El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

21 de Agosto, 2006

Ocho muertos en un accidente ferroviario ¿POSE culpable?

Por Sin Pancarta - 21 de Agosto, 2006, 21:00, Categoría: General

El 6 de Junio de 2003 Zapatero ante el Comité Federal del PSOE, máximo órgano de dirección del partido entre congresos,  responsabilizaba al Gobierno de Aznar del accidente ferroviario de Chinchilla por haber descapitalizado los servicios públicos. LLamazares iba más lejos, acusaba al ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, y al Gobierno de "negligencia culposa" por el "derrumbe" de la red ferroviaria convencional ¿Y ahora quien es el responsable? ¿El Gobierno ZP? ¿Magdalena Alvarez? ¿El propio Zapatero?

Zapatero denuncia el deterioro de los servicios públicos (7 de Junio de 2003)

  

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó ayer al Gobierno de haber descapitalizado los servicios públicos vitales para el funcionamiento de una sociedad. "Se propusieron acabar con lo público y se han llevado por delante nuestra seguridad", dijo el líder socialista ante el comité federal de su partido. Según Zapatero, los españoles se preguntan "atónitos" qué está pasando, y la respuesta del PP siempre es la misma: "fallos humanos". Reconoció la existencia de estos errores, pero indicó que "la eficacia de los servicios públicos se mide en gran medida por su capacidad para prevenir y corregir los fallos humanos, para mitigar sus consecuencias". En su opinión, los siete años de gobierno del PP han deteriorado los servicios públicos "hasta extremos alarmantes".

Ocho muertos y 37 heridos tras descarrilar un tren en Villada (Palencia)

   

VILLADA (PALENCIA)- Ocho muertos y 37 heridos es el balance provisional del accidente de ferrocarril registrado esta tarde en la localidad palentina de Villada, según los datos del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 recogidos por Europa Press. En concreto, de los 37 heridos, cuatro se encuentran en estado muy grave, doce menos graves y 21 leves.

La Agencia de Protección Civil e Interior de la Junta de Castilla y León ha habilitado el teléfono 800 200 112 para atender a los familiares de las víctimas del accidente de ferrocarril registrado esta tarde en la localidad palentina de Villada, según informaron a Europa Press fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112.

Además, hasta la estación de Villada se ha desplazado el Puesto Médico de Clasificación, Evaluación y Evacuación. En estos momentos, también se encuentra en el lugar del siniestro el subdelegado del Gobierno en Palencia, Gabriel Castañeda, y está viajando hasta la zona el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, que ha decidido acudir a Villada nada más conocer la noticia del descarrilamiento de este tren, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.

Al parecer, el tren Intercity 280 que cubre la línea Vigo-Hendaya descarriló hoy a la altura de la localidad palentina de Villada, lo que provocó heridas a numerosas personas que, en algunos casos, quedaron atrapadas en el interior del convoy.

El suceso se produjo alrededor de las 16.00 horas a la altura de la citada localidad palentina cuando seis vagones y una máquina del tren Intercity 280 que realizaba el recorrido Vigo-Hendaya descarriló a la altura de Villada. Según el testimonio de las personas que dieron el aviso al Servicio de Emergencias de Castilla y León, estos seis vagones y la máquina descarrilaron para, posteriormente, volcar sobre el pavimento.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Guardia Civil, dos dotaciones de los Bomberos de Palencia y otras de la Diputación de Palencia y los cuatro helicópteros medicalizados de Sacyl, UVIs móviles, soportes vitales básicos y ambulancias convencionales. En concreto, en estos momentos participan cuatro helicópteros medicalizados de Burgos, Salamanca, Astorga (León) y Valladolid; dos ambulancias medicalizadas (UME) de Palencia, Valladolid y Benavente (Zamora); unidades de soporte vital básico de Carrión de los Condes, Mayorga de Campos, Pilarica y Pintor Oliva; Cruz Roja de Valladolid y Villalón; ambulancias de León y Palencia, y equipo médico de Villada y Villalón.

    

Información difundida por la Agencia EUROPA PRESS el lunes 21 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.


Partcipa en nuestro foro comentando esta noticia.

