El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

¿Se Negocia con ETA?

Batasuna defiende a 'Txpaote' y afirma que no renunciará a sus siglas ni a su proyecto político

Por Narrador - 2 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

El dirigente de Batasuna Pernando Barrena aseguró ayer que este año "van a ocurrir muchas cosas" en el proceso abierto en Euskadi. En este sentido, el portavoz abertzale rechazó las declaraciones del presidente del Gobierno en las que aseguraba que no habrá grandes cambios en menos de un año. Barrena acusó a los socialistas de intentar "paralizar" los tiempos por "necesidades electorales" y señaló que el regreso a la legalidad de Batasuna y la situación de los presos son imprescindibles para que el proceso avance. También manifestó que Batasuna no renunciará a sus siglas ni a su proyecto político.

Por otro lado, Barrena negó que la actitud de Txapote, en sus juicios en la Audiencia Nacional, signifique un "desprecio a las familias y víctimas" sino que, en su opinión, responde a la "reivindicación de su lucha como militante de ETA".

Entretanto, organizaciones sociales promoverán movilizaciones a favor del diálogo con ETA, según informa EL CORREO en su edición de hoy. El diario señala que el Gobierno y el PSOE son reacios a la iniciativa que preparan para otoño grupos que se manifestaron contra la guerra de Iraq.

Zapatero Sigue Suplicnado una Negocaición con la Banda Criminal ETA

Por Sin Pancarta - 29 de Septiembre, 2005, 7:09, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Tras las declaraciones del ‘Presidente Accidental” en el día de ayer declarando una vez más su disposición a negociar con la banda criminal ETA ésta era al noticia del día. Se habla sobre el traslado de los criminales etarras al País Vasco, su eventual excarcelación. No se pierdan. Lo esencial es que el presidente del gobierno un día si y otro también tiende la mano a los terroristas. Sencillamente trágico.

LOS TITULARES

El País: Prisiones rechaza reagrupar a los presos de ETA y ceder las competencias al País Vasco.

El Mundo: Zapatero avisa de que el proceso para acabar con ETA puede ser duro y pide apoyo a las fuerzas políticas.

ABC: Zapatero trabaja con la expectativa del fin de ETA aunque el proceso sea “largo, difícil y duro”.

La Razón: Prisiones rechaza reagrupar a los etarras y el PSE pide evitar “dolor” a sus familiares / ETA convoca un homenaje a etarras en pleno Bilbao.

La Vanguardia:. Zapatero ve expectativas sobre el fin de ETA, pero advierte que el camino será duro.

El Periódico: Zapatero pronostica un proceso de paz "largo, difícil y duro"

Avui: Zapatero confirma que explorará el fin de ETA pero pide prudencia.

LA INFORMACION

El presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, declaró ayer en Nueva York, en la conferencia de prensa que ofreció en la sede de Naciones Unidas (como pudieron leer en esta página), que trabaja para conseguir el fin de ETA, pero advirtió que se trata de un proceso "largo, difícil y duro". Por ello, pidió "prudencia" ante ciertas expectativas, al tiempo que expresó su confianza en contar con el apoyo de todas las fuerzas políticas para llevar a cabo esta tarea y hacer realidad el deseo mayoritario de los españoles. En cualquier caso, Zapatero subrayó que el Gobierno actuará en todo momento "pensando en los intereses generales, en los principios democráticos y, desde, por, y para el Estado de Derecho".

También desde Nueva York, el ex presidente del Gobierno José María Aznar se mostró ayer en contra de cualquier negociación con los terroristas de ETA, porque consideró que si estos reciben mensajes de que el Estado está dispuesto a negociar con ellos, se hacen más fuertes mientras que el Estado se debilita. Aznar expresó estas consideraciones en un acto organizado por la Universidad de Georgetown en el hotel Waldorf Astoria.

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, consideró una "ofensa a la inteligencia" que el Gobierno niegue que ha tenido contactos con ETA. Zaplana se preguntó a qué se debe esta "estrategia", que juzgó como una "temeridad".

EN lo referido al eventual traspaso de competencias penitenciarias el Gobierno reiteró ayer que mantendrá la política de dispersión de presos etarras y que no transferirá al País Vasco las competencias sobre prisiones como volvió a reclamarle el Ejecutivo vasco. Ambas exigencias las planteo el consejero de Justicia, Joseba Azkárraga, en una reunión con la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, convocada en principio para abordar la situación en la cárcel alavesa de Nanclares de Oca.

En la rueda de prensa tras la reunión, Gallizo señaló que no hay "ninguna hipótesis" de transferencia competencial al País Vasco ni a ninguna otra comunidad. Con respecto a la dispersión, reiteró su oportunidad y expuso que se ha extendido recientemente a otros colectivos de presos como los islamistas.

Azkárraga consideró que la negativa a transferir la competencia de Prisiones al País Vasco incumple el Estatuto de Gernika. Destacó la necesidad de que el Gobierno "dé pasos" para "humanizar" la actual situación, lo que, en su opinión, serviría para "avanzar" hacia la pacificación, un proceso que consideró "imparable", aunque reconoció que será un camino largo "largo y complejo". A continuación, Akárraga calificó de "mezquina" la intervención del ministro del Interior, José Antonio Alonso, el pasado miércoles en el Congreso.

El titular de Interior, José Antonio Alonso, reiteró ayer en Málaga que no va a haber traspaso de competencias penitenciarias y que el Gobierno va a mantener su política de dispersión "tal y como se ha venido desarrollando hasta la fecha".

Para el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, negarse al acercamiento de los presos al País Vasco es "un error increíble". Mientras Batasuna calificó de "escandalosa" la negativa del Gobierno a reagrupar a los presos y advirtió que con estas "medidas represivas" se está abocando a un escenario sin soluciones. El secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Miguel Buen, opinó que se debe intentar evitar el "dolor añadido" que supone la política de dispersión, aunque recordó que es físicamente imposible ubicar a todos los presos en las prisiones vascas.

Finalmente les cuento que la dirección de Batasuna ha elaborado un documento de consumo interno, según recoge en su edición de hoy EL MUNDO, en el que reconoce "avances en la resolución del conflicto, al tiempo que realiza una planificación de los próximos objetivos. Entre otros, conseguir que la mesa de partidos se constituya en fechas cercanas al próximo Aberri Eguna y poder presentarse a las elecciones municipales de 2007.

LOS EDITORIALES

“Un rumor persistente”, AVUI. Indica que los avances en la estrategia del gobierno del PSOE han disparado la crispación entre las filas populares. La actual cúpula del PP ha decidido complicar tanto como pueda la opción que ha tomado Zapatero, incrementando la indignación popular con todos los recursos a su alcance. Rajoy ha decidido que esta carta puede suponer que gane la próxima partida electoral. También su estrategia puede implicar riesgos porque, a medida que el proceso avanza, el PP puede quedar escorado, cada vez de forma más evidente, hacia la extrema derecha. Sea como sea, los contactos entre el Gobierno y el entorno de ETA aumentan y no es arriesgado aventurar que acabaran desembocando en una tregua de la organización terrorista. Los movimientos convulsos del PP se pueden constatar, no sólo en las declaraciones de sus dirigentes, sino también en los movimientos de las asociaciones de familiares de las víctimas del terrorismo más identificados con sus tesis.

ARTICULOS DE OPINION

“Los derechos de los presos de ETA”, Luis Ignacio Parada. ABC. El cumplimiento de las penas en cárceles próximas no está establecido en la Constitución ni en la legislación penitenciaria como un derecho, sino como un objetivo de la política penitenciaria para favorecer la reinserción. Por eso el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco tuvo que anular la orden del Gobierno autónomo que invadía las competencias del Estado en materia penitenciaria al otorgar ayudas para visitar a los presos recluidos fuera de Euskadi. Es lógico que los ministros de Interior y Justicia hayan dicho que no hay ninguna previsión de transferir la competencia de prisiones al País Vasco. Pero es que, además, los centros vascos y navarros tienen 1.000 internos y si se llevaran allí todos los reclusos relacionados con ETA sería necesario enviar a 700 internos no condenados por delitos de terrorismo a cárceles fuera del País Vasco. Al pedir el reagrupamiento de los presos vascos condenados por terrorismo lo que está haciendo el Gobierno vasco, forzado por el entorno abertzale, es violar los derechos de los presos no terroristas.

“Había una vez un circo”, José Alejandro Vara. LA RAZÓN. Afirma que el Gobierno parece ignorar que sin el concurso del primer partido de la oposición no hay posibilidad alguna de acabar de una vez con ETA. Nadie va a negarle al Gobierno que, como hicieron sus predecesores, busque la forma de acabar con ETA, pero esa ‘forma’ no puede ser de ‘cualquier forma’.

“Sin testigos”, Juan Pablo Colmenarejo. LA RAZÓN. Denuncia que Patxi López haya pedido a los medios que guarden silencio, en un caso de emergencia nacional. Colmenarejo avisa que informar con sentido común sobre el terrorismo es una cosa y callar porque le conviene a la clase política es otra muy diferente.

Más Opiniones

Por Narrador - 29 de Septiembre, 2005, 7:03, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Les ofrecemos algunas opiniones en su integridad sobre la cuestión que nos ocupa. Unas más acertadas que otras pero en todo caso siempre significativas. Por ejemplo Carlos Herrera contesta a las declaraciones de Patxi López, en las que el socialista pedía a todos los medios de comunicación que remaran en la misma dirección ante la posible pacificación de ETA. Sigue coleando las palabras de Patxi ‘Nadie’. Por ejemplo Aleix Vidal-Quadras establece una relación directa entre el proceso de pacificación en el País Vasco y el Estatuto catalán. Asegura que si las fuerzas políticas catalanas pactan en Barcelona y una mayoría en las Cortes se traga en Madrid la desaparición de la Administración periférica del Estado en Cataluña; la confederalización de la política exterior, la política europea, los órganos constitucionales y la financiación autonómica; la fragmentación de la Justicia; el blindaje de las competencias exclusivas que pasan a ser excluyentes y la autoproclamación de Cataluña como nación, quedará pavimentado el camino para el Plan Ibarretxe II.

EL MUNDO

Viernes, 16 de septiembre de 2005

ESTADO DE EXTORSIÓN

Isabel San Sebastian

Ya ni siquiera se molestan en guardar las formas. No se toman el trabajo de disimular su chantaje disfrazándolo de patriotismo barato. Los socios republicanos del Gobierno están tan crecidos en el papel de árbitros políticos que les ha otorgado el tándem Zetapé-Maragall; tan seguros de la fortaleza que les proporciona su interlocución con ETA, que hablan ya sin eufemismos del precio a cobrar por su apoyo a los Presupuestos y de lo que sube el importe de esa factura astronómica cada día que pasa sin que el PSC y CiU renuncien a su «intransigencia». Saben que pueden hacerlo porque el presidente pagará. Porque en realidad ya ha empezado a pagar. Porque toda esta comedia del nuevo Estatut y el «proceso de paz» en el País Vasco forma parte de un guión asumido de antemano por un Rodríguez Zapatero empeñado en aferrarse al poder y pasar a la posteridad, que juega a aprendiz de brujo nada menos que con la Constitución, con España y con la Historia.

Podría optar por la cordura y buscar un gran pacto de Estado. Podría aceptar la mano tendida de Rajoy y acordar con el PP las grandes líneas de una política diseñada para atender solidariamente a las necesidades de todos los ciudadanos, derrotar definitivamente al terrorismo etarra, garantizar una educación de calidad igual para todos y situar a nuestro país en el teatro de las naciones en una posición respetable. Podría poner fin a esta locura centrífuga que lleva a Marcelino Iglesias a pedir que se blinde el Ebro en el Estatuto de Aragón. Podría pero se encuentra más cómodo en la claudicación revestida de talante, en la cesión ante el chantaje nacionalista y en la reivindicación de una Alianza de Civilizaciones que nos sitúa codo a codo con Turquía.

Ya ha empezado a pagar y lo hace espléndidamente. Se ha declarado partidario de que Cataluña se autodenomine nación, lo que llevará a sus nacionales a exigir pronto o tarde un Estado. Ha tirado por la borda el consenso alcanzado en torno a la Constitución del 78. Ha solemnizado en el Congreso la liquidación del Pacto Antiterrorista con una oferta de diálogo a los asesinos. Consiente que los representantes de una banda armada se sienten en el Parlamento de Vitoria, al negarse a instar la ilegalización del PCTV en aplicación estricta de la Ley de Partidos. Ha retirado prácticamente a la Fiscalía de la lucha contra el terrorismo, en un intento desesperado de conseguir que los etarras nos perdonen la vida.¿Qué más le queda por entregar? Los presos, que ya se están negociando, y el reconocimiento formal del derecho a la autodeterminación. La victoria del separatismo será entonces completa. Es sólo cuestión de tiempo.

ABC

Viernes, 16 de septiembre de 2005

LO SIENTO, LÓPEZ

Carlos Herrera

No soy muy buen remero, lo reconozco. Creo llevar bien el ritmo y todo eso, pero siempre acabo descolocando el remo delantero o trasero a cuentas de ir más lento o más rápido que los demás. No suelen llamarme, la verdad, para las competiciones del Guadalquivir y los del Club Labradores miran hacia otra parte cuando pido pista. Por eso me siento incapaz de hacer feliz a Pachi López cuando pide que rememos todos los medios de comunicación en la misma dirección, la adecuada. Además, me asaltan, de repente, varias incógnitas: ¿en qué dirección?, ¿cuál es la dirección adecuada?, ¿quién la marca?

Si remar en la misma dirección quiere decir mirar hacia otra parte y no querer percatarse de que Díez Usabiaga, el matón de LAB, ha pasado de ser el representante de ETA en la tierra a «un hombre de la izquierda abertzale que tiene mucho que decir en un escenario de normalización», yo no remo. Si remar quiere decir que la gestión de las cárceles vascas la lleve directamente el poca vergüenza de Azcárraga y que, con los presos acercados, acaben éstos tomando pinchos en la Parte Vieja de San Sebastián, yo no remo. Si remar quiere decir elaborar un plan para que los reclusos etarras puedan obtener beneficios totales de cara a su reinserción en un Estado claudicante, yo no remo. Si remar quiere decir conceder a ETA un papel político protagonista y brindarle la iniciativa gracias a que los dos grandes partidos, PP y PSOE, no van juntos en este asunto, yo no remo. Si remar quiere decir liquidar el Pacto por las Libertades, artífice de todo lo bueno que ha ocurrido en los tres últimos años, yo no remo. Si remar quiere decir guardar silencio y abandonar cualquier tipo de crítica frente a los caminos tortuosos del gobierno de turno, yo no remo. Si remar quiere decir cambiar la denominación habitual de los escenarios que nos han sido comunes por otra que ampare una cierta dulcificación de las cosas cara a preparar a la sociedad para un futuro y vergonzante acuerdo, yo no remo. Si remar quiere decir considerar que los jueces -como afirmó el estupefaciente portavoz de «Jueces para la Demagogia»- deben adaptar sus condenas a la sensibilidad política coyuntural que ha desatado un gobierno ambicioso, yo no remo. Si remar quiere decir perdonarle a Usabiaga y a Otegui todos los desplantes a la decencia y todas las jactancias y chulerías sobre muertos y torturados, yo no remo. Si remar quiere decir tragar con que ETA no haya declarado previamente ningún abandono de las armas -aunque insistan en que «no ha matado durante dos años»- y, en cambio, sea aceptada en una discreta mesa de negociación, yo no remo. Si remar quiere decir que las petardas éstas de las Tierras Vascas se paseen por el Parlamento Vasco con la llave de la gobernación y con la pretensión indecente de presidir la Comisión de Derechos Humanos que ya presidió el asesino Ternera con la aquiescencia del PNV, yo no remo. Si remar es dejar de considerar a las víctimas como sujeto activo de este proceso espeso e incierto sobre el que cada día se van acumulando más y más sospechas, yo no remo. Si remar quiere decir hacernos a la idea de que, a la larga o la corta, asesinos como Chouzas «Gaddafi» se saldrán con la suya y obtendrán el beneficio supremo de la libertad como «pago doloroso pero inevitable» al cese de las acciones terroristas, yo no remo.

Lo siento, López, le agradezco el ofrecimiento, pero yo no remo. Otros, los que mantuvieron siempre posiciones tibias o «pontoneras», estarán encantados en hacerlo. La grandeza de este oficio, ya ve, consiste en que podamos, desde nuestros observatorios, denunciar a los malos patrones de traineras. No pretenda que renuncie a ello.

LA RAZON

Viernes, 16 de septiembre de 2005

ETA MIRA A CATALUÑA

Aleix Vidal-Quadras

En este momento se están desarrollando dos procesos paralelos sin aparente conexión entre sí. Por una parte, en Cataluña los partidos nacionalistas elaboran un nuevo Estatuto de Autonomía que no es una reforma del actual, sino una mutación constitucional encubierta. En ella, se pretende liquidar el Estado español en Cataluña y acabar con España como Nación. El texto salido de la Comisión Primera Legislativa del Parlamento del Parc de la Ciutadella es tan disparatado y subversivo que resulta obvio que es un señuelo para después fingir que se atempera de acuerdo con las observaciones del Consell Consultiu y obtener así un redactado final que la ciudadanía y el Congreso de los Diputados acepten como mal menor, pero que cumplirá los mismos deletéreos objetivos de dinamitación del pacto de la transición. Por otra, el Gobierno socialista y ETA mantienen contactos secretos a través de intermediarios cualificados con el fin de negociar el cese definitivo de la violencia. En estas negociaciones, tan reales como negadas por el Gobierno, es obvio que cada parte deberá ofrecer algo. Los terroristas ponen sobre la mesa dejar de asesinar. El mero pensamiento de que a cambio se conformarán con medidas de alivio a la situación de sus presos y la relegalización de Batasuna es de una ingenuidad ridícula. Exigirán una contrapartida política, y muy alta. Por tanto, hay que preparar el terreno para que este precio pueda ser pagado sin vulnerar en exceso el ordenamiento vigente.

Y ahí es donde entra en juego el nuevo Estatuto. Si las fuerzas políticas catalanas pactan en Barcelona y una mayoría en las Cortes se traga en Madrid la desaparición de la Administración periférica del Estado en Cataluña; la confederalización de la política exterior, la política europea, los órganos constitucionales y la financiación autonómica; la fragmentación de la Justicia; el blindaje de las competencias exclusivas que pasan a ser excluyentes y la autoproclamación de Cataluña como nación, quedará pavimentado el camino para el Plan Ibarretxe II. Una vez sentado el precedente catalán, la reclamación de los nacionalistas vascos de plena soberanía ya no será un problema y ETA habrá triunfado. Por supuesto que a partir de aquí dejará de matar porque sus objetivos se habrán cumplido.

Zapatero en su inconsciencia ha decidido rendirse a ETA y necesita el Estatuto de Carod como coartada. Por eso, los matarifes etarras siguen atentamente la evolución de los acontecimientos en Cataluña. Sería interesante saber hasta qué punto toda esta siniestra maniobra se preparó en las infames conversaciones de Perpiñán, pero, en cualquier caso, no se puede ignorar su existencia y su repugnante significado. Tiene toda la razón Mariano Rajoy cuando dice que no hay que separar la mirada del futuro. Hemos de estar muy atentos para evitar que nos lo roben.

EL CORREO

Viernes, 16 de septiembre de 2005

AL-QAIDA SE CARGÓ A ETA

José María Calleja

El terrorismo de Al-Qaida es al terrorismo nacionalista vasco lo mismo que los sólidos a los líquidos. Ya recuerdan el principio de Arquímedes: todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje hacia arriba igual al peso del fluido que desaloja. Al-Qaida ha desalojado a ETA.

Entre las múltiples razones que podemos encontrar para explicar el declive del terrorismo nacionalista vasco una de ellas es, sin duda, el efecto que han tenido los atentados de Al-Qaida. Efecto en el desprestigio de la muerte, en la clausura del asesinato terrorista como método para conseguir un desideratum en Europa occidental. Nada más producirse la masacre del 11-M en la estación de Atocha, en Madrid, una sensación de espanto recorrió a bastantes de los que durante años han apoyado los crímenes de ETA, y a los nacionalistas vascos comprensivos con la violencia: mira que si esta barbaridad la han hecho los nuestros, pensaron. Aquella duda, en medio de los cadáveres, los trenes humeantes, el desgarro de una población conmocionada tuvo un efecto didáctico para explicar la perversión del terrorismo, del asesinato, como no habían tenido los casi mil crímenes cometidos por los terroristas de aquí a lo largo de más de treinta años de sangrienta historia. Los que creyeron plenamente que ETA era capaz de cometer aquella matanza, también los que, al menos durante unas horas, pensaron que era posible que el terrorismo nacionalista vasco fuera el responsable de aquel espanto, es muy posible que hayan quedado vacunados de por vida respecto de cualquier veleidad, o apoyo explicito a los atentados terroristas. Más cerca en el tiempo, resulta muy significativo que el IRA saliera en estampida para desmentir cualquier eventual responsabilidad en la matanza del 7 de julio en Londres. En los dos casos opera el mismo mecanismo: nosotros no somos como ésos; como ésos que ustedes odian. Un minuto después se plantea la lógica consecuencia: si vuelven a matar los terroristas locales serán muchos los que les comparen con los terrorista islamistas. Este rechazo a la muerte se suma al evidente hartazgo que en la Comunidad Autónoma Vasca había provocado previamente la sucesión de crímenes, de terrorismo callejero y de extorsiones a empresarios realizados por ETA durante lustros. El vaso de la paciencia, que se desbordó con el crimen de Miguel Ángel Blanco en Ermua, en 1997, no ha parado de recibir aportes.

Hay otros factores que explican la falta de fuelle del mundo terrorista si lo comparamos, por ejemplo, con su capacidad movilizadora de los años ochenta y buena parte de los noventa. La Policía española ha golpeado con fuerza, reiteración y certeza en las estructuras etarras; en sus grupos de asesinos, en su dirección, en sus redes de reclutamiento, hasta el punto de que los individuos predispuestos a alistarse en la banda hoy se lo piensan dos y más veces; además, cada vez es más difícil encontrar gente dispuesta a mostrarles el apoyo activo de la cobertura, la intendencia o las imprescindibles tareas complementarias.

El periódico que mejor cuenta las cosas de ETA decía el otro día que cien sujetos, cien, habían apoyado a los presos de la banda en Bilbao. Estos datos, unido a otros muchos de semejante tenor, demuestran una evidente fatiga de los materiales convocantes, una indiferencia masiva de la población respecto de lo que se quiere presentar como el capital político de la banda, los presos, que últimamente cosecha más frialdad que otra cosa.

En el apartado, digamos político, tenemos a destacados portavoces de la cosa dispuestos a ofrecer contrapartidas al Gobierno de Zapatero - «si las quiere que las pida», dijo Barrena en agosto en Bilbao-; balbuceantes portavoces, que bailan la yenka con las palabras y que anuncian contradicciones con aire terminal -Álvarez en agosto en San Sebastián-.

Los portavoces del tinglado no entienden que con tanta gimnasia de gestos como están haciendo, la justicia les cite, les encarcele, les imponga fianzas millonarias, les obligue a presentarse ante la Policía, les haga sentir que sus actos no salen gratis. Se sienten traicionados. Una sensación que comparte con ellos el Gobierno vasco y los nacionalistas del PNV, de EA y los de Madrazo. No saben todavía que el hecho de que muestren voluntad de que esto se acabe no les sitúa en ningún pedestal privilegiado, simplemente demuestra cuán equivocados han estado tantos años; sencillamente certifica su derrota política. Ellos no nos hacen el favor de dejar de matarnos; si dejan de matar es porque el asesinato les resulta cada vez más difícil, gracias a la presión policial; o les desprestigia como no lo hacía antes, derrota política. El IRA ha dejado de pegar tiros sin haber conseguido ni uno solo de sus objetivos, con una autonomía para gestionar un alcalde pedáneo y un camión de bomberos y que encima está suspendida. Aquí, el nivel de autogobierno es uno de los más altos del mundo. El PNV tratara de sacar tajada de esta nueva situación -perdón por la redundancia de unir PNV con sacar tajada-; HB tratará de salvar la cara y vender que treinta años de crímenes sirvieron para algo y los defensores del marco de convivencia que representa la Constitución están ante una situación en la que no pueden permitir que el terrorismo nacionalista vasco consiga sin crímenes lo que no logró cuando era capaz de asesinar a noventa en un año.

Hay, en este panorama, un grupo de defensores del apocalipsis; gente venida ayer, a ultimísima hora, a la lucha contra el terrorismo, con una tendencia enfermiza y obsesiva a fantasear, a inventar y que, como no conocieron las duras etapas anteriores dicen que ahora todo está peor. Triunfa en algunos sectores, a los que parece importarles un comino que esto se arregle y sólo buscan hacer el máximo ruido posible, una especie de poetización del desastre, lleno de palabras como traición, derrota, fracaso y así. Les parece irrelevante el hecho de que en dos años tres meses y quince días no se haya asesinado a nadie. Hombre, algunos nos hemos implicado en la lucha contra el terrorismo nacionalista vasco precisamente por eso, porque asesinaba. Y si no asesina, por las razones citadas, no podemos más que alegrarnos y celebrar este dato de la realidad como un triunfo de los demócratas.

Desde luego que el que no asesinen no convierte en buenos a los criminales ni, por supuesto, hace que Ibarretxe deje de ser un pelma; de la misma forma que el final de la dictadura franquista no terminó con los ultras, no abolió la explotación del hombre por el hombre ni allanó las desigualdades sociales, pero para los que habíamos sido encarcelados, por ejemplo, saber que se acabó el ser detenido o torturado era un alivio. Ahora, saber que cada día es más difícil un asesinato es un alivio para los asesinables, aunque los jefes de prensa del fin del mundo parezcan no darse cuenta de esta obviedad.

HB quiere volver a los ayuntamientos. La excelente política antiterrorista seguida por el segundo gobierno del PP ahogó a la trama civil de la banda y permite ahora a Zapatero tener ases en la manga para poder jugar con ellos. Si HB quiere ayuntamientos, es decir, poder, antes ETA tiene que decir que pliega, que lo deja, que se acabó; pero no con otra tregua trampa, no; con el fin definitivo de los crímenes. Nadie se lo va a echar en cara; es más, muchos lo celebraremos. La experiencia demuestra que ETA aprovecha las treguas como un ingrediente más de su estrategia terrorista; como utiliza los atentados, el miedo y la extorsión. Todo forma parte de una misma estrategia.

Se trata ahora de crear un clima en el que incluso a los más radicales les resulte muy difícil matar, tal y como aconsejaba el tal Pakito, caído del guindo con veinte años de retraso.

No hay asesinatos, y ese es un triunfo de los demócratas. También de los demócratas depende -de su movilización, de su vigilancia, de su tenacidad- que lo que casi todo el mundo asume como fase terminal de ETA se salde sin ninguna concesión a los que desde hace más de treinta años no han hecho otra cosa que atacar la convivencia y ven cómo la derrota les acecha ahora en el cogote.

