El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Partido Comunista de las Tierras Vascas

Miembro del PCTV Encarcelado

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 15:01, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado la detención y decretado prisión incondicional para Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del equipo de prensa del Partido Comunista de las Tierras Vascas, por no presentarse el pasado viernes en la comisaría de la Ertzaintza. La comparecencia dos veces al día ante la comisaría de la policía más cercana a su domicilio es una de las medidas cautelares que el juez impuso el miércoles a Zinkunegi y a las otras dos personas que considera responsables de comunicación de EHAK -Peio Gálvez y Juan Jose Petrikorena-, dentro del proceso que sigue contra ellos por su presunta relación con la banda terrorista ETA. Petrikorena y Zinkunegi son, además, dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

La abogada y miembro de Batasuna, Jone Goirizelaia, denunció la "absoluta indefensión" en la que se encuentran los tres procesados, que han tenido que declarar ante el juez "sin saber exactamente qué hay en el procedimiento", pues las diligencias son secretas. Según la abogada se trata de una situación excepcional en el Derecho Penal español que, sin embargo, se está convirtiendo en algo "normal y diario" en la Audiencia Nacional. Reprochó que las resoluciones se alimenten "fundamentalmente" de informaciones policiales y criticó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo, agrupación que ha interpuesto la denuncia contra EHAK, tenga "un informe policial que no sabemos cómo lo ha conseguido".

EL MUNDO

Domingo, 11 de septiembre de 2005

UN MIEMBRO DEL PCTV, ENCARCELADO POR «OLVIDAR» PRESENTARSE EN LA COMISARÍA

Marcos Iriarte

Zinkunegi estaba pendiente de pagar mañana una fianza de 100.000 euros para evitar la prisión

BILBAO.- Joseba Zinkunegi, uno de los tres responsables de Comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) imputados por pertenencia a ETA, fue detenido ayer en Gipúzcoa tras incumplir la orden que le obliga a presentarse dos veces al día ante la Ertzaintza.

Cuatro días después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska le impusiera una fianza de 100.000 euros y le retirara el pasaporte, Zinkunegi incumplió la obligación de presentarse periódicamente ante la Policía y, tras su detención, el juez ha decretado prisión incondicional sin posibilidad de fianza.

El presunto miembro de ETA y uno de los tres encargados de las relaciones del PCTV con los medios de comunicación fue detenido ayer por la Ertzaintza cuando acudió a una comisaría guipuzcoana. Allí le esperaba una orden de arresto dictada por la Audiencia Nacional, motivada por su ausencia del viernes por la tarde ante la Policía Autonómica.

Zinkunegi, al igual que sus compañeros Peio Gálvez y Juan José Petrikorena, debía presentarse ante los agentes dos veces al día como norma preventiva -entre las 9.00 y las 10.00 horas y entre las 19.00 y las 20.00 en la comisaría más próxima a su domicilio- hasta mañana lunes, fecha en la que finalizaba el plazo para abonar los 100.000 euros de fianza que evitarían su entrada en la cárcel.

Un «descuido»

La ausencia de Zinkunegi el viernes por la tarde ante la Ertzaintza -sí acudió el jueves, dos veces, y el viernes por la mañana- fue justificada ayer como un «descuido» desde la izquierda abertzale. Fuentes policiales, por su parte, aseguraron a la agencia Efe que, justo antes de ser detenido, el asesor del PCTV dijo que se le había «olvidado».

Tras su detención por parte de la Ertzaintza, Zinkunegi fue trasladado hasta Madrid y llevado ante la Audiencia Nacional, donde se le comunicó su inmediato ingreso en prisión y la revocación de su fianza. Esta medida, considerada por la abogada y ex parlamentaria vasca Jone Goirizelaia como «desmesurada» y fruto de un «impulso policial», fue ignorada por la formación ilegalizada, que aseguró que mañana se entregarán 300.000 euros en la Audiencia Nacional -incluidos los de Zinkunegi- para zanjar las fianzas de los tres colaboradores del PCTV.

La izquierda abertzale, tras advertir por boca de Arnaldo Otegi de que «tarde o temprano» recuperará el dinero que la Audiencia Nacional está «robando al pueblo vasco», abrió esta semana dos cuentas bancarias para conseguir la cantidad impuesta como fianza por Grande-Marlaska.

El encarcelamiento de este asesor del PCTV llega en un momento delicado, sólo un día antes de la manifestación en favor de los presos de ETA que se celebrará hoy en San Sebastián y un día después de otra marcha celebrada también en la capital guipuzcoana en solidaridad con el secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez Usabiaga, que debe declarar mañana en la Audiencia Nacional, imputado por pertenencia a ETA.

La ilegalizada Batasuna no tardó ayer en reaccionar. En un comunicado, exigió la «inmediata» puesta en libertad de Zinkunegi. Además, manifestó su «compromiso de avanzar en un proceso que derrote, de una vez por todas, esta estrategia de guerra y posibilite un escenario de paz y democracia para el pueblo vasco».

Según Batasuna, el ingreso en prisión de Zinkunegi supone una «medida de absoluta gravedad que refleja el ensañamiento con el que actúa la Audiencia Nacional».

La formación ilegalizada manifestó además que Zinkunegi «está en la cárcel por ser un ciudadano vasco, de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

EL PAIS

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EL JUEZ ENVÍA A PRISIÓN A UN JEFE DE PRENSA DE EHAK POR NO PRESENTARSE EN COMISARÍA 

E. Azumendi

Joseba Zinkunegi tenía obligación de comparecer dos veces al día ante la Ertzaintza

Vitoria - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado la detención y decretado prisión incondicional para Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del equipo de prensa del Partido Comunista de las Tierras Vascas-EHAK, por no presentarse el pasado viernes en la comisaría de la Ertzaintza.

La comparecencia dos veces al día ante la comisaría de la policía más cercana a su domicilio es una de las medidas cautelares que el juez impuso el miércoles a Zinkunegi y a las otras dos personas que considera responsables de comunicación de EHAK, Peio Gálvez y Juan José Petrikorena, dentro del proceso que sigue contra ellos por su presunta relación con la organización terrorista ETA.

Petrikorena y Zinkunegi son, además, dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

Grande-Marlaska acusó el miércoles formalmente a los tres de pertenecer a ETA y ordenó su ingreso en prisión, que sólo podrán eludir si abonan sendas fianzas de 100.000 euros antes de las 14.00 de mañana. Para evitar una posible fuga, el juez les impuso también una serie de medidas cautelares, como la retirada del pasaporte, la prohibición de abandonar el territorio nacional sin autorización judicial, la comunicación de cambio de domicilio y la comparecencia dos veces al día ante la comisaría de policía más cercana.

El caso es que Zinkunegi no acudió el viernes a ninguna de las dos citas con la Ertzaintza. La policía vasca comunicó este hecho al juez, quien concedió un plazo extra de cuatro horas a Zinkunegi. Tras vencer este plazo a las doce de la noche del viernes sin tener noticias del procesado, el juez dictó una orden de busca y captura contra él.

Cuando Zinkunegi acudió ayer puntualmente a su cita en la comisaría a las nueve y cinco de la mañana se encontró con el nuevo auto judicial que revocaba su situación de libertad provisional por la de prisión incondicional. Según fuentes jurídicas, alegó que se le había "olvidado" que debía comparecer dos veces al día hasta el próximo lunes, fecha fijada para depositar la fianza. Los agentes de la Ertzaintza le detuvieron inmediatamente y le trasladaron hasta la sede de la Audiencia Nacional para que el juez le comunicara el cambio de situación. Grande-Marlaska adoptará una decisión definitiva sobre Zinkunegi mañana.

Abono de las fianzas

La resolución del juez se producirá justo una hora antes de que venza el plazo que concedió a los jefes de prensa de EHAK para abonar las fianzas y evitar de esta forma el ingreso en prisión. La abogada y miembro de Batasuna Jone Goirizelaia aseguró ayer que ya se ha reunido el dinero suficiente para afrontar el pago de la fianza de Zinkunegi, Gálvez y Petrikorena, que se hará efectivo a primera hora de mañana. Según la abogada, los 100.000 euros impuestos a cada uno de ellos no se han abonado aún debido a que el viernes fue jornada festiva en Guipúzcoa y durante el fin de semana los bancos se encuentran cerrados.

Goirizelaia denunció la "absoluta indefensión" en la que se encuentran los tres procesados, que han tenido que declarar ante el juez "sin saber exactamente qué hay en el procedimiento" pues las diligencias son secretas. Según la abogada, se trata de una situación excepcional en el Derecho Penal español, que, sin embargo, se está convirtiendo en algo "normal y diario" en la Audiencia Nacional.

La abogada reprochó que las resoluciones judiciales se alimenten "fundamentalmente" de informes policiales y criticó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), agrupación que ha interpuesto la denuncia contra EHAK, tenga "un informe policial que no sabemos cómo ha conseguido".

Goirizelaia argumentó que es la policía la que impulsa la querella contra EHAK pasando el informe a la AVT. "Después", señaló, "el juez decreta el secreto de las diligencias y utiliza esos informes policiales para imputar a las personas que van a declarar". Se trata de algo "especialmente grave" cuando se investiga a un partido político legal, advirtió.

LA RAZON

Domingo, 11 de septiembre de 2005

DETIENEN A UN MIEMBRO DEL PCTV POR «OLVIDARSE» DE ACUDIR A COMISARÍA

R. N.

Los imputados por el juez Marlaska pagarán mañana los 300.000 euros de fianza

Madrid - Lo que no se acordó en la vista lo ha provocado un «olvido». El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska pidió el ingreso en prisión incondicional del miembro del equipo de comunicación del EHAK-PCTV Joseba Zinkunegi, detenido ayer por la mañana después de que el viernes no se presentara en una comisaría de la Ertzaintza, obligación que le impuso el magistrado. Según informaron fuentes jurídicas a Efe, Zinkunegi, que ayer sí acudió a las dependencias de la Policía Autónoma vasca donde fue detenido, aseguró que se le había «olvidado» que hasta el próximo lunes, fecha límite para depositar la fianza de 100.000 euros que le exigió el juez el pasado miércoles, debía presentarse allí dos veces al día: entre las 9 y las 10 de la mañana y entre las 7 y las 8 de la tarde.

Las fuentes consultadas explicaron que, después de comprobar que no se presentaba a ninguna de las dos citas, la Ertzaintza comunicó esta circunstancia al magistrado, quien decidió concederle un «plazo de gracia» de cuatro horas hasta la medianoche, momento en el que dictó una orden de busca y captura contra él. Zinkunegi acudió ayer puntualmente a la comisaría –estaba allí cuando sólo pasaban cinco minutos de las nueve de la mañana–, pero se encontró con un auto del juez por el que se modificaba su situación de libertad provisional por el de prisión incondicional. Después de ser detenido, el miembro del equipo de comunicación del EHAK-PCTV fue conducido a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid, donde Grande-Marlaska le comunicó, en presencia de sus abogados, el cambio de situación.

Revisión del caso para el lunes. El magistrado le ha convocado para las 13.00 horas del próximo lunes día 12 para celebrar una «vistilla» en la que se adoptará una decisión definitiva sobre su situación personal. Esa comparecencia tendrá lugar una hora antes de que se cumpla el plazo dado por el juez a Zinkunegi y a otros dos imputados, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez, en la causa en la que se investiga si EHAK-PCTV se constituyó en sucesor de la ilegalizada Batasuna para depositar sendas fianzas de 100.000 euros y así eludir la prisión.

Por su parte, la abogada Jone Goirizelaia estima que existe «un impulso policial» tras la querella que ha dado lugar a la investigación judicial contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) y anunció que las fianzas impuestas a los imputados serán entregadas el lunes antes de que concluya el plazo. Goirizelaia indicó en una rueda de prensa en San Sebastián que ha sido la Policía quien entregó a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el informe que presentó junto a la querella y en el que, según dijo, se sustenta exclusivamente el procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional contra EHAK, lo cual calificó de «muy grave» por tratarse de un partido legal.

Sobre la prisión para Zinkunegi destacó que el magistrado demuestra que «sigue empeñado en poner trabas a las cosas que se tienen que hacer en positivo, pues si tú compareces no tiene sentido la medida, cuando además ni siquiera ha finalizado el plazo para depositar las fianzas».

ABC

Domingo, 11 de septiembre de 2005

PRISIÓN PARA UNO DE LOS IMPUTADOS DE EHAK POR «OLVIDAR» PRESENTARSE ANTE LA ERTZAINTZA

Joseba Zinkunegi fue trasladado ayer a Madrid después de presentarse en una comisaría guipuzcoana, donde fue detenido tras no acudir el día anterior

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretó ayer prisión para Joseba Zinkunegi, uno de los tres responsables de comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) a los que el miércoles pasado se les impuso una fianza de 100.000 euros, que pueden pagar hasta mañana para eludir la cárcel. El motivo del nuevo auto fue que el viernes Zinkunegi no acudió a una de las dos comparecencias diarias en dependencias de la Ertzaintza que le ordenó el juez hasta abonar la cantidad fijada.

El imputado sí se presentó a primera hora de ayer en una comisaría guipuzcoana y alegó que se le había «olvidado» realizar el trámite el día anterior. En ese momento, los agentes de la Ertzainta le notificaron el nuevo auto de Grande-Marlaska en el que decreta su ingreso en prisión y procedieron a trasladarlo a Madrid, donde el magistrado, en presencia de sus abogados, le comunicó el cambio en su situación procesal.

El juez también fijó para mañana una vistilla del artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, necesaria para modificar la situación penal de los imputados. Grande-Marlaska comunicará entonces a Zinkunegi si le mantiene en prisión o le permite abandonar la cárcel, abonando previamente la fianza de 100.000 euros.

Joseba Zinkunegi, que fue jefe de prensa de EHAK hasta que le sustituyó otro de los imputados, Peio Xabier Gálvez, compareció el pasado miércoles en la Audiencia Nacional ante Grande-Marlaska, quien dictó un auto por el que imponía fianzas de 100.000 euros para eludir la cárcel a cada de uno de los responsables de comunicación que declararon.

Además de Zinkunegi y Gálvez, quien hasta el pasado mes de abril formaba parte del área de comunicación de la ilegalizada Batasuna, el juez tomó declaración a Juan José Petrikorena, responsable de comunicación de la formación liderada por Arnaldo Otegi y que «impartía indicaciones expresas de cómo debía actuar la portavoz de EHAK en plenos tan importantes como el de constitución de la Mesa del Parlamento vasco y el de investidura del lendakari», indica el auto.

Según el magistrado, Petrikorena filtraba las relaciones con la prensa de los miembros de EHAK y el contenido de sus comparecencias. Así, señala que mientras en sus conversaciones por teléfono móvil «se mantenían suficientemente discretos», no lo hacían por «la escrita vía sms», porque pensaban que la observación judicial se limitaba a la comunicación oral.

Todo ello, y a pesar de que los imputados negaron cualquier vinculación con la banda terrorista, llevó al juez a considerar que EHAK «ha sido utilizada por el entramado ETA-Batasuna con el fin de soslayar o poner fin al denominado «ciclo de ilegalización»».

ABC

Domingo, 11 de septiembre de 2005

BATASUNA EXIGE LA «INMEDIATA» PUESTA EN LIBERTAD DE ZINKUNEGI

Los representantes de EHAK insisten en que no tienen vinculación con ETA, y el PNV pide la derogación de la Ley de Partidos porque propicia «estas situaciones»

SAN SEBASTIÁN. La ilegalizada Batasuna exigió ayer la «inmediata»puesta en libertad del responsable de comunicación de EHAK, Joseba Zinkunegi, y expresó su «compromiso para avanzar en el proceso que derrote, de una vez por todas, esta estrategia de guerra que se nos impone». En un comunicado, la formación abertzale consideró que la medida del juez Grande-Marlaska es de «absoluta gravedad, por injustificada, y porque refleja el ensañamiento con el que se actúa desde la Audiencia Nacional». A su juicio, Zinkunegi está en la carcel por ser un ciudadano «de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

En la misma línea se manifestó la abogada de Batasuna Jone Goirizelaia, quien consideró «totalmente desproporcionada» la decisión e hizo una «valoración absolutamente negativa» de la orden de ingreso en prisión, porque, a su juicio, «jurídicamente no hay por donde cogerla». «No tiene ninguna lógica -aseguró- que se ordene la prisión de una persona que es detenida cuando va a comparecer precisamente atendiendo al llamamiento judicial».

La abogada también anunció que el próximo lunes podrán abonar las fianzas de 300.000 euros impuestas a Zinkunegi, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez.

«Estamos hartos»

En la misma rueda de prensa, los representantes de EHAK mostraron su confianza en que «a medio plazo, esta situación termine» ya que insisten en que la Audiencia Nacional no encontrará ninguna vinculación de su partido con ETA ni con Batasuna. Su presidente, Juan Carlos Ramos, quien también declaró ante Grande-Marlaska, aseguró que están «hartos» y que es «increíble» que las comparecencias públicas y privadas de un partido «absolutamente legal» se relacionen con «qué ha dicho el juez o el Ministerio publico».

Asimismo, el portavoz de la Ejecutiva del PNV, Iñigo Urkullo, reclamó la derogación de la Ley de Partidos porque «dificulta» la consecución de un «proceso incipiente para la normalización política y para la consecución de la paz» en el País Vasco y propicia «este tipo de situaciones», en referencia a las actuaciones judiciales emprendidas esta semana contra miembros de la llamada izquierda abertzale.

