoyo parlamentario aún más amplio que el del año 2005.

A juicio del Gobierno, para aumentar el bienestar social es condición indispensable el mantenimiento de una política económica, fiscal y presupuestaria rigurosa como la que hemos aplicado en nuestro primer año de gobierno. Es la base del escenario favorable al que se refirió el Presidente del Gobierno hace unos días en el Comité Federal.

Por eso los presupuestos para el año 2006 ofrecerán nuevamente un superávit, que permitirá seguir aliviando la carga de la deuda de los futuros ejercicios... y de las futuras generaciones. Por cierto, este año tampoco habrá Ley de Acompañamiento, en beneficio de la seguridad jurídica y, sobre todo, de la integridad de los poderes del Parlamento

¿Cuáles son las líneas generales del Anteproyecto de Presupuesto que estamos manejando? Pues, aunque ya sabéis que el debate en el Consejo de Ministros no finalizará hasta el próximo día 23 de septiembre, creo que es posible adelantar algunas líneas claras.

Por ejemplo, que mantendremos las prioridades en el gasto en materia de educación y de vivienda.

Mantendremos también un modelo de crecimiento económico que estimule la actividad económica, el incremento de la productividad y el crecimiento del nivel de empleo.

Hablaré de educación, en primer lugar, porque la educación en sentido amplio es sin duda uno de los retos fundamentales de este período de sesiones. Un reto que se plasma en tres ejes básicos: la reforma de la Ley Orgánica de Educación, las políticas de fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación y el nuevo marco que establecerá la reforma de la Ley Orgánica de Universidades.

Los ciudadanos nos exigen, y nosotros les debemos, un modelo estable de educación. La nueva LOE debe responder a este requerimiento; debe partir de un gran acuerdo entre la inmensa mayoría de las fuerzas políticas. Y debemos ser capaces, con ella, de lograr los objetivos que comparte la sociedad española para su sistema educativo: sentar las bases del éxito de todos los alumnos en la enseñanza obligatoria, facilitar el aumento de la escolarización en las edades tempranas, promover el aprendizaje a lo largo de la vida, recuperar la formación en la ciudadanía, incrementar la igualdad de oportunidades y la cohesión social.

Queremos ese gran acuerdo. Por eso, el Presidente del Gobierno me ha encargado que haga lo posible para incluir en él también al Partido Popular. Nuestra posición de partida es clara: vamos a esforzarnos para alcanzarlo con un espíritu dialogante. Por eso no ponemos condiciones previas. Hemos propuesto un modelo y queremos debatirlo con todos, con la mente abierta y sin querer imponer nuestro criterio.

Ayer mismo, en cumplimiento del mandato del Presidente del Gobierno, me puse en contacto con el Sr. Rajoy para iniciar conversaciones. Hemos dado el primer paso. Confiemos en que sea el primero de otros muchos que nos conduzcan a ese gran acuerdo.

Mantendremos en estos presupuestos nuestra apuesta por las políticas de I+D+i. Como sabéis, la promoción, la productividad y la inversión en el largo plazo – en el país y en los ciudadanos – son facetas fundamentales de la prioridad que concedió a la educación la agenda de Lisboa.

La octava potencia económica del mundo no puede ser la trigésimo segunda en investigación. Tenemos que dar un salto adelante, vamos a darlo. Un gran salto cuantitativo y cualitativo. Y para ello vamos a actuar en todos los frentes relevantes.

Aumentaremos el gasto en Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en casi un treinta por ciento con relación a lo presupuestado para 2005. Un esfuerzo que vamos a mantener en niveles semejantes a lo largo de la legislatura, para alcanzar una inversión del 2% del PIB en este apartado al final de la legislatura.

El Plan Ingenio 2010, anunciado por el Presidente del Gobierno a principios del verano, parte de nuestra profunda insatisfacción ante la pérdida de talentos, sobre todo jóvenes. Nuestro país no puede permitirse perder más talentos. Debe ofrecer más oportunidades reales a los que están fuera, para que regresen; y debe permitir formarse aquí a quienes quieren ser investigadores, procurándoles condiciones adecuadas, como las que va a regular el próximo Estatuto del personal Investigador en Formación.

Y vamos a traer al Congreso un anteproyecto de nueva Ley Orgánica de Universidades a lo largo del periodo de sesiones que ahora iniciamos.

Como ya anunció el Presidente en el último Comité Federal, a lo largo de este periodo vamos a enfrentarnos a la reforma del IRPF, que reducirá la contribución a los integrantes de las clases trabajadoras y las clases medias. Porque – lo ha dicho también nuestro Presidente-, bajar los impuestos obedece a una política de izquierdas coherente.

Y vamos a buscar solución a problemas de financiación concretos y muy relevantes para los ciudadanos. Incluso cuando la responsabilidad es de las CCAA, como ocurre con el déficit de la  sanidad pública. Tenemos un excelente sistema de sanidad pública. Y no vamos a consentir que se deteriore.

La Conferencia de Presidentes celebrada en el pasado fin de semana ha subrayado nuestro sentido de la responsabilidad y nuestro compromiso real con los problemas sociales.

El Gobierno ha hecho una propuesta muy generosa, que esperamos sea asumida por todas las Comunidades Autónomas. Es verdad que en rigor no tenemos una obligación de aportar financiación suplementaria porque la Sanidad está transferida a las Comunidades. Pero calificar la oferta del Gobierno como de “dinerillo” o de “caballo regalado” es, siendo benevolente, un verdadero dislate. Cerca de 2.000 millones de euros aportados por los ciudadanos no pueden recibir calificativos tan despectivos por parte de los dirigentes del primer partido de la oposición. No se trata ni de caballos, ni de regalos, se trata de resolver problemas y de hacerlo con responsabilidad. La responsabilidad que ha demostrado este Gobierno que, con independencia de las competencias, no se desentenderá jamás cuando lo que está en juego sea el bienestar de los ciudadanos.

Hay más retos en esta agenda social. Por una cuestión de tiempo me detendré solamente en otros dos.

La Ley de autonomía personal va a suponer posiblemente el paso más importante en mucho años para la consolidación de un modelo de bienestar conforme a estándares avanzados. Y el más claro reflejo de nuestra negativa a aceptar que la globalización supone irremediablemente la depauperación o la liquidación del modelo social europeo. Debemos trabajar en este proyecto con plena conciencia de que es decisivo para dignificar la condición de las personas dependientes. De que su puesta en marcha supondrá un avance decisivo hacia una sociedad decente, cualidad sin la que es imposible profundizar en la democracia. Debemos hacerlo recordando la experiencia de los países nórdicos, que han sabido reformar sus Estados de bienestar sin renunciar a su esencia. Y recordando el concepto, que yo escuché a Jacques Delors, de los “nuevos yacimientos de empleo”. Es la antípoda de la resignación.

En el terreno de la igualación de hombres y mujeres, el trabajo para la futura Ley de igualdad prepara avances sustanciales en el terreno de la paridad, con una profunda repercusión social.

Este periodo de sesiones va a ser también el de la reforma de los estatutos de autonomía.

El debate de las primeras reformas será lógicamente decisivo a la hora de establecer las pautas y las reglas no escritas de un proceso generalizado.

Sabemos cuáles son los límites, que el Gobierno y nuestro Presidente hemos reiterado de manera constante: cualquier reforma debe estar orientada por el interés de los ciudadanos, contar con un amplio consenso y respetar los límites y los procedimientos que establece la Constitución. Ya lo hemos dicho muchas veces: Constitución, consenso y ciudadanía son los tres ejes y los tres límites de cualquier reforma estatutaria.

Dentro de los márgenes y de acuerdo con las normas de procedimiento constitucionales cabe cualquier reforma. Fuera de ellos, ninguna. Ha quedado claro ante otras  propuestas de reforma: pueden abordarse con normalidad democrática, pero en todo caso dentro de los límites expuestos.

Nos enfrentamos a un curso político apasionante, que va a requerir un esfuerzo enorme, que nos va a exigir un trabajo riguroso y responsable.

Un trabajo con todos. Promoviendo el diálogo para integrar a una mayoría aún más rica. Una mayoría que reconozca la diversidad de los que la integran y la apoyan. Que sepa actuar de manera creativa al servicio a los ciudadanos.

Manteniendo la centralidad del Parlamento, desde la plena conciencia de que la democracia exige control, debate y diálogo. Exige soluciones eficaces para los problemas sociales, sin crear otros artificiales y sin caer en un ensimismamiento estéril.

