El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

«Txeroki» exige a «Ternera» que lance un órdago al Gobierno si no hace concesiones ya

Por Narrador - 18 de Septiembre, 2006, 6:00, Categoría: - Tregua Etarra

MADRID. El jefe de los «comandos» de ETA, Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», exigió al responsable del «aparato político», José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, «Josu Ternera», que en las conversaciones con los emisarios de Zapatero, cuyo inicio se prevé en un plazo no superior a un mes, plantee ya un ultimátum si el Gobierno no hace concesiones, referidas fundamentalmente a la legalización de Batasuna y su participación en una mesa de partidos que aborde la autodeterminación.

El planteamiento de «Txeroki» se produjo en el marco del último debate interno celebrado por ETA el pasado mes de agosto. En él habrían participado unos cuarenta etarras. Este debate sería continuación de otro que tuvo lugar entre noviembre y diciembre del pasado año. Entonces, «Josu Ternera» consiguió ganar tiempo para desplegar su estrategia negociadora con el Gobierno, que incluía el alto el fuego, al imponerse al sector más duro entre los duros, encabezado por el propio «Txeroki», favorable a pisar el acelerador y meter mayor presión al Ejecutivo de Zapatero. En cualquier caso, ambas partes acordaron afrontar este verano un nuevo debate para comprobar hasta dónde se había movido el Gobierno como respuesta al «gesto» de la tregua y preparar el inicio de las inminentes conversaciones.

Las fuentes consultadas por ABC aseguran que ahora «Txeroki» ha mantenido una actitud más «dura» si cabe, ya que considera que sus posiciones han salido más reforzadas ante las bases debido a la ausencia de gestos por parte del Gobierno. En efecto, desde un principio la pretensión de ETA ha sido que las dos mesas -la que reúne al Ejecutivo y a la banda, por un lado, y la que sienta a los partidos, por otro- trabajen de forma paralela y unidas con vasos comunicantes. Y es los terroristas nunca se comprometerían ante los emisarios gubernamentales a renunciar definitivamente a las armas si no comprueban que, al mismo tiempo, el foro multipartito aborda la autodeterminación. Sin embargo, Zapatero se apresuró a anunciar a finales de junio el inicio del diálogo con ETA, cuando aún estaba sin definir la mesa de partidos, con Batasuna ilegalizada.

La banda se encuentra ante un dilema: por una parte quiere posponer su encuentro con los emisarios gubernamentales hasta que se formalice la mesa de partidos pero, por otra parte, el tiempo corre en su contra porque «las pistolas, de no usarse, se oxidan». En este contexto, según las fuentes consultadas, se enmarca el ultimátum que pretende lanzar «Txeroki» a Zapatero, en el sentido de que concrete compromisos referidos a la legalización de Batasuna, autodeterminación y presos.

Preocupación en El Gobierno

Los medios consultados aseguran haberles llegado información que describen en este último debate a un «Ternera» más claudicante respecto a las exigencias de «Txeroki», quizá consciente de que ha podido perder peso en el conjunto de la banda terrorista.

El Gobierno, según los datos que le aportan los servicios de información antiterrorista, está convencido de que no hay peligro de ruptura de la tregua a corto plazo. Un cadáver sobre la mesa haría saltar por los aires el proceso y sería necesario el paso de varias generaciones para retomarlo. Pero también es cierto que a los asesores de La Moncloa les preocupa que las posiciones de «Txeroki» se vayan imponiendo, teniendo en cuenta que ha empleado los últimos meses para «blindar» el «aparato militar», que no ha dejado de reorganizarse. De momento, el PSE, con el visto bueno de La Moncloa, ha multiplicado en las últimas semanas sus contactos con el PNV y Batasuna para acelerar la puesta en marcha de la mesa de partidos, que podría comenzar sus trabajos este otoño

Cuando hace tres años «Ternera» comenzó a diseñar su estrategia de negociación con el Gobierno, consultó con todos los sectores de la organización criminal, incluso con la «ETA zarra» (vieja) integrada por antiguos cabecillas ya desenganchados de la actividad terrorista, que, sin embargo, mantienen peso dentro de la banda. Entonces se sintió ampliamente arropado para iniciar la negociación y formó un «equipo» en el que incluyó a varios ex dirigentes de Batasuna, entre ellos a su hijo Egoitz.

Una información de P. Muñoz y J. Pagola publicada en el diario ABC el lunes 18 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.