El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Arrecia la campaña de acoso y violencia islámico contra Benedcito XVI y el Cristianismo

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2006, 9:00, Categoría: Islamismo

Viernes de «ira» islamista contra Benedicto XVI

Un consejo de ulemas llama a la protesta para ese día contra el Pontífice  La red terrorista Al Qaida amenaza con «destruir Roma»

Roma - «Conquistaremos Roma como prometimos al Profeta», advirtió ayer el Consejo de los Mijaheddin, sigla de la guerrilla iraquí en el seno de la cual se encuadra la célula local de Al Qaida. Frente a las palabras contra la guerra santa lanzadas por el Pontífice, los radicales responden afirmando que seguirán con su lucha terrorista hasta la «derrota total» de Occidente, ofreciendo además una particular «respuesta a la denigración» inflingida por Benedicto XVI.

La amenazas se cuentan ya por docenas. El guía de la República islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, aseguró que el discurso del Pontífice es «el último eslabón» de una cruzada contra el islam dirigida por Estados Unidos e Israel. Mientras, el jefe de la Unión Mundial de Ulemas Islámicos animó a los musulmanes a «expresar su ira el próximo viernes», en unas declaraciones hechas para llegar a todos los rincones del orbe islámico a través de la cadena Al Yazira. El grupo Ansar Al Sunna, vinculado a la red de Al Qaida, dijo que «el día en el que los ejércitos del islam destruyan los muros de Roma está cerca». Desde Irán se explicó que el mensaje ofrecido por el Papa era «necesario» pero no «suficiente». Palabras similares arreciaron desde el Gobierno jordano.

Mensajes de odio

Son sólo un botón de muestra. Los mensajes de odio se reproducen en internet, en televisión, en los diarios árabes, alcanzando ya dimensiones similares a la de la «crisis de las viñetas» de Mahoma. En el mensaje de los fundamentalistas, se busca relacionar al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, con Benedicto XVI, poniendo en un mismo plano la política exterior del Vaticano con la de Estados Unidos y olvidando las insistentes llamadas del Papa en contra de la guerra y a favor de la paz y el diálogo entre religiones. «El siervo de los cruzados, el Papa del Vaticano, sigue los pasos de Bush en los ataques flagrantes contra el Islam», explica un «grupo de resistencia» en una página web saudí. A la espera del viernes (día santo musulmán), las manifestaciones fueron subiendo de tono en varios países. Las fotografías del Papa arden por doquier, una imagen realmente inaudita desde que comenzó el «choque de civilizaciones».

Por otra parte, ayer trascendió que la monja asesinada en Somalia, la italiana Leonella Sgorbatti, llegó a perdonar a sus asesinos pocos minutos antes de fallecer. Así lo contó un sacerdote durante el funeral.

Por su parte, el Rey Mohamed VI de Marruecos, que llamó a consultas a su embajador ante la Santa Sede, ha pedido al Papa que respete el Islám de la misma forma que respeta otras religiones. El «comendador de los creyentes», es decir el jefe religioso de los musulmanes marroquíes, en un mensaje remitido ayer, domingo, al Papa pero cuyo contenido se conoció ayer, le dice al Papa que ésta es la mejor manera de «fomentar el diálogo entre las religiones y las culturas». Mohamed VI subraya que el Islam «exhorta además a la paz y a la moderación y rechaza, por el contrario, la violencia».

Para el jefe de la Conferencia de Obispos Católicos (COC) de Rusia, Yosif Vert, los musulmanes tergiversaron el discurso en el que el Papa Benedicto XVI hacía una referencia al Islám. «Quien quiere utilizar cualquier palabra para manifestarse contra el Papa, la Iglesia Católica y el Cristianismo, siempre puede encontrar una excusa para ello», dijo Vert.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, opinó que la tensión en el mundo islámico por las declaraciones del Papa Benedicto XVI muestra que el tema de las religiones tiene que ser tratado de una forma muy delicada.

Sin embargo, la Comisión Europea calificó ayer de «inaceptables» las reacciones «desproporcionadas y que rechazan la libertad de expresión» como las producidas tras las palabras sobre el Islam que el Papa Benedicto XVI pronunció en un discurso en una universidad alemana.

Las fuerzas de seguridad italianas declararon en «máxima alerta» las zonas adyacentes al Vaticano y las principales basílicas de Roma, por miedo a un ataque terrorista. La plaza de San Pedro estuvo ayer vigilada día y noche por parte de las fuerzas del orden, que controlan tanto la plaza de la Basílica como la larga fila de turistas que cada día acceden a su interior.

En la residencia veraniega de Castelgandolfo, donde Benedicto XVI permanecerá hasta finales de semana, las medidas aplicadas fueron similares. En todas las zonas de riesgo se cerró el espacio aéreo, una medida que no es en todo caso extraordinaria, ya que se aplica cada vez que el Pontífice viaja desde el Palacio Pontificio hasta la residencia veraniega. Las medidas de seguridad llegan tras la amenaza de muerte contra el Papa de un grupo insurgente iraquí, la quema de iglesias e incluso el asesinato de una monja en Somalia.

Las autoridades vaticanas siguen desarrollando una amplia campaña para calmar los ánimos. El presidente del Consejo para el Diálogo Interreligioso, el cardenal Poupard, firmó ayer un comunicado conjunto con el rabino jefe de Roma y el iman de la principal mezquita de la ciudad en el que se explica que se celebrará un congreso ecuménico en la capital italiana desde el que intentará lanzar un mensaje a favor de la paz entre religiones.

