El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

EL MUNDO describe la 'peor ley' de nuestra historia reciente

Por Narrador - 26 de Abril, 2006, 19:59, Categoría: General

 

La peor ley de la historia de la democracia (Editorial EL MUNDO)

  

 

El Pleno del Congreso, salvo milagro de última hora, se dispone hoy a aprobar la peor ley de la historia de nuestra democracia: el Estatuto de Cataluña, cuya redacción ha sido pactada por el PSOE con los nacionalistas catalanes. EL MUNDO ha adoptado una iniciativa excepcional para llamar la atención a la opinión pública sobre las nefastas consecuencias de esta ley: utilizar hoy la cabecera de todas nuestras páginas para poner por última vez en evidencia su contenido.

 

Hemos analizado día tras día el texto aprobado por el Parlamento de Cataluña y luego el pactado por Zapatero y Artur Mas, hemos escrito alrededor de un centenar de comentarios editoriales durante la tramitación del Estatuto y hemos publicado una cantidad ingente de información, pero hemos fracasado en nuestra vana ilusión de convencer a los legisladores de que desistieran de un proyecto que se ha convertido en un verdadero despropósito. Sólo nos consuela comprobar como nuestra opinión sobre el Estatuto coincide con la de una amplia mayoría de la sociedad española, según revelan las encuestas.

 

Habría sido mejor que el Tribunal Constitucional no hubiera permitido la tramitación como Estatuto de un texto que supone la modificación de facto de la Carta Magna, pero, más pronto que tarde, tendrá que pronunciarse sobre el texto que va a salir del Parlamento. Ha habido leyes, como la famosa iniciativa de Corcuera, que incluían varios artículos inconstitucionales, pero el Estatuto está plagado de disposiciones que vulneran o invalidan la Constitución. O que, en todo caso, pueden hacer un daño inmenso a la cohesión de España.

 

No hace falta insistir en las consecuencias que va a tener a medio plazo la definición de Cataluña como nación, la hegemonía del catalán como lengua, el blindaje de las competencias o la bilateralidad con el Estado. Pero sí en su carácter anacrónico, intervencionista, insolidario, sectario y contrario al interés general.

 

Por si ello fuera poco, este proyecto ha roto en el ámbito político el consenso entre los dos gran partidos que había inspirado desde la Transición la redacción de los Estatutos y de las leyes que afectaban al modelo del Estado.

 

Este desastre podría quedar atenuado si el nuevo Estatuto hubiera servido para acallar para siempre las reivindicaciones del nacionalismo catalán, pero va a suceder justamente lo contrario: es el punto de partida de una nueva escalada de exigencias. Así lo han anunciado ERC, CiU e incluso un sector del PSC con Maragall a la cabeza.

 

El Estatuto ha tenido una utilidad para el Gobierno tripartito: ha desviado la atención sobre la corrupción de la clase dirigente catalana y sobre el hundimiento de El Carmelo, saldado sin ningún tipo de responsabilidades políticas.

 

Pocas veces en la historia de nuestra democracia se ha presentado un motivo tan justificado para presentar una moción de censura como este engedro, que pasará a la posteridad como el Estatuto de Zapatero. A él debe su nombre el proyecto que va a aprobar hoy el Congreso puesto que el presidente ha tenido un extraordinario protagonismo en su gestación y en la superación de todas las dificultades y reticencias. Suya es, pues, la grave responsabilidad.

  

 

Publicado en el diario EL MUNDO el jueves, 30 de marzo de 2006. Por su interés, informativo reproducimos íntegramente el texto.