Contamos con el aliento de los ciudadanos y de las ciudadanas, manifiesto en el reconocimiento (siempre provisional y condicionado a que lo hagamos como es debido) de habernos confiado nuevas tareas: gobernar Galicia, por ejemplo.

La tarea será difícil no pocas veces. Habrá momentos duros en el camino. Habrá momentos más benignos. Pero recordad, sobre todo en los peores momentos que todo esfuerzo merece la pena porque al fin y al cabo trabajamos para que se hagan realidad nuestros sueños de más igualdad, más solidaridad, más justicia social se puedan ir haciendo realidad poco a poco. Con vuestro trabajo y el apoyo de los ciudadanos, el motor del cambio seguirá su curso imparable.

Termino como acabé el año pasado, y como siempre os recuerda el Presidente: mucho ánimo y a trabajar.

La Esposa del Ministro Montilla Imputada por Prevaricación

Por Sin Pancarta - 19 de Septiembre, 2005, 15:10, Categoría: PSOE

La noticia del fin de semana es sin duda la imputación de la esposa del ministro Montilla por prevaricación, concretamente ha sido acusada de delitos de prevaricación, malversación y falsedad en documento, presuntamente cometidos como concejal de Urbanismo de Sant Just Desvern. Parece ser que vuelven viejos modos, viejas formas de actuación, de entender el poder. Este Montilla, auténtico ‘cáncer’ del gobierno debería ocuparse más de los delitos de su entorno mientras se olvida del estatuto y otras majaderías similares, como la OPA que sin duda apadrina. Seguiremos atentos esta cuestión.

EL MUNDO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

ABREN DILIGENCIAS CONTRA LA MUJER DEL MINISTRO MONTILLA POR PREVARICACIÓN

Carol Alvarez y Felix Martinez

BARCELONA.- La esposa de José Montilla, ministro de Industria, ha tenido un tropiezo con la Justicia que la llevará ante el juez. Ana Hernández ha sido acusada de delitos de prevaricación, malversación y falsedad en documento, presuntamente cometidos como concejal de Urbanismo de Sant Just Desvern y respecto a una misma actuación.

Hernández, que deberá acudir al juzgado asistida por un letrado al estar imputada, no hizo ayer declaraciones, pero su abogado, Cristóbal Martell, sí. «No auguro éxito al querellante, quien no sólo acometió una obra clandestina e ilegal, sino que ha fracasado en cuantos pleitos penales y administrativos ha iniciado por idéntico conflicto».

El querellante interpuso años atrás una demanda contencioso-administrativa relacionada con la licencia de obras que le había sido denegada por el Ayuntamiento, y también una querella criminal. La Justicia desestimó la una y archivó la otra.

La denuncia que ha dado pie a la nueva imputación de la esposa de Montilla entronca con aquella iniciativa judicial. El denunciante, Ernesto Huguet, es un profesional del Derecho que remonta los hechos al 16 de febrero de 2004, cuando procedió a ejecutar el derribo de unas obras que había hecho en un inmueble de su propiedad y que el Ayuntamiento había desautorizado. Meses después de la actuación municipal, el Consistorio aprobó la liquidación definitiva de las obras, que había ejecutado una empresa externa. La liquidación la firmó Ana Hernández. En ese montante, se incluyeron 1.300 euros por la dirección de obras y la redacción del proyecto de derribo que, según el denunciante, no deberían haber sido girados por ser un trabajo «incluido dentro de sus funciones».

Con todo, Huguet señaló ayer que no hay animadversión en su denuncia, sino voluntad de aclarar un proceder «irregular» del Ayuntamiento. No descarta replantearse la denuncia si se demuestra que los hechos son un error en la gestión municipal y se le repararan los daños.

José Antonio Alonso: "Misterios en el 11-M yo no veo ninguno"

Por Narrador - 16 de Septiembre, 2005, 14:16, Categoría: PSOE

Les ofrecemos la entrevista del ministro Alonso en EL PAIS porque roza lo increíble. Sobre los atentados del 11-M asegura que las investigaciones policiales ya han conseguido "desentrañar las claves esenciales de qué pasó antes, durante y después". En su opinión, "en ningún país del mundo" hubiera existido el "nivel de transparencia" con que se ha actuado en España. Por otra parte, el ministro del Interior afirma que "el Gobierno no va a variar la naturaleza militar de la Guardia Civil", asegura que su director general, Carlos Gómez Arreche, sigue contando con la confianza del Ejecutivo y reitera que "no va tolerar ningún comportamiento contrario a los derechos humanos de los ciudadanos en ningún sitio".

El ministro del Interior considera que la resolución del Congreso impulsada por el Gobierno para abrir un diálogo con ETA, siempre que la banda terrorista abandone las armas, "no supone más que la traslación formal de algo que se ha hecho toda la vida, por parte de todo el mundo democrático". "Decirle que lo deje, que abandone las armas, que desaparezca de una vez, y si eso se produce, ya veremos. Se trata de una condición imprescindible para contemplar cualquier futuro", señala en una entrevista concedida al diario de PRISA. Alonso tiene claro que la kale borroka "es terrorismo" y achaca su rebrote a "necesidades estratégicas del entorno de ETA de seguir presente en la vida pública". En su opinión, la banda terrorista "ha sido debilitada" pero reconoce que "ETA es una organización que sigue existiendo y que tiene capacidad para atentar". Preguntado sobre el acercamiento de los presos que reclama Batasuna, el responsable del Interior asegura que la política penitenciaria no ha variado y se niega a hablar de escenarios hipotéticos mientras ETA no cumpla la exigencia de abandonar las armas. Por otra parte, el ministro insiste en que los servicios jurídicos del Estado no han encontrado los requisitos que exige la Ley de Partidos para ilegalizar al PCTV.

EL PAIS

Domingo, 11 de septiembre de 2005

"DENTRO DE LA CONSTITUCIÓN, Y A PARTIR DE ELLA, NOSOTROS NOS PODEMOS ENCONTRAR CON CUALQUIERA" 

José Manuel Romero y Jorge A. Rodríguez

José Antonio Alonso Suárez (León, 1960) ha tenido un verano agitado a cuenta de la muerte de un agricultor en el cuartel de la Guardia Civil de Roquetas y los asaltos violentos de inmigrantes en la frontera de Melilla. El otoño lo encara con una oposición que no parece que vaya a aminorar la presión. Ve difícil llegar a acuerdo alguno con el PP, considera que el Pacto Antiterrorista no pasa por su mejor momento y mantiene la atención sobre el mundo de ETA y su entorno.

Madrid - José Antonio Alonso acaba de dejar la cumbre informal de los ministros de Interior celebrada en Newcastle con un principio de acuerdo de España, Francia y Marruecos para promover un espacio policial y judicial antiterrorista. La lucha contra el terrorismo y la previsión de un otoño cargado de perspectivas centran la agenda del ministro del Interior.

Pregunta. ¿A qué se debe el rebrote de la violencia callejera de los últimos meses en Euskadi?

Respuesta. Dejando claro que la kale borroka es terrorismo, el rebrote obedece a necesidades estratégicas del entorno de ETA de seguir presente en la vida pública, en la vida callejera del País Vasco.

P. El PP adjudica ese rebrote a la gestión del Gobierno del problema vasco, en el sentido de que ha dado alas a ETA al plantear un diálogo si deja las armas.

R. No. La resolución del Congreso en la que se formaliza esa exigencia a la banda no supone más que la traslación formal de algo que se ha hecho toda la vida, por parte de todo el mundo democrático. Decirle que lo deje, que abandone las armas, que desaparezca de una vez, y si eso se produce, ya veremos. Se trata de una condición imprescindible para contemplar cualquier futuro.

P. ¿Y la acusación del PP?

R. ¿Cómo van a ser los demócratas culpables de comportamientos violentos y antidemocráticos? Es una contradicción en sus términos, insostenible democráticamente. Los responsables de la kale borroka son los que ejecutan la kale borroka, y si hay un partido que no tiene eso claro, pues me sorprende y me asusta extraordinariamente.

P. ¿Se puede entender esa menor actividad de ETA como una tregua tácita? La banda no mata desde hace 27 meses, apenas ha habido atentados, pero ha crecido la kale borroka, que es lo que suele ocurrir en tiempos de tregua.

R. Desde que estoy al frente del ministerio llevamos 70 bombas, estamos soportando terrorismo callejero, hemos detenido a más de 190 terroristas, algunos cualitativamente muy importantes; por tanto, la lucha contra el terrorismo etarra está como estaba. Contemplar escenarios de futuro hipotéticos, hacer juicios de intenciones a la banda, no nos lleva a ningún sitio. Creo que debemos guiarnos por la racionalidad de los hechos, de las informaciones de que dispone el Gobierno, del rigor de los análisis y actuar en consecuencia. Sobre hechos, no sobre hipótesis. Y el hecho es que ETA sigue ahí.