Pero junto a la campaña de pacificación, la Iglesia católica busca también mandar señales de firmeza. Así, el cardenal Camillo Ruini, presidente de la Conferencia episcopal italiana, afirmó que «el Pontífice está siendo víctima de actos intimidatorios y amenazas». Los obispos católicos de Turquía decidieron, en una reunión en Estambul, que la visita del Papa a este país en noviembre debe concretarse, a pesar de la ola de críticas en el mundo musulmán , según señaló el portavoz del Vaticano en Turquía, George Marovic. El portavoz indicó que el viaje se realizará tal como estaba planeado, y que los obispos habían discutido detalles de una ceremonia.

Una información de Ángel Villarino publicada en el diario LA RAZON el martes 19 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


El nuncio en España no descarta un atentado contra el Santo Padre

«El discurso es una invitación al diálogo», afirma Manuel Monteiro

Madrid - «La finalidad del discurso del Papa era una invitación a un diálogo franco, sincero y con respeto mutuo». Así resumió ayer el nuncio en España, Manuel Monteiro de Castro, el auténtico objetivo de la lección académica que Benedicto XVI impartió en la universidad de Ratisbona. El embajador vaticano compareció en rueda de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en la que también expresó la «profunda pena del Papa por el hecho de que algunos pasajes de su discurso hayan podido parecer ofensivos para la sensibilidad de los creyentes musulmanes y hayan sido interpretado de una manera que no responde a sus intenciones».

Monteiro de Castro señaló que la Iglesia católica ha mostrado en numerosas ocasiones su respeto hacia el Islam. «Hemos dado pruebas muchas veces, sea el Papa, sea la Santa Sede, sea un servidor, tanto aquí en España como en las diversas embajadas que tenemos en los países musulmanes». En este sentido, recordó que el propio Benedicto XVI ha mostrado su aprecio «por un pueblo que adora a un único Dios creador, misericordioso, todopoderoso; un pueblo que considera a Jesucristo como profeta, aunque no como hijo de Dios».

Sobre el viaje del Papa a Turquía, previsto para finales de noviembre, el nuncio mostró su confianza de que esta polémica «no lo ponga en peligro». Preguntado por los periodistas sobre un eventual atentado al Papa, respondió que «siempre» ha existido esa posibilidad, aunque insistió que lo que ahora interesa «es esclarecer su discurso, porque son pocas las personas que lo han leído completamente, que es la mejor manera de conocer el texto».

El nuncio justificó la necesidad de esta rueda de prensa -aún después de que el domingo el mismo Papa ya expresara personalmente su posición- ,que viene motivada porque el análisis de esta información se «está haciendo cada vez más fuera del sentido del discurso del Papa en su totalidad». Hay que recordar que este domingo, el cardenal Bertone, que como Secretario de Estado es el máximo responsable de la diplomacia vaticana, habló el domingo personalmente con los nuncios para analizar la crisis suscitada tras el discurso del Papa.

Por su parte, el secretario de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, también presente en el acto, recordó que las palabras del Papa en la universidad de Ratisbona son en realidad una «lección académica», y que cuando fue pronunciada ante «aquel auditorio tan cualificado» de más mil quinientos profesores universitarios, suscitó una reacción de «asentimiento».También señaló que al día siguiente la prensa alemana y española presentaron el discurso «como lo que es, sin ninguna mención de problemas especiales». Recordó que fue «después de día y medio cuando aparecieron interpretaciones que no corresponden con lo que el texto significa».

Esta disparidad entre el momento del discurso y las airadas reacciones musulmanas puesta en evidencia ayer por Martínez Camino, guarda un cierto paralelismo con la «crisis de las viñetas», desatada seis meses después de que fueran publicadas por primera vez por un diario egipcio. Todos los analistas coincidieron entonces en señalar la intencionalidad con que los islamistas radicales hicieron saltar el escándalo según su conveniencia.

Por su parte, el arzobispo de Toledo y vicepresidente de la CEE, el cardenal Antonio Cañizares, terció también ayer en la polémica y calificó las reacciones musulmanas de «aberración», en unas declaraciones a Onda Cero. «La realidad es que estamos ante una yihad universal. Los países de Occidente no podemos olvidarlo y esto no es decir algo en contra de la religión de Mahoma sino preservar la misma religión de esa yihad que está en contra del reconocimiento del Dios único. Todo esto acabará silenciándose, pero dejará una herida en Occidente, el cual se ha mostrado muy cobarde», aseguró.

Una información de I. Barajas y J. R. Navarro Pareja publicada en el diario LA RAZON el martes 19 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Cañizares: «Nos hallamos ante una ‘yihad’ universal»

MADRID - El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo Primado de Toledo, monseñor Antonio Cañizares, lamentó ayer que la reacción sobre el discurso del Papa en Ratisbona (Alemania) «dejará una herida en Occidente». «La realidad es que estamos ante una ‘yihad’ universal. Los países de occidente no podemos olvidarlo, y esto no es decir algo en contra de la religión de Mahoma, sino preservar la misma religión de esa ‘yihad’ que está en contra del reconocimiento del Dios único. Todo esto acabará silenciándose, pero dejará una herida en Occidente, que se ha mostrado muy cobarde», aseguró Cañizares en declaraciones a la emisora de radio Onda Cero, recogidas por la agencia Europa Press.

El cardenal explicó que el Papa está apenado por la interpretación que se ha hecho de su discurso, «que no responde ni a la literalidad de sus palabras ni a la tesis de su discurso, que es, precisamente el diálogo entre fe y razón».

Una información publicada por el diario LA RAZON el martes 19 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.