El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La Falsificación del Informe Policial desvelada por EL MUNDO: Los implicados responden

Por Narrador - 22 de Septiembre, 2006, 9:00, Categoría: 11-M

La Policía afirma que el informe sobre ETA «era un borrador» con «elucubraciones subjetivas»

MADRID.- Era un «borrador» en el que se apuntaban «elucubraciones y consideraciones subjetivas» sobre las posibles relaciones de ETA con el 11-M. No era un documento oficial. El Ministerio del Interior trató así de salir ayer al paso de la información publicada por EL MUNDO. Y para contestar a los datos le encargaron al Comisario general de Policía Científica, Miguel Angel Santano, la elaboración de una «nota informativa» en la que niega que el Ministerio del Interior hubiera falsificado documento alguno para ocultar al juez posibles vínculos de ETA con la masacre.

EL MUNDO informó de que el 21 de marzo de 2005 tres peritos de la Policía Científica certificaron que una sustancia hallada en el domicilio del presunto instigador de la masacre Hasan Haski -ácido bórico- había sido encontrada también en el piso franco de un comando de ETA en Salamanca. En el informe los expertos indicaban: «Lo poco frecuente de esta sustancia intervenida en actos terroristas (...) nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismos autor/autores».

Pocos días después, la Policía Científica remitió a Del Olmo un informe, con el mismo número de registro que el elaborado por los peritos, firmado por un mando, en el que ya se omitía toda referencia a ETA. Este documento, fechado un día después que el realizado por los peritos, es el que consta en el juzgado.

Desde Tampere (Finlandia), el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que «jamás» ha manipulado ningún documento policial relativo a la investigación sobre los atentados del 11-M.

Insistió en que «el Ministerio del Interior no ha falsificado jamás ningún documento». Manifestó que de los documentos «que obran en mi poder, que son los mismos que tiene el Juzgado, puedo, una vez más, decir que no existe ninguna relación entre ETA y el 11-M». El titular de Interior anunció que había ordenado a la Comisaría General de Información (la que hasta hace escasas fechas dirigía Telesforo Rubio) que hiciera pública una «nota explicativa» sobre la cuestión de los informes policiales y el dato del ácido bórico.

Pero no fue la Comisaría General de Información la que elaboró la «nota informativa»; fue la de Policía Científica, dirigida por Miguel Angel Santano. En esta nota, negaba que se enviara al juez Del Olmo un informe falso, «pues el que se remitió es el único informe oficial elaborado por esta Comisaría General».

Aseguraba que el informe al que este periódico se refiere «es un simple borrador», no un documento oficial. «Es un borrador que siguió el procedimiento administrativo habitual, que pasa por la supervisión del jefe del laboratorio químico-toxicológico y del secretario general de esta Comisaría General. En este trámite se comprobó que las observaciones que hacían los peritos no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno y que, por lo tanto, no debían ni podían constar en un informe científico», añade la nota de Santano. «Las citadas elucubraciones eran especialmente inconsistentes tratándose de una sustancia tan común como el ácido bórico, una sustancia que tiene múltiples utilidades: se emplea como conservante, para adulterar droga, para fabricar cosméticos, pinturas y tintes, para la manufacturación de cementos, vidrios y porcelanas o como insecticida contra insectos domésticos y coleópteros, etc». La nota no niega que pueda estar relacionado con explosivos.

El comisario asume la responsabilidad del caso y apunta en la nota que, cuando fue informado, le pareció correcta la remisión del «informe íntegro, eliminando las observaciones, como así se hizo, siendo firmado por el jefe del laboratorio químico-toxicológico».

Es decir, Santano fue quien dio el visto bueno a la eliminación del informe de todas las referencias al comando de ETA desarticulado en Salamanca que estaba en posesión de la misma sustancia que el presunto terrorista islamista detenido en Lanzarote. Y ayer reafirmó en la emisora de televisión Cuatro que si se produjera la misma situación, tomaría una «decisión similar».

