El Blog

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La Sociedad Vasca de Franco

Por Narrador - 1 de Abril, 2006, 4:47, Categoría: General

Franco no puede disimular sus simpatías. Está claro por quien se decanta: por los terroristas y prueba de ello es que se va a una ‘herriko taberna’ (recuerdo que deberían estar clausuradas por orden judicial) para narrar como se ha vivido la noticia. Por supuesto irse a ver a la hermana de Miguel Angel Blanco o a Irene Villa para este sujeto es algo impensable.

 

Aliviados pero cautelosos

 

 

• La sociedad vasca acoge con esperanza el anuncio de ETA, aunque se abstiene de lanzar las campanas al vuelo • Los industriales reclaman que el alto el fuego lleve parejo el fin de la extorsión

 

BARCELONA - Satisfacción, sí. Mucha. Pero también grandes dosis de cautela entre los representantes de la sociedad civil vasca, así como de la jerarquía eclesiástica, ante el alto el fuego de ETA. Todos los colectivos hicieron votos para que el proceso llegue a buen puerto.

 

 

LOS EMPRESARIOS - Confianza en el cese del chantaje y la amenaza

 

Uno de los sectores que ayer respiró más aliviado fue el empresarial, el más castigado en los últimos meses por la oleada de atentados y la campaña de extorsiones de ETA. Hace sólo un es la banda envió siniestras misivas a varios industriales en las que adjuntaba fotos de los familiares más directos, hijos menores incluidos. Por ello, todas las organizaciones patronales celebraron el alto el fuego y confiaron en que suponga el "cese inmediato de todo tipo de violencia, extorsión o amenaza".

 

La Confederación Empresarial Vasca-Confebask expresó su satisfacción por el anuncio de alto el fuego permanente de ETA y confió en que "signifique un punto de no retorno". Confebask mostró su disposición a apoyar a las instituciones y fuerzas políticas en sus esfuerzos por la paz.

 

En términos similares se expresaron el Círculo de Empresarios Vascos, las Cámaras de Comercio de Euskadi y la Confederación de Empresarios de Navarra. En cuanto a las extorsiones a los industriales, el presidente de esta última organización, José Manuel Ayesa, recordó que éstas no cesaron mientras duró la tregua decretada en 1998.

 

 

LOS SINDICATOS - Compromiso con el proceso de paz

 

Las fuerzas sindicales vascas no ocultaron ayer su júbilo ante el nuevo horizonte que se vislumbra tras el alto el fuego de los etarras e hicieron votos para que la paz sea definitiva en Euskadi.

 

ELA, el sindicato vasco mayoritario, expresó su "enorme satisfacción" y pidió al Estado que dé pasos concretos que "muestren su compromiso con el proceso y su voluntad decidida de hacerlo irreversible". A juicio de esta central del entorno aberzale, el comunicado de ETA "abre nuevas perspectivas de colaboración y nuevas condiciones para la acumulación de fuerzas" entre las organizaciones que reivindican "el derecho de Euskal Herria a decidir".

 

CCOO recalcó que tras este anuncio "ha llegado la hora de la política con mayúsculas". Los partidos políticos, aseguró el sindicato, tienen que ponerse a trabajar para convertir esta oportunidad en algo irreversible, con el objetivo de conseguir una sociedad donde todas las ideas políticas puedan ser defendidas en igualdad de condiciones, libertad y democracia.

 

Por su parte, UGT de Euskadi valoró el anuncio de alto el fuego e insistió en que continuará "comprometida, como hasta ahora, para que la paz y el proceso de normalización lleguen a buen fin".

 

 

DEPORTISTAS Y ACTORES - Prudente alegría por el "paso adelante"

 

Muchos fueron los deportistas vascos que quisieron expresar su felicidad por el anuncio de ETA, como también lo hicieron algunos actores, entre los que destacó Imanol Arias, que estuvo amenazado por la banda en el 2000. Pese a la alegría, la mayoría expresaron también una cierta cautela sobre el resultado final.

 

El pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Induráin, y el presidente de la Real Sociedad, Miguel Fuentes, juzgaron la noticia de "buenísima" y de importante "paso adelante", pero pidieron prudencia, algo similar a lo que hizo el entrenador del Athletic Club de Bilbao, Javier Clemente. El exseleccionador español juzgó "fantástico" el ato el fuego y expresó su deseo de que "dure". También desde el ámbito deportivo, Juan Antonio Samaranch Salisachs, miembro del COI, dijo congratularse ante una "gran noticia" como la tregua de ETA.

 

Imanol Arias, que creció en Ermua (Vizcaya) mostró su "enorme alegría" por el anuncio etarra, una noticia que dijo esperaba "desde hace 40 años". El actor aseguró que en este momento crucial todo el mundo debe cumplir con su deber. "Espero que quien no lo haga, pague un precio, en votos si es un político" subrayó, antes de augurar que el proceso "será complejo, largo y con muchas aristas".

 

 

LA IGLESIA - Los obispos expresan "sensación de alivio"

 

Los obispos vascos recibieron "con verdadera esperanza" el alto el fuego y expresaron su apoyo a los gobernantes y políticos que, en estos momentos, "tienen en sus manos la especial responsabilidad de conducir la construcción democrática de una sociedad justa y en paz". En este sentido, agregaron que cuentan en "esta noble tarea" con su respeto y apoyo.

 

El obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez; el de San Sebastián, Juan María Uriarte; y el de Vitoria, Miguel Asurmendi, aseguraron en un comunicado conjunto que, en la medida en que este anuncio suponga una renuncia definitiva a la violencia, experimentan, junto con la sociedad vasca, "una sensación de alivio y una expectativa de que éste pueda ser un paso importante en el camino hacia una plena pacificación y reconciliación".

