El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Díaz De Mera revoluciona la Investigación del 11-M

Por Narrador - 15 de Septiembre, 2006, 9:30, Categoría: 11-M

Agustín Díaz De Mera (Ex director general de la Policía y eurodiputado del PP): «Han ocultado al juez un informe con pruebas de las conexiones de ETA con los islamistas»

Asegura que mandos policiales que estuvieron a sus órdenes en el 11-M le han asegurado que han recibido presiones de 'El País' para que sostengan públicamente la tesis oficial, la autoría islamista de los atentados

MADRID.- El que fuera el último director general de la Policía durante el Gobierno del PP, Agustín Díaz de Mera, denunció ayer ante los micrófonos de la Cadena Cope, en la tertulia del programa La Mañana, de Federico Jiménez Losantos, que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho desaparecer un informe policial en el que se vinculaba a ETA con los atentados del 11-M. A continuación reproducimos la mayor parte de la conversación con el eurodiputado del PP.

Federico Jiménez Losantos.- Tenemos a Agustín Díaz de Mera, que era director general de la Policía en ese momento en el que, según El País, toda la cúpula policial de Acebes negaba la conspiración del 11-M. El final de la información del diario El País acaba precisamente con una referencia directa al Sr. Díaz de Mera, repito director general de la Policía entonces, y dice así: «Lo que más indigna a todos los consultados es el intento de convertir el suicidio de los islamistas de Leganés el 3 de abril en una operación mafiosa para ocultar pruebas. La operación de ese día fue dirigida in situ por Agustín Díaz de Mera, entonces director general de la Policía, y hoy eurodiputado del PP, que estuvo acompañado, entre otros, por De la Morena, Díaz Pintado, Cuadro y el jefe de los Geos, entonces González Cachinero. Ninguno de ellos sigue en el cargo. Muchos recuerdan cómo Díaz de Mera era el más firme convencido de la teoría islamista y de que el comando que se mató en Leganés era el autor de la matanza». Muy buenos días. ¿Se ha desayunado con este sapo?

Agustín Díaz de Mera.- Buenos días. Mire usted, ayer [por el miércoles] mintió El País y hoy [por ayer] vuelve a mentir. Yo no dirigí en absoluto el operativo del asalto al piso de Leganés. Es de dominio común que quién lo dirigió fue Pedro Díaz Pintado [subdirector general operativo]. Y todas sus decisiones fueron respaldadas por mí. Pero a propósito de esto de El País tengo que darles una primicia. Creo que les interesará saber que ayer [por el miércoles] recibí yo dos llamadas, una muy larga y otra corta, de los mencionados como cúpula policial en la etapa del PP. Una de ellas fue prolija en... 'bueno, a ver si se para esto ya, esto no hay quien lo soporte, aquí hay una guerra entre unos y otros y nosotros estamos en medio'. La segunda llamada es la que tiene mayor significado. Casi literalmente dijo lo siguiente: 'Nos están presionando desde El País para que sostengamos la tesis islamista'.

F. J. L.- ¿Cuál es la impresión que tiene en este momento, provisionalmente porque estamos en plena investigación, sobre qué pasó el 11-M y qué no pasó?

A. D. M.- Insistí mucho en mi comparecencia en el Parlamento en que los medios de comunicación libres e independientes debían profundizar en esa investigación. Es verdad que yo en origen, al irse descubriendo tantas dudas, también he tenido dudas. Pero ahora estoy en una etapa que creo que puedo decir que tengo tres o cuatro dudas y que son indiscutibles. Me llama mucho la atención que nadie me pregunte por el informe que yo he denunciado...

F. J. L.- Justo la pregunta que tenía...

A. D. M.- Bueno, pues primero las dudas y luego el informe. ¿Cuál es una duda razonable? En la impecable investigación de Casimiro García-Abadillo sobre los explosivos, la nitroglicerina y la metenamina, tienen que ser investigadas y tienen que ser explicadas y está bien que haya una pieza separada en el sumario para esto, pero debería haber alguna más.

