El Blog

Calendario

<<   Octubre 2005  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

2 de Octubre, 2005

Sin Pancarta Street Journal Presenta su Monográfico sobre Tregua Trampa de 1998

Por Sin Pancarta - 2 de Octubre, 2005, 15:31, Categoría: General

Desde la Mesa del Consejo de Ministros se afirma que fue Aznar y el PP quien negoció con ETA, quien acercó los presos. Estas afirmaciones son falsas y aquí, desde nuestra modesta aportación, vamos a contar toda la verdad sobre aquella farsa, sobre aquellos contactos que únicamente sirvieron para constatar la nula voluntad del grupo criminal para abandonar su actividad asesina en nuestro monográfico LA TREGUA TRAMPA DE 1998. Contaremos todos los puntos de vista de aquel momento, todos los testimonios y todos los documentos.

CONFERENCIA DE PRENSA DE LA PORTAVOZ DEL GOBIERNO, FERNÁNDEZ DE LA VEGA DESPUÉS DE LA REUNIÓN DEL CONSEJO DE MINISTROS

Madrid, 16 de septiembre de 2005

(…)

P.- Dos preguntas para la Vicepresidenta. Como esta semana se han recrudecido las críticas del PP a cuenta de supuestos contactos entre el Gobierno y ETA e hipotéticas concesiones a la banda, me gustaría saber si, a juicio del Gobierno, la ausencia de consenso en esta materia entre el Gobierno y el primer partido de la oposición --por lo demás, no parece que tenga fácil remedio-- puede suponer un obstáculo para la apertura de un eventual proceso de paz e, incluso, para su conclusión con éxito.

También hablando de consenso, pero en este caso en materia de Defensa, quería saber si el Ejecutivo vislumbra un margen de acuerdo, un margen de negociación, con el Partido Popular para incorporarle mediante enmiendas al consenso respecto a la Ley de Defensa en su trámite en el Senado.

Sra. De la Vega.- En cuanto al primer tema, quiero dejar bien claro que no hay cambios en la posición del Gobierno: no hay negociación. Tampoco hay novedades en la política penitenciaria ni en la legislación antiterrorista y, por otra parte, algo que venimos diciendo desde siempre: si hay cualquier posibilidad de terminar con la violencia o con ETA, no tengan dudas de que el Gobierno la aprovechará, como ha dicho en reiteradas ocasiones el Presidente del Gobierno, utilizando todos los instrumentos que el Estado de Derecho nos ofrece, para cumplir con el deseo de la inmensa mayoría de la ciudadanía, que no es otro que el del fin de ETA.

Se ha hablado de muchas cosas. Les diré, en cualquier caso, por ejemplo, en relación con el tema de los presos, que en España se acercaron presos de ETA a Euskadi hace tiempo, pero fue con un Gobierno del Partido Popular. Por cierto, además, se acercaron bastantes presos.

Yo, en nombre del Gobierno, como siempre, digo que vamos a seguir trabajando por el consenso y le pido una vez más al Partido Popular, en general, y al señor Acebes en particular, que tenga prudencia, que sea prudente, porque él ha sido Ministro del Interior y él sabe, en relación con este tema, que la última vez que se acercaron presos etarras a Euskadi fue con un Gobierno presidido por el señor Aznar.

Por lo demás, de la misma manera que lo dije el otro día en el Parlamento, lo vuelvo a repetir y creo que finalmente las cosas se producirán así: nos gustaría, y por eso está trabajando el Gobierno, que el Partido Popular se sumase a esta inmensa mayoría de ciudadanos españoles que quieren y desean el fin de ETA, y quieren y desean que además lo hagamos conjuntamente todas las fuerzas políticas, porque no hay nada mejor para acabar con ETA y con el terrorismo que, además de todo lo que estamos haciendo y de todo lo que hemos venido trabajando durante mucho tiempo, lo hagamos con la unidad y el consenso de todas las fuerzas políticas. No tenga la menor duda que el Gobierno va a seguir trabajando por ello y creemos que finalmente todos los ciudadanos estarán detrás del Gobierno, incluido el Partido Popular.

(…)

A Vueltas con el Acercamiento de Preso al País Vasco

Por Sin Pancarta - 2 de Octubre, 2005, 15:23, Categoría: General

LA RAZON

La noticia central del fin de semana sigue siendo lamentablemente la cuestión terrorista, la cuestión vasca. No hay leyes, no hay proyectos, no hay iniciativas para la nación y sus ciudadanos. En su lugar prevalece la demagogia, las grandes palabras, el humo en definitiva. Estamos en el punto de las trasferencias de las competencias de prisiones al Gobierno Autónomo Vasco lo que en realidad significaría la excarcelación total o parcial de los criminales etarras tras su traslado al País Vasco. No se producirá el hecho de forma inmediata, pero a medio plazo (más bien corto), casi sin darnos cuenta, estaremos inmersos en la situación referida. Lo que está sucediendo es de vergüenza, es el calificativo que mejor define la actuación gubernamental.

 

LA INFORMACION (18 de septiembre de 2005)

 

 

Los nacionalistas vascos están presionando al Gobierno para que acerque a presos de ETA a cárceles de Euskadi, porque de ese modo se aceleraría, a su juicio, el proceso para conseguir un fin dialogado de la violencia terrorista. Fuentes del Ejecutivo han precisado a EL PAÍS que "el Gobierno está dispuesto a tratar con ETA sobre sus presos, pero ETA tiene que declarar antes el cese de la violencia". Mientras la banda terrorista no anuncie públicamente que abandona las armas, el Ejecutivo no alterará su política penitenciaria respecto a los etarras que actualmente cumplen condena en prisión.

 

"El proceso será largo y difícil, como ha recordado el presidente. El acercamiento de presos, en caso de que ETA dejara las armas y se iniciara el diálogo amparado en la resolución del Congreso, tampoco sería sencillo. Las cárceles vascas son viejas y están saturadas de reclusos comunes que, en muchos casos, también son vascos", señalan las fuentes del Ejecutivo consultadas por EL PAÍS.

 

Rajoy aprovechó su visita a Crevillente para descalificar la política antiterrorista del Gobierno, al que acusó de "marginar" al PP en sus decisiones sobre la lucha contra ETA. "Es un claro error y, además, denota cierta soberbia por parte del presidente del Gobierno", señaló. El líder de la oposición también volvió a criticar la decisión del Ejecutivo de impulsar el diálogo con la banda terrorista para conseguir la paz. "Es mejor combatir a ETA que negociar y bajar la cabeza", concluyó.

 

Por otra parte, EL PAÍS dice que el Gobierno contempla con "preocupación" la actitud del PP, que han vuelto a utilizar el terrorismo para resaltar su labor de oposición en la primera sesión parlamentaria de control al Gobierno, al que los populares acusaron de negociar con ETA e insinuaron que habrá acercamientos de presos. "Además de falsificar la realidad a sabiendas, el PP actúa deslealmente y trata de obstruir un hipotético proceso de paz", señala el socialista Ramón Jáuregui.

 

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, defendió ayer el trabajo del Ejecutivo central para acabar con la violencia de ETA y aseguró que los socialistas vascos están "comprometidos y detrás del presidente Zapatero" en el camino hacia la paz. "Si algo se mueve, si se abre una oportunidad, intentémoslo", afirmó López en la apertura del Comité Nacional del PSE. En este sentido, aseguró que su partido hará "lo que esté en sus manos" para alcanzar la paz y "no desaprovechará ninguna oportunidad para hablar con todos" y alcanzar "acuerdos básicos".

 

El Consejo Nacional del PSE aprobó por unanimidad y con una única abstención la ponencia política que discutirá a finales de octubre en su 5º congreso. López animó a un "debate amplio y vivo de ideas" en el cónclave, que sirva para poner a los socialistas vascos "en pista para ser el partido de Gobierno". El líder del PSE reiteró que no secundará "políticas de frente contra nadie: ni contra el PNV, ni contra el PP" en su búsqueda de la centralidad en la política vasca. También advirtió a los nacionalistas que no admitirá "que el diálogo y las ansias de paz y de normalidad política se conviertan en pretexto para que se intenten sacar adelante planes rupturistas por la puerta falsa".

 

La vicepresidenta del Gobierno vasco, Idoia Zenarruzabeitia, se muestra muy esperanzada con "la oportunidad" que se presenta para lograr el final del terrorismo y la "normalización" en Euskadi, un proceso que, según dice en una entrevista publicada en EL CORREO, "esta vez tiene que salir bien" y "no tiene marcha atrás". La vicelehendakari pide a ETA que responda al clamor "insistente de la mayoría de la sociedad vasca y cada vez más de la mayoría de la izquierda abertzale" para que deje definitivamente las armas.

 

ARTICULOS DE OPINION (18 de septiembre de 2005)

 

 

“Contra ETA y contra ti”, Victoria Prego. EL MUNDO. El disenso PP-PSOE traslada a la sociedad la responsabilidad de la lucha antiterrorista. Para alcanzar la paz, Zapatero va a necesitar la generosidad de todos, no sólo de los suyos.

 

“Halcones y palomas”, Ignacio Camacho. ABC. Dice que lo paradójico de la política de Zapatero es que tiende la mano a todo el mundo menos a una oposición que representa a casi la mitad de la sociedad política española. Esta estrategia de aislamiento le está saliendo a pedir de boca. Con el diálogo como bandera retórica y el respaldo de un potente aparato de propaganda, el Gobierno señala a la oposición como un colectivo crispado que no logra encontrar un mal socio. Practica una política ambigua en la que un decidido programa rupturista aparece edulcorado con el almíbar de un diálogo hemipléjico. Y tiene éxito. Zapatero sintoniza con la médula acomodaticia de una sociedad confortable que no quiere líos y huye de las decisiones antipáticas para no complicarse la vida. Una sociedad blanda apalancada en la ética de la comodidad que prefiere ceder par no afrontar el compromiso de la dialéctica.

 

Alcaraz, los Remos de López y el Protagonismo Batasuno

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 15:17, Categoría: General

LA RAZON

Alcaraz y la AVT siguen defendiendo al memoria de las victimas de forma heroica. En la entrevista de ABC manifiesta: “La única negociación posible es que ETA deje las armas y no reciba nada”, “Zapatero va a dar a ETA en dos años lo que la banda no ha conseguido en treinta de asesinatos”. “El presidente del Gobierno no busca el bien de la sociedad, sino el bien de su Gobierno, de su partido y el suyo propio”. También el PP recibe su crítica: “Al PP le falta contundencia y echo de menos muchas voces de los populares vascos”.

 

Patxi López prefiere remar en otra dirección mientras Batasuna se coloco en el centro del debate político nacional.

 

ABC

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

«LA ÚNICA NEGOCIACIÓN POSIBLE ES QUE ETA DEJE LAS ARMAS Y NO RECIBA NADA»

 

Jorge Sáinz y Dolores Martínez

 

El presidente de la asociación que reúne mayor número de víctimas advierte de que la negociación con ETA puede provocar que algunas personas se tomen la justicia por su mano

 

 

MADRID. Lo tiene muy claro. Francisco José Alcaraz está dispuesto a poner «toda la carne en el asador» para impedir, en la medida de sus posibilidades, que el Gobierno se «rinda al chantaje de ETA». Para ello, tiene previsto organizar movilizaciones, como la del 4-J, porque lo contrario, la pasividad, sería una carga muy pesada en «nuestra conciencia». En este pulso a ETA y al Ejecutivo no se siente solo: «La fuerza no sólo la recibo de la AVT, sino también de los ciudadanos». Al PP le pide «más contundencia» y al PSOE, que vuelva al Pacto Antiterrorista.

 

- ¿Es usted una china en el zapato del Gobierno?

 

- La AVT es una china en el zapato de ETA y de quienes quieran pactar con la banda, por lo tanto si el Gobierno tiene la voluntad de negociar y pactar con ETA será una china para ambos.

 

- La Asociación ya ha anunciado movilizaciones «sin precedentes» cuando el Gobierno mantiene que no hay ningún diálogo abierto, ¿se están ustedes precipitando?

 

- Desde hace casi un año, la AVT viene anunciando lo que está ahora ocurriendo. Ya hablamos de las tres condiciones que ETA pondría para una tregua: el acercamiento a las cárceles, la legalización de ETA-Batasuna y el indulto de presos. Además, hechos como que el Ejecutivo no inste a la ilegalización de EHAK es un ejemplo del precio que se está pagando. Ahora, el Gobierno está dosificando la información para que la sociedad lo pueda ir digiriendo. La prueba más evidente es la propuesta de negociación con ETA que el Gobierno llevó al Congreso.

 

- ¿Le sorprendió?

 

- La propuesta es una deslealtad a la sociedad y al Estado de Derecho. Además, quiero aclarar que me niego a hablar de negociación porque no es el término exacto, pues cuando el Gobierno se sienta con unos terroristas que tiene a sus espaldas casi mil muertos, lógicamente estamos hablando de un chantaje. Cuando alguien se sienta en una mesa y dice que si no se accede sus condiciones van a seguir matando, eso es chantaje. Si se negocia en esas condiciones, estamos hablando de claudicación, de rendición al chantaje de ETA.