 

Los prelados expresaron la cercanía y solidaridad de la Iglesia con las víctimas e invitaron a los creyentes a orar por la paz y a tomar parte activa en la pacificación.

Desde Catalunya, el Abad de Montserrat, Josep Maria Soler, valoró el anuncio porque, dijo, es una noticia positiva para Euskadi, España y Catalunya. El abad puso el ejemplo de Irlanda del Norte para advertir de que el proceso será, previsiblemente, "un poco lento".

 

 

Una información publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.

 

Prudencia en las tabernas

 

 

• Los simpatizantes de Batasuna no celebraron en sus bares el anuncio del alto el fuego de ETA • Los que se atreven a hablar ante forasteros optan por la cautela

 

SAN SEBASTIÁN - Ni euforia ni sensación de derrota. En las locales habituales de Batasuna, en las herriko tabernas no clausuradas, la sensación generalizada era ayer la cautela. El alto el fuego de ETA era "un paso más", a la espera de lo que "hagan ahora los otros". Hubo quien se atrevió a calificar el anuncio como "un buen síntoma", pero fueron muchos quienes mantuvieron las posturas de costumbre, en las que el resto del mundo está compuesto por "fachas" y enemigos de la independencia de Euskal Herria.

 

Los simpatizantes de Batasuna comentaron en sus bares la noticia del día. El televisor repitió durante todo el día la declaración de los miembros de ETA que anunciaban el alto el fuego. Sus palabras eran escuchadas atentamente, pero cuando llegaba el turno de los comentarios de los políticos, las muestras de repulsa eran notorias.

 

Primero, el fútbol

 

En Bilbao, las sedes sociales de Batasuna proyectaban a mediodía en sus televisiones el vídeo de los miembros de ETA. Pero pocas horas más tarde, el Athletic, toda una institución en Vizcaya, acaparó las conversaciones porque los leones se jugaban la permanencia en San Mamés. Idéntica sensación trasmitían los tabernas de la izquierda aberzale en San Sebastián y Vitoria: la situación de sus equipos de fútbol era mucho más preocupante que el panorama político.

 

Los forasteros no son bien vistos en El Polvorín, un pequeño bar del donostiarra barrio del Antiguo, situado en una estrecha callejuela. Los despistados pueden guiarse por la enorme ikurriña que ondea en el exterior de este emblemático enclave de la izquierda aberzale. Pero dentro sentirán pronto que no están en el lugar adecuado. El silencio impera en el pequeño espacio, y la indiferencia invita al intruso a buscar otro lugar.

 

A pocos metros, el Garai, más amplio y sombrío, presentaba otro aspecto. A media tarde, estaba repleto de jóvenes con la indumentaria oficial de los simpatizantes de Batasuna. En la barra, los parroquianos pugnaban por la edición especial del diario Gara con información sobre el alto el fuego. No había otros diarios. El buen ambiente reinaba entre risas y cervezas. Algún joven se atrevió a calificar de "buena señal" el anuncio de ETA, pero un compañero se apresuró a mostrar su rechazo a "los fachas", que en la práctica son todos los que no militan en Batasuna.

 

Los bares habituales de simpatizantes de Batasuna en la parte vieja de San Sebastián mostraban un ambiente menos exaltado. En el Belfast, en plena Juan de Bilbao, donde la Ertzaintza se lo piensa antes de entrar, el televisor retransmitía el partido de la Real Sociedad. Enfrente está el Herria, un bar que cierra cuando hay manifestaciones para que los clientes puedan acudir. La petición de permiso para obtener una foto obtiene un sonoro "ni se te ocurra". En la pared, un recorte de la edición del Gara con la noticia del alto el fuego. Dos grandes murales presiden el local. Uno invita a defender "la casa de nuestros antepasados" con un hacha en la mano. El otro alude a los presos etarras. Hasta la máquina de tabaco tiene publicidad de Batasuna.

 

Guiño catalán

 

El Zuhaitz acoge de mejor grado a los periodistas. Los catalanes son bien vistos, sobre todo después de que el pasado sábado unos aficionados culés aportaran a la recargada decoración local un gran cartel en favor de la "autodeterminació". El pasquín, que incluye la leyenda "Som una nació" ocupa un lugar de honor. Pero los simpatizantes de Batasuna no entienden por qué se les visita: "¿Qué esperabais? ¿Encontrarnos dando saltos?". Por fin algo de cordialidad: "El alto el fuego está bien, pero es sólo un paso, a ver qué hacen ahora ellos". Un hombre de mediana edad se muestra moderadamente optimista: "Con el PP no hay nada que hacer, siguen con lo de siempre. Ahora piden que ETA entregue las armas. Con el PSOE parece que tiene mejor pinta, pero no hay que fiarse".

 

Pero nada ha cambiado aún. Los recelos y odios de siempre siguen a flor de piel. La reciente muerte del preso etarra Igor Angulo en la cárcel de Cuenca, un suicidio según la versión oficial, tiene aquí otras lecturas. Un joven acusa: "Aunque las pruebas demuestran que no hubo suicidio, en vez de investigar lo han tapado". Entre banderas de Nicaragua e invitaciones a participar en variopintas movilizaciones, queda la sensación de que apenas nada ha cambiado: "Ya veremos".

 

 

Una información de Aitor Ubarretxena publicada en el diario EL PERIODICO el jueves 23 de marzo de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente el texto.