El Blog

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La consigna asignada a Rajoy.

Por ElenaB - 29 de Marzo, 2006, 15:44, Categoría: * Nuestra Opinión

Una de las múltiples consignas socialistas más previsibles para apuntarse un tanto con el absurdo anuncio de ETA y parecer creíbles, es la de "Rajoy ha cambiado de discurso". Era la segunda que tenían preparada tras la reunión y han caído hasta los que no se tragan las patrañas de este Gobierno.

Rajoy no ha cambiado ningún discurso. Los que han cambiado el disco han sido los miembros del Gobierno, que le acusaban de no querer la paz y que no consideraron necesario el consenso para incumplir la legalidad y concederles  la independencia a los catalanes. Casualmente, a la hora de lidiar con la parte contratante más sanguinaria y compleja, sí es imprescindible el consenso.

También ha cambiado mucho el PNV, otro de los contratantes de Perpignan. El PNV es el "poli bueno", los batasunos el "poli malo" y Rodríguez el confidente de ambos. Canta mucho, demasiado, eso de que ahora los independentistas renieguen, no sólo de batasuna, sino del PCTV cuando hasta ahora eran sus hijos pródigos canta la Traviata. Eso sí es un cambio radical y que se quite lo demás. Deben conseguir a toda costa que no se les relacione con los etarras para seguir adelante con el proceso. ¿Qué más da si aparentan ser traidores a la causa?. Cuando obtengan sus conjuntos deseos ya se arreglarán de cara a la galería, porque si alguien piensa que no siguen yendo de la mano bajo manga, es que es muy ingenuo.

Rajoy se ha reafirmado en lo que viene diciendo desde el principio, le ha puesto las mismas condiciones de siempre, que son muy claras e inamovibles: que no se le tomen medidas que puedan ni tan siquiera ser interpretadas como contrapartidas políticas a la banda; que no habrá concesiones a ETA directas ni indirectas a ETA; que ninguna de las mesas que se creen o que ya existen, pueden planear ni proponer ningún cambio ni en el País Vasco, ni en Navarra ni en el conjunto de España; que el Gobierno no tendrá contacto alguno con ETA ni ningún partido ilegalizado; que se sigan persiguiendo, juzgando, condenando y haciendo cumplir las penas a los etarras y que las víctimas y su opinión han de ser tenidas en cuenta en todo momento. ¿Dónde está el cambio?.

Cierto que le ha concedido a Rodríguez el beneficio de la duda sobre sus buenas intenciones al asegurarle que no ha negociado y ha sido precisamente porque es un tema tan serio que no quiere jugar con él. Muchas personas de bien, víctimas incluidas, se han creído el "alto el fuego", no puede quitarles la esperanza que el otro les ha hecho creer que existe durante esta reunión en concreto. Desgraciadamente, ya la perderán por sí mismas cuando vaya pasando el tiempo y ya habrá ocasión de seguir analizando. Pero las condiciones, ahí están.

No es lógico reprocharle que no le saltara a Rodríguez a la yugular, ni que saliera del coche llamándole embustero enzarzándose en una pelea, porque para hacer eso, no va. Pero tenía que ir, es un tema de capital importancia para España, un asunto en el que el PP siempre ha puesto toda la carne en el asador sin llegar a carbonizarla y el jefe de la oposición no puede, ni debe dejarlo de lado. El PP ha sido el que más ha conseguido en la lucha antiterrorista, Rajoy no puede ni siquiera, dar la impresión de que se desentiende. En todo caso, ya lo apartará Rodríguez cuando incumpla una de estas condiciones, que probablemente, lo hará. Pero Rajoy no se puede abandonar la lucha contra el terrorismo. Eso es lo que estaban buscando los socialistas y no lo han conseguido.

Como no han obtenido la primera consigna: "el PP obstaculiza el proceso de paz", van a por la segunda, porque lo que no pueden es dejar a su parroquia sin algo que echarse a la boca. Pero es que aquí lo importante no son las consignas, ni que Rajoy le repita en una reunión para tratar sobre el terrorismo y las víctimas lo que ha dicho hasta la saciedad en distintos medios.

Hiciera lo que hiciera, Rajoy iba a tener su consigna porque le llevan tendiendo una trampa desde el mismo momento que empezaron a negociar con los terroristas en secreto. Así funciona la secta, si no fuera así, Rodríguez hubiera hablado con él mucho antes.

Y jamás nos hubiera mentido.