El Blog

Calendario

<<   Octubre 2005  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Maragall y las Reformas Inconstitucionales

Por Narrador - 6 de Octubre, 2005, 3:58, Categoría: General

LA RAZON

En el capítulo de hoy del sainete catalán Maragall acusa a los partidos que proponen reformas inconstitucionales de propiciar el fracaso de la reforma ¿Y el que propuestas hace?

 

LA INFORMACION (19 de septiembre de 2005)

 

 

El secretario de Comunicación, Gabriel Elorriaga, dijo ayer que la reforma del Estatut que propone el tripartito es "manifiestamente inconstitucional" y opinó que si se aprueba en los términos que está planteada actualmente, "alejaría irremediablemente a Cataluña de España". Elorriaga instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a que aclare si el proceso en Cataluña lo dirigen Maragall o Montilla, en insistió en que la "absoluta incertidumbre y confusión" que, a su entender, está generando el PSOE "está perjudicando gravemente los intereses de Cataluña y de España". "El PSOE está tratando de encubrir sus muchas imprudencias y errores con una deliberada estrategia de confusión", afirmó.

 

Pasqual Maragall acusó ayer a los partidos catalanes que proponen reformas inconstitucionales dentro del nuevo Estatuto de propiciar el fracaso de la negociación. "Los que piden un Estatut fuera de la Constitución están pidiendo algo imposible. No va a ser. Y como no va a ser, no vamos a ser nosotros quienes nos estrellemos con esa pared. Por tanto, haremos un Esatut ambicioso, pero dentro de la Constitución", declaró Maragall en su intervención en la Fiesta de la Rosa del PSC, que congregó a más de 30.000 personas en la localidad barcelonesa de Gavá.

 

Maragall recordó a los dirigentes de CIU que el mismo Jordi Pujol en 1979, durante las negociaciones para la redacción del Estatuto vigente, defendió la aprobación de una norma basada en la Constitución. Por ello, insistió en que aquellos que actualmente proponen "cosas que van más allá de la Constitución lo que quieren es que no cambie nada".

 

En el mismo acto, el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, lanzó un llamamiento a CIU para que aproveche los últimos días de las negociaciones estatutarias y aparque sus reivindicaciones "inconstitucionales". En opinión de Montilla, los nacionalistas quieren llevar a Cataluña al "ridículo" forzando la aprobación de un Estatuto fuera de la Constitución. "Si no tienen sentido de la responsabilidad, que tengan sentido del ridículo", afirmó ante los

 

Según destaca LA VANGUARDIA, Montilla acusó al PP de insultar a Cataluña e iniciar una campaña de hostigamiento que "sólo alimenta el separatismo". Por ello, pidió a Mariano Rajoy que el PP "deje de ser separador y deje de expulsar de España a todos los que no piensan como ellos".

 

Por otra parte, el presidente de CiU, Artur Mas, respondió ayer a las declaraciones pronunciadas el día anterior por Maragall diciendo que quien ser las tendrá que ver con el pueblo catalán será "el que permita un mal Estatuto". Mas insistió en que no se puede aprobar "cualquier" reforma, ni tampoco un texto "amputado".

 

El líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, recuerda, en una entrevista publicada en EL MUNDO, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió a aceptar la reforma del Estatut que saliera del Parlamento catalán, y dice que "se la juega" porque si no es aceptada en las Cortes "la credibilidad política de Zapatero estaría en entredicho". Carod explica que para CiU el reconocimiento de Cataluña como "nación" es "irrenunciable", y destaca que entre las fuerzas políticas catalanas únicamente el PP no está de acuerdo con que así sea reconocido en el nuevo Estatuto.

 

Carod confiesa que lo que ERC persigue para Cataluña "no es el Estatuto, es un Estado", pero como su formación sólo cuenta con el 16,5% de los votos, "apoyamos un proceso graduado". En este sentido deja claro que él no es "nacionalista, sino independentista" y lo que desea es una república catalana. "Si España quiere seguir teniendo una monarquía, me parece muy bien y legítimo", añade.

 

LOS EDITORIALES (19 de septiembre de 2005)

 

 

“Zapatero no podrá decir que Carod le engañó”, EL MUNDO. El líder de ERC ha dejado bien claro en la entrevista que hoy publica El Mundo que todo lo que pueda conseguir ahora del Gobierno será utilizado como palanca para alcanzar su "irrenunciable" deseo de un Estado republicano para Cataluña.

