El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

23 de Septiembre, 2006

"Cosecha de 2006" por José Antonio Vera

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 16:00, Categoría: Inmigración

«Sembraron mucho y bien con la regularización de 2005, y ahora vemos los frutos: 25.000 inmigrantes llegados en cayucos, siete veces más que el año anterior»

Hombre, ciertamente la cosecha de este año no ha sido nada mala. Sembraron mucho y bien con la regularización de 2005, y ahora vemos los frutos: 25.000 africanos llegados en cayucos, siete veces más que el total de los que vinieron durante la temporada anterior, y otra vez la cifra del millón de ilegales sin papeles completamente instalados en nuestro país, clamando por una nueva regularización, pidiendo seguridad social y trabajos dignos, el reagrupamiento de sus familias, una solución para sus vidas. Lo cual es lógico. Claro que lo que dice María Teresa sobre que todos los que han entrado ilegalmente saben que van a ser expulsados más tarde o más temprano, no se lo cree ya ni José Blanco, por mucho que el cibersecretario repita machaconamente la tesis de la vice en su blog socialista, que cada mañana devoro con religiosa devoción. El que se lo debe de creer menos es Caldera, empeñado como está en que «somos la envidia de Europa» (en inmigración, se entiende). Sí señor, lo somos. Y Europa así ha debido de verlo también, porque cuando llegó el otro día a Tampere Rubalcaba pidiendo más dinero, le dijeron tranquilamente al hombre: mira Alfredo, el problema es que si tan listos fuisteis para regularizar, igual de listos tendríais que ser ahora para solventar el problema que generasteis con aquella regularización; luego buscaos la vida como mejor os parezca, pues quien va a su aire y no cuenta para regularizar con los demás, tampoco puede pedir ahora que seamos nosotros los que solventemos las consecuencias de aquella regularización. Una lección que nuestros socios europeos han querido darles a estos muchachos, que insisten y no paran en que «no-hay-efecto-llamada», «sólo-hay-efecto-huida». No habrá efecto llamada y lo que quieras, de acuerdo, pero eso no es lo que piensan y dicen los senegaleses que vienen amontonados en los cayucos, ni lo que cuenta la policía senegalesa, ni lo que opinan las propias autoridades senegalesas. Todos coinciden en que sí-hay-efecto-llamada, y la prueba evidente es que ahora llegan más inmigrantes que nunca, con más frecuencia que nunca, con embarcaciones más grandes que nunca, en mayor proporción que nunca.

La cosecha de cayucos del 2006 es desde luego inmejorable. Zapatero la pidió, Caldera la mimó, y al pobre gobierno canario le ha tocado el trabajo de recogerla. Y a Rubalcaba resolver el lío, como casi siempre. Siempre que hay un problema se lo endosan a Rubalcaba. Pero más que un problema, éste es un gran marrón. Porque Europa ya vemos lo que piensa, y porque el pepé desconfía de la propuesta de pacto de Estado que ahora le hacen llegar, sin duda como prueba de arrepentimiento. ¿Qué hay que pactar?.. Hacer un pacto de Estado para romperlo en menos de un año, como ocurrió con el de Justicia, o para vulnerarlo, como el antiterrorista, no tiene mucho sentido. Lo dijo bien claro el otro día Pío García Escudero en una intervención magistral en el Senado. ¿Es también para eso este pacto que ahora proponen? Alguien piensa que quieren pactar para tapar el fracaso de la regularización. Una especie de acuerdo de silencio para que se olvide pronto que la cosecha del 2006 tiene su origen en las medidas regularizadoras de 2005. Antes no era importante un pacto de Estado. Al psóe le valía con el aplauso de los aliados nacionalcomunistas. Pero ahora necesitan más. Necesitan al pepé. El compló del pepé. La aquiescencia de Rajoy. Necesitan volver a Europa para que Europa nos socorra en la tragedia y vea Europa que ya se están haciendo las cosas bien, con seriedad y consenso, sin la alegría infantil de aquel papeles-para-todos de los tiempos de la pancarta, con la responsabilidad propia de quien tiene la obligación de proteger la frontera sur de la Unión Europea y no está dando muestras de saber hacerlo.

