El Blog

Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Mayo del 2006

Sin novedad en la estrategia del "principio del fin"

Por ElenaB - 18 de Mayo, 2006, 13:45, Categoría: * Nuestra Opinión

Cuando uno se propone entender la relación psicoafectiva entre ETA y el Gobierno socialista, no hay más remedio que echarle estómago para deglutir toda la información posible de la mayor cantidad de medios posibles y cotejarla con los hechos; los españoles tenemos la obligación de no dejamos guiar con la vara de avellano por la senda de la secta.

Yo he intentado, no ya ingerir las informaciones, sino devorarlas y tras haber ido haciéndolo tanto en aquí como en otros medios de comunicación, cada día lo tengo más claro. Me reafirmo en lo que escribí aquí mismo con anterioridad sobre la estrategia de Rodríguez. Sonreír es buena cosa, eso nadie lo niega, pero hay sonrisas y sonrisas.

Una de ellas es la que me parece más inquietante: aquella que no sincroniza con la expresión de los ojos  y da la casualidad que es la que caracteriza al insigne. Se le puede asignar más de un nombre a este tipo de sonrisa y sea éste el que sea, el rictus en sí mismo resulta repugnante, pero cuando un supuesto dirigente hace uso de ella para salvar su puesto anunciando el resultado de sus negocios con una banda criminal a bombo y platillo cuando sabe a ciencia cierta que es falso, el calificativo pasa a mayores.

Por esas casualidades de la vida, ese fraude llamado el principio del fin de ETA se pregonó cuando todos los españoles estaban al límite de su capacidad de aguante, sobre todo con la cacicada del Estatuto Catalán. No he parado de escuchar que el anuncio de la tregua supondría la instauración en España de un gobierno socialista para varias legislaturas, pero mi opinión personal es que esta bomba propagandística les va a estallar en la cara.

No obstante, errar es humano y casi empezaba a dudar de mis convicciones hasta que he leído a Rubalcaba. Las declaraciones de uno de los alter ego de los terroristas empiezan a decrecer en chulería y falso optimismo. Los etarras no han parado de echar jarros de agua fría al Gobierno, pero éste hacía caso omiso.

Ha hecho falta la más que reveladora entrevista publicada en GARA para que ahora los socialistas no sólo no desprecien el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo de Aznar, sino que afirmen que no se puede seguir adelante sin él y también para que hayan decidido que llegó la hora de empezar a dudar públicamente de la eficacia de sus "gestiones". Eso sí, sin renunciar a la medalla, ya que según Rubalcaba, el proceso sigue avanzando "razonablemente bien".

Y es que aún faltan unos cuantos meses para las municipales, hay que ganarlas con el doloso anuncio de la tregua permanente, para las Generales toca el llanto plañidero del estafador estafado. No cuela, pero qué se puede esperar de un hombre que ha visto "con sus propios ojos" una agresión inexistente en ese episodio con olor a socialismo rancio del siglo pasado que han conseguido dejar  pasar sin pena ni gloria cuando es un hecho gravísimo.

Pero el tema que nos ocupa es aún más grave y no resulta fácil hablar de él en estos términos, porque alguna mente inquieta puede interpretar que los que hablamos claro y no admitimos trapicheos ni rendiciones ante una panda de delincuentes comunes cuyo negocio es matar, no queremos el fin de ETA.

Pretenden hacer ver que incluso a "los de a pie" nos conviene su existencia, se ve que nos gusta la emocionante experiencia de no saber si el ir a hacer la compra o pasear por la calle puede acabar con nuestras vidas, como ha pasado durante tantísimos años en España. Pero yo no tengo otro modo de tratarlo. Esta estrategia política de los socialistas con la banda terrorista es una de las más inmorales, repugnantes y macabras de cuantas hemos tenido la obligación de sufrir.

Media España parece estar en los laureles, si nos fiamos de las estadísticas oficiosas, y la otra media dormitando… pero no es cierto. El PSOE se compró "el Estratego" hace setenta años y no se da cuenta de que los tiempos cambian y de que sus rancias artimañas no son tan eficaces una vez conocidas. Ya se sabe, renovarse... reformarse o morir.

Jugar con pólvora es peligroso. No hace falta demasiada imaginación para saber cuánto lo es hacerlo con titadine.