 

- Para la AVT no hay negociación posible...

 

- Sólo si ETA deja las armas y a cambio no recibe nada. No sé si el Gobierno se sentaría con los violadores para negociar o con los asesinos de la violencia doméstica... Si se abre la puerta al diálogo con ETA, cualquier banda terrorista atacaría a un Estado de Derecho débil. Negociar es ceder y dar legitimidad a todos los asesinatos. Igual que si el Gobierno propone negociar con Bin Laden. En ambos casos estaríamos pisoteando y humillando la memoria de los asesinados, ya sean las mil víctimas de ETA o las casi 200 del 11-M.

 

- ¿Cuál es la solución de la AVT?

 

- La AVT defiende las propuestas de los socialistas que estando en la oposición nos hicieron creer que el fin de ETA estaba en las medidas policiales, judiciales y en el Pacto Antiterrorista. Quien realmente nos ha traicionado es el Gobierno. El presidente nos prometió antes de las elecciones que iba a mantener la Ley de Partidos y el Pacto Antiterrorista y a día de hoy nos sentimos engañados y traicionados...

 

- ¿Por qué cree que Zapatero ha tomado esa vía?

 

- No creo que los nacionalistas tengan tanto poder como para impulsar al Gobierno. Si ha dado este giro, que a medio largo plazo va a fortalecer a ETA, es porque hay algún asunto de fondo mucho más grave. Creo, y cada vez lo tengo más claro, que tiene que haber algún tipo de chantaje al Gobierno para que no le quede más remedio que coger ese camino.

 

- ¿Se refiere a ETA?

 

- Creo que la banda terrorista tiene datos para chantajear al Gobierno. ¿Qué datos? Ahí no puedo entrar. El tiempo lo pondrá todo en su sitio. Un Gobierno que ha abogado siempre por la derrota del terrorismo y que ahora da un giro de 180 grados es porque tiene que haber algún asunto de fondo muy grave.

 

- Perdone, pero no vale tirar la piedra y esconder la mano, ¿a qué asunto se refiere?

 

- No puedo entrar en él, pero creo que el PSOE ha escogido el camino que menos daño le va a hacer. Y a corto o medio plazo va a salir ganando con este proceso de negociación. Con el tiempo veremos cómo se fraguó todo.

 

- Cuando el Gobierno del PP se sentó con ETA no se escuchó la voz discordante de la AVT...

 

- Eso es como preguntar por qué el PSOE utilizó el GAL como arma contra ETA y ahora no usa esos mismos métodos, pues lógicamente porque hay diferencias entre los dirigentes de este partido. En este caso, habría que preguntar a los que estaban en aquella Junta directiva de la AVT, que nada tiene que ver con la actual.

 

- Pero, ¿cuál fue su postura?

 

- Yo colaboraba con la AVT y fui socio en 1999. En cualquier caso, si hubiera estado en la Junta o hubiera sido presidente, desde luego, ante un proceso de negociación yo hubiera movido cielo y tierra como ahora. No podemos permitir un proceso de negociación gobierne quién gobierne.

 

- ¿Qué va a ganar ETA?

 

- Zapatero va a dar a ETA en dos años lo que no ha conseguido en más de treinta asesinando, extorsionando y amenazando: el acercamiento de presos, los indultos y la legalización de Batasuna. A partir de ahí, resurgiría la ETA auténtica, que denominarían ellos, y el Gobierno tendrá la excusa de decir que esos nuevos etarras no fueron con los que negociaron.

 

- ¿Por qué no quiere creer al Gobierno cuando dice que hay una oportunidad para acabar con ETA?

 

- Porque una verdad a medias es una mentira. Si el Ejecutivo dice que hay una oportunidad, ofrece datos objetivos y, además, asegura que no va a ver ningún tipo de contraprestación política, bienvenido sea. Pero por qué el Gobierno no nos dice la verdad y reconoce que va a dar ETA lo que no ha logrado con los asesinatos a través de un proceso de negociación política. Además, el Gobierno también sacará sus réditos: venderá el fin del terrorismo, adelantará las elecciones, logrará la mayoría absoluta y se perpetuará en el poder, porque Zapatero no busca el bien de la sociedad, sino el bien de su Gobierno, de su partido y el suyo propio.

 

- Usted ha definido ese diálogo como un proceso político, ¿por qué la AVT, que no es una organización política, tiene que ser escuchada?

 

- La AVT está compuesta por víctimas de un proyecto político. La AVT es un proyecto político de los terroristas. Por lo tanto, estamos inmersos en la política desde el momento en el que somos asesinados, heridos o amenazados. Además, todos hacemos política, eso sí política no partidista.

 

- Hablando de partidismo, la anterior manifestación de la AVT estuvo apoyada por el PP, ¿las próximas también lo estarán?

 

- No contamos con el respaldo de nadie. Tenemos marcado nuestro camino y ese es el Pacto Antiterrorista. Nos da igual que esté el PP o el PSOE.

 

- ¿Hay demasiada politización?

 

- Es curioso que ese argumento que ha utilizado siempre el entorno etarra lo utilice ahora el Gobierno como arma arrojadiza contra nosotros. O sea, nosotros no podemos opinar, no podemos definir qué tipo de política honra la memoria de las víctimas, pero, al parecer, ETA sí tiene ese derecho.

 

- ¿Está satisfecho con la postura del PP sobre la negociación?

 

- Le falta más contundencia. Dentro del País Vasco echo de menos muchas voces del PP y quien lo va a pasar muy mal es la formación que esté fuera de la negociación, es decir, el PP.

 

- Las víctimas siempre han mantenido un comportamiento ejemplar, ahora bien, ¿cree que la actual situación puede derivar en casos de personas que se tomen la justicia por su mano?

 

- Durante muchos años, las víctimas hemos confiado en las leyes, en nuestro Gobierno y nunca nos hemos tomado la justicia por la mano. Dicho esto, si el Estado de Derecho nos falla, si sacan a los presos a la calle y el Gobierno se doblega ante ETA, cabe el riesgo de que haya víctimas que se planteen tomarse la justicia por su mano.

 

- ¿Qué pide a las víctimas ante ese riesgo?

 

- Antes de llegar a ello, se pueden articular movilizaciones dentro de la legalidad para que el Gobierno rectifique y no nos aboque a una situación como la descrita anteriormente.

 

- ¿Le ha informado el Gobierno sobre el proceso de negociación?

 

- Peces-Barba nos propuso que ante un proceso de paz que cediésemos y que aceptáramos una amnistía a presos sin delitos de sangre. Luego, Zapatero nos dijo que tenía datos para confiar en la negociación, pero que lógicamente no los iba a hacer públicos por razones de seguridad nacional.

 

- ¿Se presentará a la reelección como presidente de la AVT ?

 

- La AVT está viviendo tiempos difíciles. De hecho publicaremos una memoria: «El año de acoso y derribo a la AVT», en la que denunciaremos lo que ha hecho el Gobierno contra nosotros.

 

- Pero va a optar a la reelección...

 

- Para ser sincero yo no quisiera seguir en la AVT como presidente.

 

- Sin usted al frente, ¿la AVT mantendría los mismos criterios?

 

- Así sería. Hay un espíritu dentro de las víctimas que es imparable.

 

- Ha hablado usted de acoso y derrribo ¿Teme alguna operación para desbancarte del cargo?

 

- Ya se ha intentado a nivel interno, pero no han podido. Con la actual Junta Directiva hemos duplicado el número de socios, el mismo número que en los últimos 25 años.

 

- ¿Echa de menos algunos apoyos?

 

- Faltan voces. Hay organizaciones que están calladas y son tolerantes ante este proceso. Creo que en muchos casos la carne es débil y se deja comprar.

 

- ¿Quién?

 

- Creo que hay organizaciones que están en silencio gracias a las ayudas que reciben. Ahí se ve la politización, al ser complaciente y guardar silencio ante propuestas como la de negociación llevada al Parlamento.

 

- Pero no todas las asociaciones tienen que pensar como usted...

 

- También había judíos que apoyaban a los nazis, aunque reconozco que las víctimas del terrorismo no tienen por qué tener un pensamiento único.

 

- ¿Están llegando los tentáculos del Gobierno a las decisiones judiciales?

 

- Sin duda. Que el individuo Usabiaga quede en libertad sin cargos y que ni siquiera se le interpele, deja el tema muy claro. Es el intocable de ETA.

 

- Usted no se fía de Zapatero, también pone bajo sospecha algunas autos judiciales, ¿en quién confía?

 

- La fuerza no sólo la recibo de la AVT, sino de los ciudadanos. De hecho, si no hubiera recibido ese respaldo masivo hubiera dejado la presidencia de la asociación y me hubiera planteado dejar incluso este país.

 

- ¿Servirán para algo las movilizaciones que están preparando?

 

- Si no hubiéramos salido a la calle el 4-J, hoy el chantaje de ETA sería realidad. Nuestra presión ha provocado que no se cumplan los plazos de ETA y que el Gobierno haya cambiado de estrategia y esté dosificando la información. Nos jugamos el Estado de Derecho y la unidad de España. Además, si no ponemos toda la carne en el asador, arrastraremos esta pasividad durante años sobre nuestra conciencia.

 

DEIA

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

«SIN VIOLENCIA Y CON RESPETO A LAS REGLAS DE JUEGO SE PODRÍA CAMBIAR EL MARCO POLÍTICO» 

 

Joseba Arruti (Corresponsal político)

 

Patxi López salió bastante satisfecho de su encuentro de la semana pasada con el lehendakari Ibarretxe, en quien percibe cambios positivos respecto a la legislatura pasada. A estas alturas parece evidente que el futuro se presenta más esperanzador que el pasado reciente. 

 

 

Bilbao - Al máximo dirigente del PSE-EE, Patxi López (Portugalete, 1959), se le nota más confiado que nunca en el papel de su partido ante el contexto político que se avecina y advierte de que sólo estamos en la «etapa de generar el clima que dé inicio al camino» hacia la normalización.

 

- Sus palabras sobre el secretario general de LAB, Rafa Díez, atribuyéndole un papel destacado en Euskadi, ¿son una señal de lo que está por llegar?

 

- Se me preguntó, más allá de lo que era la citación ante el juez [Grande-Marlaska], sobre lo que representa en el País Vasco la figura de Rafa Díez y dije, creo que ateniéndome a lo hechos, que Rafa es una figura relevante en el mundo de la izquierda abertzale como secretario general del sindicato LAB que, por cierto, es legal. Añadí que en sus últimas manifestaciones había querido orientar ese mundo claramente hacia la política y no hacia la violencia y que, por tanto, podía jugar un papel importante en ese mundo.

 

- Ese tipo de declaraciones sorprenden por el grado de agresividad con el que hablaban antes los unos de los otros...

 

- En este tipo de cosas, y cuando hablamos de cuestiones tan delicadas, debiéramos expresarnos todos con prudencia, sin generar expectativas que superen la realidad ni enfrentamientos o animadversiones que superen también la propia realidad. Que reconozca que Rafa Díez tiene un papel relevante en la izquierda abertzale no significa que vaya a llegar a ningún tipo de acuerdo con ellos. Debemos poner las cosas en su sitio: una nueva etapa se caracteriza por un nuevo talante.

 

- Y, ¿estamos en una nueva etapa?

 

- Lo estamos después de las elecciones autonómicas en las que los ciudadanos han dicho que en Euskadi hace falta dialogar más y confrontar menos.

 

- Me refería a otra cosa...

 

- Pues puedo intuir que algo se está moviendo, y la obligación de los políticos es consolidar este movimiento, en caso de que se esté produciendo, hacia la paz.

 

- ¿Qué papel atribuye al tándem Arnaldo Otegi-Josu Urrutikoetxea en la deriva hacia la apuesta política?

 

- Es algo que desconozco, y como no estoy dispuesto a interpretar elucubraciones que no sé muy bien qué fundamento tienen, prefiero no incidir en eso.

 

- Permach les exige que cese lo que denominan "caza política" contra ellos. ¿Están tratando de presionar a Batasuna?

 

- Quien dice eso no entiende que en un Estado de Derecho hay poderes que son independientes. Nadie debe equivocarse. La justicia tiene que actuar con independencia. Tiene una responsabilidad que cumplir y debe ejercerla sin ningún tipo de influencia de los otros poderes. Ni la política, ni los gobiernos, ni los partidos estamos para juzgar, sino para respetar las decisiones que adopte la justicia.

 

- ¿Niega el más mínimo trasfondo político en las decisiones de la Audiencia Nacional?

 

- Soy de los que quiere entender esas actuaciones desde la absoluta independencia, y ser muy escrupuloso al respecto.

 

- Sin embargo, en su momento, sí que el PSOE acusaba al PP de instrumentalizar al poder judicial. ¿Acabó esa etapa?

 

- Sí, se acabó, y lo que tenemos que conseguir es que la política no esté judicializada ni la justicia esté politizada. El Gobierno de España está siendo respetuoso con la justicia y entiende que es un poder independiente. El PSOE nunca va a intentar politizar la justicia.

