El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

7 de Octubre, 2006

Los peritos piden la nulidad de las diligencias de Garzón sobre el ácido bórico

Por Narrador - 7 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: 11-M

El Decanato prevé remitir el caso a la juez Gallego al considerar que se trata de hechos conexos

Madrid/Gran Canaria - Los tres peritos imputados la pasada semana por el juez Baltasar Garzón por falsificar, supuestamente, un informe que vinculaba el 11-M con ETA, solicitaron ayer por escrito al juez decano de Instrucción de Madrid, José Luis González Armengol, la nulidad de todas las actuaciones practicadas por el magistrado en relación a este asunto (entre ellas los interrogatorios a los propios peritos, que acudieron a declarar ante él como testigos, denunciando que sus superiores habían eliminado del documento la referencia a la banda terrorista, y finalmente resultaron imputados por alterar la fecha del mismo). Fuentes de la defensa de estos tres agentes explicaron que, además, sus abogados solicitan al Juzgado Decano de Plaza de Castilla que todas las investigaciones abiertas por este caso se acumulen en el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, cuya titular, Gemma Gallego, ya instruye la denuncia de los peritos por la presunta falsedad cometida por sus superiores.

La defensa de los agentes basa su petición en el artículo 238 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que establece la nulidad de los actos procesales llevados a cabo ante un tribunal no competente o realizados bajo intimidación o sin la presencia de letrado (los peritos denunciaron que sufrieron un trato «humillante y vejatorio» por parte de Garzón, una versión desmentida por los dos fiscales que asistieron al interrogatorio).

«Trato correctísimo»

Precisamente ayer, dos de los tres peritos -Manuel Escribano e Isabel López Cidad- comparecieron ante la juez Gallego (el último, Pedro Manrique, lo hará el próximo lunes). Y lo hicieron como testigos, pese a que formalmente todavía están imputados por Garzón (mientras el juzgado que se haga cargo de esas diligencias no retire esa imputación o las actuaciones del magistrado se declaren nulas).

Los peritos ratificaron ante la juez de Plaza de Castilla que sus superiores modificaron un informe en el que daban cuenta del hallazgo de ácido bórico en el domicilio de Hassan El Haski, uno de los imputados por los atentados del 11-M, y relacionaban este hecho con el registro del piso de un comando etarra, donde se encontró la misma sustancia cuatro años atrás.

Fuentes próximas a los declarantes -que salieron del juzgado manteniendo su condición de testigos- aseguraron que estos recibieron «un trato correctísimo». «Le han explicado a la juez lo mismo que a Garzón, pero con mucha menos tensión», añadieron. Según estas mismas fuentes, los peritos «están tranquilos, porque la situación ha cambiado considerablemente desde el pasado viernes» (cuando fueron imputados por el titular del Juzgado de Instrucción número 5).

Escribano declaró durante hora y media y su compañera lo hizo después por espacio de dos horas. Al concluir, López Cidad abandonó a la carrera el juzgado tapando su rostro con una chaqueta y parapetada detrás del jefe de Seguridad de los Juzgados. Medio centenar de periodistas le esperaba fuera. Para colmo, una vez dentro del ascensor éste se resistió a cerrar las puertas y tuvo que pasar el mal trago de exponerse de esa guisa a los flashes de los fotógrafos durante unos minutos que debieron parecerle eternos.

Una información de R. Coarasa y F. Velasco publicada por el diario LA RAZON el sábado 7 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Los peritos piden la nulidad de las diligencias de Garzón sobre el ácido bórico

Por Narrador - 7 de Octubre, 2006, 7:00, Categoría: 11-M

El Decanato prevé remitir el caso a la juez Gallego al considerar que se trata de hechos conexos

Madrid/Gran Canaria - Los tres peritos imputados la pasada semana por el juez Baltasar Garzón por falsificar, supuestamente, un informe que vinculaba el 11-M con ETA, solicitaron ayer por escrito al juez decano de Instrucción de Madrid, José Luis González Armengol, la nulidad de todas las actuaciones practicadas por el magistrado en relación a este asunto (entre ellas los interrogatorios a los propios peritos, que acudieron a declarar ante él como testigos, denunciando que sus superiores habían eliminado del documento la referencia a la banda terrorista, y finalmente resultaron imputados por alterar la fecha del mismo). Fuentes de la defensa de estos tres agentes explicaron que, además, sus abogados solicitan al Juzgado Decano de Plaza de Castilla que todas las investigaciones abiertas por este caso se acumulen en el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, cuya titular, Gemma Gallego, ya instruye la denuncia de los peritos por la presunta falsedad cometida por sus superiores.