P. ¿Cómo está ETA?

R. Ha sido debilitada a lo largo del tiempo por la acción del Estado, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y esa debilidad es y está siendo decisiva, pero ETA es una organización que sigue existiendo y que tiene capacidad para atentar.

P. Batasuna ha advertido al Gobierno de que tiene que dar algún paso en lo que denomina el proceso de paz, como un acercamiento de presos al País Vasco, porque dice que esta especie de paz tácita tiene como fecha de caducidad mayo de 2007, coincidiendo con las elecciones municipales.

R. Nosotros mantenemos la política penitenciaria como hasta ahora. El Gobierno gobierna democráticamente para los ciudadanos, y tiene la legitimidad que le ha dado ser elegido por los ciudadanos. Lo que diga una organización política ilegal al Gobierno no debe conmoverle lo más mínimo.

P. En un escenario de ausencia de violencia, ¿podría emprenderse un camino de relegalización de Batasuna para las municipales?

R. Hablamos de escenarios hipotéticos de futuro que no llevan a ningún lado. Lo cierto es que en aplicación de una legítima Ley de Partidos, Batasuna fue declarada ilegal por formar parte del entorno de un entramado terrorista. Son palabras mayores. La exigencia de la democracia a ETA y su entorno es clara; si la cumplen, ya veremos. Mientras no cumplan no hay que hablar de cuestiones de futuro que debilitan la política antiterrorista, que es una política que el Gobierno encara de manera sólida y responsable.

P. ¿Cómo explicaría al ciudadano que mientras fiscalía y Gobierno no han hallado indicios de que el PCTV tenga vinculación con Batasuna, y por tanto no ha promovido la ilegalización, un juez de la Audiencia Nacional impute a siete miembros de ese partido por colaboración con banda armada?

R. Los servicios jurídicos del Estado, del Ministerio de Justicia y de la Fiscalía General no han encontrado los requisitos que exige la Ley de Partidos, según la interpretación del Tribunal Constitucional. Si se hallan, hay que activar la Ley de Partidos, pero no han encontrado motivos para ejercer la ilegalización. Al margen de ello, hay un juez de la Audiencia Nacional, que en el marco de un proceso penal, no de a Ley de Partidos, está investigando si existen comportamientos delictivos. Respetemos la investigación, que es lo que hay que hacer en un Estado de Derecho.

P. Pero las decisiones del juez pueden vincular al Gobierno...

R. Le acabo de contestar.

P. ¿Cree usted que está suficientemente claro lo que pasó el 11-M?

R. Estamos ante el mayor atentado de la historia de este país, manejado y vinculado claramente al terrorismo internacional de Al Qaeda, que ha sido objeto de una investigación absolutamente profesional por la policía, que ha permitido desentrañar las claves esenciales de qué pasó antes, durante y tras el 11-M. Esas investigaciones han sido dirigidas por un sujeto constitucionalmente independiente, imparcial, un juez de instrucción que, desde mi punto de vista, ha hecho una buena labor. Misterios aquí yo no veo ninguno, sobre todo una vez que se ha hecho pública la mayor parte del sumario.

P. Es decir, no cree que participasen los servicios secretos marroquíes, ETA, miembros de los aparatos de seguridad del Estado...

R. La cuestión está muy clara y no se trata de que yo crea o no. Me atengo al rigor de los hechos y de una investigación profesional, de decenas de miles de comprobaciones, pericias, análisis, colaboraciones internacionales... Se ha mirado el 11-M por arriba, por abajo, todo, con unos niveles de transparencia extraordinarios. En ningún país del mundo hubiera existido este nivel de transparencia.

P. ¿Ha pensado cambiar a mandos que, a raíz de la investigación, se vio que tuvieron pistas que dirigían a los autores del 11-M?

R. Lo que tiene que hacer el poder público es mejorar el funcionamiento de las fuerzas y cuerpos, que en algunos aspectos era mejorable, y cuando hay que cambiar personas, se cambian.

P. ¿Hay relación entre los atentados de Madrid y los de Londres?

R. No en lo que hemos comprobado, lo que no quiere decir que no exista, porque son dos atentados morfológicamente muy parecidos y parecen obedecer a las mismas claves: terrorismo internacional de Al Qaeda, estrategias y comportamientos operativos muy parecidos. Pero vínculos directos, no. Y se han investigado algunos.

P. ¿Ha visto el vídeo en el que se ve cómo se golpea en el cuartel de Roquetas a Juan Martínez?

R. Sí, justo antes de la comparecencia parlamentaria.

P. Póngase el traje de lo que fue antes de ser ministro, el de juez...

R. No me pongo el traje de juez, porque el único traje que puedo llevar es el de ministro del Interior de un Gobierno que no va a tolerar ningún comportamiento contrario a los derechos humanos de los ciudadanos en ningún sitio.

P. ¿Vio ese comportamiento contrario a los derechos humanos?

R. La investigación interna que la Guardia Civil elaboró de lo que había ocurrido contenía una descripción de los hechos muy explícita, que yo leí en el Parlamento, y que se compadece con lo que se ve en el vídeo. Yo expliqué en el Parlamento nuestras convicciones políticas, qué se había hecho y qué se iba a mejorar en el futuro. El mensaje es claro: no toleraremos ningún comportamiento que ponga en cuestión los derechos humanos.

P. ¿Seguirá Carlos Gómez Arruche al frente de la Guardia Civil?

R. Goza de la confianza del Gobierno. No hay cambios. Se ha levantado una polémica extraordinaria sobre el director de la Guardia Civil por unas palabras con las que el Gobierno no está de acuerdo, como indiqué yo mismo. Pero el comportamiento del director General fue competente.

P. Cuando la polémica del caso Roquetas parecía apagada, José Blanco, secretario de organización socialista, insistió en la crítica a Arruche ¿Qué ocurrió?

R. Nada, que el presidente del Gobierno y los ministros concernidos, de Defensa e Interior, están de acuerdo en mantener la confianza en una persona que se ha comportado bien, que lo que ha hecho lo ha hecho bien. No saquemos de quicio las palabras de José Blanco.

P. ¿Comparte con el ministro de Defensa que la Guardia Civil no debe perder su carácter militar?

R. El Gobierno no va a variar la naturaleza militar de la Guardia Civil. Lo que tenemos que hacer es cumplir el programa electoral. Y eso pasa por una reforma del régimen disciplinario, que excluya el arresto como sanción característica cuando los guardias actúan como cuerpo policial en funciones de seguridad ciudadana, y un estatuto de derechos y libertades, que contemple un régimen de asociación para reivindicaciones profesionales, que en ningún caso tendrá naturaleza sindical.

P. ¿Tras los intentos de cientos de inmigrantes de saltar la valla de Melilla para entrar irregularmente en España, ha pensado en algún tipo de medida complementaria?

R. La situación en Melilla es dura. Estamos haciendo esfuerzos importantes. En el último año hemos aumentado un 10% los efectivos de la Guardia Civil destinados a la ciudad autónoma. Hemos presupuestado subir a los seis metros la altura de la valla en todo el perímetro y se va a seguir actuando de la única manera posible, de forma proporcional, con la fuerza mínima indispensable para evitar asaltos ¿Cuál es la alternativa? Estamos vinculados por una política en materia de inmigración clara.

P. ¿Cree que la actuación de la Guardia Civil en Melilla fue la adecuada en ese asalto, en el que, según varias ONG, hubo una carga que pudo motivar la muerte de un inmigrante camerunés?

R. La investigación interna razona que fue adecuada y proporcional. En esa investigación no se advierte ninguna actuación ilegítima. En cuanto al hecho concreto de la muerte de ese hombre, la investigación interna dice que en ningún caso se puede vincular con la actuación de la Guardia Civil.

P. ¿Usted está dispuesto a aprobar una reforma del Estatuto de Cataluña que define a esta comunidad como nación?

R. Creo que se puede profundizar en el autogobierno desde la Constitución. En ese sentido, me felicito por el dictamen del Consejo Consultivo catalán cuando dice que no es constitucional el blindaje de competencias mediante la apelación a los derechos históricos y, por tanto, no es posible una reforma que vulnere el marco de juego que delimita la Constitución. Además, creo que los socialistas tenemos una exigencia específica, más política, que es la de hacer especial énfasis en la solidaridad entre los diferentes territorios de España.