EL CORREO

Viernes, 16 de septiembre de 2005

ARBITRARIEDAD

Xabier Gurrutxaga

El ministro de Interior manifestó en el Congreso que el Ejecutivo central no tiene previsto ceder la competencia sobre las cárceles existentes en la comunidad vasca, y añadió que la gestión seguirá en manos del Estado porque «es conveniente y porque lo hace bien». Una semana antes, el ministro de Administraciones Públicas calificó de «imposible» la transferencia de los centros penitenciarios. Han transcurrido más de 25 años desde la aprobación del Estatuto y, francamente, resulta triste y lamentable que todavía hoy tengamos que escuchar este tipo de argumentos que, por cierto, nada tienen que ver con dos de los principios básicos de todo sistema democrático, como son el del sometimiento de los poderes públicos al ordenamiento jurídico y la interdicción de la arbitrariedad de esos mismos poderes. Ambos principios constitucionales están siendo permanentemente vulnerados desde el poder central cuando se impide de hecho el cumplimiento de la previsión estatutaria en esta materia.

Hay que recordar al ministro de Interior que difícilmente el Ejecutivo central va a ceder la competencia sobre los centros penitenciarios porque, sencillamente, no la tiene; tras la aprobación del Estatuto, la titularidad de la competencia en régimen de exclusividad pertenece al País Vasco. Cosa distinta es la transferencia de los medios personales y materiales necesarios para el pleno ejercicio de la competencia, cuya titularidad le corresponde en virtud del Estatuto. Precisamente, para la negociación de los servicios vinculados a la gestión de las competencias recogidas en la norma autonómica se creó la Comisión Mixta de Transferencias. El artículo 10, en su apartado 14, es taxativo cuando atribuye la competencia exclusiva en materia de organización, régimen y funcionamiento de los centros penitenciarios. Hace años que el Parlamento vasco aprobó por unanimidad incluir esta materia en el listado de temas pendientes para el desarrollo estatutario.

Hace más de cuatro años, hasta el mismísimo candidato socialista a lehendakari, Nicolás Redondo, defendió como compromiso electoral expreso el traspaso inmediato de los servicios penitenciarios. El PP también aprobó en el Parlamento la legitimidad jurídica de la competencia en materia de centros penitenciarios. Ahora, el ministro de Interior, además, también alega razones de oportunidad y de conveniencia para negarse a la transferencia de los medios materiales y personales. Como es sabido los criterios de oportunidad y de conveniencia poco tienen que ver con el mundo jurídico y sí en cambio con el político, donde el subjetivismo y el interés partidario se imponen sobre la razón jurídica como bien le reprochó el diputado Emilio Olaberria al poner de manifiesto la arbitrariedad que alimentaba la respuesta del ministro. Es decir, no se transfieren los centros penitenciarios porque no le da la real gana. Toda una lección de praxis jurídica por parte de un ex magistrado.

El Entramado Batasuno Exige el Acercamiento de los Presos

Por Narrador - 29 de Septiembre, 2005, 6:56, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Por si acaso había alguna duda he aquí la versión del bando batasuno.

DEIA

Viernes, 16 de septiembre de 2005

GALLIZO REITERA A AZKARRAGA QUE NO HABRÁ TRANSFERENCIA DE PRISIONES 

José Luis B. Benayas

El consejero expuso sus quejas en la reunión para abordar la situación de Nanclares 

Madrid - El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, se reunió ayer durante dos horas con la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo. El encuentro estaba previsto para abordar la situación de la prisión de Nanclares de Oca, en Araba. Azkarraga aprovechó la reunión para solicitar de nuevo el reagrupamiento de presos y pedir al Gobierno español que transfiera Prisiones a la CAV.

El titular vasco de Justicia juzga «muy preocupante» el fallecimiento de seis reclusos en la prisión de Nanclares. Pese a agradecer a Gallizo las medidas que desde el Gobierno se están tomando, manifestó que la situación tiene que ver con «el proceso de transferencias». «No se pueden ver de forma independiente lo que pase en Nanclares y el cumplimiento de la ley», dijo.

Azkarraga destacó en rueda de prensa que no entiende, que «habiendo sido juez» el ministro de Interior, José Antonio Alonso, «ignore la ley de forma flagrante», en referencia a la transferencia de prisiones, recogida en el Estatuto de Gernika, que a su vez es una ley orgánica. El consejero vasco también habló de la posición «mezquina» de Alonso, al preguntar éste el día anterior a los diputados vascos si le concedían más importancia a las muertes de Nanclares o a las transferencias.

«Nos importa Nanclares y nos importan las transferencias, y nuestra obligación es solicitarlas», replicó enfadado Azkarraga en Madrid, quien pidió al ministro que no «escamotee sus responsabilidades con insultos». El consejero, además, vinculó que se transfiera Prisiones y se reagrupe a los presos con la posibilidad de «humanización del conflicto», que prevé «largo».

Para él, el avance hacia la solución es imparable. «Si queremos dar pasos en este momento político nuevo, tenemos que darlos todos», explicó. En este sentido, Azkarraga hizo constar varias quejas, como la falta de discreción en un proceso como éste, la «judicialización» de la vida política, -en referencia al paso de Rafael Diez Usabiaga por la Audiencia Nacional-, o el trato no igualitario para los presos.

Por su parte, la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, dedicó parte de su comparecencia posterior al encuentro a describir las acciones del Gobierno en Nanclares de Oca. En concreto, el «plan de choque» para la prisión alavesa consiste, en palabras de Gallizo, en la revisión del plan de prevención de suicidios o en la mejora de las condiciones de habitabilidad.

GARA

Viernes, 16 de septiembre de 2005

GALLIZO DEFIENDE EL MANTENIMIENTO DE LA DISPERSIÓN «PARA PROTEGER A LA SOCIEDAD»

Además de rechazar el traslado de los presos políticos vascos a Euskal Herria, la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, defendió el mantenimiento de la dispersión porque «tenemos la obligación de proteger a la sociedad, y la dispersión favorece el control de esos presos e impide que continúen con su actividad». Incluso, afirmó que es «necesario» aplicarla «en todos los centros del Estado español». Estas declaraciones las realizó tras la reunión que mantuvo con el consejero de Justicia de Lakua, Joseba Azkarraga, quien abogó por «humanizar el conflicto».

MADRID - Mercedes Gallizo, directora general de Instituciones Penitenciarias, rechazó de manera tajante poner fin a la dispersión. Durante la reunión que ayer mantuvo por espacio de más de dos horas con Joseba Azkarraga, consejero de Justicia de Lakua, Gallizo salió en defensa de esta política y expresó su negativa al reagrupamiento de los prisioneros políticos vascos en aras a «proteger a la sociedad».

«Tenemos la obligación de proteger a la sociedad y la política de dispersión favorece el control de esos presos e impide que continúen con su actividad delictiva», insistió. Es más, la directora de Instituciones Penitenciarias aseguró que es necesario aplicarla a lo largo y ancho del Estado. En este sentido, señaló que la estrategia de su Dirección General «no es de alejamiento de ningún interno de su lugar de origen; pero sí de dispersión en todos los centros del Estado español».

Estas declaraciones van en consonancia con lo que ya dijeron el miércoles los ministros de Interior y Justicia, José Antonio Alonso y Juan Fernando López Aguilar, respectivamente. Durante la sesión de control del Senado y en respuesta a un senador del PP, Alonso aseguró que «el Gobierno no tiene intención de introducir cambios en la política penitenciaria», negando de esta manera la repatriación de los presos vascos.

López Aguilar se expresó en términos similares en el Congreso de los Diputados al asegurar que el Ejecutivo de Zapatero «no va a mover ni un ápice la legislación penitenciaria, ni la penal ni la procesal en materia antiterrorista».

La transferencia de la competencia de prisiones también estuvo presente en la reunión entre Azkarraga y Gallizo. Al igual que hiciera Alonso la víspera, afirmó que «no hay ninguna previsión por parte del Gobierno» de transferirla a la CAV «ni a ninguna otra comunidad», ya que la Administración española la está ejerciendo «con rigor y eficacia». Cabe recordar que Catalunya sí tiene transferida esta competencia.

Las peticiones planteadas por Joseba Azkarraga, por tanto, quedaron en nada. En la comparecencia que realizó después del encuentro, demandó el acercamiento de los presos para «humanizar» el conflicto en el momento político actual.

«Si queremos dar pasos en este momento político, tenemos que darlos todos», remarcó. Tildó el proceso de «imparable, largo y complejo», pero advirtió que debe basarse en una discreción que «desgraciadamente no todos tienen».

También habló sobre la situación de los presos enfermos y exigió a Gallizo un trato igualitario «cualquiera que sea su delito o ideología». Así, se preguntó «por qué Galindo o Vera pueden salir en libertad y otros presos en igual de condiciones, sean de ETA o no, no reciben un tratamiento idéntico».

Respecto a la negativa del Ejecutivo a traspasar la competencia en materia penitenciaria, cuestión de la que en los últimos días se han pronunciado representantes políticos e institucionales, Azkarraga mostró su decepción porque «alguien que ha sido juez [en alusión a José Antonio Alonso] ignore la ley de forma tan flagrante».

Alegó que el Estatuto de Gernika es ley orgánica y denunció que lleva 25 años sin cumplirse. En esa línea, criticó que el Gobierno se escude en que esta competencia «no está madura» o que «no es el momento político oportuno» para ser transferida, y resaltó que el Estatuto de Gernika «tiene que aplicarse, haya o no terrorismo».

Incidió en que Lakua «no puede aceptar» esa posición que mantiene Madrid, que, según denunció, «se salta la ley a la torera sólo por razones estrictamente políticas y no jurídicas». Agregó que esta posición hace a Lakua «desconfiar del talante y la sonrisa fácil».

Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró las declaraciones efectuadas por el ministro de Interior. «José Antonio Alonso fue muy claro ayer [por el miércoles]. No hay cambios en la política penitenciaria aunque el señor Zaplana se los quiera in- ventar», remarcó Rubalcaba.

Acto seguido, volvió a dejar clara la postura de su partido acerca del fin de la dispersión: «No va a haber cambios, no los ha habido de hecho».

Buen: «Crea sufrimiento»

El secretario general del PSE de Gipuzkoa, Miguel Buen, reconoció que la dispersión crea «sufrimiento» en los familiares y manifestó que esto habría que evitarlo, pero que se debe impedir que «ETA tenga comandos en las cárceles».

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, señaló que el titular de Interior «tendrá sus razones para hacer esa afirmación. No seré yo quien le contradiga. Otra cosa es que los tiempos, los momentos y las circunstancias en cada momento y en cada tiempo puedan ser distintas y en el momento actual esa afirmación pueda tener esa rotundidad y tener toda la argumentación para ser así de rotunda. Quizá en otro tiempo distinto, esa afirmación no tendría que ser tan rotunda».

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, dijo que la dispersión se debe mantener «hasta que pidan perdón por sus crímenes», y se felicitó de haber sido «el ministro que dispersó a los presos de ETA. Yo fui».

Por otra parte, por los derechos de los presos, 75 personas se concentraron en Eibar, 45 en la Txantrea y 16 en Donibane.

Respuesta del PNV, Batasuna, EB y Aralar a Gallizo y Alonso

El presidente del EBB, Josu Jon Imaz, calificó de «profundo error» la postura del ministro de Interior respecto a los presos y agregó que la «humanización» de la política penitenciaria «no es objeto de negociación». «Es evidente que los presos han cometido delitos y tienen una pena de prisión por haberlos cometido pero, por muy graves que sean esos delitos, su padre, su madre, su hermana no han cometido ningún tipo de delito; y que esas personas tengan que desplazarse mil kilómetros en ocasiones para visitar a un familiar está atentando contra los derechos de esas personas que no han cometido ningún delito», manifestó en declaraciones a Euskadi Irratia. Añadió que el Gobierno de Zapatero, «sin ningún tipo de condicionante», tendría que dar respuesta a una «humanización» de la política penitenciaria.

Para Batasuna, Alonso y Gallizo «hacen apología de ese escenario de no soluciones, que no se corresponde en absoluto con la voluntad de la inmensa mayoría de la ciudadanía vasca». Por ello, consideró «graves y escandalosas» las declaraciones hechas por ambos. Subrayó que «impulsar la dispersión es impulsar la conculcación de derechos fundamentales de EPPK». El coordinador general de EB, Javier Madrazo, dijo que la no transferencia de prisiones es un «auténtico despropósito y desprecio a la sociedad y al propio Estatuto de Gernika».

En opinión del vicecoordinador de Aralar, Mikel Basabe, lo dicho por José Antonio Alonso «está fuera de sitio» porque los presos «tienen derechos y entre ellos está la reinserción, que es mucho más fácil de lograr si están en Euskal Herria».

DEIA

Viernes, 16 de septiembre de 2005

PRESOS Y COMPETENCIAS 

Editorial

Que los presos, tanto como agentes pasivos, como activos, van a jugar un papel trascendental en el desenlace del llamado conflicto vasco es algo que no se le escapa a nadie. Que ya sean objeto de debate puede ser interpretado, por lo tanto, como un síntoma de que ese desenlace ya se está desencadenando, aunque sea más probable que estemos más bien ante una maniobra preliminar de toma de temperatura, como suelen decir los políticos. De momento, ya se pueden extraer algunas conclusiones. Por ejemplo, la consideración que tiene el PSOE de ese Estatuto que tanto dice defender. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, el miércoles, y la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ayer, proclamaron que no habrá ninguna novedad en la política penitenciaria del Gobierno español, lo que implica que ni acercará a los presos, ni tiene la menor intención de transferir la competencia sobre prisiones que viene fijada en el artículo 10 de dicho Estatuto.

Si alguien albergaba todavía alguna duda respecto a la sinceridad del PSOE cuando defiende el actual Estatuto, el ministro y la directora general le habrán aclarado las cosas suficientemente. Aducen algunos dirigentes socialistas que dejar las cárceles en manos de Ibarretxe (Fernández de la Vega dixit) significaría poco menos que la salida por la puerta de atrás de no pocos presos de ETA. Afortunadamente no todos piensan así, y voces tan autorizadas como la de Miguel Buen ya se atreven a sugerir que en otro escenario, la rotunda negativa del ministro Alonso podría matizarse al menos en aras de evitar un sufrimiento innecesario a los familiares de los reclusos. Ninguna referencia, sin embargo a los derechos de los presos, que los tienen a pesar de que el defensor del pueblo español Enrique Múgica, opine lo contrario. Rodríguez Zapatero, que en tantas materias se ha desmarcado de su antecesor en la Moncloa, sigue sin embargo uncido al yugo de un Pacto Antiterrorista que el PP proclama roto pero que sigue siendo el manual del Gobierno socialista en la materia. Advierte además de que el proceso será largo, difícil y duro y pide prudencia a unos y otros, postura perfectamente comprensible para un presidente a quien la oposición, con toda su panoplia de medios de comunicación y asociaciones diversas, está hostigando como si las puertas de las cárceles ya estuvieran abiertas, y que, sin duda, tendrá que mantener equilibrios y resistir presiones dentro de sus propias filas.

GARA

Viernes, 16 de septiembre de 2005

CONCULCAR DERECHOS CON FINES POLÍTICOS

Editorial

En los dos últimos días altos cargos del Gobierno, como el ministro de Interior y la directora de Instituciones Penitenciarias, y del PSOE, como su portavoz en el Congreso de los Diputados, han asegurado con tono firme y decidido que van a mantener la actual política penitenciaria y que no transferirán la competencia de prisiones al Gobierno de Lakua. Con ambas afirmaciones, Gobierno y PSOE vuelven a dejar constancia grabada y escrita de aquello que por sus hechos miles de ciudadanas y ciudadanos vascos conocen en la práctica: que hacen uso de la conculcación de derechos y del incumplimiento de las leyes con fines políticos. Diríase que mantienen una estrategia político-militar.

Que la Comunidad Autónoma Vasca tiene la «competencia exclusiva» en la «organización, régimen y funcionamiento de las instituciones penitenciarias» viene literalmente recogido en el artículo 10.14 del Estatuto aprobado hace ya más de un cuarto de siglo. Que esta competencia estuviera transferida, podría ayudar a mejorar la actual situación de las cárceles vascas que, como se comprueba de manera luctuosa en la de Langraitz, no cumplen las mínimas condiciones ni en cuanto a instalaciones ni, en buena medida, en cuanto a su personal. Sin embargo, también es preciso constatar que la transferencia de la política penitenciaria no supone un cambio ni de las leyes de excepción ni de las duras consecuencias que éstas tienen para independentistas vascos. Pero el hecho de que el Estado se niegue a cumplir un aspecto tan claro de una ley orgánica en función de su estrategia política demuestra que en su actuación prima el principio de que el fin justifica los medios.

Pero más grave aún que la no transferencia de la competencia es el empecinamiento del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en mantener una política penitenciaria de castigo contra los presos políticos vascos y sus allegados. No es sólo la dispersión, sino la continua conculcación de otros de sus derechos más elementales, incluidos los malos tratos en traslados o el mantenimiento durante años en situaciones de aislamiento insoportables. De esta forma, para el Ejecutivo español y el PSOE, la violencia ejercida contra las presas y presos políticos vascos es un elemento de chantaje y presión para quebrar su ánimo individual y su determinación colectiva. Con el agravante de que la historia de los últimos años ha demostrado que es un castigo tan cruel como inútil, pues no ha conseguido los objetivos que se propuso. Mal camino para ir a nuevos tiempos.

ZP Recone su Negociación con ETA

Por El Observador - 28 de Septiembre, 2005, 7:11, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Esto ha dicho el Presidente del Gobierno del Reino de España. Nada que añadir.

PALABRAS PRONUNCIADAS POR JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO SOBRE ETA EN NUEVA YORK EN RUEDA DE PRENSA EN LA SEDE DE LA ONU

Nueva York, 15 de septiembre de 2005

“El deseo amplísimamente mayoritario, el gran objetivo de la sociedad española, antes que cualquier otro, es ver el fin del terrorismo de ETA. Quiero decir que ése es un proceso -a tenor de la dura y dramática historia que hemos vivido- que será largo, difícil y duro, pero que el Gobierno trabaja en el deseo de la sociedad española.

Que las expectativas o ante posibles expectativas, tenemos que ser muy prudentes. Y que, por supuesto, en esa tarea el Gobierno sabe que cuenta con el apoyo de la inmensa mayoría de los españoles. El Gobierno espera contar con el apoyo de todas las fuerzas políticas. El Gobierno, si esa eventualidad se produce, lo hará pensando en los intereses generales, pensando en los principios democráticos y desde y por y para el Estado de Derecho”.

El PSOE Pide Silencio a la Prensa en el Tema Etarra

Por Sin Pancarta - 28 de Septiembre, 2005, 7:09, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

El tema del día es sin duda los esfuerzos que el PSOE y el PSE están realizando con el fin de conseguir una ‘tregua’ de la banda criminal ETA. El espectáculo es dantesco. Patxi ‘Nadie’ loando a un imputado por terrorismo a la vez que pide a los periodistas silencio. La situación se torna verdaderamente grave.

LOS TITULARES

El País: El PP vuelve a cargar contra la política antiterrorista en la primera sesión de control

El Mundo: El Ejecutivo niega novedades sobre ETA y gestos con los presos si no hay un abandono previo de las armas / La AVT se movilizará contra la “rendición” del Gobierno ante ETA.

ABC: El PP acusa al Gobierno de “pagar un precio político” para lograr una tregua/ Patxi López apunta a Usabiaga como interlocutor ante una posible negociación/ La AVT anuncia “movilizaciones sin precedentes” contra la negociación/ El Gobierno incluye a Zaplana en sus planes de abrir vías de diálogo con el PP.

La Razón: La AVT anuncia acciones “sin precedentes” en contra de la negociación con ETA/ La política antiterrorista preside la primera sesión de control en el Parlamento.

LA INFORMACION

El líder de los socialistas vascos, Patxi López, requirió ayer "la complicidad" de los medios de comunicación a la hora de encarar el eventual proceso de paz en Euskadi y consideró que sería bueno llegar a un pacto, que hiciera "remar" a todos "en la misma dirección". Por otro lado, se refirió al secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, de quien destacó su apuesta por el cese de la violencia y subrayó que "tiene mucho que decir" en el proceso de paz. Esta manifestación se considera EL MUNDO como que "López avala a Díez Usabiaga", mientras que ABC interpreta que el líder del PSE apunta al dirigente de LAB "como interlocutor ante una posible negociación". Se cual sea la interpretación el hecho es que estamos ante una clarísima indignidad de López, el que antaño secundase sin fisuras las posiciones de Redondo Terreros.

Por su parte, el batasuno Joseba Permach, denunció la "caza política" que, en su opinión, se ha impuesto a la izquierda abertzale desde la Audiencia Nacional, y el "robo" al que se le está sometiendo a sus militantes y al pueblo vasco con la imposición de "fianzas millonarias". Permach responsabilizó al PSOE de gestionar esta "respuesta represiva". Como ven un hombre que lucha denodadamente en pos de la pacificación.

Consecuentemente la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) anunció ayer la convocatoria de movilizaciones "sin precedentes en la historia de España" para expresar el rechazo de su colectivo a la "rendición" del Gobierno ante las pretensiones de ETA, según explicó su presidente, Francisco José Alcaraz. Aunque no concretó la fecha de las actividades, precisó que se realizarán con carácter urgente y antes de que finalice septiembre. Paralelamente Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, exigió "transparencia" al Gobierno por la "preocupación" que están generando en este colectivo las "especulaciones" acerca del futuro de la banda terrorista ETA y de las posibles contrapartidas que el Ejecutivo estaría dispuesto a conceder.

Mientras tanto el ministro de Interior, José Antonio Alonso, negó ayer en el Senado que el Gobierno vaya a cambiar su política penitenciaria. En respuesta a una pregunta del PP, negó las informaciones al respecto y descartó también que el Ejecutivo vaya a transferir el sistema penitenciario al Gobierno vasco. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, respondió que "no es una posición correcta" la expresada por el titular de Interior, y recordó que el acercamiento de presos "es un derecho humano reconocido" y que, en su opinión, serviría para "humanizar el conflicto".

Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, dijo en el Congreso que el Gobierno no tiene intención de "suavizar" las penas que se aplican por delitos de terrorismo. López Aguilar admitió que habrá modificaciones en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero aseguró que "ninguna de ellas" estará dirigida a "aminorar" las condiciones penitenciarias de los presos etarras. También insistió sobre esta cuestión la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, quien reiteró que "en estos momentos no existe ninguna estrategia de agrupamiento, ni desagrupamiento, ni acercamiento ni alejamiento" por parte del Gobierno. Lástima que no creamos una palabra.

Finalmente la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió al secretario general del PP, Ángel Acebes, que no use el terrorismo para la confrontación política, después de que el dirigente popular dijese que el Gobierno "está ocultando" información y denunció que "está pagando un precio por anticipado a Batasuna" al mantener como partido legalizado al PCTV. De la Vega aseguró que "no hay novedad" en la lucha antiterrorista, y que el Gobierno lo único que espera es que ETA abandone las armas. Como siempre la ‘culpa es del PP’.

LOS EDITORIALES

“Aprobado elogio”, ABC. Critica los elogios de Patxi López al proetarra Díez Usabiaga al que le ha concedido “mucho peso en este país (vasco) y tiene mucho que decir en el proceso de paz por ser una figura relevante de la izquierda abertzale” y señala que el líder del PSE “sitúa los elogios en un escenario en el que se tienden puentes y se abren vías de diálogo poniendo en valor a quienes tienen todas las papeletas para jugar un papel fundamental en ese proceso de paz al que se refiere López. Reveladora alabanza en tiempos de incertidumbre”.

ARTICULOS DE OPINION

“La guerra ha terminado”, Patxo Unzueta. EL PAÍS. En el tema de las negociaciones con ETA, explica que incluso si todos los jefes de ETA estuvieran convencidos de que ha llegado la hora de cerrar, y sólo buscasen un arreglo personal para ellos y presos, no lo plantearían en esos términos, sino de manera triunfalista y exigiendo contrapartidas políticas. Si tales exigencias encontrasen receptividad en los partidos e instituciones, ganarían puntos los que consideran que su decisión de perdonar la vida a los electos del PP y del PSOE es una gran concesión que les da derecho a compensaciones políticas. Ya hay indicios de tal receptividad en el discurso del nacionalismo gobernante cuando reclaman la derogación de la Ley de Partidos y el acercamiento de los presos; y cuando aceptan que la llave de la solución está en un acuerdo sobre el “derecho a decidir”, o sea sobre la autodeterminación. Con ello, cree que no hacen ningún favor a esos dirigentes supuestamente partidarios del cierre. AL revés: les aleja de la única medida que pueden adoptar para encontrar una salida realista, que es disolverse ya. Concluye afirmando que aunque el Gobierno cometió el error de mantener al PP al margen, es demagógico decir que Zapatero ha renunciado a derrotar a ETA para pactar con ella. El objetivo de la política antiterrorista es llevar al mundo de ETA al convencimiento de que le conviene más abandonar la vía violenta que seguir en ella.

“Ilegitimidad”, Federico Jiménez Losantos. EL MUNDO. Dice que si se confirma la operación de excarcelación masiva de presos etarras antes de un año, sin más contrapartida real que una tregua de la banda, que no sería la primera, todo el sistema político español habría entrado en una fase de deslegitimación radical. Si la noticia se ve pronto corroborada por los hechos y hay razones sobradas para temer que sea así, no solo el entero Estado de Derecho sino la raíz moral en que se asienta el ejercicio del poder por un consenso explícito entre representantes y representados, pero sobre todo por el consenso implícito de que el Gobierno es el primer obligado a cumplir las leyes, habrán desaparecido. Insiste en que, en medio de esta situación, se debería investigar la auténtica realidad del 11-M, porque los cambios alumbrados desde esa fecha han sido tales, de tal magnitud y coherencia destructora de la Nación española y de los valores tradicionales que la forman que resulta imposible no deducir una ilación, una relación de continuidad y no simplemente de causa y efecto entre el terrorismo y el voto.

“Sobre el fin de ETA”, Josep Maria Torrent. AVUI. En la negociación con ETA, Torrent asegura que el Gobierno tendrá que conciliar el sistema judicial español con las medidas de gracia políticas; los sentimientos de frustración de las familias de las víctimas de los atentados con la conveniencia de encontrar soluciones particulares a un problema singular, sin violentar la ley. A todos nos conviene que ETA deje de existir, porque la desaparición de etarras posibilitará el fin de su interferencia permanente en la vida política del Estado español, y en las relaciones entre España y Euskadi. Ahora que la clase política española y vasca vuelven a mirar al Pacto de Ajuria Enea como un texto digno de tener en consideración porque puede solucionar los problemas de convivencia en Euskadi, hay que recordar que este documento especificaba que en un clima de ausencia de violencia cualquier planteamiento político sería posible.

