El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

14 de Agosto, 2006

"Edipo en Moncloa" por Gabriel Albiac

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 21:00, Categoría: Opniones

Con media España ya de vacaciones, debería olvidarme del presente, naufragar en la displicencia que sólo me otorga el mar, y sólo el mar muy lejos. No lo consigo. Es, sin duda, el peor de mis pecados éste de estar al borde del infinito sin tiempo que es la playa, y dejar que los engranajes que componen mi mente sigan marcando el tictac de una amenaza al acecho. No he aprendido gran cosa de la vida. De otra manera, hubiera abandonado este país cuando aún era tiempo. Ahora que la locomotora se abalanza sin maquinistas hacia el precipicio, poco puede uno hacer. Salvo seguir mirando lo que viene. Seguir contándolo, mientras sea posible. Hasta la hora misma del naufragio. Pero estaría bien poder hacer como que nada pasa. Con media España ya de vacaciones, escribir de lo único que nos es de verdad importante: el sol que nos convierte en piedra y en felices, la perezosa piel adormilada; la displicente piel que aprende la esencial lección solar, que nada es preciso querer, nada que no sea nada. Estaría tan bien ser sólo soledad y lejanía, vacaciones, cielo ajeno, ajeno mundo inmenso e ignorado, ilusión de que nunca nada suceda. Nada. No lo consigo. La necesaria ficción de todos los veranos se torna esta vez ceniza entre mis dedos.

Todo ha quedado abierto y a la espera. Y, a la vuelta de tres semanas como mucho, vendremos a dar de bruces contra el horizonte más inquietante. La Constitución del 78 ha dejado de estar vigente. Queda, como una hojarasca muerta, la formal pervivencia de su texto. No rige ya en Cataluña. Ni en el País Vasco. Dejará de regir en Navarra en pocos meses, tras la anexión que todo dice concertada. La extrañeza de no haber derogado una Constitución que dejó de aplicarse, nada tiene de inocente. Cambiar la Constitución exige un trámite complejo que el Gobierno se sabe sin recursos para llevar a cabo: ni posee mayoría parlamentaria de dos tercios, ni se hace ensoñaciones sobre un referéndum con las independencias vasca y catalana como envite. Deja, pues, en la vitrina la Constitución. Sencillamente, no la aplica. Y una legalidad vicaria va ocupando los espacios vacíos. Se llama «doble poder», y todo estudioso de la política conoce sus riesgos. Prologa la crisis global del Estado. Luego de eso, nadie sabe lo que viene.

El mar. Debería abandonarme a su infinito, que borra el tiempo, ese extravío humano. Fracaso. Tomo de su anaquel el libro loco de entrevistas que concedió Zapatero a un complaciente periodista italiano. Leo: «No es que yo me sintiera predestinado..., pero creo que mi padre empujó a uno de sus dos hijos a que entrara en la vida pública para, de algún modo, rehabilitar con su comportamiento y trayectoria la figura de su padre». No está en el manicomio. Y ni siquiera el mar borra de mí esta glacial certeza: lo peor aún no ha llegado.

  

Publicado en el diario LA RAZON el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Rubalcaba rectifica y asegura que no hay pruebas de que exista una trama

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 9:00, Categoría: Galicia

Rajoy anuncia que exigirá la dimisión de Narbona si no aporta pruebas que sustenten su acusación a los «despechados». El PP tacha de «inmorales» al Gobierno y a los «intelectuales» por decir que «el rencor» está detrás de los incendios en Galicia

La Coruña - Se cumplen 10 días desde que el fuego comenzara a asolar Galicia. Una semana y media marcada por la lucha contra las llamas y también por el cruce de acusaciones políticas. El PP advirtió que, en este momento, lo primero es ayudar a apagar las decenas de incendios que a diario asolan Galicia y que, en su momento, no dudaría en pedir responsabilidades. Cuando, de acuerdo con los cálculos de los ecologistas, ya han ardido más de 60.000 hectáreas en la comunidad, el PP considera llegado ese momento. O, al menos, el momento de las advertencias. El presidente de los populares, Mariano Rajoy, aseveró ayer que exigirá la dimisión de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, si el próximo jueves, en la sesión de al Diputación Permanente del Congreso, no justifica las afirmaciones en las que apuntaba a los brigadistas no contratados para esta campaña como autores de los fuegos.