Pedro J. Ramírez.- ¿Usted considera remotamente verosímil que en 12 explosiones, como han declarado responsables policiales ante el juez Del Olmo recientemente, no quedara ni un solo resto a partir del cual poder averiguar cuáles son los componentes de la materia que explotó. ¿Le parece eso verosímil?

A. D. M.- En absoluto. Rotundamente no.

P. J. R.- ¿Y a usted le parece verosímil que no existan informes por escrito, analíticas que se desarrollaron ese mismo día, sobre los restos hallados en los focos de los trenes?

A. D. M.- Rotundamente no. Yo me he esforzado mucho por ver una prueba escrita sobre el informe aludido y nunca encontrado del día 11, porque le recuerdo a usted que el informe del día 12 es ampliatorio del del 11. Ampliatorio.

F. J. L.- Bueno, primera prueba. Primera duda sobre la falta de una prueba evidente que disipe la duda: los explosivos.

A. D. M.- Segunda, el Skoda Fabia. Quiero decirle antes que nada que para mí la Policía es una de las cosas más importantes de mi vida. Vivo, duermo, como y desayuno con policías, así que mi amor a la Policía es indiscutible. La Policía no tiene que ver con lo que voy a contar. El Skoda Fabia no estaba ahí el 11-M, eso nadie lo duda. El Skoda Fabia estuvo ahí meses después, luego alguien lo colocó y lo colocó para que apareciera en escena quien no aparecía, que era Allekema Lamari. Lo que afirmo rotundamente es que la Policía no colocó ese coche ahí. Tercera duda razonable...

P. J. R.- Es decir que probablemente lo colocó el CNI, que es quien estaba empeñado en la implicación de Allekema Lamari en las reuniones de las células de coordinación en el tiempo en que usted era todavía director de la Policía.

A. D. M.- Eso lo dice usted...

P. J. R.- Pero, es cierto...

A. D. M.- No, yo no lo digo... yo digo que la Policía no fue...

P. J. R.- ¿Pero es cierto o no es cierto que el CNI estaba empeñado una y otra vez en convencer a los demás cuerpos de la implicación de Allekema Lamari?

A. D. M.-Sí, se puede decir así.

F. J. L.- Segundo asunto, el Skoda Fabia.

A. D. M.- La tercera duda razonable para mí es la cadena de custodia de la mochila de Vallecas. Ésa es una duda que hay que explicar y que también merecería, porque hay contradicciones policiales, una pieza separada en el sumario.

P. J. R.- ¿Qué quiere decir cuando informe policial dice: «Pudo ser manipulada en el Ifema» y atribuyen como probable que la huella encontrada no pertenezca a ninguno de los autores del atentado? ¿Qué está sugiriendo el policía que escribe eso?

A. D. M.- Yo no puedo meterme en su cabeza, lo que está haciendo es sugiriendo otras posibilidades y se lo está diciendo así a quien ha de leer ese informe.

F. J. L.- Hay más gente decente oyéndolo a usted ahora que al ministro del Interior en toda su vida.

A. D. M.- Quiero hablar ahora, don Federico, si me lo permites, sobre el informe que yo he denunciado y sobre lo que el señor ministro del Interior dijo a este respecto. El señor ministro del Interior dijo sobre lo que yo había denunciado literalmente lo siguiente: «No lo tiene ni el juez ni la Policía porque no existe», repito, no lo tiene ni el juez ni la Policía porque no existe. Bueno, frente a tanta firmeza expresiva se esconde una más que matizada ambigüedad. Había que preguntarle ¿no existen hoy?... ¿es algo que ya nos interesa mucho saber? Pero en ningún momento Rubalcaba dice 'miente Díaz de Mera' o en ningún momento dice 'no ha existido'. El tiempo del verbo es importante. El informe al que yo me refiero es real y cierto. Es un informe encargado por el comisario general de Información, hoy ascendido a los cielos, [en clara referencia a Telesforo Rubio] es un informe elaborado por la UCI, es un informe ocultado al juez Del Olmo, es un informe que contiene indicios y pruebas de esas conexiones, de las conexiones con ETA en un número significativo y muy preocupante. Pero le voy a decir algo más, este informe tiene autores, un autor y una autora, y ese informe ha tenido que ser encargado por alguien, no creo que el comisario general motu propio haya encargado ese informe. Así es que lo más razonable, en términos de conclusión, es que los contenidos de ese informe no eran los esperados, o mejor dicho, a ver si lo explico...