Los 'fontaneros' del comisario Rubio investigados por el chivatazo a ETA

Por Narrador - 21 de Agosto, 2006, 10:00, Categoría: - Tregua Etarra

Las nuevas pesquisas ordenadas por Garzón se centran en miembros de la Unidad Central del Apoyo Operativo (UCAO) que intervinieron en la vigilancia del bar Faisán.  Los investigadores creen que agentes de esta unidad entregaron a Elosua el móvil por el que se le dio el aviso tras intentar en vano abordarle a la salida de su casa

MADRID.- La investigación para tratar de localizar y detener a los autores del chivatazo a ETA que alertó a la banda de la operación policial contra su entramado financiero sigue dando sorpresas. Ahora, según han revelado a EL MUNDO fuentes policiales, los encargados del esclarecimiento de este caso apuntan hacia los fontaneros de la Comisaría General de Información, a cuyo frente se encuentra el comisario Telesforo Rubio.

Los agentes que trabajan a las órdenes del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón sospechan en concreto de la implicación de funcionarios destinados en la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), un departamento dependiente de la Comisaría General de Información y dedicado a realizar los trabajos más delicados en la lucha antiterrorista.

Los fontaneros son agentes superespecializados, dotados con la tecnología más sofisticada relacionada con las investigaciones policiales. Así, cuando se trata de intervenir algún teléfono, es la UCAO la que se encarga de ello. Esta unidad también es la que coloca los dispositivos de seguimiento en los vehículos investigados y los aparatos de videograbación que controlan todos los movimientos de aquéllos que están siendo investigados.

Y es que esta unidad especializada, conocida como los fontaneros de la Policía, también tuvo una participación muy intensa en las investigaciones de la trama de extorsión de ETA liderada por el presunto integrante de la organización Joseba Elosua, dueño del bar Faisán.

Agentes de esta unidad fueron los que colocaron, hace ya varios años, los dispositivos de videovigilancia en la entrada trasera del establecimiento propiedad de Elosua. También fueron ellos los que colocaron la conocida como chicharra en el interior del vehículo de este sospechoso.

Este dispositivo permitió recoger y grabar las conversaciones que Elosua mantenía en el interior de su coche. Entre ellas, la que mantuvo con su cuñado en la que desveló que había sido alertado por dos policías de que estaba siendo investigado y que había en marcha una operación policial contra ellos.

Fue esta unidad la que, incluso, detectó cómo sus cámaras estaban teniendo interferencias y descubrió que la Ertzaintza también había montado un dispositivo de vigilancia sobre el bar Faisán.

Ahora, los investigadores sospechan que el teléfono utilizado para dar el chivatazo a ETA salió de la UCAO. Incluso, investigan si fue algún funcionario de esta unidad el que se lo entregó en mano al propio etarra.

Porque Elosua cuenta en su conversación con su cuñado, (intervenida por la Comisaría General de Información) cómo un «madero» le entregó un teléfono móvil el pasado mes de mayo y allí, otro «madero» le alertó de que estaba siendo vigilado y que se iba a actuar contra todo su entramado en cuanto se desplazara a Francia para entregar el dinero recaudado del denominado impuesto revolucionario.

Los investigadores rastrearon todas las llamadas realizadas en la zona de influencia donde estaba aquel día Elosua. Hubo dos investigaciones sobre estas llamadas. La primera la realizó la Guardia Civil, que localizó una gran cantidad de números de teléfono pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Policía Nacional realizó un segundo informe sobre el seguimiento de estas llamadas, con un margen de horas diferente al de la Guardia Civil. El Instituto Armado presentó un informe al juez instructor con todos los datos obtenidos pero sin aportar ninguna conclusión sobre la procedencia de la llamada.

Posteriormente, el juez encargó las pesquisas a la Policía Nacional, en concreto a un inspector jefe de la Comisaría General de Información, quien está desgranando todas las llamadas realizadas en aquellas fechas a Elosua. Y sus pesquisas ya se centran en la UCAO como la unidad desde la que procede el teléfono utilizado en el chivatazo.

Además, los agentes ya han llegado a la conclusión de que los autores del soplo trataron de contactar primero con Elosua cuando salía de su casa pero que éste les dio esquinazo. Según las pesquisas, los agentes que dieron el chivatazo pretendían darle la información sobre el dispositivo a Elosua verbalmente, de forma directa, y en las cercanías de su domicilio, sabedores de que alrededor del bar Faisán había un fuerte dispositivo de vigilancia y se hubiera detectado el encuentro.

Una vez frustrado este encuentro en persona, los organizadores del chivatazo decidieron, siempre según la investigación, entregarle un teléfono móvil por medio de un funcionario al que Elosua no conociese. Posteriormente, otro agente le transmitió los datos sobre las investigaciones.