 

- En este contexto tan confuso, ELA ha presentado un documento en el que relativiza el papel de la mesa de partidos. ¿Qué impresión le ha causado?

 

- El secretario general de ELA es uno de los que no se ha situado en la nueva etapa política que tenemos que abrir. Habla de una acumulación de fuerzas nacionalistas que impongan a la otra parte de la sociedad vasca, a la otra mitad, un modelo que no comparte. Lo que requiere esta etapa es que se entienda que la sociedad vasca es tremendamente plural en las ideas, en los sentimientos de pertenencia, y que cualquier solución tiene que pasar por el acuerdo entre diferentes. Hacen falta marcos políticos que nos garanticen el autogobierno amplio, la convivencia y que, sobre todo, recuperen el pacto entre vascos; pero, mientras, ELA vuelve a tratar de imponer el modelo del nacionalismo más radical y más rancio.

 

- La semana pasada se entrevistó con el lehendakari. ¿Notó cambios en él?

 

- Sí, ví avances. Es fundamental que mantengamos las relaciones entre el lehendakari y el presidente del Gobierno de España, entre el Gobierno vasco y la oposición. Ví al lehendakari en una actitud mucho más abierta. Antes nos ponía fechas y plazos, y ahora hemos entendido, todos, que no se pueden dar pasos imponiendo. Hay una voluntad para ir acordando los pasos entre todos y hay que explorar esa posibilidad de forma leal.

 

- Hablando de fechas, ¿le parece realista el horizonte de 2007 para que se visualicen los avances en el proceso de normalización política?

 

- No me gusta poner fechas porque no se sabe si podrán cumplirse. Lo importante es iniciar el camino, más que establecer cuándo acaba. El inicio del camino ya supondría un avance importante.

 

- ¿Ni siquiera lo hemos empezado?

 

- Estamos en la etapa de generar el clima para iniciar ese camino. Si pensamos lo contrario nos estaremos equivocando.

 

- ¿Cree que ya está asumido por todos que la mesa de diálogo sólo será posible en ausencia total de violencia?

 

- Espero que se entienda, porque cuando decimos estas cosas algunos hablan de que imponemos condiciones para el diálogo. No es cierto. Estamos hablando de principios básicos que debemos compartir todos. Creo que en cualquier sistema democrático hay dos principios básicos: la ausencia de violencia o el rechazo de la misma como mecanismo para obtener objetivos políticos y el respeto a las reglas de juego, a la legalidad democrática que hemos ido construyendo entre todos.

 

- A partir de ahí, ¿todo es posible?

 

- A partir de esto, podremos sentarnos a hablar, incluso para cambiar ese marco político. Espero que todo el mundo lo entienda así y, de hecho, algunas declaraciones de Josu Jon [Imaz] o del propio lehendakari hablan de esa ausencia de violencia para el diálogo.

 

- ¿Percibe una posición homogénea en el PNV acerca de esta cuestión?

 

- Confío en que el PNV, si tiene conflictos internos sobre estos asuntos, los aclare, que todo sepamos qué están diciendo. En aras a la buena voluntad, me quedo con las declaraciones de quien es el presidente del PNV y del lehendakari.

 

- El PSE-EE propone que en esta legislatura se forme una ponencia para la reforma del Estatuto. ¿No interferiría o podría convertirse en subalterna de la mesa de diálogo?

 

- Tampoco vamos a cerrarnos en esa posición. Todos estamos hablando de un diálogo para resolver los problemas de Euskadi. Creemos que se pueden arreglar parte de nuestros problemas a través de una reforma del Estatuto, porque es autogobierno, es marco de convivencia y es pacto. Sobre los mecanismos, no queremos posiciones cerradas. Lo importante es que los pasos que se vayan dando en este país queden consolidados.

 

- ¿Debe participar Batasuna en el diseño del marco jurídico-político?

 

- Todas las fuerzas que representen a parte de la sociedad vasca, cumpliendo los principios que antes mencionaba, podrían participar.

 

- Por tanto, ¿le parecen compatibles la mesa de diálogo y la ponencia?

 

- Cuando se habla de mesas de diálogo, todos decimos lo mismo, pero supongo que no estaremos refiriéndonos a lo mismo, a lo que cada uno querrá llevar a esa mesa.

 

- ¿Qué llevará usted?

 

- Yo llevaré la reforma del Estatuto. En cambio, el tripartito tiene trabajo que hacer, porque unos están hablando de repúblicas independientes de Euskadi, otros de Estados libremente federados y otros de relaciones amables. Debiéramos entender que es una mesa para dar una solución duradera a este asunto.

 

- ¿Habrá acercamiento de presos?

 

- Para que haya un proceso de paz hace falta ausencia de violencia y sólo ETA puede dar este paso. A partir de ahí, se podrá hablar de otras cosas. Respecto a la política penitenciaria se debe entender que, aun siendo una competencia que aparece en el Estatuto, es también una pieza de la propia política antiterrorista. Sin adelantar nada sobre el arreglo final, sí debemos intentar que la política penitenciaria sea lo más consensuada posible.

 

- ¿Cómo compaginan la defensa del Estatuto con la negativa a transferir las prisiones?

 

- Insisto en que hay que entender las dos cosas que acabo de citar. Y es que, siendo una competencia que aparece en el Estatuto, es también una pieza fundamental de la política antiterrorista y ésta la dirige el Gobierno de España según nuestras reglas y nuestra legislación.

 

ABC

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

BATASUNA ACUSA A GRANDE-MARLASKA DE ALIMENTAR «LA ESTRATEGIA DE LA GUERRA»

 

 

MADRID. La ilegalizada Batasuna volvió a aparecer ayer en el panorama político para pronunciarse, a través de un comunicado, sobre la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de seguir adelante con la investigación contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK), causa en la que el magistrado ha imputado a otras tres personas. Batasuna considera que las «últimas actuaciones» de la Audiencia Nacional son «absolutamente incompatibles con un proceso de paz».

 

Además, en el mismo comunicado criticó el hecho de que el fiscal Enrique Molina haya solicitado una fianza de 300.000 euros para excarcelar al dirigente de Gestoras pro Amnistía Juan María Olano. Batasuna considera que el Ejecutivo y el PSOE son «responsables» de estas decisiones que, a su entender, «alimentan la estrategia de más represión contra el pueblo vasco».

 

«El Gobierno se aleja de la paz y las soluciones en la medida que impulsa la ilegalización y la estrategia de guerra a través, en este caso, de la Audiencia Nacional», agrega.

 

Paralelamente a la emisión de este comunicado, decenas de personas asistían ayer en Bilbao al homenaje a los etarras Jon Lopetegi, «Pantu», y Tomás Pérez Revilla, un acto que se celebró ante la pasividad del Ejecutivo vasco, que no hizo caso al PP ni a la organización de víctimas Covite , que le habían instado a que lo suspendiera por inconstitucional.

 

La Negociación con ETA sigue Acaparando la Actualidad Española

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 15:06, Categoría: General

LA RAZON

El líder de la oposición niega tener información sobre la posible ‘negociación’ con ETA, el Gobierno desmiente que exista ‘diálogo’ sin cerrar la puerta a que se produzca en un plazo corto. También les ofrecemos una información de ABC sobre la actuación del Gobierno Vasco en defensa del entorno terrorista.

 

LA INFORMACION (17 de Septiembre de 2005)

 

 

El presidente del PP, Mariano Rajoy, negó ayer tener información "de lo que está haciendo" el Gobierno, si bien insistió en que éste "ha optado por negociar" con ETA. En su opinión, contra ETA se puede combatir o negociar y recordó que cuando gobernaba el PP se hacía lo primero a través del Pacto Antiterrorista.

 

Previamente, el número dos del PP, Ángel Acebes, acusó al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de la "claudicación del Estado" ante ETA. Acebes apuntó que ni los ciudadanos ni el PP saben qué está haciendo el Gobierno con la banda terrorista, pero sí "ven los resultados".

 

Mientras, el ex presidente José María Aznar aseguró en Nueva York que se opone a "toda negociación y diálogo" con ETA, ya que no existe "término medio" en el trato con los terroristas.

 

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió ayer en que "no hay ninguna negociación" entre el Ejecutivo y la banda terrorista ETA, si bien aclaró que "si hay cualquier oportunidad de terminar con el terrorismo" el Gobierno la "aprovechará" utilizando "todos los instrumentos que ofrece el Estado de derecho".

 

De la Vega pidió "prudencia" al PP y reiteró que el líder de los populares, Mariano Rajoy, "tiene toda la información" a través del presidente del Gobierno. Asimismo, recordó que el último acercamiento masivo de presos de ETA "se produjo con José María Aznar como presidente". La vicepresidenta pidió al PP que se sume al consenso de la inmensa mayoría de los ciudadanos, "que quieren el final de ETA y que lo quieren con una acuerdo entre todas la fuerzas políticas".

 

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, pidió ayer "prudencia", pese a reconocer que hay una "luz de esperanza" para el fin de la violencia de ETA. "Nadie debe contribuir a inflar excesivamente ese globo, porque la ruptura de ese globo supondría una gran frustración para la sociedad", aclaró.

 

En otro orden el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar en calidad de imputados para el próximo jueves a Jesús Agirre Arruabarrena y a Enritz Ugarte Velasco, tesorero y responsable de formación, respectivamente, del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK). El juez les imputa un delito de integración en banda terrorista.

 

Mientras, EHAK presentó ayer en el Parlamento de Vitoria una iniciativa contra la Ley de Partidos exigiendo la derogación de la normativa.

 

ARTICULOS DE OPINION

 

 

“Algo se mueve”, Rosa Paz. LA VANGUARDIA. Dice que Batasuna es la que más está presionando a ETA para que deje las armas, aunque únicamente sea porque necesitan recuperar el espacio político en el que se movieron hasta su ilegalización en el 2002, y que quieren recobrar en las elecciones municipales del 2007, a las que pretenden concurrir de nuevo legalizados. El proceso de asambleas que inicia ahora esa formación y que culminará a finales de año se considera muy importante para ese proceso, porque se entiende que cuando Otegi consiga que las bases se pronuncien a favor de esa estrategia, ETA podría por fin declarar la tregua.

 

ABC

 

Sábado, 17 de septiembre de 2005

 

EL EJECUTIVO VASCO HA PERMITIDO 81 HOMENAJES A ETARRAS DESDE QUE ES DELITO

 

M. Luisa G. Franco

 

La Consejería autoriza las movilizaciones amparándose en el derecho de manifestación, pese a que enaltecer el terrorismo está tipificado como delito desde 2000

 

 

BILBAO. Desde que el enaltecimiento del terrorismo y de quienes lo practican fuera tipificado como delito en el Código Civil, en el año 2000, se han celebrado 81 homenajes a etarras en el País Vasco, doce en los últimos cuatro meses. En ninguno de los casos ha intervenido la Ertzaintza, por lo que ha habido absoluta impunidad en el incumplimiento de la ley, según manifestaba ayer a ABC el parlamentario vasco del PP Carlos Urquijo.

 

La no intervención del Departamento de Interior ante hechos constitutivos de delito anima a los proetarras a seguir organizando actos en favor de los terroristas, hasta el punto de que hoy coincidirán en Bilbao dos homenajes distintos: Uno, por la mañana, en el barrio de Uríbarri, dedicado a los etarras Jon Lopetegi y Tomás Pérez Revilla. El otro, por la tarde, en El Arenal, en memoria de Iñaki Fernández, recientemente fallecido.

 

La respuesta de la Consejería del Interior a estos actos es el silencio. Ayer, fuentes de dicho Departamento manifestaron a ABC que nunca daban información relacionada con este tipo de actos, ni siquiera sobre el hecho de que se hubiera pedido o no autorización para celebrarlos.

 

Urquijo ha formulado en los últimos cuatro meses 31 preguntas al Gobierno vasco solicitando información sobre 19 actos convocados ilegalmente por Batasuna y 12 homenajes a etarras y la respuesta en todos los casos ha sido de inhibición absoluta, según explica el parlamentario del PP.

 

Con meses de retraso, el Departamento de Interior respondía a Urquijo que no tenía noticia previa de la celebración de homenajes como el del pasado 15 de junio en Elorrio, ni constancia de que se hubiera producido delito alguno, cuando, según Urquijo, el enaltecimiento del terrorismo o de quienes hayan participado en actividades terroristas tiene penas de prisión de uno a dos años.

 

El parlamentario vasco del PP afirma que «en el caso de manifestaciones convocadas por Batasuna, que son ilegales, porque Batasuna es un partido ilegal, la intervención de la Ertzaintza se limita a enviar un coche policial que precede la marcha y que abre paso a quienes están incendiando comisarías».

 

Las convocatorias de estas manifestaciones, al igual que los homenajes a etarras, se están multiplicando en los últimos días y ayer mismo había una convocatoria pública en San Sebastián, por lo que, según Urquijo, el Departamento vasco de Interior no puede «seguir argumentando que no tiene constancia de su celebración».

