El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

"Gracias, Sevilla" por Mercedes Cordero

Por Narrador - 2 de Octubre, 2006, 8:00, Categoría: - Tregua Etarra

Un gentío desbordaba el margen del Guadalquivir, era una locura llegar entre los cortes, las trabas burocráticas, las obras, el vientre abierto de la ciudad, pero («Aquí estamos, nosotros No Matamos») defendiendo la libertad, y los derechos más humanos, los de las víctimas. No vamos a entrar en el regateo de unos miles de personas más o menos, el sabernos unidos en la resistencia es lo que cuenta.

Decía Teresa Jiménez Becerril que tenía miedo de la respuesta, que podía ser corta porque ésta es una ciudad indolente, acostumbrada a bajar la cabeza ante las presiones del poder, pero esta vez sus paisanos no nos han decepcionado. Al contrario. Queremos saber la verdad, y si hay que poner la otra mejilla pues se pone porque en mi nombre no nos rendimos, señores diputados del Frente del Silencio frente al horror. Y los decibelios de nuestros gritos por la libertad tienen que resonar por encima del atronar de las pistolas aún humeantes tras llevarse la vida de los nuestros. No estaba Chávez, ni Monteseirín. Uno y otro han perdido la ocasión de abrazarse con las víctimas, cuando la mitad de ellas son andaluzas, pero había otra gente de su partido, estaba Gotxone. Para estar con Irene Villa y todos los demás supervivientes del fanatismo y el odio, han venido a esta Sevilla de todas partes y muchas horas de autocar de Alicante, Zaragoza, Huelva, Murcia, Cuenca o Granada. Y todos prometían «el 25 en Bruselas», porque los europeos tienen que saber cual es la verdad de esto que llaman proceso de Paz. Esa es la cuestión: La Verdad. No queremos ser cómplices de ninguna verdad oficial. Les debemos a nuestras familias, por lo menos, la dignidad de investigar todos los por qués.

  

Mercedes Cordero es Delegada de la AVT en Sevilla

Publicado por el diario LA RAZON el lunes 2 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.