El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Zapatero negoció con ETA antes de llegar al Gobierno, según el fundador de la banda

Por Narrador - 13 de Septiembre, 2006, 7:30, Categoría: - Tregua Etarra

El PP exige al presidente del Gobierno que niegue públicamente que ha traicionado los principios de la democracia

París - Julen Madariaga, uno de los fundadores de ETA y en la actualidad miembro de Aralar, reveló ayer en París que en 2004, cuando el PSOE estaba aún en la oposición, el dirigente socialista vasco Jesús Eguiguren, con el conocimiento del entonces secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, le pidió que realizara labores de intermediación con la banda terrorista.

Asimismo, advirtió de que el llamado «proceso de paz» se está «pudriendo» y pidió «gestos» al presidente del Gobierno, quien, según dijo, trató de lanzar una «pasarela» a la banda terrorista en la precampaña electoral de 2004.

«Desconfío profundamente de Zapatero», subrayó Madariaga en un encuentro con un grupo de periodistas en París en el que precisó que se expresaba en nombre propio y no como dirigente de Aralar.

Madariaga dio algunos datos sobre su participación en los supuestos intentos de Zapatero de contactar con los jefes de ETA a principios de 2004. El objetivo del entonces secretario general del PSOE era tratar de «lanzar una pasarela entre ETA y el Gobierno español» en caso de que ganase, como así fue, los comicios legislativos del 14 de marzo de 2004, señaló. Con ese encargo, según dijo, el socialista vasco Jesús Eriguren se puso en contacto con él y con otro «amigo vasco», que no quiso identificar, y les preguntó sobre si podían «hacer algo para ponerles en contacto directo con la dirección de ETA». «Eguiguren nos dijo, lo subrayó, que Zapatero estaba perfectamente al corriente y que lo apoyaba con toda su fuerza», declaró Madariaga, quien rehusó precisar la fecha exacta de aquel único encuentro que él y su amigo mantuvieron con Eguiguren.

En plena campaña

Duró «entre ocho y nueve horas» y se produjo en 2004 y en plena campaña preelectoral, se limitó a decir. Ironizó que podrá revelarlo cuando la juez antiterrorista francesa Laurence Le Vert le devuelva sus agendas, que ahora tiene incautadas en relación con su imputación en un sumario sobre su implicación en un caso de extorsión de fondos por parte de ETA.

Madariaga y su amigo mostraron su disponibilidad a poner a Eguiguren en contacto con los «aledaños» de la banda terrorista, pero no llegaron «a dar el paso» porque condicionaron esa mediación a recibir la «luz verde» de los socialistas y Eguiguren no volvió a manifestarse más. Eso lo interpretaron como que el contacto con ETA lo habían logrado por «otro camino», a través de Batasuna, según explicó.

El PSE/EE desmintió «totalmente» las afirmaciones de Madariaga. El dirigente socialista eludió hacer declaraciones, aunque un portavoz del partido hizo el desmentido.

Desde el PP, fue su secretario general, Ángel Acebes, quien puso voz al malestar y a la preocupación del principal partido de la oposición ante lo que entiende como la ratificación de las noticias conocidas con anterioridad sobre los contactos y compromisos del Gobierno con ETA. Acebes instó a Rodríguez Zapatero a desmentir de forma «clara y rotunda» las declaraciones del ex dirigente de ETA. «Es fundamental que el PSOE niegue que hubo traición al Pacto Antiterrorista y a los principios de la democracia básicos», señaló.

El PP liga las declaraciones de Madariaga con las manifestaciones del pasado mes de marzo del socialista Eguiguren, en las que reconocía que el diálogo del PSE con Batasuna había sido «muy útil»; o con la información del diario proetarra «Gara», publicada el pasado julio, en la que aseguraba que el «Gobierno español y ETA cerraron en febrero un acuerdo con compromisos y garantías».

En este contexto, Acebes señaló que un proceso basado en «el chantaje y la ocultación» es «el peor de los caminos posibles» para intentar alcanzar la paz. Y por ello, insistió en reclamar al Gobierno que dé cuenta de quiénes son los interlocutores con la organización terrorista y qué compromisos existen.

«Le pedimos a Zapatero que explique qué compromisos tiene con ETA y cómo es posible que al mismo tiempo que pactaba con el Partido Popular la derrota de ETA en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo abriera el diálogo con ETA», concluyó el «número dos» de Rajoy, informa C. Morodo.

«Kale borroka»

Por otro lado, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, se pronunció ayer sobre los últimos actos de terrorismo callejero registrados en el País Vasco.

En este sentido, el titular de Justicia destacó que el Gobierno, en relación con el denominado «proceso» de paz, «no se deja perturbar ni por el ruido, ni la presión de unos u otros, ni por supuesto tampoco por esos episodios de violencia callejera, que no solamente merecen condena, sino persecución penal, y para eso están las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Ministerio Fiscal y el Poder Judicial».

Sobre el «proceso», el titular de Justicia señaló que el Ejecutivo está realizando su trabajo «con prudencia y con contención» y «midiendo cada paso», con el objetivo de «poner punto y final, de forma irreversible y definitiva, a la violencia terrorista» de la banda terrorista ETA, informa F. Velasco.

   

Una información de R.N. publicada en el diario LA RAZON el miércoles 13 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.