Los Objetivos Batasunos para Este Año

Por Narrador - 28 de Septiembre, 2005, 7:04, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Para los que no se quieren enterar. Por ejemplo el sujeto al que el Patxi ’Nadie’ le ve buena voluntad como han podido leer hace las siguientes propuestas. Seguidamente uno de los parlamentarios del PCTV expone sus objetivos para este año. Si es que más claro agua. Sólo el que no quiera enterarse no se entera.

GARA

Jueves, 15 de septiembre de 2005

LA MESA PARA EL ACUERDO INICIA CONTACTOS PARA QUE EL PROCESO SEA RESPALDADO DESDE EUROPA

Mientras la Mesa para el Acuerdo sigue intentando recabar aportaciones y conseguir el mayor respaldo posible para «diseñar un proceso democrático entre todos los agentes que trabajan en Euskal Herria», sus componentes anunciaron ayer la intención de crear un grupo en el Parlamento Europeo para que también se pueda dar impulso a esta iniciativa desde el ámbito internacional. Martin Aranburu e Itziar Fernández indicaron que siguen manteniendo relaciones para poder incrementar el apoyo al Acuerdo Democrático de Base, y emplazaron a los agentes vascos a seguir en esta labor.

BILBO - Los componentes de la Mesa para el Acuerdo ­nacida tras una intensa labor llevada a cabo por la Comisión para la Resolución del Conflicto y que agrupa a seis partidos, siete sindicatos y más de una treintena de movimientos sociales­ han iniciado contactos en el Parlamento Europeo con el fin de que se pueda crear un grupo que «respalde el proceso democrático abierto en Euskal Herria» y que apoye el Acuerdo Democrático de Base suscrito el pasado mes de marzo.

Tal y como recordaron en rueda de prensa en Bilbo los portavoces de la Mesa Martin Aranburu e Itziar Fernández, el objetivo de la Mesa para el Acuerdo es «diseñar un proceso democrático entre todos los agentes que trabajan en Euskal Herria», sobre unas bases definidas en el citado Acuerdo Democrático y que «en todo momento está abierto a las aportaciones que se nos quieran hacer para mejorarlo».

El texto recoge «la aceptación de Euskal Herria como sujeto, que no exista ninguna discriminación de personas ni de territorios, que esté pactada entre los agentes y que sea refrendada después por toda la ciudadanía». A este respecto, explicaron que a día de hoy las conversaciones entre los agentes están «totalmente normalizadas», al tiempo que incidieron en que «se ve la necesidad de desarrollar este proceso» y en que «hay una voluntad por parte de todos los agentes de implicarse y de buscar una solución al conflicto».

En esa misma línea, estos últimos meses la Mesa para el Acuerdo ha seguido manteniendo relaciones, en muchos casos bilaterales, con aquellos agentes interesados pero que aún no son componentes de la iniciativa; todo ello con el fin de incrementar el respaldo político y social hacia este Acuerdo.

«Está claro que se ha activado la confianza de todos estos meses de trabajo, y hemos constatado que la metodología es la que sirve», subrayó Fernández, que también se felicitó por el «respeto mutuo entre las partes y la actitud positiva y de compromiso de los firmantes del Acuerdo». Unos aspectos éstos que, a su juicio, «enriquecen» la propia labor de la Mesa para el Acuerdo.

Tras indicar que a raíz de las reuniones mantenidas a lo largo de este verano han conseguido contar con el apoyo de nuevos agentes, Martin Aranburu eludió citar sigla alguna «por discreción». Eso sí, lamentaron que a diferencia de lo ocurrido en Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa, «donde no hemos tenido ninguna dificultad para hablar con la derecha», en la Euskal Herria peninsular «no hemos conseguido nada con el PP ni con UPN». A su juicio, «hay miedo a la libertad y a la democracia, y ni siquiera están queriendo hablar con la Mesa para el Acuerdo».

Mientras tanto, este foro, que celebró su primera reunión el 13 de mayo en el Santuario de Arantzazu, sigue trabajando con «personas que ejercen la función de notario y observadores, y seguimos teniendo contacto directo con ellas, trasladándoles prácticamente todos los contactos que se realizan, así como la documentación generada», detallaron.

Recogida de aportaciones

Itziar Fernández explicó que, en lo que a los contactos mantenidos hasta ahora se refiere, está abierta la fase de recogida de aportaciones. «Creemos que entre setiembre y octubre nos llega- rán las que faltan, de modo que a finales de octubre convocaremos el foro de firmantes del Acuerdo Democrático de Base con ob-jeto de valorar la marcha del proceso y concretar los pasos a dar en los próximos meses», indicó.

En el ámbito internacional, explicaron que ya han establecido contactos en el Parlamento Europeo con el objetivo de que se cree un grupo que respalde un proceso democrático en Euskal Herria, así como el Acuer- do Democrático de Base. Esta cuestión ya fue anuncia-da por Martin Aranburu en una entrevista concedida a GARA a principios de mes, si bien en la comparecencia de ayer puntualizaron que se trata de un objetivo a lograr antes de Navidades y que «ya vemos factible».

Los integrantes de la Mesa volvieron a reiterar su llamamiento a todas las fuerzas políticas vascas para que sigan trabajando «en esta labor, con el objetivo de que podamos tener una sociedad donde la paz, la justicia y la democracia sean reales, y no en la situación que vivimos ahora».

GARA

Jueves, 15 de septiembre de 2005

ANTE EL NUEVO CURSO POLÍTICO

Julián Martínez Ona  (Parlamentario de Ezker Abertzalea)

Finalizada la época estival, ciertamente activa en lo que al fragor político se refiere, un nuevo curso político comienza y por lo que respecta al grupo Parlamentario Ezker Abertzalea es una experiencia por primera vez.

Aunque en su momento Ezker Abertzalea ya presentó sus compromisos programáticos, vemos necesario también ahora trasladar a la opinión pública las directrices principales de trabajo que nos proponemos impulsar y que iremos abordando en todo momento con ilusión y confianza y, sobre todo, desde una actitud responsable y de juego limpio.

Solución política

El primer punto del programa que anunciamos hacía referencia a que si se considera la existencia de un conflicto político entre Euskal Herria y los estados francés y español, necesariamente la solución tendrá que ser política. A la vez señalábamos que la palabra, el diálogo sin exclusiones (en este momento apostillaremos sin condiciones) son los instrumentos que harán posible la resolución y superación de la situación conflictiva que padecemos. Asimismo consideramos que la naturaleza del conflicto requiere definir como base esencial de una solución democrática el reconocimiento de Euskal Herria como nación, el derecho de autodeterminación y el respeto a lo que el pueblo vasco decida.

Sobran en este momento posiciones y actitudes partidistas. Hay que mirar más allá de capitalizar rentabilidades políticas. Hay que abandonar el juego de ver quién gana y quién pierde. Es hora de trascender ese juego de perder y ganar electoralmente y atreverse y apostar por el juego de que todos ganamos al dar pasos concretos hacia la resolución del conflicto. Si existe buena voluntad es posible.

Me pregunto si el hecho de poner continuamente condiciones (a una parte) para incluirla en el proceso de negociación no es otra cosa que imponer un dilema imposible: conseguir la meta, el final, antes de andar el camino. Es como si un alumno le propusiera a su profesor que le apruebe en junio porque ya estudiará después. La meta no se puede poner como condición de partida. En función de cómo se «juegue», de cómo se desarrolle el proceso se llegará a un resultado.

Derechos civiles y políticos para todos

En segundo lugar, nuestro grupo parlamentario asumía como compromiso político la defensa en favor de todos los derechos civiles y políticos para todos. Un compromiso que no escatimará esfuerzos para acabar con la Ley de Partidos totalmente ilegítima, que hace posible la ilegalización de ideas y formaciones políticas. Una ley perversa que es utilizada exclusivamente con fines políticos. Una ley que amenaza como una espada de Damocles y acosa constantemente con criminalizaciones y encausamientos a la Izquierda Abertzale. Una ley que no respeta en absoluto la voluntad de la ciudadanía, cautivando los cargos en ayuntamientos y otras instituciones a los electos y electas ilegalizadas. Nuestro compromiso responderá con firmeza hasta superar el apartheid político.

Desde una disposición responsable vamos a mantener nuestro talante negociador y dialogante. Estamos dispuestas a tender una mano a todo aquel que desde el diálogo constructivo ofrezca compromisos serios que se lleven a la práctica, coincidentes con la defensa de todos los derechos civiles y políticos. Por lo tanto, ante la andadura de este nuevo curso político en el parlamento de Gasteiz, Ezker Abertzalea siempre va a estar atenta a los pasos concretos que se den en esta dirección.

Vivir y educar en euskara

En tercer lugar, Ezker Abertzalea reafirma su compromiso con la apuesta por una nueva política sobre el euskara, ante el fracaso de lo habido hasta ahora. Vemos la necesidad de una verdadera euskaldunización de la administración, por lo que urgen medidas eficaces para que la utilización del euskara en las instituciones de la CAV sea del 100%. Nuestro posicionamiento y compromiso va a ser del todo claro y contundente en este sentido, y nos comprometemos a trabajar por el desarrollo de lo establecido en el Acuerdo Socio-Político de Kontseilua.

Vemos asimismo necesaria la revisión del Modelo Educativo actual y su currículo, a fin de que por una parte garantice una verdadera euskaldunización, y por otra la cultura e identidad vascas sean la base del mismo. De la misma manera apostaremos por una verdadera Universidad vasca.

Ezker Abertzalea reafirma su compromiso con la apuesta por un nuevo modelo social. Apostamos por el avance hacia un espacio socioeconómico vasco donde los procesos de privatización del sector público llevados a cabo por el Gobierno de Gasteiz se detengan y en su lugar se impulsen y asuman compromisos en sectores estratégicos para nuestra economía como son la investigación, la industria, energía, agricultura, pesca; que puedan ser organizados desde una gestión pública, moderna y eficaz.

La vivienda es otro de los compromisos que trataremos de impulsar, a fin de que se detenga la especulación y subida imparable de precios y sobre todo nuestro empeño se centrará en asegurar el derecho a la vivienda a todos los sectores de la sociedad, comenzando por los que más necesidad tienen.

Otros temas como las medidas contra la precariedad en el empleo, la seguridad en el trabajo, y la promoción del empleo serán totalmente abordados por Ezker Abertzalea. De la misma manera impulsaremos por todos los medios la participación ciudadana y el diálogo con los agentes sociales y sindicales, para decidir entre todas las partes qué tipo de infraestructuras, modelo energético y sistema de transporte necesitamos. Proyectos como el TAV, el Superpuerto de Pasaia, el enlace Supersur deben someterse a una justa moratoria para que con claridad y transparencia, y con la participación ciudadana, puedan contemplarse otras alternativas más justas, racionales, en armonía con el medioambiente y beneficiosas para la gran mayoría de ciudadanas y ciudadanos, y no en función del beneficio e intereses de unos pocos. El proceso acontecido con la central de Boroa sería el ejemplo a evitar.

Por lo tanto, la participación social, el diálogo, el consenso, el acuerdo y el considerar al pueblo como sujeto activo y de derecho para opinar y decidir siempre estará presente en la actividad política de nuestro grupo. Seremos totalmente críticos y beligerantes ante posturas imposi- tivas y actuaciones oscuras o políticas de hechos consumados, como lo sucedido con la central de Boroa, y otros muchos ejemplos más.

Finalmente, Ezker Abertzalea considera indispensable dar pasos reales hacia la igualdad entre los hombres y las mujeres, tanto en el sector público como en el sector privado a través de compromisos concretos.

Corolario

Hasta ahora, en la corta andadura parlamentaria de nuestro grupo nuestra actitud ha sido responsable y generosa impidiendo en todo momento el bloqueo del Parlamento (votos para la presidenta jeltzale de la mesa, votos para el lehendakari) y aunque a cuenta recibimos todo tipo de acusaciones, en la práctica la venganza se consumó en nuestro grupo al ser excluidos de la Mesa del Parlamento. Nadie se sonrojó por ello, ni mucho menos dijo nada ante este hecho de exclusión y, por qué no decirlo, de marginación de Ezker Abertzalea. Nadie se escandaliza ni abre la boca ante las continuas actuaciones de acoso y derribo que la Audiencia Nacional ejerce sobre la Izquierda Abertzale con procesamientos totalmente arbitrarios. Una de nuestras primeras propuestas estará encaminada a conocer la opinión de los distintos grupos parlamentarios sobre el acoso jurídico-político que sufre EHAK.

A pesar de ello, insistimos en que mantendremos esta línea de apertura al diálogo sin límites, diálogo responsable y constructivo, pero también esperamos actitudes de necesaria corresponsabilidad, porque responsables somos todos. Esperamos oír compromisos serios que se lleven a la práctica en relación los temas programáticos que hemos mencionado.

Ha llegado el momento de adquirir compromisos concretos y en esto nos vamos a centrar a través de nuestra actividad parlamentaria. Ezker Abertzalea se mantiene en la línea hasta ahora planteada de luchar por la paz y la democracia. Nos reafirmamos con más empeño, más esfuerzos, más ilusión en ese compromiso adoptado hasta ahora. Seremos consecuentes con la confianza que 150.000 ciudadanos depositaron en nuestra candidatura. No va a ser nuestra misión hacer frente a los enemigos de la paz y la democracia sino facilitar caminos, sumar con hechos a favor de la distensión y no crear más crispación. Esto ya lo hacen otros, que son los que tienen vértigo y pánico a la superación de la actual situación.

Súplicas, López y la 'Buena Voluntad' de ETA

Por Sin Pancarta - 26 de Septiembre, 2005, 4:59, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Rajoy ha afirmado lo que ya comentamos aquí: que el gobierno parece suplicar una tregua a los terroristas. López, también conocido como ‘Patxi Nadie’ ahora afirma no haber hablado de la buena voluntad de ETA… No hay nada nuevo bajo el sol…

LOS TITULARES

El Mundo: Rajoy arremete contra el Gobierno porque “está implorando una tregua a ETA”/ La “buena voluntad”, la del Gobierno y PNV/ Pumpido cree “próximo” el fin de ETA y elogia la acción judicial.

El País: Rajoy acusa al Gobierno de “implorar una tregua a ETA”/ Un miembro de EHAK sale de prisión tras abonar la fianza.

ABC: Conde-Pompidu secunda al Gobierno al afirmar que el fin de ETA “está próximo”/ Gadafi en España por voluntad propia/ La banda no mató en 2004 “porque no pudo” según la Memoria de la Fiscalía.

La Razón: Conde-Pumpido augura un final “próximo” de ETA por la presión policial/ Rajoy da por muerto el pacto anti-ETA tras la última negativa de Zapatero a convocarlo/ El Gobierno vasco pide “paciencia y discreción” para conseguir una tregua de ETA.

La Vanguardia: El Fiscal General del Estado ve cerca el final de ETA tras 27 meses sin víctimas mortales.

El Periódico: El Fiscal del Estado cree que el final de ETA está “próximo”.

Avui: El fiscal del Estado sostiene que ahora el fin de ETA está más cerca

LA INFORMACION

Mariano Rajoy afirmó ayer que "el Gobierno ha apostado por la negociación con ETA" y "da la sensación de que está implorando una tregua". A su juicio, hasta ahora no es ETA sino el Ejecutivo el que está haciendo "cesiones" unilaterales encaminas a un acercamiento. Rajoy sostuvo que "no tiene sentido decir que se ve buena voluntad en ETA tal como hizo Patxi López", pues la banda terrorista "ya ha declarado otras treguas y siempre lo hace cuando conviene a sus intereses".

Precisamente, el PSE-EE desmintió ayer que su secretario, Patxi López, se hubiese referido a ETA cuando afirmó que veía "buena voluntad" entre las "partes" en liza, ya que, según el departamento de prensa de los socialistas vascos, se refería a los gobiernos vasco y central, al PNV y al PSOE. El portavoz socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó de "dislate" que los populares critiquen a López "por algo que no ha dicho". Con anterioridad, el portavoz popular en la Cámara Baja, Eduardo Zaplana, consideró "aberrante" que se diga que "una banda asesina da muestras de buena voluntad". Sin duda la culpa como siempre es del mensajero.

ARTICULOS DE OPINION

El precio de la tregua”, Isabel San Sebastián. EL MUNDO. Asegura que la coincidencia en el tiempo de la negociación del Estatuto catalán y del mal llamado “proceso de paz” responde a la reunión de Perpiñán en la que ETA cedió a Carod el papel estelar en el empeño común de demoler la Constitución y con ella a España. La displicencia con la que el presidente del Gobierno se ha declarado dispuesto a equiparar los términos “nación” y “nacionalidad” en un mensaje inequívoco destinado a los encapuchados. La campaña desatada contra la AVT y su presidente pretende silencia la voz que con más fuerza denuncia la pretensión de hacer tabla rasa de los crímenes etarras y sacar a la calle a terroristas que chorrean sangre.

“El impuesto”, David Gistau. EL MUNDO. Subraya que “Si, perdida la fortaleza, cedemos para que no haya muertos, es que estamos pagando el impuesto revolucionario; es que nos rendimos a una amenaza”.

“¿Una justicia vasca?”, Iñaki Ezquerra. LA RAZÓN. Apunta que negociar con ETA equivaldría a una traición no sólo a los muertos sino también a los vivos y esa traición no sólo abarca a la negociación con la banda terrorista sino con el PNV. Critica la demanda nacionalista y socialista de una “Justicia independiente”, que supondría una huida sin precedentes de docenas de miles de ciudadanos. La diáspora que gracias a ETA se ha ido acrecentando a lo largo de tres décadas hasta engrosar una cifra que rebasa los 200.000 exiliados podría ser superada en el mismo instante en que la ciudadanía que no es nacionalista se percatara de que había abierto la veda judicial contra ella. Una “Justicia independiente en Euskadi” llevaría implícita la inculpación procesal y progresiva de toda la oposición al nacionalismo y la rendición incondicional del constitucionalismo hoy resistente.

Conde Pumpido y el Final del Terrorismo

Por Narrador - 26 de Septiembre, 2005, 4:54, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Como era previsible Conde-Pumpido llena los periódicos del día tras su discurso que pudieron leer ayer en estas páginas.

LOS TITULARES

El País: El Fiscal General aventura un próximo final de ETA en la apertura del año judicial/ La evolución de la criminalidad rompe la tendencia alcista

El Mundo: Hernando reivindica el “papel crucial” del Supremo en la reforma judicial que prepara el Gobierno/ Pumpido asegura que el juicio del 11-M se hará en un plazo razonable.

ABC: Hernando defiende el papel del Supremo como “único intérprete” del ordenamiento jurídico/ Ligero descenso del número de delitos, por segundo año consecutivo.

La Razón: Hernando: El “reparto de funciones” no puede afectar a la supremacía del Supremo/ Baja la criminalidad pero se disparan los delitos cometidos por menores.

LA INFORMACION

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, se mostró ayer "esperanzado" ante un "próximo final" ETA como consecuencia del debilitamiento de la banda terrorista gracias a la acción "legislativa, policial y judicial". Durante su discurso en la ceremonia de apertura del curso judicial (que les hemos ofrecido íntegro) Conde-Pumpido resaltó que "en el momento actual se alcanzan 27 meses sin atentado mortal alguno", aunque indicó que sí se han perpetrado atentados "menores", además de actos de terrorismo callejero. No obstante, el fiscal del Estado señaló, según refleja LA VANGUARDIA, que "no bajará la guardia" ante la banda pese a las actuales expectativas.

En su discurso, Conde-Pumpido destacó que el combate contra el terrorismo islamista, sobre todo tras el 11-M, "no ha obstaculizado el extraordinario nivel de eficacia policial y judicial frente al terrorismo de ETA".

ABC considera que con sus manifestaciones "el fiscal general avala la tesis del Gobierno", mientras que LA RAZON señala que Conde-Pumpido "también se apunta" al "próximo final" de ETA.

Los diarios resaltan que el Rey eludió pronunciarse sobre las informaciones periodísticas respecto a una hipotética tregua de ETA, recordó que este asunto es responsabilidad del Gobierno y concluyó: "Lo que sea por el bien de España".

Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, declaró ayer, en los pasillos del Congreso, que comparte con el fiscal general del Estado una "lectura positiva" del "horizonte irrenunciable" que supone el final del terrorismo. Asimismo, el ministro expresó el "respeto" del Ejecutivo por las decisiones de los jueces, después de que la Audiencia Nacional haya dejado en libertad sin medidas cautelares al secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga.

LOS EDITORIALES

“Eficacia antiterrorista”, EL PAÍS. Es muy probable que la ausencia de atentados mortales sea un efecto derivado de la presión de Batasuna, cuya aspiración de ser relegalizada depende de su capacidad para convencer a ETA de que se retire. Se trata de un efecto no previsto por la Ley de Partidos, derivación a su vez del Pacto Antiterrorista. El reconocimiento que hizo ayer Conde-Pumpido ala eficacia policial y judicial, implica un reconocimiento de la política antiterrorista iniciada por el PP y secundada por el PSOE. Asegura que por ello está fuera de lugar la contraposición por parte del PP entre derrota de ETA y abandono de la violencia por parte de la banda: si hoy es posible acercar el fin de ETA desde la política es porque iniciativas legislativas como la Ley de Partidos, unidas a la eficacia policial, han llevado al mundo etarra a plantearse la posibilidad de renunciar a la estrategia político-militar y pasar a defender sus ideas pacíficamente. Señala que tampoco tiene sentido la pretensión de los partidos nacionalistas de aliviar la presión sobre Batasuna derogando la Ley de Partidos y haciendo concesiones en política penitenciaria.

“¿Actúa la Fiscalía en defensa de la Ley o en busca de la tregua?”, EL MUNDO. El diario afirma que Zapatero tiene derecho a intentar la exploración de todos los caminos legales que lleven al fin del terrorismo etarra, pero bajo ninguna circunstancia uno de esos caminos puede ser el de distorsionar las reglas del Estado de Derecho para favorecer un clima que plazca a ETA, con guiños procesales de la Fiscalía destinados a estimular unos contactos desconocidos incluso por el principal partido de la oposición. Las expectativas de tregua han aumentado, el problema es que para llegar hasta aquí hay demasiados indicios de que Conde-Pumpido se ha estado prestando a utilizar la Fiscalía como instrumento, adecuando la interpretación de la legalidad en función de lo que en cada momento podía favorecer el proceso.

“El fiscal allana el camino”, ABC. Indica que el año judicial comienza con la Justicia como víctima de una tensión entre el deber de aplicar las leyes y perseguir a los delincuentes, por un lado, y el interés del Gobierno por moverse libremente, sin la presión jurisdiccional, en un escenario en el que pueda manejarse con formaciones políticas que están disueltas por ser parte de ETA y con personas que están procesadas o imputadas por pertenencia a esta organización terrorista.

“Los jueces y la negociación”, LA RAZÓN. Ante la hipotética tregua de ETA, denuncia que desde el Gobierno se apoye abiertamente la tesis de que la Justicia debe estar sometida a las “circunstancias históricas”, frase de viejos resabios dictatoriales con la cual se justificaba el sometimiento de los jueces al poder político. El PSOE ya quiso enterrar hace años a Montesquieu y se diría que quiere volver a intentarlo para allanar el camino de su negociación con ETA. Es de sobra elocuente el entusiasmo con el que el que Gara ha recogido y comentado esa tesis de la Justicia y los jueces supeditados a la coyuntura histórica.

“No hay que bajar la guardia”, LA VANGUARDIA. "Los jueces no pueden estar al albur de eventuales negociaciones políticas, sino que deben cumplir y hacer cumplir la ley". Los 32 atentados perpetrados por ETA el año pasado causaron 27 heridos, por lo que no permiten bajar la guardia.

“Innecesaria polémica”, EL CORREO. La constatación irrefutable de Conde Pumpido "añade unas innecesarias gotas de polémica al dañino debate sobre una posible negociación entre la banda terrorista y el Gobierno".

El Entramado Etarra Sigue Anclado en la 'Alternativa KAS'

Por Narrador - 26 de Septiembre, 2005, 4:45, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Y mientras ocurre todo esto los etarras hablan muy clarito… Se les entiende todo. Los terroristas siguen en la ‘Alternativa KAS’, no se han movido un milímetro de sus posiciones. Es la Autodeterminación en las condiciones que ellos digan.

GARA

Miércoles, 14 de septiembre de 2005

ELA: «NO SE DAN LAS CONDICIONES PARA QUE SE RECONOZCA EL DERECHO A DECIDIR»

ELA ha elaborado un documento en el que rebaja las expectativas creadas por el nuevo momento político abierto en Euskal Herria y niega, entre otras cosas, que una eventual mesa de partidos pueda alcanzar acuerdos que superen el actual marco. «No se dan las condiciones para que se reconozca el derecho de autodeterminación», entiende ELA, que plantea como alternativa una acumulación de fuerzas soberanistas siguiendo el esquema de Lizarra-Garazi.

BILBO - El Comité Nacional de ELA presentó ayer un documento donde afirma que «no se dan las condiciones, ni de madurez democrática del Estado, ni de acumulación de fuerza soberanista, para que el derecho de autodeterminación sea reconocido». Con esta reflexión, y bajo el título «Preparar la confrontación democrática para ganar la soberanía», el sindicato muestra un notable escepticismo sobre el actual momento político que se vive en Euskal Herria y un buen número de dudas sobre los ejes del proceso de resolución del conflicto.

El secretario general y el secretario general adjunto, José Elorrieta y Germán Kortabarria, respectivamente, se encargaron de presentar el texto, que resalta las limitaciones que tendría una mesa de partidos a la hora de alcanzar acuerdos que permitan superar el actual marco jurídico-político: «Cabe dudar de su virtualidad para tratar asuntos como el derecho de decisión o la territorialidad».

La razón de tal afirmación la sitúa en «la falta de voluntad y necesidad del Estado [español] de abordar un debate que tenga como horizonte un nuevo modelo territorial y el respeto a la palabra de Euskal Herria».

«No decimos que una mesa de partidos no pueda realizar aportaciones. Al contrario, será fundamental de cara al proceso político. Pero las expectativas que ha generado son excesivas, ya que se basa en el consenso entre las partes y eso implica derecho de veto, también para el PSOE, que no tiene recorrido para plantear un debate sobre soberanía», explicó el secretario general de la central.

Además, el documento elaborado por el Comité Nacional de ELA recuerda que, en una mesa de partidos, «el papel de las organizaciones sindicales se limitaría básicamente a dar cobertura y legitimación a lo que fueran acordando los partidos políticos».

Retomar desde el 1 de febrero

En este contexto, ELA considera imprescindible que «las fuerzas autodeterministas» alcancen un «acuerdo de mínimos» en cuanto a objetivos, ritmos y procedimientos que permitan avanzar en términos de soberanía.

