El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El CSIC desautoriza a la Xunta y eleva a 92.000 las hectáreas arrasadas por el fuego

Por Narrador - 19 de Agosto, 2006, 6:00, Categoría: Galicia

SANTIAGO. El bipartito de la Xunta de Galicia sufrió ayer un nuevo revés en su intento de minimizar las consecuencias de la catástrofe de los incendios forestales. La corrección no viene ahora de la UE, de los madereros ni de la empresa que utilizó las imágenes de la Nasa: una estimación del Instituto de Economía y Geografía del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) eleva a 92.000 las hectáreas arrasadas por el fuego, frente a las 77.000 que contabilizó el pasado miércoles el consejero de Medio Rural, el nacionalista Alfredo Suárez Canal.

Los datos del Instituto reflejan la magnitud de la catástrofe -un desastre que no niegan ni los responsables del ejecutivo autónomo, aunque discrepen de su alcance- en la provincia de Pontevedra, con 40.000 hectáreas calcinadas, el 8,9 por ciento de la superficie total, con datos tan significativos como el del término municipal de la capital, que habría perdido un tercio de su superficie forestal, 4.000 hectáreas, Es información del propio Ayuntamiento, puesto como ejemplo de lealtad institucional por el ejecutivo autónomo, quizás porque el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, es el único nacionalista en las grandes ciudades gallegas.

El CSIC ha obtenido los datos basándose en la observación física, que no virtual, de dos imágenes del satélite «Aqua» de la Nasa, una con resolución de 250 metros por pixel, que permitía una mejor visualización espacial, y la segunda, de 500 metros por pixel, pero con siete bandas espectrales que facilitaban la localización de los focos, según explicó ayer a Efe la investigadora del Instituto de Economía y Geografía, una de las autoras del informe.

Contradicciones

No es la única desautorización que ha sufrido el Gobierno gallego. Sus datos se contradicen con los aportados por el Centro de Información Forestal de la UE, que contabilizaba 86.232 hectáreas, aunque sólo contemplaba incendios de más de 50; los aportados por los madereros, que hablaban de unas 100.000 hectáreas quemadas en las dos peores semanas de la lucha contra el fuego desde que esa responsabilidad estaba a cargo del tripartito, allá por 1989, y los de la empresa Infocarto, que se basaba también en imágenes de la Nasa para elevar la cifra a 175.000.

Por no coincidir, los datos aportados por el ejecutivo autónomo, que habló primero de 65.000 hectáreas, elevadas después por su presidente, el socialista Emilio Pérez Touriño, a unas 70.000, para llegar finalmente a las 77.000 en su valoración oficial provisional, ni siquiera se correspondían con los facilitados por el delegado de la Consejería de Medio Rural de Lugo, que hablaba de 2.800 hectáreas arrasadas en la provincia sólo unas horas antes de la comparecencia de los consejeros de Medio Rural y Presidencia en la que las reducían a 2.000.

Son en todo caso unos daños muy inferiores a los sufridos en la provincia de La Coruña, la más afectada por los incendios, con 43.000 hectáreas -el 5,4 por ciento de su superficie total-, con especial incidencia en municipios como el de Muxía, el punto cero de la marea negra provocada por el «Prestige», que perdió en esta campaña buena parte de su patrimonio forestal entre protestas airadas de su alcalde por la imprevisión del ejecutivo autónomo: «Antes se vigilaba de noche desde las torretas, ahora no; antes había cuadrillas y ahora no. Dependemos de la solidaridad de los vecinos y de los voluntarios. Ha venido a colaborar un grupo de Madrid, amigos de los tiempos del «Prestige»».

También en Compostela, donde el alcalde, Xosé Clemente Sánchez Bugallo, atribuyó un carácter de excepcionalidad a la proximidad de los fuegos a la residencia oficial del presidente de la Xunta y los núcleos de población, olvidando quizás la experiencia similar de anteriores campañas.

   

Una información de A. Aycart publicada en el diario ABC el sábado 19 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.