El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Europa reduce a dos barcos y un avión la ayuda a España para frenar los cayucos

Por Narrador - 6 de Agosto, 2006, 8:00, Categoría: Unión Europea

Menos de 500 repatriados: Mauritania. Este país ha aceptado 260 inmigrantes. El primer vuelo, con 170 africanos, se fletó el 29 de marzo. Senegal. Envueltas en una gran polémica, las repatriaciones se han saldado con 149 devoluciones. Pequeños grupos de 33 y 40 indocumentados han sido trasladados de nuevo a Guinea Bissau y Conakry. En total, son 482 repatriados según la Policía. El delegado del Gobierno en Canarias asegura que son dos mil.

LAS PALMAS/MADRID. Un barco y un avión italianos y otro buque portugués. Esos son a día de hoy, tras dos meses de negociación, los únicos medios materiales confirmados oficialmente a la Agencia europea de control de fronteras (Frontex) para frenar la salida de cayucos de Mauritania, Senegal y Cabo Verde con rumbo a Canarias. El resto lo tendrá que aportar España: dos embarcaciones que ya patrullan en Mauritania -una de la Guardia Civil y otra de Vigilancia Aduanera- y un helicóptero, operativo en esa zona desde julio, según confirmó el Ministerio del Interior. El proyecto «Hera», aireado a bombo y platillo por el Gobierno las últimas semanas, queda reducido de momento a esas infraestructuras y sigue pendiente de fecha de inicio tras sucesivos retrasos.

Frontex achaca la demora a España, que se atascó en la negociación con Senegal para patrullar en sus aguas, mientras que para el Gobierno se trata de un retraso «burocrático». Se sabe que el plan durará siete semanas, entre este mes y septiembre, pero no cuando empezará -«en unos días», según precisó el viernes la vicepresidenta De la Vega- ni en qué condiciones. El primer compromiso de la UE para luchar contra la inmigración ilegal, vía marítima, nace así diezmado.

El boceto inicial acordado por diez países en Madrid a finales de mayo, en la segunda oleada del año de «sin papeles», incluía cinco patrulleras, cinco helicópteros, un avión de apoyo, oficiales de enlace y tripulaciones, con el objetivo de blindar las cinco zonas de la costa atlántica africana desde las que parten cada día los cayucos cargados de inmigrantes -en lo que va de año han llegado cerca de 15.000 sólo a Canarias-. El Gobierno puso entonces el énfasis en la importancia del gesto más que en el dinero, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, calificó la decisión de «avance histórico».

Pero el proyecto, a la vista de los retrasos y las enmiendas, va camino de quedar en guiño más que en gesto. Sobre el papel, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Grecia, Países Bajos, Austria, Finlandia y Portugal estaban dispuestos a dar cobertura técnica y humana al operativo coordinado por Frontex. La lista se amplió con cuatro países más -Estonia, Dinamarca, Polonia y Noruega- en una reunión en Madrid a finales de junio.

El paso de las semanas y las urgencias de cada estado fueron atemperando y rebajando medios materiales. Así, Finlandia, que anunció el envío de un avión en junio, mantiene su oferta sólo para una parte de la misión y dependiendo de las fechas en que se lleve a cabo, según informó el pasado martes la Agencia europea de fronteras. Igual que el Reino Unido. El barco portugués se destinará en exclusiva a Cabo Verde, a petición del Gobierno luso. Otros países ofrecieron medios con tan poco entusiasmo que eran inútiles para la misión, caso de patrulleras que no servían para el arrastre o el salvamento de vidas.

A falta de principio, desarrollo y resultado, el Gobierno considera que este proyecto es una plasmación del papel de «liderazgo» de España a la hora de fijar una política europea de inmigración. Según manifestó el viernes, De la Vega confía en que se demuestre la eficacia del operativo en el «medio y largo plazo». El problema es que, de momento, no existe largo plazo, porque la «Hera», dotada con 4,7 millones, durará sólo siete semanas. Ese dinero, además, hay que repartirlo con Malta para un dispositivo gemelo.

Tres, dos, uno... «en unos días»

Tampoco está definido el desarrollo de otros puntos de la operación como la puesta en marcha de un centro de coordinación en Tenerife -en el que tendrían presencia Frontex, Policía y Guardia Civil- o el trabajo de los agentes especialistas en identificación de inmigrantes, que según la versión oficial están trabajando en Canarias desde el pasado día 20. Mientras el delegado del Gobierno, José Segura, afirma que la misión funciona desde hace ya un mes, el portavoz del Ejecutivo regional, Miguel Becerra, asegura que desde el Gobierno central no han confirmado aún tal extremo.

