El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Un poco de historia en ABC

Por Narrador - 4 de Abril, 2006, 4:23, Categoría: General

 

Hacia el tercer proceso, sin la prepotencia de Argel ni el frente excluyente de Estella

 

 

Los terroristas han abandonado la estrategia de la «acumulación de fuerzas» -cadáveres sobre la mesa- y recurren ahora a la «acumulación de gestos»

 

MADRID. El último anuncio de alto el fuego guarda algunas similitudes con las treguas previas a las conversaciones de Argel y al pacto de Estella, pero también se observan diferencias, ya que, de pretender imponer la Alternativa KAS, ETA ha pasado a aludir al «desarrollo de todas las opciones políticas».

 

Tregua de 1989: Las conversaciones de Argel

 

Autodeterminación. ETA anuncia que ha acordado con el Gobierno «la formación de una mesa de conversaciones con el objetivo de iniciar un un diálogo en torno a las diferentes cuestiones que enmarcan el proceso de enfrentamiento existente».

 

Territorialidad. No se menciona expresamente, aunque se alude a que se ha establecido un «calendario de trabajo» que se irá abordando en posteriores reuniones que celebren los interlocutores del Gobierno y de la propia banda.

 

Frente nacionalista. ETA plantea el proceso como una negociación con el Gobierno con vistas a lograr la autodeterminación, pero excluyendo a los nacionalistas del PNV.

 

Alto el fuego. La banda se compromete a mantener una tregua de dos meses, aunque matiza que ese compromiso de tregua «no comprende el caso del recurso a la contestación armada fruto de enfrentamientos fortuitos o provocados».

 

Tregua de 1998: Pacto de Estella con los nacionalistas

 

Autodeterminación. La banda hacía un llamamiento público a partidos políticos, sindicatos, agrupaciones culturales, agrupaciones sociales y todos los ciudadanos vascos, «para que la fase política que tenemos delante sea la de la soberanía, para que tomen los compromisos necesarios y adopten los pasos concretos».

 

Territorialidad. «Entre todos los pasos, uno de los que más importancia tiene será la superación de la división institucional y estatal; para ello, será necesario dar los pasos eficaces para que se cree una institución única y soberana que acoja en su seno a Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Lapurdi y Zuberoa».

 

Frente nacionalista. «Es la hora de romper ataduras y acuerdos con las fuerzas políticas que tienen como fin la desaparición de Euskal Herria», «es la hora de acabar con los partidos, estructuras institucionales y represoras que tienen por objetivo la construcción de España y Francia, y la desaparición de Euskal Herria».

 

Alto el fuego. ETA «manifiesta su intención de una suspensión ilimitada de sus acciones armadas», aunque se reserva el derecho al «suministro, mantenimiento de las estructuras y la defensa en hipotéticos enfrentamientos».

 

Tregua de 2006: Una negociación a dos bandas

 

Autodeterminación. No la cita expresamente. Pero alude a que «los Estados español y francés deben reconocer los resultados de dicho proceso democrático, sin ningún tipo de limitaciones. La decisión que los ciudadanos vascos adoptemos sobre nuestro futuro deberá ser respetada».

 

Territorialidad. Tampoco menciona la exigencia de la unidad territorial del País Vasco con Navarra y las provincias francesas que reclama.

 

Frente Nacionalista. No plantea «romper ataduras» con los españolistas. «El objetivo de esta decisión es impulsar un proceso democrático en Euskal Herria para construir un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos que como Pueblo nos corresponden y asegurando de cara al futuro la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas».

 

Alto el fuego. La banda anuncia ahora «un alto el fuego permanente», lo que es interpretado como un intento de otorgarse credibilidad, superando el carácter indefinido de la de Estella y la fecha de caducidad de la de Argel.

