El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Aznar

Aznar: "España Está en Riesgo de Balcanización"

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2005, 16:29, Categoría: Aznar

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, criticó ayer la política del Gobierno, a la que consideró "equivocada" por "poner en riesgo de balcanización territorial a España". En una entrevista publicada en el diario argentino La Nación, Aznar dijo que el país está al borde de ser "apenas nada" y a punto de "disgregación". En su opinión, el Gobierno socialista "busca la radicalidad", depende de los independentistas catalanes y cuestiona el consenso y la concordia. En la misma línea, en la revista Clarín el ex presidente dice que este Gobierno es el "peor que ha tenido España en toda la historia democrática", "incluso peor que el anterior Ejecutivo socialista". Asimismo, se muestra convencido de que el 11-M influyó en la derrota del PP en las elecciones.

LA NACION

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

JOSÉ MARÍA AZNAR: "ESPAÑA ESTÁ EN RIESGO DE BALCANIZACIÓN"

Inés Capdevila

Criticó con dureza al gobierno de Zapatero

Pocos países lo hicieron trabajar tanto a José María Aznar como la Argentina.  Después de la propia España, es la nación que más lo "ha ocupado". "Yo sentí una obligación por la Argentina, por la deuda de gratitud que tenía España con ella y la cumplí", dijo ayer el ex jefe de gobierno español en una entrevista con LA NACION.

A fines de 2001, Aznar encontró la oportunidad para mostrar su "amistad y compromiso con la Argentina". Se empeñó en que el país "no se perdiese en la crisis". Y tuvo un socio cuyo "profundo conocimiento" sobre la situación argentina lo sorprendió, George W. Bush, según relata Aznar en el libro "Retratos y perfiles", editado por Planeta y presentado ayer por el ex jefe de gobierno en la Argentina.

El ex mandatario cree hoy que la Argentina dio un gran salto en los últimos tres años, que el camino económico "es bueno" y que el camino político, un poco menos. De sus años ocupándose de la Argentina, conserva amistades con Eduardo Duhalde y Carlos Menem, a quien dedica uno de los capítulos -el más diplomático, tal vez- de su libro.

- Algo llamativo es que usted dedica su libro a "esa mayoría de españoles que no están dispuestos a levantarse un día y descubrir que España es apenas ya nada". ¿Cree realmente que su país corre el riesgo de ser apenas nada?

- Sí, sí está en riesgo de serlo y está en riesgo de disgregación. Creo que en la vida política hay políticas buenas y políticas malas. Los países se hacen y se pueden deshacer. La política del actual gobierno es una política profundamente equivocada y desde ese punto de vista ha puesto en riesgo de "balcanización" territorial a España. Primero, este gobierno es el primer gobierno que tiene España desde la transición que busca la radicalidad. Segundo, es un gobierno que depende de los independentistas catalanes. Y tercero, es un gobierno que cuestiona los elementos básicos de la transición española, el consenso, la concordia. Ahora los nacionalistas están muy envalentonados y se enfrentan a un gobierno equivocado y débil.

- ¿En los temas sociales, como la legalización del matrimonio entre gays, el gobierno más que débil parece decidido?

- Eso fue un agravio a una parte importante de los españoles. Son cuestiones que dividen a la sociedad, no que la unen. Nadie en España cuestionaba los derechos de los homosexuales, lo que se cuestiona es su equiparación con el matrimonio heterosexual.

- Sin embargo, pese a que para buena parte de los españoles fuera un agravio, los derechos de los gays se han convertido en un tema social que varios otros países se han visto presionados a tratar...

- Si se lo plantea desde el sentido común, no hay problema. El problema es cuando se hace de eso un instrumento de división y de agravio a una parte de la sociedad. Además, eso tampoco era un clamor social; fíjese que desde que se aprobó la ley, me parece que se han casado 22 parejas homosexuales.

- ¿Cuáles son los logros de Rodríguez Zapatero?

- Yo creo que éste es el peor gobierno de la democracia española; es un gobierno sectario. No creo que todo lo haga mal, pero no se trata de eso; se trata de los riesgos que tiene España.

- ¿Entre esos riesgos está la amenaza del terrorismo islámico?

- Claro, quien piense que España ha superado las amenazas porque se ha marchado de Irak precipitada e indebidamente está muy equivocado.