«Debemos ser capaces de retomar el conflicto en el punto en que lo situó el rechazo por las Cortes españolas de la Propuesta de Nuevo Estatuto y acordar una estrategia compartida para la celebración de la consulta», añade el texto.

Por ello, Elorrieta consideró equivocada la apuesta del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe de aparcar ese plan y censuró lo que entiende como un intento de reforma estatutaria a través de la demanda de transferencias pendientes. «No hay que olvidar que ahora nos encontramos en otro momento político», dice el texto.

El documento incide, al hilo de ello, en que un modelo estatutario «otorgado y tutelado por el Estado» no recoge los procedimientos necesarios para pasar a un modelo soberanista. «La consulta no permitiría resolver el conflicto, pero sí expresar un momento de ruptura democrática que ponga las bases del proceso en un nivel de legitimación social distinto al actual», afirma. En este contexto, «la única posibilidad de abrir un proceso soberanista es la acumulación social a favor del derecho de autodeterminación», asegura ELA.

Entre numerosas referencias a Lizarra, el texto separa el proceso soberanista ­«que no precisa del consenso de las fuerzas estatalistas»­ del proceso «estrictamente de paz», cuyos polos serían ETA y el Gobierno español. «Damos mucha importancia a una eventual negociación, porque el final de ETA es condición sine qua non para articular una suma soberanista desde el punto de vista civil y democrático», señaló Elorrieta.

Para el PSOE ETA Muestra Buena Voluntad

Por Sin Pancarta - 23 de Septiembre, 2005, 17:35, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Dantesco espectáculo. El partido del gobierno suplicando una negociación con una banda terrorista que se cada vez se siente más fuerte y sube sus exigencias. Y lo peor es que hace año y medio estaban escondidos en sus ‘catacumbas’. Ahora hasta al justicia debe estar al servicio de la ‘negociación’. Parece ser que lo de ‘todos los españoles son iguales ante la ley’ ya no rige entre nosotros.

LOS TITULARES

El Mundo: El líder del PSE ve “buena voluntad” en ETA y el Gobierno para dialogar sobre el proceso de paz/ El juez deja en libertad provisional al líder de LAB tras interrogarle por pertenencia a ETA.

El País: El juez deja libre al líder de LAB pese a su vínculo con las listas “limpias” de Batasuna/ PSOE y PP coinciden en rechazar cualquier diálogo con ETA si no deja antes las armas.

ABC: El juez deja libre a Díez-Usabiaga, un hombre clave de la negociación/ Sectores del Gobierno recelan también de la oportunidad del cerco judicial a Batasuna.

La Razón: El PP ve “muy grave” que se negocie con ETA porque así “se debilita al Estado”.

La Vanguardia: El juez acusa de pertenecer a ETA al líder del sindicato LAB.

LA INFORMACION

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, mostró su convencimiento de que "hay buena voluntad entre las partes" para abordar un diálogo que lleve a la desaparición del terrorismo.

Desde el PNV, Margarita Uria abogó por exigir a ETA que "de una vez" anuncie el fin de la violencia.

PSOE y PP coincidieron ayer en rechazar cualquier diálogo con la banda terrorista ETA si no deja antes las armas. Así las cosas, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, recalcó ayer que él no es "conocedor" de ningún contacto entre el Gobierno y ETA, si bien insistió en que los ciudadanos no esperan una tregua "sino el abandono definitivo de las armas". Blanco, que reiteró que en la lucha contra el terrorismo no caben especulaciones, aseguró": "ETA tiene que dejar de matar y extorsionar. Mientras eso no suceda, no tenemos nada que decir". Eso dicen, nosotros creemos otra cosa.

El líder del PP, Mariano Rajoy, sostuvo que ETA sólo hará una tregua "si le conviene y con el único objetivo de conseguir sus fines", por lo que tildó de "muy grave" que se estuviera produciendo una negociación con la banda terrorista. "No hay más negociación con ETA que el abandono definitivo de la violencia por su parte y su desaparición", dijo. En su opinión, hasta que eso no se produzca "hay que seguir aplicando contra la banda los instrumentos del Estado de derecho y los principios del Pacto Antiterrorista".

En otro orden de cosas, ABC informa que sectores del Gobierno y del PSOE han mostrado su preocupación por las actuaciones del magistrado Fernando Grande-Marlaska ya que, en su opinión, ponen en peligro las perspectivas de un proceso de negociación con ETA.

En el apartado judicial el juez Fernando Grande-Marlaska ha dejado en libertad provisional al secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, tras interrogarle en calidad de imputado por su presunta vinculación con el proyecto de formar listas limpias con las que Batasuna pudiera presentarse a las elecciones. El auto de juez sostiene que Usabiaga mantuvo conversaciones en las que se hace referencia a la necesidad de presentar "una alternativa a la ilegalización, incluso se llega a hablar de listas blancas y sucias". Sin embargo, según el juez, estas conversaciones "no son suficientemente explícitas" y en el momento actual "no se puede concretar la participación probable y real de Díez Usabiaga, esto último quizá por ser consciente de que su teléfono podría encontrarse intervenido". ABC insiste en que el juez ha dejado en libertad al "hombre clave" para negociar con ETA.

Por otro lado, Grande-Marlaska comunicó ayer a Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del grupo de comunicación de EHAK, que saldrá de prisión en cuanto pague la fianza de 100.000 euros.

En otro orden de cosas, el etarra Gadafi será trasladado hoy a España para cumplir tanto el resto de su condena en Frnacia como las que tiene pendientes en nuestro país.

LOS EDITORIALES

“López destaca la voluntad de ‘las partes’”, El Mundo. Opina que “Tendría que explicar el líder del PSE cómo, si no existen contactos entre su partido y el entorno de ETA, puede deducir esa disposición favorable. Con todo, lo más sorprendente es que Patxi López convierta en “partes” equiparables al Gobierno y ETA, confirmando así los peores temores del sector más constitucionalista de su partido, el encabezado por Nicolás Redondo Terreros o Rosa Díez”.

“Especulando sobre ETA”, ABC. Afirma que “El Acuerdos por las Libertades y contra el Terrorismo ya no está vigente, como quería ETA, y ha sido suplantado por una actitud indeterminada del Gobierno, que no ofrece seguridad ni certidumbres acerca de cómo va a encarar el Estado el fin de la violencia terrorista. (...) El incremento de especulaciones sobre ETA, favorecidas por el Gobierno y el PSOE, ofrece en bandeja a los terroristas otros beneficios largamente buscados, como la derogación de la Ley de Partidos, la definitiva pérdida de autoridad del Supremo y, lo que es más grave el aislamiento político de la Audiencia Nacional. Es verdaderamente preocupante la falta de apoyo por parte del Gobierno a las investigaciones del juez Grande – Marlaska, señalado con el dedo por el entramado Batasuno, cuyo aparato le sitúa como obstáculo al “proceso de paz”, mensaje que no desdeñan algunos socialistas”.

“ETA hace esperar al Gobierno”, LA RAZÓN. Señala que no vale el anuncio de tregua, que tanto espera Zapatero, para justificar una negociación con ETA. EL Gobierno debe trasmitirle a la banda que no basta la tregua y que es imprescindible la entrega de las armas y su disolución. De lo contrario los únicos beneficiarios serán los partidos del terror y la gran derrotada será la democracia que la sociedad española ha ido levantando sobre la igualdad y la ley. El Gobierno socialista ha cometido ya varios errores, entre ellos arrinconar los pactos con el PP, y es de temer que los siga cometiendo si cae en la tentación de bajar la presión policial y judicial. ETA nunca renunciará a todo aquello por lo que ha asesinado a casi mil personas.

“Espejismo de pacificación” LA GACETA. En año y medio ETA tiene representación política, confía en abrir líneas de financiación, reconstruye el terrorismo callejero y puede ofrecer a sus presos esperanzas de reagrupamiento. "El espejismo de la pacificación junto con la presión sobre el acuerdo constitucional puede propiciar que las metas no logradas con crímenes lleguen para la banda con un coste mínimo".

ARTICULOS DE OPINION

“”Fractura de lealtades”, Edurne Uriarte. ABC. La pugna de las autonomías con el Gobierno central y entre ellas que ha vuelto a estallar con motivo de la financiación sanitaria es lamentable, pero puede encauzarse. Afirma que los acuerdos son negociables porque los partidos nacionales que gestionan las Autonomías conocen la prioridad final de su responsabilidad.

“Una ‘extratégia’ para Euskadi”, Carmen Martínez Castro. ABC. Critica la forma en la que el Gobierno está gestionando el proceso de pacificación en el País Vasco.

“Contactos: sí a todo”, Tomás Cuesta. LA RAZÓN. Afirma que pactar con ETA, sin imponer una rendición en toda regla, es más grave que un crimen, es un inmenso error. El Gobierno se escudará en que no hay negociación sino contactos y dirá que las palmaditas en la espalda de Ibarretxe y la reducción de penas, sólo son meras coincidencias.

“Mover el árbol a ZP”, Antonio Martín Beaumont. LA RAZÓN. Cree que el Gobierno está sufriendo mucho desgaste después de primer año de mandato y que sus electores están disgustados con la política que realiza Zapatero, mientras que el electorado del PP no ha variado.

Los Mismos Hechos desde 'el Otro Lado'

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2005, 17:27, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Es de todo punto esclarecedor. Si queremos conocer qué está sucediendo en este tema sólo hay que leer GARA. El entorno etarra exige, el gobierno cede, el PSOE suplica… De Vergüenza.

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

LAB EXIGE A ZAPATERO QUE EXPLIQUE EL PAPEL DE LA AN

MADRID - La vicesecretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, emplazó ante el tribunal especial al presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, a que explique si la Audiencia Nacional «va a ser el actor principal de las decisiones que va a tomar respecto a Euskal Herria». «¿Cuál va a ser el protagonismo que Zapatero le va a dar a esta Audiencia en la política que va a desarrollar hacia Euskal Herria?», preguntó.

En declaraciones efectuadas antes de conocerse la decisión final del juez, Etxaide denunció que el sindicato abertzale tenga que dar explicaciones acerca de su actividad política y sindical, y manifestó que «estas actuaciones se enmarcan dentro de las estrategias de criminalización de la izquierda abertzale».

«Son estrategias del pasado que además han fracasado», apuntó, y agregó que «no es demasiado compatible hacer declaraciones y discursos sobre avanzar hacia la paz mientras se está gestionando una estrategia del pasado».

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

LÓPEZ ESPERA QUE NO OBSTACULICE

GASTEIZ - El secretario general del PSE, Patxi López, manifestó ayer que confía que la actuación del juez Fernando Grande-Marlaska contra el secretario general de LAB «no sea una china» para la apertura de un proceso de paz, aunque defendió la «independencia» del Poder Judicial en sus actuaciones. «Espero que todo el mundo entienda que eso es así, y que la Justicia tiene una obligación que cumplir», añadió.

El mandatario del PSE deseó que «nada interfiera realmente en un proceso, si es en serio, de pacificación», y pidió que «todo el mundo entienda que la Justicia actúa de forma independiente».

Por otra parte, el diario “El País” citaba ayer a fuentes del PSE asegurando que en esta formación existe «preocupación» por la imputación de Rafa Díez, cuya figura tildan de «muy importante» por «su reconocida trayectoria» como diri- gente de LAB, pero también «por su apuesta, desde hace años, por buscar una salida a la violencia en Euskadi».

La información, que estaba firmada por quien habitualmente traslada la opinión de La Moncloa sobre estas cuestiones, apuntaba, citando siempre a fuentes del partido que dirige Patxi López, que «Rafa Díez Usabiaga tiene una gran audiencia en la izquierda abertzale, donde todos saben que tiene mucho que ver con el intento de distensión que se debate en ese mundo».

«Todo lo que pase con él tendrá trascendencia», señalaba la información publicada antes de llevarse a cabo la citación.

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

LÓPEZ VE «MUY BUENA VOLUNTAD DE TODAS LAS PARTES» PARA AVANZAR HACIA LA PAZ

El Gobierno español dejó claro ayer que no piensa valorar las «especulaciones» periodísticas de los últimos días acerca de supuestos avances hacia un proceso de paz. El secretario general del PSE, Patxi López, situó la cuestión indicando que «hay muy buena voluntad por todas las partes», y apostó por buscar «una hoja de ruta pactada».

BILBO - Medios como ‘‘ABC’’ o ‘‘El Mundo’’ han especulado en los últimos días con la posibilidad de que en las próximas semanas se den pasos adelante hacia la apertura de un proceso de paz. ‘‘El Mundo’’, en concreto, provocó ayer cierta polvareda política y mediática con su titular de primera página «ETA ultima con el Gobierno una tregua que se anunciará en los próximos tres meses». Mientras tanto, ‘‘El País’’ apuntaba, citando fuentes gubernamentales, que no hay cambio alguno y que «el Gobierno emplaza a Batasuna para que presione a ETA para que deje las armas».

Preguntado al respecto en una entrevista en ETB, el secretario general del PSE, Patxi López, reclamó que «no se hagan elucubraciones sobre posibles treguas» y se trabaje «sobre hechos». Entre ellos citó «los 27 meses sin asesinatos y algunas declaraciones del mundo de la izquierda abertzale que suponen pasos adelante, pero falta el paso definitivo, que es el abandono de las armas».

López añadió incluso que «hay muy buena voluntad por todas las partes» para un diálogo que pueda servir para avanzar hacia la paz, y destacó positivamente tanto la reunión celebrada la pasada semana entre Juan José Ibarretxe y José Luis Rodríguez Zapatero como la iniciativa del lehendakari de abrir una ronda con todos los partidos políticos, en la que sí estará Batasuna, pero no el PP.

En este contexto, López sostuvo que «puede ser posible» alcanzar un acuerdo, pero advirtió al mismo tiempo de que «los momentos históricos los carga el diablo».

Chivite: «Seremos flexibles»

En la citada entrevista, el mandatario del PSE no sólo citó los aspectos positivos que observa, sino que esbozó también el camino que queda por recorrer. Indicó textualmente que hace falta ahora «mucha cocina y deshacer desconfianzas» y que habría que alcanzar, en última instancia, «una hoja de ruta pactada».

Ese mismo término fue utilizado por su homólogo en Nafarroa, Carlos Chivite, en Iruñea, donde analizó el curso político recién iniciado. Habló de lograr «una hoja de ruta para la paz» actuando «con serenidad».

«Llegará el momento, y ahí seremos los más flexibles y los más dialogantes, pero todavía no se ha dado la primera de las condiciones, que es el abandono de las armas y la disolución de ETA», afirmó el secretario general del PSN.

El emplazamiento a ETA para que ponga fin a la lucha armada y a Batasuna para que intervenga en esta línea son las claves de la posición del Ejecutivo del PSOE, según diversas voces.

Así, ante lo publicado en la prensa madrileña en los últimos días, fuentes gubernamentales señalaron a Europa Press que el Gabinete de Zapatero «mantiene la ineludible exigencia de abandono de las armas». Matizaron que «el Gobierno nunca se regirá por especulaciones, sino por hechos, en todo aquello que se refiera a la lucha contra el terrorismo, por lo que no entra a valorar ninguna información periodística».

El secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, Alfonso Perales, añadió que «lo único que sé es que estamos esperanzados en recibir un comunicado de ETA en el que anuncie que desiste del terrorismo y de la lucha armada. Eso es lo que esperamos; cuanto antes, mejor», subrayó en declaraciones a Tele5.

Ciñéndose estrictamente al criterio marcado por el Ejecutivo español, defendió además que «el entorno de ETA haga una condena expresa del terrorismo y la lucha armada».

Sin «campaña de verano»

«Estas son las dos noticias que esperamos, y todas las demás filtraciones, tengan la intención que tengan y procedan de donde procedan, a nosotros no nos van a hacer cambiar nuestra posición. Lo único que esperamos es que la presión política, policial, judicial y la de los poderes del Estado hagan que ETA desista de la lucha armada y el terrorismo para actuar en la vida española y en la del País Vasco», añadió Perales.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, también eludió pronunciarse sobre las «especulaciones» relativas a una hipotética decisión de ETA y, en la línea de lo expresado ayer por otros dirigentes de su partido, aseguró que el PSOE, el Gobierno y los ciudadanos no esperan «una tregua, sino el abandono definitivo de las armas».

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Permanente de la Ejecutiva Federal y en respuesta a los periodistas, Blanco se limitó a señalar que «no voy a dar pábulo a las especulaciones» y dijo que «no soy conocedor de ningún tipo de contacto [del Gobierno con ETA], intermediación o diálogo, ni en nombre del PSOE tampoco he autorizado ningún contacto ni diálogo».

Insistió en que «en la lucha antiterrorista no caben especulaciones, y hay muchas», y recordó que antes del verano se habló de «una posible campaña de verano de ETA en la costa y no ha pasado nada». Añadió que tras esto resurgen especulaciones sobre la tregua «pero son eso, especulaciones», reiteró.

El secretario de Organización del PSOE incidió en que «ETA debe abandonar la violencia, dejar de matar y extorsionar, y mientras eso no suceda, no tenemos nada que decir».

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

PARA RAJOY, «SERÍA MUY GRAVE QUE SE ESTUVIERA NEGOCIANDO CON ETA»

MADRID - Durante la reunión que ayer mantuvo con la Junta Directiva Nacional del PP para marcar las estrategias de cara al futuro, Mariano Rajoy tachó de «muy grave» el que el Gobierno de Zapatero «estuviera negociando» con la banda armada. «Si el Estado quiere respetarse a sí mismo, no hay más negociación con ETA que el abandono definitivo de la violencia por parte de ETA y su desaparición», concluyó.

Añadió que ETA «sólo declara una tregua cuando le conviene y para lograr sus objetivos». El presidente del PP dijo no sentirse «sorprendido» por las noticias publicadas ayer en varios medios y opinó que hay «indicios» de que se están produciendo conversaciones.

En cualquier caso, reiteró que «sería muy grave» que el Ejecutivo estuviera negociando con ETA porque «no hay un Estado democrático que haga eso», y porque entiende que «supondría el debilitamiento del Estado y una gran irresponsabilidad».

Tras decir esto, reiteró que «ETA sólo hará una tregua si le conviene y con el único objetivo de conseguir sus fines. No nos engañemos».

El líder del PP aprovechó su intervención para defender, una vez más, la necesidad mantener en vigor el pacto suscrito con el PSOE y destacó que «la única vía válida, como se ha demostrado a lo largo de estosúltimos años, son los instrumentos que confieren las leyes, el Estado de Derecho y los principios del pacto antiterrorista».

UPN: «No nos sorprende»

Por su parte, el portavoz del Gobierno navarro y secretario general de UPN, Alberto Catalán, afirmó que el Ejecutivo de Sanz acoge «con cautela y prudencia» las informaciones relativas a una eventual decisión por parte de ETA. «No nos sorprende absolutamente nada», manifestó.

«ETA, Batasuna, el Gobierno de España y alguna formación política de la CAV mantienen negociaciones, diálogos o conversaciones, y en ellos se deben enmarcar todos los comportamientos que se van filtrando a los medios», declaró. Para Catalán, esas noticias tienen una intención clara y resultan graves en cuanto que cree que benefician «a una formación ilegal».

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

LLAMAZARES ENTIENDE QUE «HAY UNA TREGUA DE HECHO»

MADRID - El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, se sumó ayer a quienes advierten que hay «hechos reales» que se deben tener en cuenta para conseguir la puesta en marcha de un proceso de paz. Llamazares consideró incluso que por parte de ETA existe «una tregua de hecho» que se debe sumar, en su opinión, a la decisión de suspender sus acciones armadas contra electos tomada hace tres meses.

En una rueda de prensa ofrecida en la sede de IU de Madrid, Gaspar Llamazares dijo que «lo que hace falta ahora es que ETA declare el cese de la actividad armada, ya que en ese momento será posible algún tipo de diálogo». Sin embargo, en el momento actual considera además que «deben ser posibles algunos gestos de distensión que no se están produciendo». Citó, en concreto, la necesidad de que la izquierda abertzale deje de estar ilegalizada. Se dirigió en paralelo a este sector, al que pidió que «reduzca la presión sobre los cargos públicos».

DEIA

Martes, 13 de septiembre de 2005

UNA DECISIÓN CONTRADICTORIA 

Editorial

El juez de la Audiencia Nacional Grande-Marlaska dejó ayer en libertad sin medidas cautelares al secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, tras admitir la debilidad de los indicios que existen contra su persona y porque las supuestas pruebas que se presentaban en su contra (una presunta conversación telefónica con uno de los promotores de la plataforma Aukera Guztiak intervenida por la Policía) no han podido ser corroboradas por otros medios. Esa debilidad de los indicios no fue óbice, sin embargo, para que el juez citara a Díez Usabiaga en calidad de imputado en un delito de integración en ETA, ni de que ayer mantuviera dicha imputación lo que da una idea de la ligereza con la que los tribunales de este país pueden llegar a acusar a un ciudadano de un delito de tal gravedad. Para la segunda imputada, Elizabet Zubiaga, el juez también decretó su libertad aunque con obligación de presentarse en un Juzgado dos veces al mes. A Zubiaga se le acusa de mantener una conversación con un preso de ETA, informándole de la formación de ‘listas blancas’ para las elecciones, conversación que la imputada negó ayer ante Grande-Marlaska, quien no obstante apreció indicios racionales de criminalidad «harto explícitos», aunque rebajados al grado de colaboración y no de integración.

El juez Grande-Marlaska tomó pues una decisión cuando menos contradictoria, a pesar de los esfuerzos de la acusación particular representada por el abogado de la AVT, quien, por cierto, en ningún momento encontró el respaldo del fiscal. Que ocurra tres meses después de que el mismo juez exigiera una fianza de 400.000 euros a Arnaldo Otegi, acusado de integración en ETA, podría indicar que algo ha cambiado al menos en este caso, en los criterios que rigen en la Audiencia Nacional, y que incluso empiezan a caber matices en la aplicación automática de la Ley Antiterrorista, una ley heredada del anterior Gobierno, como tantos procesos abiertos a su amparo, y que hoy siguen vivos, siguiendo los criterios que estableció el juez Garzón y que eran tan del gusto de Mayor Oreja y otros abanderados de la política antiterrorista de visión estrictamente policial. Claro que también puede significar sencillamente que, cuando se trata de la aplicación de dicha ley, la arbitrariedad puede llegar a extremos como los de admitir la inconsistencia de la pruebas y mantener en cambio una imputación extremadamente grave en base a tan endebles argumentos.

GARA

Martes, 13 de septiembre de 2005

EL CUMPLIMIENTO DELA LEY Y SU CONTEXTO

Editorial

El juez Fernando Grande-Marlaska dejó ayer en libertad condicional sin ninguna medida cautelar al secretario general de LAB, Rafa Díez, mientras que Eli Zubiaga deberá comparecer quincenalmente. Pese a todo, ambos siguen imputados en la causa. La decisión del magistrado contrasta con la extrema gravedad de las fianzas impuestas el pasado miércoles a tres ciudadanos a los que imputaba igualmente su «pertenencia a banda armada» con la acusación de llevar a cabo labores comunicativas para EHAK, aunque mantiene la misma línea argumental de que toda la actividad política de la izquierda abertzale está dirigida a favorecer los planes de ETA o está directamente dirigida por ella.

No es sencillo conocer las razones del aparente cambio de actitud de Grande-Marlaska, pero sí cabe hacer un análisis del contexto en el que se produjo la declaración de ayer en la Audiencia Nacional. En primer lugar, es llamativo que la Fiscalía ­jerárquicamente dependiente en última instancia del Gobierno­ no solicitara, contrariamente a lo que hizo con Otegi o incluso la pasada semana con Petrikorena, Zinkunegi y Gálvez, ningún tipo de medida cautelar contra ninguno de los imputados. La «soledad» del juez en caso de haber dictado algún tipo de fianza u otra actuación aún peor hubiera quedado muy en evidencia. Junto a esto, tampoco cabe pasar por alto que, por primera vez en las últimas fechas, voces del PSOE se habían levantado públicamente para señalar a través del diario más próximo a La Moncloa y en un texto en el que se entremezclaban también opiniones de la Presidencia del Ejecutivo, que «el cumplimiento de la ley no puede abstraerse del contexto en que se aplica», explicando al tiempo que ni el contexto actual ni la «muy importante» figura de Rafa Díez eran los más adecuados para hacer ejercicios de intransigencia. El «aviso a navegantes» se cerraba con la declaración de que «los jueces son independientes, pero deben tener en cuenta estas circunstancias». No es descartable que estas cuestiones ­y quizá incluso mensajes más directos y reservados­ hayan pesado en la decisión del magistrado. Esto vendría a confirmar que, cuando quiere, el Gobierno dispone de los mecanismos para conjugar la independencia judicial con las necesidades de Estado.

Todo ello no obsta para reiterar que la izquierda abertzale sigue estando perseguida, espiada, criminalizada y amenazada. Una situación que es preciso superar ­y todavía sigue sin hacerse­ para que se pueda dar un proceso en igualdad de condiciones.

Según Varios Diarios Nacionales el Gobienro Negocia con ETA

Por Sin Pancarta - 21 de Septiembre, 2005, 3:23, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Varios Diarios Nacionales abren hoy con noticias vinculadas a la posible o eventual ‘negociación’ entre ETA y el Gobierno ZP. En circunstancias normales les ofreceríamos todo lo publicado pero al tratarse de ‘filtraciones’ y por lo tanto necesariamente interesadas, le damos una credibilidad relativa a estas informaciones. Ahí está el tema, ahí están las afirmaciones, veremos sin tardar demasiado qué sucede. Por el momento cautela y prudencia.

LOS TITULARES

El Mundo: El Gobierno y ETA ultiman una tregua que será anunciada en los próximos tres meses.

El País: El Gobierno emplaza a Batasuna a que presione a ETA para que deje las armas.

La Razón: Un intermediario del Gobierno con ETA transmite que sus gestiones han sido “fructíferas”.

LA INFORMACION

El MUNDO abre en portada con la supuesta tregua que ETA ultima con el Gobierno que habrían venido manteniendo contactos indirectos cuyo objetivo es que la banda terrorista declare una tregua que, según han acordado ambas partes, se anunciará en los próximos tres meses. Fuentes de los servicios de inteligencia consultadas por el periódico precisan que "están en fase de negociación de una tregua", pero al mismo tiempo reconocen que, a menos que la banda, inesperadamente, dé marcha atrás, la fecha está prácticamente fijada.

Los contactos, según las fuentes citadas, fructificaron el pasado mes de agosto, cuando la banda terrorista se mostró dispuesta a adoptar una decisión que puede dar un impulso al resto de los pasos del proceso de paz, que debería culminar con el fin de su actividad armada. Las partes involucradas están convencidas de que la tregua constituiría la demostración de que la situación está teniendo un desarrollo favorable a pesar de los muchos "inconvenientes" -incluidos los atentados sin víctimas- que han ido surgiendo desde que ETA avalara hace meses la propuesta de Anoeta y tras la respuesta positiva emitida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la carta remitida por el dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi.

