El Blog

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La contaminación de muestras: ¿chapuza o manipulación?

Por Narrador - 30 de Julio, 2006, 9:30, Categoría: 11-M

La presencia de metenamina en la muestra patrón y en la Kangoo refleja «incompetencia flagrante o mala fe», según los expertos

MADRID.- Si a los especialistas consultados por EL MUNDO les resulta muy poco creíble la idea de que sea imposible identificar el tipo de explosivo que estalló en los trenes del 11-M, lo que les deja totalmente anonadados es la supuesta contaminación con metenamina que se detectó tanto en la muestra de Goma 2 ECO hallada en la Renault Kangoo como en la muestra patrón de este explosivo que se utilizó en el laboratorio de los Tedax.

Ante esta insólita coincidencia, los expertos consideran que sólo hay dos lecturas. La primera, relativamente benevolente, sería que nos encontramos ante un caso de incompetencia flagrante, absolutamente inaceptable desde el punto de vista del rigor que debería caracterizar a cualquier técnico que trabaje en el campo de la cromatografía, y no digamos en el caso que nos concierne. Y la segunda, mucho más dura y difícil de aceptar, sería que hubo algún tipo de manipulación deliberada.

«La contaminación de la muestra patrón es inexplicable. Cualquier especialista cuida estas muestras como si su vida dependiera de ello, porque es absolutamente fundamental para su trabajo», asegura el doctor Enrique de la Morena. «¿Cómo es posible que en un tema tan delicado como el atentado del 11-M se contaminara una muestra patrón y luego ésta contaminara a su vez uno de los restos del explosivo? Esto refleja una falta de profesionalidad inaceptable, o mala fe, es decir, que directamente nos estén mintiendo». Lo mismo opina el farmacéutico Francisco Javier Bermejo: «Este tema de la contaminación me parece extrañísimo e ilógico, aunque no me atrevería a decir cómo o por qué pudo producirse. Pero lo mínimo que puede decirse es que todo es muy raro».

Para la química Teresa de Lara, en cambio, teniendo en cuenta el atentado del que estamos hablando y el laboratorio donde se realizaron los análisis, en realidad hay pocas dudas sobre lo ocurrido: «La explicación de la chapuza a mí no me vale. Es imposible, a mí sencillamente no me cabe en la cabeza que se haya podido producir una doble contaminación como la que nos están contando. Todo esto huele a un extraño entramado».

  

Una información de Pablo Jáuregui publicada en EL MUNDO el domingo 30 de julio de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.