P. J. R.- No eran los deseados.

A. D. M.- Los deseados, eso es. Las personas a las que se les encargó esto decidieron hacer éticamente un informe real y no aceptaron, sin ninguna duda, la orientación previa, la posible resultante final. Por eso ha desaparecido ese informe, por eso, señor Rubalcaba, no existe ese informe. Pero, claro, este informe no se ha escrito a boli, este informe seguramente está en algún ordenador y este informe, como yo confío mucho en la Policía, muchísimo, en la ética corporativa, confío mucho en los sindicatos... Mire usted, los mandos policiales con los que yo trabajaba se molestaban cuando yo decía que los sindicatos eran la conciencia de la Policía, pero es que es verdad, es que confío en los sindicatos mucho y confío en muchas gentes honestas que hay en la Policía y lo que ocurre ahora en el Ministerio del Interior... al Ministerio del Interior le pasa lo que a mi teléfono, que es un queso gruyer, y a través de los agujeros que tiene el Ministerio del Interior se cuelan las informaciones que derivan de las personas honestas y honradas y que no van a poder parar nunca. Así es que por eso hay que proteger a las fuentes. Son fuentes que están dentro, que son honestas, que están en contra de la ocultación de pruebas y que además temen purgas y no se olvide usted de esto y temen al Código Penal. Creo que hay que ampararlos para que cuenten lo que saben y para que lo vayamos sabiendo y esto sin menoscabo de la cúpula policial de Interior bajo gobierno del PP, que en los primeros días investigó con solvencia y con eficacia; esto no va en desdoro de ellos, pero es que desde que ellos se fueron, desde que nos fuimos, hemos ido sabiendo muchas cosas y no podemos girar la cabeza y no podemos mirar en otra dirección. Es que repugna a la razón tanto interés por ocultar vías de investigación y de información que conducen a las conexiones con la organización terrorista ETA. Pues la respuesta es elemental, la respuesta es evidente, porque estamos ahora en un proceso de rendición del Estado ante el terror y no se puede ahora ni siquiera insinuar a la opinión pública que aquellos con los que se negocia...

P. J. R.- No sé si usted mismo es consciente del paso que acaba de dar al precisar con los detalles con que lo ha hecho las características del informe, que, según se deduce de sus palabras, el ministro del Interior está ocultando al juez. Ha dado unos detalles tan concretos, tan precisos, que de sus palabras no puede deducirse otra cosa sino que ese informe ha existido y que ese informe, puesto que no está en manos del juez eso implica que el ministro del Interior está cometiendo un muy grave delito.

A. D. M.- Mire, se puede ocultar la verdad, pero eso que es lícito en moral no lo es cuando bordea el Código Penal. Así es que si nos vamos a lo que dijo el ministro, el ministro dijo: «No los tiene ni el juez ni la Policía porque no existen». En puridad ha dicho la verdad...

F. J. L.- Hay una cuestión ya puestos a exprimirle. ¿Qué cree usted hoy que pasó en Leganés y con el geo con la profanación de la tumba del geo Torronteras?

A. D. M.- Dije en la comisión del 11-M que esto lo había hecho la yihad, la yihad lo que hace es combatir, es recaudar, es rezar y es captar, pero ahora digo que lo pudo hacer por encargo. Lo digo con todas las consecuencias. Mire, yo estuve allí y sufrí mucho con la muerte de Francisco Javier Torronteras. Me enfadé con jueces y lo sabe el señor Camacho, el secretario de Estado lo sabe. Me enfadé con jueces cuando profanaron criminalmente y despiadadamente la tumba de Francisco Javier Torronteras Gadea y lamentablemente esa línea de investigación nunca ha concluido. Y si se tiene tanto respeto a las víctimas lo primero que se debía hacer era investigar quién y por qué profanó esa tumba. Así es que yo creo que lo que pasó allí [en Leganés] lo puede contar si quiere muy bien el geo que dirigió el operativo inicial, a quien quiero mucho y por el que tengo un profundo respeto. El me lo contó cuando fui a verlo al hospital. Sobre las actuaciones del geo no solamente no tengo ninguna duda, sino que tengo el mayor aplauso, el mayor respeto y el mayor cariño. El geo hizo lo que creía que tenía que hacer.