Por supuesto que en el drama de la inmigración debe arrimar el hombro todo el mundo. Europa lo hará. Estoy seguro de que Rajoy también. Lo está haciendo ya, de hecho. El pacto de Estado es completamente necesario. Pero ayudar no significa firmar un cheque en blanco. Zapatero entró en La Moncloa alardeando de un concepto de talante que es muy gracioso, ciertamente: hay que aparentar mucho buenismo y mucho diálogo y mucha mano tendida y todo eso, pero a la hora de la verdad no se debe contar con la oposición para nada. Es más, hay que estigmatizarla, sacarla de la democracia, decir que es filofascista o ultraderechista, que se ha ido al monte por defender las mismas cosas que defendía el psóe cuando era oposición y pensaba, por ejemplo, que con el terrorismo sólo de debe hablar de la entrega de las armas. Pero eso eran otros tiempos. Ahora no interesa ir con el pepé a ningún sitio. Sobre todo si ahí donde se quiere ir reparten votos. Interesa el pepé para repartirse los cayucos y las pateras. Para esparcir el fracaso en la política de inmigración. Esta impresionante cosecha Caldera de 2006.

Publicado por el diario LA RAZON el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"Del enemigo, el consejo" por Isabel San Sebastián

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 12:00, Categoría: 11-M

A juzgar por las gentes empeñadas en convencerle de que abandone la pretensión de investigar el 11-M y se someta dócilmente a la versión oficial, el PP ha debido de dar con un filón susceptible de llevarle de nuevo a La Moncloa. ¿Por qué? Porque el club de buenos samaritanos preocupados por el futuro del partido incluye a políticos y periodistas cuya característica común es, precisamente, el rechazo visceral a todo lo que suene a derecha.

Allí están los nacionalistas ávidos de sacudirse de encima al Estado, encantados con este Gobierno débil que no cree ni en la Constitución ni en España. A su lado forman los restos del naufragio de IU, tan distinta de aquélla en la que Julio Anguita imponía la decencia por encima de la conveniencia. Y para rematar la foto, un PSOE que va perdiendo letras, pues ya no es ni obrero ni español, capaz de cualquier cosa con tal de no volver a las tinieblas exteriores donde todo es frío y desolación. Una unidad de destino en la ocultación. Una auténtica cama redonda parlamentaria, animada por el empeño común de evitar que la verdad pueda estropearles el chollo.

En el campo del periodismo (hecha la salvedad de ese periódico monárquico y conservador, presa de una actitud enloquecida ante la fuga de sus lectores a EL MUNDO) tres cuartos de lo mismo: un grupo mediático a quien el socialismo ha enriquecido a fuerza de prebendas. La radio y la televisión públicas, botín de guerra del partido vencedor en las urnas, y algún que otro tertuliano/a apesebrado/a, de esos/as que reciben cada mañana la consigna de Ferraz o de Gobelas y la transmiten fielmente sin que su conciencia se resienta, en la certeza de que nunca les faltará un medio progresista en el que sacarse unas buenas castañas.

Jamás han votado al PP ni le votarían, aunque su candidato, Alberto Ruiz Gallardón, encabezara las listas. Jamás han movido un dedo por el PP, sino que han agitado todas las movilizaciones convocadas para arrebatarle el poder. Jamás han creído, en su fuero interno, que el PP fuese un partido tan democrático como cualquier otro, pues nunca han dejado de mirarle como heredero del franquismo. ¿A qué viene entonces ese súbito afán por salvar a los populares del presunto error que estarían cometiendo al exigir que se nos diga la verdad sobre la matanza que segó 192 vidas y cambió la Historia?

Mariano Rajoy debería tenerlo claro: del enemigo, el consejo... para hacer justo lo contrario. Es la prueba irrefutable de que va por buen camino.

Publicado por el diario EL MUNDO el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"¡ZZ Paff!, o cómo borrar ese insecticida" por Victor De la Serna

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 11:00, Categoría: 11-M

Como el Parlamento, donde el Gobierno y sus aliados pactan la omertà en torno al 11-M, la prensa bienpensante y progubernamental intenta silenciar o desacreditar a EL MUNDO.

El debate político se ha trasladado más diáfanamente que nunca al terreno periodístico tras las últimas revelaciones de EL MUNDO. Objetivo de los progubernamentales: el control de desperfectos mediante el menoscabo de lo que aquí se publica.

En El País y la cadena Ser no reparan en matices: Alberto Pozas, José María Brunet, Cristina de la Hoz y Rafael del Aguila dedicaban el jueves la tertulia de Hora 25 a resaltar lo que, al día siguiente, el periódico del mismo grupo resumiría sardónicamente así: «Un producto para matar cucarachas es la conexión entre el 11-M y ETA». Ridículo, desde luego...