P. En su partido hay quienes opinan que el término nación aplicado a Cataluña no es un obstáculo insalvable para aprobar el Estatuto y quienes opinan que sí... ¿Usted dónde se encuentra?

R. El término nación viene constitucionalmente referido a España. La Constitución habla de nacionalidades y regiones. A eso hay que atenerse. Pero además de los conceptos hay que tener claro que la Constitución da el marco jurídico y político más conveniente para servir a la sociedad civil catalana y al resto de la sociedad civil española y para asegurar el enorme conjunto de relaciones entre ambas.

P. ¿Cree que si fracasa en el Parlamento catalán o en el Congreso, España o Cataluña se verán abocadas a un adelanto electoral?

R. No creo. Un adelanto electoral no le conviene a nadie. Lo que nos conviene es seguir trabajando por convivir políticamente. Tenemos normas de referencia y el Gobierno de España tiene comportamientos políticos generosos y rigurosos. El dictamen del Consultivo ha sido bastante bueno, ha dejado muchas cosas en su sitio y ya veremos qué nos viene al Parlamento nacional tras la discusión en el catalán. No vamos a adelantar acontecimientos. Soy moderadamente optimista y creo que es posible profundizar en el autogobierno sin merma de los principios y reglas básicos de nuestra Constitución.

P. Da la sensación de que el acercamiento del PSOE al PNV en el Congreso pretende hallar una alternativa posible ante una posible crisis con ERC, lo que blindaría al Gobierno de la nación pero perjudicaría al de Maragall.

R. Creo que los actores políticos de Cataluña y del resto del Estado saben a qué atenerse.

P. En la pasada legislatura hubo pactos de Estado o acuerdos en temas como la lucha antiterrorista o la justicia. En año y medio de Gobierno socialista no ha habido ni uno y parece que esto va a seguir así. ¿A quién hay que imputar este déficit de entendimiento?

R. El presidente Zapatero mostró su voluntad inequívoca de reconstruir consensos mínimos en determinados temas de Estado. ¿Qué más puede hacer? El Gobierno dirige la política interior y la exterior del Estado. Es deseable que en determinados temas, como la política antiterrorista, lo haga con el concurso y la lealtad de la oposición, no con la oposición gobernando. El presidente ha adquirido el compromiso y se lo puso sobre la mesa al líder de la oposición para actuar de esa manera, como cuando el PP estaba en el Gobierno y dirigía la política antiterrorista, con el concurso, la lealtad y la confianza del PSOE. ¿Por qué no la vamos a tener nosotros?

P. Se da la paradoja de que mientras se invita al PP a pactar temas de Estado también se mantiene una línea de Gobierno con IU y ERC, que no comparten la idea de Estado que, en principio, sí comparten PP y PSOE.

R. El PSOE y el Gobierno mantienen una visión de Estado clara y de sus principales problemas. A partir y dentro de la Constitución nosotros nos podemos encontrar con cualquiera... Cualquiera que quiera encontrarse con nosotros.

P. ¿Van a convocar en breve el Pacto Antiterrorista?

R. Tras la última reunión del presidente y el líder de la oposición, no parece. Es deseable que se mantenga, pero es cuestión de dos.

P. ¿Está vivo o muerto el pacto?

R. No parece que atraviese sus mejores momentos a tenor de las declaraciones de Mariano Rajoy tras entrevistarse con el presidente.

P. ¿Y el otro pacto, el propuesto contra el terrorismo internacional?

R. Ésa podría haber sido la gran conclusión positiva de la comisión del 11-M. Habría que retomar esta idea en el futuro porque con consenso se hace más fuerte a España ante esta lacra. Pero el consenso es una cuestión de todos, no sólo de declaraciones, sino también de comportamientos políticos que se ajusten a esas declaraciones.

P. El presidente, como dice, ha planteado una línea de interlocución permanente con el PP sobre los grandes temas de Estado. ¿Usted mantiene alguna vía de diálogo permanente con el PP?

R. Cuando hay una operación antiterrorista o un atentado, el secretario de Estado de Seguridad o yo llamamos a Mariano Rajoy. Es nuestro deber informar a las fuerzas democráticas, en particular al primer partido de la oposición.

P. Pero además de eso...

R. No hemos tenido contactos. Hemos tenido un fuerte desencuentro que nace de una cuestión muy clara. Parte del PP tiene serios problemas para asimilar la derrota electoral. Créame: para cualquier socialista es absolutamente intolerable que se sospeche de nuestra integridad ética en el 11-M. Como algunos, no todos, de los representantes del PP no dejan de emitir esas sospechas, está claro que el desencuentro en una cuestión esencial está servido.

El PSOE y el Estatuto Catalán

Por Narrador - 16 de Septiembre, 2005, 14:01, Categoría: PSOE

Finalizamos el bloque destinado a las entrevistas con tres líderes del PSOE cuyas declaraciones giran en torno a la reforma del Estatuto Catalán. Parece que no hay más temas ni problemas en España.

LA VANGUARDIA. Pasqual Maragall, presidente de la Generalitat de Catalunya:

Pasqual Maragall, asegura en una entrevista concedida a LA VANGUARDIA que esta semana ha encontrado entre los líderes de todos los partidos catalanes "un deseo común, que es el de conseguir una ley fundamental catalana que esté realmente a la altura de las exigencias de la vida de hoy". "Vamos a hacer realidad el viejo sueño del catalanismo. En este momento dulce de la historia, se van a cumplir sueños que tienen cien años", afirma.

En la entrevista Maragall valora positivamente el dictamen emitido por el Consejo Consultivo de Cataluña y asegura que el tripartito pretende que el Estatut esté dentro de la Constitución y, por lo tanto, "no se va a salir de ese marco". Sin embargo, considera que "habría más de cuatro cosas que cambiar en la Constitución" y dice que "hay mucho recorrido para esta mejora". El presidente catalán no niega que la situación del tripartito será diferente si el Estatut sale adelante o no, y aunque no contempla su fracaso, considera que si es rechazado en la Cortes no estaría obligado a convocar elecciones anticipadas.

Las Frases:

- “En este momento dulce de la historia se van a cumplir sueños que tienen cien años”.

- “El Parlamento español reconocerá una criatura con dimensión de Estado”.

- “El blindaje es la respuesta a la erosión del poder autonómico”.

- “La cláusula de subsidiariedad que propone CiU es interesante”

- “Hay que limitar la capacidad de las leyes españolas de limitar especificidades”.

- “No sería prudente olvidar que el Estatut lo han de aprobar las Cortes”.

- “El dictamen tiene valor incalculable: limita las pretensiones pero no obliga”.

- “Si no hay Estatut no habrá elecciones anticipadas ni razón para rasgarse las vestiduras”.

- “De la Constitución habría que cambiar más de cuatro cosas”.

- “Un país que no tiene una Ley Electoral después de 25 años de democracia no es serio”.

ABC. José Blanco, secretario de Organización y Coordinación del PSOE

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, afirma, en una entrevista publicada en ABC, que todo el partido comparte la misma posición respecto a la reforma de los estatutos de autonomía y descarta cualquier tipo de ruptura con los socialistas catalanes. "El PSC ha repetido que el Estatuto será socialmente ambicioso, políticamente riguroso y jurídicamente constitucional, como dijo Maragall. Y yo hago mías las palabras del presidente del Gobierno en respuesta a algunas intervenciones en el Comité Federal, cundo dijo que el PSC tenía su respaldo y confianza para lograr que Cataluña apruebe su reforma estatutaria, cuyo único fin es el beneficio de los ciudadanos", señala. Blanco se muestra optimista respecto a las negociaciones de la reforma catalana: "El Estatuto va a salir adelante y bien. Y espero que CiU contribuya positivamente a esa salida".

Las Frases:

«No hay ningún riesgo de ruptura entre el PSOE y el PSC»

«No veo necesario ningún cambio en el Gobierno, que es muy eficaz»

"El Estatuto va a salir adelante y bien. Y espero que CiU contribuya positivamente a esa salida".

EL MUNDO. Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, analiza en una entrevista publicada en EL MUNDO la Conferencia de Presidentes y subraya que, con la oferta del Gobierno, las comunidades autónomas van a disponer de "más de 3.000 millones de euros cada año y que los ciudadanos tienen mejor garantizada una asistencia sanitaria de calidad". En su opinión, "el Gobierno ha cumplido la promesa del presidente y ha demostrado su voluntad de solucionar los problemas a través del diálogo". "Ahora sólo queda que los demás estén a la altura de los que demandan los ciudadanos y confiemos en que así sea", añade.