Y es que la supuesta «trama» a la que han aludido varios miembros del Gobierno durante los últimos días centra el desencuentro entre socialistas y populares en una región que, en el año en que ha vivido el cambio político más significativo de las últimas décadas, también está sufriendo el azote medioambiental más severo. Rajoy, que ayer volvió a visitar algunas de las zonas más castigadas por el fuego, en concreto, el Monte Pedroso, en Santiago de Compostela, acusó a Narbona de «inmoralidad» por fomentar el debate sobre las «tramas». Una actitud «inmoral» en la que también encuadró a «algunos que se llaman intelectuales y que escriben en medios de comunicación», en alusión a algunos de los integrantes de «Nunca Máis», que también apuntaron esta semana al «rencor» por el cambio en la Xunta como causa de los fuegos.

A este respecto, el líder del PP insistió en que, si el Ejecutivo considera que tras la oleada de fuegos hay una trama, «lo que tiene que hacer es decir quiénes son sus componentes y detenerlos». En el caso de los «intelectuales», los instó a dar «nombres» de los integrantes en la trama.

Las palabras de Rajoy no tardaron en encontrar réplica. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró que «hasta ahora» no existen pruebas que demuestren la existencia de una trama detrás de los incendios en Galicia, aunque agregó que «sí es evidente» que gran parte de ellos «son intencionados».

«Saben lo que hacen». Tras asistir a la reunión del Comité General de Coordinación contra los fuegos en esta comunidad, Rubalcaba, sin embargo, consideró «razonable» que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado barajen esta hipótesis. Más tarde, cuando conoció la detención de un miembro de las brigadas antiincendios como presunto pirómano, el ministro del Interior calificó este arresto como «paradigmático» y volvió a las tesis de la trama: «Un ejemplo vale más que mil palabras», señaló. En presencia del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, indicó que cuando se «examinan» las detenciones y «lo que está pasando», «se llega necesariamente a la conclusión de que quien prende fuego sabe lo que hace, lo hace en sitios complicados y afectando a cercanías de las ciudades».

Sobre la mano que hay detrás de los incendios en Galicia también volvió a hablar ayer el vicepresidente de la Xunta y líder del Bloque Nacionalista Galego, Anxo Quintana, quien afirmó que Galicia se está enfrentando a una «auténtica legión de incendiarios» y que, en su mayoría, «saben lo que tienen que hacer».

Actuaciones insuficientes. El presidente del Gobierno autonómico, Emilio Pérez Touriño, se dirigirá hoy a los gallegos a través de un mensaje institucional, ofrecido en directo a las 14:00 por TVG y por la Radio Galega, tras presidir la reunión de la Comisión de la Xunta para el seguimiento de incendios.

Unas actuaciones insuficientes, a juicio de la oposición. Para el presidente del PP en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, resulta «patético». El líder de la oposición gallega criticó que Touriño no haya reunido aún a todos los miembros de su Gobierno pese a la situación de «emergencia». Se preguntó «qué tiene que ocurrir» para que los miembros del Ejecutivo autonómico abandonen sus vacaciones.

Así, afirmó que la Consellería de Pesca debería estar trabajando para controlar el impacto que tendrán sobre las rías los desechos de los incendios, al tiempo que lamentó que Obras Públicas no contribuya a la limpieza de las vías. En esa línea, criticó que la Consellería de Industria no haya puesto en marcha un plan para paliar la marcha de turistas, así como que Medio Ambiente no haya hecho lo propio ante la elevada contaminación que implican los fuegos. «Si esto no es una situación de emergencia que obliga a suspender sus vacaciones a todos los miembros de la Xunta no entiendo nada», apostilló.