En las conversaciones mantenidas entre ambas partes, los representantes de ETA han expuesto las contraprestaciones que esperan conseguir a cambio de la declaración de tregua. Según las fuentes de EL MUNDO, los enviados gubernamentales mostraron a sus interlocutores su disposición a encontrar una solución a, entre otros asuntos, la situación de los 800 presos de la banda terrorista, aunque dejaron claro que no pensaban pagar precio político alguno.

Por su parte, según informa LA RAZÓN, un intermediario del Gobierno se ha encargado durante el mes de agosto de la "fase previa" de una futura negociación con ETA, para cuyo inicio sería imprescindible que la banda terrorista declarara una tregua. Fuentes antiterroristas califican de "fructífera" la labor desarrollada por este intermediario que, según explican, ha transmitido a sus interlocutores la idea de que el Gobierno estima que ya ha realizado demasiados gestos, como la supresión, de facto, de la ilegalización de Batasuna y el permitir la presentación de una candidatura de la izquierda abertzale a las elecciones vascas, además de la aprobación por el Congreso de una moción que autoriza el diálogo.

Por todo ello, en medios gubernamentales estiman que ahora le toca mover ficha a ETA e, incluso, esperaban que la banda anunciara una tregua temporal durante el pasado mes de agosto. Según LA RAZÓN, el optimismo era tan patente que se llegó a decir que sólo restaba definir el sitio en el que tendrían lugar los contactos.

Desde el diario de PRISA se insiste en que el Gobierno de Zapatero reclama a Batasuna que presione a ETA para que declare el abandono definitivo de las armas. Según informa EL PAÍS, el Ejecutivo estima que, tras la aprobación en el Congreso en mayo de una moción para una salida dialogada del terrorismo de ETA, la "pelota" está en el tejado de Batasuna. "Hemos llegado al límite de nuestras posibilidades de actuación. Batasuna tiene que presionar a ETA para que declare el cese definitivo de las armas. Mientras ETA esté en silencio, no se puede abrir un proceso de paz", señalan fuentes gubernamentales.

La exigencia del Gobierno coincide con el inicio de un debate asambleario en Batasuna sobre su futuro, tras la propuesta realizada en noviembre en el velódromo de Anoeta por la coalición abertzale para sacar "el conflicto de la calle" y llevarlo a una mesa de negociación. EL PAÍS subraya que el arranque de este debate coincide, a su vez, con la comparecencia hoy en la Audiencia Nacional del secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, imputado por presunta pertenencia a ETA.

La imputación de Usabiaga ha sido criticada por la mayoría de las organizaciones políticas y sindicales nacionalistas del País Vasco, por considerar que se trata de un hombre clave en la izquierda abertzale y por estimar que eventuales acciones judiciales en su contra obstaculizarían las expectativas abiertas con el silencio armado de ETA. Fuentes próximas a Batasuna subrayan que Usabiaga es "muy importante" por su "reconocida trayectoria" como líder de LAB, la única estructura histórica del mundo abertzale que no ha sido ilegalizada, así como "por su apuesta, desde hace años, por buscar una salida a la violencia en Euskadi".

Desde otra perspectiva de la cuestión la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, afirmó ayer que los procesamientos abiertos por la Audiencia Nacional contra Díez Usabiaga y varios miembros de EHAK son un obstáculo para "seguir avanzando" en el "proceso de normalización y pacificación". Según informa ABC, Azkarate recordó que EHAK es un partido legal con representación en el Parlamento vasco y LAB un sindicato con amplia implantación en todo Euskadi, por lo que "tienen todo nuestro respeto", afirmó. En su opinión, la justicia debería "conjugar" sus actuaciones e indagaciones "con no generar demasiadas alarmas y crispaciones".

Díez Usabiaga participó ayer junto al dirigente de Batasuna Juan Joxe Petrikorena, también imputado en la investigación judicial abierta contra EHA, en la manifestación convocada en San Sebastián por el Movimiento pro Amnistía bajo el lema "Estatus político. Solución ahora. Amnistía y libertad". Al término de la manifestación, que fue secundada por varios cientos de personas, un portavoz de la organización convocante pidió que los reclusos de la banda no sean utilizados como "moneda de cambio en el proceso de paz".

LOS EDITORIALES

“En manos de la Justicia”, EL CORREO. Las demandas de quienes ayer se manifestaron en San Sebastián en pos del reconocimiento de un "estatus político" para los presos etarras o la reciente invitación del dirigente de Batasuna Pernando Barrena para que el Gobierno abra un diálogo con ETA "sobre presos, víctimas y desmilitarización", demuestran que el llamado MLNV persiste en negar la existencia de un sistema constitucional legitimado y sólido como coartada última para justificar su existencia. El Gobierno vasco haría bien en demandar la transferencia de prisiones como una previsión estatutaria y no como un recurso para conciliarse con las exigencias de la izquierda abertzale en materia de presos.

Panorama Vasco

Por Narrador - 20 de Septiembre, 2005, 17:23, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Abandonas hoy la intensidad del seguimiento informativo sobre el País Vasco comentándoles lo más destacado: El PNV exigirá inversiones en Euskadi para apoyar los Presupuestos del Estado, Llamazares en una entrevista concedida a EL CORREO fija su posición respecto a la política Vasca: "La alternativa al tripartito vasco es un pacto de nacionalistas, PSE y EB" y, finalmente, la opinión de Florencio Domínguez Respecto a la polémica y denostada homilía del Obispo de San Sebastián.

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL PNV EXIGIRÁ INVERSIONES EN EUSKADI PARA APOYAR LOS PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Imaz espera a que se materialice en los próximos días el acuerdo sobre el Cupo para negociar «con buena voluntad» las cuentas generales EA cree que los «méritos» del PSOE en financiación son «una obligación»

BILBAO - El PNV continúa inmerso en un intenso proceso de negociaciones de índole política y económica. Una vez «zanjado el litigio» sobre el Cupo entre los gobiernos central y vasco -según refrendó ayer la portavoz del Ejecutivo autónomo, Miren Azkarate-, y a la espera de la inminente reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico que plasme sobre el papel este acuerdo, el siguiente capítulo de su agenda serán los Presupuestos Generales del Estado.

A ellos se refirió ayer el presidente del EBB, Josu Jon Imaz, quien explicó que su partido respaldará las cuentas públicas en función de las inversiones que éstas establezcan para Euskadi. Nada dijo, sin embargo, sobre si un hipotético apoyo del PNV en Madrid tendría su reflejo en las conversaciones en torno a los Presupuestos vascos que el Gobierno de Vitoria también debe emprender en los próximos días con los partidos, entre ellos, el PSE. A este respecto, la portavoz Azkarate matizó ayer que los dos procesos «son diferentes».

Apenas veinticuatro horas después de la Conferencia de Presidentes Autonómicos a la que acudió Ibarretxe, el presidente peneuvista reiteró su confianza en que el acuerdo para resolver los conflictos del Cupo, la Ertzaintza y el 'Prestige' «culmine definitivamente» en los próximos días, con el fin de «dar por cerrada esta asignatura» y poder sentarse a hablar de los Presupuestos Generales del Estado. Imaz, que ayer participó en la Diada catalana, vaticinó también que la negociación sobre estas cuentas no será «fácil», pero aseguró que su partido mantendrá «la mejor voluntad» de consenso.

Precisamente, el Ministerio de Hacienda se puso en contacto hace unos días con la formación jeltzale, con el propósito de fijar una reunión para la próxima semana donde abordar el proyecto presupuestario del Gabinete de Zapatero. Imaz recordó que, desde un principio, el PNV ha puesto como condición previa a negociar con el PSOE que se cumpliese «la palabra dada» sobre el Cupo, la Ertzaintza y el 'Prestige'.

Tras reconocer que, con el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes Autonómicos el pasado sábado, «se ha dado un paso importante en ese sentido», el dirigente del EBB expresó su esperanza de mantener la sintonía «en los próximos días» y firmar definitivamente el «convenio en esas tres materias».

«A partir de ahí, una vez que ésto se produzca», el PNV estará en condiciones de estudiar la propuesta económica diseñada por el Ejecutivo central para el siguiente ejercicio, en la que el partido jeltzale «va a mirar fundamentalmente» las inversiones que el Gobierno contempla para el País Vasco. Imaz recordó que, en 2005, «del total de inversiones que se hicieron en el conjunto del Estado, menos del 0,5% vino a Euskadi, cuando tiene más del 5% de la población», lo que supuso «menos de la décima parte de lo que le correspondería en realidad».

«Lógicamente, nosotros no vamos a aprobar unos presupuestos con esos componentes», advirtió ayer. «Miraremos fundamentalmente cuál es la implicacion de esas cuentas en inversión y bienestar de la sociedad vasca y, a partir de ahí, adoptaremos nuestra posición», anunció. Imaz vaticinó que, «si se empiezan a producir», las negociaciones serán «complejas, nada fáciles, pero vamos a ir con la mejor voluntad para lograr un posible acuerdo a partir del cumplimiento del principio de implicación con la inversion y el desarrollo económico y social con Euskadi».

Instrumentalización

Por su parte, la presidenta de EA, Begoña Errazti, consideró ayer «positivo» que el Gobierno central «haya aceptado el planteamiento propuesto por el Ejecutivo autónomo respecto al Cupo». No obstante, la dirigente nacionalista dirigió un mensaje al presidente, puntualizando que la oferta económica de su Gabinete y el «consenso básico» -en palabras del propio Rodríguez Zapatero- obtenido con las autonomías sobre financiación sanitaria no es un mérito del Gobierno central, «sino una obligación».

Errzati indicó que el PSOE está resolviendo algunos asuntos generales, aunque estimó que «la sanidad no deja de ser un aspecto más de lo que se está debatiendo globalmente, que es el respeto al ejercicio de los derechos de la ciudadanía».

El portavoz de Ezker Batua, Mikel Arana, mostró también la satisfacción de su grupo por el acuerdo entre los Gobiernos central y vasco, aunque expresó su «sospecha» de que «esconde el interés del PSOE de lograr el respaldo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado». Arana apuntó, a través de un comunicado, que «nos podemos encontrar ante un guiño» de los socialistas a los nacionalistas porque «no es casualidad que un motivo de discrepancia durante dos años se cierre ahora en cuarenta y ocho horas».

En su opinión, el PSOE «está instrumentalizando los resortes del Estado según sus intereses partidistas y electorales. Nos podemos encontrar con un acuerdo que sólo busca la contrapartida del respaldo del PNV a las cuentas públicas estatales, así como demostrar a ERC que su apoyo no es necesario».

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

«LA ALTERNATIVA AL TRIPARTITO ES UN PACTO DE NACIONALISTAS, PSE Y EB»

Antonio Santos

IU apuesta por «recomponer» las relaciones con los socialistas, a quienes exige que no tengan una «actitud excluyente»

BILBAO - El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, realizó el viernes una visita relámpago a Bilbao. Dispuesto a aprovechar la «nueva etapa» en el escenario político, aboga por «recomponer» las relaciones entre Ezker Batua y el PSE-EE, rechaza la ilegalización de EHAK y vislumbra, «en un futuro», un Gobierno vasco entre «nacionalistas y no nacionalistas con EB como puente».

- ¿Ve cerca la paz en Euskadi?

- Estamos ante una oportunidad, no sé si cercana o a medio plazo. Lo que sí veo es la interrupción de la violencia cruenta de ETA. Me llama la atención que eso no tenga peso en la política.

- ¿Por qué?

- No se puede actuar ante una situación de años de plomo igual que en los años de cese de la violencia cruenta. Debe ser evidente para cualquier político y para cualquier ciudadano, aunque aún persistan otros tipos de violencia.

- ¿Qué propone?

- Dar pasos para que esta situación sea ya irreversible. Hay que perpetuar esta distensión, primero pidiéndole a la izquierda abertzale que cese la 'kale borroka' y las amenazas y, en segundo lugar, las instituciones democráticas y formaciones políticas debemos replantearnos las medidas de excepción como la Ley de Partidos o la dispersión.

- ¿El Gobierno debe negociar ya con ETA?

- Sólo le será posible en un escenario donde haya una declaración de cese de la violencia. Hoy por hoy, a la espera del cese definitivo de la violencia, lo que hay que hacer es desarmar a los violentos e impulsar medidas de distensión.

- Su compañero Madrazo dice que sí hay que hablar ya con ETA.

- Coincido con Javier en que esa negociación sólo puede desarrollarse en un escenario de paz, lo que no quiere decir que no haya conversaciones como las que, seguro, ya están teniendo. Estoy convencido de esos contactos, al menos con la izquierda abertzale.

- ¿Ezker Batua sigue siendo un 'grano' para la política nacional de IU?

- Nunca ha sido un 'grano', sino un elemento de fortalecimiento. En la medida en que se ha consolidado en Euskadi y ha recuperado un apoyo electoral ha sido un valor y una aportación para IU.

- Pero tiene un difícil engranaje en su política.

- Nuestros problemas son parecidos a los del resto de formaciones, sobre todo cuando nosotros queremos ejercer un papel de puente y de diálogo entre nacionalistas y no nacionalistas. Es un coste que hemos asumido.

- Hay compañeros suyos que no entienden a Madrazo.

- Como en el resto de las fuerzas políticas, hay compañeros que tienen opiniones diferentes sobre los ritmos y las medidas más adecuadas, pero no más altisonantes o distorsionantes que en otros partidos.

- En el PCE cuestionaron que EB volviera a participar en el tripartito.

- Ése es otro plano. Los compañeros de EB reflexionaron sobre si merecía la pena entrar o no en el Gobierno vasco y tomaron una decisión democrática, votada por los militantes y respaldada por un amplio porcentaje.

- ¿Por qué es factible una colaboración en Madrid entre IU y PSOE y no en Euskadi entre EB y PSE-EE?

- Al contrario que se produjo en Madrid, donde el PP con su política ultraconservadora unió mucho a las fuerzas de izquierdas, en Euskadi se dio una fractura entre constitucionalistas y el resto de fuerzas. Eso explica la dificultad para recomponer las relaciones.

- ¿Se recompondrán?

- Soy optimista. En la práctica, esas relaciones se van a recuperar en breve siempre que no prevalezca una actitud excluyente en el PSE, que intente dejar fuera a Ezker Batua.

- Madrazo cree que los socialistas le quieren echar del Gobierno.

- Por eso digo lo de que el PSE no debe tener una actitud excluyente. Patxi (López) debe situarse en unas condiciones nuevas.

- ¿Cuáles?

- La alternativa al tripartito no es el bipartito del pasado entre PNV y PSE. No queda sitio para la nostalgia. La alternativa al tripartito es establecer puentes de diálogo entre el Ejecutivo vasco y los socialistas y, en un futuro, la participación en el Gobierno de una mayoría nacionalista y no nacionalista en la que participe de forma importante EB como partido puente.

Ilegalizar EHAK

- ¿Cree que se debe ilegalizar EHAK?

- Estamos en otra época. Debemos abrir la fase de la distensión y eso nos compete y responsabiliza a los políticos. Debe funcionar el Estado de Derecho y la judicatura, por lo que no se debe tomar ninguna medida desde el ámbito político sobre la ilegalización de ningún partido. Otra cosa es la aplicación de normas jurídicas por parte de los jueces, pero creo que estamos en otra fase.

- Batasuna habla de persecución.

- No es buena ni la presión, ni el victimismo. Lo mismo podríamos decir nosotros de que hay una persecución a los cargos políticos y a una parte de la sociedad con la 'kale borroka'. Situarnos en el victimismo para justificar el que se mantengan posiciones de confrontación es equivocado. Hay que dar pasos hacia el diálogo y la paz y dejar a un lado la violencia como presión.

- ¿Aprecia esos gestos en la izquierda abertzale?

- Todavía no son suficientes. Hay gestos como el de Anoeta, pero su consecución a todos los niveles no se ha producido aún.

- ¿Una Izquierda Unida sin problemas internos es posible?

- Que no hubiera debate interno sería contraproducente. Pero una IU que modulase mejor lo que es debate y lo que es conflicto sería la idónea. Esa delicada línea la tenemos que desarrollar mejor.

- ¿No le cansa tener que lidiar tanto dentro de su propio partido?

- No, es un estímulo. El debate, la diferencia y la actitud crítica de los militantes es un valor a favor nuestro para corregir errores. Nos equivocamos cuando convertimos esa diferencia en confrontación y crispación interna.

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

CUERDA DE PRESOS

Florencio Domínguez

El obispo de San Sebastián pide la humanización del trato dado a los presos (de ETA, se sobreentiende); Pernando Barrena, que se piense ya en su puesta en libertad; los familiares de los reclusos, que se les considere sujetos políticos con un importante papel en el «proceso»; la universidad reclama respeto a la intimidad de sus notas académicas y a las irregularidades con las que, presuntamente, fueron obtenidas algunas de ellas. El Gobierno central, por persona interpuesta, hace saber que está dispuesto a negociar la situación de los terroristas encarcelados, mientras los aludidos nombran portavoces, exigen ser reconocidos como presos políticos y afirman que «deben jugar un papel indispensable en cualquier intento de solución».

Es evidente que los presos están en la agenda política y eso, para muchos, trae evocaciones del pasado, de los años de la transición. Sin embargo, hay que constatar que el Gobierno no tiene tanta capacidad de maniobra como posiblemente quisiera, ni margen para una nueva amnistía como la de 1977. Aquel fue un momento histórico singular que representó el paso de una dictadura a una democracia. Fue tan singular que la Constitución, en su artículo 62, prohibió los indultos generales para el futuro. Además, la reforma penal aprobada por PP y PSOE en 2003 endureció severamente las exigencias para la reinserción de terroristas, limitando el margen de discrecionalidad gubernamental que hasta entonces había habido.

En el terreno político, algunos significativos colectivos sociales que han respaldado la declaración del Congreso en favor del diálogo con ETA se volverían voces críticas si el Ejecutivo planteara una propuesta de excarcelación generalizada como en Irlanda del Norte.

ETA y los suyos han creído tradicionalmente que la libertad de los presos la obtendrían gratis el día que quisieran y por ello ese no ha sido sino un objetivo secundario de su actuación, supeditado al logro de sus aspiraciones políticas. Ante esta actitud, que no ha cambiado en la actualidad, el Gobierno tiene que hacer saber a ETA que la libertad anticipada de sus presos está mucho más allá de lo que pueden aspirar. Si les deja creer que eso lo tienen conseguido, le pedirán mucho más.

El tiempo ha demostrado lo contraindicado de la afirmación realizada por Joseba Urrusolo en los tiempos en los que estaba enfrentado con su jefe, 'Pakito': «Si sigo, es por los presos». Desde que Urrusolo hizo este pronunciamiento, en 1991, el número de presos de su cuerda se ha duplicado, entre ellos el propio autor de la frase y su jefe. Continuar la actividad terrorista ha tenido como único efecto incrementar la cifra de reclusos y vacunar a la mayoría de la sociedad española contra cualquier disposición a la generosidad.

Más Deseos que Realidades

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 14:34, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Encontramos este curioso reportaje en EL PAIS que no aclara nada, no explica de dónde ha obtenido las informaciones o filtraciones (nos lo imaginamos), ni podemos valorar su veracidad. En realidad más parece la exposición novelada de un deseo que una sucesión de hechos probados. En cualquier caso tiene su importancia al marcar la posición del periódico más próximo al gobierno en lo que se refiere a la ‘negociación’ con ETA.

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

BATASUNA ENCARA SU HORA DE LA VERDAD CON UN DEBATE INTERNO

Luis R. Aizpeolea

El Gobierno de Zapatero estima que "Batasuna debe dar el paso hacia la política y la paz", porque "no ha avanzado nada desde la Asamblea de Anoeta, en noviembre de 2004"

Madrid - La ilegalizada Batasuna abrirá un debate sobre la orientación estratégica que marcó en la Asamblea de Anoeta (San Sebastián), de noviembre de 2004, de sustitución de la vía violenta por la política para resolver el llamado "conflicto vasco" con una inminente reunión, al inicio del curso político. Prevista inicialmente en Alsasua (Navarra) para este fin de semana, los dirigentes de Batasuna han cambiado el lugar y la fecha tras haberse hecho pública.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha constatado la ausencia de atentados mortales en los últimos 27 meses por parte de ETA, la práctica desaparición de la habitual "campaña de verano" de atentados en las costas españolas por parte de esa banda e incluso la disminución de la kale borroka, tras un repunte en Getxo (Vizcaya) y San Sebastián (Guipúzcoa) a mediados de agosto, que no tuvo continuidad, a diferencia de otras ocasiones, en las fiestas de Bilbao. Paralelamente, percibe un aumento del protagonismo público perdido de Batasuna, tras su ilegalización en 2002.

El diagnóstico de esta situación fue objeto de atención en las reuniones que el presidente Zapatero mantuvo esta semana con el líder del PP, Mariano Rajoy, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en La Moncloa.

Rajoy ha eludido hablar de esta cuestión con los medios de comunicación e incluso llegó a señalar, al salir de La Moncloa, que Zapatero no le había aportado ninguna novedad.

No sucedió lo mismo con Ibarretxe que, en la escueta nota que difundió tras reunirse con Zapatero, admitió que las expectativas de paz en Euskadi ocuparon el lugar prioritario de la reunión.

La fecha clave que barajan el Gobierno y Batasuna para este proceso son las elecciones municipales de 2007, en las que la formación de Otegi pretende concurrir como partido legalizado. El Gobierno ya ha notificado por vías indirectas, e incluso públicamente, que la condición para que Batasuna sea legalizada es que debe condenar la violencia o lograr que ETA haga público el cese definitivo de la violencia.

Hasta ese momento, hasta el compromiso público por parte de ETA de dejar la violencia, el Gobierno de Zapatero no considerará abierto el proceso de paz en Euskadi. Ibarretxe coincidió, el miércoles en La Moncloa, con esta visión de Zapatero.

Es a partir de ese momento, del cese de la violencia de ETA, cuando el Gobierno está dispuesto a abrir la negociación sobre los 800 presos etarras. En ese momento podría abrirse el proceso de legalización de Batasuna.

A esta cuestión se refirió el pasado lunes la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras la reunión de Zapatero con Rajoy, cuando dijo que no habrá conversaciones con ETA hasta que cese definitivamente la violencia. El Gobierno de Zapatero basa su posición en el Pacto de Ajuria Enea de 1988 y en la resolución aprobada por el Congreso en mayo, con la única excepción del PP.

En este contexto, Batasuna va a abrir un debate interno en asambleas, en las próximas semanas y hasta fin de año, sobre la vía a seguir. En medios nacionalistas valoran que el momento es "delicado" y que "hay nerviosismo" en las filas de la izquierda abertzale, sobre todo por los procesos judiciales en marcha, que afectan a sus principales líderes, entre ellos Arnaldo Otegi y el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, que el próximo lunes comparecerá ante la Audiencia Nacional bajo la imputación de pertenencia a ETA. Desde estos sectores se reclaman "gestos" al Gobierno de Zapatero.

Pero el Gobierno, además de subrayar que en un Estado de derecho el poder judicial es independiente del poder ejecutivo, está reclamando a Batasuna que "avance de forma decidida por la vía política y se desmarque definitivamente de la violencia". "El País Vasco necesita que los 150.000 votos que tiene Batasuna se aíslen de la violencia", señalan fuentes gubernamentales.

El Gobierno cree que "ha llegado el momento de la verdad para Arnaldo Otegi", que "no debe repetir la oportunidad perdida en la tregua fallida de 1999".

En definitiva, el Gabinete cree que la pelota está ahora en el tejado de Batasuna, que es a quien corresponde mover pieza, contribuyendo al cese definitivo de la violencia, para poner en marcha un "auténtico proceso de paz" y que "ése debe ser el sentido de las asambleas de las próximas semanas".

El Ejecutivo estima, también, que desde la Asamblea de Anoeta (Guipúzcoa), de noviembre de 2004, Batasuna "no ha dado más pasos en la dirección de desmarcarse de la violencia".

El alejamiento de Batasuna de la violencia de ETA o el logro de que la banda notifique su cese definitivo es lo que el Gobierno de Zapatero espera para desencadenar el proceso de paz. No hay ningún plazo para ello, pero el proceso asambleario de Batasuna de este otoño podría ser decisivo, según fuentes nacionalistas.

A partir del desencadenamiento del proceso de paz, el Gobierno de Zapatero cree que podría contar con algún tipo de complicidad con el PP, de la que ahora no dispone. Cuenta con el precedente de que este partido, cuando gobernó, mantuvo en 1998 y 1999 un proceso de diálogo con ETA, tras constatar la duración de la tregua declarada por la banda.

Ibarretxe está colaborando con Zapatero en propiciar que Batasuna dé el paso, con un reparto de papeles. Si se materializase el abandono de las armas por parte de ETA, correspondería a Zapatero dirigir el proceso de paz, ya que como presidente del Gobierno tiene competencia sobre las prisiones. Él tendría que dirigir el hipotético proceso de conversaciones con ETA.

El papel de Ibarretxe se centraría en dirigir la mesa de partidos que, al igual que en numerosas comunidades autónomas, procederá a la reforma del Estatuto vasco. Ibarretxe pretende que la ilegalizada Batasuna participe en la mesa de partidos. También propone que esa mesa no tome resoluciones mientras ETA no declare públicamente el cese de la violencia, lo que es otra forma de decir, hasta que Batasuna entre en un proceso de legalización.

Ibarretxe ejerce, de ese modo, una forma de presión sobre Batasuna, que el Partido Socialista de Euskadi y el PP vasco llevan hasta el final al exigir que ni siquiera se sentarán en la mesa con la ilegalizada Batasuna hasta que ETA declare el cese definitivo de su violencia terrorista.

El Entorno Etarra Responsabiliza al PSOE de Realizar un "Sabotaje" al Proceso de Paz

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 7:23, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Me lo creo porque esta contrastado: la dirección de Batasuna y sus antiguos líderes se manifestaron ayer en San Sebastián junto a la ejecutiva de LAB para arropar al secretario general de este sindicato, Rafael Díez Usabiaga, que el lunes comparecerá ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska imputado por el delito de integración en ETA. La izquierda abertzale responsabiliza al PSOE de esta actuación que considera un "sabotaje" al proceso de paz ¿Qué proceso de paz? Y como siempre el diario del PNV es el que entra al tema en profundidad. A ver si vamos a tener que enterarnos de lo que pasa en España, de lo trascendente de verdad por el DEIA.

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

LA IZQUIERDA 'ABERTZALE' RESPALDA A DÍEZ USABIAGA, CITADO A DECLARAR

G. Gastaminza

Responsabiliza al PSOE de su imputación por integración en ETA

San Sebastián - La dirección de Batasuna y sus antiguos líderes se manifestaron ayer en San Sebastián junto a la ejecutiva de LAB para arropar al secretario general de este sindicato, Rafael Díez Usabiaga, que el lunes comparecerá ante el juez Grande-Marlaska imputado por el presunto delito de integración en ETA. La izquierda abertzale responsabiliza al PSOE de esta actuación que considera un "sabotaje" al proceso de paz.