El «Hera» se suma a la prolija lista de planes nacionales surgidos en los últimos meses como mecanismo de acción-reacción del Gobierno ante cada crisis de «sin papeles». Se trata de planes que reproducen, además, el grueso de las medidas ya contenidas en sus predecesores. El Integral de Seguridad para Canarias, aprobado en Consejo de Ministros el viernes de la semana pasada, es el tercero que recoge «soluciones» para la lucha contra la inmigración en el plazo de un año. Antes que éste fueron el Plan de Inmigración Canarias-Estado (junio de 2005) y el Plan África (mayo de 2006), que han convivido además con otros puntuales como el «Sea Horse» -dos millones para patrullas conjuntas con Marruecos, oficiales españoles de enlace y formación- o el «Atlantis» -patrullas mixtas con Mauritania que están aún en marcha-. Y eso sin olvidar medidas de choque como el anunciado satélite vigía o la sirga tridimensional en las vallas de Ceuta y Melilla.

«No es necesario que plasmen las mismas propuestas plan tras plan, lo que es urgente es que sean definitivas» critican los nacionalistas canarios. El primero de los documentos, que firmó orgulloso el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, en Tenerife, fue dotado con 190 millones de euros. Caldera lo definió como un «precedente para otras partes del territorio nacional».

SIVE, menores, playas...

Entre otras medidas, se refiere a la «necesidad de dotar de más medios a la atención a pie de playa que realiza Cruz Roja en Fuerteventura (única isla donde existía este servicio) y de extenderla a Lanzarote y Gran Canaria, además de donde pudieran dirigirse las nuevas corrientes de inmigrantes». Ese punto se ha tenido que desarrollar por la vía de urgencia ante las sucesivas avalanchas de inmigrantes.

El SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior) es otra espinita clavada en todos los planes. A lo largo de 2006, se especifica en el primer documento, se instalarán estaciones fijas primero en Lanzarote y luego en Gran Canaria; no se habla de ninguna de las islas de la provincia occidental, donde recala la mayoría de las piraguas en este momento. Según la Delegación del Gobierno, en Lanzarote está ya muy avanzado el sistema y se está estudiando el terreno en Gran Canaria.

La receta pasaba también por el refuerzo de las unidades policiales, el incremento de esfuerzos diplomáticos para activar las repatriaciones, la reforma de los centros de internamiento canarios y la construcción de nuevas instalaciones, o la mejora de la atención prestada a los menores extranjeros no acompañados. Canarias acoge a más de 500 menores (más del doble del cupo fijado) y aún tendrá que esperar hasta septiembre para saber si estos jóvenes acabarán en otras comunidades; la construcción de un nuevo centro sigue a la espera y las reformas en el de Fuerteventura fueron anunciadas por el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, un día después de que Zapatero comenzase sus vacaciones en Lanzarote. El refuerzo de las unidades policiales llega poco a poco, pero es insuficiente «a todas luces», según denuncian los agentes de ambas provincias.

En cuanto al Integral de Seguridad (2006-2008), una petición de CC en el Congreso, vuelve a recoger muchas de las anteriores propuestas con una dotación de 50 millones. Atención a pie de playa, repatriaciones y derivaciones, reformas en el centro de Fuerteventura y construcción de uno nuevo en Lanzarote son algunos de sus contenidos. Y cómo no, control de las costas y ampliación del SIVE «a todo el Archipiélago», aunque sin fecha.

El Plan África, que pone el acento en las relaciones diplomáticas con los países emisores de inmigración y en los mecanismos de repatriación, también repite que se «intensificarán las medidas del control de fronteras, y la obtención de información acerca de las rutas». Objetivo que, según De la Vega, se lograría, asimismo, gracias a un satélite cuya contratación anunció en mayo de 2006. Un satélite del que poco se sabe y que, según fuentes policiales y del Ejecutivo regional, nunca fue contratado. «¿Cómo explicar si no que sigan llegando cayucos a playas de bañistas y a plena luz del día?».

  

Una información de Erena Calvo y Cruz Morcillo publicada en el diario ABC el domingo 6 de agosto de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.