 

 

Una información de J. P. publicada en el diario ABC el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

En el infierno etarra

 

 

Dos de los atentados más sanguinarios -treinta y dos asesinados, nueve de ellos niños- fueron cometidos en la primera fase de las negociaciones de Argel, que terminaron dos años más tarde en fracaso

        

Dos de las matanzas que causaron mayor conmoción -Hipercor (Barcelona, 19 de junio de 1987) y casa cuartel de Zaragoza (11 de diciembre de 1987)- fueron cometidas por ETA en la primera fase de las conversaciones de Argel, en las que el Gobierno socialista de Felipe González se sentó con los terroristas en busca de una salida de «paz» que terminó dos años más tarde en fracaso. Los nombres de las 32 víctimas mortales -nueve de ellas niños- de estos dos atentados forman parte del listado de casi mil asesinados que acumula ETA en sus 40 años en el infierno.

 

Hipercor: 21 asesinados

 

«A las 16:10 se produjo el estallido, abriéndose por la explosión un cráter en el suelo y un agujero en el techo, orificios que permitían el paso de una auténtica ola de fuego que a un tiempo abrasó y asfixió a los empleados y clientes del supermercado de alimentación e hizo caer sobre algunos el primer garaje, donde eran mayores el fuego y la humareda. La composición del explosivo hizo que los productos incendiarios se adhiriesen a los cuerpos de las personas». Así, describe la sentencia el bombazo que provocó la muerte de 21 personas el 19 de junio de1987, en el supermercado Hipercor, de Barcelona. Cinco meses antes, una delegación del Gobierno se reunió en Argel con tres representantes de ETA: Iñaki Esnaola, Christianne Fandó y Domingo Iturbe.

 

República Dominicana: 12 guardias

 

Con 50 kilos de dinamita, ETA reventó en la plaza de la República Dominicana de Madrid un autobús, un microbús y un Land Rover ocupados por alumnos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Fueron asesinados, el 14 de julio de 1986, doce agentes de la Benemérita. El segundo atentado más sangriento de ETA buscaba «matar al mayor número de miembros de las Fuerzas de Seguridad». De hecho, el convoy elegido lo integraban 73 personas.

 

Casa cuartel de Zaragoza: 11 muertos

 

Los once asesinados, entre ellos cinco niños, en la casa cuartel de Zaragoza, el 11 de diciembre de 1987, hizo que el Gobierno de Felipe González pusiera un paréntesis en sus contactos con ETA. Henri Parot, uno de los autores de la matanza, afirmó que el coche bomba fue preparado «como si se tratara de auténticos cañones». El condenado reveló que el atentado era «una postura de fuerza ante las negociaciones». Por este crimen, el Supremo dictó en noviembre de 2002 una orden internacional de busca y captura y prisión incondicional de «Josu Ternera». Para eludir esta causa, se dio a la fuga y poco después se hizo con las riendas de la banda.

 

Vic, los niños en el patio

 

En la media tarde del 29 de mayo de 1991 los terroristas del «comando Barcelona» precipitaron un coche bomba en dirección al patio de la casa cuartel de Vic , donde a esa hora jugaban varios niños, hijos de los agentes.

 

La explosión convirtió en un infierno el patio y se llevó la vida de diez personas, de ellas cinco menores. Al día siguiente de cometer el atentado, sus autores, los miembros del «comando Barcelona» , Joan Carles Monteagudo y Félix Erezuma, murieron en un enfrentamiento con la Guardia Civil en un chalé de Llica D´ Amunt

 

Contra siete militares en Madrid

 

El 21 de junio de 1993 seis militares de alta graduación y el conductor civil de la furgoneta militar camuflada en la que viajaban fueron asesinados por ETA al hacer explotar un coche bomba cargado con 40 kilos de explosivos y tornillería a su paso, en la calle Joaquín Costa. Veintidós transeúntes resultaron heridos. Uno de los asesinados fue el teniente coronel de Tierra Fidel Dávila Garijo. Un hermano suyo, Juan de Dios, decidió a raíz del atentado presentarse como concejal en Hernani y alzó su voz para decir: «No queremos venganza, sino justicia y que cumplan las penas».

 

Seis policías muertos en Sabadell

 

El 8 de diciembre de 1990 la banda tendió una emboscada a una patrulla de la Policía Nacional que se dirigía a prestar servicio en el campo de fútbol de Sabadell. Los miembros del «comando Barcelona» hicieron estallar un coche bomba que acabó con la vida de seis agentes.

 

 

Una información de D. Martínez publicada en el diario ABC el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.