Pese a todo, De la Hoz acababa mostrando su inquietud por la falta de control de los documentos en Interior, recomendando que pusieran orden, que tantas filtraciones ya son demasiadas... Comprensible celo si se manifestase desde el Gobierno socialista. (Aunque la pregunta insoslayable es: ¿por qué, si eran tan risibles las «elucubraciones» sobre el ácido bórico, se borraron tan celosa como sospechosamente?). Lo que llama la atención es que quien se manifiesta a favor del secretismo oficial es... redactora de ABC.

Días antes, el director de ese diario había explicado lo que es El buen periodismo, en un artículo también publicitado por la Asociación de la Prensa de Madrid: esencialmente, el periodista ha de ser «buen hombre o buena mujer», como recomienda Ryszard Kapuscinski. La elección del polaco como maestro de periodistas no puede ser más oportuna. No le importó trabajar cuatro decenios para medios estatales en una dictadura comunista sin libertad de prensa. Le bastó con volcar su -genuino- talento en escribir desde miles de kilómetros de distancia sobre las miserias de la India o de Africa. (Qué cómodo es indignarse cuando la Triple A mata en Argentina, pero mirar hacia otra parte cuando el GAL hace lo mismo aquí al lado...).

También el Col.legi de Periodistes de Catalunya ha aprovechado para afirmar que lo que EL MUNDO, la Cope y Libertad Digital hacen en su cobertura del 11-M «no es periodismo». No explican en qué; se remiten a su Código Deontológico para afirmar que estos medios están violando «principios éticos de la profesión» como la separación de información y opinión. En particular, el principio 2: «Difundir únicamente informaciones fundamentadas evitando, en todo caso, afirmaciones o datos imprecisos y sin base suficiente que puedan lesionar o menospreciar la dignidad de las personas y provocar daños o descrédito injustificado a instituciones y entidades públicas y privadas, así como la utilización de expresiones o calificativos injuriosos».

Ahora lo comprendemos todo. No se publica nada... ¿hasta que exista sentencia judicial firme, quizá la única «base suficiente»? Y los medios catalanes sí que saben comportarse. ¿Qué sucedió cuando Pasqual Maragall acusó en pleno Parlamento de Cataluña a CiU de cobrarse una comisión del 3% por cada contrato público? ¿Se lanzaron los sabuesos periodísticos a destapar la corrupción política catalana? ¡Quia! ¡Demasiados «datos imprecisos y sin base suficiente», y no digamos lo del «descrédito»! ¿Y el hundimiento del Carmelo? Pues lo mismo.

En Cataluña se hace periodismo responsable. Tan responsable que, ése sí, igual ha dejado hace años de ser periodismo.

Publicado por el diario EL MUNDO el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Ibarretxe hace de portavoz de HB y exige cambiar la Ley de Partidos

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 10:00, Categoría: - Tregua Etarra

Vitoria - Ayer, exactamente seis meses después de que ETA anunciara su alto el fuego, el Parlamento vasco abordó su Debate de Política General. Y, como no podía ser de otra manera, el «proceso de paz» monopolizó casi todas las reflexiones de una sesión que, pese a la efeméride, no concitó tanta expectación como en otras ocasiones. Eso sí, unos y otros no defraudaron y aprovecharon la ocasión para reafirmarse en sus posturas: el lendakari Ibarretxe recuperó su famoso plan y abogó por la legalización de Batasuna; los socialistas se mostraron dispuestos a seguir adelante con el proceso «ahora con más fuerza si cabe» y el PP acusó al lendakari de extender a todos los vascos su deuda particular con los batasunos.