EL CORREO

Domingo, 11 de septiembre de 2005

ENCARCELAN A UN IMPUTADO EN EL SUMARIO DE EHAK POR NO ACUDIR A COMISARÍA

Joseba Zinkunegi se «olvidó» el viernes de presentarse ante la Ertzaintza, mientras  Goirizelaia anuncia que pagará mañana su fianza y la de otros dos encausados

SAN SEBASTIÁN - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska revisará mañana la situación del miembro del equipo de comunicación de Batasuna Joseba Zinkunegi, acusado de pertenecer también a EHAK, que permanece encarcelado después de que el viernes quebrantara una orden del magistrado al no presentarse en una comisaría de la Ertzaintza.

Según informaron fuentes jurídicas, Zinkunegi, que ayer sí acudió a las dependencias de la Policía autónoma, donde fue arrestado, aseguró que se le había «olvidado» que hasta mañana, fecha límite para depositar la fianza de 100.000 euros que le exigió el juez el pasado miércoles, debía presentarse en la comisaría dos veces al día: entre las 9.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y las 20.00 horas.

Después de comprobar que no había comparecido en este último turno, la Ertzaintza se puso en contacto con el magistrado, quien decidió concederle un «plazo de gracia» de cuatro horas, hasta la medianoche. en ese instante, dictó una orden de busca y captura contra él.

Zinkunegi acudió ayer puntualmente a la comisaría, pero se encontró con un auto del juez por el que se modificaba su situación de libertad provisional por el de prisión incondicional. Una vez detenido, fue conducido a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid y, posteriormente, a la cárcel de Soto del Real.

El magistrado ha convocado al acusado para las 13.00 horas de manaña, con el fin de celebrar una pequeña vista en la que se adoptará una decisión definitiva sobre su situación. La comparecencia tendrá lugar una hora antes de que se cumpla el plazo dado por Grande-Marlaska a Zinkunegi y a otros dos imputados -Juan José Petrikorena y Peio Gálvez- en la causa en la que se investiga si EHAK se constituyó en sucesor de la ilegalizada Batasuna para depositar sendas fianzas de 100.000 euros y así eludir la prisión.

En el auto en el que el pasado miércoles emitió el magistrado, éste afirmaba que los tres imputados mantuvieron diversos contactos antes de las elecciones autonómicas del pasado 17 de abril para que el PCTV «asumiera el papel de Batasuna, así como las directrices diseñadas por ETA, concluyendo con el denominado 'ciclo de ilegalización'».

Batasuna, a través de una nota, calificó ayer el encarcelamiento de Zinkunegi como una decisión de «gravedad absoluta, por injustificada y porque refleja el ensañamiento con el que se actúa desde la Audiencia Nacional». El comunicado asegura que el encausado está en la cárcel «por ser un ciudadano vasco, de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

El partido ilegalizado censuró al «entorno político, judicial y mediático que pretende hacer inviable un proceso de soluciones definitivas y utiliza la Audiencia Nacional como arma judicial para llenar las cárceles españolas de ciudadanos vascos que trabajan por el cambio». Batasuna, tras exigir la libertad de Zinkunegi, muestra su compromiso para «avanzar» en el proceso que «derrote esta estrategia de guerra y posibilite un escenario de paz y democracia para el pueblo vasco».

Impulso de la Policía

La abogada Jone Goirizelaia denunció la «absoluta indefensión» de las personas relacionadas con EHAK, al ser las diligencias judiciales de carácter secreto. En su opinión, la Policía «impulsa» la querella, al acusarla de dar «el informe a la AVT», hipótesis que considera «grave» cuando se está investigando «a un partido político legal».

Por otro lado, la letrada adelantó que ya se ha reunido el dinero suficiente para afrontar el pago de la fianza de Peio Gálvez, Juan Joxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi, que asciende a 100.000 euros por persona. Estas cantidades no se han entregado aún porque el viernes fue festivo en Guipúzcoa y el fin de semana los bancos están cerrados, pero el pago se efectuará a primera hora del lunes, antes de que el plazo se haga efectivo, a las 14.00 horas.

El presidente del PCTV, Juan Carlos Ramos, aseguró ayer en San Sebastián que la Audiencia Nacional «no va a encontrar ninguna vinculación» de su partido «con ETA ni con Batasuna», por lo que mostró su confianza en que, «a medio plazo, esta situación termine».

EL PAIS se Plantea la Ilegalización deñ PCTV

Por Sin Pancarta - 19 de Septiembre, 2005, 14:52, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Debo reconocer estar muy sorprendido ante el editorial de EL PAIS del sábado. Ahora parece ser que si procede la ‘ilegalización’ del PCTV y ahora es inadmisible que se ‘pare el reloj’ de la justicia en aras a una supuesta distensión. Veremos a dónde nos lleva este cambio de postura sin esperar demasiado.

Les resumo el editorial: el juez Grande-Marlaska, sustituto de Garzón en la Audiencia Nacional, investiga la supuesta pertenencia a ETA de varios miembros del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK). El Gobierno, que en su día desistió de instar la ilegalización de esa formación, por considerar insuficientes los indicios existentes, no ha cambiado de posición. Sin embargo, la admisión a trámite de una querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha motivado la apertura de una investigación en virtud de la cual ya han comparecido como imputados miembros de EHAK y de Batasuna, y el lunes lo hará Rafael Díez Usabiaga, secretario general de LAB. La imputación es por un presunto delito de pertenencia a banda armada. Si como afirma ahora el fiscal del caso, han aparecido nuevos elementos, deben investigarse de acuerdo con los requisitos propios del derecho penal, con todas las garantías legales. Lo que no resulta admisible es la pretensión de los dirigentes de Batasuna de que deje de aplicarse la ley para favorecer un clima de distensión.

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

¿ESTÁN FUERA DE BANDA? 

Editorial

El juez Grande-Marlaska, sustituto de Garzón en la Audiencia Nacional, investiga la supuesta pertenencia a ETA de varios miembros del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera). El Gobierno, que en su día desistió de instar la ilegalización de esa formación, por considerar insuficientes los indicios existentes, no ha cambiado de posición. Sin embargo, la admisión a trámite de una querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha motivado la apertura de una investigación en virtud de la cual ya han comparecido como imputados miembros de EHAK y de Batasuna -estos últimos deberán pagar fuertes fianzas para eludir la prisión provisional-, y el lunes lo hará Rafael Díez Usabiaga, secretario general del sindicato abertzale LAB, en el que militaban varios de los candidatos que resultaron electos.

No tienen razón quienes sostienen que las medidas actuales del juez Marlaska dan retrospectivamente la razón a su exigencia de intervención del Gobierno. La suspensión de EHAK antes de las elecciones presentaba grandes dificultades. No era un caso comparable al de la agrupación electoral Aukera Guztiak, creada expresamente para sustituir a Batasuna. Bastaba demostrar esa voluntad de sustitución fraudulenta de una organización ilegal; mientras que EHAK era un partido preexistente, legal, por lo que su ilegalización hubiera requerido, de acuerdo con la Ley de Partidos, demostrar que había incurrido en actividades "reiteradas y graves" de apoyo, exculpación o legitimación del terrorismo. Algo difícil de hacer en el escaso tiempo que había entre la presentación de la candidatura y las elecciones. Una suspensión cautelar implicaba el riesgo de tener que repetir las elecciones si en su momento el Tribunal Constitucional rechazaba la suspensión.

La situación actual es diferente. La imputación lo es, según la querella, por un presunto delito de pertenencia a banda armada de los artículos 515 y siguientes del Código Penal: los que sirvieron a Garzón para decretar la disolución de Batasuna. Si, como afirma ahora el fiscal del caso, han aparecido nuevos elementos, deben investigarse de acuerdo con los requisitos propios del derecho penal, con todas las garantías legales. Lo que no resulta admisible es la pretensión de los dirigentes de Batasuna de que deje de aplicarse la ley para favorecer un clima de distensión.

Dos días después de que se conociera la nueva oleada de cartas de extorsión enviadas por ETA, y de que una docena de encapuchados tratase de abrasar vivos a los ertzainas del cuartel de Ondárroa, Díez Usabiaga protestaba de que se hable "tanto de la kale borroka" y tan poco del "apartheid" y la "caza política" de los dirigentes abertzales. Y Otegi advertía de que la decisión del juez había "colmado la paciencia" de su partido, al que "a partir de ahora" nadie podrá hacer responsable "de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista". Sin embargo, la ilegalización de Batasuna no es consecuencia de sus ideas independentistas, sino de su vinculación con ETA y de su incapacidad para desmarcarse del entramado coactivo montado por la banda.

El Gobierno Vasco se Manifiesta en Apoyo del Terrorismo

Por Documentación - 15 de Septiembre, 2005, 1:59, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Antes de entrar en materia con la actualidad judicial en cuanto al terrorismo se refiere les reproducimos un comunicado de Eusko Alkartasuna referido a estos hechos. Hay que recordar que se trata de un partido que forma parte del Gobierno Autónomo Vasco ostentando la vicepresidencia de dicho ejecutivo.

EUSKO ALKARTASUNA

8 de Septiembre de 2005

EA ASISTE A LA MANIFESTACIÓN CONVOCADA POR LAB EN DONOSITA

Nota de Prensa

Una delegación de Eusko Alkartasuna, representada por los miembros de la Ejecutiva Nacional, Martin Aranburu, Karmele Antxustegi y la parlamentaria Nekane Altzelai participarán mañana en la manifestación convocada por LAB en Donostia bajo el lema “ Aski da! Eskubide zibil eta politikoen alde”.

Eusko Alkartasuna siempre ha apoyado y trabajado a favor del respeto a la pluralidad de ideas, y en el escrupuloso reconocimiento de todos los derechos y libertades. Por ello, EA considera “inadmisible” la persecución que se está realizando a diferentes representantes de la política vasca por parte de ciertos sectores de la justicia española.

Eusko Alkartasuna no va a permitir recorte o vulneración alguna de los derechos y libertades fundamentales que son la base de un Estado social y democrático de derecho.

Continúa el Proceso Contra el PCTV

Por Narrador - 14 de Septiembre, 2005, 18:43, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, anunció ayer que su formación abrirá una cuenta corriente para hacer frente a las fianzas impuestas a los responsables de comunicación de Batasuna y EHAK, imputados en el mismo sumario por pertenencia a banda armada.

Paralelamente el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska describió ayer como "un dejar hacer" la conducta de los promotores del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) consistente en "asentir" al mandato de ETA, "permitiendo que una vez celebradas las elecciones el partido y el grupo parlamentario fueran utilizados" para los fines de ésta. Asimismo, el juez señala, en el auto notificado ayer, que el presidente y el secretario de dicha formación "al menos asintieron" a que las listas electorales "fueran utilizadas por Batasuna en los comicios al Parlamento vasco".

¿Aún duda alguien de lo que es el PCTV? ¿Conde-Pumpido? ¿EL PAIS que titula de forma ambivalente?

EL MUNDO

Viernes, 9 de septiembre de 2005

EL JUEZ CREE QUE LA DIRECCIÓN DEL PCTV «ASINTIÓ AL MANDATO DE ETA» DE SUSTITUIR A BATASUNA

Otegi dice que se abrirá una cuenta pública para sufragar las fianzas exigidas por la Audiencia Nacional

Manuel Marraco

MADRID.- El juez Fernando Grande-Marlaska considera que los dirigentes del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) «han asentido al mandato de ETA» de soslayar la ilegalización de Batasuna, cediendo primero sus listas electorales y permitiendo luego que tanto el partido como su grupo parlamentario «fueran empleados» en esa misma estrategia.

Por esa razón, el magistrado de la Audiencia Nacional interrogó ayer por un presunto delito de colaboración con organización terrorista al presidente y al secretario de la formación, Juan Carlos Ramos y Aritz Blázquez, respectivamente.

Ambos quedaron en libertad provisional con la obligación de comparecer una vez al mes ante el juzgado y la prohibición de salir de España.La Asociación de Víctimas del Terrorismo había solicitado para ellos prisión eludible bajo fianza, mientras que la Fiscalía no había pedido medida alguna.

En su auto, el juez razona su decisión argumentando que, pese a tratarse de un delito grave, «ese asentimiento a la cesión de las listas [...] no se acompaña de actuaciones posteriores que la complementen, pudiéndose hablar de un dejar hacer».

Los también interrogados Javier Ramos -hermano del presidente y ex tesorero del partido- y Juan Manuel Rodríguez -ex responsable de Formación- quedaron en libertad sin ningún tipo de medida cautelar, puesto que certificaron que habían abandonado la dirección del partido el pasado 5 de febrero.

El juez sostiene que en los meses previos a las elecciones autonómicas vascas «debió plantearse un debate interno [en el PCTV] relativo a la posibilidad de servir de pantalla electoral, tal como habrían sido requeridos, al entramado ETA-Batasuna, poniendo fin al ciclo de la ilegalización en la forma definida en los zutabes [boletines internos de ETA] 106 y 107».

Según esa reconstrucción, de sus cuatro miembros fundadores -los citados ayer- el presidente y el secretario aceptaron, mientras que los otros dos abandonaron la dirección. El magistrado resalta que no hay constancia de que las altas y bajas en el Comité Central respondieran a ningún debate político, más allá que el de sustituir a Batasuna. El juez resalta también que el presidente del PCTV mantuvo una reunión con miembros destacados de Batasuna un día antes de confirmarse la anulación de la candidatura de Aukera Guztiak.

Al inicio de su comparecencia ante Grande-Marlaska, Juan Carlos Ramos rechazó las imputaciones. «No soy ni he sido ni de ETA ni de Batasuna. Somos comunistas y los comunistas no cedemos la vanguardia a nadie», declaró.

El magistrado, a través del auto de libertad provisional, respondió con ironía a esa afirmación: «Causa sorpresa que los miembros del Comité Central de un partido que dice estar a la vanguardia cediera su total protagonismo a personas inmersas en la ilegalizada Batasuna y no dispusieran de forma efectiva de cuáles debían ser las pautas políticas a adoptar».

Los parlamentarios del PCTV Nekane Erauskin y Julián Martínez acudieron ayer tarde a las puertas de la Audiencia Nacional, donde denunciaron «la situación de acoso a la que el PCTV está siendo sometido continuamente».

Por su parte, Arnaldo Otegi anunció ayer que Batasuna abrirá una cuenta corriente para hacer frente a las fianzas impuestas el miércoles a tres responsables de comunicación de Batasuna y el PCTV, imputados en el mismo sumario por pertenencia a banda armada.

EL PAIS

Viernes, 9 de septiembre de 2005

EL JUEZ DEJA EN LIBERTAD A CUATRO FUNDADORES DEL PARTIDO COMUNISTA DE LAS TIERRAS VASCAS

José Yoldi

El líder del PCTV niega vínculos con Batasuna mientras testifica asesorado por Goirizelaia

Madrid - El presidente del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en sus siglas en euskera), Juan Carlos Ramos Sánchez, negó ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska cualquier vinculación con ETA y Batasuna, aunque acudió a declarar asistido por la abogada Jone Goirizelaia, ex parlamentaria de la ilegalizada formación política y habitual defensora de miembros de ETA.Goirizelaia ejerció también de letrada de los otros tres fundadores de EHAK que declararon ante el juez: Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez.

Blázquez es secretario de EHAK; Ramos era el tesorero en el momento de la constitución del partido, cargo del que dimitió el pasado enero, y Rodríguez fue el responsable de formación, pero luego renunció.

El juez Grande-Marlaska, que el pasado miércoles dio de plazo hasta el lunes próximo para depositar fianzas de 100.000 euros a cada uno de los tres responsables de comunicación de EHAK para no tener que ingresar en prisión, dejó ayer en libertad a los cuatro fundadores de esa formación. Únicamente a dos de ellos, Juan Carlos Ramos y Aritz Blázquez, les impuso, tras declarar, comparecencias mensuales ante la comisaría de la Ertzaintza más próxima a su domicilio.

La decisión parece paradójica, aunque no lo es a los ojos del magistrado, ya que los tres responsables de comunicación de EHAK y que antes lo habían sido de Batasuna -Joseba Zinkunegi, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez- son personas que a su entender "ocupan puestos de segundo nivel dentro del entramado terrorista", mientras que los cuatro fundadores de EHAK en todo caso habrían colaborado con ETA, "pudiéndose hablar de un dejar hacer".

Los cuatro fundadores de EHAK realizaron una declaración genérica ante el juez de rechazo de su pertenencia o vinculación con ETA y Batasuna y se negaron a responder a las preguntas del fiscal y de la acusación particular, ejercida por la AVT.

El presidente del partido, Juan Carlos Ramos, que declaró en primer lugar, aseguró ante el juez: "Somos comunistas, y los comunistas no cedemos a nadie la vanguardia del movimiento revolucionario". Con esa frase trató de justificar que no había cedido las listas electorales de su partido a Batasuna o a ETA en los últimos comicios al Parlamento vasco.

Sin embargo, el auto del juez destaca que aunque "la conducta de los imputados (...) reviste la suficiente gravedad y sería subsumible en un delito de colaboración con organización terrorista (...) permitiendo a ETA-Batasuna mantener incólume su frente político institucional, sirviendo a la estrategia diseñada años atrás", no se puede obviar que "salvo ese asentimiento a la cesión de listas (...) no se acompaña de actuaciones posteriores que la complementen, pudiéndose hablar de un dejar hacer".

