El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Batasuna celebró el sábado la asamblea que Garzón dio por 'neutralizada'

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2006, 8:30, Categoría: ETA

El nutrido encuentro tiene visos de ser la Asamblea que el juez Garzón dio por neutralizada el viernes Se celebró a puerta cerrada en los cines Golem, adonde llegaron en autobuses desde el País Vasco

BILBAO.- Un centenar de militantes de Batasuna, liderados por un nutrido grupo de la Mesa Nacional de la formación ilegalizada, se reunió el sábado por la mañana a puerta cerrada para abordar su complicada situación interna y el momento que atraviesa el proceso iniciado para el fin del terrorismo.

El encuentro tuvo lugar en Pamplona, en los cines Golem, que se abrieron únicamente para la celebración de un acto que tiene todos los visos de ser la asamblea que el juez Baltasar Garzón dio por «neutralizada» en el auto firmado el pasado viernes.

El hecho es que decenas de personas llegaron a la capital foral en autobuses procedentes de distintos lugares del País Vasco, horas antes de que en Alsasua, otra localidad navarra, se celebrase una manifestación a favor de la autodeterminación de Euskal Herria a la que asistió una buena parte de la Mesa Nacional.

En la reunión de los Golem, en la que los asistentes permanecieron durante toda la mañana, no estuvieron presentes ni Arnaldo Otegi ni Pernando Barrena, pero sí acudieron otros miembros relevantes de Batasuna como el coordinador, Joseba Permach, el representante de la zona de Lapurdi en el sur de Francia, Xabi Larralade, o la representante en Alava, antigua miembro de Gestoras, Maite Díez de Heredia.

A principios de la semana pasada trascendieron dos hechos que iban a ser protagonizados por la izquierda abertzale. Por una parte, una ciudadana, Esther Aguirre, solicitó autorización para celebrar una manifestación en Alsasua. En la rueda de prensa en la que se realizó el anuncio estaba presente el dirigente de Batasuna Juan Cruz Aldasoro. Por otra parte, este periódico informó de que la dirección de Batasuna había convocado una Asamblea Nacional en la misma localidad y el mismo día. Las fuentes policiales consultadas se mostraron convencidas de que, con la coincidencia de ambos actos, Batasuna pretendía que la marcha ocultase la celebración clandestina de la reunión de dirigentes.

El viernes, el juez Baltasar Garzón llamó a declarar a Aldasoro, a Esther Aguirre y a Mikel Galarza, otro ciudadano que había alquilado el centro cultural de Alsasua, presuntamente para la celebración de la Asamblea.

En el caso de la manifestación, el magistrado señaló que, a pesar de que los convocantes habían pertenecido a Herri Batasuna y a Euskal Herritarrok, no podía probar la vinculación directa con Batasuna. Al finalizar la marcha, Aldasoro tomó la palabra, a pesar de que el magistrado le había advertido de que no podía actuar como convocante.

En el caso de la Asamblea, Garzón consideró que el hecho de que hubiera trascendido su convocatoria había contribuido a su «neutralización». Efectivamente, el citado encuentro no se celebró en Alsasua el sábado por la tarde, pero lo cierto es que, por la mañana, la Mesa Nacional logró congregar a decenas de personas en Pamplona.

No trascendió su contenido, pero Batasuna tiene varias e importantes cuestiones pendientes de aclarar después del modo en que se han ido desarrollando los acontecimientos en las últimas semanas. En este sentido, cabe reseñar que los principales dirigentes de la formación ilegalizada tenían apalabrada la posibilidad de cerrar la inscripción de una formación en sustitución de Batasuna con la intención de participar en la mesa de partidos. La oposición de parte de sus bases y, después, de ETA en su último comunicado, impidieron que ese punto se sustanciase. Y no han sido los únicos desencuentros.

El problema es que la legalización siempre ha sido la condición sine qua non impuesta por los socialistas para abordar, oficialmente, cuestiones políticas con la izquierda abertzale. Arnaldo Otegi propuso para salir del problema la firma de un acuerdo político previo a la formación de la mesa de partidos, pero quedaba por saber si esta propuesta era admisible para sus bases y también para los socialistas. La importancia de la Asamblea radica en que es en este foro donde, tradicionalmente, Batasuna ha venido impartiendo sus directrices definitivas.

Por la tarde, Permach y Otegi se encontraron en Alsasua.

        

Una información de Angeles Escriva publicada en el diario EL MUNDO el martes 12 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.