Sevilla explica que el Gobierno propone subir los impuestos sobre el alcohol y el tabaco porque entiende que son productos relacionados con el gasto sanitario, pero mantiene su propuesta de legislatura de "bajar los impuestos a las rentas de trabajo, a las clases medias, a la inmensa mayoría de los ciudadanos".

En cuanto a la reforma del Estatuto de Cataluña, el responsable de Administraciones Públicas dice que no tiene "ninguna duda de que el señor Maragall, el PSC y el tripartito aceptan que la reforma del Estatuto se tiene que hacer con amplio consenso y dentro de la Constitución". "La España democrática, constitucional y autonómica que tenemos es muy sólida. Mucho más de lo que parecen suponer algunos españolistas, que creen que se desguaza con un soplido del viento", señala.

Las Frases:

- “Dejar de beber y fumar es muy saludable. Subimos el tabaco y el alcohol por su relación con el gasto sanitario”.

- “Damos por logrado el acuerdo sobre financiación de la sanidad.  Quienes no estén a la altura de lo que demandan los ciudadanos tendrán que explicarlo”.

- “El Gobierno mantiene su promesa de bajar los impuestos en el conjunto de la legislatura, lo cual es compatible con retocar o subir algunos”.

- “España no se rompe. Hay profesionales de la catástrofe que anuncian todos los días el apocalipsis. Cuando salga adelante el Estatut, inventarán otra cosa”.

De Momento las Mociones de Censura en Alava no Prosperán

Por Narrador - 7 de Septiembre, 2005, 16:09, Categoría: PSOE

Pese a las absurdas ‘propuestas’ de Rojo el secretario general del PSE, Patxi López, aseguró ayer que su partido "no apoyará " las mociones de censura que el PNV tiene intención de presentar contra el diputado general de Álava, Ramón Rabanera, y el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, y señaló que lo que necesita esta provincia son "gobiernos estables y constitucionalistas que defiendan también el Estatuto y las políticas progresistas". Sin embargo, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, subrayó el escepticismo de su formación ante la postura de López, pues "cuestiones de este tipo varían mucho desde la fecha de la primera valoración hasta que se produce el debate de la moción".

ABC

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

LÓPEZ CONFIRMA QUE NO APOYARÁ LAS MOCIONES CONTRA EL PP EN ÁLAVA

MADRID. El secretario general del PSE, Patxi López, aseguró ayer que su partido «no apoyará» las mociones de censura que el PNV tiene intención de presentar contra el diputado general de Álava, Ramón Rabanera, y el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, y señaló que lo que necesita esta provincia son «gobiernos estables y constitucionalistas que defiendan también el Estatuto y las políticas progresistas».

Sin embargo, el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, subrayó el escepticismo de su formación ante la postura de López, pues «cuestiones de este tipo varían mucho desde la fecha de la primera valoración hasta que se produce el debate de la moción», declaró a RNE.

EL CORREO

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

EL PSE REITERA SU RECHAZO A LA MOCIÓN DEL PNV, QUE MUESTRA SU «SORPRESA»

Y. Veiga y A. Alonso

Los nacionalistas piden a López que haga una «reflexión más pausada» sobre un cambio de gobierno en Álava El PP acoge con «escepticismo» el rechazo socialista

Los socialistas vascos reiteraron ayer su decisión de no apoyar la moción de censura anunciada el viernes por el PNV contra el diputado general de Álava, Ramón Rabanera, y el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso. Esta posición, refrendada por el propio secretario general del PSE, Patxi López, obtuvo la inmediata réplica de los peneuvistas, quienes mostraron su «sorpresa» por la «rapidez» con que los socialistas han manifestado su rechazo e invitaron a esta formación a «una reflexión más pausada». Los populares vascos, por su parte, han acogido con «cierto escepticismo» las palabras de López.

El responsable del PSE aseguró ayer que su partido no apoyará la propuesta hecha pública por el presidente de la ejecutiva peneuvista alavesa, Iñaki Gerenabarrena, de someter a votación en las instituciones la continuidad de los populares Rabanera y Alonso porque «lo que Álava necesita son gobiernos estables, de mayorías suficientes y gobiernos constitucionalistas que defiendan también el Estatuto y las políticas progresistas», subrayó Patxi López.

Sin el apoyo del PSE la moción -que cuenta con el visto bueno de EA y EB- no prosperará. «El PNV está proponiendo sustituir un gobierno en minoría del PP, de derechas, por otro gobierno en minoría -PNV, EA y EB-, en este caso nacionalista, con una orientación que a nosotros no nos convence en absoluto», señaló el líder socialista.

La «rapidez» con que el PSE ha resuelto que no apoyará ninguna de las dos mociones ha provocado «sorpresa» en las filas peneuvistas, que no consideran «serio ni responsable despachar el debate tan rápido y con descalificaciones fuera de lugar, como si esto fuera un brindis al sol». El propio presidente del Araba Buru Batzar, Iñaki Gerenabarrena, animó ayer al PSE a hacer «una reflexión más tranquila», porque, a su juicio, la propuesta del PNV está «en consonancia con lo que han venido defendiendo en los últimos meses». «Cabe pensar, si no, que todo lo que han dicho ellos acerca de cambiar los gobiernos y mantener las alianzas sí que era un brindis al sol», añadió.

«Pacto de fondo»

La promesa de López de no facilitar con sus votos un cambio en la dirección de la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria ha sido acogida con cautela por parte de los populares vascos, que guardan «un cierto escepticismo por lo que pudiera pasar». El portavoz del PP en Euskadi, Leopoldo Barreda, justificó ayer ese recelo al asegurar que «estas cosas varían mucho desde la fecha de la primera valoración hasta que se produce el debate», aunque la reacción del PSE parece «la más lógica en las actuales circunstancias».

A los populares no les ha sorprendido el anuncio del partido jeltzale, porque «ha amenazado con ello permanentemente en los últimos seis años», pero desconocen por qué ha sido éste el momento elegido para promover la moción. «No sé si es un problema de presiones internas dentro del PNV, si se trata de poner en un brete al Partido Socialista o si existe algún pacto de fondo», sopesó Barreda. El dirigente popular recordó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ya se ha manifestado al respecto e indicó que no será un «tema ajeno» en la reunión que Rajoy mantendrá mañana con Rodríguez Zapatero.

DEIA

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

EL PNV VE EL ‘NO’ DEL PSE A SU MOCIÓN EN ARABA COMO UN «ERROR DE BULTO»

E. Ferreira y M. Martín

Gerenabarrena tilda la respuesta de «precipitada» y cree que la ciudadanía valorará «quién está tirando del carro» 

El presidente del Araba Buru Batzar, Iñaki Gerenabarrena, aseguró ayer a DEIA que su partido se ha sentido «terriblemente sorprendido» por la «precipitada» respuesta que los socialistas han dado a la postura que adoptarán sobre la moción de censura presentada por el PNV en Araba encaminada a cambiar los gobiernos de la Diputación Foral de Araba y el Ayuntamiento de Gasteiz, actualmente en manos del PP. «Me parece un error político de bulto, pero, en cualquier caso, son sus decisiones», dijo dicho burukide quien además está convencido de que será la ciudadanía «la que valorará quién hace propuestas y está dispuesto a ‘tirar del carro’ y quién realmente ha estado haciendo ‘un brindis al sol’», expresión con la que califican los socialistas dicha moción de censura.

«Ha sido terriblemente sorprendente que la respuesta se haya dado sin tiempo material a que ni tan siquiera les llegue la misma. Ellos sabrán», aseveró Gerenabarrena para a continuación insistir en que continuarán defendiendo las mociones de censura en las dos instituciones y que el PSE tendrá que tomar decisiones durante las próximas semanas para ver qué harán sus junteros y cómo lo explican a la ciudadanía. «Es una propuesta de largo recorrido», concluyó. 

GARA

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

MOCIONES DE CENSURA PROPAGANDÍSTICAS

Editorial

Además de la ilegalización de opciones políticas que alteró la voluntad popular en el conjunto de instituciones municipales y forales de Hego Euskal Herria, la estrategia del llamado Pacto Antiterrorista marcó decisivamente la conformación de los gobiernos de la Diputación de Araba y del Ayuntamiento de Gasteiz. La coalición PNV-EA fue la ganadora según los resultados oficiales de las elecciones a JJGG, con 19 procuradores frente a los 16 del PP. En el Consistorio de la capital, PNV-EA empataba a concejales con el PP, aunque este partido obtenía algunos votos más. En ambos casos, un tripartito PNV-EA-EB hubiera podido hacerse con el gobierno institucional de no haber mediado el apoyo del PSE al PP, forzado desde la dirección de José Luis Rodríguez Zapatero en sintonía con el Pacto que sobre materias que afectan a Euskal Herria le unía al Ejecutivo de José María Aznar. Los junteros y concejales del PSE dividieron sus votos entre la abstención y el apoyo mínimo suficiente para la elección de Ramón Rabanera como diputado foral y de Alfonso Alonso como alcalde. Sin embargo, el PSE se ha mantenido desde entonces en la oposición, lo que ha forzado al PP a gobernar en minoría y en constante enfrentamiento con el resto de partidos.

