El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La inspección del CGPJ propone expedientar al juez Del Olmo

Por Narrador - 8 de Septiembre, 2006, 7:00, Categoría: 11-M

El magistrado incurrió en «desatención» por no prorrogar la prisión de un procesado que quedó libre. «Existen suficientes y contrastados elementos» para un expediente por «falta muy grave»

Madrid - «Existen suficientes y contrastados elementos de hechos para iniciar la incoación de expediente disciplinario al magistrado Don Juan del Olmo, por la posible comisión de una falta disciplinaria muy grave de desatención» que desembocó en la excarcelación de Saed El Harrak, uno de los imputados en el sumario del 11-M, por superar el plazo de prisión provisional sin que se hubiese celebrado la «vistilla» para, en su caso, prorrogar esa situación. Esta es la conclusión a la que ha llegado el jefe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial, José María Gil Sáez, que ha sido remitida a los vocales de la Comisión Disciplinaria, quienes adoptarán una decisión en su próxima reunión.

De forma subsidiaria, la inspección cree que si la comisión descartara la falta disciplinaria muy grave, los hechos valorados también son susceptibles de tipificarse como constitutivos de una falta leve «de incumplimiento injustificado o inmotivado de los plazos legalmente establecidos para dictar resolución».

En el informe de la inspección se sostiene que, «desde el punto de vista objetivo», el «error que desembocó en la excarcelación de Saed El Harrak fue debido a una falta de control del plazo de la prisión provisional del mismo, por parte del juez instructor». En este sentido, se destaca cómo el primer «error» se produjo cuando Del Olmo confeccionó su «lista personal de presos preventivos, en julio del año 2004», donde se expresaba que El Harrak se encontraba en prisión desde el 10 de mayo de ese año, al igual que ocurre en su posterior listado de «Imputados bis», donde se omitió la fecha real desde la que se encontraba privado de libertad, el 6 de julio. Sin embargo, en el Juzgado sí se tenía conocimiento de dicha fecha.

Por ello, añade al respecto el informe, «puede concluirse que, en un primer momento y a lo largo de la tramitación de la causa, el juez instructor no había establecido sistemas de control claros y adecuados para efectuar en cualquier momento el cómputo del tiempo de prisión preventiva de los imputados». Esta «falta de diligencia, quizás en sí misma no pueda calificarse como “palmaria”», aunque «la omisión del Sr. Del Olmo pone de manifiesto una defectuosa praxis judicial en este concreto apartado de su actuación jurisdiccional, que se constituye en el origen y motivación de lo después acaecido».

Doble error

Esta «falta de diligencia», añade el Servicio de Inspección, «también es predicable al tiempo de la confección y redacción del auto de procesamiento - 10 de abril de 2006-, por cuanto que el señalamiento para la comparecencia para decidir en su caso la prórroga la prisión preventiva para los días 16, 17 y 18 de mayo, exigían como previa labor intelectual valorar y determinar el tiempo transcurrido de prisión preventiva, generándose en la fijación de las indicadas fechas un doble error, por cuanto, que la fecha fijada, no sólo excedía de la fecha de detención, sino también de la fecha de prisión» de El Harrak.

En la valoración de esta segunda actuación, se destaca, «la alta carga de trabajo, la presión y situación de salud en la que se encontraba » Del Olmo, tal como se pone de manifiesto en los informes emitidos, donde se constata que esas circunstancias «limitaban y eran obstáculos objetivos en su quehacer profesional», circunstancias que «habrán de ser tenidos en cuenta para valorar, en su caso, las proporcionalidad de la sanción disciplinaria a imponer».

Por todo ello, la Inspección del Consejo propone que se incoe expediente disciplinario por falta muy grave al magistrado, sin perjuicio de que, tras las alegaciones y pruebas practicadas, «pueda aminorase la intensidad de la omisión de diligencia». Como alternativa, se propone expediente por falta leve de desatención.

    

Una información de F. Velasco publicada en el diario LA RAZON el viernes 8 de septiembre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.