El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

10 de Octubre, 2006

Fracasa el último intento de Garzón de mantener abierta una causa penal separada contra los peritos

Por Narrador - 10 de Octubre, 2006, 7:00, Categoría: 11-M

El Decanato asigna a la juez Gallego las diligencias de Garzón contra los peritos. La magistrada desiste del conflicto de competencias que promovió ante el Tribunal Supremo El CGPJ debate hoy la petición de amparo del instructor de la Audiencia, que recusa al vocal Requero

MADRID.- La pretensión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y del juez Baltasar Garzón de enviar a un Juzgado de Instrucción de Madrid -no al número 35, cuya titular es Gemma Gallego- las diligencias instruidas en la Audiencia Nacional contra los peritos del 11-M no ha surtido efecto.

El Decanato de los Juzgados madrileños ha asignado a la magistrada Gallego las actuaciones realizadas por Garzón tras la decisión de éste de inhibirse en la investigación de una supuesta falsedad documental que atribuye a los miembros de la Policía Científica Manuel Escribano, Isabel López y Pedro Manrique.

Garzón imputó a estos peritos por un delito para el que, según la Sala de lo Penal de la propia Audiencia Nacional, carecía de competencia. El juez aprovechó las manifestaciones realizadas por los agentes como testigos para dictar contra ellos un auto de inculpación, mientras exoneraba a los mandos policiales que, presuntamente, alteraron un informe sobre el 11-M en el que Escribano, López y Manrique mencionaban a ETA.

Tras dos desautorizaciones de la Sala y con un conflicto competencial en ciernes planteado por la juez Gallego, Garzón decidió el pasado jueves enviar sus diligencias contra los peritos a la Plaza de Castilla. Pero, con la aquiescencia de la Fiscalía, no las remitió a la juez que se las llevaba reclamando una semana, sino al Juzgado Decano para que procediera a su reparto.

El Decanato ha enviado los papeles de Garzón al Juzgado de Instrucción número 35 por antecedentes, ya que en este órgano recayó una querella interpuesta el pasado septiembre por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

No habrá, pues, un proceso autónomo contra los peritos, a dos de los cuales Gallego recibió declaración el pasado viernes como testigos, condición en la que permanecen.

El tercer perito, Pedro Manrique, estaba citado para ayer, pero la instructora ha pospuesto su comparecencia hasta conocer el contenido de las diligencias de Garzón. Gallego ha devuelto al juez de la Audiencia Nacional las actuaciones enviadas al no tratarse de un testimonio con plenos efectos jurídicos sino de una simple fotocopia, no adverada por la secretaria judicial.

Tras la inhibición de Garzón, la magistrada ha desistido del conflicto de competencias que el pasado viernes promovió formalmente con una exposición razonada dirigida a la Sala Penal del Supremo.

Por su parte, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) examinará hoy la petición de amparo del juez Garzón, que ayer insistió en un nuevo escrito en la «gravísima perturbación» de su independencia que ha sufrido.

Garzón anuncia, además, su intención de recusar al vocal del CGPJ José Luis Requero, que pidió a la Inspección que investigara el trato dado por el instructor a los peritos, los cuales han denunciado que se sintieron presionados.

En el CGPJ existe un precedente de recusación de un vocal por haber puesto en conocimiento de la Inspección hechos atribuidos a un magistrado. En ese caso se trataba del vocal de la minoría Félix Pantoja, que además era miembro de la Comisión Disciplinaria. Pantoja participó en la resolución del asunto que afectaba al juez que le recusó por decisión unánime de la Comisión, presidida por el vicepresidente del Consejo, Fernando Salinas.

Una información de Maria Peral publicada por el diario EL MUNDO el martes 10 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Ácido bórico: la Abogacía del Estado se persona por orden de Interior

Por Narrador - 10 de Octubre, 2006, 6:30, Categoría: 11-M

MADRID - La Abogacía del Estado se ha personado en la causa que investiga la juez Emma Gallego, titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, sobre una presunta falsificación del informe pericial que relacionaba el 11-M con ETA. Según confirmaron fuentes jurídicas, la personación, realizada a instancias del Ministerio de Interior, se ha realizado «para defender los intereses del Estado concernidos en la causa». Esas mismas fuentes no precisaron si, para salvaguardar esos intereses y despejar cualquier atisbo de duda sobre posibles falsificaciones, la Abogacía del Estado defenderá a los tres peritos que acusaron a sus superiores de eliminar de un informe redactado por ellos un párrafo que relacionaba el 11-M con ETA o a los propios mandos policiales. Sobre todo después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón imputase a los peritos una falsedad documental por hacer pasar por verdadero un informe que, según él, nunca lo fue (en el que aludían al hallazgo en el domicilio de Hassan el Haski, uno de los 29 procesados por el 11-M, de ácido bórico, y de la presencia de esa misma sustancia en el piso utilizado por un comando etarra).