- Muchos dijeron que los atentados de Londres eran ataques anunciados. Si tanto se hace en nombre de la lucha contra el terror, ¿por qué hay esa sensación de inevitabilidad?

- En esta guerra contra el terrorismo, tú no puedes controlar todos los autobuses, todos los aviones, todos los lugares públicos. Pretender controlar todo en esta guerra donde al enemigo no lo ves es imposible.

- ¿Esta guerra se puede plantear también en términos de guerra contra la pobreza y la desigualdad en Medio Oriente?

- Eso no tiene nada que ver. Ben Laden no es la expresión de los proletarios de Medio Oriente, ¿no? Esas son excusas de aquellos que no quieren mirar la realidad de frente y derrotar al terrorismo. Al terrorismo se lo derrota o bien él te derrota.

- ¿Cree que América latina corre el riesgo que según usted corre España de "ser ya nada"?

- Las líneas estratégicas del mundo no pasan por aquí [América latina]. Y el mundo se gobierna desde otro sitio. Entonces la pregunta que debería hacerse un líder inteligente es cómo se incorpora su país a las corrientes de decisión. Yo creo que ése debería ser el debate de sus países. En un punto de vista más particular, yo creo que Iberoamérica necesita más institucionalización; creo que ése es el principal problema. Falta institucionalidad, falta más seguridad jurídica, falta transparencia.

- ¿Y todo eso sucederá...?

- Y bueno, veo que hay un regreso al populismo que es real y grande.

- ¿Cuál es el centro, para usted, de ese avance populista?

- Evidentemente hay un eje bien real con los petrodólares que es la expansión de Chávez. Creo que eso no es una respuesta inteligente a las necesidades de América latina.

- ¿Ubicaría en ese eje al presidente (Néstor) Kirchner?

- Acabo de estar con él y he visto a un presidente tranquilo, que sabe bien lo que tiene que hacer. De la Argentina liquidada de hace tres años a la Argentina de ahora, hay un salto muy grande. Pero estoy convencido de que los argentinos saben que la tarea es de muchos años más. Hay que recuperar muchas cosas. El camino económico es bueno. En el camino político, cuanto más fuerte sean las instituciones, el país puede salir adelante.

- Cuando su gobierno tomó la decisión de sumarse a la coalición que invadió Irak, ¿usted pensó que un escenario posible para la posguerra era la violencia de hoy?

- Churchill decía que una guerra no se puede dirigir como si fuese en un laboratorio. Y una posguerra tampoco. Todos sabíamos que el pos-Irak no sería fácil. Pero ahora hay una gran oportunidad. Yo creo que el mundo es mejor sin Saddam. Además de eso, los iraquíes han tenido elecciones; ver esas filas de gente que quería votar amenazada por los terroristas fue impresionante. Yo creo en el poder de la extensión de la libertad.

- Usted, en el libro, dice que en su decisión de participar de la invasión había mucho de "causa justa", por Saddam, y mucho de "gran ambición", por reposicionar a España. ¿Cuál factor tuvo mayor peso?

- Primero, la causa justa era muy importante. Luego, España era un país fuera de la historia desde 1815 y su recuperación política, social, internacional tuvo un peso determinante. Tú no puedes aspirar sólo a estar mejor, a vivir mejor. Tienes que aspirar a ser un país que esté entre los mejores del mundo, y eso comporta responsabilidades. Y ésa era la decisión: estar en el momento histórico preciso.

- A medida que la información de inteligencia presentada por Gran Bretaña y EE.UU. sobre el supuesto arsenal de Saddam para justificar la guerra era refutada por la realidad, ¿qué pensaba usted?

- El asunto era que la ONU obligaba a Saddam a demostrar que no tenía armas y Saddam no quiso hacerlo. Era el Consejo de Seguridad por unanimidad y en eso contribuyeron todos los servicios de inteligencia del mundo. Además, a veces, los servicios de inteligencia no son infalibles.

CLARIN

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

"ES ERRÓNEO HACERSE EL SIMPÁTICO CON EE.UU. TRAS DEJARLO EN LA BANQUINA"

Claudio Mario Aliscioni

Aznar cuestionó así al socialismo español por haber retirado las tropas de Irak. Según el líder del Partido Popular, el mundo es mejor sin Saddam Hussein.