Las decisiones se tuvieron que tomar rápido. Los agentes alertaron a Elosua una vez que supieron que se iba a producir la operación policial. De hecho, el margen con el que alertaron al presunto etarra fue de apenas unas horas.

Sin embargo, lograron su objetivo. La operación policial contra el entramado de ETA tuvo que ser aplazada. En su alerta, los chivatos le dijeron que evitara pasar a Francia con dinero del impuesto revolucionario porque iba a ser detenido. Elosua así lo hizo y la operación quedó frustrada inicialmente.

    

Una información de Fernando Lázaro publicada en el diario EL MUNDO el lunes 21 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Zapatero: "lo único que está en crisis, total y definitiva, es la violencia"

Por Sin Pancarta - 21 de Agosto, 2006, 9:00, Categoría: - Tregua Etarra

Sin duda lo que está en crisis es la violencia, así lo prueba esta foto tomada en el día de ayer en la ciudad de San Sebastián: un autobús quemado, un restaurante desalojado y varios coches destruidos por el fuego provocado por los sicarios de ETA. Con el "Presidente Accidental" lo único que está en crisis es la verdad, la sinceridad del gobierno y por extensión nuestra nación llamada España que, evidentemente, no se merece un gobierno que mienta.

Zapatero replica que lo único en crisis es la violencia y "quien la ampara"

     

Las Palmas de Gran Canaria, 19 ago (EFE).- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó esta tarde sobre ETA que "lo único que está en crisis, total y definitiva, es la violencia, quien ampara la violencia y quien se queda detrás de la violencia".

En un mitin celebrado en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, Rodríguez Zapatero aseguró que "el único camino que vamos a transitar para llegar a la paz, al fin de la violencia, es el camino de la legalidad y de la democracia, en todos y cada uno de sus principios, empezando por la Ley de Partidos".

"Quien quiera defender sus ideas democráticamente cabe en la democracia y para ello tiene que respetar la legalidad", aseveró.

De esta forma respondió el presidente del Gobierno al último comunicado de la banda terrorista en el que culpa de la "evidente situación de crisis" del proceso de paz al PNV y al PSOE y en el que advierte de que "si continúan los ataques contra Euskal Herria, ETA responderá".

En su alocución, Rodríguez Zapatero dijo que el Gobierno siempre ha trabajado por la paz no solo en el ámbito internacional, sino también en España "desde el primer día para ver el fin del terrorismo de ETA".

En relación al último comunicado de ETA, el presidente dijo que en las últimas horas se han dicho "muchas cosas" sobre el proceso de paz, y afirmó: "Lo único que está en crisis total y definitiva es la violencia, quien ampara la violencia y quien se queda detrás de la violencia".

El presidente sostuvo que "el único camino que vamos a transitar para llegar a la paz, al fin de la violencia, es el camino de la legalidad y de la democracia", al tiempo que aseguró que el Gobierno trabajará "duro" por "el empeño de la paz" y "del fin de la violencia".

Rodríguez Zapatero expresó su agradecimiento por el apoyo, dijo, que ha recibido "de todos los partidos políticos, incluso el apoyo de los que nos critican", afirmó en alusión al Partido Popular.

  

Información difundida por la Agencia EFE el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

ETA cumple sus amenazas con el recrudecimiento de la violencia callejera

Por Narrador - 21 de Agosto, 2006, 8:00, Categoría: - Tregua Etarra

SAN SEBASTIÁN/ MADRID.- «Lo único que está en crisis total y definitiva es la violencia». Esa era la respuesta que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, daba al último comunicado de ETA con amenazas directas de volver acometer atentados si el Ejecutivo no agilizaba las cesiones exigidas por los terroristas y que incluía la sentencia de que «el proceso» estaba en crisis. Dos días después, la banda cumplió sus amenazas con un atentado de «kale borroka» (violencia callejera) en San Sebastián al estilo de los cometidos cuando estaba en plena actividad criminal.

«Queremos advertir que si esos ataques continúan -el funcionamiento de la Justicia- ETA responderá», fueron las desafiantes advertencias del texto. Dicho y hecho. En la noche del sábado un grupo de encapuchados dio un paso más en los actos de «kale borroka» de las últimas semanas y quemó un autobús urbano de la capital guipuzcoana.

A los ataques a contenedores y cajeros de sucursales bancarias se ha sumado otra vez la práctica de antaño consistente en sembrar el pánico entre la población mediante la quema de autobuses.

