El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El fiscal intenta desviar el caso de la falsificación del 11-M a Garzón tras observar indicios de delito

Por Narrador - 25 de Septiembre, 2006, 6:00, Categoría: 11-M

MADRID.- El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, presentó un escrito el pasado sábado en el que defiende que el caso de los informes policiales sobre el ácido bórico sea investigado en la propia Audiencia Nacional por el juez Baltasar Garzón, pero en una pieza separada, no en el sumario del 11-M. La Fiscalía se pronuncia así tras comprobar que hay indicios serios de delito en el caso del informe de la Policía Científica que fue falsificado.

EL MUNDO desveló el jueves pasado que el Ministerio del Interior había falsificado un informe de la Comisaría General de Policía Científica, para eliminar las referencias a la posible implicación de ETA en los atentados del 11-M. En un primer informe, con número de registro y firmado por tres peritos, se indicaba que en el domicilio de uno de los presuntos implicados en la matanza de Madrid, Hasán Haski, se encontró ácido bórico y que este mismo material también se localizó en un piso utilizado por un comando de ETA en Salamanca. En las observaciones del informe, los peritos apuntaban la posibilidad de que ETA estuviera vinculada a la matanza como consecuencia de esa conexión.

Pero en el informe remitido finalmente al juez Del Olmo, la Comisaría General de Policía Científica, dirigida por el comisario Miguel Angel Santano, no sólo eliminó el capítulo de las observaciones, sino que también, de un plumazo, suprimió todas las referencias objetivas recogidas por los autores del informe de dónde y cuándo se había localizado el mismo material sospechoso que se incautó en el piso del presunto terrorista Hasán Haski. En su escrito, publicado ayer por Abc y El País, la Fiscalía de la Audiencia Nacional no niega que en el caso denunciado por EL MUNDO exista delito. Más bien al contrario. Ante la posibilidad de que exista, apunta que debe hacerse cargo de las investigaciones el magistrado instructor de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, ya que tiene abierto un sumario sobre los atentados de Casablanca en el que aparece también citado Hasan Haski. Quiere evitar que el asunto llegue a los juzgados de la Plaza de Castilla. En concreto, el fiscal pide a Garzón que aclare «cuantas contradicciones y discrepancias se susciten entre el informe pericial oficial remitido a la autoridad judicial y el informe previo elaborado por los tres peritos, y determinar si tiene relevancia penal». Es decir, deja la puerta abierta para que Garzón pueda archivar el caso al no observar relación entre el sumario de terrorismo y la falsificación de los documentos policiales. Los expertos consultados por EL MUNDO se preguntan por qué el fiscal no manda su escrito, siguiendo el mismo criterio, al juez que instruyó el sumario sobre los etarras detenidos en Salamanca y que también tenían ácido bórico. El fiscal envió el sábado este escrito al juzgado número 5 de la Audiencia Nacional cuyo titular es Baltasar Garzón quien, además, se encontraba de guardia, junto a la denuncia de la plataforma España y Libertad, en la que se pedía investigar el caso del informe de la Policía Científica falsificado.

En su escrito, el fiscal se pronuncia sobre esta denuncia y pide que el caso quede en manos de Baltasar Garzón, lo que, en opinión de los expertos consultados por este periódico, supone que el representante del Ministerio Público intenta evitar que el caso acabe en manos de los juzgados de la plaza de castilla. El fiscal argumenta que Garzón debe esclarecerlo en el marco del sumario 9/03 que instruye sobre los atentados de Casablanca y porque Haski podría ser un integrante del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, sospechoso de estar relacionado con ese atentado en Marruecos. El fiscal considera que este caso no tiene relevancia alguna para la investigación de los atentados de Madrid. Recuerda, además, que Del Olmo ya ha dictado auto de conclusión sobre el sumario del 11-M y, «por lo tanto, carece de competencia funcional para practicar diligencias de instrucción».

