El Blog

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

"Peor... Imposible" (Editorial de EL MUNDO)

Por Narrador - 22 de Marzo, 2006, 14:02, Categoría: General

Primera opinión sobre el mal llamado ‘Estatut’. Ajustada como pocas, certera en su integridad. ¿Peor? Es imposible. El ‘Presidente Accidental’ se ha cargado esta nación milenaria. Esperemos que pague por ello.

 

La sesión de la Comisión Constitucional de ayer 21 de marzo de 2006 hará Historia, puesto que es la primera vez que las Cortes españolas consagran que Cataluña es una nación, reconociendo a la vez un acto de soberanía del Parlamento catalán. El líder de CiU, Artur Mas, fue quien mejor expresó lo que significa el Preámbulo del Estatuto y lo hizo con efecto teatral. Primero, enseñó los ejemplares de los estatutos de 1932 y de 1979 y después el texto aprobado ayer por la Comisión para evidenciar que los nacionalistas catalanes han puesto una pica en Flandes. Si algo quedó claro en el último debate en comisión del texto -que por lo demás alcanzó gran altura parlamentaria-, es que el único partido que resta trascendencia a la definición de nación que figura en el Preámbulo es el PSOE. El resto, bien es verdad que por diferentes razones, considera que esto es un punto de no retorno. Así lo advirtió con claridad Carod-Rovira al quejarse de que el término nación no figure en el articulado: «Quizá lo que hoy no quieren como nación, deberán aceptarlo como Estado».

 

Lo cierto es que con la aprobación del texto en la Comisión Constitucional culmina el primer trámite parlamentario del proyecto de ley más nefasto que han alumbrado las Cortes desde la llegada de la democracia. Y no sólo porque representa -como muy bien advirtió Eduardo Zaplana en una brillante y coherente intervención- la ruptura de la «regla de oro» de la Transición, que era el consenso básico sobre las reformas que afectan al modelo de Estado. Es que además abre un futuro cierto de reivindicación y tensión permanente. El intento del PSOE de salir del lío en el que se metió el presidente del Gobierno pactando el Estatuto con Mas se ha saldado con un texto legal que es una especie de monstruo, lleno de ambigüedades y de barbaridades jurídicas que empañan aún más el horizonte. El texto aprobado ayer es nefasto para la convivencia y la solidaridad entre los españoles, puesto que consagra privilegios de una parte del Estado sobre el resto.

 

Y si el nuevo Estatuto es desastroso por su contenido, otro tanto cabe decir de la operación política que ha auspiciado su aprobación. Ni adrede se pueden hacer las cosas tan mal. El texto sale del Congreso con menos consenso del que tenía, puesto que ERC lo respaldó en el Parlamento catalán y ayer votó en contra. Por el camino, el tripartito catalán se ha hecho trizas, el presidente Maragall ha perdido el poco crédito que le quedaba, los españoles se fían cada día menos de su presidente del Gobierno, se han avivado las tensiones internas dentro del PSOE y el enfrentamiento entre las comunidades autónomas. El único ganador -y no del todo porque hay división en CiU- es Artur Mas, a quien Zapatero ha convertido en el líder que no era gracias a sus reuniones a solas para propiciar la aprobación del texto, primero en el Parlament y después en el Congreso.

 

Quizá el presidente del Gobierno se haya asegurado el respaldo de los diputados de CiU en la próxima legislatura, pero el precio que hemos pagado y seguiremos pagando los españoles se antoja demasiado alto.

 

 

Editorial publicado en el diario EL MUNDO el miércoles, 18 de marzo de 2006. Por su interés, elzapatazo.com reproduce íntegramente el texto.