En los años más duros de la «kale borroka» en las calles del País Vasco, las noches, especialmente las de los fines de semana, eran el momento elegido por los etarras en formación para proceder a la quema de autocares urbanos. La forma de actuar siempre era la misma: barricadas atravesadas en la calle, parada del autobús, desalojo del mismo, y quema del vehículo.

Nada diferente a lo ocurrido el sábado. En torno a las diez de la noche, un grupo de encapuchados tiraron contenedores a lo largo de la Travesía Rodil de la capital guipuzcoana y forzaron al vehículo a detenerse. Tras obligar a sus ocupantes a abandonarlo, los asaltantes prendieron fuego al autobús. Las llamas alcanzaron, asimismo, a varios automóviles estacionados en las inmediaciones y obligaron a desalojar un restaurante cercano que estuvo a punto de sufrir las consecuencias del incendio en el mobiliario de la terraza.

De esa forma, ETA lanzaba otro aviso al Gobierno para que agilice la negociación política pública sobre la autodeterminación y la anexión de Navarra al País Vasco. La banda sostiene en sus últimos comunicados que tiene compromisos en ese sentido con Zapatero y exige que se den los primeros pasos, mientras que el Ejecutivo se limita a invitar al brazo político de ETA a acatar la ley de Partidos si quiere volver a ser legalizada.

Zapatero ha ordenado silencio absoluto en el Gobierno después del desafío de la banda y él mismo ha limitado su respuesta a la genérica frase citada de que lo que está en crisis es «la violencia». Ni siquiera dijo terrorismo, palabra que evita desde que hizo pública su intención de abrir el diálogo con la banda. En fuentes gubernamentales se reconoce el momento difícil por el que pasa «el proceso», pero se agarran al principio de que ETA no se atreverá a volver a cometer asesinatos.

Aunque en un principio el presidente del Gobierno dijo que condicionaba las conversaciones con los terroristas al hecho de que cesara en todas sus actividades delictivas, después ha decidido hacer la vista gorda con el mantenimiento de la extorsión a empresarios y también con el terrorismo callejero.

Las reacciones entre los partidos vascos al rebrote del terrorismo callejero no se hicieron esperar. El alcalde San Sebastián, el socialista Odón Elorza, calificó la quema del autobús de «acto gratuito de auténtica barbarie» y de «episodio de «kale borroka» absolutamente innecesario».

Desde el Partido Popular, la presidenta en Guipúzcoa y portavoz de esta formación en el Ayuntamiento de San Sebastián, María José Usandizaga, condenó el ataque contra el autobús y denunció la gravedad de los hechos. «Es claramente un atentado terrorista, que persigue atemorizar al conjunto de la sociedad democrática y que supone la destrucción de un bien público, patrimonio de todos los donostiarras», señaló.

«Batasuna está ganando la calle»

Usandizaga también lanzó la voz de alarma sobre lo que considera «un resurgimiento de ETA-Batasuna en las calles». «Estamos sufriendo un evidente retroceso democrático. Batasuna está forzando la máquina y está ganando la calle», afirmó la edil popular. Usandizaga hizo especial mención a la situación que en los últimos meses está viviendo la capital guipuzcoana, «con incesantes actos, manifestaciones, homenajes, carteladas en las calle y ataques de terrorismo callejero».

El Partido Nacionalista Vasco también condenó el ataque, que fue calificado de «acto del pasado». Fuentes de su ejecutiva afirmaron también que «quien se aferra a esquemas del pasado no tiene futuro en este país».

Por otro lado, EA, su hasta el momento socio en el Gobierno autonómico vasco, hizo público un comunicado en el que consideró «inadmisible cualquier tipo de acto vandálico que se produzca» en el País Vasco. La formación nacionalista, además de la quema en sí, valoró el momento, al asegurar que es «todavía más inadmisible en un momento en que se está trabajando para resolver definitivamente el conflicto». Desde Ezker Batua, pese a condenar el ataque, se señaló que «es un reflejo de la actual situación de bloqueo y estancamiento en el que se encuentra el proceso».