Pero aún es más concluyente el último párrafo: «El comisario general nunca ha informado de estos hechos al ministro del Interior, ni al actual ni al anterior, ni a ningún superior jerárquico, puesto que no se dio la menor importancia al asunto». Santano, según publicó en su día el diario Abc, preparó su comparecencia ante la Comisión del 11-M en la sede socialista de la calle de Ferraz. Está considerado en todos los círculos policiales como una persona muy afín al PSOE, formación con la que colaboró activamente en la elaboración del programa electoral en materia de seguridad.

El Gobierno está decidido a emprender acciones legales contra EL MUNDO. Lo anticipó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras consultar con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien dio el visto bueno. Todo está pendiente del informe que elaboren los servicios jurídicos del Estado.

Por otra parte, según consta en los informes policiales, cuando fue detenido y durante el registro, Hasan Haski aseguró que el ácido bórico que había en su vivienda de Lanzarote era «para matar cucarachas». Asimismo, la Policía determinó que el mismo componente localizado en la vivienda de los etarras detenidos en Salamanca era para higiene personal de uno de los detenidos.

Una información de Fernando Lazaro publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.



Una burda manipulación

El contraste entre el informe que ayer desveló EL MUNDO y el que fue entregado a Del Olmo demuestra la falsificación

MADRID.- Cortar y pegar. Así de fácil. Sólo hace falta cotejar el último párrafo del auténtico informe de la Policía Científica, que ayer desveló EL MUNDO, con el que fue entregado al juez Del Olmo para constatar que este último no es más que una burda falsificación del primero: «El presente informe va extendido en dos hojas de papel, sólo escritas en el anverso, cada una de las cuales lleva estampado el sello de esta dependencia, y las dos primeras además la rúbrica de los firmantes», dice el documento falso. Pero, ¿qué sentido tiene especificar en un escrito «extendido en dos hojas de papel» que «las dos primeras» van firmadas? Y además, ¿por qué se utiliza el plural «firmantes» cuando el texto está rubricado por una sola persona?

La primera precisión sí se entiende, en cambio, en el original, que consta de tres folios. De cada uno de ellos se responsabilizan tres «firmantes». Aquí sí: en plural. La única respuesta posible es, pues, que el falsificador cayese, al copiar la frase, en un descuido que le delata.

Existen otras diferencias que prueban la falsedad del documento remitido a Del Olmo: el objeto del informe, que originalmente era el «Estudio, análisis e Informe Pericial», queda reducido a un simple «análisis de las muestras». Además, tres de las «técnicas analíticas» practicadas desaparecen; significativamente, una de ellas es el «Estudio Bibliográfico», es decir, el análisis de los antecedentes en que se hubiese hallado ácido bórico en poder de terroristas.

Referencia a ETA

El escrito que consta en el sumario de los atentados del 11-M fue manipulado para ocultarle al juez la referencia explícita a ETA que los peritos habían hecho constar en el punto 1 del apartado de Observaciones. Es más, los técnicos llegaban a establecer un vínculo entre los etarras y los ataques en el punto 3, que también fue eliminado del documento entregado a la Audiencia Nacional:

«3.- Que dado lo poco frecuente en que esta sustancia ha sido intervenida en hechos terroristas y a que nosotros ignoramos su verdadera aplicación en relación con estos hechos, existen varias posibilidades, tales como: conservante de los explosivos de tipo orgánico, enmascarar los explosivos para no ser detectado por los perros especialistas en detección de explosivos, etc., nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismo/s autor/es».

Asimismo, en lugar de las firmas de los tres peritos que realizaron el análisis, el escrito manipulado sólo lleva la rúbrica de Francisco Ramírez, jefe del Servicio Central de Análisis Científico. Ambos documentos tienen los mismos números de referencia: «N/Ref: 48-Q3-05; S/Ref.: Comisaría General de Información-Secretaría General; R.S. 6684 de 14-3-05». Por último, el informe auténtico se firmó el 21 de marzo de 2005, mientras que el falso se dató un día después: el 22 de marzo de 2005.

Una información publicada por el diario EL MUNDO el viernes 22 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.