Juan José Ibarretxe fue el primero en subir a la tribuna para ofrecer su particular análisis del «preocupante» momento que vive el proceso de paz, del que responsabilizó tanto a ETA como al Ejecutivo. Sin embargo, el lendakari fue mucho más exigente con el Gobierno, al que pidió que no se dedique a «poner piedras en el camino», que con los terroristas, que en su opinión están obligados «a no frustrar la esperanza de la sociedad vasca». Dicho esto, Ibarretxe se dedicó a intentar recuperar protagonismo en el «proceso» y lanzó sus iniciativas para reactivarlo. En primer lugar, reclamó al Ejecutivo la legalización de Batasuna, vía reforma de la Ley de Partidos y contando con que la formación ilegalizada presente unos nuevos estatutos para evitar que en el futuro quede de nuevo al margen de las instituciones. Además, anunció que el Ejecutivo vasco reclamará oficialmente al Estado el próximo día 26 la transferencia de prisiones como paso necesario para un cambio de política penitenciaria «que contribuya mejor al proceso de paz». Ibarretxe se reservó para el final un nuevo llamamiento a que se reconozca el derecho de autodeterminación «para que cualquier consulta al pueblo vasco no pueda ser limitada por Madrid». El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, también insistió en este argumento y fue más allá al afirmar que, «con ETA o sin ETA, con o sin violencia, la resolución del conflicto vasco pasa por el reconocimiento previo de la existencia del pueblo vasco y su derecho a decidir».

Tras escuchar las razones del lendakari, el secretario general del PSE, Patxi López, pidió «unidad, prudencia y paciencia» a los partidos y, jugando con la fecha, aseveró que «no se puede resolver en seis meses lo que no ha sido posible resolver en 40 años de violencia terrorista». López no olvidó incluir en su alocución mensajes al entorno batasuno -«la paz no es autodeterminación ni territorialidad- o al PP -«fue a hablar con Batasuna cuando toda la Mesa Nacional estaba en la cárcel y acercó presos con mil actos de violencia callejera-, y volvió a la carga con una mesa de partidos que la banda terrorista «no tutelará» y supondrá «el triunfo de los demócratas».

Mucho más dura estuvo la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, que acusó al Gobierno de Ibarretxe de someterse a las «exigencias de ETA-Batasuna». «Llevan 26 años gobernando y aprovechándose mezquinamente de la existencia de ETA», espetó San Gil al lendakari, al que en su opinión sólo le importa «su famoso plan». La popular fue muy pesimista con el proceso de paz, destinado «a una lenta agonía». «Esto es un proceso de cesión, de sumisión y de negociación con la banda terrorista», resumió.

Una información de Iker Moneo publicada por el diario LA RAZON el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La fiscal se opone a nuevas diligencias sobre las bombas solicitadas por víctimas del 11-M

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 9:00, Categoría: 11-M

El nuevo líder de los jóvenes del PP pide que no se olvide la masacre y que se siga investigando

MADRID.- La fiscal de la Audiencia Nacional Olga Sánchez se opuso ayer a la petición de una decena de víctimas del 11-M de que se practiquen diversas diligencias relacionadas con los explosivos. Sánchez alegó que las peticiones eran «inútiles» y «dilatorias». Las solicitudes incluían llamar a declarar a los agentes que inspeccionaron la furgoneta de Alcalá y a quienes custodiaron en Ifema los efectos de la estación de El Pozo.

También se pedía que el juez solicite los análisis químicos que se efectuaron en los focos, «los datos concretos», no sólo los resultados. «Aunque pueda decirse que ya vale con el explosivo, no, no vale. Las víctimas tienen derecho a la mejor instrucción y a que se despejen todas las dudas», dijo el letrado de los afectados.

Antes de hacer esa referencia al «¡ya vale!» con la que la fiscal rebatió el martes las dudas de otro letrado, el abogado Ricardo Ruiz de la Serna resaltó que las víctimas del 11-M «tienen derecho a la prueba» y que el Ministerio Fiscal «lidera, pero no monopoliza la investigación».

El letrado defendió ante la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional el recurso de reforma contra la decisión del juez Del Olmo de rechazar todas las diligencias que habían solicitado en los últimos meses de instrucción. «No bastan los indicios para procesar. Somos acusación y creemos que hay indicios suficientes para ir contra los acusados. Sin embargo, creemos que hay diligencias de prueba que aún deben practicarse con intervención de letrados de las víctimas», dijo. El escrito fue respaldado íntegramente por el letrado que representa a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

El recurso afirma que existen «contradicciones» respecto al recorrido que hicieron los efectos de El Pozo y que resulta llamativo que los Tedax no encontraran la llamada mochila de Vallecas en la estación. Pese a que Del Olmo consideró «confusa» su petición, el letrado afirmó ayer que es muy concreta: «Interrogar -nosotros, no sólo el fiscal- a todos los que custodiaron los efectos».