   

Una información de P. D. publicada en el diario ABC el lunes 21 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

«Nunca Máis» vuelve a aprovechar una tragedia para arremeter contra el PP

Por Narrador - 21 de Agosto, 2006, 7:30, Categoría: Galicia

20.000 personas, encabezadas por el PSOE y el BNG, se manifiestan en Santiago contra «el terrorismo incendiario». Pese a la falta de efectivos durante los fuegos no hubo críticas ni a Xunta ni al Gobierno. José Blanco: «Rajoy no quería que los incendios se apagaran»

Madrid - La manifestación convocada ayer por «Nunca Máis» en Galicia tenía como lema «Paremos el terrorismo incendiario. Por un cambio en las políticas para nuestro monte». Miles de personas -20.000, según la Policía; 40.000, según la organización- se sumaron a una marcha en la que el principal interrogante que gritaron los asistentes fue: «¿A quién beneficia que arda Galicia?».

José Blanco, secretario de Organización del PSOE, a la misma hora en Madrid declaraba lo siguiente: «Sonará fuerte decirlo, pero lo voy a decir, durante estos días he escuchado en muchas ocasiones al señor Rajoy hablar de los incendios en Galicia, el señor Rajoy no quería que los incendios se apagaran, ni que se detuviera a los pirómanos, lo único que quería era criticar al presidente del Gobierno de España».

Al inicio de la manifestación, una de las portavoces de «Nunca Máis», Adela Figueroa, afirmó que Galicia «necesita un cambio radical en la política anterior, que durante muchos años desestructuró el país». Según esta ecologista, cuando hay una ordenación del territorio lógica prender fuego, aunque se quiera, es muy difícil», aseveró.Y es que, aunque desde agosto de 2005 el Partido Popular no está al frente de la Xunta, las críticas hacia sus dirigentes fueron la tónica durante toda la jornada de ayer. A las pancartas en las que se podían leer «Incendiario = Terrorista. Eucaliptos= gasolina» o «Partido Popular, terrorismo ambiental» se sumaron las palabras de la nutrida representación de representantes políticos del PSOE y el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) que encabezaron la manifestación.

Entre los asistentes se encontraban el secretario de Organización del PSdeG, Ricardo Varela, el portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, y su homólogo del PSdeG, Ismael Rego. Jorquera valoró como «increíble» que el anterior Ejecutivo gallego destinase «recursos a la lucha contra el fuego» pero «nunca a investigar las causas». Además, resaltó que lo «fundamental» es «acelerar las políticas que está poniendo en marcha el actual Gobierno» para contrarrestar el «abandono rural» y la «gran eucaliptada» que provocó la gestión de la anterior Xunta.

Sin embargo, en relación «a las políticas del actual Gobierno», Alberto Blanco, alcalde popular de Muxía, en La Coruña, afirmaba hace dos días en una entrevista concedida a LA RAZÓN que «Narbona hasta ahora no había hecho nada» y que la catástrofe gallega era consecuencia de «reducir las plantillas de la lucha contra incendios un 34 por ciento».

Criminalizar. Por su parte, el portavoz parlamentario del PP de Galicia, Xosé Manuel Barreiro, recordó que cuando él era consejero de Medio Ambiente ya decía que el 90 por ciento de los incendios eran intencionados y que, ante tal afirmación, Emilio Pérez Toruriño, actual presidebte de la Xunta, y su vicepresidente, Anxo Quintana, le respondían que «pretendía criminalizar a la sociedad». «¿Por qué se quiere desviar la atención y no se quiere analizar la situación a fondo?», se preguntó.

A la manifestación se sumó también un reducido grupo de independentistas, que portaban grandes fotografías del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el líder del PP, Mariano Rajoy, o el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, su vicepresidente y el responsable de Medio Ambiente, con la leyenda «Responsable». No obstante, fueron abucheados por la gente cuando entraron en la plaza de la Quintana, donde la cantante Uxía Senlle leyó un manifiesto donde señaló que, en doce días, Galicia sufrió una «auténtica barbarie que sólo puede ser calificada de terrorismo incendiario».

El manifiesto recordó que se registraron cuatro víctimas mortales: dos mujeres que quedaron atrapadas en su coche en un fuego los primeros días, un hombre que apareció calcinado y otro que sufrió quemaduras mientras apagaba un fuego y murió tras varios días ingresado en un hospital.