La resolución señala que el presidente y el secretario de EHAK "participaron en una reunión el 30 de marzo de 2005 con destacados miembros de la ilegalizada Batasuna en la que asintieron a que las listas electorales de dicho partido fueran utilizadas por Batasuna en los comicios al Parlamento vasco del 17 de abril de 2005". El auto reconoce que con posterioridad "no hicieron ninguna manifestación pública conocida de asunción del programa electoral finalmente asumido e identificado con el de las ilegalizadas Batasuna y Aukera Guztiak, siempre bajo el mandato de la organización terrorista ETA para poner fin al denominado ciclo de ilegalización de la izquierda abertzale".

Por otra parte, el dirigente de ETA José Javier Zabaleta, Baldo, fue condenado ayer a 49 años y dos meses de prisión como autor por inducción de un atentado cometido en Pamplona el 24 de mayo de 1984, en el que murió el capitán Luis Ollo Ochoa y resultó gravemente herida su esposa, Esther Pérez Armentia. Durante el juicio, el que fuera jefe del aparato militar de la banda terrorista exigió al tribunal poder abandonar la sala, pero ante la negativa del presidente, Javier Gómez Bermúdez, comenzó a desnudarse. Cuando se quitaba los pantalones, el presidente ordenó su desalojo, y dedujo testimonio por esa actuación.

ABC

Viernes, 9 de septiembre de 2005

OTEGI ABRE UNA CUENTA PARA PAGAR LAS FIANZAS DEL NUEVO PARTIDO

SAN SEBASTIÁN. El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, anunció ayer la apertura de una cuenta corriente para abonar los 200.000 euros de fianza impuesta por el juez Fernando Grande-Marlaska a dos de los responsables del área de Comunicación de EHAK, Juan Joxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi, imputados por pertenencia a ETA. Otegi llamó a «toda la gente» a dar una «lección» a la Audiencia Nacional, a la que acusó de «robar» a la ciudadanía vasca con estas fianzas.

Por otra parte, Grande-Marlaska tomó declaración a otros cuatro miembros de EHAK acusados de colaborar con organización terrorista. El presidente, Juan Carlos Ramos, y el secretario, Aritz Blázquez, tendrán que comparecer una vez al mes en el juzgado, mientras que otros dos fundadores, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez, quedaron en libertad sin medidas cautelares, ya que abandonaron sus cargos a principios de 2005.

LA RAZON

Viernes, 9 de septiembre de 2005

BATASUNA ABRE UNA CUENTA PARA PAGAR LAS FIANZAS DEL PCTV

R. N.

El juez libera a sus cuatro fundadores, pero dos tendrán que acudir al juzgado una vez al mes

Madrid - Batasuna ha visto en la acción de la Justicia contra los responsables del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) una nueva afrenta «al pueblo vasco». Según Arnaldo Otegi, las fianzas que el juez Grande Marlaska impuso a tres miembros del PCTV «es dinero que se roba» a los vascos. Otegi resaltó que las fianzas exigidas a los dirigentes de Batasuna suman 600.000 euros, incluidos los 400.000 que le impusieron a él mismo, por lo que acusó a la Audiencia Nacional de «intentar esquilmar los recursos económicos de la izquierda abertzale». Así que la formación ilegalizada que lidera el batasuno ha decidido abrir una cuenta corriente para sufragar los gastos de las fianzas impuestas por la Justicia, en la que podrá aportar dinero todo el que quiera.

Por su parte, el fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Alonso no solicitó ayer ningún cargo para el presidente del PCTV, Juan Carlos Ramos, ni para su ex secretario, Javier Ramos, ya que no encontró ningún indicio de relación con Batasuna o la banda terrorista ETA, a pesar de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), a través de su abogado Enrique Murcia, había solicitado prisión eludible con 50.000 euros al presidente del partido abertzale.

Juan Carlos Ramos fue el primero de los cuatro imputados del PCTV que acudió a declarar ante el juez Fernando Grande-Marlaska y no respondió al centenar de preguntas realizadas por el fiscal y por la AVT. Aun así, hizo una breve declaración política negando cualquier tipo de vinculación con Batasuna o ETA. El imputado afirmó que «soy comunista y los comunistas no cedemos a nadie la vanguardia del movimiento revolucionario», según fuentes jurídicas. Ramos aparece citado en el auto donde el magistrado impuso el miércoles una fianza de 100.000 euros para tres miembros del equipo de comunicación del partido acusados de un delito de integración en ETA. El segundo de los cuatro imputados citados ayer por Grande-Marlaska que entró a declarar fue Javier Ramos Sánchez, hermano del anterior y que explicó que fue tesorero del EHAK-PCTV, pero que dimitió de sus cargos a comienzos de este año. por lo que tampoco respondió a las preguntas de la Fiscalía. Ni la acusación popular que ejerce la AVT ni el fiscal pidieron que se adoptara contra él ninguna medida cautelar.

Finalmente, después de tomar declaración a los cuatro imputados, el juez Marlaska impuso la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado a los promotores del Partido Comunista de las Tierras Vascas Juan Carlos Ramos Sánchez y Aritz Blázquez Díez, a los que imputa un delito de colaboración con la banda terrorista ETA. Los otros dos imputados que declararon ayer, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández, quedaron en libertad sin medidas cautelares después de explicar que abandonaron sus cargos en el partido.

LA RAZON

Viernes, 9 de septiembre de 2005

LOS NACIONALISTAS SE MOVILIZARÁN CONTRA LA «PRESIÓN» DE LA JUSTICIA

J. Arias Borque

Vitoria - Los partidos y sindicatos nacionalistas del País Vasco se movilizarán en las próximas semanas en apoyo al secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y al PCTV por los procesos que el magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, ha iniciado contra el dirigente sindical abertzale y contra la formación política por su presunta relación con el entramado de ETA. Así lo anunciaron representantes de Batasuna, Abertzaeen Batasuna (partido hermano de Batasuna en Francia), EA, Aralar, Zutik y Acción Nacionalista Vasca, además de representantes de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, ELB e HIRU, y del autodenominado como movimiento pacifista de Elkarri.

En un texto conjunto aseguran que el procedimiento de la Audiencia Nacional conlleva la «criminalización y persecución indiscriminada contra personas y organizaciones bajo procedimientos de carácter inquisitorial». «Estamos ante la instrumentalización del pretendido Estado de Derecho para objetivos e intereses políticos muy determinados que vienen a obstaculizar el proceso de resolución del conflicto que vivimos», añaden.

La Cruz de la Moneda

Por Narrador - 14 de Septiembre, 2005, 18:41, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Y ahora la versión de los presuntos delincuentes…

GARA

Viernes, 9 de septiembre de 2005

OTROS CUATRO IMPUTADOS POR EHAK, LIBRES SIN FIANZA

Fernando Grande-Marlaska no decretó esta vez fianza alguna contra los cuatro ciudadanos vascos que comparecieron ayer en la Audiencia Nacional, aunque dos de ellos, Aritz Blázquez y Juan Carlos Ramos, deberán comparecer mensualmente ante instancias judiciales tras ser acusados de un «delito de colaboración con banda armada».

MADRID - Juan Carlos Ramos y Aritz Blázquez, presidente y secretario de Euskal Herrialdeetako Alderdi Komunista, respectivamente, deberán comparecer cada mes ante instancias judiciales tras haber sido imputados por un «delito de colaboración con banda armada», mientras que los otros dos ciudadanos vascos que declararon ayer en la Audiencia Nacional, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez, han quedado libres sin ningún tipo de medida cautelar.

Fernando Grande-Marlaska tomó declaración durante toda la mañana y buena parte de la tarde a estas cuatro personas, a quienes señalaba como «fundadores» de EHAK y les imputaba un delito de «colaboración» por «haber cedido sus listas electorales a Batasuna, asumiendo su programa lectoral».

El primero en comparecer ante el magistrado español fue Juan Carlos Ramos, que al igual que los otros tres se negó a responder a sus preguntas. El abogado de la AVT solicitó para él prisión eludible con una fianza de 50.000 euros, mientras que el fiscal Jesús Alonso no pidió ninguna medida cautelar contra él. A continuación compareció su hermano Javier, quien explicó que fue tesorero de EHAK, pero que abandonó el cargo a principios de año.

Contra él no solicitaron ningún tipo de medida, ni la AVT ni el fiscal, al igual que contra Juan Manuel Rodríguez que, como Aritz Blázquez, compareció por la tarde. Para este último, la AVT reclamó también una fianza de 50.000 euros.

Los imputados rechazaron las acusaciones que pesan en su contra, y destacaron que pertenecen a un partido legal. Juan Carlos Ramos reivindicó su militancia comunista y negó que «deje la vanguardia» a nadie, como trata de sostener el juez.

«Con más fuerza que antes, por la paz y la democracia»

Nekane Erauskin y Julián Martínez, parlamentarios de Ezker Abertzalea, respaldaron a los imputados ayer en Madrid. Martínez, en declaraciones a los medios congregados ante la Audiencia Nacional, acusó al tribunal especial de emplear «técnicas de acoso contra miembros de un partido legal», al tiempo que resaltó la «extrema gravedad» de que las actuaciones judiciales «tengan finalidad política». El parlamentario aseguró que «nos reafirmamos con más fuerza que antes en la defensa de la paz y de la democracia».

GARA

Viernes, 9 de septiembre de 2005

UN AUTO QUE EVIDENCIA UN SEGUIMIENTO GERERALIZADO A MILITANTES ABERTZALES

I.B.

GASTEIZ - Si algo demuestra el auto del juez Grande-Marlaska contra Juan Joxe Petrikorena, Joseba Zinkunegi y Peio Gálvez es, además de que las tesis de Baltasar Garzón tienen en este magistrado a un ferviente seguidor, que los militantes independentistas de este país están sujetos a un generalizado y constante seguimiento policial.

Así lo evidencian las constantes apelaciones a reuniones, conversaciones e incluso al envío de mensajes SMS que supuestamente habrían protagonizado los tres imputados y que son mencionadas por el juez.

El auto comienza señalando que el «complejo terrorista ETA se encuentra conformado principalmente por cuatro frentes: militar, político, cultural y obrero», y prosigue situando a «HB-EH-Batasuna» en el «frente institucional diseñado» por la organización armada.

Posteriormente, tras retrotraerse hasta 1992, Grande-Marlaska vuelve al siglo XXI y apunta que «una vez ilegalizados HB-EH-Batasuna», «dicho complejo integrado en el entramado terrorista ha promovido en distintos procesos electorales la conformación de agrupaciones electorales con el fin de soslayar dicha ilegalización». Menciona expresamente a AuB y HZ.

Agrega que «visto que la citada estrategia no funcionaba» y ante las elecciones autonómicas, «se ideó la posibilidad de articular el sistema de conjugar una ‘lista sucia’, constituida por Batasuna, y otra ‘lista limpia’, conformada por la plataforma Aukera Guztiak». Afirma que «dicha estrategia no tuvo el resultado esperado» y que, entonces, se acudió a EHAK.

Para argumentar su tesis, cita supuestos encuentros entres responsables de esta formación y Batasuna, y menciona también que las cabezas de lista de EHAK «aún no constando que pertenecieran a la junta directiva o se hubiera debatido con la misma, acepta- ron formalmente ceder sus listas a los postulados defendidos por Aukera Guztiak como heredera de Batasuna».

Asegura, además, que «la campaña ideada por las dos organizaciones ilegalizadas ­Batasuna y AG­ respondía al principio ‘Orain herria, Orain bakea’, deudor de la Alternativa para la Resolución del Conflicto ideada por ETA, y apropiada por la ilegalizada Batasuna en la conocida como Propuesta de Anoeta».

Defensa de los derechos

Cabe recordar que Aukera Guztiak se presentó ante la opinión pública con el único lema de la defensa de los derechos civiles y políticos para todas las personas. Este mismo fue el compromiso públicamente asumido después por EHAK, que hizo campaña con sólo dos demandas añadidas: paz y democracia.

Respecto a los tres imputados, el magistrado los sitúa en el área de comunicación de Batasuna y les atribuye transmitir sus directrices a EHAK. Para ello, menciona la intervención de sus comunicaciones, tanto telefónicas como por medio de mensajes escritos.

Añade que «la campaña electoral de EHAK ha sido diseñada, dirigida y financiada por el entramado del MLNV, no constando medios algunos por parte de la primera». También afirma que «tiene su origen en el EHK, del MLNV» que en el proceso Batasuna «presentó la ponencia Igitaia eta Mailua, no criticando la lucha armada».

GARA

Viernes, 9 de septiembre de 2005

OTEGI: «LAS BUENAS PALABRAS NO SON COMPATIBLES CON HECHOS DEL PASADO»

La decisión de la Audiencia Nacional de imponer fianzas de 100.000 euros a tres imputados por EHAK hizo ayer que Batasuna advirtiera de que «es imposible construir un proceso sólo con el esfuerzo de una parte». Arnaldo Otegi resaltó que «las prácticas del pasado siguen vigentes» y que eso no es compatible con las «buenas palabras». Tanto el Gobierno español como el PSOE, mientras, trataron de vestir de normalidad las decisiones del juez Grande-Marlaska, y defendieron que imponer fianzas «no prejuzga nada». LAB, en la misma situación, ha recabado un notable apoyo.

DONOSTIA - Las últimas actuaciones de la Audiencia Nacional española contra la izquierda abertzale, que ayer vivieron un nuevo capítulo con las comparecencias de cuatro miembros y ex miembros de EHAK, conforman «una vuelta de tuerca más» del tribunal especial «en este inicio de curso, justamente cuando es más necesaria la responsabilidad política para llevar a este país a un nuevo escenario», afirmó Arnaldo Otegi en la comparecencia de Donostia. Pero fue más allá en su lectura: «Las actuaciones judiciales de estos días demuestran que las prácticas del pasado siguen vigentes; la estrategia respecto a Euskal Herria, la izquierda abertzale y Batasuna no ha variado en nada».

El mahaikide, que estuvo acompañado de Juan Joxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi (que, junto a Peio Gálvez, deberán abonar sendas fianzas de 100.000 euros para eludir la prisión dictada el miércoles por el juez Fernando Grande-Marlaska por «pertenencia a banda armada»), dijo que tanto la iniciativa contra EHAK y Batasuna como la que llevará el lunes a la Audiencia Nacional al secretario general de LAB, Rafa Díez, suponen «una persecución implacable de las ideas; estamos hablando de persecución ideológica».

Puso de relieve el hecho de que las cuatro personas que comparecieron ayer mismo ante el juez «son miembros de un partido legal y son interrogados, como ocurrió ayer [por el miércoles], sobre las actividades políticas que desarrollan: actividades parlamentarias, de movilización e, incluso, de contratación de personal. Quien quiera ligar eso con no se sabe qué estrategia antiterrorista, nos lo tendrá que demostrar en una pizarra».

Todo esto lleva a los representantes de Batasuna a ser «plenamente conscientes de que existen poderosísimos agentes que están interesados en que este pueblo no llegue a nuevo escenario y de que Euskal Herria no recupere la voz y la palabra: en la judicatura, en los poderes fácticos, en los medios de comunicación, en las fuerzas armadas, y también en los partidos políticos».

En ese punto, recordó que ya casi ha transcurrido un año desde que su formación presentara en el Velódromo de Anoeta la propuesta «Orain herria, Orain bakea», un aniversario que utilizó para hacer balance. «La izquierda abertzale ha hecho sus inversiones: ya hace unos años, cuando nadie hablaba de diálogo ni de mesas, en el Pabellón Anaitasuna hicimos un llamamiento porque veíamos que se daban las condiciones para iniciar un diálogo político; en el Parlamento de Gasteiz tuvimos una actitud responsable, dando tres síes y tres noes a la propuesta del lehendakari; hemos actuado responsablemente ante la ilegalización; tuvimos una actitud responsable en Anoeta, con una apuesta clara que hemos cumplido; luego ETA decidió no actuar contra los partidos políticos y sus representantes...», enumeró, para preguntarse después «qué han puesto sobre la mesa los demás. ¿Cuál es su inversión?»

«Anoeta, para pedir cuentas»

Respecto a los estados español y francés, señaló que «pretenden hacer compatibles las buenas palabras con hechos del pasado, y eso es imposible», mientras que sobre las formaciones políticas dijo que «lo único que han hecho es utilizar la propuesta de Anoeta no como fórmula para la resolución, sino para pedirle cuentas a Batasuna y erosionar sus posiciones, para el rifi-rafe político».

Ante todo ello, Otegi destacó que, «como ya hemos dicho con anterioridad, este proceso sólo se construye compartiendo responsabilidad».

Por eso, la formación independentista «se reafirma en la apuesta que realizamos en Anoeta» el 14 de noviembre del pasado año, al tiempo que realizó un emplazamiento dirigido tanto a los estados como a los partidos vascos: «Es muy difícil, por no decir imposible, construir un proceso sólo con el esfuerzo de una parte. Todos debemos ser responsables y es- forzarnos en ello».

Otegi también hizo hincapié en las medidas cautelares dictadas desde la Audiencia Nacional respecto a los independentistas vascos, centrándose en la imposición de fianzas. Tras destacar que «para Galindo, Vera y los guardias civiles de Roquetas no hubo fianzas», recordó que «entre los tres que estamos en esta mesa hemos abonado o tenemos que abonar un total de 600.000 euros». Ello le llevó a concluir que «apelar en este Estado a la independencia del poder judicial es reírse de la gente».