  

Una información de F. Martínez publicada en el diario LA RAZON el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Zapatero enviará al Líbano 700 'cascos azules' españoles con el apoyo del PP

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 8:00, Categoría: General

El presidente recibió el respaldo de Rajoy tras una llamada del primer ministro libanés, que le pidió que contribuyera con tropas. El contingente español tendrá «un papel relevante» en la misión

MADRID.- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió ayer el apoyo de Mariano Rajoy, presidente del PP, para enviar unos 700 militares españoles al Líbano bajo el mandato de Naciones Unidas. Gaspar Llamazares, líder de Izquierda Unida, le anunció que su formación respaldará también esta decisión siempre que ese contingente no esté vinculado a la OTAN ni a Estados Unidos, Gran Bretaña u otros países que hayan intervenido en esa zona.

Zapatero telefoneó ayer a Rajoy y a Llamazares para hablar de las condiciones en que se llevaría a cabo la, prácticamente, segura participación de tropas españolas en la guerra entre Israel y el Líbano bajo el mandato de Naciones Unidas. Los cascos azules españoles tendrán probablemente «un papel relevante» en el conjunto de tropas que irán al sur del Líbano, según reveló el presidente en su conversación.

Ayer por la mañana, Zapatero recibió una llamada del primer ministro del Líbano, Fuad Siniora, quien le agradeció la posición que ha mantenido el Gobierno español, así como las gestiones realizadas por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, para lograr un final dialogado.

El primer ministro del Líbano, además de agradecer a Rodríguez Zapatero su postura, le solicitó que España participe en las fuerzas de interposición que van a ir al sur de ese país por decisión de Naciones Unidas.

El envío de cascos azules -unos 15.000 militares de varios países, para colaborar con los 15.000 soldados del Ejército libanés- fue acordado el viernes unánimemente por los 15 estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

Estas fuerzas de interposición se encargarán de que se retiren las milicias de Hizbulá hasta una distancia de 20 kilómetros de la frontera con Israel, y de que los soldados de este último país también salgan de esa zona del sur del Líbano.

Tras recibir esa petición, Rodríguez Zapatero informó ayer a Mariano Rajoy y a Gaspar Llamazares. También tenía previsto hablar con el resto de las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

El PP comunicó al presidente del Gobierno que apoya el envío de esas tropas, porque esto es lo que vienen pidiendo los populares desde que comenzó esta crisis, según explicó ayer el diputado Gustavo de Arístegui.

Este diputado afirmó que la resolución que ha adoptado el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas coincide plenamente con lo que reclamaba el PP: el alto el fuego, que cesen los ataques de Hizbulá, que se cumpla la legalidad internacional y que se envíen tropas internacionales en un número suficiente y bajo el mandato de la ONU.

A Gustavo de Arístegui le parece razonable enviar alrededor de 700 militares la cifra que apuntó Rodríguez Zapatero, porque ésta es una cantidad proporcional al peso que tiene España en la ONU.

Que acepten las partes

Gaspar Llamazares, por su parte, comunicó a Rodríguez Zapatero que IU únicamente apoyará el envío de tropas españolas si están bajo el mandato de la ONU, si son aceptadas por todas las partes que intervienen en este conflicto -incluida la Autoridad Nacional Palestina-, si son realmente «fuerzas de interposición» y no «fuerzas de imposición de la paz» y, además, siempre que no tengan ninguna vinculación directa o indirecta ni con la OTAN ni con los países que han intervenido en esa zona, como EEUU o Gran Bretaña.

De su conversación con el presidente, Llamazares sacó la conclusión de que el Gobierno está dispuesto a cumplir todas esas condiciones, según fuentes de IU, en cuyo caso este Grupo Parlamentario votaría a favor de enviar las tropas.

Si se aprobara una cantidad en torno a 700 militares sería el mayor contingente de tropas que tendría España en un país extranjero. En la actualidad hay 680 efectivos españoles en Afganistán, 650 en Kosovo, 500 en Bosnia, 120 en el Congo, siete en Darfur, cinco en Etiopía-Eritrea y tres en Indonesia.

El envío de tropas internacionales al sur del Líbano podría comenzar dentro de una semana, una vez que a partir de hoy se inicie el alto el fuego, según afirmó el sábado el enviado especial de la ONU para el Líbano, Alvaro de Soto.

El presidente Rodríguez Zapatero no concretó a Mariano Rajoy ni a Gaspar Llamazares cuándo viajarían a ese país los militares españoles, pero las fuentes consultadas por este periódico indicaron que muy probablemente no se adoptará esta decisión hasta el próximo mes de septiembre.