«No lo vamos a olvidar», gritó Uxía Senlle, que también indicó que este año los incendios fueron «cualitativamente distintos» a los que habitualmente se registran en Galicia, ya que se registraron especialmente en la fachada atlántica, muy cerca de zonas habitadas y amenazaron casas, aeropuertos o gasolineras. «La percepción de la gente llegó a ser de un cierto desamparo cuando, pese a los esfuerzos desplegados por el operativo, el fuego era una amenaza real», y «otra vez» la sociedad civil «suplió con sus propias manos las carencias que se daban en los momentos más duros de la catástrofe». El manifiesto explicó también los objetivos de la manifestación: mostrar que la sociedad gallega «no ampara estas prácticas de terrorismo incendiario, sino que las repudia y combate» y reclama que no haya impunidad. «Los culpables, directos o indirectos -si se demuestra que existen- deberán pagar por su proceder», señaló.

248 millones de pérdidas. La plataforma «Nunca Mái» reclamó en el manifiesto la creación de una comisión parlamentaria en la Cámara gallega para estudiar lo acontecido estos días y apuntó que, más allá de la confrontación partidista, la sociedad gallega reclama de sus representantes soluciones al problema del fuego, ante lo que demanda una nueva política forestal. Mientras, técnicos y veterinarios de la Consejería de Medio Rural calculan los daños ocasionados por las llamas. Uniones Agragarias ya ha cifrado en 248 millones la pérdida de renta a la que tendrán que hacer frente los agricultores, ganaderos y dueños de madera, por lo que no ha dudado en situarlos como «las grandes víctimas reales».

    

Una información de F. Martínez publicada en el diario LA RAZON el lunes 21 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Los simpatizantes de Nunca Máis exhibieron carteles en los que podía leerse "Rajoy debe morir"

Por Narrador - 21 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: Galicia

Complementamos la información sobre estos farsantes de ‘Nunca Mais’ con la reseña que publicaba la pasada semana Libertad Digital sobre una ‘manifestación’ también en Santiago de Compostela el 9 de Agosto. Según algunas de sus pancartas ‘Rajoy debe morir’ y con estos se manifiestan representantes del gobierno gallego. De asco, de nausea y de terror.

La manifestación del pasado 9 de agosto en Santiago de Compostela revivió las peores épocas del acoso político organizado tras el caso Prestige. Las pancartas de Nuca Máis volvieron a estar presentes pese a que se quiso hacer ver que todo era espontáneo. No protestaron contra el Gobierno ni contra la Xunta sino desempolvando las consignas con las que nacieron, es decir, contra el PP. Las pancartas que pudieron verse el día 9 decían cosas como "¿A quién beneficia el terrorismo del fuego?", "PP-irómanos" o, directamente, "Rajoy debe morir". Toda una muestra de cómo se posicionan los simpatizantes de Nunca Mais contra lo que califican de "terrorismo incendiario". Este domingo vuelven a la calle en Santiago de Compostela.

(Libertad Digital) La plataforma cívica Arde Galicia, una de las que está denunciando más activamente la verdadera estrategia de Nunca Mais, alertó este viernes en su página web de lo que pasó desapercibido en la pasada manifestación del 9 de agosto.

Las imágenes, que hablan por sí mismas, fueron divulgadas con orgullo en un sitio de extrema izquierda (galiza indymedia). En ellas pueden encontrarse varios lemas que no reflejan una excesiva preocupación por los incendios. Acusan al Partido Popular aprovechando las tesis sobre las tramas organizadas. La pancarta dice "Fuego nunca más. PPirómanos". Detrás del cartel, todos portan la simbología de la plataforma que acosó al PP durante el desastre del Prestige.

Y de la acusación pasan a la amenaza. Sin rodeos, una frase escrita en un cartón y perfectamente visible para el público que lo rodeaba dice así: "Rajoy debe morrer" (Rajoy debe morir).

La plataforma que entonces defendió con tanta firmeza el propio José Blanco no se había pronunciado con ocasión de la oleada de incendios que este verano ha asolado Galicia. Ni una protesta, ni un reproche. Desde que el PSOE llegó al poder en los gobiernos central y autonómico, Nunca Mais había reducido su actividad a pequeñas notas de prensa sobre el Estatuto y poco más. El día 15 de agosto, antes de que arreciaran los reproches por su falta de sensibilidad con el Medio Ambiente anunciaron su vuelta: Contra o terrorismo incendiario reactívase a Plataforma Nunca Máis e convoca mobilización nacional. Lume Nunca Mais. Paremos o terrorismo incendiario.

Sin embargo ese mismo lema –Lume Nunca Mais– y las banderolas de esta plataforma ya estaban presentes el día 9 de agosto en Santiago de Compostela asociadas a nuevos ataques contra el Partido Popular.

   

Una información publicada en libertaddigital.com el viernes 18 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.