Consideró que desde el tribunal especial se ha abierto «un nuevo frente contra la izquierda abertzale y su militancia: el del robo de dinero. Intentan esquilmar los recursos económicos de las gentes de la izquierda abertzale. Pero lo estamos cuantificando y algún día lo recuperaremos».

Sin embargo, aseguró que «para su desgracia, este pueblo tiene una clase obrera y unos sectores populares que tienen en la solidaridad uno de los nortes de su actividad diaria. Por eso, abriremos una cuenta corriente para que este pueblo dé una nueva lección a la Audiencia Nacional y hacerle entender que este país es lo suficientemente solidario como para poner el dinero que haga falta». De esa manera, resaltó, «se darán cuenta de que no hay caminos oscuros en el dinero y que las cantidades que se depositan es dinero que se roba al conjunto de este pueblo».

SEGI

«Consideramos muy graves los movimientos represivos puestos en marcha por el Gobierno del PSOE. Estos actos demuestran una vez más la absoluta falta de voluntad para poner en marcha un posible proceso de paz. No hacen sino poner piedras en el camino hacia una solución basada en la paz y en la democracia».

ANV

«El señor Grande-Marlaska ha rematado a la perfección la jornada de Ibarretxe en España. La comunidad de intereses PSOE-PNV les lleva a la conclusión de que lo mejor para ellos, y por extensión para Vascongadas-Euskadi, es que con la eliminación de la vida política de la izquierda abertzale se ha acabado el problema».

Josu Erkoreka (Diputado del PNV en Madrid)

«No hay hechos objetivos para fundamentar una medida tan drástica. Respetamos la decisión del juez, pero es desconcertante porque se enfrenta a la opinión del fiscal. Coincidimos con el fiscal. El auto no se basa en datos reales objetivos y tiene mucha subjetividad. Este tipo de decisiones están enturbiando la situación».

Mikel Arana (Portavoz de la Presidencia de EB)

«Las últimas acciones judiciales constituyen un obstáculo para el proceso de paz. Habrá que preguntarse quiénes mueven los hilos de la Justicia en el Estado y con qué objetivo. Grande-Marlaska recuerda mucho al estilo Garzón, lo que en este momento única y exclusivamente contribuye a poner piedras en el camino».

El Sol y la Luna: Realidad frente a Orwell

Por Narrador - 14 de Septiembre, 2005, 18:28, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Dos mundos opuestos de imposible convergencia. El Nacionalismo Vasco y el PNV consideran la acción de la justicia como un proceso ‘viciado’, mientras el resto tenemos la convicción moral de que el PCTV es Batasuna. Lo peor de todo es que la visión delirante y orwelliana es la que posiblemente se acabe imponiendo.

EL MUNDO

Viernes, 9 de septiembre de 2005

MÁS EVIDENCIAS DE QUE EL PCTV ES BATASUNA

Editorial

El juez Grande-Marlaska acusó ayer al presidente y al secretario general del PCTV de pertenencia a banda armada, por considerar que este partido cumple los mandatos de ETA. El magistrado les impuso medidas cautelares suaves, aunque no así a los tres portavoces del PCTV que declararon el miércoles, contra quienes el juez dictó auto de prisión, eludible con una elevada fianza, por pertenencia a banda armada. Grande-Marlaska deja claro que el entramado ETA-Batasuna mueve los hilos del PCTV. La cuestación anunciada por Otegi, procesado por pertenencia a ETA, para pagar las fianzas de los tres procesados viene a corroborar las tesis de Grande-Marlaska.La instrucción del magistrado deja en situación comprometida al Gobierno y al Fiscal General, que se negaron a impugnar las candidaturas, a pesar de las evidencias a las que ahora el juez da carta de naturaleza jurídica.

DEIA

Viernes, 9 de septiembre de 2005

PROCESO VICIADO 

Editorial

Continúa transmitiendo una penosa sensación el proceso abierto en la Audiencia Nacional por el magistrado Grande-Marlaska contra EHAK. Es una grave práctica la de simultanear criterios penales y políticos en las lógicas procesales. En el caso que nos ocupa, la sucesión de argumentos del magistrado parece sustituir con los segundos la ausencia de evidencias que sustenten los primeros y eso constituye un ejercicio lamentable. Grande-Marlaska ha recuperado la inspiración de aquella máxima que sostenía que toda manifestación sociopolítica y organizativa en torno al discurso independentista del MLNV está inspirada, definida o incluso dirigida por ETA. Máxima apoyada en el inconcluso sumario 18/98 de Baltasar Garzón, que constituye una anormalidad y un factor de descontrol en la acción garantista de la Justicia en toda democracia. La sucesión de acusaciones sostenidas por el informe policial que alimentó esa iniciativa es una espada de Damocles sobre una determinada actividad política que debería resultar insoportable a un modelo democrático en la medida en que no ha sido sometida al arbitrio de un proceso judicial completo.

En el caso de EHAK, ayer asistimos a la paradójica circunstancia de que el juez que instruye el caso no halló en sus promotores fundacionales causa de medida cautelar de entidad, mientras que los responsables de su comunicación, su «gabinete de prensa», recibían la dura sanción a priori de una fianza de 100.000 euros en metálico cada uno si quieren eludir la prisión. Sorprendente por cuanto que se atribuye a cargos de menor rango una presunta responsabilidad de la que no existen pruebas, ni siquiera con carácter subsidiario, contra el presidente. El proceso contra EHAK aparece viciado de origen, cuando la intervención judicial había sido descartada desde la Fiscalía por su convicción de ausencia de delito y, sin embargo, se ha construido todo un proceso paralelo político y de opinión que presiona del mismo modo que propició en su día la ilegalización de Batasuna o de las listas de Aukera Guztiak.

EL MUNDO

Viernes, 9 de septiembre de 2005

LA DURA BATALLA DEL JUEZ MARLASKA

Isabel San Sebastian

No es fácil defender la Ley, la lógica y la Justicia frente a las amenazas de una banda terrorista y los titubeos de un Gobierno claudicante. Requiere mucho valor sostener en solitario la antorcha del Derecho y el coraje democrático, cuando el Estado al que sirves, a través de la Fiscalía, opta por lavarse las manos. Hace falta convicción para aguantar la presión y cumplir con el deber que pesa sobre los hombros de aquel que lleva una toga. Pues bien, el juez Fernando Grande-Marlaska, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, está demostrando habilidad, valentía y grandes cantidades de fuerza moral para librar una batalla en nombre de la dignidad, la democracia y las víctimas del terrorismo.

En la causa que sigue contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas, mero instrumento utilizado por el entramado etarra para eludir las consecuencias de la ilegalización de Batasuna, Grande-Marlaska se enfrenta a mucho más que la conocida pericia de los abogados etarras para retorcer la Ley en su beneficio. En esta ocasión el juez se ha quedado solo, sin el auxilio del fiscal Jesús Alonso, porque el criterio de Conde-Pumpido, fiel reflejo del que guía a Rodríguez Zapatero, es que 150.000 electores no pueden ser privados de las siglas a las que confían su voto. Da igual que el partido en cuestión forme parte de un conglomerado terrorista; que incurra en los supuestos de ilegalización contemplados en la Ley de Partidos; que todos conozcamos la procedencia de sus dirigentes y el origen de la formación; que las pruebas demuestren que sus portavoces reciben instrucciones directas del responsable de comunicación de Batasuna Todo ello resulta irrelevante, mientras puedan cubrirse las apariencias, porque lo democrático, a juicio del Gobierno, es permitir que esos votantes conserven su referente. Si, además, se priva con ello al PNV de la mayoría absoluta en el Parlamento de Vitoria y se refuerza la posición de los socialistas vascos, miel sobre hojuelas.

De modo que ahí están el juez y el demandante, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, luchando con bravura en los tribunales para demostrar lo obvio y exigir que la Ley y la decencia se impongan a la conveniencia política. Que los servidores del terror no sean ni electores ni elegibles dentro del sistema que nos hemos dado. Que la intimidación no encuentre recompensa en quien está obligado a plantar cara. Que los herederos de Otegi, el correveidile de ETA, no sigan contaminando con su presencia la Cámara de representación de los vascos.

Su pelea es nuestro combate. Su triunfo, el de la democracia. Su fracaso, un salivazo a nuestras libertades.

Grande-Marlaska Procesa a Varios Miembros del PCTV

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2005, 7:16, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

¿No era que no existía ninguna relación entre el PCTV y Batasuna-ETA? El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha impuesto una fianza de 100.000 euros a cada uno de los tres responsables del equipo de comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) a los que imputa ser miembros de ETA. Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi deberán realizar el pago de la fianza antes del próximo martes si quieren evitar la prisión. En el auto el juez apunta que el entramado ETA-Batasuna utilizó a EHAK para "soslayar el ciclo de ilegalización" y señala que Batasuna "instrumentalizó" a esta formación "dirigiendo y financiando, no sólo la campaña electoral, sino estableciendo directrices políticas".

El portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, calificó de "desproporcionada y draconiana" la fianza impuesta por el juez, mientras que la formación Aralar mostró su solidaridad con los tres cargos de EHAK. Por el contrario, la Asociación de Víctimas del Terrorismo exigió al Gobierno la puesta en marcha de los "mecanismos oportunos" para promover la "inmediata" ilegalización de EHAK.

EL MUNDO

Jueves, 8 de septiembre de 2005

BATASUNA DIO «INSTRUCCIONES EXPRESAS» AL PCTV DE CÓMO ACTUAR EN LA INVESTIDURA DE IBARRETXE

Manuel Marraco

Así consta en un auto del juez Grande-Marlaska en el que exige a tres responsables de comunicación de las formaciones 'abertzales' 300.000 euros de fianza para no ingresar en prisión por pertenencia a ETA

MADRID.- «El responsable de comunicación de Batasuna impartía indicaciones expresas de cómo debía actuar la portavoz de EHAK [el Partido Comunista de las Tierras Vascas, en sus siglas en euskara] en Plenos tan importantes como el de la constitución de la Mesa del Parlamento Vasco y el de la investidura del lehendakari».

Así consta en un auto dictado ayer por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska en el que, tras tomarle declaración, exige a Juan José Petrikorena -el jefe de prensa de Batasuna- que deposite antes del lunes 100.000 euros de fianza. De lo contrario, ingresará en prisión por un presunto delito de pertenencia a una organización terrorista. La misma medida ha sido acordada para los también imputados Joseba Zinkunegi y Peio Gálvez, que se sucedieron en el servicio de prensa del PCTV y que recibían las instrucciones de Petrikorena.

A juicio del magistrado, los tres participaron activamente en la estrategia terrorista ideada para eludir, a través del PCTV, las consecuencias de la ilegalización de Batasuna. «Los discursos de EHAK, bien fueron preparados en su integridad, bien autorizados por Batasuna», añade el escrito.

Las comparecencias de ayer tienen su origen en la querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra el PCTV, al que considera sucesor de la ilegalizada Batasuna. En contra del criterio de la Fiscalía, el juez la admitió a trámite el pasado 12 de julio y citó a declarar a los tres miembros del equipo de comunicación de la formación. La medida de libertad provisional con fianza acordada por Grande-Marlaska se encuentra a medio camino entra lo solicitado por el letrado de la AVT, Emilio Murcia, -prisión provisional- y el fiscal Jesús Alonso -comparecencias semanales ante el juzgado-. Los tres rechazaron las imputaciones y se negaron a responder a las preguntas de la acusación hasta conocer la parte de la investigación que continúa secreta.

Mensajes de móvil

Buena parte del material incriminatorio reunido por el juez proviene de las intervenciones telefónicas realizadas sobre los tres imputados. El juez resalta que, aunque eran «discretos» en las conversaciones, no lo eran tanto al enviar mensajes de móvil, puesto que creían que no estaban controlados.

El juez también se basa en otros elementos incluidos en los informes de la Policía y la Guardia Civil que solicitó tras admitir la querella, entre ellos el empleo de las herriko tabernas -los locales de Batasuna- en la campaña del PCTV. Grande-Marlaska se apoya también en el contenido de los últimos zutabes, los boletines internos de ETA.

«Todo lo anterior», señala el juez, «implica razonablemente que el EHAK ha sido empleado por el entramado ETA-Batasuna con el fin de soslayar el denominado ciclo de ilegalización, dirigiendo y financiando no sólo la campaña electoral, sino igualmente estableciendo las directrices políticas en el desarrollo de la actividad parlamentaria materializada por el EHAK». «Buena prueba de lo cual», añade, «gravita en los principios recogidos en la propuesta de Anoeta, ideada por el entramado terrorista».

A las puertas de la Audiencia Nacional, el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, denunció que la decisión responde a una «persecución política», según informa Europa Press. «Estas medidas se adoptan teniendo en cuenta las ideas de estas personas, que son militantes de la izquierda abertzale», señaló.

Por su parte, la AVT exigió al Gobierno que ponga en marcha «los mecanismos oportunos» para promover la ilegalización del PCTV, puesto que la decisión del juez pone de manifiesto «la existencia de vínculos reales» entre la formación abertzale y «el entorno proetarra».

Dentro de la misma investigación, hoy están citados cuatro miembros fundadores del PCTV, imputados por un delito de colaboración con organización terrorista.

EL PAIS

Jueves, 8 de septiembre de 2005

EL JUEZ ENCARCELARÁ A TRES CARGOS DE EHAK SI NO PAGAN 300.000 EUROS ANTES DEL LUNES

José Yoldi

Batasuna: "Poniendo como ariete los aparatos del Estado es imposible un proceso de paz"

Madrid - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska impuso ayer una fianza de 100.000 euros para eludir la prisión a cada uno de los tres responsables del equipo de comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en sus siglas en euskera) a los que imputa ser miembros de la banda terrorista ETA. Se trata de Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi, vinculados en su momento al equipo de prensa de Batasuna y que en su comparecencia ante el magistrado aseguraron no tener nada que ver con la banda terrorista ni con las acusaciones de que son objeto.

El magistrado ha dado de plazo hasta las dos de la tarde del próximo lunes para que cada uno de los tres imputados deposite los 100.000 euros de fianza y de esa forma puedan continuar en libertad. En caso contrario, se decretaría su inmediato ingreso en prisión. Hasta esa fecha, Petrikorena, Gálvez y Zinkunegi deberán comparecer dos veces al día en la comisaría de la Ertzaintza más próxima a su domicilio. Si constituyesen la fianza, los imputados quedarían en libertad con la obligación de comparecer semanalmente ante la Ertzaintza. Además, les sería retirado el pasaporte y no podrían salir del territorio nacional sin autorización del juez.

Tras conocer la decisión de Grande-Marlaska, el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, afirmó: "Hay que decirle al señor [presidente José Luis] Rodríguez Zapatero, con toda claridad y toda rotundidad que es imposible poner en marcha un proceso de paz utilizando como ariete contra ese proceso de paz los aparatos del Estado como hoy ha ocurrido en esta Audiencia Nacional".

Grande-Marlaska admitió a trámite en julio pasado una querella presentada en mayo por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los integrantes de la dirección de EHAK. La AVT entiende que los directivos de EHAK han colaborado o forman parte de ETA por "haber facilitado sus listas electorales a Batasuna en las últimas elecciones al Parlamento autonómico del País Vasco, asumiendo el programa electoral de la anterior".

El juez, en la admisión a trámite de la querella señalaba que EHAK, "con su comportamiento electoral", venía "a favorecer las pretensiones de la organización terrorista ETA, manifestadas por la misma, de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos".

Los miembros del equipo de comunicación de EHAK Petrikorena, Gálvez y Zinkunegi comparecieron ante el juez durante casi cinco horas. Los tres negaron pertenecer a ETA, así como tener vinculación alguna con las acusaciones que pesan contra ellos.

El abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Emilio Murcia, solicitó el ingreso en prisión incondicional de los tres imputados.

El fiscal encargado del caso, Jesús Alonso, que en su momento se opuso a la admisión a trámite de la querella por entender que no apreciaba la existencia de delito, solicitó ayer sin embargo que los tres responsables de comunicación de la formación abertzale comparezcan semanalmente en el juzgado más próximo a su domicilio, que les sea retirado el pasaporte y que tengan que solicitar permiso al juez para salir del territorio nacional.

Alonso explicó que la fiscalía no ha cambiado de criterio y estima que, aunque no se aprecia la existencia de ningún delito tipificado, en las pruebas documentales incorporadas recientemente a la causa por el magistrado sí aparecen algunos elementos que deben ser investigados.El juez señala, en el auto dictado ayer, que "el complejo terrorista ETA se encuentra conformado principalmente por cuatro frentes: militar, político, cultural y obrero", y añade que Herri Batasuna-Euskal Herritarrok-Batasuna desde su constitución en 1979 hasta su ilegalización en marzo de 2003 "ha representado el frente político-institucional diseñado por ETA con el fin de dar carta de naturaleza a aquélla y hacer visible a la sociedad como la única posibilidad de excluir la violencia no era otra que obligar al Gobierno del Estado a sentarse y asumir sus pretensiones".

El juez recuerda que el entorno etarra ha articulado varios sistemas para estar presentes en diferentes procesos electorales a través de agrupaciones electorales o plataformas, presentando una lista "sucia" y otra "limpia".