En ese mes ya se reanuda la actividad parlamentaria ordinaria, por lo que sería el Pleno del Congreso, probablemente, el que debatiría y aprobaría el envío. Si se decidiera el traslado en agosto tendría que aprobarlo la Diputación Permanente, un órgano integrado por 40 diputados de manera proporcional a los que tiene cada grupo parlamentario, que sustituye al Pleno en las épocas de vacaciones.

  

Una información de Agustin Yanel publicada en el diario EL MUNDO el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Batasuna toma la calle para preguntar «a qué juega» el PSOE

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: - Tregua Etarra

La cúpula de la formación ilegalizada y el ex dirigente etarra «Antxon» secundan una marcha sin los símbolos prohibidos por Baltasar Garzón

San Sebastián - Ni una sola pancarta referente a Batasuna, ni un cartel de acercamiento de presos, tan habitual en estas protestas, ni una referencia a ETA. Los convocantes de la manifestación que ayer discurrió por las calles de San Sebastián cumplieron escrupulosamente con las condiciones impuestas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Pero eso no evitó que la cúpula de la formación ilegalizada y algún histórico de ETA participaran en la marcha bajo el lema «Euskal Herria tiene la palabra y la decisión». Arnaldo Otegi, Pernando Barrena, Anjel Mari Elkano, Haizpea Abrisketa, Rufi Etxeberria y Joseba Permach se unieron a la protesta junto a Rafa Díaz Usabiaga, secretario general del sindicato LAB, y el ex dirigente de la banda terrorista Eugenio Etxebeste «Antxon».

Aunque evitaron la cabecera de la manifestación, los dirigentes batasunos aprovecharon el momento para lanzar una serie de advertencias al PSOE. Antes de que diera comienzo la protesta, convocada por la ciudadana María Jesús Aguirre, Joseba Permach tuvo unos minutos para, desde los micrófonos de los periodistas acreditados, denunciar lo que a su juicio es una «gravísima actuación» del PSOE en el actual momento político. El dirigente abertzale acusó a los socialistas de «dar la espalda a las posibilidades que hay abiertas para la solución democrática del conflicto». Según su visión, el Gobierno no ha respondido «de manera positiva» al emplazamiento de la izquierda abertzale y aseguró que, por el contrario, «lo está haciendo de manera negativa».

A su entender, «para sacar adelante el proceso es absolutamente necesario el respeto a todas las partes, cosa que no está ocurriendo en estos momentos», por lo que instó al Partido Socialista a explicar a la opinión pública «a qué está jugando y cómo es capaz de mantener una actitud de irresponsabilidad política como la que está teniendo en estos momentos». Como colofón, el dirigente abertzale señaló que «es fundamental subrayar la participación popular, la participación social, en el proceso, de la misma manera que en el día de hoy es importantísimo animar a los ciudadanos y ciudadanas a que tomen el relevo y a que sean capaces de estar en la calle reivindicando los derechos democráticos de Euskal Herria».

Gritos contra la Policía. A las seis menos cuarto de la tarde, la Policía autonómica vasca abrió el cordón que había colocado a la espera de las órdenes de sus superiores para permitir que arrancara la protesta. Estas precauciones de los agentes levantaron entre los manifestantes las primeras protestas, momento en el que se elevó la tensión y los participantes en la marcha corearon gritos como «Independentzia», «Euskal Presoak, Euskal Herrira» (Presos vascos a Euskal Herria), «Zuek ere txakurrak zarete» (Vosotros sois también perros) o «Alde Hemendik» (Fuera de aquí). Los convocantes, conscientes de la advertencia del juez Baltasar Garzón, apaciguaron a los más tensos, mantuvieron las formas y no se salieron de un guión claramente marcado por las declaraciones de los líderes batasunos y el perfil «bajo» de la protesta. Durante todo el recorrido, que se prolongó cuarenta minutos, los congregados corearon lemas en favor de la independencia y de los presos y frases como «Amnistiarik gabe, bakerik ez» (Sin amnistía no hay paz).

