El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El PP contraatacará en la Eurocámara pidiendo el rechazo a negociar con ETA

Por Narrador - 9 de Octubre, 2006, 16:00, Categoría: - Tregua Etarra

Los grupos podrán presentar sus iniciativas para el debate sobre el 'proceso de paz' hasta el día 23

MADRID.- Los dos grupos mayoritarios del Parlamento Europeo preparan ya sus iniciativas con vistas al debate del próximo día 25 que, a petición de los socialistas españoles, se centrará en el proceso de paz emprendido por José Luis Rodríguez Zapatero para intentar poner fin a la violencia etarra.

El Partido Popular Europeo, que en la conferencia de presidentes de grupos votó en contra de la propuesta de los socialistas, contraatacará en el Pleno poniendo sobre la mesa una propuesta de resolución en la que apostará por rechazar un proceso que, a su entender, implica la decisión unilateral del Gobierno de negociar con una banda terrorista.

La filosofía que subyacerá en la resolución del PPE es la de que si se trasladaran a España las condiciones que se impusieron a los grupos armados en Irlanda del Norte, aquí no se podría iniciar el proceso.

Las claves que manejará el PPE intentarán destacar la falta de consenso político que ha habido en España a la hora de aceptar la negociación con ETA; que, a diferencia del caso de Irlanda del Norte, en España la banda y su entorno sí cuestionan las fronteras y exigen la autodeterminación, y que aquí no ha habido la expresión de una voluntad de abandono de armas, e incluso que siguen produciéndose amenazas, extorsiones y violencia callejera.

Los grupos podrán presentar sus propuestas de resolución hasta el lunes día 23, a las 19.00 horas. En la mañana del martes, se producirá un debate entre los representantes de todas las formaciones para intentar pactar una resolución común. Fuentes parlamentarias advierten ya de que el acuerdo será prácticamente imposible. En consecuencia, a la sesión del día 25 llegarán previsiblemente dos resoluciones vivas: una avalada por los socialistas, que contará con el voto favorable de los comunistas -un grupo en el que conviven Izquierda Unida y el Sinn Fein-, de los verdes -cuyo portavoz español es un representante de ERC- y de parte de los liberales, movilizados por el eurodiputado de CiU, Ignasi Guardans, y por el del PNV, Josu Ortuondo.

La segunda resolución, presentada por el Partido Popular Europeo, tendrá el apoyo de algunos liberales -aunque la posición oficial de esta formación sea a favor del proceso de paz-, de la Unión Europea de Naciones -presidido por un miembro del Fianna Fail-, de los euroescépticos y de todo el abanico de minigrupos de la derecha hasta llegar a Le Pen.

En el Pleno del día 25 se pedirá al Consejo y a la Comisión, en primer lugar, que se pronuncien en apoyo del proceso de paz emprendido por el Gobierno español. Por parte de la Presidencia del Consejo asistirá previsiblemente un secretario de Estado finlandés (el país que preside este semestre la UE). Por parte de la Comisión podría acudir el presidente, José Manuel Durao Barroso, o el vicepresidente y comisario para Asuntos de Justicia e Interior, Franco Frattini.

En cualquier caso, de las dos instituciones comunitarias se espera una declaración que no irá más allá de la emitida por el Consejo Europeo en apoyo a España cuando se hizo público el anuncio de alto el fuego permanente de ETA. Posteriormente, tomará la palabra un representante de cada grupo político para fijar la postura oficial de su formación (que obligatoriamente no tiene por qué corresponderse con el voto individual de cada uno de sus miembros).

Por parte de los socialistas, hablará su presidente, Martin Schultz. Por parte de los populares lo hará Hans-Gert Pöttering. Éstos han descartado la posibilidad de que el ponente sea el español Jaime Mayor Oreja para no dar al grupo contrario la baza de afirmar que la oposición real al proceso de paz sólo se encuentra en las filas del PP español, en tanto que el resto del PPE se muestra indiferente.

Las resoluciones -los socialistas quieren mantener la incógnita de si al final presentarán o no la suya- se votarán el jueves día 26. Desde las filas del PPE se considera como muy probable que la izquierda gane la votación e incluso no descartan que, desde el PSE y la Presidencia ocupada por José Borrell, se prepare una visita de Zapatero a Estrasburgo durante el Pleno de noviembre para, dicen, «recibir los aplausos».

En cualquier caso, advierten que con este debate el Gobierno español «habrá trasladado al Parlamento Europeo la profunda división que ha generado en España en torno al proceso de paz». Los populares inciden especialmente en este punto porque, a su entender, demuestra el «giro de 180 grados» que el Gobierno del PSOE ha dado respecto a la pasada legislatura. Desde 1998, la acción española dentro de las instituciones comunitarias en materia de lucha contra el terrorismo se caracterizó por la unidad entre socialistas y populares. El contacto entre portavoces de uno y otro partido -Rosa Díez por parte del PSOE y Gerardo Galeote por parte del PP- era continuo en esta materia. Los atentados del 11-S supusieron un impulso a sus tesis en favor de conseguir una orden de detención y entrega común en toda la UE.

La imagen que los dos partidos trasladaron a Europa fue la de unidad. Incluso se produjo una visita de parlamentarios de los dos partidos al Parlamento Europeo para debatir sobre terrorismo, encabezados por los portavoces en el Congreso, Luis de Grandes y Alfredo Pérez Rubalcaba. La máxima entonces era la de rechazar expresamente que el conflicto en España fuera entre dos comunidades -como sucedía en Irlanda- y, por tanto, que resultaba importante evitar la internacionalización del mismo para no dar aire a las reivindicaciones de la banda terrorista.

En la actualidad, el PPE considera que la iniciativa de debate lanzada por los socialistas españoles no busca sino aislar en el Parlamento Europeo al primer partido de la oposición en España. Eurodiputados alemanes del PPE creen que el objetivo es el de trasladar la imagen de que los populares españoles están en contra de la paz. Las mismas fuentes expresan también su extrañeza ante el aplazamiento que pidieron los propios socialistas españoles, encabezados por Enrique Barón, del debate sobre el proceso de paz que debía haberse celebrado a primeros de septiembre.

Tampoco encuentran explicación al hecho de que fuera un portavoz de Batasuna el que anunciara que el debate del Parlamento Europeo se produciría en octubre e inmediatamente los socialistas hicieran una petición para dicha fecha. Todo apunta, según portavoces populares, a que ha sido ETA «quien ha marcado el calendario». De esta misma opinión son los portavoces de la Unión Europea de Naciones.

Una información de Marisa Cruz publicada por el diario EL MUNDO el lunes 9 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.