Dada esta situación de inestabilidad política y sobre todo a raíz de que el PSOE desbancara al PP de la Moncloa, en Araba han sido continuos los comentarios sobre la posibilidad de presentar mociones de censura contra Rabanera y Alonso. De hecho, en marzo se produjo un primer ensayo y el PNV consiguió que las JJGGcensuraran al diputado de Bienestar Social, Enrique Aguirrezábal, obligando a su cese, aunque no obtuvo el mismo apoyo para desbancar al diputado de Agricultura, Eloy López de Foronda. Sin embargo, los diferentes intereses y estrategias que mueven a cada parte de la oposición ­tripartito y PSE­ no permiten que se pueda buscar el relevo del PP en la Diputación o el Ayuntamiento con unas mínimas garantías de éxito.

El PNV conoce perfectamente esta realidad y sabe que su anuncio de mociones de censura está desde el inicio condenado al fracaso, aunque logre forzar un nuevo debate de desgaste de Rabanera en las JJGG. Tan consciente es de esta realidad que ni siquiera ha negociado la iniciativa con sus socios más cercanos, EA y EB. El movimiento tiene un interés táctico y propagandístico frente al PSE. Y quizá con él ha conseguido afianzar a Rabanera y Alonso en sus puestos, al menos hasta las próximas elecciones.

Discurso del Secretario General del PSOE

Por El Observador - 6 de Septiembre, 2005, 4:07, Categoría: PSOE

Más de nueve folios para no decir nada. Una especie de versión política de ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS distante de la realidad cual plutón de nuestro planeta. Le ofrecemos esta intervención porque ZP es, para nuestra desgracia, Presidente del Gobierno y sus naderías nos afectan a todos, pero es una pérdida de tiempo. Salvo la carcajada que podemos soltar al leer la ocurrencia de dejar el tabaco y el alcohol porque es de izquierdas.

INTERVENCIÓN DE RODRÍGUEZ ZAPATERO EN EL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

Madrid, 3 de septiembre de 2005 

Queridas compañeras y compañeros:

Hace un año celebramos el 36 Congreso. Lo hacíamos en un momento de satisfacción y fortaleza por las victorias de las Elecciones Generales de Marzo de 2004 y las Europeas de Junio.

En el Congreso poníamos a pleno rendimiento un ambicioso proyecto de reformas para mejorar España, para mejorar la situación y las expectativas de los ciudadanos con más dificultades. Para practicar una política nueva. Para que España se sienta cada día más orgullosa de sí misma: porque sus ciudadanos son más libres y seguros, y porque se anticipan las respuestas a los problemas del presente y del futuro.

Hoy podemos trasladar un mensaje de confianza y optimismo. Lo permite la situación de nuestro país. Y lo que es tan importante: tenemos la fuerza, las ideas y la voluntad para lograr nuevos y ambiciosos objetivos en beneficio de España.

Compañeros, España tiene hoy el liderazgo en el crecimiento de la economía y del empleo en la UE.

Desde que llegamos al Gobierno el crecimiento de nuestra riqueza se ha acelerado. Hoy crecemos al 3,4%, el triple que la media de la UE; es el crecimiento más elevado de los últimos cuatro años. Con una aceleración de la inversión en bienes de equipo del 10,4%. Un crecimiento que no se daba desde finales de los 90. Pero también otros productos (software y material informático crece al 8,7%), y las cifras de importación de bienes de capital (por encima del 20%) confirman las buenas expectativas.

El consumo y la construcción mantienen la demanda interna. El turismo ha tenido un buen comportamiento este verano. Y hay una incipiente recuperación de las exportaciones. Para mejorar nuestro sector exterior, estamos comprometidos con mejorar nuestra competitividad.

Este robusto crecimiento económico, en un contexto difícil, ha originado una gran creación de empleo, 900.000 puestos de trabajo en un año. La tasa de paro se ha situado por debajo del 10%, lo que no sucedía desde los años 70. Un millón de nuevos afiliados a la Seguridad Social, a la que hemos dotado con 11.000 millones de Euros, y con la próxima aportación se pondrá en 30.000 millones de Euros, en veinte meses habremos duplicado el Fondo que garantiza el futuro de las pensiones.

Estos resultados económicos explican la confianza que existe en la economía y las buenas perspectivas que se manifiestan en:

La evolución de la bolsa, que se ha revalorizado un 25% desde marzo de 2004.

El tipo de interés de nuestra deuda, que es el más bajo de la UE.

La entrada de inversión directa extranjera a España en lo que va de año ha sido de más de 4.000 millones de euros, cuando en el mismo periodo del año anterior hubo una desinversión en España de 570 millones de euros.

Esta evolución económica es fruto del esfuerzo de los trabajadores y de la labor de nuestros empresarios, pero el Gobierno ha contribuido realizando una política basada en cuatro principios: rigor, diálogo, innovación y reformas.

Rigor.

Rigor con la política de estabilidad presupuestaria que va a permitir cerrar, por primera vez en la historia de la democracia, 2005 y 2006 con superávit fiscal.

Rigor en el cumplimiento de los objetivos con Europa en materia de reformas y directivas.

Rigor promoviendo más competencia.

Rigor con la política fiscal. Estamos practicando una política fiscal rigurosa. Sin aumentar la carga fiscal de los ciudadanos, tal como comprometimos. Y por eso hemos deflactado la inflación al calcular el tipo del impuesto sobre la renta que pagan los contribuyentes, y así lo seguiremos haciendo en los años sucesivos.

Hemos encontrado algunas insuficiencias de financiación, es verdad. En particular, la financiación de la sanidad que acordó el Gobierno anterior cuando hace 4 años traspasó los servicios sanitarios a las Comunidades Autónomas.

Las CC.AA. tienen dificultades en mantener y mejorar las atenciones sanitarias con la financiación que se estableció hace 4 años y han pedido el concurso del Gobierno.

Tal vez otro gobierno podría haber escurrido el bulto y haber respondido a las Comunidades que ese no era un problema del Gobierno. Pero estando por medio el bienestar y la atención sanitaria de los españoles mi gobierno se siente comprometido con cualquier problema como si fuera plenamente suyo.

Por eso hemos adelantado una propuesta a las CC.AA. que se debatirá en los próximos días y que consiste en aportar 1.000 millones de euros en dos años, adelantar 800 para que puedan adelantar sus compromisos de pago y además aumentar la recaudación a través de la venta de alcohol y tabaco para ceder esos ingresos a las Comunidades Autónomas.

Este recargo sanitario supondrá unos 10 céntimos en una cajetilla de tabaco y 1 céntimo en un litro de cerveza. En el vino, nada, porque como sabéis está exento.

Naturalmente, las propias Comunidades podrán complementar ese dinero que recibirán del Gobierno con el que ellas mismas recauden según su criterio, sin imposiciones, en uso de su autonomía fiscal, porque eso también es autogobierno.

Aclaro esto porque se han hecho muchas interpretaciones de la propuesta del Gobierno y por eso me interesa recalcar que es eso: una propuesta, y que el único recargo que estamos dispuestos a aplicar si hay acuerdo es sobre el alcohol y el tabaco. Y nada más.

De modo que es un buen momento para reafirmar nuestras ideas.

Sí, bajar impuestos a las rentas del trabajo es de izquierdas; y por eso os anuncio ya que antes de fin de año presentaremos nuestro nuevo modelo de IRPF que reducirá el impuesto sobre la renta a los trabajadores y a las clases medias.

Sí, defender la sanidad pública universal y gratuita es de izquierdas, y por eso no vamos a desentendernos de los problemas que las CC.AA. tienen para financiar el gasto sanitario, como les gustaría acaso a los que quieren que se desmorone para privatizar ese servicio.

Sí, disuadir del consumo del alcohol y el tabaco es de izquierdas.

Queremos que los ciudadanos paguen menos impuestos, que tengan una buena sanidad pública y que consuman menos alcohol y tabaco. Y eso, creo que es ser de izquierdas en el siglo XXI.

Rigor pues y diálogo.