Terminada la marcha, uno de los convocantes tomó la palabra para agradecer la presencia de todos. En su intervención afirmó que «una vez más y haciendo frente a todas las agresiones, miles de ciudadanos hemos estado en la calle y estamos seguros de que seguiremos estando en la calle en defensa de las soluciones, la democracia y de Euskal Herria» e insistió en que seguirán estando «para hacer desaparecer de una vez para siempre todas las agresiones e imposiciones que padecemos». «No queremos seguir por el camino de la negación y las agresiones que nos ofrecen el Estado español y francés», señaló, para añadir que los ciudadanos quieren «abrir un nuevo camino para Euskal Herria, donde transiten todas las ideologías y donde se circule en base a la libre decisión de la ciudadanía y donde no haya ninguna señal de stop».

Los mismos ritmos. Terminada la concentración, el dirigente del PSE Miguel Buen respondió a las declaraciones de Joseba Permach asegurando que las críticas de Batasuna a la gestión del PSOE evidencian que su discurso está «fuera de toda realidad» y añadió que, a pesar de sus emplazamientos, los socialistas no van a «variar sus ritmos».

El líder de los socialistas guipuzcoanos afirmó que el PSOE tomó la decisión hace «muchísimo tiempo» de hacer «todo lo que estuviese en su mano, dentro del Estado de Derecho, para que desaparezca totalmente la acción del terrorismo» y añadió que esta postura se ha plasmado a través de las decisiones del presidente del Gobierno.

Las banderas de Palestina y Líbano se unen a la causa abertzale

San Sebastián - A las siete de la tarde, el artillero mayor, vestido con traje napoleónico, prendía fuego a la mecha del cañón de dos siglos, cuyo disparo da inicio a la semana grande de San Sebastián, y el pueblo estalló de alegría. Minutos antes concluía, a pocos metros, la manifestación convocada por el entorno abertzale bajo el lema «Euskal Herria tiene la palabra y la decisión». Una marcha que había generado toda clase de polémicas, que se había prohibido en un primer instante y que fue reconvocada por otro particular, logrando burlar así las trabas de la Justicia, pero con una condición: nada de pancartas relativas a Batasuna ni a ETA. Los convocantes, conscientes de que incumplir esa orden podía acarrear consecuencias fatales, se cuidaron muy mucho de que ningún espontáneo se lanzara a la arena con nada prohibido.

Pero, visto lo visto, la marcha andaba un poco falta de «colorido», así que los organizadores decidieron abrir la protesta con seis jóvenes vestidos con los trajes tradicionales vascos. En sus manos, una ikurriña escoltada por una bandera del Líbano y otra palestina.

Tras ellas, la pancarta con el lema antes citado, portada por el grupo de ciudadanos convocantes y después, los convocados. Ni una pancarta de las de siempre, ni un cartel sospechoso de ser atacado por el juez Garzón, ni nada de nada. Un mar de ikurriñas, cientos de ellas, salpicadas a veces por banderas con el «Arrano beltza», el águila negra sobre un fondo amarillo empleado habitualmente por la izquierda abertzale pero que no se corresponde con ninguna organización concreta.

El buen tiempo y la cercanía con el tradicional cañonazo que da inicio a las fiestas animó a muchos a acercarse a la protesta, calificada por los organizadores como una de las más multitudinarias, aunque sea una apreciación bastante alejada de la realidad.

Sin los carteles de siempre, los manifestantes recurrieron a los gritos para reclamar lo habitual: el acercamiento de presos de ETA, la amnistía, los insultos a la Ertzaintza y la independencia.

   

Una información de S. Aguirre publicada en el diario LA RAZON el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Israel y Hizbolá mueren matando antes del alto el fuego que hoy entra en vigor

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 6:00, Categoría: Israel

JERUSALÉN. Un alto el fuego que en realidad no es más que un cese de hostilidades. Un día D y una hora H: hoy lunes, a las 7 de la mañana hora peninsular española. Veremos qué pasa mañana.

Un acuerdo cogido con alfileres, tan frágil como la porcelana china, tan volátil como cualquier compromiso adquirido entre Israel y sus vecinos árabes a lo largo de una Historia plagada de guerras.

