El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

9 de Agosto, 2006

"Mr. Chance era ahora" por Gabriel Albiac

Por Narrador - 9 de Agosto, 2006, 20:00, Categoría: Opniones

Cualquiera que vuelva a ver ahora la película en España se echará a llorar: «¡Ha sucedido! Así somos». En «Bienvenido Míster Chance», Peter Sellers daba magistral cuerpo al arquetipo del político moderno. Hipérbole tal vez; mas fidelísima. Un jardinero bobo y taciturno, sin más bagaje que el que las largas horas ante el televisor le ha ido acumulando, se ve envuelto por el peso de su propia impecable estulticia, que lo convierte en arquetipo ideal de la sociedad que lo rodea, en una espiral que lo eleva hasta la cima del poder político. Tal vez, vimos en su día como una fábula la novela «Desde el jardín» («Being there») del siempre misantrópico Jerzy Kosinski que llevó al cine Hal Ashby. Nos equivocábamos. «Being there» era puro realismo. Algo anticipador quizá; pero milimétrico al diseccionar la degradación intelectual y moral de lo político. Como caricatura o hipérbole lo leímos en los setenta. Y, aunque no sabíamos con certeza lo que nos aguardaba, algo en la prodigiosa interpretación de Sellers nos vino a decir la verdad básica de historia y personaje. Nuestra risa se volvió ácida; no la recuerdo, sin embargo, desesperada. Cualquiera que vuelva a verla ahora en España -y convendría, a efectos pedagógicos, pasarla en los colegios- se echará a llorar: «¡Ha sucedido! Así somos. ¿Cómo pudo llegar a pasarnos esto?» No hay, en el fondo, cosa que nos desasosiegue más que este saber que lo sabíamos; que estaba escrito; y que todo concurría, en nuestras opulentas sociedades para que el personaje autista y semiimbécil, al cual Sellers diera cuerpo y mirada irrevocables, fuera el único modelo viable de gobernante moderno. Pero Chance, al menos, no era malo. Nuestro presente lo es. Y la risa, hace ya mucho que nos congeló el alma.

Para quien, como yo, contempla a los políticos como curiosa regresión genética de los orangutanes, ante la cual Darwin se hubiera fascinado, debería, tal vez, esto ser motivo de intelectual regocijo: mis peores previsiones se quedaron, al fin, cortas. Y quizá, de no haber sido por los doscientos muertos del golpe que precedió a su ascenso, la entronización de José Luis Rodríguez Zapatero a la suprema condición de nuestro Chance nacional del siglo entrante me hubiera podido dar un montón de risa: así imita la jodida vida al arte más extremo. Y es verdad que es fantástico. Como espectáculo, digo. En mis ya largos años de entomólogo -u oncólogo, si se prefiere- de la cosa política, no había encontrado nunca nada así; ni siquiera parecido. El cero. Absoluto. De inteligencia, cultura, de retórica, estética, gramática... Y en ese cero, la absoluta eficacia: porque no hay otra eficacia del político contemporáneo que la que contabilizan los votos en las urnas. Es éste un mundo loco. Y fascinante para el analista. Si el analista pudiera instalarse en otro planeta. Lejos. Y reír, reír. Y nunca más ser afectado por nuestro ridículo infierno.

   

Publicado en el diario LA RAZON el miércoles 9 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

"Majaderos" por Alfonso Ussía

Por Narrador - 9 de Agosto, 2006, 16:00, Categoría: Opniones

Para denunciar la estupidez y recordar las mentiras del pasado no es imprescindible hablar o escribir en gallego. Los gobernantes socialistas de la Junta de Galicia, apoyados por los nacionalistas del Bloque Gallego son víctimas de su más cretina majadería. Lo he escrito mal. Las víctimas son los gallegos, los paisajes y la riqueza forestal y natural de Galicia. Para apagar un fuego en aquella comunidad es imprescindible el conocimiento del gallego. La próxima será que para rescatar a un bañista que se ahoga en una playa, el socorrista tendrá que demostrar previamente que tiene un nivel de gallego aceptable. ¡Qué cercanos en la memoria los alaridos fantoches de «Nunca Mais»! Ese Pepiño Blanco, ese actorcillo Tosar, ese guionista apesebrado de Manuel Rivas... Están callados. Nada dicen. A nadie denuncian. Sus dedos no señalan culpables inventados. Galicia se quema y el Ejército no puede ayudar porque el Gobierno de la Junta tampoco le permite intervenir. Se queman los bosques, los prados y las aldeas. Ya van por tres muertos. Pero no se admiten expertos antiincendios que no hablen gallego.

Se trató de un barco que navegaba cerca de las costas gallegas. Un barco, el «Prestige», al mando de un capitán griego. Se agrietó su casco y vertió a la mar la muerte espesa de su carga. Nadie del Gobierno del Partido Popular tenía nada que ver con el «Prestige» y su desastroso estado de conservación. El por entonces Alcalde de La Coruña, el socialista Francisco Vázquez, prohibió que el «Prestige» entrara en su puerto. Fue alejado de la costa y allí se partió en dos. Fue un accidente, no un error gubernativo. Pero los idiotas demagogos, siguiendo las órdenes de los demagogos no idiotas, acusaron al Gobierno de Aznar de ser el culpable de la tragedia. Un Gobierno que reaccionó destinando a Galicia centenares, miles de millones de euros para limpiar sus costas e indemnizar a los afectados. Pero los vociferantes del «Nunca Mais» -que no ayudaron a las labores de limpieza según reconocimiento propio-, se mantuvieron en su estúpida protesta. Hoy arde Galicia y están callados. Arde un bosque y sólo pueden hacer funcionar los mecanismos que apagan las llamas los que hablan gallego. Además de fascistas y separadores, majaderos. Pero no majaderos para sus casas y sus familias. Majaderos para todos los gallegos, que se dejarán mentir en el futuro, estableciendo una vez más las reglas del juego de los socialistas, yo te miento, tú te dejas engañar y yo prometo pagarte lo que jamás te voy a pagar. ¿Dónde está la voz «intelectual» del gallego Luis Tosar, tan activo durante la catástrofe del «Prestige»? ¿Dónde la indignación escrita del publicista Manuel Rivas? ¿Dónde la cólera de Pepiño Blanco?

