El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El Gobierno otorga el tercer grado a Vera sin que haya devuelto lo robado

Por Narrador - 23 de Agosto, 2006, 13:00, Categoría: General

La decisión supondrá un trato de favor si el fiscal no la recurre, ya que en la práctica se exige al penado que muestre la intención de reparar el daño. Sólo ha cumplido un año y medio de cárcel de los siete a los que fue condenado por malversar 645 millones de pesetas de los fondos reservados. De los 10 años a los que se le sentenció por el secuestro de Segundo Marey cometido por los GAL sólo cumplió ocho meses antes de ser indultado

MADRID.- La Dirección General de Instituciones Penitenciarias ha concedido el tercer grado penitenciario al ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera, del que disfruta ya desde el pasado 10 de agosto.

Vera, condenado a siete años de cárcel por la malversación de los fondos reservados del Ministerio del Interior, ha sustanciado dicha condena con menos de seis meses de internamiento efectivo, y un año justo con constantes prebendas carcelarias que, en la última etapa, le autorizaban a salir de prisión seis días a la semana.

Pero, además, Vera logra este privilegio penitenciario sin haber devuelto nada de los 141 millones de pesetas que se apropió «para sí mismo» -según dice la sentencia-, ni de los 504 millones de pesetas de los que debía responder solidariamente con algunos de los subordinados, con los que se repartía dicho dinero público.

No obstante, Rafael Vera ha hecho de la consecución del tercer grado su lucha personal desde la cárcel, una vez que vio que el Gobierno del PSOE no le iba a conceder el indulto en ningún caso.

Por ello, aunque ya disfrutaba de una situación francamente privilegiada para una condena penal tan alta, el ex secretario de Estado para la Seguridad volvió a solicitar hace unas semanas que se le fuera concedido el tercer grado penitenciario.

Según informa Efe, la Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia elevó la petición, con informe favorable y por unanimidad, a la Dirección General de Prisiones en la primera semana de agosto y, en menos de 10 días, ha resuelto.

El propio Vera confirmó ayer a Europa Press que hace ya dos semanas, concretamente el día 10 de agosto, la Dirección General de Prisiones le concedió el tercer grado.

Si la Fiscalía no recurre la decisión, Vera vivirá fuera de la cárcel y estará controlado por teléfono, con llamadas aleatorias, y con visitas periódicas a los servicios sociales de la prisión de Segovia, donde se realiza el control de los internos en régimen abierto.

La decisión ha sido comunicada al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, del que depende la prisión de Segovia, pero dicho juzgado no podrá hacer nada salvo petición del Ministerio Fiscal o del propio reo.

Lógicamente, una decisión tan favorable no será recurrida por Vera, por lo que la única posible actuación del juez está en manos de la Fiscalía. Es decir, si la Fiscalía no recurre la decisión de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, el tercer grado es irreversible.

Hay que recordar que el actual fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ya se opuso al indulto de Vera por dos motivos que siguen en vigor a la hora de la concesión del tercer grado. Según afirmó en noviembre de 2004, el indulto no era admisible «porque no ha dado muestra alguna de arrepentimiento» y porque «no se encuentran actualmente satisfechas las importantes responsabilidades civiles en la sentencia». A día de hoy, aunque no se trate de un indulto, ni una ni otra circunstancia se han modificado.

De hecho, según fuentes jurídicas consultadas por este diario, la práctica habitual es exigir al penado la intención de reparar el daño causado.

Dichas fuentes apuntan que esto obligaría a la Fiscalía a recurrir el tercer grado de Vera, como ya ha hecho en algunas ocasiones con medidas de gracia a favor del ex secretario de Estado.

Vera fue condenado en enero de 2002 por la Audiencia Provincial de Madrid a siete años de prisión por un delito continuado de malversación de caudales públicos, al considerar probado que se lucró personalmente «en cantidades importantísimas» y sustrajo mucho dinero más en favor de otros individuos «hasta una cifra global que supera los 600 millones de pesetas».

No fue hasta octubre de 2004 cuando el Tribunal Supremo confirmó íntegramente la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid, rechazando los argumentos de la defensa del ex secretario de Estado para la Seguridad de que ya había sido juzgado por los mismos hechos en el caso Lasa y Zabala o en el mismo caso Marey, por el que también fue condenado a 10 años de cárcel.