La resolución recuerda que miembros destacados de Batasuna y de EHAK mantuvieron distintos contactos al objeto de que el último asumiera el papel de Batasuna. En concreto, el 30 de marzo de 2005 se reunieron en Bilbao, por parte de Batasuna Joseba Permach, el imputado Joseba Zinkunegi, perteneciente al área de comunicación de la organización ilegalizada, y un tercero, y de parte del PCTV-EHAK, su presidente Juan Carlos Ramos Sánchez.

Tras la ilegalización de la plataforma Aukera Guztiak, el 1 de abril pasado, se celebró una reunión entre representantes de Batasuna, Aralar, Aukera Guztiak y las cabezas de lista de PCTV-EHAK. "Las representantes de la última formación política, aun no constando que pertenecieran a la junta directiva o se hubiera debatido con la misma, aceptaron ceder formalmente sus listas a los postulados defendidos por Aukera Guztiak como heredera de Batasuna". Y ya, al anunciar la decisión, se señalaba que Joseba Zinkunegi, miembro de Batasuna y ex jefe de prensa de Aukera Guztiak, pasaba a ser jefe de prensa de la nueva formación. Tres días más tarde se comunicó que el nuevo jefe de prensa era Peio Gálvez, miembro del área de comunicación de Batasuna.

Para hoy está previsto que comparezcan ante el juez, imputados en un delito de colaboración con banda terrorista, los fundadores de EHAK que no son aforados, Juan Carlos y Javier Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez y Juan Manuel Rodríguez Hernández.

[Por otra parte, Oskar Oviedo fue detenido en Elorrio (Vizcaya) tras no comparecer ante la Audiencia Nacional por su supuesta implicación en actos de violencia callejera].

EL PAIS

Jueves, 8 de septiembre de 2005

INDICIOS Y SOSPECHAS DE LA VINCULACIÓN CON BATASUNA

Los indicios de irregularidades de EHAK aportados por los sucesivos informes policiales a la Fiscalía General del Estado y que apuntarían a su conexión con Batasuna o con la propia ETA son los siguientes:

- Génesis. Mientras se ataban cabos para ilegalizar a Batasuna, en Euskadi alguien fraguaba un nuevo partido. Curiosamente, el 12 de agosto de 2002, el día en que la Fiscalía del Estado anunciaba la apertura de diligencias contra la formación de Otegi por enaltecer a ETA y la Abogacía del Estado concluía su informe para solicitar la ilegalización de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna, los promotores de EHAK, solicitaban la inscripción en el Registro de Partidos del Ministerio del Interior. La solicitud despierta recelos, y el departamento de Ángel Acebes informa al Gobierno de que ésta mostraba sospechosas similitudes con Batasuna. Sin embargo, en octubre la solicitud fue admitida. EAHK nunca ha condenado la violencia etarra.

- Financiación. El pasado 17 de abril, EHAK logró nueve escaños en la Cámara vasca. Según los informes policiales, la cuenta bancaria de la formación no registró movimientos durante la campaña electoral, pero sí incurrió en los gastos propios de cualquier partido. También indican que su financiación provenía de las herriko tabernas de la formación de Otegi, donde se instalaron huchas con las siglas de EHAK para recaudar fondos. Estos locales lograron burlar su cierre judicial y ya habían colaborado en la financiación de otras organizaciones que pretendía sustituir a la ilegalizada Batasuna.

- Apoyo electoral. En otro informe de los servicios de información de la policía, se indicaba que Batasuna "asumió en gran medida el peso de la campaña electoral de EHAK", en todos sus aspectos: organización, ejecución y financiación. Incluidas las apariciones públicas y en mítines de miembros de Batasuna junto a candidatos de EHAK y su petición directa del voto para la formación que concurría a las elecciones.

- Interventores. El análisis de los 4.333 apoderados o interventores de EHAK en las elecciones de abril destapó nuevas coincidencias con estructuras de la ilegalizada formación, e incluso, con la propia ETA. Según un informe de la Guardia Civil, 44 de esos representantes fueron condenados por terrorismo, 1.515 actuaron como apoderados con Euskal Herritarrok (heredera de Batasuna) en 2001, otros 189 ejercieron igual papel en otros comicios para Batasuna y 598 habían sido candidatos de la distintas submarcas de la formación abertzale ilegalizada. Dos de los imputados ahora por el juez son miembros de Batasuna: Juan José Petrikorena y Joseba Zinkunegi.

ABC

Jueves, 8 de septiembre de 2005

TRES IMPUTADOS DE EHAK TENDRÁN QUE PAGAR 300.000 EUROS PARA EVITAR LA CÁRCEL

Grande-Marlaska considera que ETA-Batasuna «utilizó» al Partido Comunista de las Tierras Vascas para «soslayar el ciclo de ilegalización»

MADRID. Los tres responsables del área de comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK), imputados por un delito de integración en ETA, podrían ingresar en prisión si no hacen frente antes del martes al pago de una fianza de 300.000 euros -algo menos de 50 millones de pesetas-.

El auto, de seis páginas, dictado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska asegura que el entramado ETA-Batasuna utilizó a EHAK para «soslayar el ciclo de ilegalización». Grande-Marlaska dice además que Batasuna «instrumentalizó» a esta formación «dirigiendo y financiando, no sólo la campaña electoral, sino estableciendo directrices políticas».

En su resolución, el juez deja finalmente en libertad bajo fianza de 100.000 euros a cada uno de los tres acusados, concediéndoles un plazo de cinco días, hasta el próximo 12 de septiembre, para que puedan hacer efectivo el pago de las fianzas y evitar así la cárcel.

Los inculpados por el juez, Juan José Petrikorena (ex jefe de prensa de la ilegalizada Batasuna), Pello Gálvez y Joseba Cincuneti, negaron su vinculación con ETA en su declaración de ayer ante Grande-Marlaska -que se alargó por espacio de cuatro horas-, y no quisieron contestar a ninguna del centenar de preguntas formuladas por el abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Emilio Murcia, y el fiscal adscrito al caso, Jesús Alonso.

Como resultado, el letrado de la AVT pidió prisión incondicional para los responsables de EHAK, mientras que el fiscal, siguiendo el criterio de la Fiscalía General del Estado, que se opuso a la admisión a trámite de la querella presentada por la AVT al considerar a esta formación sucesor de Batasuna, solicitó comparecencias semanales, la retirada del pasaporte y la obligación de comunicar un domicilio al Juzgado Central de Instrucción 5.

Cambio de criterio

Fuentes próximas a la Fiscalía justificaron esta petición asegurando que en la causa todavía no existe un delito concreto, pero sí elementos que hay que investigar, por lo que el fiscal debe colaborar con las pesquisas abiertas por el juez, informa Europa Press.

Hoy continuarán las declaraciones con la comparecencia en la Audiencia Nacional de los fundadores de EHAK, Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez, a los que se les imputa con delito de colaboración con ETA.

LA RAZON

Jueves, 8 de septiembre de 2005

EL JUEZ AFIRMA QUE EL «ENTRAMADO ETA-BATASUNA» USÓ AL PCTV Y LE DICTÓ CONSIGNAS POR «SMS» EN LA CÁMARA

F. Velasco

Madrid- «El EHAK –Partido Comunista de las Tierras Vascas– ha sido utilizado por el entramado ETA-Batasuna con el fin de soslayar o poner fin al denominado “ciclo de ilegalización”, dirigiendo y financiando, no sólo la campaña electoral, sino igualmente estableciendo las directrices políticas en el desarrollo de la actividad parlamentaria materializada por el EHAK». Esta es una de las principales conclusiones del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska en la resolución en la que impone 100.000 euros de fianza a Joseba Zinkunegi, Peio Xabier Gálvez y Juan José Petrikonera, responsables de comunicación del PCTV. Cada uno de ellos deberá depositar esa fianza antes del próximo martes para evitar su ingreso en prisión.

El control político del Partido Comunista de las Tierras Vascas por parte de la legalizada Batasuna se constató de forma palmaria, según recoge el magistrado, en la actuación de sus diputados una vez constituido el nuevo Parlamento Vasco. Así, en la formación de la Mesa del Parlamento e investidura del lendakari, los discursos de sus diputados «bien fueron preparados en su integridad, bien fueron autorizados por Batasuna».

Elección del lendakari. Buena prueba de ello, añade el juez, es el contenido de «los mensajes plurales “sms” intervenidos entre Juan José Petrikorena y Peio Xabier Gálvez –jefe de prensa del PCTV y responsable de comunicación de Batasuna, respectivamente–, destacando cómo incluso se controlaban y consentían por Batasuna las comparecencias de los cargos electos del PCTV, así como sus contenidos».

Esas comunicaciones intervenidas entre Petrikorena y Xabier Gálvez han puesto de relieve, en relación con lo anterior, cómo el primero de ellos, como responsable de comunicación de Batasuna, impartía incluso «indicaciones expresas de cómo debía actuar la portavoz del EHAK en plenos tan importantes como el de constitución de la Mesa del Parlamento Vasco y el de investidura» del lendakari.

Por otro lado, el magistrado desgrana la «estrategia» de Batasuna una vez que se ilegalizó la plataforma Aukera Guztiak. Así, el pasado 30 de marzo, días antes de que el TC confirmara la ilegalización de la citada plataforma, miembros destacados de Batasuna y del PCTV mantuvieron distintos contactos para que esa última formación, si el Alto Tribunal confirmaba la decisión del Supremo –como así fue–, «asumiera el papel de Batasuna, así como las directrices diseñadas por ETA, concluyendo con el denominado “ciclo de ilegalización”».

Una vez que el TC confirmó la ilegalización de Aukera Guztiak, se produjo una reunión entre representantes de Batasuna, la citada plataforma, Aralar y las cabezas de lista del PCTV. Al finalizar ese encuentro, las dirigentes del PCTV «aceptaron ceder formalmente sus listas a los postulados defendidos por Aukera Guzkiak como heredera de Batasuna».

Por otro lado, el magistrado pone de relieve cómo el propio proceso de formación del Partido Comunista de las Tierras Vascas hacía que este partido fuera «susceptible de ser instrumentalizado» por Batasuna, sobre todo una vez que la banda terrorista ETA decidió acabar con la «tregua».

Los tres acusados, para los que el abogado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Emilio Murcia, pidió prisión provisional y el fiscal la adopción de determinadas medidas cautelares, se negaron a declarar ante el magistrado. Para hoy están citados cuatro de los miembros fundadores del PCTV, a los que el magistrado imputad un delito de colaboración con banda armada.

La Version Batasuna del Proceso

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2005, 7:09, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Les ofrecemos la versión etarra batasuna del proceso contra el PCTV por su presunta integración en ETA. De paso les respondo a la pregunta que muchos se hacen referida a las razones por las cuales ofrecemos las versiones cercanas a al banda criminal. Aquí creemos en la libertad, no en la libertdad para cometer delito, para realizar crímenes variados. Creemos en al libertad de conocimiento, consideramos que saber que opina la otra parte ayuda a entender el problema y nos permite descubrir, con nitidez, a qué nos enfrentamos. Esconder la cabeza cual avestruz nunca es la solución. La realidad existe y cuanto más informados estemos mucho mejor. Por estas razones ofrecemos y ofreceremos las versiones de todas las partes y todas las opiniones de los temas abordados.

GARA

Jueves, 8 de septiembre de 2005

EL JUEZ RELACIONA A EHAK CON ETA E IMPONE FIANZAS A TRES IMPUTADOS

Juan Joxe Petrikorena, Joseba Zinkunegi y Peio Gálvez deberán abonar antes del lunes sendas fianzas de 100.000 euros para evitar ir a prisión, después de que el juez Fernando Grande-Marlaska les haya imputado un «delito de pertenencia a banda armada». El magistrado español asegura en su auto que EHAK ha sido «instrumentalizada» por Batasuna, y la AVT ya ha solicitado al Gobierno español su «ilegalización inmediata». Pernando Barrena advitió a Zapatero que «poner en marcha un proceso de paz es imposible si una vez tras otra se utilizan los aparatos del Estado en su contra».

MADRID - El juez instructor del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional española, Fernando Grande-Marlaska, dictó ayer orden de prisión por «un delito de integración en banda armada» contra Juan Joxe Petrikorena, Joseba Zinkunegi y Peio Gálvez, que sólo podrán evitar esta medida depositando sendas fianzas de 100.000 euros.

Además, deberán comparecer dos veces al día en las dependencias de la Ertzaintza más cercanas a su domicilio hasta que depositen esta cantidad. A partir de ese momento, tendrán que acudir semanalmente. Los tres disponen hasta el próximo lunes para hacer efectiva la fianza, que deberán depositar en metálico y sin posibilidad de presentar avales.

En su auto, el magistrado español estira la teoría de «todo es ETA» patentada por el juez Garzón y atribuye a la organización armada la creación de EHAK y de Aukera Guztiak para «garantizar su presencia en el Parlamento». De esta forma, abre la posibilidad de iniciar actuaciones judiciales contra este partido legal. Es la primera vez que un juez vincula a ETA con EHAK.

De hecho, la AVT solicitó ayer mismo al Gobierno español la puesta en marcha de «los mecanismos oportunos» para promover la «inmediata ilegalización» de EHAK. Precisamente, fue esta organización quien puso en marcha este sumario con una denuncia.

Pernando Barrena, que acudió a Madrid para acompañar a los tres militantes abertzales, denunció con dureza la decisión del juez y tildó sus medidas de «totalmente draconianas y desproporcionadas, incluso atendiendo a la naturaleza del delito que les imputa».

«La misma receta de Aznar»

Un delito que, según manifestó el mahaikide a GARA, «no es tal, sino que se trata de una persecución pura y dura de ideas políticas con el objetivo de terminar con la izquierda abertzale». Barrena destacó, asimismo, que «es evidente que el hecho de que se incida en que la fianza tenga que depositarse en metálico, y que no puedan presentarse avales, busca hacer el mayor daño posible».

El portavoz independentista insistió en que lo sucedido ayer es una muestra de la «persecución de ideas que supone la Ley de Partidos», y subrayó la «responsabilidad política que se deriva de la aplicación de esa Ley de Partidos». A su parecer, además, «la decisión es todavía más grave cuando estamos en un contexto político en el que se está hablando de un eventual proceso de paz».

Frente a ello, «estamos viendo que el Estado utiliza todos los medios a su alcance para seguir aplicando exactamente la misma receta que aplicó José María Aznar y el Gobierno del PP durante ocho años», denunció Barrena.

Ante esta situación, el dirigente abertzale lanzó un mensaje «de manera tajante» al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el sentido de que «poner en marcha un proceso de paz es un reto imposible si una vez tras otra se utilizan los aparatos del Estado como ariete en su contra».

En cualquier caso, Barrena señaló que «la izquierda abertzale hace un año decidió claramente que era momento de abordar un camino hacia la paz» y recalcó que esa decisión «tiene el debe y el haber de la izquierda abertzale y, por lo tanto, no está condicionada por decisiones, incluso de carácter represivo, que puedan adoptar terceros, ya sean el Gobierno español, el presidente Rodríguez Zapatero o los aparatos del Estado».

Contra el criterio del fiscal

Petrikorena, Zinkunegi y Gálvez entraron a las dependencias de la Audiencia Nacional a las 9.30 de la mañana, y su comparecencia ante Grande-Marlaska se prolongó por espacio de cuatro horas, a pesar de que los tres militantes abertzales se negaron a contestar a las preguntas ­cerca de un centenar­ que les formularon el abogado de la AVT y el fiscal Jesús Alonso, así como el propio magistrado.

Alonso, quien se había opuesto a la admisión de la querella presentada por la AVT, solicitó al juez comparecencias semanales de los imputados, así como la retirada del pasaporte y la obligación de comunicar un domicilio al Juzgado Central de Instrucción número 5, mientras que el representante de la AVT, Emilio Murcia, reclamó prisión incondicional para los tres.

El juez, finalmente, se acercó más a la petición de la AVT que a la del Ministerio Fiscal, ordenando prisión para los imputados. No sucedió lo mismo hace tres meses y medio, cuando tomó declaración a Arnaldo Otegi.

Entonces, el fiscal pidió prisión incondicional para el mahaikide, mientras que el representante de la AVT, entonces Pedro Cerracín, solicitó una fianza de 300.000 euros. Esta posición no debió gustar a la AVT, ya que Cerracín fue relevado apenas unas semanas después.

Petrikorena, Zinkunegi y Gálvez, responsables de comunicación de Batasuna y EHAK, abandonaron la Audiencia Nacional a última hora de la tarde. En Zumarraga, 106 vecinos realizaron una cadena humana de apoyo, sobre todo a su vecino Gálvez. Aralar se ha solidarizado también.

Hoy declaran ante el juez los otros cuatro imputados

Tras la comparecencia de Petrikorena, Zinkunegi y Gálvez, otros cuatro imputados deberán acudir hoy a la Audiencia Nacional. Se trata de Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez, a quienes Grande-Marlaska señala como «miembros fundacionales» de Euskal Herrialdeetako Alderdi Komunista e imputa un delito de «colaboración con banda armada» por «haber facilitado sus listas electorales a Batasuna, asumiendo su programa electoral». Estos cuatro ciudadanos vascos han sido citados a primera hora de la mañana, y al igual que ayer, se prevé que la toma de declaración se prolongue por espacio de varias horas.