 

En algunos casos, particulares o miembros de distintas asociaciones comunican la celebración de estas manifestaciones y el Gobierno vasco normalmente las autoriza, amparándose en el derecho de manifestación y en la libertad de expresión. Urquijo señala que «todo vale» en el «proceso de paz» al que se refieren tanto el Gobierno como los nacionalistas, de forma que «Batasuna actúa en estos momentos como si fuera un partido legal, al margen de las sentencias judiciales que lo dejaron fuera de la Ley».

 

Rajoy Cuestiona la Desclasificación de Documentos del CNI

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:55, Categoría: General

LA RAZON

Lógicamente Rajoy, como representante del Partido Popular, no está de acuerdo con la peculiar colaboración del Gobierno con la Justicia en el esclarecimiento de los sucesos del 11-M.

 

LA INFORMACION (18 de septiembre de 2005)

 

 

El presidente del PP, Mariano Rajoy, pidió ayer al Gobierno que desclasifique todos los informes elaborados por los servicios de inteligencia del Cuerpo Nacional de Policía y el Centro Nacional de Inteligencia relativos a los atentados terroristas del 11-M, "para que se sepa toda la verdad". En la inauguración de una sede del PP en Crevillente (Alicante), Rajoy tildó de "insuficiente e interesada" la desclasificación parcial aprobada el viernes por el Consejo de Ministros. "La decisión del Gobierno pone en duda su voluntad acerca de que se conozca lo que sucedió", afirmó.

 

El Gobierno Desclasifica Unicamente 4 Documentos del CNI Referidos al 11-M

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:50, Categoría: General

LA RAZON

Cuatro documentos del CNI han sido desclasificados por el Consejo de Ministros aunque EL PAIS trate de presentar la decisión como una desclasificación masiva de centenares de informes y documentos. Una operación de despiste e imagen en la habitual ‘línea ZP’.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

El Consejo de Ministros decidió ayer desclasificar un conjunto de documentos para ser remitidos al sumario en el que el juez Juan del Olmo investiga los atentados perpetrados el 11 de marzo de 2004 en Madrid, así como la explosión de un piso en Leganés el 3 de abril siguiente. Los documentos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que se desclasificaron fueron los no afectados por el artículo 5.1 de la ley reguladora del Centro, esto es, los que no perjudican a su estructura, personal, fuentes y servicios internacionales. ABC destaca que el Gobierno "sólo ha remitido al juez cuatro" de los informes procedentes del CNI desde 2002, mientras que EL MUNDO apunta que el Ejecutivo "mantiene secretos la mayoría" de los documentos del CNI pedidos por el juez.

 

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que se había tomado la decisión de desclasificar los documentos por el "carácter excepcional" de las circunstancias incluidas en el sumario de la causa, así como por "los incidentes gravísimos que se juzgan y por "la gravedad" de los delitos investigados y de las penas que les corresponden.

 

De la Vega explicó que los documentos del CNI que se han enviado al juez son los que el propio servicio "ha considerado que afectan a las personas que el juez relaciona con el proceso" y no vulneran las reservas que establece la ley reguladora del organismo.

 

Previamente, el ministro de Defensa, José Bono, advirtió de que no serían desclasificados documentos "a peso". "Les tengo declarada enemistad absoluta a los terroristas, a quienes les ayudan y sus cómplices, y si alguna vez se les ayuda, será porque nos equivoquemos", apuntó.

 

LOS EDITORIALES (17 de septiembre de 2005)

 

 

Una desclasificación testimonial para una petición oceánica", EL MUNDO. Resulta poco creíble que sólo cuatro documentos de los solicitados por el juez Del Olmo no se vieran afectados por el artículo 5.1 de la ley reguladora del CNI. "El colmo de esta seudodesclasificación del Gobierno es que uno de los cuatro ya era conocido por haber pasado por la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso y haber sido filtrados después a la prensa" y otros dos proporcionan información que en su mayor parte ya estaba a disposición del juez a través de los informes policiales. El Gobierno "no puede ampararse en el secreto para eludir su deber de colaborar con la Justicia para esclarecer un delito". Por su parte, Del Olmo "tiene que hacer un esfuerzo para ser más específico y poner al Gobierno contra las cuerdas, demostrando con peticiones concretas que aquel tiene documentos que puedan aportar información relevante".

 

Según Maragalla Habrá Etatuto a Fin de Mes

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:42, Categoría: General

LA RAZON

Maragall anuncia la aprobación del Estatuto a finales de mes…

 

LA INFORMACION (18 de septiembre de 2005)

 

 

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, volvió a proclamar ayer su convencimiento de que Cataluña tendrá un nuevo Estatuto de autonomía "a finales de mes". En opinión de Maragall, el clamor popular para acabar con las discusiones partidistas y aprobar la reforma del Estatut es tal que, si algún partido entorpece el proceso, "se las tendrá que ver con el pueblo de Cataluña en las urnas". El líder del PSC aseguró que "ninguna fuerza política podrá decir conmigo no contéis" en un proceso negociador que se encuentra en la recta final.

 

En una visita al centro de producción de Alstom -fabricante de trenes de alta velocidad- en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), Maragall subrayó que la trascendencia del Estatutsupera el ámbito de Cataluña porque "es el primer paso" hacia una reforma constitucional que, según dijo, "también nos hace falta".

 

El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, reclamó ayer a PSC y CiU que lleguen a un acuerdo para aprobar la reforma del Estatuto o, de lo contrario, "Esquerra tomará medidas de carácter electoral". En este sentido, citó la reforma de la Constitución y la propuesta de otro tipo de modelo político para Cataluña. Puigcercós instó a socialistas y nacionalistas a "dialogar y buscar soluciones para cerrar una etapa de indecisión y poca voluntad" y así desbloquear el texto del nuevo Estatut.

 

En la misma línea, su compañero de partido Josep Huguet, consejero de Comercio de la Generalitat, exhortó a los líderes de todos los partidos catalanes a que se impliquen más en las negociaciones. Haciendo un símil con una partida de ajedrez, Huguet dijo que "ahora son los presidentes de los partidos, los reyes y las reinas" los que se tienen que mover ficha para que las negociaciones terminen en "tablas".

 

Por su parte, el líder de ICV y consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, pidió formalmente a sus socios de ERC que "reconsideren" su posición y plasmen su compromiso de lealtad con el tripartito mediante la presentación de enmiendas conjuntas al dictamen del Consejo Consultivo. Saura hizo este llamamiento tras hacer pública la enmienda con la que su grupo pretende lograr un consenso en torno a la polémica invocación de los derechos históricos.

 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer secretario del PSC, José Montilla, están "plenamente de acuerdo" en la necesidad de impedir que con la reforma del Estatuto de Cataluña se pueda repetir en el Congreso de los Diputados el pulso al Estado ya vivido con el debate del Plan Ibarretxe. Según fuentes gubernamentales consultadas por ABC, ambos coinciden en que si el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, no logra reconducir el proceso en Cataluña y consensuar un texto que tenga visos razonable de encaje constitucional, el propio PSC se encargaría de vetar su aprobación en el Parlamento autonómico.

 

El Gobierno teme que el texto de la Estatuto catalán pudiera desbordar de tal forma el marco constitucional que, como ocurrió con el proyecto de libre adhesión presentado por el lehendakari, ni siquiera supere el primer filtro de la admisión a trámite en el Congreso y ello derive en un clima de enfrentamiento entre el Gobierno central y una comunidad gobernada también por socialistas, con el consiguiente riesgo de división interna. Antes de llegar a esa situación, que también colocaría a Maragall en una posición desairada, Montilla y el sector del PSC que le es más próximo coinciden con Zapatero en que es preferible frenar la reforma en el ámbito de Cataluña.

 

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, que preside José María Aznar, considera que el nacionalismo catalán se ha convertido en una "ideología totalizadora" que se presenta como "la única forma auténtica de ser catalán" y "la única manera posible de ser demócrata" en esa comunidad autónoma. Así se recoge en una nueva edición de Papeles FAES sobre "Nación, Estado y Constitución".

 

LOS EDITORIALES (18 de septiembre de 2005)

 

 

“Mesianico Maragall”, EL MUNDO. La recta final de las negociaciones sobre el Estatuto catalán se ha convertido en una escalada de despropósitos, en la que cada partido intenta ponerse a salvo de un descalabro, que cada día parece más probable. Prueba de ello son las palabras pronunciadas ayer por Maragall, que incurre en la trampa de identificar la catalanidad con el nuevo Estatut, como si no fuera posible ser catalán y defender el actual marco autonómico. Sus declaraciones implican un elevado grado de mesianismo, al exigir al resto de los partidos la adhesión a ese Estatuto y amenazar con una reprobación popular al que no secunde sus planes. "Maragall ha optado por envolverse con la bandera de Cataluña en una huida hacia delante que podría tener consecuencias muy negativas para su partido en el resto de Estado".

 

“El último parche de Zapatero”, ABC. Zapatero y Montilla han acordado -como hoy desvela ABC- frenar en Cataluña la reforma del Estatuto, si Maragall no lo consigue reconducir, para que ésta sea asumible constitucionalmente. "Es de agradecer el rapto de sensatez de la cúpula socialista (tanto del PSOE como del PSC), pero el mero compromiso de hacer descarrilar el tren estatutario en origen no es por sí solo tranquilizador, toda vez que el presidente del Gobierno aún no ha despejado sus dudas ante la opinión pública española sobre el ''discutido'' término nación. Porque la clave de todo este asunto es saber lo que Zapatero y Montilla consideran asumible". Sobre Zapatero "pesa como una losa" su compromiso de apoyar cualquier reforma que salga del Parlamento autonómico y, para no romperlo, se ve obligado ahora a bloquearlo en Cataluña. "Los políticos con peso específico y sentido de la responsabilidad deben saber que los brindis al sol y los cheques en blanco han de expedirse sólo en asuntos que no afecten a las cuestiones de Estado. Nunca debió Zapatero abrir este proceso sin haber marcado previamente las reglas del juego y, sobre todo, sin saber hacia dónde quería dirigirse. No lo hizo y hoy se ve obligado a parchear su estrategia y a confiar en que no le preparen una faena en el Parlamento catalán". Todo apunta a que al final se pretenda que la Constitución se ajuste al Estatuto que quieren Maragall y Carod, y no al revés.

 

“Sin Estatut, elecciones”, EL PERIÓDICO. Cataluña tiene ya más posibilidades de quedarse sin nuevo Estatuto que de tenerlo, y por ello debe empezar a reflexionar sobre lo que debe hacer en consecuencia. Hay un elemento clave de cara al futuro: el Estatut no descarrila por un desencuentro entre el Gobierno de la Generalitat y CiU a causa del listón inconstitucional que ha fijado deliberadamente la formación nacionalista. El fracaso es por la falta de cohesión de los partidos que forman el tripartito, por lo que resulta lógico un adelanto electoral inmediato y que los ciudadanos juzguen a los protagonistas de este "desaguisado".

 

ARTICULOS DE OPINION (18 de septiembre de 2005)

 

 

“La salud de la nación española”, Andrés de Blas Guerrero. EL PAIS. Sostiene que la nación de España entendida como una comunidad de ciudadanos sujeta a un régimen común de derechos y libertades, espacio de una solidaridad histórica renovada día a día por los avatares de una vida en común, se sostiene hoy por hoy por debajo de los datos políticos cotidianos. Dice que una política en defensa de la nación española debe partir del reconocimiento de la pluralidad consagrada por la Constitución de 1978. La nación española debe aceptar gustosamente su convivencia con unas nacionalidades y religiones que forman parte de ella. Pero el reconocimiento de esta pluralidad no debe suponer la renuncia a impulsar una cultura y una socialización políticas que actualice la solidaridad nacional de los españoles.

 

Según Montilla "CiU no quiere el Estatuto"

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:39, Categoría: General

LA RAZON

CIU puede frenar el Estatuto, ahora es el enemigo a batir.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

El primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montilla, aseguró ayer que CiU ha sido un "auténtico lastre" en el proceso de reforma estatutaria por su voluntad de "hacerla fracasar" con propuestas inconstitucionales. En su opinión, la última propuesta de financiación que presentaron los nacionalistas está "fuera del marco constitucional". Según Montilla "CiU no quiere el Estatuto" porque, si se aprueba, los nacionalistas perderían su "razón de ser" ya que su discurso consiste en la "canción victimista". En cualquier caso, insistió en que los socialistas seguirán "trabajando hasta el último minuto" para consensuar la reforma, cuyo objetivo es "engrandecer Cataluña y no condenarla al fracaso".

 

Desde el PSC su presidente, Artur Mas, aseguró ante la ejecutiva de la federación que su voluntad es buscar el acuerdo sobre el Estatuto como sea y hasta el último momento, aunque no al precio de sacrificar ninguno de los aspectos esenciales de su última propuesta de financiación.