Dice que está retirado de la política activa, pero no se le nota demasiado. Siempre polémico, el ex jefe del gobierno español, el conservador José María Aznar, carga sin medias tintas contra su sucesor, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, por haber retirado las tropas españolas de Irak: "Es una política errónea hacerse el simpático con EE.UU. luego de haberlos dejado en la banquina", afirma sin titubear.

Aznar dominó la agenda española durante ocho años de gestión (1996-2004). Pero su agrupación, el Partido Popular (PP), perdió las elecciones legislativas tras los atentados terroristas en el barrio Atocha de Madrid, el 11 de marzo de 2004.

Amable y de buen humor, Aznar rechaza con una sonrisa emprender una autocrítica sobre su gobierno, cuestionado por haber enviado soldados a Irak tras la invasión de EE.UU. Pero no duda en afirmar que "el mundo es mejor sin Saddam, sin los talibanes".

Llegó a la Argentina para presentar su nuevo libro, "Retratos y perfiles. De Fraga a Bush". Y accedió a dialogar con Clarín.

— Sin la presión del poder ¿qué autocrítica puede hacer? ¿De qué se arrepiente?

— Sería presuntuoso decir que todo lo hice bien, y estúpido decir que todo lo hice mal.

— ¿Y qué hizo mal?

— Seguro que hice cosas mal. Pero lo importante es el balance. Mi país era más fuerte política, económica, internacionalmente cuando dejé el cargo.

— Pero ¿hizo algo que le parezca desacertado?

— No le voy a decir (sonríe). Porque si digo algo, va a salir 'Aznar reconoce tal cosa, Aznar reconoce tal otra'. ¿Por qué tengo que ahorrarles el trabajo a los demás?

— ¿Influyó el 11-M en la derrota electoral de su partido?

— Sí, decisivamente. Los terroristas buscaban la caída del gobierno y lo consiguieron. Pero es un mensaje muy peligroso para las democracias, porque los terroristas saben ahora que influyen en los procesos electorales. Pero esto fue agravado cuando, después del 11-M, el gobierno se retiró de Irak. Esto se lo ha querido compensar con soldados españoles en Afganistán de una manera absurda y perjudicial para España.

— ¿Por qué absurda?

— Porque hay cosas que no se compensan. Cuando te bajas de un tren no lo compensas subiéndote a otro. Entonces, intentar hacerse el simpático con EE.UU. después de haberlos dejado en la banquina es una política errónea.

— ¿El envío de tropas españolas a Irak no influyó?

— España no mandó tropas a ninguna guerra. Formaba parte de la coalición internacional...

— Pero no era un país más, era un aliado clave de EE.UU.

— Sin duda ninguna. Y estuvo donde tenía que estar cumpliendo con sus obligaciones.

— ¿No pesó en la derrota que el 70-80% de su país se opusiera a la guerra?

— No, lo que influyó es que ocurrió lo que nunca había ocurrido. Y es que una oposición, en lugar de hacer responsables a los terroristas del atentado, hizo responsable al gobierno y vinculó la derrota del gobierno a Irak.

— ¿El mundo es más seguro después de la guerra?

El mundo es mejor sin Milosevic, sin Saddam Hussein, sin los talibanes.

— Pero desde entonces hubo muchos atentados...

— Claro, pero ¿cómo sería el mundo si no se hubiese actuado en contra de ellos? El mundo de hoy tiene muchos problemas, pero es mejor de lo que era antes. Medio mundo comunista, medio mundo con talibanes, con Saddam...

— ¿Y por qué atacar sólo a Irak con tantos indeseables?

— Irak era una amenaza para los gobiernos de la zona. No respetó unas 20 resoluciones de la ONU. Había que terminar con eso.

— Convengamos que se justificó la guerra diciendo que tenías armas prohibidas y eso fue una mentira.

— Se hablaba del respeto a la legalidad, de las amenazas, de las armas, armas que fueron utilizadas contra varios países, contra su propio pueblo.

— Pero eso fue en los 80, contra Irán y contra los kurdos...

— No, no. Hablo ya de la década del 90. Saddam Hussein demostró que no quería cumplir sus obligaciones. Por eso la ONU debía reaccionar, salvo que se convirtiera en un organismo inservible.