Díez Usabiaga es un veterano ideólogo abertzale en cuyo haber está el éxito con el que ha conducido el sindicato LAB, la única organización legal que queda a la izquierda independentista, junto al Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en sus siglas en euskera) que asumió el pasado marzo su representación política. La actividad sindical de LAB en las dos últimas décadas no ha desmerecido a la política, que alcanzó su momento culminante en la unidad de acción nacionalista con el sindicato ELA, germen de acuerdos como el de Lizarra, en 1998.

La biografía de Díez Usabiaga refleja su significación dentro del mundo abertzale. El secretario general de LAB ha participado directamente en todos los episodios de diálogo con los sucesivos gobiernos. Y en el último, que se derivó de la tregua de ETA en 1998, intervino tras haber sido sobreseído su expediente judicial con una imputación parecida a la actual.

Esta significación explicaría el revuelo y la indignación que la citación de Díez como imputado en la Audiencia Nacional ha provocado en el mundo radical. La manifestación de ayer sirvió para mostrar que ese sector político lo interpreta como un "sabotaje" al proceso de paz. "Parece que [el PSOE] no controla ciertos aparatos del Estado que están dispuestos a sabotear sus propios planteamientos" dijo Txutxi Ariznabarreta, responsable de comunicación de LAB.

Junto a los dirigentes de Batasuna y LAB, entre ellos Arnaldo Otegi y Pernando Barrena, se manifestaron tres parlamentarios de Eusko Alkartasuna, dos de EHAK y la parlamentaria de Aralar, junto a otros miembros de estos partidos. ELA no envió a ningún representante conocido, si bien expresó previamente su respaldo a LAB. A la manifestación acudieron unas 2.000 personas.

Usabiaga cerró el acto con un discurso que abundaba en la "base política" que, a su juicio, impulsa las decisiones judiciales y que enmarcó en la ley de partidos y el Pacto Antiterrorista. "En la Audiencia Nacional comen y beben de ahí, y en ese sentido hay que situar la responsabilidad política directa que tiene el PSOE", afirmó.

El dirigente de LAB admitió que el diálogo exige, para avanzar, muchos "pulsos", incluso "hechos contradictorios", y en él pueden surgir "incontrolados políticos y judiciales". E insistió en el planteamiento de Batasuna: "Construir una mesa de partidos sin exclusiones ideológicas y territoriales", siempre que el diálogo verse sobre el "reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad de los vascos". Advirtió al PSOE y a "algunas posiciones del PNV" de que en estos contenidos "no hay atajos ni sucedáneos".

LA RAZON

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL PP CREE QUE MARLASKA HA DEMOSTRADO QUE HAY PRUEBAS PARA ILEGALIZAR AL PCTV

R. N. y J. A. B.

Llamazares defiende en Bilbao la autodeterminación para el País Vasco

Madrid / Vitoria - Existen pruebas más que suficientes para que el Gobierno pida la ilegalización al Partido Comunista de las Tierras Vascas. Y más después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska haya imputado a tres de sus miembros por pertenencia a ETA. Eso es lo que cree el PP. Y así lo puso ayer de manifiesto su secretario de Libertades Públicas, Justicia y Seguridad, Ignacio Astarloa.

El ex secretario de Estado para la Seguridad afirmó en una entrevista a Servimedia que los motivos que han llevado a Grande-Marlaska a adoptar medidas cautelares contra los miembros del PCTV son «los mismos elementos de juicio de los que disponen el presidente del Gobierno y el fiscal general del Estado» hace meses. Astarloa explicó que el magistrado dictó libertad bajo fianza de 300.000 euros para los responsables del área de Comunicación del PCTV Juan José Petricorena, Peio Gálvez y Joseba Cincunegui después de analizar las pruebas acumuladas por las Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía desde antes de las últimas elecciones vascas.

Documentación del Gobierno. La documentación remitida a Grande-Marlaska, según dijo, es la misma información que la Guardia Civil y la Fiscalía mostraron al Gobierno en la campaña de los comicios vascos y que llevó a Zapatero a tomar la decisión de no impugnar la candidatura del PCTV. «Lo que está claro es que el cambio de actitud de la Fiscalía se produce sobre la base de la constatación de unos hechos que le llevan a pedir imputación y medidas cautelares. Esos mismos elementos de juicio los tiene encima de la mesa el presidente del Gobierno y el fiscal general del Estado. ¿Por qué ayer mismo no han pedido ante el Tribunal Supremo la ilegalización del PCTV?», dijo.

El dirigente del PP insistió en que «hace muchos meses que existen indicios suficientes para plantear la ilegalización del PCTV como el último rostro conocido de ETA-Batasuna», por lo que manifestó que es «inexplicable e incomprensible» que ni el Gobierno ni el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, hayan planteado «a estas alturas» la ilegalización del PCTV ante la sala 61 del Tribunal Supremo.

Tampoco entiende el parlamentario vasco del PP Carlos Urquijo que ni Zapatero ni Conde-Pumpido hayan bloqueado la cuenta que Batasuna ha abierto para recaudar fondos con los que pagar la fianza de los tres imputados del PCTV. En su opinión, la actuación de la formación abertzale es «una nueva chulería y un nuevo desafío al Estado de Derecho», al tiempo que denunció la actitud del Ejecutivo cuando es «evidente que tienen mecanismos para evitar esta nueva burla».

Por otra parte, IU se sumó ayer a los postulados nacionalistas y, en un documento presentado en Bilbao sobre «pacificación y normalización política», defendió modificar el «ordenamiento jurídico-político actual» para introducir el «derecho a decidir libre y democráticamente de todos los pueblos». Además, el texto considera también necesaria la creación de sendas mesas de negociación en el País Vasco y Navarra en las que participen «todos los partidos», sin excepción, para solucionar la conflictiva situación vasca.

EL CORREO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

LAB CULPA AL PSOE DEL PROCESO JUDICIAL CONTRA LA IZQUIERDA ABERTZALE

Manu Rueda

El sindicato considera que la citación de la Audiencia Nacional a su secretario general constituye un «sabotaje al proceso de superación del conflicto»

SAN SEBASTIÁN - Miles de personas recorrieron ayer las calles de San Sebastián bajo el lema en euskera 'Basta ya. A favor de los derechos civiles y políticos. LAB adelante'. Tras la manifestación, tomó la palabra el secretario general del sindicato, Rafa Díez Usabiaga, para acusar al PSOE de ser el «responsable político» de las imputaciones contra la izquierda abertzale.

Distintos cargos sindicales y representantes políticos participaron en la movilización, entre los que se incluían Arnaldo Otegi, Pernando Barrena y Juan Joxe Petrikorena de Batasuna, Nekane Erauskin, Maite Aranburu y Julián Martínez de EHAK, Ain-tzane Ezenarro y Mikel Basabe de Aralar y Martín Aranburu de EA. Todos ellos quisieron mostrar su solidaridad con Rafa Díez, quien el próximo lunes acudirá a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, imputado por un supuesto delito de integración en ETA.

Díez protagonizó un discurso en el que destacó los «esfuerzos» de la izquierda abertzale por abrir un proceso de paz, que contrastó con las reiteradas acusaciones a los aparatos del Estado dependientes del Gobierno central de intentar «sabotearlo». No obstante, dejó un resquicio a la esperanza y apeló a todos los partidos, y en especial al PSOE, a asumir unos principios que sustenten un diálogo sin exclusiones.

El líder de LAB culpó al poder judicial, «bajo la protección del Gobierno de Madrid», de estar llevando a cabo una «caza política» contra «los colectivos y ciudadanos de Euskal Herria». A su juicio, esta estrategia de «criminalización» política «ha fracasado».

Mantener la tensión

Rafa Díez también quiso responder al «animador veraniego de diligencias judiciales» que, en su opinión, ha sido el coordinador de la ejecutiva del PSE, Rodolfo Ares, quien «dijo que yo no entiendo el Estado de Derecho español». «Tiene razón -añadió-, no entiendo los dos 'estados de derecho', uno para Vera, Roldán, Galindo, los promotores del GAL... y otro que se aplica contra los presos políticos vascos y contra las personas y organizaciones de la izquierda abertzale».

El representante sindical, sin embargo, mostró su comprensión hacia «los pulsos e incluso hechos contradictorios» que se dan en un proceso que busca soluciones. En este sentido, reclamó «hechos concretos» para constituir una mesa multipartita sin exclusiones, así como la asunción de principios que sustenten ese foro por el diálogo.

Para llevar este proceso a buen término, Díez aseguró que «no hay atajos, ni sucedáneos», y aclaró que el único camino posible es «el reconocimiento de Euskal Herria» y «el compromiso» de respetar la voluntad y decisiones de la ciudadanía vasca. «Sin esa disposición por parte de todos no hay proceso de paz y normalización política», advirtió.

«Es hora de la paz en Euskadi», prosiguió. En su opinión, el PSOE y todas las organizaciones políticas deben recorrer un camino en la misma dirección «que lo está haciendo la izquierda abertzale». «Voluntades contrastadas con propuestas y compromisos para avanzar en la construcción de un proceso resolutivo», insistió. Antes de concluir su intervención, Rafa Díez hizo un llamamiento a sus militantes para que mantengan «un nivel de tensión en las respuestas a agresiones».

El responsable de comunicación de LAB, Txutxi Ariznabarreta, también sostuvo que «parece que el PSOE no controla ciertos aparatos del Estado que están saboteando los planteamientos del Gobierno». A su juicio, las diligencias judiciales abiertas contra EHAK y su sindicato «se contradicen» con las declaraciones de los partidos sobre negociación y «crean frustración en la sociedad vasca».

DEIA

Sábado, 10 de septiembre de 2005

DÍEZ ACUSA AL PSOE DE SER RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LA AUDIENCIA NACIONAL 

Donostia - El secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, acusó ayer al PSOE de ser el «responsable político directo» de las actuaciones de la Audiencia Nacional contra organizaciones de la izquierda abertzale. No obstante, invitó a ese partido y al resto a «recorrer un camino en la misma dirección» que la izquierda abertzale, con voluntades contrastadas a través de «propuestas y compromisos». Díez intervino al final de la manifestación convocada por LAB en Donostia, después de que la Audiencia Nacional le haya llamado a declarar el lunes por un supuesto delito de integración en ETA.

Miles de personas secundaron ayer a mediodía la manifestación, que discurrió tras una pancarta con el lema, en euskara, "A favor de los derechos civiles y políticos. LAB adelante", y en la que se corearon lemas como "Todos los derechos para Euskal Herria", "No a los montajes policiales", "Los presos vascos a casa" o "No pongáis obstáculos a la paz". Entre los participantes se encontraban los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Pernando Barrena o Juan José Petrikorena, así como el ex parlamentario de EA Martin Aranburu, las parlamentarias de EHAK Maite Aranburu y Nekane Erauskin y dirigentes de Aralar como Aintzane Ezenarro y Mikel Basabe. El sindicato ELA también había mostrado su apoyo a este acto.

La marcha concluyó en el Boulevard, donde el secretario general de LAB responsabilizó al PSOE de las actuaciones de la Audiencia Nacional contra organizaciones como EHAK y LAB porque el Alto Tribunal se «alimenta» de la Ley de Partidos y el Pacto Antiterrorista. Atribuyó esta «caza política» contra personas y organizaciones vascas a que el Estado español ha «perdido la batalla política».

A Rodolfo Ares

También se dirigió al dirigente del PSE-EE Rodolfo Ares, a quien calificó de «animador veraniego de diligencias judiciales», para decirle que él tampoco entiende los «dos estados de derecho que se dan en el Estado español, uno para Vera, Roldán, Galindo y los promotores del GAL y otro que se aplica» a izquierda abertzale. El dirigente sindical dijo ser consciente de que en el proceso hacia las soluciones va a haber «hechos contradictorios» y «mucho incontrolado político y judicial».

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

LAB PIDE QUE ZAPATERO ASUMA LA RESPONSABILIDAD EN «LOS SABOTAJES» AL PROCESO DE PAZ 

Ariznabarreta dijo que derogar la Ley de Partidos «limitaría los atropellos políticos» 

Bilbao - El responsable de Comunicación del sindicato LAB, Txu-txi Ariznabarreta, pidió ayer a Zapatero, que asuma su responsabilidad en «los sabotajes» al proceso de paz. Por ello pidió la derogación de la Ley de Partidos pues «limitaría la capacidad de acción de los atropellos político-judiciales».

En este sentido, Ariznabarreta instó a la sociedad vasca a «rebelarse» para «blindar el proceso» e impulsar el diálogo y la negociación. El dirigente del sindicato abertzale se refirió así a las acciones judiciales contra el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, quien tendrá que declarar el próximo lunes ante el juez de la AN, Fernando Grande-Marlaska, por presunta pertenencia a ETA, así como a la imputación de los militantes de EHAK y al hecho de que ayer se haya decretado prisión para Zinkunegi sin que, a su juicio, exista razón «para pensar que hay riesgo de fuga».

Ariznabarreta explicó que la sociedad vasca «está viendo todo esto como una gran contradicción» pues, a su juicio, «después de escuchar todo el verano a casi todos los dirigentes políticos diciendo que son tiempos de diálogo y negociación, que venía un otoño clave con la creación de las mesas de diálogo, se encuentra a primeros de septiembre con este montaje político-judicial». Así, el dirigente abertzale continuó afirmando que «con estos atropellos» se consigue «una gran frustración social» ya que, en los últimos meses, «se había encendido una esperanza y una ilusión». Por ello explicó que «la sociedad está percibiendo que detrás de este sumario hay unos sabotajes al proceso de superación del conflicto» ya que, a su juicio, se ve con claridad que hay aparatos del Estado que están detrás de este sabotaje. Ahí está el papel del Poder judicial».

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EA ACUSA A ZAPATERO DE QUERER ILEGALIZAR A EHAK 

Unai Ziarreta cree que se quiere «alterar nuevamente» el mapa político de Euskadi 

Donostia - El secretario general de EA, Unai Ziarreta, acusó ayer al Estado español de haber permitido «conscientemente» la participación de EHAK en las pasadas elecciones para «debilitar» a formaciones como la suya, y de pretender ahora «ilegalizarles» para «alterar nuevamente el mapa político en Euskal Herria».

Ziarreta compareció junto a su compañera de partido Onintza Lasa en Donostia, donde se refirió a las comparecencias de miembros de LAB y EHAK en la Audiencia Nacional al denunciar la existencia de una «estrategia» para «sacar del escenario social» al sindicato abertzale y del «espacio político» al grupo parlamentario «mediante su previsible ilegalización».

El dirigente abertzale dijo que «produce pavor ver con qué frialdad y con qué tranquilidad por parte del Estado se mueven las fichas de las mayorías y las minorías en este país». En este sentido, señaló que, tras la ilegalización de Aukera Guztiak, «el Estado permitió conscientemente que EHAK se presentara a las elecciones» en un intento de «debilitar formaciones como EA y, una vez cumplida esa función, ahora se inicia un movimiento tendente a ilegalizarles» con el objetivo de «alterar nuevamente el mapa político» vasco.

En cualquier caso, apostó por eliminar «los obstáculos» al «incipiente proceso de paz y diálogo» que puedan poner «los sectores más intransigentes y reaccionarios del nacionalismo español», y también los «actos de violencia» y las actuaciones judiciales de la Audiencia Nacional. Ziarreta enmarcó asimismo la detención y posterior orden de prisión contra el responsable de comunicación Joseba Zinkunegi en los «obstáculos de los sectores más conservadores» en contra de la normalización de Euskadi. Así, lamentó la detención de Joseba Zinkunegi y señaló que ésta responde, según su criterio, a «un nuevo episodio de la estrategia que se está siguiendo desde el Gobierno del Estado español».

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

LAB PIDE QUE ZAPATERO ASUMA LA RESPONSABILIDAD EN «LOS SABOTAJES» AL PROCESO DE PAZ 

Ariznabarreta dijo que derogar la Ley de Partidos «limitaría los atropellos políticos» 

Bilbao - El responsable de Comunicación del sindicato LAB, Txu-txi Ariznabarreta, pidió ayer a Zapatero, que asuma su responsabilidad en «los sabotajes» al proceso de paz. Por ello pidió la derogación de la Ley de Partidos pues «limitaría la capacidad de acción de los atropellos político-judiciales».

En este sentido, Ariznabarreta instó a la sociedad vasca a «rebelarse» para «blindar el proceso» e impulsar el diálogo y la negociación. El dirigente del sindicato abertzale se refirió así a las acciones judiciales contra el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, quien tendrá que declarar el próximo lunes ante el juez de la AN, Fernando Grande-Marlaska, por presunta pertenencia a ETA, así como a la imputación de los militantes de EHAK y al hecho de que ayer se haya decretado prisión para Zinkunegi sin que, a su juicio, exista razón «para pensar que hay riesgo de fuga».

Ariznabarreta explicó que la sociedad vasca «está viendo todo esto como una gran contradicción» pues, a su juicio, «después de escuchar todo el verano a casi todos los dirigentes políticos diciendo que son tiempos de diálogo y negociación, que venía un otoño clave con la creación de las mesas de diálogo, se encuentra a primeros de septiembre con este montaje político-judicial». Así, el dirigente abertzale continuó afirmando que «con estos atropellos» se consigue «una gran frustración social» ya que, en los últimos meses, «se había encendido una esperanza y una ilusión». Por ello explicó que «la sociedad está percibiendo que detrás de este sumario hay unos sabotajes al proceso de superación del conflicto» ya que, a su juicio, se ve con claridad que hay aparatos del Estado que están detrás de este sabotaje. Ahí está el papel del Poder judicial».

El PNV Pone 'a Pureba' a Zapatero

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 7:05, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

¿Cómo Puede ser esto? Lean: El PNV quiere acabar con algunas de las principales medidas antiterroristas impulsadas por el anterior Gobierno del PP, para lo que presentará el lunes en el Congreso tres iniciativas en las que pide la reducción de penas para las colaboraciones "nimias" con banda armada, acabar con la "excepcionalidad" para los delitos de terrorismo cometidos por menores y limitar el régimen de incomunicación a tres días. El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, opinó ayer que las propuestas son "asumibles" por el PSOE y admitió que uno de los objetivos es "poner a prueba" a los socialistas sobre su disposición a "corregir la amplísima legislación dictada por el PP".

Un detalle importante. Recoge la noticia EL PIAS y la prensa vasca, especialmente el portavoz oficioso del PNV. No es un dato menor, ni tampoco la reacción tardía de Ares casualmente publicada en DEIA ¿Nos quieren ocultar algo? Yo creo que si.

Partido Nacionalista Vasco

Viernes, 9 Septiembre 2005

ERKOREKA: "QUEREMOS PONER A PRUEBA AL PSOE CON LA PETICIÓN EN EL CONGRESO DEL TRASPASO DE PRISIONES Y OTRAS MODIFICACIONES LEGALES"

Nota de Prensa

El portavoz de EAJ-PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, y la diputada, Margarita Uria, han anunciado en una rueda de prensa celebrada en Sabin Etxea, que exigirán en el Congreso el traspaso de la competencia de prisiones por "oportunidad política" al estar vinculada a la normalización de Euskadi.

Con esta iniciativa, que se enmarcará en una batería de iniciativas sobre medidas penales, procesales y penitenciarias dirigidas a "modificar normas de excepción" de la época de Gobierno del PP, la formación jeltzale pretende "poner a prueba al PSOE".

Uria ha recordado que la transferencia de Instituciones Penitenciarias está prevista en el Estatuto y es una "petición constante del Gobierno vasco y del PNV".

Asimismo, ha señalado que el acuerdo de coalición del Ejecutivo autónomo "lo vincula, además, a la consecución de las condiciones de normalización". Tras asegurar que "es evidente" esta vinculación, ha destacado que "no existen problemas de índole jurídica" para traspasar esta competencia.

"El alcance de la competencia no lo pone nadie en duda, ni que el Estatuto lo contemple, sino que simplemente nunca se encuentra el momento porque se considera que no hay oportunidad política. A nosotros nos parece que sí la hay y, por eso, también le instamos, mediante esta iniciativa, aunque lo haremos también con otras medidas, a que, de una vez, se materialice este traspaso", ha añadido.

Por su parte, Josu Erkoreka ha reclamado al Gobierno del PSOE que "explique qué tipo de imposibilidad metafísica hace que esta transferencia no pueda llevarse a cabo, porque problemas jurídicos no hay; el Estatuto es meridiano, clarísimo a ese respecto; y existe alguna otra Comunidad Autónoma que, con las mismas bases estatutarias, tiene ya la gestión de las prisiones", en referencia a Cataluña.

"Ya nos explicarán cómo formaciones políticas que se dicen estatutistas pueden optar tan flagrantemente por incumplir el Estatuto de Gernika", ha insistido.

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL PNV PROPONDRÁ DESMONTAR VARIAS MEDIDAS ANTITERRORISTAS QUE IMPULSÓ EL PP

A. Uriona

Bilbao - El PNV quiere desmontar algunas de las principales medidas antiterroristas que impulsó el PP cuando estuvo en el Gobierno. Los nacionalistas presentarán el lunes en el Congreso tres iniciativas en las que pide la reducción de penas para las colaboraciones "nimias" con banda armada, acabar con la "excepcionalidad" para los delitos de terrorismo cometidos por menores, y limitar el régimen de incomunicación a tres días. El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, valoró ayer que las propuestas son "asumibles" por el PSOE y admitió que uno de los objetivos es "poner a prueba" a los socialistas sobre su disposición a "corregir la amplísima legislación de excepción dictada por el PP". Agregó que todas ellas se apoyan en "sólidas razones jurídicas".

La diputada nacionalista Margarita Uria explicó que el cambio en la figura penal de colaboración con banda armada "no pone en duda la existencia del delito" sino que pretende rebajar las penas de los hechos más leves. "En muchos casos se pena la intención de quien comete la acción", dijo. A su juicio, es una "desproporción" una condena de 15 años por la quema de un cajero y que se sentencie entre 5 y 10 años a quienes han tenido "una colaboración menor". El planteamiento del PNV es que los hechos leves supongan un año de prisión.

Incomunicación

Los peneuvistas pedirán también la modificación del tiempo de incomunicación de los detenidos, "que ahora pueden llegar a los 13 días, y eso es una barbaridad". Defienden un periodo máximo de tres días, "como dice la Constitución". Junto a ello, la propuesta pide la grabación de todo el periodo de la detención, en la línea de las recomendaciones de organismos como el Consejo de Europa. La tercera reforma reclamada se refiere a la Ley de Menores sobre casos de terrorismo. El PNV se opone a las penas actuales de internamiento de entre cinco y ocho años, pero considera "peor" la existencia de un juzgado central de menores en la Audiencia Nacional por el "desarraigo" que produce en el acusado.

Los nacionalistas presentarán el lunes una cuarta iniciativa para que se transfiera la competencia de instituciones penitenciarias y especialmente explique la negativa del Gobierno a llevarla a cabo. Erkoreka aseguró que no hay razones jurídicas para oponerse al traspaso, por lo que pidió al Ejecutivo una comparecencia en el Congreso para que explique "que tipo de imposibilidad metafísica hace que la transferencia de prisiones no pueda llevarse a cabo".

El portavoz peneuvista manifestó que la próxima semana están convocados a una reunión para negociar los Presupuestos pero insistió en que previamente se debe firmar un convenio sobre el Cupo, los gastos del Prestige y la financiación de la ampliación de la Ertzaintza.

EL CORREO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL PNV PONDRÁ AL PSOE «A PRUEBA» AL EXIGIR LA CESIÓN DE LAS PRISIONES

L. P.

BILBAO - El grupo del PNV registrará el lunes en el Congreso cuatro enmiendas con las que pretende «poner a prueba al PSOE» y comprobar «si está dispuesto a cambiar» las políticas «de excepción» firmadas por José María Aznar. Las proposiciones no de ley, presentadas ayer ante los medios en Sabin Etxea, incluyen la solicitud de transferir la gestión de las prisiones al Gobierno vasco así como diferentes reformas penales y procesales.

Los diputados peneuvistas Josu Erkoreka y Margarita Uria aseguraron que sus propuestas no son «maximalistas o inasumibles» por los socialistas y que sólo servirán para determinar si el Gobierno pretende «corregir la actual situación hacia parámetros más democráticos» y acabar con «los excesos» del PP. Así, insistieron que en el primer año de la actual legislatura han detectado «la nula voluntad» del Ejecutivo por «reorientar» las medidas implantadas por los populares.

Así, Erkoreka defendió que desde Madrid «nunca se nos ha dicho que existan problemas de índole jurídica, sino que se considera que no hay oportunidad política» para transferir las instituciones penitenciarias.

Penas «proporcionadas»

Los representantes nacionalistas incluyen en el mismo paquete la revisión del delito de colaboración con banda armada. Esta modificación facilitaría la rebaja de penas y «hacerlas más proporcionadas» en actuaciones «nimias» por colaborar con grupos terroristas. En este sentido, Uria puso como ejemplo la pena de 15 años que puede imponerse por la quema de un cajero, equiparable, dijo, con las que se aplican a «importantes colaboraciones para cometer actos terroristas».

El resto de propuestas afectan a la reforma del Código Penal para impedir que se prolongue el internamiento de los menores por delitos de terrorismo, y la reducción del tiempo de incomunicación de los detenidos así como la colocación de cámaras para grabar los interrogatorios.

DEIA

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL PNV PONE «A PRUEBA» AL PSOE PARA VER SI CORRIGE «LAS LEYES DE EXCEPCIÓN DEL PP» 

Javier Velilla

Presentará en Madrid cuatro iniciativas «asumibles por cualquier demócrata» 

Bilbao - El PNV presentará el lunes en el Congreso un bloque de iniciativas relacionadas con otras tantas medidas penales procesales y penitenciarias que ««pretenden corregir la situación actual hacia parámetros más democráticos y más respetuosos con los derechos fundamentales y las libertades públicas», según señaló Josu Erkoreka, portavoz parlamentario nacionalista.

Erkoreka no ocultaba el objetivo de estas propuestas y señalaba que «queremos poner a prueba al PSOE para ver si es capaz de corregir la amplísima legislación de excepción dictada por el PP en su mandato y si está dispuesto a solucionar los vicios consolidados por la práctica que a nuestro juicio no pueden continuar por más tiempo».

Margarita Uria, portavoz del Grupo del PNV en la comisión de Justicia del Congreso detalló las cuatro propuestas. Uria se refirió, en primer lugar, a la revisión de la configuración del delito de colaboración con banda armada, tal como, según indicó, fue un mandato del Tribunal Constitucional a través de la sentencia sobre la Mesa Nacional de HB.

