El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

'Alto el fuego permanente' por ABC

Por Sin Pancarta - 4 de Abril, 2006, 4:52, Categoría: General

El que fuese diario de de la calle Serrano ha presentado una información bastante ajustada a la realidad. Me quedo con dos detalles: no se da cancha al nacionalismo y el amplio espacio dedicado a las víctimas de la barbarie criminal etarra. La pega es que no aporta demasiado más allá de las opiniones altamente cualificadas.

 

La banda anuncia el «alto el fuego» horas después de declararse «nación» a Cataluña

 

 

Al primer comunicado, menos comprometedor para el Gobierno, seguirá hoy otro que concretará las condiciones «para reconocer nuestros derechos como Pueblo»

 

        

MADRID. En plena euforia del nacionalismo catalán -la Comisión Constitucional del Congreso había aprobado el martes el histórico reconocimiento de Cataluña como «nación»-, a las puertas del ingreso en prisión de Otegi, acusado de instigar los actos de terror durante la huelga general de Batasuna, y casi a los tres años de su último atentado mortal en Sangüesa (Navarra) -pero después de numerosos ataques terroristas-, ETA anunció ayer un «alto el fuego permanente», la tercera «tregua general» de los últimos nueve años. En el ecuador de la legislatura, la banda ha elegido como «día cero» precisamente el que puede dar con los huesos del portavoz batasuno en la cárcel y como primer mensaje -el segundo y más concreto se podrá leer hoy en el diario proetarra «Gara»- un comunicado escueto, genérico y, aunque no exento de exigencias políticas, menos comprometedor para el Gobierno.

 

Culmina así un año y medio de guiños y mensajes más o menos velados, acercamientos y distanciamientos que además de triturar el Pacto Antiterrorista que permitió acorralar a la banda, han llevado al PSOE en el poder y al PP en la oposición a una de las relaciones más tirantes de la democracia. Paradójicamente, el anuncio de los terroristas sirvió ayer de principio de acercamiento entre Zapatero y Rajoy, que protagonizaron en el Congreso un cara a cara pacificador. El líder del PP, que por la mañana había sido mucho más contundente calificando el anuncio como «pausa y no renuncia», tendió la mano por la tarde al presidente con la única condición de que «no se pague un precio político». Tras la petición de apoyo de Zapatero y decir públicamente que ahora sí se fía de Rajoy, le emplazó para un encuentro el martes.

 

Entre tanto, se sucedían las reacciones en todos los ámbitos y el incipiente clima de descarga y alivio en el País Vasco contrastaba con el recelo que transmitían las víctimas.

 

Leído por una etarra en vídeo

 

Mediante un vídeo que hizo llegar a Euskal Telebista y a su emisora de radio, una etarra, flanqueada por otros dos terroristas -los tres encapuchados-, fue la encargada de leer el comunicado, que no alude a los presos y evita mencionar expresamente la autodeterminación para, a cambio, hacer referencia a la necesidad de que se respete la voluntad de los vascos. Los expertos consultados por ABC creen que la banda ha moderado el tono en este último mensaje para compensar su resistencia a anunciar el abandono definitivo de las armas, «el único comunicado» que dice esperar el Gobierno.

 

Según los terroristas, «el objetivo de esta decisión es impulsar un proceso democrático en Euskal Herria para construir un nuevo marco en el que sean reconocidos los derechos que como pueblo nos corresponden y asegurando pera el futuro la posibilidad de desarrollo de todas las opciones políticas».

 

La organización criminal plantea, a continuación, la celebración de una consulta popular, cuando indica que «al final de ese proceso los ciudadanos vascos deben tener la palabra y la decisión sobre su futuro». Un referéndum cuyo resultado, según la banda, deberán acatar los gobiernos de España y Francia «sin ningún tipo de limitaciones».

 

ETA dice que muestra su «deseo y voluntad de que el proceso abierto llegue hasta el final, y así conseguir una verdadera situación democrática para Euskal Herria, superando el conflicto de largos años y construyendo una paz basada en la justicia». «Nos reafirmamos en el compromiso de seguir dando pasos en el futuro acordes a esa voluntad. La superación del conflicto, aquí y ahora, es posible», concluye.

 

Fuentes conocedoras del proceso apuntaron ayer que el segundo comunicado, que se espera hoy y en el que la banda concretará sus condiciones, podría introducir alusiones a la necesidad financiera de la banda y, de forma más o menos velada, amenazas que le permitan seguir obteniendo recursos.

 

Un año y medio de gestos y bombas

 

Con todo, la decisión de la banda de suspender, de momento, su actividad criminal, cierra dieciocho meses de cruce de mensajes, contactos con intermediarios y gestos recíprocos entre emisarios del Ejecutivo de Zapatero y la banda criminal. Un período de altibajos en el que se han alternado los mensajes optimistas con los discursos pesimistas y en el que la banda ha continuado con la más dura extorsión a los empresarios mediante el «impuesto revolucionario» y con atentados con bomba -incluida la kale borroka-, aunque de forma más o menos calculada, para evitar víctimas mortales que hubieran cerrado las puertas de la negociación para varios años.

 

Las sedes judiciales han sido uno de los objetivos de la banda mientras la Justicia seguía actuando, contra el complejo etarra y, muy recientemente, con la citación de Otegi, Usabiaga y otros dirigentes proetarras, acusados de instigar actos violentos en la huelga general. Tampoco el mundo judicial se ha librado de la tensión política: las inactuaciones de la Fiscalía contra EHAK y la muy reciente contra los batasunos -frente al criterio del juez Grande-Marlaska-, abren y cierran un proceso en el que la oposición ha acusado al fiscal general, Cándido Conde-Pumpido, de servir a los intereses del Gobierno y facilitar el acercamiento a la banda.