Este escrito del fiscal no es el que contesta a la solicitud que le hizo la semana pasada la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El juez Del Olmo, tras recibir los documentos aportados por EL MUNDO sobre el caso de la falsificación de los informes, los remitió a la citada Sala, ya que él había dictado autor de conclusión del sumario del 11-M. La Sala pidió a la Fiscalía de la Audiencia que emitiera un informe sobre este caso de falsificación.

La Fiscalía no ha respondido aún a la Sal de lo Penal. Según estas fuentes, es muy probable que entre mañana y el martes, el representante del Ministerio Público envíe su escrito de conclusiones que, en pura lógica, no debería apartarse mucho de las líneas maestras trazadas en el escrito remitido el pasado sábado al juez Garzón.

Según explicaron fuentes cercanas al caso, lo más probable es que, finalmente, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decida, a finales de semana, deducir testimonio sobre este caso. Los magistrados de la Sala entenderían así que, efectivamente, existen indicios de delito de falsedad. Los expertos consultados entienden que el caso debe acabar en Plaza de Castilla ya que se trata de una falsificación de documentos públicos.

El SUP defiende a Interior...

MADRID.- El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Maximiliano Correal, se mostró ayer convencido de que la polémica suscitada sobre la supuesta falsificación de unos documentos policiales del 11-M ha surgido por una filtración «desde dentro» del Cuerpo Nacional de Policía, por lo que se posicionó a favor de la investigación que ha abierto Interior.

El Departamento de Alfredo Pérez Rubalcaba ha ordenado abrir una investigación sobre los tres peritos de la Policía Científica que elaboraron un primer documento acerca de la inspección ocular de la casa, en Lanzarote, de Hasán Haski (uno de los presuntos implicados en el atentado), en el que se apuntaban posibles relaciones entre ETA y los atentados del 11-M, y que fue publicado por este periódico. Para el SUP, «todos los indicios» apuntan a que la filtración del primer documento al citado diario se ha producido por algún miembro de la Policía, «con toda la mala intención posible» y con el fin de «hacer daño» tanto al Gobierno como al propio Cuerpo de Policía Nacional.

Por ello, Correal, en declaraciones a Europa Press, se mostró a favor de la investigación abierta por el Ministerio del Interior para identificar al posible autor de la filtración, y confió en que se esclarezca lo más rápidamente posible la polémica suscitada por este documento que, en su opinión, recogía una «mala interpretación», al vincular el ácido bórico, observado en una inspección ocular en un piso franco de ETA en Salamanca tres años antes, con la inspección llevada a cabo en la casa de Lanzarote de Haski.

...y la CEP rechaza la investigación

MADRID.- El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, afirmó que es una «vergüenza» que el Ministerio del Interior haya abierto una investigación sobre los tres peritos que firmaron el documento que relacionaba a ETA con el 11-M, y señaló que su sindicato pondrá a disposición de los posibles afectados todo su aparato jurídico para ofrecerles una defensa gratuita.

En declaraciones a Europa Press, López lamentó que el Ministerio del Interior, en lugar de aclarar si este documento fue o no manipulado (al juez que investiga el atentado se le envió el informe sin las observaciones que vinculaban a ETA con el 11-M), se dedica a «matar al mensajero» y a abrir una investigación que no servirá para esclarecer si se han alterado algunas de las pruebas de la investigación del atentado terrorista del 11-M.

En este sentido, subrayó que el Ministerio del Interior tenía que haber analizado, desde un primer momento, si el documento fue o no manipulado y si el procedimiento del inspector jefe, que suprimió algunas consideraciones del primer informe antes de remitirlo al juez, es habitual en este tipo de actuaciones o fue una excepcionalidad.

López explicó que de la investigación de Interior se puede abrir un expediente disciplinario al responsable de la supuesta filtración, aunque indicó que no se trata de un documento clasificado. En cualquier caso, reiteró que CEP ha mostrado su disposición a cooperar con los funcionarios peritos si son finalmente acusados, y les brinda los abogados del sindicato.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el lunes 25 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.