En la proposición se pide adecuar su tipificación porque «hay colaboraciones que son importantes y merecen mucho reproche penal, pero puede haber colaboraciones nimias que entran en el tipo», por lo que abogó por disminuir «el suelo de la pena» para que no haya desproporciones en las condenas.

La segunda iniciativa se refiere a la modificación de la respuesta penal a los delitos terroristas cometidos por menores y criticó que se creara un Juzgado Central de Menores en la Audiencia Nacional porque, «si algo es fundamental para recuperar un menor, es que pueda seguir teniendo cercanía con su núcleo familiar, que pueda continuar sus estudios, su formación o su trabajo y que sufra el menos desarraigo posible» y destacó que, al trasladarse a la AN los delitos terroristas cometidos por menores, «se violentan las competencias propias de la comunidades autónomas como el seguimiento de las medidas en los tribunales de menores». «Además se está penando las intenciones», señaló poniendo por ejemplo que por quemar un cajero se imponen 15 años de cárcel.

Uria señaló que la tercera proposición está relacionada con el régimen de incomunicación y subrayó «la inquietud porque los malos tratos y las torturas se puedan producir» en este periodo impuesto a los detenidos y apuntó que en la actualidad se llega a posibilitar incomunicaciones de hasta 13 días y señaló que pedirán que el plazo se establezca en 72 horas como señala la Constitución y que se realicen grabaciones en las dependencias policiales. Y la cuarta es pedir la transferencia de Prisiones.

EL MUNDO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

LAS FUERZAS DE SEGURIDAD VEN DIFÍCIL LA SUSPENSIÓN DE LA ASAMBLEA CONVOCADA HOY POR BATASUNA EN ALSASUA

Angeles Escriva

MADRID.- Las Fuerzas de Seguridad del Estado están recabando todos los datos sobre una convocatoria de Batasuna a sus bases para una asamblea del partido ilegalizado que fue realizada hace semanas para hoy en la localidad navarra de Alsasua. Sin embargo, y a pesar de que se trata de la reunión interna de una formación ilegalizada por el Supremo, según fuentes de las Fuerzas de Seguridad, son pocas las posibilidades legales de que los agentes puedan proceder a la identificación y disolución de los asistentes.

La primera referencia a la celebración de un acto de la formación representada por Arnaldo Otegi se produjo a mediados del pasado mes de agosto cuando en una nota en euskara, el diario Gara anunció que el sábado 10 de septiembre Batasuna iba a iniciar la apertura de un proceso de renovación de la mesa que aglutina a sus dirigentes, que se iba a prolongar hasta el mes de enero.

Es un procedimiento previsto en los estatutos del partido y que ha de celebrarse cada cuatro años, pero que en esta ocasión se lleva a cabo por primera vez desde que los tribunales sentenciaron su ilegalización.

En los últimos dos años, los integrantes de Batasuna han celebrado sus asambleas o reuniones internas en la clandestinidad. Sin embargo, en este caso, se ha especulado con la posibilidad de que el portavoz de la formación ilegalizada, Arnaldo Otegi, decida comparecer públicamente para desgranar los puntos más relevantes de las ponencias presentadas.

Esta actitud le daría la posibilidad de remarcar una vez más la posición de la izquierda abertzale respecto a un hipotético «proceso de paz».

Posición

Además, le daría la oportunidad de desbrozar cuál es el margen de maniobra de Batasuna -muy distinto al de hace cuatro años- mientras dependa en las instituciones del PCTV, y le permitiría escenificar un desafío al Gobierno en un momento en el que los tribunales recuerdan día tras día la falta de legitimidad de los representantes vinculados al entorno radical.

Sin embargo, si la trascendencia pública que ha tenido el encuentro no mueve a sus convocantes a abortarlo, las posibilidades de que la Guardia Civil pueda impedirlo no parecen ser muchas.

De darse en un local privado, la intervención es legalmente imposible; si, como parece, se celebra en instalaciones de carácter público, según fuentes de la Delegación del Gobierno, los agentes sí podrían intervenir, pero fuentes de la Guardia Civil recuerdan que necesitarían de una orden judicial para disolver la convocatoria y las pruebas de que Batasuna es la convocante. Únicamente pueden intervenir de manera inmediata en el improbable caso de que el acto tenga lugar en la vía pública.

Desde el mes de marzo, la Delegación de Gobierno de Navarra ha prohibido los actos convocados por Batasuna en tres ocasiones, incluso apelando al TSJN. Siempre en la vía pública.

DEIA

Sábado, 10 de septiembre de 2005

UN TEST SOBRE EXCEPCIÓN 

Editorial

El Partido Nacionalista Vasco anunciaba ayer una serie de iniciativas con las que pretende tomar el pulso a la vocación del Gobierno español de desmarcarse o continuar en la dinámica de la excepcionalidad legislativa que marcó la última legislatura en el Estado. Junto a la demanda de reforma de normas de actuación judicial como la consideración del delito de colaboración con banda armada, la reducción del período de incomunicación de detenidos o el tratamiento penal a los menores acusados de delitos de terrorismo, aparece la piedra de toque de la competencia de prisiones, negada con reiteración por el Ejecutivo de Aznar y, ahora, por el de Zapatero. El conjunto de las iniciativas que serán presentadas el lunes en el Congreso supondría, en el caso de ser aceptadas, un giro estratégico de casi 180 grados en la que viene siendo la postura oficial del Gobierno socialista, lo que las hace difíciles de materializar. Sin embargo, constituyen una oportunidad excepcional para medir el grado de implicación en la transformación del escenario heredado de las legislaturas "populares" y en la recuperación de un escenario jurídico con vocación garantista en materia penal y no supeditado a las estrategias de rendimiento político que marcaron su establecimiento.

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

ARES AFIRMA QUE LA LEY DE PARTIDOS SEGUIRÁ EN VIGOR MIENTRAS ETA SIGA ACTUANDO 

El dirigente socialista asegura que, a día de hoy, continúa siendo «plenamente necesaria» 

Bilbao - El portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, afirmó ayer que la Ley de Partidos «seguirá estando en vigor mientras siga siendo un instrumento útil para combatir al terrorismo y a aquellos que amparan y justifican la violencia». Ares manifestó que, en relación con las decisiones judiciales, los socialistas no tienen «nada que decir» porque respetan la acción de la Justicia, «que en un Estado de Derecho funciona con plena autonomía de otros poderes», en alusión a la prisión decretada contra el miembro del servicio de comunicación de EHAK, Joseba Zinkunegi, y a otras acciones que la Audiencia Nacional está desarrollando contra la izquierda abertzale.

Sobre las reclamaciones realizadas para que se derogue la Ley de Partidos «y otras aprobadas con el apoyo, en su momento, del Partido Socialista y que también se impulsaron en virtud del Pacto Antiterrorista», afirmó que se trata de normas que «siguen siendo plenamente necesarias para combatir y debilitar al terrorismo con el fin de consolidar la paz en Euskadi».

Tras afirmar que el Gobierno socialista ya lo ha repetido en diversas ocasiones, se dirigió a quienes reclaman la derogación de la Ley de partidos y exigen otras reformas legales para «que hagan política alejados del apoyo a la violencia y renunciando a ella para obtener fines políticos porque la política es incompatible con la violencia».

Aznar Rechaza la Negcociación de ZP con ETA

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 6:10, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Y mientras todo esto sucede Aznar con voz clara denuncia el presente y lo que se puede avecinar. Eso sí, sin gran cobertura mediática, sólo se puede leer en LA RAZON.

LA RAZON

Sábado, 10 de septiembre de 2005

AZNAR RECHAZA EN COLOMBIA EL DIÁLOGO CON LOS TERRORISTAS INICIADO POR ZAPATERO

Enrique Ibáñez

El ex presidente ratifica que no volverá a la política, pero sigue con interés «lo que está ocurriendo»

Bogotá - El ex presidente del Gobierno español José María Aznar reiteró el jueves en Bogotá su tesis de que «con el terrorismo no hay términos medios: o se gana o se pierde». Aznar, que presentó su libro «Retratos y perfiles. De Fraga a Bush» ante un centenar de personas reunidas en un club de la capital colombiana, aseguró que una «política de apaciguamiento [en ese terreno] envalentona a los terroristas».

Para presentar el libro, Aznar participó en un coloquio junto al presidente colombiano, Álvaro Uribe; con el ex ministro de Interior y uno de los puntales políticos de Uribe a comienzos de su mandato, Fernando Londoño, y el director de la revista «Cambio 16», Mauricio Vargas. Uribe, que se niega a calificar de conflicto armado la situación en Colombia y prefiere hablar de terrorismo, ha sugerido a la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que no tendría objeción en aceptar la calificación de conflicto armado si ese grupo paramilitar proclama el cese de las hostilidades.

Convencido de que la política de Uribe es firme, valiente y acertada, y «da resultados», el ex presidente del Gobierno aseguró en una entrevista publicada ayer en el diario colombiano «El Tiempo» que «cualquier movimiento que se haga será en torno a esa política, que está siendo reconocida y apoyada en el ámbito internacional».

La batalla antiterrorista. Asimismo, Aznar mostró su admiración al jefe de Estado colombiano, y afirmó también que «el único destino y mensaje es que el terrorismo debe ser derrotado», aún reconociendo que será «una batalla dura, larga y difícil, pero que hay que ganar». El ex jefe del Ejecutivo, que criticó la política contra el terrorismo del presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, declaró en la entrevista al diario que en líneas generales «todos los diálogos [con los terroristas] son iguales», aunque los fundamentos, según la trayectoria histórica, «pueden tener formas diferentes».

«El diálogo con los terroristas es un diálogo que hay que rechazar. Lo que hay que buscar en todo caso es la derrota de las instituciones terroristas», porque no es lo mismo, en su opinión, «un diálogo con una organización prácticamente derrotada que con una que aún está revitalizada». En el acto de presentación del libro, Aznar afirmó que «ser superviviente [del terrorismo] es un privilegio» y subrayó que con el atentado que sufrió en 1995, la organización terrorista ETA «quería impedir que el PP llegase al poder» en 1996, algo que no consiguió llevar a cabo. Asimismo, respecto a los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, perpetrados por una célula de Al Qaida, tres días antes de la elecciones legislativas en España, Aznar declaró que «puso de manifiesto la voluntad [terrorista] de que el Partido Popular perdiera» esas elecciones.

Habló también de la política como dedicación y afirmó, aludiendo a Manuel Fraga, fundador del PP y ex presidente de Galicia, que «sin pasión no hay política» y despreció a quienes llamó «pequeños líderes» que «están más pendientes de su imagen» que de llevar a cabo un gobierno real.

«Si me propusieran ahora regresar a la política, diría rotundamente que no», dijo, «pero sí tengo y sigo conservando el interés por lo que está ocurriendo», al recordar que preside la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). Además, arremetió contra la izquierda al defender a ultranza el liberalismo y la economía de mercado y explicó que se hizo amigo de Tony Blair, el primer ministro británico, porque dejó atrás la política laborista de izquierda con la así llamada Tercera Vía. «Blair entendió que el socialismo se había acabado y denominó Tercera Vía a su política para no decir que el socialismo se acabó», subrayó. Efe

Izquierda Unida en Socorro del Entorno Etarra

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 5:31, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Izquierda Unida, cada vez más hundida, acude en socorro de los terroristas. Gaspar Llamazares, defendió ayer la constitución de una segunda mesa de diálogo en Navarra para resolver el problema de la violencia, que se uniría a la promovida por el Gobierno vasco. También les ofrecemos la entrevista que DEIA publica con Madrazo donde se pueden leer lindezas como; «La política del talante y de la sonrisa de Zapatero ya no es suficiente» o «Las actuaciones de Grande-Marlaska no deben provocar una huida hacia delante». Sin comentarios

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

LLAMAZARES PIDE LA CONSTITUCIÓN EN NAVARRA DE UNA SEGUNDA MESA DE DIÁLOGO PARA LA PAZ 

A. U.

Bilbao - El coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, defiende la constitución de una segunda mesa de diálogo en Navarra para resolver el problema de la violencia, que se uniría a la promovida por el lehendakari Juan José Ibarretxe en el País Vasco. Su formación, junto a la vasca de Ezker Batua y la navarra IUN, suscribieron ayer en Bilbao una declaración pública en la que promueven lo que denominan fase de distensión. Llamazares explicó que luego vendría la negociación en la que deberían participar todos los partidos vascos y navarros y también las víctimas del terrorismo.

El líder de Izquierda Unida consensuó junto a los máximos responsables de Ezker Batua, Javier Madrazo, y de IU de Navarra, Ion Erro, un documento que calificaron de "importante" para el nuevo escenario abierto en Euskadi. Gaspar Llamazares valoró que la ausencia de atentados mortales de ETA desde hace 27 meses abre una nueva etapa que obliga a adoptar iniciativas. Como explica el documento aprobado ayer, las tres formaciones exigen a la izquierda abertzale el cese de toda violencia, incluida la kale borroka y las campañas de amenaza y extorsión, y al Gobierno, la derogación de la Ley de Partidos y el acercamiento a Euskadi de los presos de ETA. "Si esta distensión sale adelante, el proceso puede ser irreversible. Se puede ir de la violencia a la tregua y de la tregua a la paz", vaticinó.

Presión a los cargos públicos

Llamazares instó al mundo abertzale a acabar con la "presión sobre los cargos públicos" en Euskadi, lo que, aseguró, sería "su aportación a la distensión". Sobre la reforma de la Ley de Partidos, opinó que las medidas "de excepción" no se justifican para luchar contra el terrorismo en periodo de actividad y "muchos menos en una fase de interrupción de la actividad cruenta que vivimos en estos momentos".

La resolución considera el cumplimiento de las exigencias al entorno de ETA y al Gobierno como "imprescindibles" para avanzar en la pacificación del País Vasco e insiste en que Izquierda Unida pretende jugar "un papel de puente en esta materia". Las tres formaciones defienden el derecho a "decidir libre y democráticamente de todos los pueblos", lo que implica la modificación de la Constitución "respetando en todo momento el principio de no unilateralidad y el compromiso de no imposición", expresa el texto.

El coordinador de IUN, Ion Erro, defendió la constitución de otra mesa de diálogo en Navarra, porque "debe jugar un papel importante también en el proceso de paz". Defendió su comunidad como "sujeto político activo, diferenciado y propio" y criticó la "imposibilidad" de establecer una vía de diálogo en Navarra por la "incapacidad y la falta de voluntad política" del presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz (UPN).

EL CORREO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

LLAMAZARES PIDE ACERCAR A LOS PRESOS DE ETA «TRAS DOS AÑOS SIN ATENTADOS CRUENTOS»

Antonio Santos

BILBAO - El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, aconsejó ayer al Gobierno que «tenga en cuenta» la «interrupción de los atentados cruentos» de ETA para «reconsiderar medidas de excepción» como la Ley de Partidos y la dispersión de los presos etarras. Este cambio de rumbo, a su juicio, permitiría afianzar «la nueva fase de distensión» y convertir en «irreversible» el proceso de pacificación.

Su intervención, en Bilbao, sirvió también para exigir a «los abertzales» el cese de la violencia «callejera y la presión» de la 'kale borroka'. «No podemos desaprovechar el momento», insistió poco después de apostar por la constitución de «dos mesas de partidos» en el País Vasco y Navarra que resuelvan el conflicto vasco y cuyas decisiones sean sometidas «a la voluntad de la ciudadanía en una consulta popular».

Llamazares suscribió, tras mantener una reunión con los coordinadores de la coalición en Euskadi y Navarra, Javier Madrazo y Ion Erro, una declaración conjunta en la que las tres organizaciones abogan por un proyecto de Estado «republicano, federal y de izquierdas» donde prevalezca un «pacto entre diferentes para agregarse común y políticamente».

La resolución marca los objetivos de las tres formaciones para el curso político que acaba de arrancar. El texto, de seis puntos, subraya la necesidad de fijar vías de «diálogo» entre todos los partidos y realiza una defensa del «derecho a decidir libre y democráticamente» de todos los pueblos. En este punto, incluye la posibilidad «llegado el caso» de modificar la Constitución para permitir la autodeterminación dentro del Estado español.

DEIA

Sábado, 10 de septiembre de 2005

IU DEFIENDE EL CAMBIO DEL ACTUAL MARCO JURÍDICO PARA INCLUIR EL DERECHO A DECIDIR 

Presentó ayer en Bilbao un documento sobre pacificación y normalización 

Bilbao - Izquierda Unida presentó ayer en Bilbao un documento sobre pacificación y normalización política en el que defiende modificar el «ordenamiento jurídico-político actual» para introducir el «derecho a decidir libre y democráticamente de todos los pueblos». El documento fue presentado en rueda de prensa por los coordinadores generales de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares; de Ezker Batua, Javier Madrazo; y de Izquierda Unida de Navarra, Ion Erro; así como el responsable federal de Política Institucional y Modelo de Estado, Félix Taberna.

La resolución establece que el proceso de paz se debe llevar a cabo a través de sendas mesas de «diálogo democrático resolutivo» en la CAV y Navarra, en las que participarán «todas las formaciones políticas, sin excepción», y cuyos acuerdos serán sometidos a referéndum. La constitución de esos foros, según IU, sólo podrá realizarse en un «escenario de cese definitivo de toda expresión de violencia», incluida la kale borroka y las presiones a los cargos públicos, y en un «contexto político de reconocimiento a los diversos ámbitos de decisión». Además, la coalición de izquierdas reclama, como «gesto de distensión» para favorecer el proceso de paz, la derogación de la Ley de Partidos y el acercamiento de los presos de ETA a cárceles próximas a sus lugares de origen.

Etapa de distensión

Llamazares destacó que se trata de una «resolución muy importante» porque supone el «reconocimiento en el ámbito federal» de la existencia de una «nueva etapa de distensión». «La interrupción de los atentados cruentos de ETA es real y la respuesta de las instituciones ha sido la resolución del Congreso para un diálogo y negociación resolutiva si hay un cese definitivo de la violencia armada, pero es imprescindible dar un paso más».

Ese «paso» consistiría, a su juicio, en el cese de «todo tipo de violencia» desde el «mundo abertzale» y en la anulación de «todas las medidas de excepción» establecidas para luchar contra el terrorismo, entre las que citó la Ley de Partidos y la política de dispersión. Llamazares sostuvo que Izquierda Unida debe jugar en este proceso un «papel de puente» para no perder la oportunidad de conseguir la paz. El documento recalca que cualquier reforma estatutaria que se aborde en este proceso «deberá partir de los mecanismos establecidos al efectos en los diferentes marcos de autogobierno actualmente vigentes».

Por otra parte, Madrazo y Llamazares criticaron el proceso judicial contra EHAK porque «no contribuye» a la puesta en marcha de un proceso de pacificación y normalización. El coordinador de EB dijo no entender por qué se produce «la marcha atrás» de investigar ahora la vinculación de EHAK con Batasuna cuando antes no se cuestionó su legalidad. «Si en su momento no se vieron conexiones concretas de EHAK con el mundo de ETA y, por tanto, no se le aplicó la legislación de la Ley de Partidos, no entendemos porqué ahora se da una marcha atrás y se apuesta por este tipo de iniciativas y dinámicas que tienen que formar ya parte del pasado», concluyó.

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EZKER BATUA PIDE LA TRANSFERENCIA INMEDIATA DE LA COMPETENCIA EN PRISIONES 

«Por la incapacidad y la desidia del Gobierno central», según denunció ayer Arana 

Gasteiz - El portavoz de presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, pidió hoy al Gobierno central la «transferencia inmediata de la competencia de prisiones a las instituciones vascas», por la «absoluta incapacidad y desidia» de este Ejecutivo ante la «situación extrema» que se está dando en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca, donde han fallecido seis personas desde el mes de enero.

Arana hizo estas declaraciones ayer al término de una concentración ante la puerta de este centro penitenciario a la que asistieron unas 50 personas. Entre ellas, estuvieron presentes los parlamentarios Kontxi Bilbao y Oskar Matute, el procurador Ritxar Bacete y el coordinador territorial de EB en Alava, José Miguel Fernández.

«Nos hemos reunido ante esta prisión para constatar nuestra alarma y preocupación por la situación que se está dando en esta cárcel por el deterioro de las condiciones», manifestó el portavoz de EB, quien añadió que «una prueba muy evidente de ello es la muerte de seis personas en los últimos meses».

Tras calificar esta situación como «extrema», Arana aseguró que «el Gobierno central es el responsable subsidiario de esas muertes», y en ese sentido denunció la «absoluta incapacidad y desidia» de este Ejecutivo, que no ha hecho ninguna inversión ni en medios humanos ni en medios materiales en este centro penitenciario.

Política penitenciaria

«Queremos reclamar la inmediata transferencia de la competencia de prisiones a las instituciones vascas, ya que esta será la única manera de poder garantizar una política penitenciaria basada en el respeto a los derechos humanos, la reeducación y la resocialización», agregó.

Respecto a los planes de choque anunciados por el Gobierno central para poner fin a esta situación, Arana dijo desconocer que se estén aplicando e insistió en que la situación de este centro es «absolutamente extrema». «La única manera de resolver esta situación es la transferencia inmediata de la competencia», reiteró el representante de Ezker Batua- Berdeak.

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

«EL GOBIERNO ESPAÑOL JUEGA CON DOS BARAJAS Y TIENE PREPARADO EL ESCENARIO DE OTRA ILEGALIZACIÓN» 

Javier Madrazo es, junto al lehendakari Ibarretxe y a Joseba Azkarraga, uno de los miembros del "núcleo duro" del Gobierno vasco en las cuestiones relacionadas con la normalización política. El líder de EB-Berdeak reclama valentía y pasos simultáneos al Gobierno de España y a la izquierda abertzale. 

Joseba Arruti

Bilbao - El Coordinador de EB-Berdeak y consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Javier Madrazo, (Riaño, Cantabria, 1960) se muestra muy cauto al valorar el momento político actual pero advierte de que «el tiempo no es ilimitado» para hacer avanzar el proceso de normalización y pacificación.

¿Tiene claro sobre qué hablaron el miércoles el presidente Zapatero y el lehendakari Ibarretxe?

Da la impresión de que el Partido Socialista quiso comunicar la reunión en positivo, pero con un mensaje sin sustancia ni contenido. Todavía faltan compromisos claros, tanto en lo que respecta a la normalización política como a otra serie de elementos vinculados con diversos compromisos adquiridos por Zapatero.

Por tanto, ¿no ha servido para lograr avances sustanciales?

Creo que ya ha llegado la hora de la verdad para la política de Zapatero. Está en una encrucijada, y la política del talante y la sonrisa, que le ha acompañado durante todo este tiempo, ya no es suficiente. Le hace falta un plus. Estos próximos meses van a ser definitivos para saber si de verdad tiene una hoja de ruta para Euskadi y si posee voluntad política para abordar un proceso de diálogo resolutivo. Por eso, una reunión como la del miércoles, sin contenidos concretos, queda vacía más allá del envoltorio que haya querido trasladar a la opinión pública el Gobierno.

¿Quién debería dar el siguiente paso para hacer avanzar el proceso de normalización?

Tienen que dar pasos tanto la izquierda abertzale como el Gobierno, y deben hacerlo de forma simultánea. La primera tiene la asignatura pendiente del cese de la violencia en todas sus expresiones, incluida la kale borroka y también la presión a los cargos públicos, y de manera paralela y simultánea el Gobierno debería propiciar gestos de distensión.

¿Cuáles?

Tiene que dar carpetazo a la legislación excepcional, que en este momento tiene menos sentido que nunca, y debe modificar la política penitenciaria de cara a facilitar el acercamiento de presos.

¿Ése sería el escenario idóneopara poner en marcha la mesa de diálogo?

Sin duda. Lo que no cabe es que uno exija al otro que haga movimientos unilaterales. Ahora, lo inteligente sería posibilitar movimientos en paralelo. De lo contrario, se genera mucha incertidumbre sobre la viabilidad del proceso. Ojalá hubiera un cese indefinido de la violencia por parte de ETA, porque hay que exigírselo en cualquier caso y de forma incondicional, pero las cosas, en política, no suelen funcionar así. Los movimientos por parte del Gobierno serían muy positivos para desencadenar un escenario de cese permanente de la violencia.

En cualquier caso, queda claro que no habrá mesa de diálogo resolutivo sin un cese de todo tipo de violencia...

Sí. Ésta es una premisa básica que nadie pone en cuestión, por lo menos entre las voces autorizadas. Hoy es una opinión que no se discute. La mesa debe ponerse en marcha en un contexto de cese permanente de la violencia en todas sus expresiones.

¿Esa situación se podría producir en el corto plazo?

Confío en que sí. El tiempo no es ilimitado. Tenemos el horizonte de las elecciones municipales de 2007, y habrá que hacer las cosas antes de entrar en una fase preelectoral. Por lo tanto, no tenemos mucho tiempo. Sería importante que en esta fase de diálogo preparatorio en la que nos hallamos fuéramos capaces de llegar a algunos acuerdos básicos en relación al nudo gordiano del conflicto vasco: es decir, a la regulación del derecho a decidir.

¿No corresponde esa parte a la fase resolutiva?

La mesa puede servir para materializar o plasmar la regulación concreta del derecho a decidir, pero primero hacen falta acuerdos básicos. Si no hay diálogos preparatorios que encarrilen esta situación, asumiremos demasiados riesgos a la hora de sentarnos en torno a la mesa. Al diálogo resolutivo hay que ir con suficientes garantías de que ese foro va a llegar a buen puerto. Sería imperdonable que se produjera una nueva frustración: esta iniciativa de la mesa de diálogo ha de ser la definitiva.

¿Hasta qué punto sirve la referencia de Irlanda del Norte?

El proceso no debe ser muy diferente al de allí. Hubo una declaración de Downing Street en relación al respeto a lo que se decidiera en una mesa de diálogo y, por otra parte, también se exigió un cese permanente de la violencia para hacer factible una mesa de diálogo resolutivo. Estos elementos son también necesarios en Euskadi.

Tampoco están nada lejos de las premisas ya marcadas en el "Plan Ibarretxe"...

Sí, ése era, precisamente, el "zumo" de esta propuesta. El "Plan Ibarretxe" era una reforma global del Estatuto. Nosotros compartíamos algunos de sus aspectos, pero otros muchos no. De todas formas, en lo que estábamos de acuerdo era en estas cuestiones centrales. Pero el "Plan Ibarretxe" es mucho más y por eso hemos mantenido reservas frente a esa iniciativa.

¿Para cuándo queda la reforma del Estatuto?

Tiene que haber tres fases: la actual, de diálogo preparatorio, la siguiente, de diálogo resolutivo, y la final, la de la reforma global del Estatuto. Pero esta última no se abordará en esta legislatura. Yo me daría con un canto en los dientes si pudiéramos desentrañar el nudo gordiano del conflicto vasco y llegáramos a acuerdos básicos en torno al derecho a decidir en ese plazo.

