El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La Diada más «nacional» de Maragall defenderá la «libertad» del País Vasco

Por Narrador - 31 de Agosto, 2006, 6:30, Categoría: General

BARCELONA. La aprobación del nuevo Estatuto catalán y la negociación entre el Gobierno y ETA con la declaración de «alto el fuego» por parte de la banda terrorista, son los dos referentes escogidos por el Gobierno de Maragall y el Parlamento autonómico para el acto oficial de celebración del «Onze de Setembre». Y esta vez no cabe culpar a Esquerra, que abandonó el Ejecutivo autonómico el pasado mayo. El programa, ultranacionalista como adelantó el pasado lunes ABC, es obra del Gobierno socialista de la Generalitat.

La última Diada de Maragall como presidente confirma así el marcado carácter nacionalista que ya se avanzaba en los borradores de la celebración, aunque los representantes de la Generalitat y el Parlament, los socialistas Montserrat Tura e Higini Clotas respectivamente, se limitaran ayer a apuntar que «no es ni más ni menos nacionalista» que otros años. Eso sí, se trata de «una celebración nacional», una «reafirmación del amor por nuestra tierra y nuestra nación».

El cantautor Paco Ibáñez será el responsable de interpretar una canción en euskera, que podría ser «Txoria-txori» (Pájaro, pájaro) y que evoca la libertad: «Si le hubiera cortado las alas; hubiera sido mío; no se habría escapado; Pero así habría dejado de ser pájaro; y yo; yo lo que quería era un pájaro».

Canción en euskera

Este era el tema que debía interpretar Mikel Laboa, el cantante previsto en el borrador del acto que el Gobierno catalán remitió a los grupos parlamentarios en julio, y que finalmente ha sido sustituido por Paco Ibáñez. «El principio del proceso hacia un horizonte de esperanza hacia la paz lo queremos simbolizar con el hecho de que esté presente con una canción en euskera, que finalmente interpretará Paco Ibáñez», explicó la consejera de Interior, Montserrat Tura.

La consejera no pudo confirmar, sin embargo, cuál será el tema finalmente escogido por Ibáñez, pero sí aclaró que será traducido para los asistentes al acto. En todo caso, con la referencia a la situación política en el País Vasco el Gobierno catalán recupera una de las «obsesiones» de Maragall, quien en más de una ocasión ha comprometido al PSE con sus opiniones sobre el terrorismo y el futuro de esta comunidad.

Por otro lado, la referencia al Estatuto recién aprobado la pondrá la «senyera» que este año entregará el alcalde de Miravet, la población donde los líderes de los cinco partidos catalanes pactaron las bases de la reforma estatutaria.

Además, el acto «homenajeará a catalanes universales», tal y como explicó Tura, con las referencias al músico Pau Casals y el poeta Salvador Espriu. En el primer caso, se ha escogido para la ocasión la lectura del discurso de Pau Casals ante la ONU en 1971, en el que Casals explicitó su nacionalismo al explicar ante la Asamblea Plenaria que «Cataluña hoy es un provincia de España. Pero ¿qué ha sido Cataluña?. Cataluña ha sido la nación más grande del mundo». La pieza escogida para recordar a Espriu no es otra que «Inici del càntic al temple», que concluye: «Ahora decid: nos mantendremos fieles para siempre al servicio de ese pueblo».

Con este contenido, el Gobierno catalán, en el que ya no está presente Esquerra, ha conseguido dar el «matiz» más nacionalista de los últimos años a la celebración, hasta el punto de haber conseguido, por primera vez, los aplausos de CiU al evento. El vicepresidente del Parlamento catalán recordó, en este contexto, que «la aspiración es celebrar una Diada con un componente nacional, celebrarlo con la dignidad nacional que se merece».

La asistencia de Pujol

Con este programa, parece que este año sí se contará con la presencia del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, tal y como afirmaron fuentes de CiU. En la pasada edición Pujol se negó a asistir al acto institucional tras protagonizar una agria polémica con Tura, a la que acusó de menospreciar a los gobiernos de Convergència al presentar el festejo organizado por el tripartito como el primero que había otorgado a la celebración de la Diada la dignidad institucional que le corresponde.

Al margen de esta polémica, en la que Montserrat Tura no quiso entrar de nuevo, la consejera apuntó al ministro «in pectore» Joan Clos (nuevo titular de Industria) como representante del Gobierno en el acto, aunque no confirmó ningún nombre.

   

Una información de Iva Anguera De Sojo publicada en el diario ABC el jueves 31 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.