El Blog

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

"Nadie puede creer una versión que choca contra la lógica científica" (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 30 de Julio, 2006, 15:00, Categoría: 11-M

La versión oficial que consta en el sumario del 11-M es que los análisis no pudieron determinar el explosivo utilizado en los trenes, aunque sí se detectaron algunos componentes de la dinamita.

EL MUNDO ha realizado una encuesta entre especialistas en cromatografía -la técnica utilizada para examinar las muestras recogidas en los trenes- para evaluar la verosimilitud de esta versión oficial. Todos ellos coinciden: basta una muestra infíma, incluso de una billonésima de gramo, para poder determinar la composición de una sustancia química. Dicho con otras palabras, habrían bastado unas moléculas para poder determinar si el explosivo contenía nitroglicerina (como el Titadyn) o nitroglicol (como la Goma 2 ECO).

Los técnicos coinciden en que es prácticamente imposible que en una explosión provocada por varios kilos de dinamita no queden minúsculos restos que permitan identificar su composición. Sin embargo, esto es lo que sucedió el 11-M nada menos que 12 veces, según el jefe de los Tedax y la responsable del laboratorio policial que realizó los análisis.

«Parece como si se hubieran obtenido resultados en una analítica que no se quisieron hacer públicos por el motivo que sea y ahora buscan excusas para ocultar lo que encontraron», afirma la cromatógrafa Teresa de Lara.

Si no se puede sostener científicamente la imposibilidad de conocer con exactitud los componentes del explosivo que hizo explotar los trenes, igualmente increíble resulta la versión oficial de que la muestra de Goma 2 ECO y los restos de dinamita hallados en la Kangoo estaban contaminados simultáneamente de metenamina.

Los profesionales consultados por EL MUNDO resaltan que es virtualmente imposible que en unos laboratorios de alto nivel como los de la Policía las muestras se puedan contaminar. Es muy difícil, dificilísimo, que una muestra se contamine durante su almacenamiento o análisis. Pero lo que ya es imposible es que se contaminen dos y de la misma sustancia.

Dice el profesor Ruiz de Elvira, catedrático de física, que la probabilidad de contaminación de dos muestras es la misma de que a alquien le toque el primer y el segundo premio de la lotería en el mismo sorteo. Resulta inevitable que cobre fuerza la teoría de que los restos de explosivos de la Kangoo salieron en realidad de las mismas dependencias policiales que la muestra patrón.

Los testimonios de estos científicos dejan meridianamente claro que no es posible aceptar la versión oficial sobre los explosivos y que alguien le está tomando el pelo al juez Del Olmo. Seguir creyendo en una hipótesis que choca contra la lógica científica es un absurdo.

Tiene que haber otra explicación, pero será difícil de encontrar si el Gobierno mantiene en su puesto a Jesús Sánchez Manzano, jefe de los Tedax, que mintió ante el Parlamento, ha engañado al juez y ha demostrado reiteradamente su incompetencia.

Editorial publicado en EL MUNDO el domingo 30 de julio de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.