Precisamente ayer debía declarar ante la juez Gallego uno de los tres peritos, Pedro Manrique. Pero la magistrada decidió suspender la declaración para estudiar la declaración remitida por el juez Garzón, después de que el Decanato de los Juzgados de Plaza de Castilla decidiese remitirle las diligencias al considerar que esa supuesta falsedad de los agentes está relacionada con la que ella investiga, en la que los acusados de falsificación son, precisamente, sus superiores por laminar el párrafo que establecía la conexión de los atentados de Madrid con la banda terrorista.

Suspensión «sine die»

La magistrada tomó declaración el pasado viernes, en medio de una gran expectación, a los otros dos peritos, Manuel Escribano e Isabel López Cidad. El último tendrá que esperar, dado que según informaron fuentes jurídicas su declaración de momento no tiene fecha por ahora.

Los abogados de los peritos solicitaron al decanato que todas las investigaciones se acumulasen, como de hecho ha sucedido, en el juzgado de Gallego y que se declarase la nulidad de pleno derecho de todas las actuaciones practicadas por el juez Baltasar Garzón.

Una información de R. Coarasa publicada por el diario LA RAZON el martes 10 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Rajoy dice a su Comité Ejecutivo que el PP seguirá con el 11-M

Por Narrador - 10 de Octubre, 2006, 6:00, Categoría: 11-M

Reitera, sin una sola intervención en contra, en que no será el eje de su actividad política, pero que es «obligado» preguntar al Gobierno

MADRID.- Mariano Rajoy zanjó ayer de una vez por todas, en el seno del Comité Ejecutivo del PP, su estrategia política en relación con el 11-M. El presidente del PP dijo que este asunto no es el eje de su actividad política, pero se reafirmó en el propósito de seguir reclamando información al Gobierno acerca de la investigación de la masacre, pese a la proximidad del juicio oral y, más aún, ante la falta de aclaración, por parte del Ministerio del Interior, de algunas contradicciones publicadas en los medios de comunicación.

En su informe, Rajoy dio así respuesta a una intervención previa del diputado de UPN Jaime Ignacio del Burgo, quien se lamentó de algunas críticas recibidas por haber abanderado una teoría de la conspiración o por pertenecer a la derecha extrema.

Del Burgo, que contó con la presencia de Rajoy en el escaño durante las dos últimas sesiones de control en que preguntó al ministro Pérez Rubalcaba por esta cuestión, negó tanto su pretendido sello ideológico radical como la existencia de una posible obsesión política por parte de su grupo.

Aseguró, primero, que su censura a los jueces ya se había producido en casos anteriores como el del lino o Filesa, en los que él mismo asumió la representación política del PP. Añadió, en segundo lugar, que desde el cierre de la Comisión de Investigación del 11-M el Grupo Popular no había promovido más de cinco iniciativas parlamentarias en forma de interpelaciones y preguntas.

Pero, la intervención de Del Burgo tuvo por objeto, sobre todo, someter la estrategia del partido sobre el 11-M a debate. El diputado pidió a los miembros del Comité que si alguno de ellos consideraba que su actuación en el 11-M ponía en peligro las expectativas electorales del partido -tal como algunos dirigentes vienen comentando fuera de los foros orgánicos de la formación-, lo expusiera en ese momento. Nadie contestó a Del Burgo en el Comité, entre cuyos miembros se encontraban el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el presidente del PP catalán, Josep Piqué. Entre los ausentes, el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Rajoy, por su parte, aprovechó para puntualizar, primero, que la prioridad de su política es presentar la «alternativa» al Gobierno socialista. Se dijo, en este sentido, satisfecho del resultado de la reciente Conferencia para la inmigración, y subrayó la importancia de la que se celebrará en noviembre para la seguridad, y las que tendrán lugar en diciembre en relación con la economía y el modelo de Estado. Con ellas aspira a modelar su oferta electoral con propuestas abiertas al debate de expertos ajenos a las filas del partido.

Rajoy dijo, en segundo lugar, que la presentación de alternativas no impide, en todo caso, que el PP siga haciendo oposición. Más aún, lo consideró «obligado». Y en este capítulo incluyó el presidente del PP el control al Gobierno en relación con la investigación del 11-M.

El líder popular descartó literalmente este asunto como eje de la actividad política del partido, pero aseguró que el PP no renunciará a «que se sepa la verdad». Así, por último, señaló que el PP seguirá preguntando al Ejecutivo tantas veces cuantas lo requieran las noticias que publiquen los medios de comunicación, tanto más cuanto el Ministerio del Interior no responda más que con «filtraciones» interesadas.

Llegados a este punto, Rajoy todavía puntualizó que el PP es «independiente» y que no se pondrá de ningún lado en este tema. Insistió en que el PP no ha acusado al PSOE ni a nadie de conspirar en el 11-M y que sólo se ha limitado a preguntar.

Una información de Carmen Remirez De Ganuza publicada por el diario EL MUNDO el martes 10 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.