El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

ERC también cobra su 'impuesto revolucionario'

Por Sin Pancarta - 11 de Abril, 2006, 6:14, Categoría: General

La noticia-escándalo más destacada del día la ha protagonizado Carod Rovira y sus ‘muchachos’. Al más puro estilo mafioso, usando la el pensamiento ‘hazte un favor a mi ti mismo’ los chicos de Carod imponían la entrega del 20% de los ingresos de los trabajadores que dependían de sus puestos de responsabilidad política. No es muy diferente a la política del que reclama un pago a cambio de no dinamitar tu negocio. En ambos casos si no pagas te quedas sin nada. De asco.

 

El «impuesto revolucionario» de ERC

 

 

Los partidos catalanes arremeten contra los republicanos por exigir dinero a sus cargos públicos y cuestionan incluso la presencia de alguno de sus dirigentes en el Gobierno catalán

 

Barcelona - Desde hace dos años es difícil que la política catalana trascienda el marco estatutario. Ni el método de autofinanciación de ERC está al margen de esta máxima que en todo momento ha caracterizado la reforma. Tanto es así que el poderoso secretario de Organización y Finanzas de Esquerra y alto cargo del Gobierno de Cataluña, Xavier Vendrell, se sitúa hoy en el centro de la polémica después de conocerse que ERC exige a empleados del Gobierno de Cataluña pagos al partido, incluso aunque no sean militantes.

 

Vendrell es uno de los principales dirigentes independentistas que promueve el rechazo al Estatut pactado entre Zapatero y Mas. Los socialistas y sus fieles aliados ecosocialistas temen que la postura de ERC -dividida, pero en su mayoría próxima a la abstención- termine por hacer fracasar el referéndum de aprobación del texto y, así, dar al traste con el proyecto estrella de la legislatura. Diversos cargos de Esquerra inscriben en esta lógica el súbito conocimiento de las 200 cartas que Vendrell envía a empleados de la Generalitat que han conseguido su puesto gracias a la afinidad con su partido y en la que se recuerda la obligatoriedad de ponerse al día en el cumplimiento de la carta financiera de ERC. El «conseller primer», Josep Bargalló, interpretó ayer la filtración como un intento de «amenazar» a ERC para variar su voto.

 

La carta financiera especifica el imperativo que tienen los cargos de confianza de ERC de destinar un porcentaje -entre el 10 y el 20 por ciento- del salario público para sufragar los gastos del partido. Es lo que numerosos contribuyentes denominan como «impuesto revolucionario»; enoja a buena parte de ellos, pero es defendido a ultranza por la cúpula del partido por ser un método transparente. «Estamos orgullosos de ser un partido donde no hay donaciones anónimas, donde no nos nutrimos de comisiones urbanísticas», dijo Puicercós en un intento de resucitar el «tres por ciento».

 

Desde las filas de CiU, su portavoz parlamentario, Felip Puig, denunció la «presunta extorsión» de ERC, instó al conseller Carretero a instruir un eventual expediente sancionador y no descartó la posibilidad de actuar judicialmente. Por su parte, el presidente del PPC, Josep Piqué, pidió la comparecencia de Bargalló en el Parlament para dar explicaciones de lo que podría ser un «inmenso escándalo». Y el primer secretario del PSC, José Montilla, se limitó a recordar que los que se sientan afectados pueden acudir a los tribunales.

 

Pero el más revelador fue el conseller de ICV, Joan Saura. «No se puede estar en el Gobierno y firmar cartas así», dijo en alusión a la duplicidad de cargos de Vendrell, a quien, se le atribuye el éxito de haber saneado las cuentas de ERC. El dirigente independentista aterrizó en el Palau de la Generalitat hace pocos meses para hacerse cargo de la secretaria general del «conseller primer» y para vigilar de cerca al secretario del Gobierno, Ernest Maragall. Vendrell está considerado como un dirigente próximo a Puigcercós.

 

La polémica apunta a una guerra interna del tripartito a pocos meses del referéndum. Lo que quiere dejar claro ERC es que su método no es ilegal; de hecho, hay más partidos que recaudan fondos a partir de las nóminas de sus cargos. Por eso, Bargalló subrayó que sería «un error» el posible envío de cartas a trabajadores de la Generalitat que no sean cargos públicos y desempeñen labores ajenas a la responsabilidad política. En este sentido, desmintió cualquier despido de técnicos.

 

- Cuatro técnicos de la Secretaría General de la Juventud concluyeron su contrato de obra. Bargalló niega que el fin de su relación laboral esté relacionado con la carta financiera de ERC.

 

- PSC e ICV temen que el «no» de ERC al Estatut haga fracasar el referéndum. El secretario de Finanzas de Esquerra y alto cargo del Gobierno, Xavier Vendrell, es uno de los grandes abanderados del rechazo al nuevo marco legal.