 

“La otra cara del Estatut”, ABC. Afirma que la revisión constitucional que entraña la apuesta política del tripartito no se limita a la suplantación del Estado autonómico unitario por otro federal o confederal, sino que también incluye la inauguración de una sociedad en la que impere, por decreto, el ideario progresista que el consenso y la transacción de 1978 no acogieron íntegramente, en beneficio de una síntesis propiciada también por aquella otra parte de la sociedad española cuyas renuncias cimentaron la Transición. La impugnación del modelo constitucional de 1978, base doctrinal del proyecto estatutario del tripartito, va más allá de la ordenación territorial del Estado y de la definición nacional de España. Afecta de lleno a uno forma de convivencia social sobre la que se cierne, también, la sombra del ajuste de cuentas.

 

“Estatut o elecciones anticipadas”, LA RAZÓN. Señala que la situación en Cataluña lleva directa a las urnas, porque la crisis institucional es tan notoria como la pérdida de confianza y hasta respeto entre el PSC y ERC. En ese contexto, el PP fue el único partido en Cataluña que no se apeó de una impresión que se ha convertido en clamor: el Estatut no interesa a la mayoría, bien porque no se ha sabido explicar, no era el momento o no hacía falta.

 

ARTICULOS DE OPINION (19 de septiembre de 2005)

 

 

“Neocarlistas”, Enrique Gil Calvo. EL PAIS. Dice que cuando Zapatero ganó por sorpresa las elecciones del 14-M tuvo que diseñar un programa de gobierno cargado de promesas desmedidas por dos motivos. Uno era la dudosa legitimidad del 11-M, lo que aconsejaba cargarse de razones añadidas para demostrar su derecho a gobernar. El otro era su debilidad parlamentaria que le obligaba a pactar su investidura con aliados tan incómodos como los independentistas catalanes. Por eso improvisó una estrategia quijotesca que empezaba por la retirada de Irak y seguía por el reconocimiento de múltiples derechos civiles y sociales. Pero sin duda la estrella polar de esa estrategia destinada a llenar de sentido la legislatura entera, era la reforma del Estado de las Autonomías, cifrada en la doble refundación del Senado y el Estatuto catalán. Pero la gran reforma autonómica parece a punto de fracasar como demostró el evidente fiasco de la II Conferencia de Presidentes y lo mismo parece a punto de suceder con la reforma del Estatuto, que si alguien se echa atrás amenaza con irse a pique. En Cataluña, si Artur Mas se carga el Estatuto, es posible que Carod se cargue el tripartito por la misma razón última que ambos comparten: para no perder la batalla por el mercado del voto nacionalista. En Cataluña sólo hay sitio para un partido nacionalista con voluntad de poder, no para dos, pues el resto del electorado está cubierto por el PSC. Así es como CiU y ERC se enfrentan en un juego de suma negativa en el que todos los bandos pueden salir perdiendo y eso significa que Cataluña no es una nación, desgarrada como está por particularismos tan sectarios que prefieren que el barco se hunda antes que perder parte del pasaje.

 

“La letra pequeña”, Justino Sinova. EL MUNDO. Dice que el informe del Consejo Consultivo acerca del Estatuto catalán contiene la sorpresa de que entre los 19 motivos de inconstitucionalidad no cita el de que Cataluña se defina como nación. O sea, que Cataluña puede ser declarada nación por ley votada en Cortes aunque la Constitución diga que lo que es una Nación es España. Como la Historia enseña y recuerdan muchos el territorio que se declara nación acaba reclamando el ejercicio de la soberanía, y eso es la ruptura indefectible de lo que antes estaba unido. Parece que la letra defensa no interesa, como quieren los nacionalistas con la colaboración del Gobierno de ZP, que acaba de hacer otro favor a los radicales con su asentimiento a que Cataluña posea el dominio de internet .cat sensible y eficaz estímulo diferenciador.

 

“La web Zapatero.zap”, Ricardo Bayona. ABC. Critica que ICANN haya concedido a Cataluña un dominio propio para identificar bajo el mismo la lengua y la cultura catalana. Apunta a Zapatero como responsable de tan categórico despropósito porque no se ha opuesto en la tramitación del expediente y que permite, bajo la amenaza y coacción de sus socios, la atomización de nuestras instituciones. La cultura catalana ya tenía dominio propio, se llamaba .es como la valenciana, la andaluza, la madrileña y tantas otras que aglutina la nación española.