Una resolución, la 1701 de las Naciones Unidas, ratificada ayer por el Gobierno de Tel Aviv por 24 votos a favor y una sola abstención, la del titular de Transportes Saúl Mofaz.

Un paréntesis hasta una nueva guerra, inevitable con tanto odio, resentimiento y sed de venganza sembrados en los áridos campos de Oriente Próximo no sólo en estas últimas semanas, sobre todo en los últimos lustros.

Un temor generalizado y más que fundado, con la historia en una mano y con la resolución de la ONU en la otra, que deja muchas grietas a disposición de quienes deseen boicotear un compromiso que es del agrado de casi todos pero no le gusta a casi nadie.

Unas acciones defensivas que puede llevar a cabo el Ejército de Israel, con el alto el fuego ya en vigor, en cuanto sienta amenazada su seguridad, en cuanto sea atacado por los milicianos chiíes, en cuanto se percate del rearme de Hizbolá por parte de Siria e Irán, en cuanto descubra el escondite del jeque Nasralah, que por mucho cese de hostilidades que se haya pactado será eliminado en cuanto se presente la posibilidad.

Una retirada militar israelí del sur del Líbano, más de 30.000 soldados y reservistas permanecen en el país del cedro con el dedo en el gatillo, que no se producirá hasta que se haya llevado a cabo el despliegue de los 15.000 soldados libaneses y de los 15.000 «cascos azules», en este caso armados, de la ONU.

El nuevo frente político

Un periodo de tiempo que irá más allá de una semana, más que suficiente para dar al traste con la tregua forzada, con las negociaciones diplomáticas a la desesperada, con las presiones de la Casa Blanca disimuladas.

Un Estado armado, Hizbolá, que ya no lo será más dentro del Estado del Líbano, según anunció con demasiado bombo y platillo Ehud Olmert. Un primer ministro israelí que, con el alto el fuego en el sur del Líbano, se prepara para su siguiente guerra, ésta incruenta, ésta política, ésta con rivales judíos que no musulmanes, encabezados por un Benjamín Netanyahu que se ha convertido en el único beneficiado después del desaguisado.

Una guerra interna que empezará esta tarde en la Knesset y seguirá a la librada ayer en el país del cedro, donde se vivieron los combates más duros entre milicianos de Hizbolá (varias decenas de muertos) y soldados y reservistas israelíes (otro buen puñado de bajas); donde se padecieron los bombardeos aéreos más intensos; donde se sufrieron las andanadas más tercas de la artillería israelí.

Un escenario con acento hebreo, al otro lado de la frontera, donde no dejaron de caer los cohetes «Katiusha» como cruel regalo de despedida. Más de 250 cohetes aquí y allá, en la peor tormenta desde que comenzara esta guerra, que mató a otro civil israelí; que sumó números redondos al fenómeno meteorológico más dañino de las últimas décadas en Israel: más de 4.000 cohetes desde el 12 de julio; más de mil sobre Kiryat Shmona.

Otro parche más

Unos protagonistas aferrados al odio, dispuestos a exprimir cada segundo, cada minuto, cada hora a su alcance para morir matando. Una traca final que retumbó en Beirut y en Tiro, en Sidón y en Baalbek, en Nahariya y en Haifa, en Metula y en Shlomi, que en nada tuvo que envidiar a las de unas fallas donde todo arde llegada la medianoche. Aquí todo arde a todas horas desde siempre.

Como seguirá ardiendo, por muchos parches de resoluciones nunca cumplidas del todo por todos que se pongan, por muchas treguas frágiles que se pacten, por muchos altos el fuego que se arranquen por parte de los bomberos-pirómanos que trabajan en la región, hasta que no se imponga una paz justa, global, viable y duradera en Oriente Próximo. Y así hasta la siguiente guerra, ya a la vuelta de la esquina.

   

Una información de Juan Cierco (Corresponsal) publicada en el diario ABC el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Castro reaparece en la prensa y dice que hay que estar preparado «para cualquier noticia adversa»

Por Narrador - 14 de Agosto, 2006, 5:00, Categoría: Internacional

En su primera aparición desde hace dos semanas, Raúl Castro recibió a Hugo Chávez en el aeropuerto

LA HABANA.- Por primera vez después de dos semanas de estar alejado del poder y convaleciente de una importante operación, ayer se publicaron imágenes del presidente de Cuba, Fidel Castro. Bajo un gran titular a toda página que dice «Me siento muy feliz», el diario Juventud Rebelde publicaba ayer una gran foto del Comandante, visiblemente desmejorado, aunque con el puño sujetando el mentón, en actitud firme.