— Coincidirá conmigo en que Bush fue criticado justamente por ir a la guerra ignorando a la ONU.

— No estoy de acuerdo. Lo que hizo fue ir a la ONU, plantear allí el problema y pedir su respaldo. Hay que ser justo: Bush buscó el consenso de la ONU.

— ¿Y si fue así por qué lo criticaron tantos países?

— Criticar al país más poderoso del mundo y a su presidente forma parte de uno de los ejercicios con que se divierten muchos casi todos los días, ¿no?

— ¿Y qué le parece la gestión del actual gobierno socialista en España?

— Es el peor gobierno que ha tenido España en toda la historia democrática.

— ¿Tan duro, tan tajante?

— Tan duro, no; es real. Incluso es peor que el anterior gobierno socialista (de Felipe González).

— Debe admitir que la economía funciona muy bien...

— Bueno, recibió el país más rico de los últimos años en España, ¿no?

— ¿Entonces en qué se basa para criticar tanto a los socialistas?

— España es un país en riesgo. El gobierno ha destruido la política antiterrorista, ha puesto en riesgo los consensos básicos de la transición española, divide a la sociedad con políticas radicales, es el primer gobierno que en lugar de buscar el consenso y las negociaciones busca la radicalidad y los extremos...

— Bueno, eso es lo que decían de usted en la última parte de su mandato, cuando usted tenía la mayoría y no conversaba con el resto.

— No, al contrario, yo conversaba con todos. Lo que pasa es que no le decía que sí a todo el mundo.

—En "Retratos y perfiles" usted anticipa que escribirá otro libro de memorias sobre personas no incluidas en esta obra. ¿Mencionará allí a Felipe González? Porque en el que presenta ahora no le dedica una línea...

— Bueno, el libro no puede ser un libro interminable. Hay muchos personajes en el mundo de los que se puede hablar.

— Pero convendrá en que Felipe González es un personaje importante en la historia española actual.

— Sí, claro (sonríe), y hay otros más importantes.

La Agenda de Aznar

Por Sin Pancarta - 9 de Septiembre, 2005, 15:46, Categoría: Aznar

Mientras España y su Gobierno sufren un auténtico aislamiento internacional el Presidente Aznar mantiene una agenda de trabajo de altísimo perfil con reuniones constantes con los más destacados líderes mundiales. Estos días y coincidiendo con la presentación de su último libro en América Latina se reunirá con Néstor Kirchner (con quien nunca ha mantenido una fluida relación) y Álvaro Uribe, El ‘Presidente Accidental’ debería aprender algo.

LA RAZON

Martes, 6 de de septiembre de 2005 

KIRCHNER Y URIBE RECIBIRÁN A AZNAR EN LA PRESENTACIÓN DE SU LIBRO POR SURAMÉRICA

J. L.

Madrid - El ex presidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha iniciado una gira por Suramérica para presentar su libro «Retratos y perfiles: de Fraga a Bush», en la cual tiene previsto visitar Argentina y Colombia, donde compartirá mesa con los presidentes de ambos países. La agenda en Argentina comienza hoy en su capital, Buenos Aires, cuando a las 9:30 desayune con el presidente Néstor Kirchner. Avanzado el día, José María Aznar presentará su libro en el Hotel Alvear a las 19:30, en el cual se oficiará una mesa redonda con periodistas locales.

Colombia será el segundo país incluido en la gira, donde su presidente, Álvaro Uribe, acompañará al presidente de la Fundación FAES a las 19:30 en el acto de presentación que tendrá lugar en el hotel Metropolitan Club de Bogotá. Esto será el jueves, aunque el ex presidente del Gobierno prolongará su estancia en el continente americano hasta el domingo. Sin embargo, éstos no serán los únicos países que Aznar recorrerá con su publicación, pues en octubre visitará también México aunque aún no se ha fijado si el presidente de este país, Vicente Fox, le acompañará en alguno de los actos que publicitarán sus escritos.

Este libro ya fue presentado en Madrid en abril y contó con el apoyo de la plana mayor del Partido Popular y personalidades de la vida social y cultural española. Aznar pretende así repetir el éxito de su primera aventura literaria, titulada «Ocho años de Gobierno, una visión personal de España», de la que ha vendido 130.000 ejemplares.