F. J. L.- Usted ha hablado de una fechoría por encargo, es decir, en que aparecen unos señores como los malos, malos, malos, no son buenos desde luego, digamos islamistas, eso que llamamos genéricamente la yihad, pero que pudieron actuar por encargo, ¿por encargo de quién?

A. D. M.- En la pregunta va implícita la respuesta. Evidencias, pruebas, indicios, a ver por qué no hay suicidas en el atentado, por qué son traficantes chorizos los que supuestamente cometen el atentado. Es que no hay testimonios grabados y transcritos en las cárceles sobre conexiones versus Urrusolo Sistiaga o De Juana Chaos, hoy en huelga de hambre, ¿es que no hemos oído hablar de Yusuf Galán, un batasuno que vivió en la misma casa que Almallah?, ¿es que no sabemos quién es Abdelkrim Benesmail, amigo de Huarte y de Lamari?, ¿es que no sabemos qué tenía en su celda en prisión los teléfonos de Parot y de Harriet Iragi? y algo más, por qué no se ha investigado todo esto. O por qué no se ha investigado en profundidad las llamadas caravanas de la muerte? Ahí tiene usted la respuesta, don Federico.

P. J. R- Sabe usted que la tesis que está esbozando aquí esta mañana es la misma que Felipe González Márquez expuso a la actual dirección del PSOE la propia tarde del 11 de marzo.

A. D. M.- Pues me alegra coincidir con el señor González, con quien en otras cosas discrepo...

Una información publicada en el diario EL MUNDO el viernes 15 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Escuche a Agustín Díaz de Mera en La Mañana de COPE

Escuche el Editorial de César Vidal en La Linterna


Rajoy dice que el Gobierno «debería llamar» a Díaz de Mera

El líder del PP asegura que la opinión del ex director general de la Policía es «cualificada» y exhorta al Ejecutivo a pedir su «colaboración»

ALGECIRAS.- El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, dijo ayer en Algeciras que el Gobierno «debería llamar» al ex director general de la Policía, Agustín Díaz de Mera, que ayer -en declaraciones a La Mañana de la Cope- aseguró que existe un informe «con un autor y una autora» que podría probar una posible conexión de ETA con los atentados del 11-M.

Rajoy, que posiblemente no había oído a Díaz de Mera cuando hizo las declaraciones por estar de camino desde Madrid a Jerez, no dudó en apoyar al ex director general, y afirmó que no hay que parar «nunca» la investigación.

Según Rajoy, «hay algo que es capital y es que los españoles quieren saber todo lo relacionado con la autoría del 11-M, porque en este momento es un hecho objetivo que no la sabemos».

«Y por tanto hay que investigar», añadió, «no hay ningún país del mundo donde si se produce una desgracia, un hecho tan terrorífico como el 11-M, no se investigue, no se trabaje, no haya una dedicación».

El líder del PP insistió en que «no hay que parar nunca la investigación, hay que tener determinación, y coraje porque, entre otras cosas, nos puede servir para que se pueda evitar en el futuro». «Yo he sido ministro del Interior», explicó, «y de investigaciones realizadas se ha conseguido parar otras cosas, u otras desgracias que podían producirse en un futuro».

Rajoy advirtió que la opinión del ex director general de la Policía Díaz de Mera «no es la opinión de cualquiera, es una opinión cualificada y, por tanto, el Gobierno debe tenerla en cuenta, debe contrastarla y debe hablar con él». «Yo lo llamaría si fuera el Gobierno», aseguró.

El presidente del PP no ocultó su contrariedad al ser preguntado sobre si se sentía presionado desde el grupo Prisa: «A mí... a estas alturas de mi vida sólo me presionan los intereses generales de las personas», afirmó.