GARA

Jueves, 8 de septiembre de 2005

LA POLICÍA HABRÍA ESPIADO LLAMADAS Y SMS

El auto del juez Grande-Marlaska afirma que EHAK «ha sido utilizada por el entramado ETA-Batasuna con el fin de soslayar o poner fin al ‘ciclo de ilegalización’». En su opinión, Batasuna «instrumentalizó» a EHAK «dirigiendo y financiando, no sólo la campaña electoral, sino igualmente estableciendo las directrices políticas en el desarrollo de la activi- dad parlamentaria materializada por EHAK».

El magistrado español señala, como indicio de esa supuesta «instrumentalización», el hecho de que «existieron peticiones expresas de voto» para EHAK por parte de Batasuna antes de apoyarla formalmente, «lo que indica que la estrategia estaba fijada antes del uno de abril».

Tras hacer un repaso de la doctrina impulsada desde hace años por el juez Baltasar Garzón, Grande-Marlaska deja entrever que se ha producido un amplio espionaje sobre todas las actividades de la formación que obtuvo nueve parlamentarios en Gasteiz. Menciona, de hecho, la realización de reuniones, las llamadas telefónicas entre imputados e incluso el intercambio de mensajes SMS.

GARA

Jueves, 8 de septiembre de 2005

EL PODER DE UN JUEZ DE INSTRUCCIÓN

Editorial

El sustituto de Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, ha establecido ya la premisa de que EHAK es ETA, lo que en lo personal deriva en graves consecuencias para los tres ciudadanos que comparecieron ayer ante él y probablemente también para las cuatro que lo hagan hoy, y que en lo político siembra de negros nubarrones el horizonte. Siguiendo la fabulación histórica que su antecesor convirtió en doctrina jurídica de que el desdoblamiento de ETA en los años setenta conlleva que hoy dirige todas las distintas organizaciones que actualmente se encuadran en la izquierda abertzale, Grande Marlaska, guiado por la mano de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ha abierto el camino a la próxima adopción de medidas contra EHAK que bien pudieran derivar en su suspensión de actividades. Volveríamos a encontrarnos así con que un juez de instrucción, sin necesidad de probar todavía ninguna de sus graves acusaciones, se impondría a la voluntad popular, en este caso a las más de 150.000 personas que votaron a EHAK y a esa mayoría social que encuesta tras encuesta viene pronunciándose abiertamente en contra de medidas de este tipo contra formaciones políticas.

Es preciso, además, llamar la atención sobre el desmedido afán que el juez Grande Marlaska pone en castigar con extrema dureza a los independentistas vascos que lleva ante sí. Al margen de otras consideraciones políticas y jurídicas, resulta del todo improcedente procesar por integración en una organización armada a aquellos a quienes se les imputa dirigir el área comunicativa de EHAK e imponerles fianzas de 100.000 euros (16,6 millones de pesetas). Más aún si se tiene en cuenta que la Fiscalía había solicitado que se les retuviera el pasaporte y comparecieran semanalmente ante la Ertzaintza, lo que ya es mucho castigo por el simple hecho de defender unas ideas políticas.

Grande Marlaska parece haberse convertido en el ariete judicial de la estrategia del PP y sus tentáculos y va a poner en una difícil disyuntiva al Gobierno español, que insistía hasta la fecha en que no había motivos para ilegalizar a EHAK. En la mano de José Luis Rodríguez Zapatero está el aclarar si quien marca el rumbo en el problema de Estado más grave que tiene España es el presidente de su Ejecutivo o un juez de instrucción. O, tal vez, acabar demostrando que juez y presidente son dos caras de la misma moneda, lo que enconaría el conflicto durante décadas. Rodríguez Zapatero tiene la palabra y los hechos.

Más 'Gestos' Batasunos

Por Narrador - 7 de Septiembre, 2005, 21:54, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

Angel Acebes calificó ayer de "muy importante" y de "alegría para los demócratas", la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de imputar a siete miembros de EHAK por su presunta relación con ETA. El magistrado abrió esta investigación el pasado julio con la oposición de la Fiscalía. Para el número dos del PP, la decisión judicial, que recalca lo que "todos sabíamos", dijo "pone de manifiesto la vergüenza del presidente del Gobierno y del fiscal general del Estado" ya que han permitido que "un nuevo rostro de ETA" se presente a unas elecciones y esté en el Parlamento vasco. Este hecho fue criticado por Otegi como un "nuevo paso en la represión estructural". Y advirtió que su formación está "al límite de su paciencia" y "responderá con fuerza a estas agresiones" aunque mantendrá su apuesta por el diálogo por el momento. Pueden comprobar que no hay ningún sólido indicio que vincule al PCTV con Batasuna. Ver para creer.

EL MUNDO

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

OTEGI ADVIERTE A GRANDE-MARLASKA DE QUE «HA COLMADO» SU PACIENCIA

R. L.

«Responderemos», dijo ante la citación de siete miembros de PCTV - La Audiencia Nacional imputa también al dirigente de LAB Díez Usabiaga

VITORIA.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, sustituto de Baltasar Garzón al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5, ha decidido imputar al secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez Usabiaga, un delito por presunta pertenencia a ETA. La actuación contra el dirigente abertzale sale a la luz pública un día después de que el juez citara a siete miembros del PCTV por su relación con la banda terrorista, si bien Rafa Díez aparece imputado en el sumario de las herriko tabernas. El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, reaccionó ayer a la actuación de la Audiencia Nacional contra los miembros de la izquierda abertzale y advirtió de que estas actuaciones «han colmado el límite» de su paciencia.

La citación del dirigente de LAB se enmarca en el sumario 35/02, en el que se investiga la supuesta relación entre la ilegalizada Batasuna y ETA, así como la presunta financiación de la citada banda terrorista a través de las herriko tabernas. La comparecencia de Rafa Díez tendrá lugar el próximo día 12 de septiembre ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Arnaldo Otegi compareció ayer ante los medios de comunicación en San Sebastián acompañado por el dirigente de Batasuna Joseba Permach y los dos responsables de prensa citados por Grande-Marlaska, Joseba Zinkunegi y Juan José Petrikorena, para valorar la actuación contra los miembros de la izquierda abertzale imputados por el juez. Visiblemente molesto, el portavoz de Batasuna advirtió, en tono desafiante, que no permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento «popular o armado» que exista en el país. «¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?», se preguntó.

Otegi calificó la citación de cuatro fundadores y tres responsables de prensa del PCTV como imputados por su presunta relación con ETA como «un paso más en la represión estructural» y lanzó un aviso a navegantes: «Responderemos a todas las agresiones».

El portavoz de la izquierda abertzale no escatimó adjetivos a la hora de arremeter contra la decisión de Grande-Marlaska: «Hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular». En este contexto, Otegi recordó las actuaciones llevadas a cabo por la Justicia contra Batasuna. «Resulta que un partido que es ilegal, no tiene sedes, no se puede presentar a las elecciones, le roban sus cargos electos, no puede convocar manifestaciones y acaba de recibir nuevas notificaciones, es el responsable de que las cosas no marchen en el país», expuso, para añadir a continuación: «Hace falta poca seriedad para plantear estas cosas».

Cuestionado sobre si la decisión de la Audiencia Nacional hará que Batasuna reconsidere su posición en torno a la mesa de partidos, Otegi aseguró que la formación abertzale «está dispuesta a sentarse en una mesa sin ponerle condiciones a nadie, también en esta situación». No obstante, advirtió de que su grupo «tampoco admitirá condiciones». En su opinión, las formaciones políticas que ponen condiciones al diálogo «no quieren» un proceso para superar el conflicto y «lo único que esconden es su debilidad política y su falta de voluntad». Incluso, fue más allá al afirmar que «no se puede construir un proceso ni generar un clima de confianza si sólo una de las partes mantiene un discurso responsable».

EL PAIS

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

BATASUNA RESPONDERÁ A LA "AGRESIÓN" TRAS LA IMPUTACIÓN DE CARGOS DE EHAK

Genoveva Gastaminza

El sindicato LAB dice que su líder también es acusado por el juez

San Sebastián - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar al secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, como imputado por pertenencia a banda armada, según aseguró ayer la central sindical. Este hecho y la imputación de más dirigentes de Batasuna fueron criticados por Otegi como un "nuevo paso en la represión estructural". Y advirtió de que su formación mantiene su apuesta por el diálogo, aunque está "al límite de su paciencia" y "responderá con firmeza" a estas "agresiones".

El sindicato abertzale LAB daba ayer a conocer, a través del diario Gara, que su líder Rafael Díez Usabiaga ha sido citado a declarar el 12 de septiembre, imputado por "pertenencia a banda armada", por el juez Fernando Grande-Marlaska, dentro del sumario 35/02, que se conoce como el de las herriko tabernas, en el que están procesados cerca de medio centenar de miembros y dirigentes de Batasuna.

Díez Usabiaga es ideólogo indiscutible de la izquierda abertzale, líder de la única entidad jurídica que les queda legalizada -el sindicato LAB- y persona de referencia en todos los episodios de diálogo que ha protagonizado el mundo radical. Su citación como imputado no por esperada -conocían desde marzo la investigación sobre LAB- ha dejado de producir gran impacto en el entorno independentista, según se desprende del tono de las reacciones.

La dirección del sindicato anunciaba ayer una comparecencia para mañana lunes y, entretanto, denunciaba que estas "maniobras judiciales" no son una casualidad. Atribuía al presidente José Luis Rodríguez Zapatero la responsabilidad política de este "impulso a la represión y criminalización" contra la izquierda abertzale, y ponía en entredicho la credibilidad y la voluntad del Gobierno en la superación del conflicto, "un proceso que empieza a tambalearse".

Díez Usabiaga estuvo procesado por el juez Baltasar Garzón, pero su expediente, en el que se formulaba una acusación parecida a la actual, fue sobreseído en 1998, cuando el Pacto de Lizarra propició la tregua de ETA y dio pie a las conversaciones exploratorias entre el Gobierno del PP y HB en las que él fue uno de los tres interlocutores abertzales.

La imputación actual a Díez Usabiaga junto a otros miembros de la dirección de LAB se inscribe en la investigación a este sindicato por haber ayudado presuntamente a la ilegalizada Batasuna en su estrategia de organizar una lista electoral blanca, la denominada Aukera Guztiak que resultó finalmente anulada.

El juez Grande-Marlaska, ha abierto además otro procedimiento relativo al Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera), en el que ha citado a declarar como imputados por pertenencia y colaboración con ETA a siete personas, entre ellas dos miembros de Batasuna: el responsable de comunicación, Juan José Petrikorena, y Joseba Zinkunegi.

Ambos comparecieron ayer en rueda de prensa junto a Arnaldo Otegi y Joseba Permach. Según el portavoz abertzale, se trata de un nuevo paso en el mantenimiento de la "represión estructural", y aseguró que se le pone difícil a Batasuna mantener la responsabilidad cuando sus dirigentes desfilan por la Audiencia Nacional. Pese a ello, dijo que esta formación "mantiene su apuesta firme por la superación del conflicto", pero añadió que "responderán con firmeza a estas agresiones". Y advirtió de que, en esta situación, Batasuna no va a permitir que se le haga responsable de ningún "enfrentamiento popular o armado".

Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que presentó la querella contra EHAK, se mostró ayer satisfecho por estas citaciones y dijo que "hay argumentos suficientes" para sostener que este partido "es sustituto de la ilegalizada Batasuna". Mientras, la presidenta del Parlamento vasco, la peneuvista Izaskun Bilbao, aseguraba que la decisión de Grande-Marlaska "no ayuda demasiado" a un proceso de paz.

Entretanto, ETA ha enviado una nueva remesa de cartas de extorsión, incluso a pequeños comercios. La patronal Confebask ha llamado a mantener la actitud de "no ceder".

ABC

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

ACEBES DICE QUE LA DECISIÓN DEL JUEZ SOBRE EHAK «AVERGÜENZA» A ZAPATERO Y PUMPIDO

A. Caparrós

La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, del PNV, sale al paso y afirma que llamar a declarar a miembros de dicha formación «no ayuda al proceso de paz»

VALENCIA. El secretario general del PP, Ángel Acebes, calificó ayer de «muy importante» y de «alegría para los demócratas» la decisión del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska de imputar a siete miembros de EHAK por su presunta relación con ETA. El magistrado abrió esta investigación el pasado julio con la oposición de la Fiscalía.

Para el número dos del PP, la decisión judicial, que recalca lo que «todos sabíamos», dijo, «pone de manifiesto la vergüenza del presidente del Gobierno y del fiscal general del Estado», ya que José Luis Rodríguez Zapatero y Cándido Conde-Pumpido «han permitido que un nuevo rostro de Batasuna, de ETA, se presente a unas elecciones y esté en el Parlamento vasco, donde es decisivo, por su inactividad y por el incumplimiento de la ley de Partidos».

Reiteradas denuncias

El dirigente popular hizo hincapié en la «actitud irresponsable y culpable» de los jefes del Ejecutivo y la Fiscalía por haber consentido que EHAK pudiera presentarse a las pasadas elecciones vascas, pese a las reiteradas denuncias del propio PP y las asociaciones de víctimas y los foros cívicos.

Acebes, quien participó ayer junto a Ana Pastor y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, en un acto sobre inmigración en la capital del Turia, celebró que «al menos, se esté poniendo de manifiesto que el Estado de Derecho es capaz de demostrar que quienes son terroristas, quienes están en la lista de organizaciones terroristas de la UE y nuestros tribunales han dicho que son una banda terrorista, tienen que responder ante la Justicia».

Sin embargo, lamentó que ahora sea la Audiencia Nacional la que «intente poner remedio, en la medida de las posibilidades», cuando en realidad «quien había podido impedir que estuviesen en el Parlamento a tiempo fueron quienes no lo hicieron», en referencia a Zapatero y Conde-Pumpido.

La decisión del magistrado Grande-Marlaska de citar como imputados a los responsables de EHAK -hay que recordar que a tres de ellos les atribuye indiciariamente un delito de integración en ETA- no ha caído bien en el entorno abertzale, pero tampoco en el seno del Gobierno vasco. El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, aseguraba ayer que esta formación «no va a permitir que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país», mientras que la presidenta de la Cámara de Vitoria, Izaskun Bilbao, consideró que la decisión del juez «no ayuda demasiado» a conseguir un proceso de paz y animó a tener «valentía política suficiente para abordar el proceso de paz y de normalización». El Gobierno, entre tanto, no sabe, no contesta.

LA RAZON

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

OTEGI AMENAZA CON «RESPUESTAS» ANTE LAS IMPUTACIONES AL PCTV

J. Arias Borque

Asegura que Batasuna, tras la decisión del juez, «ha colmado el límite de su paciencia»

Vitoria - El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, volvió a aprovecharse ayer de la permisividad que demuestra día a día el Gobierno vasco a la hora de cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que ilegalizada a la formación proetarra y se permitió amenazar a propios y extraños en la rueda de prensa que celebró. Sus palabras eran evidentes: «Batasuna ha colmado el límite de su paciencia y no permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país. ¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?».

La cara visible del brazo político de ETA se mostró ayer muy duro en lo que se refiere al proceso que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha iniciado contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) ante la posibilidad de que sea la sucesora directa de HB-Batasuna. Un proceso que se inició ante la pasividad del Ejecutivo central tras una denuncia presentada por la AVT y que además de llevar esta semana hasta la Audiencia Nacional a los principales cabecillas del PCTV, también hará que dos dirigentes de la ilegalizada Batasuna, Juan José Petrikorena y Joseba Zinkunegi, tengan que pasar por los juzgados por su presunta colaboración con ETA.

Así, Otegi criticó que el magistrado Grande-Marlaska cite como imputados por su presunta relación con ETA a cuatro fundadores y tres responsables de prensa del PCTV, y lo consideró «un paso más en la represión estructural». Por ello, advirtió de que «responderán a todas las agresiones». «Hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular».

Es destacable que el PCTV cuanto actualmente con varios dirigentes y miembros de la ilegalizada Batasuna en labores de asesoramientos. Así, además de heredar al jefe de prensa de los ilegalizados, el ex parlamentarios Raquel Peña y Joseba Álvarez (presidente de Batasuna) han sido contratados como asesores del grupo parlamentario en la Cámara vasca. A esto se une que la abogada defensora en la causa abierta por Grande-Marlaska será la ex parlamentaria Jone Goirizelaia.

Apoyo nacionalista. Otegi no fue el único que censuró ayer la imputación de los dirigentes del PCTV por su presunta pertenencia a ETA. Y es que los principales partidos nacionalistas mostraron su desacuerdo de forma contundente con la causa abierta. La secretaria de Comunicación de EA, Onintza Lasa, aseguró que la decisión del magistrado «recuerda mucho a las épocas del PP» y consideró que esta actuación «no hace ningún favor para la solución del conflicto».

Destacó la existencia de una «inercia política de la época de Aznar, que sigue instalada», así como una «intromisión del ámbito político en la Audiencia Nacional, que se trata de un tribunal excepcional difícilmente compatible con la democracia». En parecidos términos se expresó también el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, quien indicó que judicializar las «disputas políticas» no beneficia más que «a la extrema derecha representada por el PP y organismos como la AVT».