 

Por otro lado, ERC anunció ayer que presentará enmiendas al margen de sus socios en cuatro puntos, entre ellos el de los derechos históricos y el de la financiación. El líder del partido, Josep Lluis Carod-Rovira, justificó su postura por la voluntad de "acercar los dos extremos", los que representan PSC y CiU. EL PAIS señala que los tres partidos que apoyan al Gobierno catalán agudizaron su división al no lograr consensuar enmiendas conjuntas al dictamen del Consejo Consultivo.

 

LOS EDITORIALES (17 de septiembre de 2005)

 

 

“Un optimismo justificado”, AVUI. Además de por la recuperación de los documentos del Archivo de Salamanca, el diario se muestra optimista por la decisión del ICANN que ha otorgado a Cataluña de un dominio propio en internet. Asegura que esta iniciativa, junto con la de las selecciones nacionales había despertado todas las alarmas, pero, finalmente, los obstáculos no han sido determinantes. Dice que es lógico que una lengua y una cultura que se extienden por cuatro Estados de Europa tengan dominio propio en la red, que no se mueve exclusivamente por la lógica de los Estados.

 

ARTICULOS DE OPINION (17 de septiembre de 2005)

 

 

“La rebelión de los líderes”, Jordi Barbeta. LA VANGUARDIA. Dice que Maragall y Mas se han significado como dos rebeldes que están librando una doble batalla: entre ellos, pero también cada cual con su partido, con su causa, en su casa...Y los combates ya están dando resultado: ni Maragall ejerce de marioneta al PSC ni Artur Mas de Dr. No. Todo lo contrario, mal que le pese a sus respectivos correligionarios, los líderes están actuando como lo que son. Juntos o por separado, Maragall y Mas han llegado a la conclusión de que ellos se están jugando la piel con el Estatuto, que en este asunto viajan en el mismo barco y que coinciden más sus intereses personales que los de cada cual con su partido. Prueba de ello es que cuando Maragall y Mas se ha visto a solas, sin que nadie lo supiera, ha habido más acuerdo, el suficiente como para desbloquear la situación. Si Mas vota a favor del Estatut contribuirá a una jubilación feliz de Maragall. Si, en cambio, vota en contra, la jubilación de Maragall será más traumática, pero asumiendo Mas el riesgo de morir matando, porque difícilmente sus contrincantes externos o subalternos, que sumados no son pocos, encontrarían mejor ocasión para intentar derribarle y de paso provocar una crisis en su partido que lo desconyunture definitivamente.

 

EL ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN por Adolfo Suarez Illana

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:36, Categoría: General

LA RAZON

En mitad de tanto despropósito siempre resulta gratificante leer una opinión tan acertada, máxime cuando dicha exposición se fundamenta en el conocimiento profundo de una realidad.

 

EL MUNDO

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

EL ESPÍRITU DE LA TRANSICIÓN

 

Adolfo Suarez Illana

 

El autor de este artículo, hijo del ex presidente Adolfo Suárez, elogia el trabajo de su padre y del entonces Príncipe Juan Carlos para poner en marcha la Transición. Pide que, si se reforma la Constitución de 1978, se haga con la misma mayoría con la que nació

 

 

Mucho he oído hablar del gran homenaje institucional que merece la figura de Adolfo Suárez González -más aún, después del radiofónico que le ofreció Luis del Olmo-, pero hablando y hablando se nos fue pasando el tiempo y se hizo tarde.

 

Hoy, el presidente Adolfo Suárez ya no puede recibir el tan merecido homenaje.

 

Pero esto no es grave -y lo dice su hijo sin el más mínimo atisbo de rencor- por dos razones: primera, porque él jamás tuvo como motor de su actividad política el reconocimiento social, sino el profundo convencimiento de estar obrando en beneficio de todo un pueblo -aun a sabiendas de lo impopular de ciertas decisiones a corto plazo-; más aún, me atrevería a decir que uno de sus grandes aciertos fue no presentarse él mismo como autor de la Transición y favorecer hasta el extremo la autoría colectiva. Segundo, porque todavía estamos a tiempo de rendir el verdadero homenaje que se merece el presidente Adolfo Suárez: el respeto profundo a su obra, la Transición, y lo que ello encierra.

 

El proceso político vivido en España bajo el mandato de mi padre, conocido como la Transición, tenía -y así estaba diseñado desde el año 1968- un objetivo fundamental: elaborar una nueva Constitución en la que cupieran todos los españoles. Ese objetivo quedó plenamente alcanzado con la aprobación de nuestra actual Constitución, el 6 de diciembre de 1978. Es justo, por tanto, considerar esa Constitución como el fruto principal de toda aquella actividad política.

 

La Constitución del 78 no nació con vocación de perfección técnica en ningún aspecto, ni podía acabar siendo el resultado de la imposición de unos sobre otros; simplemente, debía ser el marco de convivencia estable y pacífica entre todos los españoles. Hoy creo poder decir con orgullo que esa Constitución del año 1978 nos ha brindado a todos los españoles el periodo de paz, democracia y progreso social y económico más largo de toda nuestra Historia.

 

¿Por qué un instrumento tan imperfecto ha resultado tan eficaz? En primer, lugar porque tiene su origen en la necesidad común. España entera demandaba a gritos las reformas y hubo una clase política que supo conectar con su pueblo para impulsar esas reformas: ¿recuerdan aquel famoso discurso de «elevar a nivel político de normal lo que a nivel de calle es simplemente normal? Es toda una lección, tan sencilla como extraordinaria, de conexión entre un líder y su pueblo. Tan sencilla y extraordinaria como el propio Adolfo Suárez. En segundo lugar, porque todo el proceso fue pilotado por un personaje con una cualidad excepcional y vivida en grado heroico: el desprendimiento.

 

El Rey -entonces Príncipe- y Adolfo Suárez diseñaron en Segovia, en los años 68 y 69, todo el proceso de la Transición con una precisión de detalles que sorprendería a más de uno que se ha pasado la vida hablando de la proverbial capacidad del Rey y de Suárez para improvisar. Cuando, unos años más tarde, Torcuato Fernández Miranda -querido y admirado- estaba «en disposición de dar a Su Majestad lo que Su Majestad le ha pedido» y, finalmente, don Juan Carlos I nombra presidente del Gobierno a Adolfo Suárez el día 3 de julio de 1976, el Rey -en palabras de mi padre- «se la juega, pero no hace una apuesta ciega». Los dos sabían perfectamente lo que querían hacer; el problema era si serían capaces y lo fueron.

 

Del profundo empeño en la consecución de ese objetivo -«no quiero que la democracia vuelva a ser tan sólo un paréntesis en la vida política española»- nació el desprendimiento de Suárez, que le llevó a ser inusualmente generoso, respetuoso y leal con toda la oposición. Aun cuando no recibiera el mismo trato a cambio.

 

No he vuelto a ver desde entonces ese respeto hacia el adversario en la vida política. Es más, hoy la mayor parte de la confrontación política se basa en el desprecio y el enfrentamiento personal.

 

En ese clima de enfrentamiento no es recomendable, en absoluto, abordar reformas constitucionales -y mucho menos de forma indirecta, a través de los Estatutos de Autonomía-, ya que más parece que lo que se pretende es imponer, ante una coyuntura favorable, objetivos que no se alcanzaron en el año 1978 por falta de acuerdo. En este sentido, cabe decir que todo aquello a lo que se renunció entonces, bien renunciado está.

 

Permítanme que les cuente una anécdota poco conocida de aquella época. En La Moncloa se había retomado poco antes la figura de los ayudantes militares -hecho no exento de una gran carga política muy necesaria en aquellos tiempos-. Aquel día prestaba sus servicios como ayudante don Joaquín de Ariza y Arellano, comandante del arma de Caballería.

 

Había sido citado Santiago Carrillo. Al llegar Carrillo al palacio de La Moncloa, el presidente Suárez, ocupado todavía en un asunto anterior, le rogó a su ayudante que recibiera al secretario general del Partido Comunista de España (PCE) y que le atendiera mientras él concluía. Eso hizo el ayudante durante largo rato, hasta que el presidente le pidió que hiciera pasar a Carrillo.

 

Finalizado el día de trabajo del presidente, y antes de subir éste a su vivienda oficial, el ayudante le pidió unos instantes de atención para comentarle un asunto personal. El comandante Ariza le dijo: «Presidente, es un honor servir a España a tu lado y estoy convencido del acierto en el camino que has emprendido, pese a la mayoritaria incomprensión de mis compañeros de armas. Te digo esto incluyendo lo que me has pedido esta tarde de atender a Santiago Carrillo».

 

En ese momento, el comandante Joaquín de Ariza cogió su cartera del bolsillo, sacó una foto de su interior y se la enseñó al presidente. En ella se veía el rostro de un hombre de mediana edad que yacía muerto en el suelo, con un tiro en la frente. «Querido presidente: ese hombre es mi padre. Fue asesinado en las tapias del cementerio de La Almudena, de Madrid. Ha sido muy difícil para mí atender a Santiago Carrillo, pero lo he hecho con el convencimiento de que era mi deber y en la seguridad de que estás haciendo lo que España necesita».

 

Aquel hombre, nada docto en política, había comprendido, como la gran mayoría de los españoles, el «espíritu de la Transición». Había sido capaz de superar sus odios y rencores del pasado en aras de un futuro, incierto por aquel entonces, hacia el que se encaminaba su patria.

 

Fundamentalmente, en eso consistió ese mágico proceso: todo el mundo, insisto, todo el mundo, renunció a algo a lo que pensaba que tenía derecho y todos obtuvimos, a cambio, un futuro de paz -el más largo se nuestra Historia- que hoy seguimos disfrutando y cuyo marco fundamental es la Constitución de 1978.

 

Como he dicho al principio, ese mágico proceso histórico resultó un éxito porque nació de la propia sociedad y, en íntima conexión con ella, fue liderada por unos responsables políticos que supieron ceder parte de sus exigencias en aras de un acuerdo global y común.

 

Hoy me preocupa profundamente oír a responsables políticos hablar de «reformas constitucionales», e incluso de «abrir un nuevo proceso constituyente», desde posiciones de partida diametralmente opuestas a las de entonces. Quienes propugnan tales reformas lo hacen primero, desde la exigencia y no desde la necesidad común; segundo, con desprecio evidente hacia los adversarios políticos; y, por último, sus reformas -quitando, quizá, la referente a la sucesión de la Corona- nada tienen de «clamor en la calle».

¿Se imaginan un Adolfo Suárez en la Transición dando la espalda y arrinconando al Partido Socialista, a Alianza Popular, a Convergència i Unió, al Partido Nacionalista Vasco, al Partido Comunista de España o cualquier otro partido, por pequeña que fuera su representación parlamentaria, en la negociación de la Constitución o de los Estatutos de Autonomía?

 

No se dan hoy ni el verdadero talante, ni la altura de miras necesarios para llevar a cabo una reforma de nuestra Carta Magna; ni parece verse en la sociedad la necesidad de una reforma que tiene más que ver con el reparto de poder entre políticos que con la búsqueda de unas mayores cotas de bienestar entre los ciudadanos españoles.

 

La Constitución española del año 1978 no es algo inamovible. Puede ser reformada, pero, habida cuenta del éxito que nos ha propiciado, las reformas que se acometan deben realizarse con la misma mayoría con la que nació y con el mismo respeto hacia todos con el que fue redactada entonces. Eso, por no hablar de la conexión que debiera darse entre la reforma de nuestra Carta Magna y la demanda social, pero eso es tema para otra ocasión.

 

Encuesta EXPANSIÓN-IPSOS: ZP ni Autoridad ni Visión de España

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:28, Categoría: General

LA RAZON

Interesante encuesta del diario EXPANSION donde el ‘Presidente Accidental’ sale demasiado bien parado. Sólo desde la intoxicación constante por parte de los medios de comunicación afines o desde el profundo desconocimiento de la política por parte de la ciudadanía se pueden explicar estos resultados.

 

EXPANSION

 

Sábado, 17 de septiembre de 2005

 

BARÓMETRO 'ESPAÑA HOY' DE EXPANSIÓN-IPSOS: LOS CIUDADANOS CREEN QUE A ZAPATERO LE FALTA AUTORIDAD Y UNA VISIÓN CLARA DE ESPAÑA 

 

Amaia Ormaetxea

 

 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es un hombre honesto para la mayoría de los ciudadanos. Según se desprende del barómetro de septiembre de EXPANSIÓN-Ipsos, el 52% de los ciudadanos cree que Zapatero no se preocupa por la imagen que proyecta a la hora de tomar decisiones, es decir, que "hace las cosas como cree que tiene que hacerlas", a pesar de que ello pueda restarle popularidad. Por el contrario, cuatro de cada diez españoles opina que el jefe del Ejecutivo "exagera en sus intervenciones y se preocupa ante todo por su imagen". Los votantes del PSOE son los que más confían en la honestidad de Zapatero ya que, entre ellos, la cifra de los que cree que el líder socialista antepone sus deberes a su imagen son un 77%. Entre los votantes del PP, el porcentaje se invierte totalmente: siete de cada diez estás convencidos de que Zapatero "exagera en sus intervenciones".