En otro punto del recurso se plantean diversas «contradicciones». Por ejemplo, la del jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, al hablar de nitroglicerina, o la aparición de metenamina en los análisis de la Kangoo. Ni una ni otra sustancia forman parte de la Goma 2 ECO que supuestamente se empleó el 11-M.

También dijo el letrado que en el sumario «no aparece» la información con la que la Policía elaboró los informes sobre la composición del explosivo. «Queremos los datos concretos, las mediciones, etcétera».

El recurso pide igualmente que expertos en explosivos aclaren ante el juez si es relevante que al día siguiente de la explosión de Leganés la Policía francesa se incautase de 100 kilos de Semtex, «la versión checa del explosivo militar C4, precisamente el que, según el jefe provincial de los Tedax se empleó en el 11-M». «Es legítimo saber porqué se descartó un posible explosivo y querer interrogar al jefe provincial de los Tedax». Ese mismo experto es el que, a iniciativa propia, hizo saber a Del Olmo que existía una radiografía de la mochila de Vallecas de la que no se le había informado.

Las diligencias solicitadas incluyen la petición de los tráficos de llamadas y posicionamientos de los teléfonos investigados en estado puro, es decir, sin haber pasado por el filtro de la Policía. La acusación particular mantuvo que deben investigarse ciertas llamadas entre Rafá Zouhier y Jamal Ahmidan.

La fiscal, tras repasar los cuatro bloques de solicitudes de la acusación, solicitó a la Sala que desestimase el recurso y llegó a decir que lo expuesto le había parecido «un escrito de defensa».

Sobre las declaraciones de los guías caninos que inspeccionaron la furgoneta, resaltó que éstos no habían llegado a entrar en el vehículo, así como que la bolsa de plástico en la que estaba el explosivo hacía imposible que los perros lo detectaran. Este punto fue rebatido posteriormente por otro letrado presente en la vista. Antes de concluir su intervención, la fiscal se preguntó si el abogado de la acusación quería interrogar a los agentes o a los perros.

En cuanto a la cadena de custodia de El Pozo, Sánchez considera acreditado que nunca se rompió. Respecto a las llamadas, aseguró que hay informes sobrados en la causa para considerar que ya se cuenta con todo lo necesario.

La Sección Cuarta también escuchó ayer, por segunda vez, la petición de la fiscal de considerar a Basel Ghalyoun autor material del 11-M. La vista se celebró el pasado lunes, pero por error no fue citada la defensa del sirio, por lo que fue anulada. Ayer, el abogado de Ghalyoun apoyó las solicitudes de nuevas diligencias excepto la relativa al tráfico de llamadas.

Una información de Manuel Marraco publicada por el diario EL MUNDO el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

La fiscal prefiere acabar pronto a saber la verdad (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 23 de Septiembre, 2006, 8:00, Categoría: 11-M

A lo largo de la instrucción del 11-M, la fiscal Olga Sánchez no se ha distinguido precisamente ni por su discreción ni por su profesionalidad, pero sus actuaciones de esta semana han traspasado todos los límites. Si el martes proclamó ante el letrado de uno de los acusados que fue Goma 2 lo que estalló en los trenes -afirmación no sustentada en ningún informe policial-, ayer trató de esconder la fragilidad de su afirmación denegando la realización de nuevas diligencias sobre los explosivos al abogado de nueve de las víctimas de la masacre. Este letrado -secundado después por el de la asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M- ha solicitado que declaren ante la Justicia los policías de Alcalá que inspeccionaron primero la furgoneta Kangoo, los que custodiaron en Ifema los objetos recogidos en la estación de El Pozo y el jefe de los Tedax en la Comunidad de Madrid. La mayoría de estas diligencias ya fueron rechazadas por el juez Del Olmo, pero el solo hecho de que sean las víctimas las que las piden debería hacer recapacitar este lunes a la Sección Cuarta de la Audiencia -que es quien decidirá sobre ellas- y desde luego a la propia Fiscalía. Muy al contrario, Olga Sánchez tildó ayer estas diligencias de «inútiles», «dilatorias» y «perjudiciales» para la causa y añadió que, lejos de ayudar al esclarecimiento de los hechos, sólo servirían para alargar el proceso. Por lo visto, para la fiscal es más importante celebrar ya la vista oral que clarificar las muchas lagunas del sumario. Prefiere dar carpetazo cuanto antes antes que saber la verdad.

Editorial publicado por el diario EL MUNDO el sábado 23 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.