Pero, además, desde el propio Parlamento Vasco se criticó la decisión del magistrado. Su presidenta, Izaskun Bilbao, cree que el juez «no ayuda demasiado» a un supuesto proceso de paz, aunque, a la vez, expresó su confianza en que «ése no sea un capítulo que enturbie este proceso». «En cualquier caso, tenemos que tener valentía política suficiente para abordar el proceso de paz y normalización con ilusión y contundencia porque es una demanda de la sociedad», añadió.

La presidenta de la Cámara vasca señaló también que «los vascos estamos demasiado cansados de llevar sobre nuestros hombros y en el alma y en el corazón un nivel de sufrimiento que no tiene ninguna otra sociedad, que no tiene ninguna otra comunidad autónoma». Esa necesidad, aseguró, «nos obliga a ser valientes en nuestros procesos».

LA RAZON

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

TRES EX DIPUTADOS DE BATASUNA ASESORAN A SUS SUCESORES EN EL PARLAMENTO VASCO

R. N.

Madrid- El Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) tiene ya contratados a tres ex diputados de la ilegalizada Batasuna como asesores en el Parlamento y para llevar la defensa de la ormación en la querella que por colaboración con ETA presentó la AVT y que fue admitida a trámite por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. Fuentes de la Cámara vasca dijeron a Servimedia que la labor de asesoramiento al PCTV que en septiembre empezará a realizar en esta institución Joseba Alvarez, ex dirigente de Batasuna, se suma a la que ya vienen realizando para este partido Raquel Peña y Jone Goiricelaia, también ex diputados de la ilegalizada formación de Arnaldo Otegi.

Raquel Peña fue designada como asesora del grupo parlamentario del PCTV poco después de constituirse la Cámara autonómica tras las elecciones del 17 de abril. A su vez, Goiricelaia se hizo cargo de la defensa del PCTV después de que el juez admitiese a trámite la querella que presentó la AVT. Las fuentes del Parlamento vasco consultadas aseguraron que el Reglamento de la institución no establece ningún límite al trabajo de los asesores de los grupos, por lo que éstos podrán desde ordenar el trabajo de los diputados hasta elaborar los discursos de los mismos. El nombramiento de los asesores es potestad de los partidos, que sólo tienen obligación de notificar a la Mesa de la Cámara esta decisión.

DEIA

Domingo, 4 de de septiembre de 2005

BATASUNA DICE QUE «HA COLMADO EL LÍMITE DE SU PACIENCIA» Y QUE RESPONDERÁ «A TODAS LAS AGRESIONES» 

E. P.

Otegi advirtió de que no permitirán que se les haga responsables del conflicto 

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, advirtió ayer de que Batasuna «ha colmado el límite de su paciencia» y que no «permitirá que nadie le haga responsable de ningún tipo de enfrentamiento popular o armado que exista en el país». «¿Alguien se cree que la izquierda abertzale puede seguir haciendo un esfuerzo de responsabilidad viendo desfilar permanentemente a sus compañeros por la Audiencia Nacional porque a un señor, heredero de Garzón, se lo parece?», se preguntó. Otegi criticó que el magistrado Fernando Grande-Marlaska cite como imputados por su presunta relación con ETA a cuatro fundadores y tres responsables de prensa de EHAK y lo consideró «un paso más en la represión estructural». En este sentido, advirtió de que «responderán a todas las agresiones».

En una rueda de prensa en la que compareció junto al también dirigente de Batasuna Joseba Permach y dos de los responsables de prensa citados por Grande-Marlaska Joseba Zinkunegi y Juan José Petrikorena, Otegi denunció que «hace falta tener cara, poca ética política y poca responsabilidad cuando se hacen afirmaciones que intentan ligar y responsabilizar a Batasuna de cuantas cosas suceden en el país, en el ámbito de la confrontación armada o popular».

«Resulta que un partido que es ilegal, no tiene sedes, no se puede presentar a las elecciones, le roban sus cargos electos, no puede convocar manifestaciones y acaba de recibir nuevas notificaciones, es el responsable de que las cosas no marchen en el país», dijo, para añadir que «hace falta poca seriedad para plantear estas cosas». Advirtió de que «no permitirán y no entrarán más en ese debate». «Se acabó», sentenció.

El portavoz de Batasuna se dirigió a los gobiernos español y francés y al PSOE a quienes dijo que «existe una oportunidad en el país que debe ser aprovechada». Sin embargo, les advirtió de que «no se puede construir un proceso, ni generar un clima de confianza, si sólo una de las partes mantiene un discurso responsable».

EL MUNDO

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

INTOLERABLES AMENAZAS DE OTEGI

Editorial

El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, afirmó ayer que su formación «ha colmado el límite de su paciencia» y que responderá a «todas las agresiones». Viniendo del responsable de una organización que no condena el terrorismo y de un procesado por pertenencia a ETA, sus palabras son una amenaza intolerable. Otegi respondía así a la decisión del magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, de llamar a declarar por pertenencia o colaboración con banda armada a siete responsables del PCTV. Batasuna insiste en su desprecio por las leyes y las decisiones judiciales. En lugar de someterse al Derecho, Batusuna crispa la convivencia, ampara la violencia y, en su delirio totalitario, llega a definirse, como hizo ayer Otegi, como una organización que practica «la responsabilidad y el autocontrol». ¿Es posible una burla más siniestra?

ABC

Domingo, 4 de de septiembre de 2005 

ETA ADMINISTRA EL TERROR

Editorial

De repente Batasuna/ETA «paró» y entró en un letargo veraniego sujeto a distintas interpretaciones. Mientras sectores del PNV consideran que es un movimiento táctico para facilitar la denominada mesa de partidos en la que se propone imponer, a través de Batasuna, la autodeterminación del País Vasco, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad prefieren mostrarse cautos a la hora de valorar el comportamiento de la banda terrorista. Cuando ETA mueve sus terminales, ordena bajar la intensidad del terrorismo callejero y renuncia a la tradicional campaña de verano nunca es por casualidad, sino por todo lo contrario. ETA otea el horizonte y permanece quieta, aguardando una eventual respuesta o un nuevo escenario en el que adquirir ese protagonismo político que algunos dirigentes batasunos vienen reclamando desde hace meses. El repliegue etarra, en suma, es una forma más de administrar la práctica del terror en función de sus particulares intereses. Que nadie se engañe.

Múltiples Miembros del PCTV Imputados por Integración en Banda Armada

Por Narrador - 5 de Septiembre, 2005, 4:19, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado para el próximo 7 de septiembre, para tomarles declaración, a tres responsables de comunicación relacionados con el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EJAK), a quienes imputa un delito de integración en ETA. Un día después ha citado a otros cuatro miembros fundacionales de este partido, que serán interrogados por un posible delito de colaboración con banda armada. Las citaciones se incardinan en la tramitación de la querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los miembros de la dirección de EHAK. Tras conocerse la decisión, la AVT y el Foro de Ermua pidieron al Gobierno que inste al fiscal general del estado para que promueva un recurso de ilegalización de EHAK. Por el contrario, desde Batasuna se calificó de "auténtico disparate" la decisión del juez. EHAK emitió un comunicado en el que considera "muy grave" la decisión del juez de la Audiencia Nacional, ya que, en opinión de esta formación, se "pretende condicionar la vida política" y la actividad del partido. Por el momento lo dejamos aquí sin lanzar el dedo de la responsabilidad hacia nadie. Eso sí, les apunto que EL PAIS no destacado demasiado la noticia muy al contrario la lleva en páginas muy interiores.

EL MUNDO

Sábado, 3 de septiembre de 2005

 

EL JUEZ CITA POR TERRORISMO A CUATRO FUNDADORES Y A TRES RESPONSABLES DE PRENSA DEL PCTV

Manuel Marraco

Declararán ante Grande-Marlaska por los delitos de pertenencia o colaboración con ETA - Uno de los imputados es el jefe de Comunicación de Batasuna y miembro de su Mesa Nacional

MADRID.- Cuatro fundadores del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y tres responsables de Comunicación de la formación abertzale deberán prestar declaración la semana que viene en la Audiencia Nacional por su presunta relación con ETA.

Así se lo comunicó ayer el magistrado Fernando Grande-Marlaska, que el pasado 12 de julio admitió a trámite -frente al criterio de la Fiscalía- la querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra el PCTV, al que consideraba sucesor de la ilegalizada Batasuna.

La querella estaba dirigida «contra los miembros fundacionales del PCTV y contra aquellos otros que compusieran la Junta Directiva».En concreto, el escrito citaba expresamente a quienes lo eran en el momento de su fundación -julio de 2002- y que son quienes comparecerán ante Grande-Marlaska el próximo jueves. Se trata de Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez. El juez les imputa un delito de colaboración con organización terrorista, «consecuencia de haber facilitado sus listas electorales a Batasuna en las últimas elecciones, asumiendo el programa electoral de la anterior», según el escrito de la AVT.

A los cuatro nombres aportados por la asociación, el juez ha sumado otros tres, a quienes además imputa un delito más grave: pertenencia a la organización terrorista. Entre ellos se encuentra el máximo responsable de comunicación de Batasuna y miembro de su Mesa Nacional, Juan José Petrikorena. Los otros dos son Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi, que también han desempeñado labores de prensa en Batasuna antes de formar parte del equipo de Comunicación del PCTV. Los tres están citados el miércoles ante el juez.

Zinkunegi, segundo de Petrikorena en Batasuna, ejerció igualmente de jefe de prensa de la plataforma ilegalizada AuB. Además, tras la rueda de prensa en la que el PCTV anunció que ofrecía su candidatura a los votantes de Batasuna, Zinkunegi se presentó como su jefe de prensa de la nueva formación, tarea en la que le sucedió el también procesado Peio Gálvez.

La colaboración con una banda terrorista está penada con entre cinco y 10 años de prisión, mientras que la pertenencia oscila entre los seis y los 12 años (entre ocho y 14 si se trata de dirigentes).

El hecho de tener un servicio de prensa común es uno de los elementos incluidos en el informe 3/2005 del Servicio de Información de la Guardia Civil, que ha sido la base para abrir el sumario contra el PCTV. En él se incluyen referencias a los encuentros entre los dirigentes de ambas formaciones o ayuda en la distribución de propaganda electoral, etcétera.

La toma de declaración de los siete imputados es una de las diversas diligencias ordenadas por el juez en el auto en el que admitió a trámite la querella. También solicitó a las Fuerzas de Seguridad que le remitan todas las investigaciones «de las que se pueda inferir, en su caso, que el PCTV ha venido a soslayar la ilegalización de Batasuna, sirviendo al fin que ETA había asignado al frente político institucional».

Si de las investigaciones se derivara responsabilidad penal de alguno de los nueve parlamentarios de la formación, el juez debería remitir esa parte de las investigaciones al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, competente para investigar y en su caso juzgar a los aforados autonómicos.

Batasuna -a través de su servicio de prensa, dirigido por Petrikorena- reaccionó ayer con un comunicado a la decisión de Grande-Marlaska, según informa Efe. «No toleramos la persecución que se articula contra decenas de cientos de hombres y mujeres, contra plataformas y partidos políticos ilegalizados, por el simple hecho de defender el derecho de autodeterminación», señala Batasuna. Por su parte, el PCTV enmarcó la decisión en una estrategia «jurídico-política» y acusó a la Audiencia Nacional de pretender «condicionar la vida política».

EL PAIS

Sábado, 3 de septiembre de 2005

CITADOS COMO IMPUTADOS SIETE DIRIGENTES DE EHAK

José Yoldi

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar a siete dirigentes del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera) en calidad de imputados en un delito de pertenencia o colaboración con banda terrorista.

Las citaciones se han producido después de que el magistrado admitiera a trámite en julio pasado una querella presentada en mayo por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra los integrantes de la dirección del Partido Comunista de las Tierras Vascas en el momento de su fundación y en la actualidad. La AVT entiende que los dirigentes de EHAK han colaborado o forman parte de ETA por "haber facilitado sus listas electorales a Batasuna en las últimas elecciones al Parlamento autonómico del País Vasco de fecha 17 de abril de 2005, asumiendo el programa electoral de la anterior", según la querella.

El fiscal Jesús Alonso, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía General del Estado, se opuso en su momento a la admisión de la querella por entender que EHAK no había puesto su organización política a disposición de la banda terrorista ETA, como sostiene la AVT. Alonso defendió la libertad ideológica y precisó que el hecho de que ciudadanos en plenitud de sus derechos civiles hubieran votado a EHAK, aunque antes hubieran sido votantes de Batasuna, no podía constituir delito alguno.

Sin embargo, el juez Grande-Marlaska, en contra de ese criterio, admitió a trámite la querella, por entender que "el delito de colaboración con banda terrorista incluye aquellas acciones que, realizadas voluntariamente con este fin, facilitan cualquiera de las actividades de la organización criminal, y no solamente las acciones armadas".

El juez considera que EHAK, "con su comportamiento electoral", puede venir "a favorecer las pretensiones de la organización terrorista ETA, manifestadas por la misma, de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos".

Para el próximo día 7, el magistrado ha convocado al equipo de comunicación de la formación política: Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi. El día 8 comparecerán los fundadores de EHAK no aforados Juan Carlos y Javier Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez y Juan Manuel Rodríguez Hernández.

EHAK calificó ayer de "muy grave" la decisión del juez, ya que, en su opinión, "pretende condicionar la vida política" y la actividad de su partido, informa Efe.

ABC

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL JUEZ IMPUTA A SIETE RESPONSABLES DE EHAK, A TRES DE ELLOS POR INTEGRAR ETA

N. Villanueva

Tres de los llamados a declarar trabajan en el área de comunicación de este partido, y el juez les imputa indiciariamente un delito de integración en banda armada

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar a siete responsables del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) por su relación con ETA. Tres de ellos, del área de comunicación de este partido, están imputados indiciariamente por un delito de integración en organización terrorista, mientras que los otros cuatro, miembros fundadores de esta formación, lo están por colaboración con banda armada.

Estas citaciones constituyen el primer paso que da el magistrado después de haber admitido a trámite, el pasado 12 de julio, la querella interpuesta por la Asociación Víctimas del Terrorismo contra los responsables de EHAK, considerada por la AVT sucesora de la ilegalizada Batasuna. Grande-Marlaska decidió abrir esta investigación en contra del criterio de la Fiscalía General del Estado, que, con los mismos indicios que validó el juez, no consideró acreditado que HB-EH-Batasuna fuera «la creadora» de EHAK ni que ETA estuviera detrás de este partido.

El próximo día 7 declararán los responsables de comunicación de la formación abertzale: su jefe de prensa, Juan José Petrikorena -quien desempeñó el mismo cargo con la ilegalizada Batasuna-, Peio Gálvez y Joseba Cincuneti. Al día siguiente, el jueves, comparecerán ante el juez los fundadores de EHAK Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez.

«Instrumentalizar las instituciones»

En el auto de admisión de la querella de la AVT, Grande-Marlaska aseguraba que el comportamiento electoral de EHAK «ha podido favorecer las pretensiones de la organización terrorista de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos». Es más, el juez añadía que no consta que este partido «tuviera un programa previo que no fuera otro que el de sustituir a la ilegalizada Batasuna», una de las conclusiones de un informe de la Guardia Civil cuyo contenido, a diferencia de la Fiscalía, sí ha asumido el juez Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Además, el instructor recordaba al fiscal Jesús Alonso que lo que está sancionando no es la adhesión ideológica ni la prosecución de determinados objetivos políticos, «sino el poner a disposición de la banda determinadas aportaciones, conociendo que los medios y métodos empleados por la organización consisten en hacer uso de la violencia».

La AVT pide la ilegalización

Mientras EHAK enmarcaba ayer la decisión del magistrado en una estrategia «jurídico-política», la AVT -de quien partió la querella contra esta formación- instaba al Gobierno a solicitar la ilegalización de EHAK, pues las imputaciones del juez «evidencian», a su juicio, que hay indicios de que este partido, con nueve escaños en el Parlamento vasco, sustituye a la ilegalizada Batasuna.

LA RAZON

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL JUEZ GRANDE-MARLASKA IMPUTA A SIETE RESPONSABLES DEL PCTV

Declararán la próxima semana por pertenencia o colaboración con ETA

F. Velasco

Madrid. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará la próxima semana a siete miembros del PCTV como imputados, tres de ellos por integración en banda armada y los otros por colaboración. Así, el próximo miércoles, día 7, comparecerán ante el magistrado los tres miembros del equipo de comunicación del EHAK-PCTV –Juan José Petrikorena (ex responsable de comunicación de Batasuna), Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi– quienes acudirán bajo la imputación de un delito de integración en banda armada. Al día siguiente, el jueves 8 de septiembre, Grande-Marlaska interrogará a los cuatro promotores de este partido –Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández– a los que, informa Efe, imputa un delito de colaboración con organización terrorista.

Una vez conocida esta decisión, tanto la AVT como el Foro de Ermua exigieron al Gobierno que inste en el plazo más breve posible a la Fiscalía General del Estado para que promueva ante el Tribunal Supremo un recurso de ilegalización contra el PCTV.

Por su parte, el PCTV calificó de «muy grave» y «un motivo más para pelear por la paz y la democracia» la decisión judicial, al tiempo que la enmarcó en una estrategia «jurídico política» y acusó a la Audiencia Nacional de pretender «condicionar la vida política».

