El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Burdas acusaciones, burdas manipulaciones

Por Narrador - 1 de Octubre, 2006, 6:00, Categoría: 11-M

MADRID. - El juez Baltasar Garzón imputó el viernes un delito de falsedad documental a los tres peritos de la Policía que elaboraron, el 21 de marzo de 2005, un informe sobre el 11-M en el que hacían mención a ETA.

Con esta decisión, el juez criminaliza precisamente a quienes denunciaron que su informe había sido falsificado por un superior -el jefe de Sección, Francisco Ramírez- quien, además de quedarse con el documento original, recortó y rectificó burdamente la versión de ordenador elaborada por los tres expertos para eliminar de la misma cualquier referencia molesta a la banda terrorista.

El juez incluye en su auto el hecho de que Ramírez no devolviera a sus autores el informe original que habían redactado. Sin embargo, no lo tiene en cuenta cuando considera presunto delito el que los tres expertos firmen, el 26 de julio de 2006, una copia, extraída del ordenador, del documento que elaboraron en marzo de 2005 y que, lógicamente, no llevaba su firma impresa.

La copia de ordenador, ya firmada, fue entregada por los peritos al Jefe de la Unidad de Análisis Científico de la Comisaría General de Policía Científica, señor Andradas.

Garzón no tiene en consideración el hecho de que los documentos de ordenador sólo pueden ser firmados una vez que están impresos en papel, e incluso que es perfectamente factible comprobar en el disco duro si el documento en cuestión fue realizado en la fecha que aseguran los peritos (21 de marzo de 2005) y si sufrió modificaciones posteriores. En lugar de eso, el juez asegura que el citado informe «no era el documento entregado por ellos el 21 de marzo de 2005, sino otro preparado al efecto en el mes de julio de 2006».

Informe para Del Olmo

A diferencia de la decisión adoptada por Garzón en relación con los tres peritos de la Policía, Francisco Ramírez queda limpio de cualquier sospecha, pese a que fue él, tal y como admite el juez, quien recortó y rectificó el informe pericial que no le gustaba y lo firmó, aunque no había sido él quien realizó las pruebas ni quien las recibió. Este informe retocado fue el que se envió al juez Juan del Olmo.

Las manipulaciones que habría hecho Ramírez en el documento son notorias. Para empezar, suprimió todos los párrafos en los que, bajo el epígrafe de observaciones, se hacía mención a ETA.

Además, cambió el objeto del informe: en el original se pedía Estudio, análisis e informe pericial, en tanto que en el documento retocado se solicitaba un análisis de las muestras. Igualmente, las nueve pruebas analíticas del documento de los peritos quedan reducidas a sólo seis.

Por último, en el documento manipulado se cometen errores tales como precisar, encima del apartado reservado para las rúbricas, que «las dos primeras hojas» van firmadas, cuando el documento sólo tiene dos folios, o se hace mención expresa a la «rúbrica de los firmantes» cuando sólo una persona, Francisco Ramírez, pone su firma a pie de texto.

Publicado por el diario EL MUNDO el domingo 1 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.