 

Ahora, de consolidarse el que el propio Zapatero llama ya como «proceso» -término que había evitado hasta ayer-, la complejidad se va a centrar en la denominada mesa de partidos, donde Batasuna y los partidos nacionalistas, con ETA como gendarme y fiscal, pretenden que se aborde la unidad territorial del País Vasco, Navarra y País Vasco francés, así como su derecho a la autodeterminación. Menos complicado es, a priori, el enfoque de la segunda mesa, en la que ETA y el Gobierno abordarían cuestiones «técnicas» como el abandono definitivo de las armas a cambio de la excarcelación progresiva de los presos. La «trampa», en principio, según subrayan fuentes antiterroristas, está en que ETA va a intentar que las dos mesas trabajen no ya sólo de manera paralela, sino que ambas estén relacionadas como vasos comunicantes. Esto es, la banda criminal nunca diría al Gobierno que deja las armas para siempre si no tiene garantizado que en la otra mesa ya se ha impuesto su pretendida autodeterminación, apuntan las mismas fuentes.

 

Un proceso de diálogo

 

Los contactos entre el Ejecutivo y ETA, a través de intermediarios, se han intensificado este año. Las fuentes consultadas por ABC aseguran que en el último mes y medio se han celebrado, al menos, dos contactos. Los emisarios del Gobierno se reafirmaron en su voluntad de iniciar un proceso de diálogo, pero trasladaron a la banda la necesidad de que anunciara el abandono de las armas, algo a lo que ETA se ha negado esgrimiendo que ello sólo puede ser resultado del éxito de la negociación, cuando el Ejecutivo asegure que respeta lo que decidan los partidos vascos.

 

Los acontecimientos hacia la declaración etarra comenzaron a precipitarse el pasado agosto, cuando ETA transmitió a Rafael Díez Usabiaga la consigna de que la estrategia de Batasuna debía ir dirigida a favorecer la constitución de la mesa de partidos. En este mensaje, la banda hacía llegar al dirigente de LAB que el cauce para las conversaciones con el Gobierno estaba ya abierto desde el momento en que Zapatero, con sus continuos emplazamientos, dejaba a ETA la capacidad para elegir el momento de sentarse en una mesa para hablar de los presos y de la «desmilitarización del conflicto».

 

En noviembre, como adelantó ABC, los Servicios de Información detectaron que los dirigentes de la banda se planteaban un alto el fuego, propuesto por el sector de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, «Josu Ternera», máximo responsable del «aparato político». Aducía que ello obligaría a Zapatero a responder con otro gesto, lo que desbloquearía el proceso. Este sector argumentaba que el tiempo corría en contra de ETA -las pistolas se oxidan si no se utilizan-, y a favor del Gobierno, ya que sin mover ficha se podía presentar a las elecciones de 2007 sin víctimas mortales. Por el contrario, el jefe del «aparato militar», Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», era partidario de pisar el acelerador de los atentados para forzar al Gobierno a dar pasos. «Josu Ternera», con más influencia en el seno de la banda, logró ganar tiempo para insistir en su estrategia negociadora.

 

 

Una información de J. Pagola y M. Erice publicada en el diario ABC el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

«Josu Ternera» y tres ex dirigentes de Batasuna integran el frente negociador

 

 

Egoitz Urrutikoetxea, Ainhoa Ozaeta y Jon Salaberria forman parte del «aparato político», que se sentaría cara a cara con el Gobierno de Zapatero

        

MADRID. Cuatro nombres integran el «frente negociador» de la banda. Los cuatro son candidatos a sentarse en torno a la mesa que, dentro del llamado «proceso de pacificación», formarían el Gobierno y ETA, y que se desarrollaría de forma paralela a la denominada «mesa de partidos». Así, por la parte terrorista estarían José Antonio Urrutikoetxea, «Josu Ternera»; su hijo, Egoitz Urrutikoetxea Laskibar, Ainhoa Ozaeta Mendicute y Jon Salaberria. Los tres últimos proceden de las filas directivas de Batasuna.

 

Desde la llegada de Zapatero a la Moncloa, la cúpula etarra ha ido dando pasos para la constitución de una de las «patas» más importantes para su mesa de negociación. La autoría de esta estrategia es del máximo responsable del «aparato político», «Josu Ternera», quien ha potenciado este «frente» con la incorporación de dos individuos procedentes de los órganos de dirección de la ilegalizada Batasuna. Los fichajes fueron su hijo y Ainhoa Ozaeta. Egoitz Urrutikoetxea, de 32 años, siempre ha tenido cargos de responsabilidad en la izquierda abertzale y está considerado como uno de los representantes del sector más duros. Licenciado en Historia, fue en 2001 cabecilla de Abertzaleen Batasuna y, al no conseguir que esta formación fuera absorbida por Batasuna, se incorporó a la coalición de Otegi. En recompensa, le dieron el cargo de representar en la «mesa nacional» a Lapurdi, una de las provincias francesas que, para ETA, integran Euskal Herria. Además, fue secretario en Bayona del eurodiputado de EH Koldo Gorostiaga. Su currículum se completa con su paso, a mediados de los 90, por «Gasteriak».

 

También formó parte de la «mesa» de Batasuna Ainhoa Ozaeta, titulada en gestión de empresas. Está procesada en el sumario sobre las fuentes de financiación, debido a que era titular de una cuenta corriente de la Coordinadora de Alfabetización de Euskera. El tercer hombre confianza de «Ternera» es Jon Salaberria, buscado por la Audiencia Nacional desde mayo de 2005 al no presentarse ante ese tribunal como imputado en el sumario en el que se investiga la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda a través de las «herriko tabernas».

 

 

Una información de D. Martínez publicada en el diario ABC el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.