A partir de la sentencia en firme de este caso, Vera jugó a pedir el aplazamiento de la condena al haberse presentado varias peticiones de indulto, pero tanto el fiscal del Estado, como el propio ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, aseguraron que «no hay ninguna intención ni pronóstico favorable» para dicha medida de gracia. Con todo visto para sentencia -o más bien, para prisión-, Vera logró un nuevo privilegio. La sala que lo juzgó le concedió no ir esas Navidades a prisión y esperarse hasta después de la fiesta.

No fue hasta el 16 de febrero del pasado año cuando Vera acudió, voluntariamente, a la cárcel de Segovia para cumplir la pena de siete años.

Pero sólo tuvo cinco meses y medio de reclusión. El 5 de agosto de 2005 -también en periodo vacacional, un momento en que las noticias pasan más desapercibidas-, consigue salir seis horas de prisión de lunes a jueves.

Posteriormente, en el otoño -después de que el Tribunal Constitucional rechazara expresamente suspender la condena-, logró un régimen mixto entre el segundo y el tercer grado que le posibilitaba ir a dormir un solo día a prisión y estar controlado en una determinada zona por dispositivos electrónicos y de seguridad.

Dicha decisión fue recurrida por la Fiscalía, que perdió el recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid. En esta ocasión, la Fiscalía entendía que se trataba ya de un «tercer grado encubierto». No obstante, la misma Audiencia Provincial denegó en febrero la enésima petición de tercer grado solicitada por Vera.

DIARIO DE ENTRADAS Y SALIDAS

(16/02/95) Ingresa en la cárcel por el caso Marey tras prestar declaración ante el juez Baltasar Garzón.

(13/07/95) Sale de la prisión de Alcalá-Meco después de que el PSOE deposite un aval bancario de 200 millones de pesetas en la Audiencia Nacional.

(29/07/1998) Condenado por el Tribunal Supremo (TS) a 10 años de cárcel y 12 de inhabilitación absoluta por detención ilegal y malversación de fondos públicos por el caso Marey.

(10/09/98) Ingresa en la prisión de Guadalajara junto con José Barrionuevo arropados por militantes y dirigentes del PSOE; entre ellos, Felipe González.

(23/12/98) Vera ve reducida su pena de 10 a tres años y cuatro meses y obtiene el régimen abierto tras un indulto parcial del Gobierno.

(24/12/98) Obtiene permiso penitenciario por Navidad. Regresa a la cárcel el 28 de diciembre.

(29/12/98) El Tribunal Constitucional (TC) suspende las penas por el caso Marey durante la resolución del recurso de amparo y Vera abandona la prisión.

(16/03/01) El TC rechaza el recurso y confirma la condena por el caso Marey.

(16/05/01) El TS decide que Vera y el resto de condenados por el caso Marey ingresen en la cárcel.

(22/01/02) La Audiencia Provincial de Madrid condena a Vera a siete años de prisión por un delito continuado de malversación de caudales públicos.

(19/10/04) El TS confirma la pena de siete años de prisión impuesta por la Audiencia Provincial a Vera por el caso fondos reservados.

(11/11/04) La defensa de Vera solicita a la Audiencia Provincial que suspenda su ingreso en la cárcel por el caso de los fondos reservados hasta que el Gobierno resuelva las peticiones de indulto a su favor.

(16/02/05) Vera ingresa en la prisión de Segovia para cumplir la pena por el caso fondos reservados.

(05/08/05) La Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia acuerda que Vera salga de la cárcel seis horas diarias de lunes a jueves por la depresión que le ha producido su encierro.

Septiembre 2005 Vera solicita un nuevo indulto alegando que hay una situación de tregua del terrorismo de ETA.

Octubre 2005 El TC rechaza suspender la condena de Vera por malversación de fondos públicos.

Febrero 2006 La Audiencia le deniega el tercer grado penitenciario por la gravedad de la condena, el tiempo que debe cumplir aún y la repercusión social.

   

Una información de Manuel Sánchez publicada en el diario EL MUNDO el miércoles 23 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.