La defensa de los agentes basa su petición en el artículo 238 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que establece la nulidad de los actos procesales llevados a cabo ante un tribunal no competente o realizados bajo intimidación o sin la presencia de letrado (los peritos denunciaron que sufrieron un trato «humillante y vejatorio» por parte de Garzón, una versión desmentida por los dos fiscales que asistieron al interrogatorio).

«Trato correctísimo»

Precisamente ayer, dos de los tres peritos -Manuel Escribano e Isabel López Cidad- comparecieron ante la juez Gallego (el último, Pedro Manrique, lo hará el próximo lunes). Y lo hicieron como testigos, pese a que formalmente todavía están imputados por Garzón (mientras el juzgado que se haga cargo de esas diligencias no retire esa imputación o las actuaciones del magistrado se declaren nulas).

Los peritos ratificaron ante la juez de Plaza de Castilla que sus superiores modificaron un informe en el que daban cuenta del hallazgo de ácido bórico en el domicilio de Hassan El Haski, uno de los imputados por los atentados del 11-M, y relacionaban este hecho con el registro del piso de un comando etarra, donde se encontró la misma sustancia cuatro años atrás.

Fuentes próximas a los declarantes -que salieron del juzgado manteniendo su condición de testigos- aseguraron que estos recibieron «un trato correctísimo». «Le han explicado a la juez lo mismo que a Garzón, pero con mucha menos tensión», añadieron. Según estas mismas fuentes, los peritos «están tranquilos, porque la situación ha cambiado considerablemente desde el pasado viernes» (cuando fueron imputados por el titular del Juzgado de Instrucción número 5).

Escribano declaró durante hora y media y su compañera lo hizo después por espacio de dos horas. Al concluir, López Cidad abandonó a la carrera el juzgado tapando su rostro con una chaqueta y parapetada detrás del jefe de Seguridad de los Juzgados. Medio centenar de periodistas le esperaba fuera. Para colmo, una vez dentro del ascensor éste se resistió a cerrar las puertas y tuvo que pasar el mal trago de exponerse de esa guisa a los flashes de los fotógrafos durante unos minutos que debieron parecerle eternos.

Una información de R. Coarasa y F. Velasco publicada por el diario LA RAZON el sábado 7 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Grande-Marlaska dice que nunca se ha sentido presionado por la prensa

Por Narrador - 7 de Octubre, 2006, 6:00, Categoría: 11-M

LAS PALMAS.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska aseguró ayer que nunca se ha «sentido presionado» cuando ha sido «protagonista» en los medios de comunicación, si bien recalcó que «eso es algo subjetivo». El magistrado aludía así al juez Baltasar Garzón, quien ha pedido amparo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por considerar que EL MUNDO lleva a cabo una campaña en su contra dirigida «a perturbar con ferocidad la acción judicial y la independencia en el ejercicio» de su profesión.

Grande-Marlaska, que sustituyó a Garzón al frente del Juzgado de Instrucción número 5 mientras éste se encontraba de excedencia, aseguró que el actual titular «tiene tablas suficientes; el que se sienta o no perturbado es algo subjetivo de cada uno, en lo que no voy a entrar».

El día anterior, el propio presidente del CGPJ, Francisco José Hernando, aludió en parecidos términos a Garzón -y a su decisión de pedir amparo por las críticas recibidas-, al asegurar que éste «tiene suficiente entidad y ha llevado casos tan importantes y trascendentes como para que una manifestación no le debiera intimidar».

Para Grande-Marlaska -que ayer intervino en las III Jornadas de Comunicación y Justicia, celebradas en Las Palmas de Gran Canaria-, hay una necesidad básica, y es la de «ser respetados en el ejercicio de nuestra función jurisdiccional». En este sentido, aclaró que tal necesidad la demanda no sólo Garzón, sino todos los demás jueces. «Todos necesitamos ser respetados, porque para que seamos responsables de nuestras actuaciones tenemos que ser también respetados por el conjunto de los poderes públicos y el conjunto de la ciudadanía».

Lo que no valoró Grande-Marlaska es si Garzón merece ser amparado o no por el CGPJ. «Que requiera o no amparo ya sería trascender de cuáles son mis competencias», dijo de forma tajante.

En su exposición durante dichas jornadas, agregó que «la voluntad o el interés muchas veces de algunos grupos mediáticos es, más que informar e investigar sobre determinados procesos judiciales, configurar el proceso judicial según ellos entienden que es correcto».

Una información de Teresa Cruz publicada por el diario EL MUNDO el sábado 7 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.