Por el contrario, se explayó cuando se le pidió opinión sobre Batasuna. «Es sorprendente», dijo. «Ayer [por anteayer] dio varias ruedas de prensa, ha anunciado cuatro concentraciones para este fin de semana, todos los días hacen declaraciones. Yo quiero decir que Batasuna es una organización terrorista ilegal, no porque lo diga yo sino porque lo han dicho los tribunales de justicia españoles y la propia UE».

Y dicho esto, criticó el último de sus mensajes: «Hoy han dicho que se acabaría la violencia si consiguieran la autodeterminación y la territorialidad», dijo. «Si hacemos lo que ellos dicen, tendría su gracia que siguieran haciendo lo que han hecho a lo largo de toda su vida», llegó a ironizar en referencia a los asesinatos.

Rajoy hizo estas declaraciones en el Campo de Gibraltar, en una jornada en la que se reunió con empresarios y militantes de su partido en Andalucía, ante los que resumió su política en una triple fórmula: «Alternativa, ganas y patriotismo».

En el almuerzo que tuvo lugar en un restaurante a pocos metros de la verja, Rajoy declaró en nombre de su partido que «nosotros seguimos reclamando la soberanía de Gibraltar» para España, y se mostró contrario a las «reuniones a tres», entre los gobiernos de Madrid, Londres y La Roca. A los empresarios les habló de urgencias -«pleno apoyo a que se terminen las obras de la autovía entre Vejer y Algeciras y que el AVE no se retrase 10 años»-, y a los militantes, de ilusión.

Pero la idea principal era prestar apoyo a Juan Carlos Juárez, alcalde de La Línea, que gobierna con mayoría absoluta, y a quien el PP no ha dejado solo pese a su procedencia (el GIL), y que puede jugar un papel en el sempiterno conflicto del peñón, por ejemplo para abrir - «españolizar»- el uso del aeropuerto gibraltareño, reducido pero útil.

Sobre el Estatuto de Andalucía, Rajoy criticó al Partido Socialista por haber enmendado en el Congreso de los Diputados «casi 100 artículos» que el mismo partido promovió y aprobó en el Parlamento autonómico. «Es la demostración inequívoca», dijo, «de que no se habían hecho las cosas bien».

Una información de José Contreras publicada en el diario EL MUNDO el viernes 15 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Rubalcaba dice que es «rotundamente falso» que exista el informe sobre ETA

MADRID.- El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, desmintió ayer por la tarde las declaraciones del ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera, al asegurar que es «rotundamente falso» que exista un informe de la Comisaría General de Información que relacione a ETA con los atentados del 11-M.

Según Rubalcaba, «todos los documentos elaborados por el Ministerio del Interior están a disposición judicial». Además, señaló que ayer mismo «la Comisaría General de Información ha enviado sendos escritos a la Fiscalía y al juez Del Olmo informándoles de todos los documentos que se han elaborado».

Previamente a que el ministro realizara estas declaraciones, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, consideró que el Partido Popular está «instalado en la paranoia» en relación a la autoría de los atentados del 11-M «para tratar de ganar en el sumario lo que no consiguieron» en las elecciones generales. «No se puede ser tan inmorales ni tan indecentes», añadió.

Blanco acusó al PP de tener «miedo a la verdad judicial». En declaraciones a la Cadena Ser, el dirigente socialista aseguró que «ser patriota significa respetar el trabajo de la Policía, la Guardia Civil, los jueces, los fiscales y los servicios de inteligencia».

También ayer, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, mantuvo un contacto informal en las dependencias del Congreso de los Diputados con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien transmitió su «preocupación» por la respuesta y actitud que mantiene el Gobierno en relación al «cruce de acusaciones, el ruido mediático y político, y las posibles actuaciones que puedan dar pábulo a las teorías conspirativas puestas en marcha en relación a los atentados terroristas del 11-M».

Llamazares trasladó a Rubalcaba la opinión de que el Gobierno está «obligado» a mantener una postura «firme, clara y transparente» en este asunto, sin caer en «presiones», ni «provocaciones partidistas interesadas» ni propiciar «malos entendidos» que, a juicio del líder de IU, sólo servirían para «desviar la atención de la verdad y la realidad de los hechos», según informa Europa Press.

Una información publicada en el diario EL MUNDO el viernes 15 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.