El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El fiscal general se pone a la cabeza de la tesis del Gobierno de que hay una «trama organizada»

Por Narrador - 12 de Agosto, 2006, 7:30, Categoría: Galicia

SANTIAGO.- Detrás de esta catástrofe hay una red organizada, criminal, que responde a una estrategia concreta. Esta es la tesis que, con distinto énfasis, ha ido «dejando caer» el Gobierno para explicar la certera mano que ha incendidado Galicia desde hace ocho días. Tampoco han faltado algunos «intelectuales» próximos al PSOE que han sugerido teorías conspiratorias contra el Gobierno de Touriño, que desbancó del poder al PP hace un año. Pero no han llegado más lejos.

El penúltimo en abonar la idea de la trama organizada (el primero fue el presidente Zapatero) fue el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ayer, en su visita a Santiago de Compostela, aseguró que el fuego «se produce en puntos estratégicos, y está planificado con una muy mala intención». También el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, apuntó por ahí: los tres incendios desatados ayer a las afueras de la ciudad, fueron «plantados y perfectamente planificados».

Pero el más significativo de los posicionamientos fue el del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien convocó una inesperada reunión en Pontevedra, epicentro de la ola de incendios, para demandar una mayor capacidad de reacción: «Al margen de causas tradicionales, debemos ver si estamos ante una trama criminal organizada». En el fortuito encuentro, casi a modo de correctivo, solicitó a los otros fiscales que actúen con el mayor rigor posible, «extremando al máximo su labor», a fin de determinar la posible existencia de una red muy preparada tras la vasta quema.

«Los indicios son indudables, y si bien al Ministerio Fiscal no le corresponde actuar en la fase de prevención y extinción, sí debe hacerlo en la de investigación y sanción», dijo. Por este motivo se abrieron las oportunas diligencias, que tramitará el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, órgano que concentra toda la información de detenciones, prisiones y atestados. Con independencia de las averiguaciones que se sigan en cada caso concreto, se realizará un análisis global para precisar un nexo de unión.

Ante los 125 incendios contabilizados ayer a última hora de la tarde, 85 activos y 40 fuera de control según fuentes oficiales, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, reclamó el fin de la impunidad de los delitos medioambientales y urbanísticos, al tiempo que, insólitamente, dejó caer como posible causa de este desastre ecológico «el bajo nivel sociocultural de algunas zonas rurales gallegas».

En una entrevista concedida a Catalunya Radio, reivindicó su teoría de «una cierta organización o estrategia» y negó la falta de orden de los servicios de extinción, así como la descoordinación con el Gobierno central. «Hemos ido aumentando las dotaciones a medida que han pasado los días, pero de todos modos la Xunta y el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero darán las oportunas explicaciones cuando se pueda hacer un balance, porque ahora no hay elementos que permitan realizar juicios de valor», esgrimió.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, sí compareció para señalar, pese a que el número de incendios aumentó en una decena, que «la situación tiende a mejorar». Según comentó, «en la última jornada se registraron menos focos activos, y la capacidad de extinción se situó en el 74 por ciento, frente al 50 por ciento de hace tres días -refiriéndose al martes-».

Por su parte, el vicepresidente gallego, Antxo Quintana, reiteró que «los informes de los técnicos, los testimonios de los bomberos, las informaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y lo que ve la gente revela la existencia de una nueva tipología de incendios e incendiarios, que encienden fuegos al lado de las casas y para hacer daño». No obstante, añadió que dado que los populares negaron de forma contundente esta evidencia, «se supone que deben tener pruebas e información en la que sustentarse».

Protagonismo involuntario

A falta de que se confirme este extremo, con 21 detenidos desde el 1 de agosto, la preocupación sigue siendo una constante en tierras gallegas, dado que las condiciones climatológicas son favorables al aumento y propagación de la superficie en llamas. La zona más asolada es el sur de la costa atlántica, la Costa de la Muerte. Las localidades de Muxía y Malpica han vuelto a convertirse en centro de las cenizas, después de sufrir en 2002 la marea negra provocada por el «Prestige».

Orense, la única provincia interior, de 108.000 habitantes, vivió el jueves una noche de infierno. Las llamas se aproximaron peligrosamente al centro urbano, -quedaron a tan sólo tres kilómetros-, por lo que fue necesario desalojar algunas viviendas. Anoche, en el Castro de Beiro, situado en la periferia, todavía estaba activada la alerta 1, y los vecinos declaraban sentir «pánico» por las próximas horas. En los alrededores de Santiago, el fuego tampoco dio tregua.

Si en la lucha contra el fuel los protagonistas fueron los capachos, en esta batalla cubos, palas, mangueras y mantas son piezas fundamentales. La falta de medios es la principal queja de todos los municipios afectados. Los vecinos, desbordados, se enfrentan al enemigo cuerpo a cuerpo, con cadenas humanas para transportar el agua.

   

Una información de Ana Martínez publicada en el diario ABC el sábado 12 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.