 

 

Una información de Marcos Pardeiro publicada en el diario LA RAZON el domingo 26 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

ERC insta a empleados de la Generalitat a inscribirse como simpatizantes del partido 

 

 

Los socios de los republicanos en el Gobierno catalán exigen explicaciones inmediatas

 

Barcelona - La publicación de las cartas que la dirección de Esquerra Republicana de Catalunya envió a empleados de la Generalitat exigiéndoles el pago de cuotas al partido si querían mantener su trabajo abrió ayer un nuevo boquete en el tripartito catalán. Los socios de ERC en el Gobierno exigieron explicaciones inmediatas a la cúpula republicana antes de tomar medidas. Los republicanos, sin embargo, mantienen que la publicación de estas cartas se ha hecho con el objetivo de presionarles para lograr su "sí" al Estatuto. Sin embargo, Esquerra no se limitó a pedir dinero a los empleados no funcionarios de los departamentos que controla. También les instó por carta a inscribirse como simpatizantes del partido.

 

Las dos cartas que el secretario de organización de ERC y secretario general del primer consejero de la Generalitat, Xavier Vendrell, envió a los empleados de la Generalitat que se negaban a pagar un porcentaje de su sueldo a Esquerra Republicana fueron seguidas de otra misiva en la que la jefa de administración del partido republicano instaba a los destinatarios a registrarse como "amigos" de ERC.

 

Según explica la carta, (ver reproducción adjunta), registrarse como simpatizante del partido "no obliga a ninguna vinculación orgánica con Esquerra pero es la única manera por la cual podemos introducir tus datos en la base de datos de ERC sin incumplir la ley de protección de datos". Con esta acción, los trabajadores de la Generalitat que rellenan el formulario que se les adjunta quedan dados de alta como "cargos designados por ERC", aunque ya trabajaran en la Generalitat con anterioridad a la llegada del tripartito al Gobierno.

 

Las cartas fueron enviadas en enero y estaban firmadas por Núria Cid, jefa de administración de Esquerra y hermana de la consejera catalana de Educación, la republicana Marta Cid. En declaraciones a este periódico el secretario de organización de Esquerra, Xavier Vendrell, justificó el envío de estas misivas asegurando que "ésta es la única forma de que el partido pueda ponerse en contacto con estas personas sin vulnerar la ley de protección de datos".

 

El primer consejero del Gobierno catalán, el republicano Josep Bargalló, aseguró ayer tras la publicación de estas cartas está la voluntad de presionar a ERC para que se sume al pacto del Estatuto catalán. "Si alguien cree que acosando y calumniando a ERC la atemorizará y que Esquerra, desde el temor, cambiará sus posturas, se equivoca", sentenció.

 

Bargalló admitió el envío de cartas del partido a determinados trabajadores de los departamentos de Esquerra en la Generalitat, pero se desmarcó de esta acción asegurando que las cartas las envía ERC "desde unos órganos a los que yo no pertenezco". Lo que sí aseguró es que la Generalitat no ha despedido a ningún empleado por negarse a pagar las cuotas a Esquerra Republicana. "Todas las personas que debían pagarla lo han hecho", afirmó.

 

Además, aseguró que el pago de cuotas "no afecta al personal laboral que ya trabajaba en la administración en el anterior Gobierno si no tiene un cargo de confianza en el actual".

 

Los socios de Esquerra en el Gobierno catalán asistieron ayer con pesadumbre al nuevo escándalo que puede acabar afectando al Ejecutivo. El primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), José Montilla, trató de salvaguardar al Gobierno de la nueva polémica y restringirlo a un problema interno de los republicanos. "Es Esquerra quien debe dar explicaciones, no nosotros ni el Gobierno", aseguró. Con todo, invitó a los afectados por las cartas remitidas por ERC a acudir a los tribunales si lo consideran conveniente.

 

El presidente de Iniciativa, Joan Saura, fue más contundente y cuestionó la permanencia de Vendrell como secretario general del primer consejero. "No se puede estar en el Gobierno y firmar una carta en estos términos", afirmó antes de añadir: "No sé si hay alguna incompatibilidad, pero no me parece correcto". Saura se mostró "muy preocupado" por este asunto y afirmó que espera las explicaciones de sus socios de Gobierno. El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, en cambio, avaló las tesis de Bargalló asegurando estar "muy orgulloso de ser un partido que no se nutre de operaciones urbanísticas sino del esfuerzo de nuestra gente".

 

 

Una información de Miquel Noguer publicada en el diario EL PAIS el domingo 26 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

CiU ve un caso de "presunta extorsión" en el envío de las cartas

 

Convergència i Unió y el Partido Popular respondieron a la noticia de las cartas de Esquerra con peticiones de destitución para el autor de las misivas y acusaciones de presunta extorsión hacia el partido republicano. CiU anunció que su partido pedirá mañana la apertura de un expediente para averiguar el alcance de los hechos y saber cuántos trabajadores han recibido la exigencia de pagar la cuota de ERC. El PP, a través de Josep Piqué pidió la comparecencia "inmediata" en el Parlament del primer consejero Josep Bargalló, para que dé "explicaciones convincentes".