Aznar: "La Libertad No Es Gratis"

Por Narrador - 3 de Septiembre, 2005, 16:03, Categoría: Aznar

Me ha sorprendido la escasa repercusión de las últimas declaraciones de Aznar en Foro Ambrosetti en Villa d'Este acompañado de personalidades de primer nivel internacional como Abu Mazen, presidente de la Autoridad Palestina; Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía; Simon Peres, viceprimer ministro de Israel; y, entre otros, Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE). El Presidente Aznar reflexionó sobre la seguridad europea, las reformas económicas pendientes y la mal llamada Constitución Europea.

LA RAZON

Viernes, 2 de de septiembre de 2005

AZNAR AFIRMA QUE NO «SE DEBE JUGAR A SER UN CONTRAPODER DE ESTADOS UNIDOS»

L. R. N.

El ex presidente señala la reforma económica como la prioridad de Europa

Villa d´Este (Italia) - El ex presidente del Gobierno José María Aznar manifestó ayer que «la única Europa posible es la Europa atlántica», por lo que «Europa ni puede ni debe jugar a ser un contrapoder a los Estados Unidos». Según informó en Madrid la Fundación FAES, Aznar hizo estas declaraciones durante unas jornadas organizadas por el Foro Ambrosetti en Villa d'Este, junto al Lago di Como, y en las que participaron Abu Mazen, presidente de la Autoridad Palestina; Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía; Simon Peres, viceprimer ministro de Israel; y, entre otros, Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE). Además el presidente de FAES señaló que intentar este contrapoder supondría «malgastar fuerzas y distraer la atención de la amenaza que plantea el terrorismo, en especial el islámico».

Aznar, en el coloquio «Europa en la encrucijada» agregó que «la libertad no es gratis», por eso Europa «debe asumir la parte que le corresponde para hacer frente a las amenazas a la seguridad de todos. Europa no puede defenderse por sí misma».

En ese sentido señaló que el Viejo Continente no puede defenderse por sí mismo y «es una ingenuidad peligrosa pensar que la ofensiva del islamismo radical, del yihadismo internacional, tiene como enemigo sólo a los Estados Unidos o a los gobiernos que no temen declarar su amistad y alianza con ellos». «El enemigo islamista, lo que pretende destruir, es la sociedad abierta y democrática. Nos odian por lo que somos, no por lo que hacemos», argumentó el ex presidente español.

También afirmó que el principal punto de la agenda política europea debería ser la reforma económica.

En esta línea, consideró «una suerte» que la Presidencia de la Unión Europea recaiga actualmente en el Reino Unido, «donde el liderazgo de Tony Blair puede transmitir al resto de Europa el impulso necesario para avanzar en las reformas económicas» porque, –prosiguió– «el origen del malestar europeo está en la falta de crecimiento económico y en la percepción de que la economía europea ni crea suficiente empleo y riqueza ni ofrece perspectivas sugestivas para el futuro». Además, el ex presidente habló de los «límites de Europa» y dijo que «es indudable que la perspectiva del acceso de Turquía ha quedado condicionada con el resultado de los referendos francés y holandés».

El presidente de FAES y ex jefe del Ejecutivo español señaló que la decisión de los franceses y holandeses de rechazar en referéndum la Constitución Europea «ha puesto de manifiesto el rechazo a un determinado modelo de hacer política en Europa», y «ha generado desconfianza y falta de credibilidad». Y apostó por «cumplir lo acordado, el Tratado de Niza, el Pacto de Estabilidad, la Agenda de Lisboa y fortalecer la Alianza con los Estados Unidos».

Asimismo, se refirió a la inmigración y opinó que en España el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero «ha tratado el fenómeno del modo más frívolo y populista posible». «El fenómeno de la inmigración –continuó– tiene que resolverse a escala europea, sin duda, sobre la base de los valores occidentales, rechazando de plano el multiculturalismo».

El ex presidente José María Aznar interviene hoy en una mesa redonda sobre los «Retos del mundo actual» junto a la reina Rania de Jordania; el ex responsable de la seguridad interior del Gobierno del presidente estadounidense George Bush, Tom Ritge; Amre Moussa, secretario general de la Liga Arabe y el senador Jonh Mcain y dirigente del partido republicado de los Estados Unidos.