Desde el primer día hemos procurado un clima de tranquilidad social perseverando en el diálogo, negociando con los agentes socioeconómicos en todos los ámbitos, llegando a varios acuerdos. Política de diálogo social que vamos a mantener durante toda la legislatura. La próxima estación del diálogo social ha de ser la reforma del mercado de trabajo para aumentar la estabilidad en el empleo y la competitividad de las empresas.

Rigor y diálogo y también innovación y reformas.

El Gobierno orienta su política para el progreso centrada en la mejora de nuestra capacidad tecnológica. Como ejemplo más relevante se sitúa el incremento en la inversión en I+D+i que hoy anuncio que tendrá un incremento en los Presupuestos para 2006 del 28%.

De igual forma hemos aumentado los estímulos al trabajo autónomo de jóvenes y mujeres; bonificando sin deducir prestaciones, permitiendo contratación de familiares, lo que ha permitido que sólo en los cuatro primeros meses de 2005 se hayan creado 89.500 nuevos empleos de autónomos y esperemos llegar para final de año a 140.000 nuevos empleos de autónomos.

Otra reforma destacada ha sido la política de reducción de la economía sumergida a través del proceso de legalización de trabajadores inmigrantes: 450.000 ya están dados de alta en la Seguridad Social. Este proceso ha permitido aflorar trabajo irregular de extranjeros con permiso de trabajo o residencia y de ciudadanos españoles.

Pero en la política de reformas, los objetivos esenciales inmediatos son fortalecer el crecimiento, la productividad y el empleo. Para ello, el próximo 15 de octubre presentaremos el Plan Nacional de Reformas con siete ejes principales:

1. Refuerzo de la estabilidad macroeconómica y presupuestaria con el nuevo marco normativo.

2. El Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte.

3. Aumento y mejora del capital humano, con un aumento del 25% del gasto en formación.

4. La Estrategia de I+D+i, con un incremento de la inversión al menos del 25% y una nueva política de gestión de la investigación y de grandes proyectos conjuntos entre el sector privado y el ámbito público.

5. Aumento de la competencia, reformas en los mercados de bienes y servicios y mejora del marco regulatorio

6. El diálogo social y el mercado de trabajo

7. El Plan de Fomento Empresarial

Esta es nuestra hoja de ruta de políticas y reformas. En definitiva compañeros, crecimiento al 3,4%; 900.000 empleos. Pero estos datos económicos no son cifras abstractas, han tenido una traslación directa a millones de españoles.

Como a los 3 millones de pensionistas que han recibido un incremento del doble de la subida media de las pensiones, o a los 400.000 trabajadores con SMI que han tenido un aumento del 11%, recuperando el poder adquisitivo perdido, o a los 50.000 estudiantes más que pueden acceder a una beca o a las 170.000 personas más que van a poder tener un ayuda pública para la vivienda, o a los empleados públicos que han recuperado poder adquisitivo con los aumentos salariales acordados, o a los becarios de investigación que cuentan por vez primera con derechos y con un horizonte de carrera profesional.

Pero este esfuerzo de cohesión también lo hemos impulsado para la vertebración territorial, con Planes específicos para el Oeste de Castilla y León, Extremadura, Soria, Teruel, Jaén.

Pero los avances sociales tienen otras dos citas importantes: la educación y las personas dependientes.

Quiero hacer una mención singular a la educación. En la educación se juegan proyectos vitales, competencia, igualdad y solidaridad. Queremos incrementar la calidad de la educación, atender a la diversidad, educar para una sociedad nueva, la del conocimiento. Pero no deseamos imponer una orientación determinada. Queremos un acuerdo sobre la LOE. Nuestro sistema educativo, los padres, los profesores necesitan estabilidad. Por ello el gobierno empeña su palabra en tratar de lograr un pacto educativo en la tramitación de la Ley Educativa.

La futura Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia abrirá un campo nuevo en las políticas de bienestar, en las expectativas de una vida más digna para 1.000.000 de personas, en el compromiso con las familias.

España es un país que lidera la extensión  de los derechos y libertades, la igualdad de los ciudadanos y la seguridad.

Sentimos un especial orgullo por la entrada en vigor de la Ley que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es una decisión histórica, con la que borramos páginas de marginación, de humillación que se han escrito en nombre de una moral impuesta.

La Ley lleva en vigor ya dos meses: con la misma se han casado muchas parejas del mismo sexo y seguro que no habéis notado nada extraño en vuestro entorno, en vuestra familia, en las familias que conocéis.

Con la familia pasa como con la patria, cuántas veces se ha usado su nombre en vano. Pero, afortunadamente, la sociedad española antepuso hace tiempo la libertad al miedo.

Y para que la libertad sea plena, aún debemos dar pasos firmes en la igualdad entre hombres y mujeres. Con ese fin nos proponemos aprobar la Ley de Igualdad, para contribuir a que muchas mujeres liberen sus capacidades potenciales.

Este nuevo proyecto legislativo se suma a la Ley Integral, ya en vigor, contra la Violencia de Genero. Una ley que supone un fuerte compromiso para combatir la intolerable lacra del machismo criminal. La ley no basta por sí sola, pero sin esta ley sería imposible este combate que acaba de comenzar y en el que vamos a mantener toda la energía y reforzar todos los medios que la ley mandata.

La libertad crece extendiendo derechos, combatiendo la discriminación removiendo obstáculos que favorecen las desigualdades y las injusticias.

Pero la libertad exige seguridad. Seguridad ante diversos nuevos riesgos. Seguridad de las personas y también de los bienes naturales de nuestro patrimonio ecológico.

Por ello forma parte esencial de nuestro proyecto que los españoles se sientan más seguros cada día.

A tal fin, hemos reforzado nuestros sistemas frente al terrorismo internacional con un incremento del 600% de efectivos para prevenir el fanatismo radical que enarbola un falso islamismo.

De igual manera incrementamos los medios materiales y los efectivos personales de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que están consiguiendo reducir los datos de inseguridad ciudadana aunque aún queda mucho por mejorar.

Por la misma razón, hemos adoptado nuevas y contundentes medidas en la lucha contra la siniestralidad en las carreteras en donde fallecen un número inaceptable de españoles. En este verano han fallecido 666 personas, 45 menos que el 2004 y 185 menos que en el 2003; es decir, en los dos últimos veranos se han reducido en 21,85% las víctimas mortales en las carreteras.

Los datos son positivos pero hay que reducir los accidentes aún mucho más. Hemos adoptado medidas contundentes: el carnet por puntos, aumento de sanciones, campañas especiales de alcoholemia, control de velocidad. Pero esto no ha hecho más que comenzar. El gobierno declara la lucha contra la siniestralidad vial como un objetivo nacional prioritario.

Pero tenemos que abordar con más detenimiento otros riesgos a nuestra seguridad colectiva. En las últimas semanas y meses hemos visto graves desastres naturales en el mundo; el que ahora tenemos ante nosotros en EE.UU., las recientes inundaciones en Europa central muestran la necesidad de adoptar nuevas iniciativas entre los riesgos medioambientales y fortalecernos ante situaciones de emergencia.

Este verano hemos padecido con intensidad los incendios  forestales que han provocado la pérdida de vidas humanas y un gran daño a nuestros bosques; atravesamos una fase de sequía. Y aunque hemos aumentado los medios para luchar contra los incendios (de 56 a 69 aeronaves por ejemplo), me propongo fortalecer nuestros servicios públicos ante situaciones de emergencia. A tal fin, en las próximas semanas el Gobierno anunciará una importante iniciativa al respecto.

Compañeras y compañeros, nos propusimos jugar un papel activo en política exterior, coherente con los valores mayoritarios de los españoles, para liderar una política de paz, entendimiento entre civilizaciones y cooperación.

Es decir, profundización política del proyecto europeo, apoyo a la integración iberoamericana e intensificación de nuestra presencia y cooperación, recuperación de una posición relevante en Oriente Medio y en el Mediterráneo, restablecimiento de normales relaciones de vecindad, compromiso con Naciones Unidas, con la cooperación al desarrollo, con el entendimiento de civilizaciones y ante todo con la paz como valor esencial para la seguridad y el orden mundial.

Así lo hemos venido haciendo y esa seguirá siendo nuestra orientación.

Tenemos ante nosotros el debate sobre el futuro de la construcción europea y la discusión sobre las perspectivas financieras para el periodo 2007-2013.

Creemos que la profundización es imprescindible si queremos que la Unión no se estanque y, al estancarse, retroceda.

Europa necesita ser más Europa para superar la actual situación de dificultad. Nos vamos a esforzar por explorar con otros países, a ser posible con los 25, o, en su caso, con aquellos que estén en la misma disposición, las vías, las dinámicas y los mecanismos que supongan nuevos pasos en el camino de la integración.

