El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

'Okupas' se apoderan de la Ciudad Condal ante al pasividad de la Generalitat

Por Narrador - 8 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: Nefasto Efecto ZP

«Hagamos más guerrilla urbana y con menos contemplaciones»

«Okupas» y antisistema, más organizados que nunca, se adueñan de la Ciudad Condal

Barcelona - «¿Y qué, para el 12 de octubre -Día de la Hispanidad- qué haremos? ¿La manifestación y ya está?», decía ayer un internauta en el principal foro de movimientos alternativos, antisistema y «okupas» de Barcelona. «Más guerrilla urbana y menos contemplaciones, pim, pam, pum», le respondía otro. «Ok, quemad cuatro contenedores, pintad cuatro paredes y tirad cuatro cohetes, así justificáis un presupuesto de millones de euros en policías», respondía otro, más escéptico.

Estas conversaciones se suceden una tras otra cada día, y están intercaladas por peticiones de ayuda del colectivo «okupa» ante un desalojo inminente, conferencias, llamamiento a manifestaciones, la última crítica de la película «Salvador» (Puig Antich) y un larguísimo etcétera. Es ahí donde se cuece el movimiento que tantos quebraderos de cabeza está causando a vecinos, políticos y al mobiliario urbano de la capital catalana. Desde hace dos años, el movimiento «okupa» y antisistema de la ciudad pasa por un momento muy prolífico gracias, precisamente, a que internet les fortalece, les hace estar mucho más unidos.

Dos episodios muy graves

El último altercado tuvo lugar el jueves por la tarde, cuando un grupo de jóvenes de estética «okupa» lanzó piedras y bolas de pintura en una trifulca ocurrida en el centro de la ciudad. Un mosso d"Esquadra requirió varios puntos de sutura al estallarle una botella de cristal en la cabeza. Fueron detenidas dos personas. Una de ellas, una joven alemana, la presunta autora del lanzamiento, «no tenía domicilio conocido», señaló la Policía Autonómica.

Éste ha sido el último incidente, pero en los dos últimos años ha habido muchos más. Dos de ellos fueron especialmente graves. En febrero, una pedrada dejó en coma a un guardia urbano que trabajaba en abortar una fiesta ilegal en la calle Sant Pere Més Baix de la ciudad.

En junio, el desalojo de «La Fera», una casa «okupada» del barrio de Gràcia -el bastión del movimiento- acabó con una impresionante batalla campal, con contenedores en llamas y cabinas telefónicas y semáforos incendiados. Los daños en el mobiliario ascendieron a 16.000 euros, más 5.000 en labores de limpieza. No hubo detenciones porque «los agresores iban encapuchados», argumentó la consellera de Interior, Montserrat Tura.

A todo ello se suman los altercados durante el «macrobotellón» en el Casco Antiguo de marzo -convocado, precisamente, a través del foro de internet antes mencionado-, que se saldó con 54 detenidos y 68 heridos; el saqueo y destrozo de varios comercios durante la celebración de la Copa de Europa del Barça, con otros 29 detenidos; y los 59 arrestados por allanar las dependencias policiales de la Zona Franca de Barcelona.

Los vecinos y comerciantes de Gràcia reiteran que están «hartos» de la situación. No sólo de las batallas tras cada desalojo, también de que los radicales «hacen ruido por la noche y orinan junto a los portales».

Se da la circunstancia, además, que tras el episodio que dejó en coma al guardia urbano el Ayuntamiento anunció la puesta en marcha de una comisión sobre «okupas» para abordar el fenómeno. Según denunció ayer el presidente municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, la comisión no se ha reunido desde el mes de junio -cuando se produjo ese grave incidente- hasta hoy. Es decir, ha permanecido inactiva desde su constitución, lo que viene a ser una decisión sólo «de cara a la galería». Todo ello aderezado con el polémico anuncio que realizó hace unos meses el ex alcalde Joan Clos, sobre la apertura de una «mesa de diálogo» con los «okupas», algo que fue duramente criticado por la oposición, que considera un error dar voz a los violentos, a la ya denominada «kale borroka catalana».

Una información de Xiana Siccardi publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Barcelona, capital europea de la «okupación»

Los Mossos d"Esquadra explicaron ayer a este diario que controlar a estos violentos es «prioritario» después de los incidentes ocurridos el pasado jueves en pleno corazón de Barcelona. El ex alcalde de Barcelona, Joan Clos, dijo hace unos meses que los protagonistas de todos estos actos vandálicos -desde 2004 se han producido una veintena de episodios graves para el orden público- son apenas «unas 200 personas».

Actúan cada vez que pueden infiltrarse en una manifestación, sea cual fuere su contenido. Van encapuchados y realizan pintadas, lanzan piedras y botellas, y gritan consignas en contra de la «opresión policial» y la «especulación» del Ayuntamiento. Muchos de ellos viven en casas «okupadas», y otros llevan una vida aparentemente normal. La Policía Autonómica reconoce que Barcelona resulta atractiva para jóvenes alternativos -sobre todo Francia e Italia-, y algunos están vinculados a células anarquistas.

La «kale borroka» catalana

En los últimos dos años, el movimiento antisistema se ha vuelto más violento. Sus acciones se basan en el destrozo del mobiliario urbano. En junio, durante un desalojo, los radicales destrozaron contenedores, cabinas telefónicas y semáforos. Su restauración costó 20.000 euros.

Una información publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.