 

Una legislatura es como la mayoría de las carreras de medio fondo en las que suele predominar el componente táctico. Una foto fija a la altura del paso por la primera vuelta del 1.500 proporciona, sobre todo, sensaciones de cómo va cada cual. No hay aún nada definitivo ni irreversible. Nuestro presidente del Gobierno se ha dejado ver en las primeras posiciones tirando del grupo cuando se ha tratado de marcar el paso en materia de política internacional o social, lo cual le ha granjeado el epíteto de "radical" o "muy de izquierdas" para un 14% de los encuestados, que no es baja proporción. Su aspecto más destacado es la cercanía a la gente, si bien en ese elevado 72% que cosecha influye también el recuerdo más cercano del anterior presidente que acabó por caer poco simpático. Pero, ¡ojo!, que el "antipático" Aznar ganó por mayoría absoluta en marzo de 2000. Más debiera preocuparle a ZP el empate técnico que los ciudadanos muestran acerca de su visión de futuro del país y de su autoridad, es decir, su capacidad para poner orden en el "gallinero" del modelo de Estado. En esta España nuestra, tras un hipercarismático González y un anticarismático Aznar el pueblo soberano se divide sobre si Zapatero tiene o no carisma. Por lo general, quienes lo afirman están convencidos de que su tan traído y llevado talante no es postizo, de ahí el elevado 52% que cree en su espontaneidad a la hora de decir las cosas y hacer política, de acuerdo con la imagen que él quiere proyectar. En esta carrera Zapatero está corriendo inteligentemente por la calle de dentro: parece que quiere dejar correr a los demás pero sabe también utilizar los codos para apartar a los que querrán superarle por la derecha.

 

Los suspensos que recibe Zapatero en autoridad y en lo relativo a su "poco claro" proyecto para España, inciden en los dos puntos de su personalidad y de su forma de gobernar que han sido más criticados desde la oposición. Concretamente, un 47% de los ciudadanos opina que el presidente carece de autoridad, frente a un 45% que cree lo contrario. En cuanto a su visión de España, un 46% está convencido de que no es clara, frente a un 45% que opina que sí lo es. En estos dos casos, socialistas y populares vuelven a diverger. Siete de cada diez votantes del PSOE ven a Zapatero como una persona con autoridad, mientras que sólo un 21% de los electores del PP le aplicarían ese calificativo al presidente del Gobierno.

 

Con respecto a su visión de España ocurre algo parecido. Para el 71% de los ciudadanos que votaron socialista en las últimas elecciones generales, Zapatero tiene claro cuál es su proyecto para el país. Sin embargo, esta afirmación sólo es compartida por el 13% de los simpatizantes del PP.

 

Sin lugar a dudas, el atributo de Zapatero que despierta una mayor unanimidad es la cercanía, un calificativo que define bien la personalidad del presidente para casi las tres cuartas partes de los ciudadanos. El porcentaje se eleva hasta casi el 90% entre los votantes del PSOE, mientras que baja hasta el 57% entre los populares. Los españoles también valoran la tarea que está realizando el presidente en materia de política exterior. Para el 52%, Zapatero "defiende bien los intereses de España en el mundo", mientras que el 40% opina lo contrario. En este aspecto, la divergencia entre los votantes del PSOE y del PP es radical: ocho de cada diez socialistas están de acuerdo con esta afirmación, frente al 20% de los votantes populares.

 

La cercanía con la gente no es, sin embargo, sinónimo de carisma para los ciudadanos. A pesar de que los resultados están muy equilibrados, son más (47% frente a 44%) los ciudadanos que opinan que al presidente del Gobierno le falta carisma. En este apartado también existen claras discrepancias entre la percepción que tienen del carisma personal de Zapatero los votantes del PSOE y los del PP. La mayoría de los socialistas (66%) ven carismático a su presidente, mientras que sólo un 28% de los populares le aplica ese calificativo.

 

La encuesta, que fue realizada entre los días 2 y 4 de septiembre, refleja también la percepción que tienen los ciudadanos sobre la ideología del presidente. La mayoría (45%) sitúa a Zapatero en el espectro ideológico del centro-izquierda, mientras que un 14% lo define como "de centro" y otro 14% opina que es "muy de izquierdas".

 

Se Aprueba el Dominio de Internet 'Punto cat'

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:13, Categoría: General

LA RAZON

La obtención del dominio ‘punto cat’ por la Generalitat sólo puede entenderse desde la inacción del gobierno y su política de cesión continua ante el nacionalismo más extremista e independentista. Cuando ni siquiera existe el dominio ‘punto esp’ no deja de ser sorprendente esta peculiar concesión.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

La Internet Corporation for Assigned Names (ICANN) anunció ayer la aprobación del nuevo dominio ''.cat'' para que pueda ser utilizado por la comunidad lingüística y cultural catalana desde principios del año que viene. La asociación PuntCat había presentando la candidatura para este dominio en marzo de 2004.

 

El Gobierno de la Generalitat recibió la noticia con "gran satisfacción" porque supone situar "la lengua y cultura catalana en el mundo", al mismo nivel de otras lenguas y culturas que identifican Estados y naciones. CiU también mostró su satisfacción, si bien pidió a las instituciones catalanas que sigan trabajando para conseguir el reconocimiento total de Cataluña "como país" con el dominio ''-ct''. Para ERC se ha abierto una ventana al mundo para el catalán y para Cataluña.

 

El Gobierno valenciano dijo que espera "explicaciones" del Gobierno central. "Si el Gobierno español no hubiera querido, no habría habido reconocimiento", apuntaron. En la misma línea, el Ejecutivo balear descartó emplear el citado dominio para las páginas en Internet.

 

ABC considera que Cataluña ha logrado el reconocimiento de ''nación cultural'' e Internet con "el respaldo del Gobierno". EL MUNDO señala que Internet ha concedido a Cataluña el uso del dominio ''.cat'' ante la pasividad del Gobierno.

 

LOS EDITORIALES (17 de septiembre de 2005)

 

 

“El enorme simbolismo del dominio .cat”, EL MUNDO. El dominio .cat permite facilitar explicar que Cataluña es una nación.

 

“Concesiones en la red”, ABC. "La aquiescencia del Gobierno ha resultado vital para la aprobación de una nueva concesión al tripartito" Y, abierto el melón, "existe el riesgo de que aparezcan más y más dominios autonómicos".

 

"El .cat se expande en la red", EL PERIÓDICO. Sostiene que la aprobación de la terminación .cat para las webs escritas en catalán es un "reconocimiento de la comunidad lingüística y cultural catalana que ayudará a su proyección al darle carta de naturaleza mundial en el ámbito más importante".

 

Mejor Olvidarse de la "Memoria Histórica"

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 14:02, Categoría: General

LA RAZON

Tal y como tiene por costumbre el ‘Presidente Accidental’ se lanzó anunciando a bombo y platillo su proyecto de recuperación de la “memoria histórica”, un intento de reescribir la historia reciente española. Con el tiempo sus promesas se han quedado en nada, se han perdido en un laberinto de difícil salida y es que enfrentarse a los fantasmas del pasado siempre resulta contraproducente.

 

LA RAZON

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

ZAPATERO ECHA TIERRA SOBRE SU «MEMORIA HISTÓRICA»

 

Pedro Corral

 

La comisión Interministerial creada para las víctimas de la Guerra Civil fue uno de los baluartes electorales de Zapatero, pero el retraso, la falta de concreción de sus medidas y la descoordinación de sus resultados no dejan de ser denunciados por los afectados.

 

 

Madrid - A pesar de la urgencia y efectismo con que el Gobierno anunció su creación, en el consejo de ministros del 23 de julio de 2004 celebrado en León, la Comisión Interministerial para el estudio de la situación de las víctimas de la guerra civil y del franquismo ha perdido todo su ímpetu un año después. La fuerte carga simbólica del lugar elegido para anunciar la nueva Comisión –la ciudad natal de Zapatero, donde en 1936 fue fusilado por los franquistas su abuelo– no ha logrado evitar que el Gobierno esté pensando en echar tierra sobre su anunciado proyecto de «memoria histórica»

 

El anuncio de la extensión de los trabajos de la Comisión Interministerial a la reparación de las víctimas en el bando franquista, filtrado desde Moncloa en días pasados, significa de hecho la desnaturalización del proyecto inicial, que tenía en su punto de mira la reparación de los represaliados durante la guerra y la dictadura por el bando vencedor. El golpe de timón a la Comisión Interministerial, presidida por la número dos del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se justificaría, según la filtración de Moncloa, por el deseo de ayudar a cicatrizar las heridas, en vez de reabrirlas.

 

El Gobierno habría descartado, por tanto, la lectura unidireccional de los desastres de la Guerra Civil para poner en pie un proyecto conciliador que asumiera no sólo la cruenta represión franquista, sino también la que tuvo lugar en el bando republicano durante la guerra. ERC y IUCV ya han puesto el grito en el cielo, exigiendo que la Comisión Interministerial se centre exclusivamente en las víctimas del bando perdedor. El Gobierno se comprometió a que la Comisión Interministerial tendría listo a finales de 2004 o principios de 2005 un informe sobre el estado de la cuestión en cuanto a anulación de juicios, retirada de símbolos franquistas, exhumación de restos de represaliados, pensiones o acceso de las familias a los archivos judiciales militares. Del informe no hay noticia hasta el momento. Después se anunció que para antes o inmediatamente después de este verano estaría redactado un anteproyecto de ley sobre las víctimas de la guerra civil y el franquismo, del que hoy tampoco se sabe nada.

 

 

Retraso en la Comisión. En mayo pasado, en una respuesta parlamentaria a CiU, el Gobierno informó que la Comisión Interministerial había celebrado hasta la fecha 38 reuniones. Para justificar el retraso en los trabajos de la Comisión, el Ejecutivo se escudó en la abundante documentación que había recibido de los asuntos sobre los que debía informar: «Hasta el 14 de abril de 2005 se habían recibido en la Comisión Interministerial un total de 686 escritos, que, en muchas ocasiones, vienen acompañados de libros, ensayos de carácter historiográfico, y documentales sobre las cuestiones planteadas, lo que implica una intensa tarea de análisis y estudio jurídico».

 

Esta parrafada venía a confirmar que la nueva Comisión se había visto desbordada por las reclamaciones de las asociaciones y particulares afectados. Pero la excusa de los integrantes de la Comisión nadando en un océano de papeles no ha sido muy convincente para las víctimas del franquismo, que se han quejado reiteradamente al Gobierno de la falta de concreción de los trabajos. Lo que se llama marear la perdiz. Lo cierto es que el anuncio de la creación de la Comisión empezó a perder fuerza a los pocos días de su presentación. Fernández de la Vega anunció a bombo y platillo que uno de sus objetivos era redactar un anteproyecto de ley que «rehabilite moral y jurídicamente» a los afectados. Diez días después, cuando el decreto apareció publicado en el BOE, en su articulado sólo se hablaba de «reconocimiento y satisfacción moral a las víctimas».

 

La revisión de los juicios del franquismo parece haberse convertido en un quebradero de cabeza para el Gobierno, que no ha dejado de jugar al Guadiana con esta reivindicación, de la que las asociaciones de represaliados y de la «memoria histórica» han hecho una de su principales banderas en sus peticiones y escritos a la vicepresidenta primera. A pesar de que la cuestión de la rehabilitación jurídica no se incluyó en el decreto de creación de la Comisión Interministerial, cuando ésta se constituyó, el 18 de octubre de 2004, el Gobierno volvió a ponerla encima de la mesa.

 

Tres días antes de formarse la Comisión, el 15 de octubre, el Consejo de Ministros había acordado otorgar «especial prioridad» al asunto, después de que el ministro de Justicia, López Aguilar, presentara un informe sobre las numerosas solicitudes ya recibidas sobre peticiones de nulidad de sentencias dictadas durante el régimen franquista. La vicepresidenta primera reconoció que el Ejecutivo había dado instrucciones para que la Comisión estableciera «como prioritaria en sus trabajos la necesidad de articular una solución a estas demandas».

 

Sin embargo, aquel nuevo impulso dado por el Gobierno recibió en abril de 2005 una ducha de agua fría por parte del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien aseguró tajantemente en un comunicado que «no tiene intención alguna de promover la revisión de los procesos militares celebrados durante el régimen del general Franco».

 

Ante informaciones de sentido contrario aparecidas en la prensa, Conde-Pumpido se vio obligado a aclarar que se había limitado a pedir un informe al Fiscal Jefe de lo Militar, Fernando Herrero-Tejedor, sobre cuál debía ser la Sala competente para resolver los llamados recursos de revisión. «La Fiscalía General del Estado ni quiere ni puede llevar a cabo una revisión con carácter general de todos los juicios, penales o militares, celebrados en un período de cuarenta años», agregaba el comunicado.