En la última página del rotativo aparecían otras tres fotos de parecido corte. En algunas de ellas Castro habla por teléfono, y en otra lee el diario Granma del pasado sábado, sentado en un dormitorio que parece de una casa particular, no de un hospital. En ninguna de las imágenes se ve ningún aparato médico y, en todas, Fidel Castro está vestido con el chándal oficial de los deportistas cubanos, rojo, azul y blanco, en el que se aprecia el logo de una conocida multinacional alemana.

Recuperación larga

En sus primeras declaraciones después de casi dos semanas de estar alejado del poder y de los medios a causa de su operación, Castro asegura que la recuperación todavía será larga, aunque sigue mejorando. También promete que seguirá luchando por su salud, pero deja caer la idea de que todavía persiste el riesgo por lo que hay que estar preparado para «cualquier noticia adversa».

Las fotografías y el mensaje publicados por la edición dominical de Juventud Rebelde, despejaron las dudas que algunas personas todavía tenían sobre si Castro seguía con vida. Esa fue la forma con la que el mandatario celebró ayer su 80 cumpleaños, dirigiéndose por escrito a compatriotas y amigos de Cuba y del resto del mundo.

En un lenguaje típico del presidente, dijo en Juventud Rebelde que «decir que la estabilidad objetiva ha mejorado considerablemente no es inventar una mentira. Afirmar que el período de recuperación durará poco y que no existe ya riesgo alguno, sería absolutamente incorrecto. Les sugiero a todos ser optimistas, y a la vez estar siempre listos para enfrentar cualquier noticia adversa».

El líder cubano expresó su «infinita gratitud» al pueblo de Cuba por su cariñoso apoyo. «El país marcha y seguirá marchando perfectamente bien». Declaró sentirse «muy feliz» en su aniversario y «a todos los que desearon mi salud, les prometo que lucharé por ella», agregó.

La delicada intervención quirúrgica en el intestino a la que fue sometido el pasado día 31 a causa de intensas hemorragias y la larga recuperación anunciada obligaron a posponer todos los festejos oficiales preparados para esta semana hasta el mes de diciembre.

Sin embargo, las autoridades y los medios han hecho un gran despliegue para homenajear al presidente. También la televisión cubana dedicó programas especiales con documentales inéditos sobre el hombre que ha gobernado Cuba durante 47 años.

Concierto homenaje

Si el «regalo» de Fidel a los cubanos fue ese mensaje, los cubanos le obsequiaron con un gigantesco concierto homenaje que agrupó a los principales artistas de la canción y la escena.

Convocado bajo el lema de «Cantata a la Patria», se trató en realidad un megaconcierto de más de 9 horas aderezado con gritos de «¡Viva Fidel!», «¡Feliz cumpleaños, Comandante!», «¡Viva Fidel, por gigante, viva Fidel por ser humano, viva Fidel, por solidario, viva Fidel por guerrillero!» o «¡Salud, salud Comandante!».

El tono del concierto fue festivo. Incluso el ministro de Cultura, Abel Prieto bailó al ritmo de la salsa. En cambio el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, aguantó en pie con una sonrisa pero con los brazos cruzados. A las 12 en punto de la noche la cantautora Sara González dedicó al mandatario el tema «La Victoria», asegurando que es uno de sus preferidos.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, viajó hasta La Habana para felicitarle personalmente, aunque a la hora de redactar esta información no se conocían detalles de ese encuentro. Sí se sabe, en cambio, que Chávez se entrevistó con Raúl Castro, hermano de Fidel y actual máximo mandatario de Cuba. Raúl acudió a recibir a Chávez al aeropuerto de La Habana, siendo ésta su primera aparición en público después de haber asumido la jefatura del país hace dos semanas.

  

Una información de Milagros López de Guereño (Servicio Especial) publicada en el diario ABC el lunes 14 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.