De un Gobierno se pueden decir muchas cosas cuando lo hace mal. Lo peor es decirle majadero. Y estos de la Junta, estos socialistas abrazados a los nacionalistas del Bloque, han aumentado una tragedia por culpa de su majadería. Para denunciar la estupidez y recordar las mentiras del reciente pasado, no es imprescindible hablar o escribir en gallego.

   

Publicado en el diario LA RAZON el miércoles 9 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

Narbona ve la mano de ex contratados del PP tras los incendios

Por Narrador - 9 de Agosto, 2006, 7:00, Categoría: Galicia

Hace falta tener caradura, hace falta desconocer lo que es la ética… Esperemos que la Ministra tenga pruebas irrefutables de esta tan grave acusación.

La ministra de Medio Ambiente acusa a «trabajadores despechados» de ser los causantes de los fuegos. Zaplana exige que el Gobierno deje las vacaciones mientras el Ejército despliega en La Coruña y Pontevedra 1.200 efectivos. Siete municipios llevan cinco días luchando contra las llamas sin recibir ni un solo refuerzo de las brigadas de la Xunta de GaliciaRajoy pide a Touriño que acepte la «ayuda de todos» y afirma que exigirá explicaciones en septiembre

El PP exigirá explicaciones. Y la ministra de Medio Ambiente, por la parte que le toca, las dará. Pero allá por septiembre, cuando la temporada de incendios haya concluido. Mientras tanto, la guerra de acusaciones entre PP y PSOE sigue abierta. Y propicia, incluso, el desenterramiento de viejas hachas de batalla como la del «Prestige». Si anteayer era el PP el que, con documentos fehacientes, denunciaba que para apagar fuegos en Galicia es necesario tener un perfecto conocimiento de la lengua, y que muchos de los que habían demostrado gran experiencia en la extinción de las llamas se habían quedado fuera de las brigadas; ayer era la ministra la que acusaba a «los despechados de provocar los incendios». Textualmente, Narbona arguyó: «Se barajan actos de despechados por no haber sido contratados este año en las cuadrillas de incendios».

Quemadas más de 5.000 hectáreas. Tras tirar la piedra y decir que, de todas maneras, esto no son más que especulaciones, la titular de Medio Ambiente narró la inmediata actuación de su ministerio: «Antes de que se declarase la alerta 1, los medios ya estaban a disposición de la comunidad gallega. El 35% de los del ministerio están ahora mismo actuando allí». Los focos activos, ayer alrededor de 80, han arrasado ya en Galicia más de 5.000 hectáreas, según reconoció Narbona. En total, en lo que va de año, ya se han quemado cerca de 19.000.

La «rápida» y «acertada» actuación de la que habla Medio Ambiente –en referencia a la Xunta y al propio ministerio– ha levantado polvareda en el PP, que ayer anunció que exigirá todas las explicaciones que sean necesarias: «No es el momento; ahora hay que colaborar. Pero cuando haya que hablar de política, hablaremos de política», sentenció ayer Mariano Rajoy, líder de los populares, durante su visita a Meis (Pontevedra).

El que fue más allá en sus recomendaciones fue el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, que dijo: «Si hubieran adoptado las medidas que existían y la experiencia acumulada por los gobiernos del PP se hubiera mantenido, estaríamos ante una situación distinta». Y añadió: «Donde gobierna el PSOE con nacionalistas están mas preocupados de las definiciones de nación y nacionalidad». Dejando de lado las cuestiones y conceptos de nación, el líder nacional del PP instó a la Xunta a aceptar «la ayuda de todos para acabar con el fuego». Ofreció, además, a todos los miembros de su partido de los que afirmó: «Están a disposición de las autoridades para ayudar en la medida de nuestras posibilidades». Él, como líder de la oposición, presentó ante el Congreso un decreto para regular las ayudas a personas afectadas. Por otra parte, ayer exigió al Gobierno que presente un Real Decreto de medidas contra incendios que contemple algunas específicas para Galicia. El paquete de actuaciones que los populares sugieren al Ejecutivo son, prácticamente, las mismas que pidieron el año pasado tras el incendio de Guadalajara. Y que el Gobierno rechazó. Entre ellas destacan: Seguir la política puesta en marcha por el PP y reconocer el fracaso de la reforma de la Ley de Montes; dotación de más fondos en la partida presupuestaria de Medio Ambiente destinada a las Comunidades Autónomas o especialización del Ejército, entre otras. Por otra parte, ayer otras tres personas fueron detenidas en relación con la quema forestal. Con estas detenciones, una en Santiago, otra en Outeiro de Rei (Lugo) y otra en Lalín ya son seis las personas inculpadas, presuntamente, de «incendiarias».

   

Una información de C. Trujillo publicada en el diario LA RAZON el miércoles 9 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.