La decisión del magistrado se produce después de que el pasado 12 de julio admitiese a trámite la querella que interpuso la Asociación de Víctimas del Terrorismo contra el PCTV por haber supuestamente facilitado sus listas electorales a la ilegalizada Batasuna en las pasadas elecciones vascas. En esa resolución, el juez señalaba que el PCTV, con su comportamiento electoral en los últimos comicios vascos, pudo «favorecer las pretensiones de la organización terrorista ETA de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos », así como dar una «cobertura aparente » a la «voluntad inequívoca de ETA » de esquivar la ilegalización de Batasuna.

En primer lugar, aludía al contenido de dos «zutabes » de ETA, así como una entrevista en el diario «Berria », el 4 de abril de 2005, de los que se desprendía la pretensión de la banda terrorista de «superar el ciclo electoral de ilegalización de Batasuna, donde se concluía la estrategia de articular la doble lista.

Además, nada más ilegalizarse de forma definitiva Aukera Guztiak, «aparece el PCTV, cuya presencia había pasado inadvertida, siendo intervenida directamente por personas relacionadas con Batasuna». Así, el PCTV «decide, inmediatamente, ser la voz » del partido ilegalizado por su supuesta vinculación con ETA. En ese momento, el jefe de prensa de Batasuna, Joseba Zinkunegi, pasa a ejercer esa misma función en la campaña electoral del PCTV.

Captación e información de ETA. Por otro lado, el mismo magistrado procesó ayer a 38 miembros de los aparatos de captación e información de ETA por integración o colaboración con banda armada.

EL CORREO

Sábado, 3 de septiembre de 2005

LA AUDIENCIA IMPUTA A SIETE DIRIGENTES DE EHAK ESTAR INTEGRADOS EN ETA

M. Sáiz-Pardo

El juez Grande-Marlaska tomará declaración a los imputados la próxima semana, pero descarta la suspensión del partido

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decidido procesar a siete dirigentes de EHAK por integración o colaboración con ETA, tras aceptar en julio una querella presentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) a pesar de la rotunda oposición de la Fiscalía. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha citado a declarar la próxima semana a destacados militantes de la formación abertzale.

El miércoles 7 interrogará a los tres miembros del servicio de prensa Juan José Petrikorena, Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi, acusados de pertenencia a grupo terrorista; mientras que al día siguiente les tocará el turno a cuatro de los fundadores del partido, los hermanos Javier y Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez y Juan Manuel Rodríguez Fernández, acusados de colaboración con banda armada.

Estos interrogatorios se producen después de que el pasado 12 de julio Grande-Marlaska abriera una investigación penal para comprobar si EHAK selló una colaboración con ETA para cubrir el hueco de la ilegalizada Batasuna en el Parlamento vasco y se presentara en su lugar a los comicios del 17 de abril, donde logró nueve parlamentarios.

El magistrado admitía así a trámite una querella de la AVT, en la que el colectivo acusaba de colaboración con banda armada a cinco dirigentes del EHAK, ninguno de los cuales es miembro del grupo parlamentario en Vitoria.

Ya el pasado julio, el instructor adelantó que, en su opinión, hay elementos que obligan a investigar si este partido puso sus listas electorales al servicio de la banda y asumió su proyecto político para burlar los efectos de la ilegalización de Batasuna. Cumpliría así con el objetivo de la banda de «instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos».

«Cobertura aparente»

Grande-Marlaska señalaba hace casi dos meses que «el PCTV da cobertura aparente a la voluntad inequívoca de ETA» y que «ha podido favorecer las pretensiones de la banda» de disponer de un 'frente' institucional y político. El partido bajo sospecha, sostenía el juez, es «esencial» en la estrategia de ETA y sin la irrupción de EHAK en las instituciones vascas la estrategia etarra hubiese quedado reducida a cero tras las pasadas elecciones. Pese a la imputación de los siete dirigentes, el magistrado mantiene su decisión de no suspender de forma cautelar las actividades de EHAK, en contra de lo que le solicitaba la AVT.

Según el juez, para adoptar esa decisión, que afecta al derecho fundamental a la representación política, no basta que «los hechos imputados devengan penalmente relevantes», sino que es exigible «la existencia de un patrimonio incriminatorio serio e importante, acreditado en grado de seria probabilidad». No obstante, el magistrado ya avisó en julio de que esta denegación de la suspensión se hace «sin perjuicio de lo que pueda concluirse en el desarrollo de la instrucción».

La decisión de Grande-Marlaska fue contestada horas más tarde por EHAK, que la valoró como «un motivo más para pelear por la paz y la democracia». En un comunicado, calificó la iniciativa del juez de «muy grave» y aseguró que la Audiencia Nacional pretende «condicionar la vida política».

En la misma línea, Batasuna acusó a Grande-Marlaska de tener la «voluntad de seguir condicionando la vida política vasca» y calificó el proceso de «disparate» y una muestra del «todo vale en la lucha judicial contra el pueblo vasco».

DEIA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

GRANDE MARLASKA IMPUTA POR PERTENENCIA A ETA A SIETE MIEMBROS DE EHAK Y A RAFA DÍEZ

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará la próxima semana a siete miembros del PCTV como imputados, tres de ellos por integración en banda armada y los otros por colaboración. Asimismo, Marlaska actúa contra el secretario general de LAB, Rafa Díez, al que en otro auto le imputa «pertenencia a ETA». Rafa Díez había denunciado escuchas ilegales contra su persona. En concreto, reveló que su teléfono estaba intervenido. Díez declarará el día 12 de este mes en el marco del sumario 35/02.

Los interrogatorios se hacen en el marco de las investigaciones a EHAK por haber presuntamente puesto su organización política a disposición de la organización armada ETA.

Según informaron fuentes jurídicas, el juez ha citado para el próximo miércoles, día 7, a los tres miembros del equipo de comunicación del EHAK-PCTV -Juan José Petrikorena (ex responsable de comunicación de Batasuna), Peio Gálvez y Joseba Zinkunegi- para tomarles declaración bajo la imputación de un delito de integración en banda armada. Al día siguiente, el jueves 8 de septiembre, Grande-Marlaska interrogará a los cuatro promotores de este partido -Juan Carlos Ramos Sánchez, Aritz Blázquez Díez, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández- a los que imputa un delito de colaboración con organización terrorista.

Dado que la Audiencia Nacional carece de competencias para investigar a aforados, ninguno de los miembros de EHAK que han sido citados a declarar ejercen como diputados de ese partido, que cuenta con nueve escaños en el Parlamento vasco.

El pasado 12 de julio, Grande-Marlaska acordó investigar a EHAK por un supuesto delito de colaboración con organización terrorista, al admitir a trámite, en contra del criterio de la Fiscalía, la querella que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) interpuso contra varios miembros de ese partido por haber supuestamente facilitado sus listas electorales a la ilegalizada Batasuna en las pasadas elecciones vascas.

En aquella resolución, el juez estimaba que EHAK pudo favorecer «las pretensiones de ETA de instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos», señalaba Grande-Marlaska. No obstante, rechazó dictar la suspensión de actividades del partido, solicitada por la AVT, por considerar que esa medida cautelar, «devendría aventurada y precipitada», aunque advertía que podría acordarla en el futuro. 

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

GRANDE-MARLASKA ACTÚA CONTRA EHAK Y EL SECRETARIO GENERAL DE LAB

El juez Fernando Grande-Marlaska ha dictado sendos autos en los que imputa presunta «pertenencia a ETA» al secretario general de LAB, Rafa Díez, y a tres ciudadanos ­entre ellos el mahaikide Juan Joxe Petrikorena­ a los que relaciona con EHAK. Otras cuatro personas, a las que presenta como «miembros fundadores» de la formación política, les imputa «colaboración» con la organización armada. Tras conocer esa «grave decisión», EHAK comentó que la situación creada es «un motivo más para pelear por la democracia y la paz»

Siete personas han sido citadas a declarar la próxima semana por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska en relación a la querella persentada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra EHAK. La denuncia trata de que esta formación, que obtuvo nueve escaños en los pasados comicios autonómicos, sea declarada ilegal por «prestar auxilio» a ETA.

El miércoles han sido llamados a declarar Peio Gálvez ­responsable de prensa de este partido­, el mahaikide de Batasuna JuanJoxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi. Se les acusa de «un delito de integración en banda armada».

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ha llamado para el día siguiente a Juan Carlos Ramos, Aritz Blázquez, Javier Ramos y JuanManuel Rodríguez, a quienes señala como «miembros fundacionales» de EHAK. Les imputa un «delito de colaboración con banda armada» por «haber facilitado sus listas electorales a Batasuna (...), asumiendo su programa electoral».

El fiscal, en contra

El origen de esta actuación está en una denuncia presentada en mayo por la AVT y que fue admitida a trámite por Grande-Marlaska el pasado 12 de julio. Esta decisión se produjo pese a la oposición del fiscal Jesús Alonso, quien en su informe consideró que «en su corta andadura» EHAK «no ha cometido delito alguno».

La AVT sostenía en su demanda que EHAK «ha procedido ha asumir los postulados de Batasuna, así como los de la propia ETA, en el sentido de que la izquierda abertzale debía estar ampliamente representada» en la Cámara de Gasteiz.

En su auto, el magistrado español afirmaba que «el delito de colaboración con banda armada no se limita a los supuestos exclusivos de colaboración con las actividades armadas», sino que también cabía integrar en este tipo penal «los supuestos de colaboración genérica que favorecen el conjunto de las actividades o la consecución de los fines de la organización».

Sin embargo, afirma que «lo que aquí se sanciona no es la adhesión ideológica» y que «en un Estado Social y Democrático de Derecho, como el nuestro, existen cauces pacíficos y democráticos para la prosecución de cualquier finalidad política».

Entre los argumentos expuestos para la admisión de la querella, el juez hacía referencia a un informe de la Guardia Civil que señala que el 30 de marzo, un día antes de que se decretara la ilegalización de Aukera Guztiak, «se conjuga una reunión entre destacados dirigentes de la ilegalizada Batasuna y miembros de EHAK».

Agrega que «nada más ser ilegalizada» la plataforma que reclamaba el respeto de todos los derechos civiles y políticos, «aparece el PCTV, cuya presencia había pasado inadvertida, siendo intervenida directamente por personas relacionadas con Batasuna», y señala que EHAK «decide ser la "voz"» de la formación abertzale.

No a la suspensión

Asimismo, apunta que «no puede obviarse» la «relación de EHAK con el originario EHK» que, a su parecer, «nace como consecuencia del proyecto de reestructuración de Batasuna exigido por ETA».

Sobre estos argumentos, concluye que EHAK, «con su comportamiento electoral, ha podido venir a favorecer las pretensiones» de ETA de «instrumentalizar las instituciones democráticas en beneficio de sus fines ilícitos».

La AVT había solicitado asimismo la «suspensión de actividades» de EHAK. Esta medida fue rechazada por Grande-Marlaska, al considerarla «aventurada y precipitada».

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

EL PP SE FELICITA Y EXIGE QUE SE DEN PASOS HACIA LA ILEGALIZACIÓN

El secretario de Libertades Públicas del PP, Ignacio Astarloa, se mostró satisfecho por la actuación de Grande-Marlaska contra EHAK porque «por fin se esté actuando decididamente por la Justicia en contra de este fraude clamoroso a la ley que es el nuevo rostro de ETA-Batasuna». A su vez, instó «muy urgentemente» al fiscal general del Estado español y al Gobierno de Madrid a que «hagan lo que tenían que haber hecho hace cinco meses, que es llevar al Tribunal Supremo a esa mentira y desafío que es el PCTV», y exigió que sean adoptadas «medidas jurídicas» contra EHAK, en clara referencia a que el grupo sea ilegalizado.

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

«UN MOTIVO MÁS PARA PELEAR POR LA PAZ Y LA DEMOCRACIA»

Gari Mujika

EHAK calificó de «decisión grave» que el juez español Grande-Marlaska haya citado a declarar a siete personas que liga a la coalición, porque «la Audiencia Nacional española pretende condicionar la vida política». Para EHAK, esta decisión «no hace sino darnos un motivo más para pelear por la paz y la democracia, porque si por presentarse a unas elecciones representantes de una organización política son llamados a declarar, eso quiere decir que en Euskal Herria no vivimos ni en democracia ni en paz».

Para la formación que obtuvo nueve escaños en los pasados comicios, lo que se pretende mediante esta «estrategia jurídico-política» es «mantener constantemente su espada de Damocles sobre la cabeza de todo aquel que se sienta de izquierdas y abertzale».

Asimismo, EHAK señaló que «no vamos a fallarles», en referencia a los 150.000 ciudadanos que depositaron su confianza en esta candidadura, ya que «son ellas y ellos los que nos dan la legitimidad que necesitamos, nadie más».

EHAK exigió a los representantes del Estado español que «dejen a un lado las estrategias jurídico-políticas» y que, «al igual que se ha demostrado una y mil veces a lo largo de todo el mundo que el diálogo y la negociación son el camino para resolver los conflictos políticos», reclamaron que den una oportunidad «también en Euskal Herria».

Por su parte, Batasuna tildó las imputaciones realizadas ayer por el magistrado español Grande-Marlaska de «auténtico disparate que define por sí solo un Estado y una judicatura de nulo carácter democrático», y denunció que el citado juez siga «condicionando la vida política vasca».

«Persecución»

Para la coalición independentista, la legalidad española vigente es la que posibilita este tipo de actuaciones «por una simple razón: para impedir que Euskal Herria libre y democráticamente ejerza sus derechos políticos y civiles». Para Batasuna, la defensa del derecho de autodeterminación «se ha convertido en susceptible de actuaciones judiciales», y afirmó que «no toleraremos la persecución que se articula contra decenas de cientos de hombres y mujeres, contra plataformas y partidos políticos ilegalizados, por el simple hecho de defender el derecho de autodeterminación».

Asimismo, Batasuna exigió al Gobierno español, una vez más, que abandone «de una vez por todas la estrategia represiva en marcha que obstaculiza y pretende imposibilitar un proceso en paz y democracia».

La Objetividad y el Delirio: Dos Visiones de un mismo hecho

Por Narrador - 5 de Septiembre, 2005, 4:08, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

No se necesita añadir mucho, pero uno se pregunta ¿Esta es la respuesta etarra eb el camino de la paz? ¿No quedamos que el PCTV ese no tenían nada que ver con ETA-Batasuna?

ABC

Sábado, 3 de septiembre de 2005

¿Y LA FISCALÍA?

Editorial

Compleja situación en la que queda la Fiscalía General del Estado tras la decisión del juez Grande Marlaska de citar como imputados a siete responsables del PCTV, entre otros, por los delitos de integración o colaboración con banda armada. El magistrado observa indicios de delito que el Departamento de Cándido Conde-Pumpido no observó, pese a que la propia Guardia Civil aportó documentación suficiente sobre la supuesta vinculación del PCTV con ETA/Batasuna. El malestar de la coalición proetarra, que se apresuró a acusar al juez de «querer condicionar la vida política vasca», demuestra que respira por la herida.

GARA

Sábado, 3 de septiembre de 2005

LÓGICA DE ESTADO

Editorial

La Audiencia Nacional española irrumpió ayer en el arranque del nuevo curso político con una batería de imputaciones judiciales que responden a la lógica que preside ese tribunal de excepción. Partiendo de la premisa sellada por las actuaciones del juez Baltasar Garzón en el juzgado de instrucción número 5, por la que se empareja todo tipo de actividad independentista con la organización armada ETA, cuyo mejor ejemplo es el proceso 18/98 y sus autos relacionados, al menos 46 ciudadanos y ciudadanas vascos fueron ayer imputados de integración o colaboración con ETA. En lo que constituye una nueva ofensiva del Estado español contra la izquierda abertzale, 38 ciudadanos ­de los que una mayoría permanecen encarcelados­ fueron imputados al calor de los supuestos papeles incautados a un militante de ETA. A la vez, siete personas supuestamente relacionadas con EHAK, fueron imputadas por relación con esa organización y, como colofón de la jornada, el secretario general de LAB era también imputado por integración en la misma.

Al margen de las consecuencias directas que estas actuaciones pudieran tener en el panorama político de este país, resulta evidente que lo sucedido ayer se imbrica en una lógica de Estado, por la cual los procesos de represión de las personas y organizaciones pertenecientes a la izquierda abertzale se desarrollan de forma implacable, bajo el objetivo final de su desaparición de la escena política. Tanto los diferentes procesos judiciales que se iniciaron en 1998, como la conformación del llamado «pacto antiterrorista» por parte de PP y PSOE, de la que forma parte la Ley de Partidos, responden a esa dinámica infernal.

Las impresiones sobre creación de nuevos climas políticos, los talantes y las declaraciones de intenciones que se han vivido en los últimos meses no pueden hacer olvidar que en ningún momento se ha producido una marcha atrás en esa lógica de Estado. Las detenciones, procesamientos y juicios contra independentistas vascos siguen su curso sin mayor novedad, por lo que los acontecimientos que se desarrollaron en el día de ayer en torno a la actividad represiva de la Audiencia Nacional española no pueden, en ningún caso, ser considerados como una sorpresa.

A la gravedad de las imputaciones efectuadas por la Audiencia Nacional a todos los afectados, se suma en el caso de Rafa Díez Usabiaga su condición de líder sindical y persona referencial de la izquierda abertzale que ha participado en procesos de interlocución. Grande-Marlaska conocía perfectamente esas circunstancias a la hora de imputarlo, pero el aparato judicial ha obrado, como siempre, de acuerdo a la lógica de Estado a la que se debe.