 

 

El «peso» del pasado. En este sentido, el Gobierno no desconoce la desafortunada combinación entre su voluntad de revisar los juicios del franquismo y el hecho de que esta tarea pudiera recaer en el citado Cándido Conde Pumpido, descendiente de un importante cargo de la justicia militar franquista, el coronel auditor Luciano Conde Pumpido, que confirmó muchas de las condenas a muerte dictadas por los vencedores en la guerra y la posguerra, algunas de las cuales podrían querer ver anuladas los deudos de los ajusticiados.

 

El abuelo del actual fiscal general del Estado fue designado por Franco en 1936 como vocal del Alto Tribunal de Justicia Militar, entre cuyas actuaciones figura el célebre proceso contra la tripulación del «Mar Cantábrico», donde fueron ejecutados veinticinco de sus tripulantes, dos de ellos menores de edad. Ya en la posguerra, Luciano Conde Pumpido pasó a formar parte del Consejo Supremo de Justicia Militar, por el que pasaban para su confirmación o conmutación miles de condenas a muerte. A las reticencias del Gobierno ante las peticiones de las asociaciones de represaliados, se han sumado sus dudas sobre la conveniencia de llevar a cabo las iniciativas que le exigen sus socios en el Parlamento. La más llamativa es la que se refiere al futuro del Valle de los Caídos y su conversión en un centro de interpretación sobre la represión franquista. Un listón muy alto que el Gobierno se está pensando mucho si debe saltarlo.

 

Existen, sin embargo, otras razones de peso para que el Gobierno esté decidido a dar marcha atrás en su reparación unilateral de las víctimas de un solo bando. El conocimiento que el ciudadano medio posee de la Guerra Civil hace imposible ocultar que el horror de la represión se repartió en ambas zonas contendientes, donde cualquiera que hubiera resultado ganador de la contienda lo habría extendido en la posguerra, como efectivamente hizo el bando franquista. No menos importante, a la hora de replantear los trabajos de la Comisión Interministerial, es el amplio espacio que aún queda al descubierto de su misión. Ya no se trata de las víctimas de un bando o de otro, sino de las víctimas que cada bando produjo en sus propias filas, por unas y otras circunstancias. Los desertores y automutilados ajusticiados en el frente, incluidos muchos voluntarios de las Brigadas Internacionales cuyas tumbas olvidadas salpican hoy el paisaje español, pertenecen a este capítulo al que nadie parece querer prestar atención.

 

Bien valdría para que también se fije en él la desbordada Comisión que preside Fernández de la Vega, el caso de un joven guipuzcoano, Esteban Garaitonandía, afiliado al sindicato socialista UGT. Prisionero de los franquistas en la campaña del norte, fue enviado por su captores a primera línea en el frente de Teruel, donde a su vez cayó prisionero de los republicanos a finales de 1937. Nuevamente incorporado a filas en el Ejército Popular, en diciembre de 1938 intentó desertar de sus trincheras, seguramente con intención de volver a casa y olvidar por fin aquella guerra que tan caprichosamente había jugado con su vida. Cuando ya se había alejado unas decenas de metros de sus propias alambradas, Garaitonandía murió acribillado por el fuego de las ametralladoras de sus camaradas republicanos. La pregunta es quién reparará algún día la memoria y la dignidad de este español, al que el destino convirtió en prisionero de los dos bandos. A buen seguro que ahora no lo hará la Comisión Interministerial, que parece que ya tiene bastante de qué ocuparse, empezando por la obligación de evitar que sus trabajos consistan en retrasar las agujas del reloj de España a la hora en que despiertan los viejos fantasmas.

 

LA RAZON

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

LA GUERRA DE NUESTROS ABUELOS     

 

Editorial

 

 

Un año después de haberlo presentado con no poca prosopopeya, el proyecto de Zapatero sobre la «memoria histórica» languidece entre legajos, indefiniciones y hasta hostilidades de sectores del propio Gobierno que no consideran acertado remover arbitrariamente las fosas de la historia. Conviene recordar que el presidente del Gobierno anunció en León, lugar donde su abuelo fue fusilado por las tropas de Franco, una ley destinada a reparar a las víctimas del bando franquista mediante acciones como la anulación de juicios, retirada de símbolos, exhumación de restos mortales y revisión de pensiones. Para llevar a término la encomienda se creó una comisión interministerial presidida por la vicepresidenta Fernández de la Vega, pero hasta la fecha no ha logrado cumplir con el plan de trabajo ni con los plazos fijados. La explicación dada es muy elocuente: se ha pasado de fijarse solamente en el bando republicano a incluir a los dos en ese ejercicio de «memoria histórica» con el propósito de «no reabrir viejas heridas, sino de cicatrizarlas», retórica expresión muy del gusto del Gobierno para disfrazar las verdaderas razones. El hecho es que el encargo del presidente socialista está encallado porque ni su planteamiento, ni su alcance, ni su oportunidad se corresponde con las necesidades de la sociedad española del siglo XXI. Es un empeño personal y exclusivo de Rodríguez Zapatero que parece ignorar algo tan elemental como que la primera víctima de la Guerra Civil fue la verdad. Y ésta murió a manos de los dos bandos.

 

Exhumar casi setenta años después la naturaleza de los odios desatados es tan peligroso como remover los fantasmas de familia o reeditar la guerra de los abuelos. Ejercicio que sólo puede traer amargura y división, como si la sociedad española no hubiera decidido pasar página hace treinta años. Ni siquiera un Gobierno como el actual estaría libre de la división y la controversia si de lo que se trata es de recordar quién y qué progenitores o familiares estuvieron con quién desde 1936 hasta 1975. Tanto más la sociedad entera, heredera para bien y para mal de aquella España que se rasgó en dos. Ensalzar ciegamente a unos equivale a condenar taxativamente a los otros. Eso fue precisamente lo que durante años hizo el bando vencedor. En vista de lo cual se está a punto de reeditar el error. La España del tercer milenio, la de la monarquía parlamentaria y democrática, ya no admite que le cuenten historias de buenos y malos. Por eso se equivoca Zapatero al embarcar a todo su Gobierno en este túnel del tiempo que sólo conduce a la melancolía y le aleja del mundo de los vivos. Es el futuro lo que hay que ganar y batallar, no un pasado cuyos ecos nos advierten contra el cainismo y el odio.

 

Mas Opiniones sobre la OPA de Gas Natural

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 6:58, Categoría: General

LA RAZON

Estamos, los directivos de las empresas implicadas en el serial de la OPA descansan y dan paso a la reflexiones de los comentaristas.

 

LOS EDITORIALES (18 de septiembre de 2005)

 

 

“La cruzada de Endesa”, EL PAIS. Una operación tan compleja como la OPA de Gas Natural sobre Endesa requiere, para llegar a un desenlace razonable, que los directivos de las compañías implicadas acepten sin reservas las normas del mercado, que los reguladores apliquen con rapidez las de competencia y transparencia bursátil, y que unos y otros eviten "la extravagancia y las guerras personales". La "trifulca", alentada por quienes tildaron de política una operación que se explica perfectamente por razones económicas, revela inquietantes sombras de desconocimiento y visceralidad en sectores empresariales cobijados hasta el año pasado bajo la protección del Gobierno. En una compañía con un accionariado tan diversificado como Endesa, Pizarro debería ser más prudente a la hora de invocar el interés de los inversotes. El presidente de la CNMV tampoco ha estado muy oportuno con sus cartas a los implicados, que se han convertido en "munición" para quienes desde Endesa se niegan a ser neutrales ante la OPA y para los abanderados de la tesis política de la oferta.

 

“Ocasión para Rajoy”, LA VANGUARDIA. Mariano Rajoy tiene la oportunidad mañana, en la conferencia que pronunciará en Barcelona en el marco del Circulo Financiero organizado por La Caixa, de dar su opinión sobre la OPA de Gas Natural sobre Endesa. Resulta humanamente explicable que el reparto del poder produzca enfrentamientos empresariales, territoriales y políticos, pero un partido de ámbito estatal como el PP debe encarar con prudencia estas disputas. Rajoy afirmó esta semana que quería mirar hacia el futuro. Mañana tiene una buena oportunidad para hacerlo y demostrar que su apuesta no sólo es sincera, sino la única que puede y debe perseguir el PP para abandonar el callejón sin salida en el que algunos pretenden recluirle.

 

ARTICULOS DE OPINION (18 de septiembre de 2005)

 

 

“La hoguera de las vanidades del kilowatio nacional”, Jesús Cacho. EL MUNDO. El autor indica que Brufau y sus hombres han armado muy bien la OPA, lo que va a propiciar una aceleración brutal de los plazos. Con todo, el mercado espera una mejora de las condiciones de la misma. Para derrotar la operación, Pizarro necesitará convencer a los fondos de que su proyecto es mejor que el de Gas Natural.

 

“Un koizumi para España”, José Antonio Zarzalejos. ABC. En la operación de GAS Natural es importante quién la protagoniza y es igualmente trascendente cómo se articula, es decir, mediante instrumentos competitivos –las Cajas- prepotentes en el mercado financiero tanto por su propia naturaleza como por la protección que recaban de poderes públicos de los que dependen. Si a este poder intervencionista de las comunidades autónomas ejercido a través de las entidades de ahorro, se superpone una tensión como la que existe entre Madrid y Barcelona y la crisis del proyecto nacional que hace que ambas ciudades representen alternativas ahora incompatibles, se alcanzará a sopesar correctamente el valor simbólico y efectivo de esta operación de concentración y deslocalización en el sector energético. Y también se comprenderá la invocación a un necesario Koizumi hispano que plantee al electorado la definitiva liberalización económica que ha sido, por el momento, un espejismo en España.

 

“La empresa de ZP, el consejero delegado y el tesorero”, José Antonio Navas. LA RAZÓN. Dice que la OPA de Gas Natural sobre Endesa ha puesto de relieve la primacía de Montilla como verdadero consejero delegado en esa empresa que preside Zapatero y cuyo objetivo es conquistar a las masas anónimas como clientes electorales. En ese proyecto es clave el papel de Solbes como tesorero.

 

El Presidnete de ENDESA se Querella con la CNMV

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 6:55, Categoría: General

LA RAZON

El serial diario de ENDESA nos lleva a los tribunales, a la Audiencia Nacional, pues su presidente ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo. El demandado nos e lo ha tomado nada bien.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

El presidente de Endesa, Manuel Pizarro, se presentó ayer ante los medios de comunicación para explicar su rechazo a la OPA de Gas Natural. Con un ejemplar de la Constitución en la mano, pidió "juego limpio" y advirtió de que está en peligro "la arquitectura institucional española".

 

Pizarro anunció que ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional contra la carta remitida por el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, en la que le recordaba el "deber de pasividad" de Endesa ante la OPA. El presidente de la eléctrica denunció que están "cercenando" derechos de Endesa como la "no discriminación, la tutela efectiva y la libertad de expresión". Desveló que había recibido sendos requerimientos notariales de Gas Natural e Iberdrola en los que se prohibe hacer declaraciones o informar a los accionistas. "A mi me pagan, entre otras cosas, por hablar con mis accionistas", declaró y anunció su intención de "hablar con cada uno de los accionistas, trabajadores, clientes y territorios donde la compañía está presente".

 

Negó que se trate de una batalla política. "Que no me busquen en la política; en esta casa la política se queda fuera", dijo. Aseguró que la competencia no le da miedo pero precisó: "No me gusta competir con un brazo atado a la espalda". Pizarro tildó de "cuadrilla" a los que han intervenido en la OPA y se refirió a "autores, ideólogos, cómplices y encubridores". Con respecto a La Caixa fue tajante: "No seré nunca empleado de La Caixa".

 

Sobre el reparto de dividendo por las plusvalías de Amena, indicó que no se ha tomado ninguna decisión y rechazó la posibilidad de que Axa tenga un representante en el consejo, tras adquirir el 5,35% del capital.

 

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, ofreció una rueda de prensa poco después de que Pizarro terminara la suya, con motivo de la primera reunión del grupo de trabajo sobre el buen gobierno de las sociedades cotizadas, en la que se refirió a las declaraciones del presidente de Endesa. Conthe dijo que cualquier jurista "se ríe" del recurso anunciado por Pizarro y tildó "propio de un país bananero" intentar asustar al regulador. Aclaró que la carta remitida a Endesa no pretendía "poner trabas a la libertad de expresión" y recordó que la CNMV tiene el "papel de árbitro" y de "recordar a los capitanes las reglas del juego" antes de que se endurezca. A este respecto, indicó que le pareció aventurado el rápido pronunciamiento de Endesa sin conocer en profundidad la oferta y que para dar una opinión "no es necesario contratar cinco o seis bancos de inversión". Destacó que le preocupa que Endesa viole la legislación intentando captar accionistas que hagan imposible la OPA de Gas Natural, no que Pizarro haga públicas sus opiniones. Por eso recomendó "moderación" al presidente de Endesa.

 

Por otra parte, Conthe consideró "una medida sensata" que Gas Natural acuerde la venta de activos con Iberdrola lo que, en su opinión, demuestra que la oferta es "viable" y que "no tiene flancos incompletos". Al tiempo, anunció que la CNMV investigará de oficio tanto la operación de Axa, si bien indicó que no hay razones para pensar que se salga de la lógica del mercado, como la compra de 50.000 acciones de la eléctrica por parte de Pizarro.