¿La actuación judicial contra Rafa Díez Usabiaga y algunos miembros de EHAK responde a un intento de obstaculizar el salto hacia el diálogo resolutivo?

Se presta a diversas interpretaciones. Es verdad que se pueden vincular estas iniciativas judiciales a la actuación particular de un juez, dentro de su independencia, pero pienso que hay algo más. No hay que olvidar que la actitud del fiscal también se ha movido y que, al fin y al cabo, actúa en consonancia con los parámetros del Gobierno.

Por tanto, deduzco que ve un impulso gubernamental...

Hay una cobertura política a los movimientos que ha habido en el ámbito de la Justicia respecto a EHAK y Rafa Díez. El Gobierno está utilizando la Ley de Partidos y ese tipo de iniciativas como una amenaza sobre Batasuna advirtiéndole de lo que le puede pasar si no cesa la violencia de forma definitiva en forma de tregua de ETA.

¿Se está intentando presionar a Batasuna?

Sí. Es un factor de presión. El Gobierno español juega con dos barajas. Tienen preparado el escenario de otra ilegalización de ese mundo en caso de que el proceso fracase. Me parece preocupante la situación que estamos viviendo y creo que el Gobierno debería aparcar esta vía de la Ley de Partidos y apostar a una única carta, en favor de un escenario de paz y de normalización política. Por eso pedimos a Zapatero que realice movimientos valientes...

...¿en la línea de la declaración del Congreso?

La declaración del Congreso fue importante, pero ya no es suficiente. También fueron importantes algunos pasos de la izquierda abertzale, como los concretados mediante la declaración de Anoeta o el levantamiento de la amenaza de atentados contra los electos del PP y del PSOE. Pero tampoco esos movimientos son ya suficientes. Debe haber un plus de ambos mundos. Hay que pasar de la violencia a la tregua y de la tregua a la paz. Pero ahora sólo estamos en la fase de la apuesta por la distensión.

¿Cómo ha interpretado la advertencia de Batasuna de que este proceso tiene fecha de caducidad?

No conviene dar ultimatums al proceso. Esa actitud sólo expresa nerviosismo en ese mundo y, en cualquier caso, no está justificado que se pretendan imponer fechas de caducidad. La consecuencia de las actuaciones del juez Grande-Marlaska no puede ser una huida hacia delante.

¿Teme que se produzca?

Hay que apostar por un proceso que no tenga vuelta atrás, y la izquierda abertzale tendrá que entender que su mejor política es la de la apuesta por el cese permanente de la violencia. Realmente, ésa es la vía que les va a dar fuerza y les va a cargar de razón, más allá de lo que haga o deje de hacer el Gobierno central. Ése es el papel que debe ir interiorizando este mundo aunque en verano Batasuna haya realizado movimientos destinados a dar oxígeno a sus sectores más duros. Veo a la izquierda abertzale en una posición pragmática.

¿Cuál sería la función del Gobierno vasco?

Tiene un papel importante, de facilitador, de impulso, de motor. Debe ejercer de cauce central de ese proceso, liderándolo con mucha valentía. Tiene que ser, precisamente, el referente que obligue a los dos mundos a llevar a cabo los movimientos que les corresponden.

¿No han perdido capacidad de iniciativa política tras ser rechazado el "Plan Ibarretxe"?

No, aunque el papel es diferente. Ahora el protagonismo tiene que ser de todos. Es bueno que no haya una propuesta sobre la que gire todo el debate. La búsqueda del consenso debe producirse en torno a la iniciativa de todos. Sería malo que el Gobierno pretendiera arrogarse el protagonismo del debate político. Pero también sería si lo pretendiesen hacer el Partido Socialista o la izquierda abertzale, como intentaron justo antes de las autonómicas.

Iglesia Vasca: Vuelve el Modelo Setién

Por Narrador - 18 de Septiembre, 2005, 4:11, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

¿Recuerdan aquel indeseable llamado Setién? Era Obispo de San Sebastián ¿Recuerdan que el muy canalla se negó acudir a una manifestación que solicitaba la libertad de un secuestrado por ETA porque sus convicciones morales le impedían pedir su liberación? Pues parece que su infame modelo de comportamiento ha regresado. Tal vez sea parte del ‘Efecto ZP’. El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, aprovechó ayer la fiesta de la patrona de Guipúzcoa para pedir "signos de distensión" a los "principales implicados" en el camino hacia la paz. En la ceremonia religiosa celebrada en el Santuario de Aranzazu, a la que asistió el lehendakari Juan José Ibarretxe, Uriarte aseguró que en la sociedad vasca se percibe que las condiciones para la paz son hoy "más favorables", por lo que reclamó a dirigentes sociales y políticos que estén "a la altura" del momento y actúen con "paciencia, discreción y lealtad".

Haciendo gala de una equidistancia criminal entre esos "signos de distensión" que reclamó a los "implicados", el obispo donostiarra pidió "evitar las acciones violentas, cancelar las extorsiones económicas, tener gestos de acercamiento a las víctimas, aplicar las leyes justas con espíritu amplio y conciliador, humanizar la situación de los presos y de sus familiares...". Uriarte expresó su temor a que "maximalismos y desconfianzas" puedan bloquear el "caudal de esperanza" de paz que hoy tiene una "notable mayoría" del pueblo vasco.

EL MUNDO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

URIARTE PIDE LA «HUMANIZACIÓN» DE LA POLÍTICA PENITENCIARIA Y EL ACERCAMIENTO DE LOS PRESOS

O. Torres

El obispo de San Sebastián recomendó «gestos de distensión» a los «implicados en el proceso de paz». Reclamó «discreción» porque los ciudadanos tienen derecho a la información, «pero a su debido tiempo»

VITORIA.- El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, demandó ayer «signos de distensión», entre los que mencionó los gestos de acercamiento a las víctimas o la «humanización» de la situación de los presos, para avanzar en un pretendido «proceso de paz» en Euskadi. Uriarte, en la homilía pronunciada en el santuario de Arantzazu con motivo de esta festividad, destacó, además, la necesidad de otras actitudes como la paciencia, la discreción o la lealtad.

Sin apartarse de la tradicional equidistancia que mantiene buena parte de la Iglesia vasca vinculada al nacionalismo, el obispo recomendó ayer a los «principales implicados» en el proceso, entre otras fórmulas, «evitar las acciones violentas, cancelar las extorsiones económicas, tener gestos de acercamiento a las víctimas, aplicar las leyes justas con espíritu amplio y conciliador o humanizar la situación de los presos y sus familiares».

Entre los asistentes a la misa celebrada en el municipio guipuzcoano de Oñati se encontraban el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y el diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri. Con el primero, Uriarte coincidió en la necesidad de que los implicados actúen con discreción, una máxima que parece haberse convertido en elemento clave para Ibarretxe y que aplica, incluso, en sus reuniones con el presidente del Gobierno o el líder de la oposición en el País Vasco, Patxi López.

«Es verdad que los ciudadanos tienen derecho a una información veraz y sustancial; pero a su debido tiempo», señaló el obispo. Según explicó, «procesos como estos no pueden prosperar si están continuamente expuestos a la luz pública y alterados por un cruce continuo de declaraciones y opiniones que producen confrontación y perplejidad».

El obispo de San Sebastián advirtió a los «buscadores de la paz», a los que no identificó, de que cuando se entrevé la proximidad del final, «surgen resistencias, tropiezos, malentendidos y dificultades que resultan exasperantes y ponen a prueba el aguante y la perseveración» de estos agentes, por lo que resulta conveniente recurrir a la paciencia como solución para evitar males mayores.

Por último, Uriarte, en este conjunto de recomendaciones, llamó la atención sobre la necesidad de que los partidos políticos no antepongan sus intereses al bien común. Este llamamiento a la ética política remató una homilía dedicada casi en su integridad al pretendido proceso de paz.

«Doblez»

«El oportunismo que antepone los intereses partidarios al bien común de la paz o prefiere lo que conviene decir a la verdad real y leal, introduce una dosis de doblez que vicia la relación y genera desconfianza respecto a las verdaderas intenciones de los interlocutores», explicó el obispo en este llamamiento a la clase política para que se exprese con claridad.

Monseñor Uriarte manifestó, para concluir, su deseo de poder dar gracias el año que viene en este mismo lugar por la consecución de la paz.

Las inmediaciones de la basílica guipuzcoana fueron el escenario elegido por un grupo de la izquierda abertzale para reclamar el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco. Uno de los concentrados en la zona se acercó al lehendakari para hacerle entrega de una carta con sus reivindicaciones.

Ibarretxe inauguró, además, un centro cultural en las cercanías del santuario, bautizado como Gandiaga Topagunea, que ha contado con las aportaciones financieras de la Diputación foral y el Gobierno vasco.

EL PAIS

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL OBISPO DE SAN SEBASTIÁN PIDE "SIGNOS DE DISTENSIÓN" PARA FAVORECER EL PROCESO DE PAZ

San Sebastián - El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, manifestó ayer que está aceptado en la sociedad vasca que las condiciones para la paz son hoy "más favorables". Y añadió que, en este contexto de "proximidad" de la paz, "resultan necesarios, por parte de los principales implicados, signos de distensión".

El obispo Uriarte, que es un buen conocedor de la cuestión ya que en 1999 fue intermediario ante ETA en representación del Gobierno presidido por Aznar, aclaró cuáles pueden ser, a su juicio, estos signos: "Evitar las acciones violentas, cancelar las extorsiones económicas, tener gestos de acercamiento a las víctimas, aplicar las leyes justas con espíritu amplio y conciliador, humanizar la situación de los presos y de sus familiares...".

El obispo de San Sebastián hizo esas afirmaciones en su homilía del día de la patrona de Guipúzcoa en el Santuario de Aranzazu. En este marco, que ha tenido cierta relevancia en la historia de ETA, Juan María Uriarte expresó su temor a que los "maximalismos y desconfianzas entre los principales responsables" puedan bloquear este camino. Y, junto a los "signos de distensión", recomendó también "paciencia, discreción y lealtad".

LA RAZON

Sábado, 10 de septiembre de 2005

EL OBISPO URIARTE PIDE «GESTOS DE DISTENSIÓN» CON LOS PRESOS ETARRAS PARA LOGRAR LA PAZ

R. N.

Oñate (Guipúzcoa) - El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, dijo ayer que la sociedad vasca cree «más favorables» las condiciones para lograr la paz y pide a los políticos que estén a la altura hasta alcanzar este objetivo que requiere, a su juicio, signos de distensión a favor de las víctimas y de los presos de ETA. Uriarte ofició una ceremonia religiosa con motivo de la festividad de Nuestra Señora de Aránzazu en el santuario del mismo nombre, en el municipio de Oñate, a la que asistieron numerosas autoridades como el lendakari, Juan José Ibarretxe; el diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri, y la presidenta de las Juntas Generales de la provincia, Leyre Ereño.

En su homilía, el prelado donostiarra aseguró que una «notable mayoría» de la población del País Vasco espera con «verdadera pasión» que se desarrolle un proceso que conduzca a la paz. Los ciudadanos intuyen que el camino será «difícil» y «temen que las desconfianzas entre los principales responsables puedan bloquearlo», aunque están dispuestos a hacer «lo que esté en su mano para evitarlo», agregó.

Gestos para alcanzar la paz. Uriarte opinó que sería «dramático e injusto que todo este caudal de esperanza quedara empantanado de nuevo por un tiempo indefinido», al tiempo que apuntó que el acercamiento a la paz requiere «signos de distensión» por parte de los «principales implicados». «Evitar las acciones violentas, cancelar las extorsiones económicas, tener gestos de acercamiento a las víctimas, aplicar las leyes justas con espíritu amplio y conciliador y humanizar la situación de los presos y de sus familiares» son algunos de los gestos a los que aludió Uriarte, que añadió que otros «comportamientos» que deben respetar «quienes buscan sinceramente la paz» son el respeto «escrupuloso» de los «derechos humanos a la integridad, seguridad y dignidad de todos».

El prelado también cree que en estos momentos también sería necesario potenciar la «paciencia» ya que, en ocasiones, pueden surgir «resistencias, tropiezos, malentendidos y dificultades que resulten exasperantes y pongan a prueba el aguante de los buscadores de la paz».

DEIA

Sábado, 10 de septiembre de 2005

URIARTE RECLAMA EL FIN DE LA VIOLENCIA Y GESTOS HACIA LOS PRESOS PARA LOGRAR LA PAZ 

Iasone Salbide

El obispo de Donostia, Juan María Uriarte, mostró ayer su confianza en que las conversaciones entre los distintos grupos políticos conduzcan a alcanzar la paz en Euskadi, en consonancia con el deseo de «una notable mayoría de este pueblo». 

El obispo de Donostia, Juan María Uriarte, pidió ayer a los responsables políticos y sociales que «sepan estar a la altura» para evitar que la esperanza de paz en Euskadi quede «empantanada de nuevo por tiempo indefinido», lo que, a su juicio, sería «dramático e injusto». Uriarte animó a los implicados a mostrar «signos de distensión», como el fin de las acciones violentas y la adopción de medidas en favor de los presos.

Uriarte realizó estas declaraciones durante la homilía que ofreció en la basílica de Arantzazu, en el municipio guipuzcoano de Oñati, con motivo de la celebración de la festividad de la patrona de Gipuzkoa. Una misa a la que asistieron numerosos representantes institucionales, como el lehendakari, Juan José Ibarretxe, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, el diputado general de Gipuzkoa, Joxe Joan González de Txabarri, o la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Leire Ereño, entre otros.

Durante la Misa Mayor, el obispo aseguró que la inmensa mayoría del pueblo vasco comprende que las condiciones para alcanzar la paz son hoy «más favorables» que en estos últimos años y pidió a los responsables políticos «que sepan estar a la altura» para evitar que sus «desconfianzas» puedan «bloquear este camino» que la sociedad reconoce como «difícil y probablemente largo».

Signos de distensión

Uriarte consideró que los «signos de distensión», la «paciencia», la «discreción» y la «lealtad» son imprescindibles para lograr que el proceso de paz culmine con éxito.

En este sentido, aseguró que las muestras de distensión deberán ser concedidas por todos los sectores ideológicos implicados. Desde quienes tienen en su mano «evitar las acciones violentas, cancelar las extorsiones económicas o tener gestos de acercamiento a las víctimas» hasta los responsables de «humanizar la situación de los presos y de sus familiares». Porque, a su juicio, quienes buscan «sinceramente» la paz deben «respetar escrupulosamente los derechos humanos a la integridad, seguridad y dignidad de todos».

El prelado guipuzcoano exigió, asimismo, paciencia, ya que «cuando, con fundamento o sin él, se entrevé la proximidad del final, surgen resistencias, tropiezos, malentendidos y dificultades que resultan exasperantes y ponen a prueba el aguante y la perseveración de los buscadores de paz».

Y abogó por la discreción como único aval de que las conversaciones lleguen a buen puerto. «Los ciudadanos tienen derecho a una información veraz y substancial -dijo-, pero a su debido tiempo». Porque, a su entender, procesos de este tipo «no pueden prosperar si están continuamente expuestos a la luz pública y alterados por un cruce continuo de declaraciones y opiniones que producen confrontación y perplejidad».

Por todo ello, solicitó a los agentes políticos y sociales y a los medios de comunicación que sean conscientes de su responsabilidad en todo este proceso y que eviten la tentación de transmitir a la sociedad «expectativas exageradas y escepticismos demoledores» que no contribuyen a solucionar el conflicto.

Por último, Uriarte abogó por que todas las partes implicadas sean capaces de dar muestras de lealtad, evitando «el oportunismo que antepone los intereses partidarios al bien común de la paz» y que, al tiempo que «vicia» las relaciones, «genera desconfianza respecto a las verdaderas intenciones de los interlocutores».

Concentración por los presos

Mientras el obispo donostiarra ofrecía su homilía en el interior del templo religioso, varias decenas de familiares de presos se concentraban en el exterior para exigir el fin de la dispersión.

Tras una pancarta en la que se podía leer la frase ‘‘Estatus politikoa orain. Euskal presoak Euskal Herrira’’, los integrantes de la plataforma Etxerat entregaron una carta al lehendakari, Juan José Ibarretxe, en la que le pedían que haga lo que esté en su mano para acabar con el sufrimiento de los familiares y amigos de los presos y denunciaban que «los políticos dicen muchas palabras bonitas, pero en la práctica no hacen nada».

EL CORREO

Sábado, 10 de septiembre de 2005

URIARTE EXIGE EL FINAL DE LA VIOLENCIA Y HUMANIZAR LA SITUACIÓN DE LOS PRESOS

El obispo de San Sebastián reclama «signos de distensión» y «paciencia» para alcanzar la paz en Euskadi

SAN SEBASTIÁN - El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, reclamó ayer el final de la violencia de ETA y «humanizar» la situación de los presos vascos como «signos de distensión» que faciliten el camino hacia la paz. Dentro de estos gestos, situó también el cese de la extorsión, el acercamiento a las víctimas, una aplicación de las leyes «con espíritu amplio y conciliador» y el respeto «escrupuloso» de los derechos humanos «a la integridad, seguridad y dignidad de todos».

El prelado aprovechó la festividad de la patrona de Guipúzcoa en el santuario de Aranzazu para «sugerir» en su homilía «algunas actitudes y comportamientos» que permitan resolver el conflicto vasco. Ante una nutrida representación institucional presidida por el lehendakari Juan José Ibarretxe, Uriarte insistió en la «importancia y gravedad de lo que está en juego» al tiempo que calificó como «dramático e injusto» que las esperanzas del pueblo vasco «quedaran empantanadas de nuevo por tiempo indefinido» si fracasa el actual escenario.

En su alocución, dijo percibir cómo «una notable mayoría» de los ciudadanos cree que las condiciones para alcanzar la paz «son hoy más favorables» y cómo se espera «con verdadera pasión» el fin del conflicto, un camino que prevé «difícil y probablemente largo». El obispo de San Sebastián recomendó a los partidos políticos «paciencia» y echar mano de la «experiencia acumulada» en otros conflictos internacionales.

En su opinión, estas virtudes servirán para superar las «resistencias, tropiezos, malentendidos y dificultades que resultan exasperantes» y que aparecen ante «la proximidad del final». Así, exigió «diligencia y audacia» a los agentes implicados para dar los pasos necesarios hacia la paz «sin demoras innecesarias».

Sensatez

Uriarte coincidió con el mensaje esbozado por el lehendakari Ibarretxe el jueves al recomendar «discreción» a todas las partes para no entorpecer el proceso. El prelado defendió el derecho a recibir una información «veraz y sustancial, pero a su debido tiempo». «Los ciudadanos sensatos comprenden que procesos como éstos no pueden prosperar si están continuamente expuestos a la luz pública y alterados por un cruce continuo de declaraciones y opiniones que producen confrontación y perplejidad», recalcó al mismo tiempo que pedía evitar «expectativas exageradas» y «escepticismos demoledores».

Como último consejo, solicitó a las partes «lealtad» y dejar a un lado el «oportunismo» de anteponer «los intereses partidarios» al «bien común de la paz». Un rédito político que, en su opinión, sólo contribuirá a introducir «una dosis de doblez» que «vicia la relación y genera desconfianza» sobre las verdaderas intenciones de cada uno de los interlocutores.

LA RAZON

Domingo, 11 de septiembre de 2005

LA AVT ARREMETE CONTRA URIARTE

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, estimó ayer «lamentable» que el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, pida «signos de distensión» para lograr la paz en el País Vasco, lo que consideró que «sólo beneficia y da esperanza a los terroristas». La petición manifestada el viernes por el prelado es una parte más del «apoyo tanto social, político, económico» y de «algunos religiosos a los verdugos y a los asesinos», opinó. El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo se refirió también a la iniciativa que el PNV presentará mañana en el Congreso para eliminar algunas medidas antiterroristas, y acusó a este partido de realizar «constantemente» propuestas «a favor de los terroristas».

A su juicio, el PNV y Eusko Alkartasuna «comparten el objetivo de la banda terrorista ETA» y «van a obtener un beneficio político» de «todo el oxígeno que le den» en «esa lucha contra España por conseguir su independencia». Francisco José Alcaraz aprovechó la misma rueda de prensa para denunciar «el secretismo total y absoluto» del Gobierno sobre la reunión que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, mantuvo esta semana con el lendakari, Juan José Ibarretxe.

EL CORREO

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EL TRIPARTITO APOYA EL LLAMAMIENTO DE URIARTE A FAVOR DE LA DISTENSIÓN

El PP y la AVT acusan al obispo de San Sebastián de querer «equiparar» a las víctimas con los etarras

BILBAO - Los tres partidos que conforman el Gobierno vasco -PNV, EA, y EB- apoyaron ayer el llamamiento realizado el viernes por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, a favor de la apertura de un nuevo periodo de distensión en el País Vasco para allanar el camino hacia la paz. Las palabras del prelado, sin embargo, fueron duramente criticadas por el PP y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, para quienes sus peticiones a la banda -para que cese la violencia- y al Gobierno -para que acerque a los presos de ETA- suponen equiparar a las víctimas y a los terroristas.

El portavoz del EBB, Iñigo Urkullu, manifestó ayer que el PNV coincide con el obispo en la necesidad de que se alcance una etapa de distensión «porque se precisan gestos por todos los lados» para lograr la paz y la normalización. Urkullu afirmó que es precisó exigir «el cese absoluto de la violencia en todas sus expresiones, sean atentados, extorsiones, chantajes o coacciones, así como el cumplimiento de todos los derechos humanos». El dirigente jeltzale, además, salió en defensa del prelado ante las críticas del PP y señaló que «no caben graduaciones en los principios éticos y en los principios de los derechos humanos», por lo que, en su opinión, es compatible pedir el acercamiento y el fin de la violencia.

Desde EA, su secretario general, Unai Ziarreta, también mostró una «plena» sintonía con el obispo. El dirigente nacionalista agregó que, «además de buenas palabras, el Gobierno de Zapatero debe concretar las medidas para conseguir la normalización, mientras que, por otro lado, se deberían evitar incidentes como el de Rentería», en referencia al ataque de 'kale borroka' registrado el jueves en la citada localidad guipuzcoana.

Por su parte, el portavoz de la presidencia de EB, Mikel Arana, recalcó que su formación está «totalmente de acuerdo» con las declaraciones de Uriarte. Arana exigió al Ejecutivo central que dé pasos a favor de la paz y acerque a los presos de la banda a Euskadi.

«Mismo plano»

El discurso del PP fue radicalmente distinto. El portavoz de la formación en Euskadi, Leopoldo Barreda, reprochó al prelado que haga «un discurso político más que evangélico» y lamentó que sitúe «en un mismo plano» a las víctimas y a los terroristas. «En la actualidad existe una organización terrorista que mata y una sociedad democrática que tiene su legítimo derecho a defenderse», matizó Barreda.

«No se puede pedir el final de la violencia a cambio de nada, porque el problema es que hay unos señores que matan porque quieren matar. Nadie está violando los derechos de los etarras por encerrarlos en la cárcel cuando cometen delitos», apostilló el dirigente popular.

La AVT, por su parte, declaró que las peticiones del obispo «sólo benefician y dan esperanza a los terroristas». El presidente del colectivo, Francisco José Alcaraz, aseguró que la homilía fue una parte más del «apoyo social, político, económico y de algunos religiosos a los verdugos y a los asesinos».

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EL PP ASEGURA QUE EL OBISPO URIARTE «EQUIPARA» A ETA Y LAS VÍCTIMAS 

Leopoldo Barreda le reprocha que haga «un discurso político más que evangélico» 

Bilbao - El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, reprochó ayer al obispo de San sebastián, Juan María Uriarte, que haga «un discurso político más que evangélico» y lamentó que «equipare» a ETA y las víctimas, ya que en la actualidad existe «una organización terrorista que mata y una sociedad democrática que tiene su legítimo derecho a defenderse».

Leopoldo Barreda se refirió ayer en estos términos a la homilía del obispo Juan María Uriarte, quien el viernes pidió a los responsables políticos y sociales «signos de distensión», en referencia al fin de la violencia y medidas a favor de los presos.

Para Barreda, «no puede ser que se ponga en igualdad de condiciones a ETA y a los demócratas, a la sociedad democrática vasca y a los terroristas», al tiempo que consideró que «no se puede pedir el final de la violencia de ETA a cambio de nada, porque el problema es que hay unos señores que matan porque quieren matar».

En este sentido, Barreda apostó por «ser exigente con quienes matan y defender los valores y principios democráticos, que en mucho coinciden con los valores de la Iglesia», e insistió en que «eso es lo que hay que defender, porque nadie está violando los derechos de los etarras por encerrarlos en la cárcel cuando cometen delitos». A su entender, ésta es una práctica «legítima» en democracia puesto que «los etarras son detenidos por la violación de los derechos que han cometido», por lo que reprochó a Uriarte «que equipare a las víctimas y los miembros de ETA, como hace el señor Ibarretxe».

DEIA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

LA AVT CRITICA LA HOMILÍA DEL PRELADO PORQUE «SÓLO BENEFICIA Y DA ESPERANZA A LOS TERRORISTAS» 

Alcaráz afirma que tanto el PNV como EA «comparten el objetivo de ETA» 

Palma - El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, calificó ayer de «lamentable» que el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, pida en sus homilías «signos de distensión» para lograr la paz en Euskadi, ya que, a su juicio, «sólo beneficia y da esperanza a los terroristas».

Alcaraz expresó que la petición manifestada ayer por el prelado es una parte más del «apoyo tanto social, político, económico» y de «algunos religiosos a los verdugos y a los asesinos».

El presidente de la AVT se refirió también a la iniciativa que el PNV y EA presentarán el lunes en el Congreso para eliminar algunas medidas antiterroristas pues, a su juicio, ambos grupos sacan «constantemente propuestas a favor de los terroristas». Así, Alcaraz apuntó que estos partídos «comparten el objetivo de la banda terrorista ETA» así como que, según él, «van a obtener un beneficio político del oxígeno que le den en esa lucha contra España».

Por otro lado, el líder de la AVT aprovechó para denunciar el secretismo de la pasada reunión de Zapatero con Ibarretxe ya que, para él, son «temas que afectan a las víctimas y a todos los ciudadanos».

GARA

Domingo, 11 de septiembre de 2005

DE ACUERDO CON URIARTE

DONOSTIA - Unai Ziarreta afirmó coincidir «plenamente» con las peticiones realizadas la víspera por el obispo de Donostia, Juan María Uriarte, como el fin de la violencia de ETA o «humanizar la situación de los presos». Por ello, instó a José Luis Rodríguez Zapatero a pasar «de las buenas palabras a medidas concretas». También el PNV, por boca de su portavoz, Iñigo Urkullu, se mostró de acuerdo con la homilía. Quien la criticó fue el portavoz del PP de la CAV, Leopoldo Barreda, para quien Uriarte «equiparó a ETA y a los demócratas».

Otros mensajes en ¿Se Negocia con ETA?