En los debates que se avecinan, defenderemos la defensa y profundización del modelo social europeo, incluida la solidaridad, como principio-guía de su evolución en el futuro.

A mediados de octubre celebraremos en Salamanca la XV Cumbre Iberoamericana, en donde adoptaremos un conjunto de acuerdos relativos al espacio judicial iberoamericano, canje de deuda por educación, y la carta cultural iberoamericana, para luchar contra la delincuencia, ampliar la cooperación orientada al desarrollo efectivo, y defender en común la identidad compartida.

A finales de noviembre, la Cumbre Euromediterránea retomará el Proceso de Barcelona, adoptando un plan de acción en materias como buen gobierno, reforma económica, educación, sociedad civil y cooperación en justicia e interior.

En apenas dos semanas llevaremos a la Cumbre de Naciones Unidas nuestra posición favorable a la reforma de la organización. También aquí, quienes apostamos por el multilateralismo efectivo y la amplia vigencia de la legalidad internacional, necesitamos más Naciones Unidas, más eficaces y con unas estructuras más representativas y, por tanto, más democráticas.

Por otra parte, asumida por el Secretario General la propuesta de Alianza de Civilizaciones que presenté el pasado año en su Asamblea General, este próximo otoño se reunirá en España el Grupo de Alto Nivel que trabajará en la formulación de recomendaciones a los Gobiernos para contrarrestar el foso de separación y la carencia de todo diálogo, en donde se cultivan el odio y la violencia irracional.

En ese mismo contexto, reafirmamos el compromiso solidario de España con las operaciones de mantenimiento de la paz, que como hemos vivido, llegan a implicar el máximo sacrificio de quienes, en nombre de España, honran día a día su condición y nos honran a todos

El compromiso intenso de los españoles con la paz ha constituido, desde el primer momento, un mandato imperativo para el Gobierno. Siguiendo ese mandato regresaron nuestras tropas de Irak. Pero también en base a ese mandato hemos asumido responsabilidades, como Afganistán, los Balcanes o Haití. Esta reflexión no la hago hoy, la hice en el Comité Federal pasado, en concreto el 12 de Marzo: es expresión de una política coherente; por ello no deja de sorprenderme algunas de las cosas que hemos oído en los días posteriores a la tragedia que sufrieron nuestros militares en Afganistán.

Europa fuerte, unida y moderna; Naciones Unidas, Legalidad Internacional, Paz, Mediterráneo, Iberoamérica y compromiso con la cooperación al desarrollo. Por ello, nuevamente aumentaremos esta vez en un 30% las partidas para 2006 de cooperación al desarrollo.

Liderar la España plural.

Este Comité Federal se celebra, queridas compañeras y compañeros, en la antesala del inicio de la tramitación parlamentaria de la primera de las reformas estatutarias, la de la Comunidad Valenciana y en la expectativa de que concluya positivamente la elaboración del Estatuto de Cataluña. Sobre el proceso que tenemos por delante, pero sobre todo sobre el sentido y origen de este proceso reformista querría transmitiros algunas consideraciones.

La España real es una España plural, respetuosa con su diversidad, que no solo no niega las diferentes identidades que la conforman sino que se muestra orgullosa de esa pluralidad. Autonomía es libertad, identidad y pluralidad. El Estado Autonómico es la conjugación de esa pluralidad con el respeto a la singularidad dentro de un marco común que tiene una realidad histórica y que nos ofrece, en nuestro tiempo real, ahora, un proyecto compartido de convivencia en un orden de libertades. A eso le llamamos España, y lo hacemos así, por cierto, porque a eso es a lo que la Constitución llama España.

Ahora estamos ante una oportunidad histórica, y las oportunidades históricas no pueden desperdiciarse. Y quiero subrayar que esta reflexión vale para todos. Tenemos que aprovecharla porque con ello daremos un paso adelante y no un paso en otra dirección. Un paso que será largo y fructífero.

En el Programa Electoral están contempladas las condiciones del proceso de reformas estatutarias. Lo hemos repetido una y otra vez: amplio consenso en el ámbito de la Comunidad, puesto que se está regulando el marco interno de convivencia, y respeto al marco constitucional. A todo el marco constitucional, en el que también se consagra la diversidad y se mandata al respeto de las culturas, tradiciones, lenguas e instituciones de los pueblos de España.

Esta es la postura de los socialistas de España, y vale tanto para el PSOE como para el PSC: ni inmovilismo, ni aventuras egoístas e insolidarias; fuerte avance en el autogobierno dentro de la Constitución y solidaridad entre españoles, igualdad de derechos y libertades. Igualdad de prestaciones sociales básicas, unidad de mercado y leal cooperación.

Es la postura en la que se reconoce una amplísima mayoría de compatriotas: de andaluces, de catalanes, de valencianos, de canarios, de vascos...

España ha llevado a cabo en este último cuarto de siglo grandes reformas: hemos consolidado la democracia, hemos regenerado nuestra economía, hemos reformado nuestro modelo de Estado y hemos dado a luz al Estado de las Autonomías; y siempre lo hemos hecho a través del acuerdo, del entendimiento.

A algunos se les notan demasiado las ganas de que este proceso de reforma estatutaria salga mal... y se van a llevar un chasco. Porque, una vez más, acabará por abrirse paso el acuerdo.

Esto vale para toda España, pero vale especialmente para Cataluña: los catalanes quieren un autogobierno más fuerte para ir del brazo del conjunto de España, no para alejarse de ella.

Compañeras y compañeros, la forma de hacer política en la que estamos empeñados tiene una divisa: decir la verdad; y un método: construir con el diálogo. Así ganan los ciudadanos y gana la democracia.

Decir la verdad es respetar a la sociedad y en ello nos esmeramos día a día, en los aciertos y en los errores, en la buena suerte o en las desgracias.

Estamos cumpliendo nuestro compromiso con el diálogo. En este tiempo me he reunido varias veces con todos los Presidentes Autonómicos, hemos llegado a acuerdos con todas las Comunidades Autónomas. Me he reunido cuatro veces con el líder del PP y el lunes lo haré nuevamente. En año y medio he tenido la oportunidad y la voluntad de dialogar con los representantes de la oposición en muchas más ocasiones que lo hizo el Gobierno anterior; y así seguiré.

Compañeros, en este año que hoy analizamos, hemos tenido importantes éxitos electorales. El Partido está fuerte. Hoy también es el día de agradecer a los ciudadanos ese inmenso y gratificante caudal de apoyo que nos dan.

Hoy tenemos la gran satisfacción de ver entre nosotros a Emilio Pérez Touriño como Presidente de Galicia. Que a va a llevar adelante un tiempo de progreso en su tierra. Apoyo no te va a faltar, Emilio.

En Abril, hubo elecciones en Euskadi. El PSE obtuvo un gran resultado con un fuerte incremento en votos y en escaños. Se ha abierto una situación política nueva en el País Vasco. Ahora llega el momento de la paz y del entendimiento. Entendimiento entre las fuerzas políticas para que decidan el futuro con los ciudadanos vascos en el marco legal y en el respeto a nuestro sistema constitucional.

Compañeras y compañeros, termino ya.

Hoy el nombre de España fuera de nuestras fronteras despierta interés porque es sinónimo de desarrollo, porque triplicamos el crecimiento medio europeo y creamos la mitad de los empleos de la Unión Europea.

Hoy el nombre de España en muchos puntos del mundo suscita esperanza porque es sinónimo de extensión de derechos y libertades, de protección de las minorías, de defensa de la igualdad de la mujer, de prioridad a las necesidades sociales.

Hoy en la esfera internacional el nombre de España genera respeto porque es sinónimo de Paz, de Diálogo y Entendimiento de Civilizaciones y de Cooperación al Desarrollo.

Amigos y amigas, hemos de lograr, vamos a lograr, que el nombre de España sea reconocido también por nuestra capacidad para armonizar unidad y pluralidad de nuestras tierras y nuestras gentes, por nuestra capacidad para sumar y para enriquecernos con la diversidad.

No hay muchos partidos capaces de impulsar el crecimiento y de atender al tiempo las necesidades sociales; no hay muchos capaces de extender derechos y libertades; de comprometerse con la Paz y la Solidaridad; de unir a los españoles y respetar su diversidad. Yo conozco un Partido capaz de hacer todas esas cosas a la vez. Es el mismo partido que sabe discutir con libertad y actuar con unidad. Es éste. Es nuestro partido. Es mi partido.