 

Gas Natural considera que Endesa "no puede movilizar directamente a sus accionistas" contra la OPA. Fuentes de la empresa aclararon que en su requerimiento lo único que pedían a Endesa es que "cumpla con el artículo 14 del Real Decreto de OPA".

 

Iberdrola también respondió a las acusaciones del presidente de Endesa y negó que haya intentado poner cortapisas a su "libertad de expresión". "Sólo hemos pedido a Endesa que no realice imputaciones falsas en relación con Iberdrola y con sus accionistas", explicaron fuentes de la compañía.

 

En relación a su acuerdo para la compra de activos si prospera la OPA, ambas compañías consideran que "contribuye a incrementar la eficiencia y la competencia real y efectiva en los sectores del gas y la electricidad".

 

Por su parte la aseguradora francesa Axa precisó que la compra del 5,35% de Endesa no supone una inversión "estratégica" sino "financiera", negando así su interés en influir en la OPA. Con respecto a un posible aumento de capital en la eléctrica, señala: "Haremos lo que sea mejor para nuestros clientes".

 

En otro orden de cosas, los servicios de Competencia de la UE indicaron ayer que Enel y EDP no pueden pedir a la Comisión Europea que estudie la OPA de Gas Natural sobre Endesa.

 

Por otra parte, EL MUNDO indica que la empresa que vigilaba la sede de Endesa trabajó para una filial de La Caixa. Según el diario, la agencia de detectives Winterman, con sede en Barcelona, ha realizado servicios para Mapfre, atalana Occidente, Axa y Repsol YPF.

 

LOS EDITORIALES (17 de septiembre de 2005)

 

 

“Conthe: un árbitro nada neutral” EL MUNDO. El intento de Gas Natural para hacerse con el control de Endesa "ha servido para dejar patente la absoluta falta de neutralidad de la Comisión Nacional del Mercado de Valores", que está haciendo todo lo posible para que la OPA salga adelante. "Desde que Gas Natural confirmó su interés por Endesa, la CNMV no se ha recatado lo más mínimo en demostrar su apoyo a la oferta y en minar la posición de Pizarro, 2al que se le pide permanezca con las manos atadas ante una operación que supone el virtual desmantelamiento de su compañía". La actitud de la CNMV es el perfecto reflejo de la actitud del Gobierno, que se opone a que la Comisión Europea examine una fusión que dañaría gravemente la competencia.

 

“Alta tensión en la OPA”, ABC. Endesa tiene derecho a defenderse, a que se despejen las dudas razonables sobre la politización de la operación y a exigir la neutralidad del Gobierno.

 

Más de 800 Millones de Euros de Deficit en RTVE

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 6:49, Categoría: General

LA RAZON

Este fin de semana va la actualidad cargadísima y no podemos profundizar en todas las noticias, pero tampoco queremos pasar por alto este déficit del ente público RTVE que se ubicará en más de 800 millones de Euros. Para la propaganda y el engaño del pueblo lo que haga falta.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

El anteproyecto de presupuestos para 2006 de RTVE prevé un déficit de 801,7 millones de euros, un 10,57% más que en 2005, así como unos gastos operativos de 1.305 millones que, según fuentes de RTVE, garantizan el mantenimiento de la capacidad productiva del Ente Público para el próximo ejercicio. Los gastos operativos aumentaron un 2,8% con respecto a 2005 y en los mismos se excluyen los gastos de la deuda histórica. Asimismo, se prevén unos ingresos operativos de 732,8 millones de euros, el 9,69% menos que en 2005.

 

El Fracaso de la Reforma d ela ONU se Presenta como un Exito

Por Narrador - 2 de Octubre, 2005, 6:45, Categoría: General

LA RAZON

Ahora parece ser que se dedican a cantar los éxitos de la reforma de ONU cuando éstos son inexistentes. Da lo mismo, lo importante es la imagen, lo que cuenta es que se lo crean aunque sea mentira.

 

LA INFORMACION (17 de septiembre de 2005)

 

 

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Jan Eliasson, dio anoche -hora española- por aprobada la reforma del organismo en el transcurso de la última sesión de la cumbre celebrada en Nueva York. La reforma quedó aprobada "por consenso" poco después de que el ministro venezolado de Exteriores, Ali Rodríguez, formulara una dura protesta por el procedimiento aplicado. Rodríguez denunció que el borrador fue preparado por un grupo de 32 países, que luego quedó reducido a 15. "Es un documento sombrío pues en las sombras fue concebido", dijo.

 

La intervención del ministro venezonalo y posterior adopción de la reforma tuvieron lugar minutos después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunciara que su país no iba a aceptar el documento por las "irregularidades" cometidas. Chávez había sido recibido por el secretario general de la ONU, Kofi Annan, reunión que no supuso cambios en su postura hacia el documento, si bien éste reconoció al presidente venezolano que hubo "un error" en el procedimiento de elaboración del documento.

 

Por su parte, el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, transmitió al presidente de la Asamblea el interés del Parlamento español en la reforma.

 

Mientras, el Reino Unido ha expresado a España su disposición para contribuir a financiar la Alianza de Civilizaciones, según anunció Moratinos tras diferir de su homólogo británico, Jack Straw, en cómo enfocar los problemas de las relaciones entre Islam y Occidente.

 

En otro orden de cosas, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, asistió ayer a la inauguración de la Iniciativa Global Clinton, foro impulsado por el ex presidente de EEUU para buscar medidas prácticas que ayuden a los países más pobres.

 

LOS EDITORIALES (17 de septiembre de 2005)

 

 

“A paso de ONU”, EL PAÍS. Dice que el fracaso más grande de la cumbre de la ONU es la incapacidad de alcanzar un acuerdo para hacer frente a la creciente amenaza de un desastre nuclear. EEUU no puede abogar por la no proliferación de estas armas sin comprometerse a reducir su arsenal, o haciendo la vista gorda ante el caso hoy por hoy más peligroso: no la posibilidad, preocupante en sí, de que Irán se haga con este arma, sino el hecho de que la tenga Pakistán, un país inestable, cuando no fallido. La realidad, desgraciadamente, se mueve más rápido que la ONU. Podrá decirse que al menos no ha habido retroceso, pero a veces no avanzar es retroceder.

 

“Un ‘trasto’ útil”, LA VANGUARDIA. Señala que la cumbre de la ONU ha servido para que los grandes del mundo matizaran sus posiciones, empezando por Bush que dejó de lado su tono maniqueísta y admitió que el terror se nutre de la ira y el resentimiento. El presidente desde esta lógica, ofreció la eliminación de tarifas comerciales y de subsidios agrarios en EEUU para estimular el desarrollo en el Tercer Mundo “si otros países hacen lo mismo”. El baño de realismo de la guerra de Iraq y el impacto de la tragedia del Katrina han acercado a Bush al multilateralismo.

 

Sharon Desafía a Bush

Por Sin Pancarta - 2 de Octubre, 2005, 6:39, Categoría: General

LA RAZON

Israel, mejor dicho su gobierno que la nación es muy amplia y plural, parece haber encontrado la disculpa para desbaratar la incipiente y depaupera democracia palestina. Si Hamas no se desarma torpedeará las elecciones. Cada día una sorpresa mayor encontramos con este siniestro personaje que se permite el lujo de de desafiar incluso hasta a quien garantiza su existencia. No tiene desperdicio, como tampoco lo tienen sus defensores siempre a medio camino entre el odio y la ignorancia más absoluta.

 

Segundo punto reflexiona en EL PAIS Mario Vargas Llosa sobre Israel. Otro conocido antisemita y defensor del terrorismo, otro reconocido izquierdoso ¿O no? Reflexión, mucha reflexión.

 

ABC

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

ISRAEL TORPEDEARÁ LAS ELECCIONES PALESTINAS SI HAMÁS NO ES DESARMADO

 

Juan Cierco (Corresponsal)

 

Sharón, que se entrevistará con Abbas el 2 de octubre, amenaza con endurecer los «checkpoints», sellar los accesos a las ciudades e impedir el voto en Jerusalén

 

 

JERUSALÉN. «No tenemos intención alguna de controlar la vida de los palestinos, ni sus instituciones, ni su Gobierno». Palabras de Ariel Sharón durante su discurso en hebreo del jueves ante las Naciones Unidas.

 

«Haremos lo posible por hacer imposibles las elecciones palestinas si participa Hamás. Y tenemos medios suficientes para ello. No creo que los palestinos puedan organizar unos comicios legislativos sin nuestra colaboración. Nos bastará con endurecer los «checkpoints», sellar sus ciudades, impedir el voto en Jerusalén...». Palabras de Ariel Sharón, en inglés, ante periodistas extranjeros antes del comienzo del «shabat» en Nueva York.

 

Los palestinos, que conocieron a Sharón mucho antes que los jefes de Estado y de Gobierno internacionales presentes en Manhattan, se quedan con las últimas palabras del primer ministro israelí. Y lo hacen porque les suenan demasiado familiares, saben que son menos huecas, más realistas que las pronunciadas desde la tribuna de oradores de la ONU.

 

«Es intolerable que Israel se proclame como la única democracia de Oriente Próximo e impida que los palestinos trabajemos por la nuestra. Sharón no tiene derecho alguno a meterse en nuestras elecciones, no puede decidir qué partidos pueden concurrir y cuáles no, no puede utilizar la sinrazón de la fuerza ocupante para torpedear nuestros comicios del 25 de enero», salieron al paso al unísono, desde la dirección de la ANP, Saeb Erekat, y desde Hamás, Mohamed Ghazal.

 

 

EE.UU. aconseja la no interferencia

 

Tampoco sentaron demasiado bien las amenazas nada veladas de Sharón en la Casa Blanca. De hecho, Estados Unidos, que coincide con Israel en su preocupación por un más que posible éxito electoral de Hamás en las legislativas (quizás un 40 por ciento de los votos), aconsejó a Tel Aviv que se mantenga al margen del proceso.

 

Tanto el presidente palestino como la Unión Europea coinciden por su parte en que la mejor manera de reconvertir a Hamás en una organización política y social desarmada es permitir su candidatura a los comicios y su implicación, al estilo de Hizbolá en el Líbano, en tareas administrativas y de gobierno. Hamás ya ha participado, con notable éxito, en los comicios municipales que todavía no han concluido en Cisjordania y Gaza. Sea como fuera, esa estrategia no convence para nada a Israel, que exige el desarme inmediato de los grupos considerados terroristas por EE.UU. y la UE.

 

Bien es verdad que, en la pasada primavera, como adelantara ABC, desde Bruselas se recomendó entre bastidores y con la boca pequeña a la ANP que aparcara «sine die» las elecciones municipales, dados los pronósticos, luego confirmados, que se hacían sobre los resultados de Hamás.

 

El problema radicaba en los fondos que la UE entrega como ayuda a la cooperación a los ayuntamientos palestinos, fondos que no debían ser gestionados en su opinión por alcaldes o concejales de organizaciones terroristas.

 

Tras arduas negociaciones con los dirigentes palestinos, casi todos a su vez responsables de Al Fatah, el partido más poderoso en los Territorios Ocupados mientras Hamás no demuestre lo contrario, se llegó a la conclusión de dar luz verde a las candidaturas de los fundamentalistas islámicos, puesto que cualquier otra decisión no haría a la postre sino fortalecer su ya de por sí notable presencia tanto en Gaza como en Cisjordania.

 

De todo ello hablarán el 2 de octubre, en Jerusalén o en esa Gaza hoy evacuada, Mahmud Abbas y Ariel Sharón, en su primer encuentro cara a cara desde el 21 de junio y desde la salida de las tropas israelíes y de los colonos judíos de la Franja mediterránea.

 

De seguir el primer ministro israelí en sus trece, a Sharón le suele costar mucho contar hasta catorce en este tipo de circunstancias, la cita se presume tan tensa y compleja como las anteriores dado que además de cuestiones electorales el presidente palestino exigirá a su interlocutor, con la sombra siempre presente de Netanyahu en su pugna por el liderazgo del Likud, hechos concretos y no palabras o buenas intenciones sobre la descolonización de Cisjordania y Jerusalén Este.

 

EL PAIS

 

Domingo, 18 de septiembre de 2005

 

LUCES Y SOMBRAS DE ISRAEL

 

Mario Vargas Llosa

 

 

Si el conflicto palestino israelí no existiera, o hubiera sido ya resuelto de manera definitiva, el mundo entero vería en Israel uno de los éxitos más notables de la historia contemporánea: un país que en poco más de medio siglo -nació como Estado en 1948- consigue pasar del tercer al primer mundo, se convierte en una nación próspera y moderna, integra en su seno a inmigrantes procedentes de todas las razas y culturas -aunque, por lo menos en apariencia, de una misma religión-, resucita como idioma nacional una lengua muerta, el hebreo, y la vivifica y moderniza, alcanza altísimos niveles de desarrollo tecnológico y científico, y se dota de armas atómicas y de un ejército equipado con la infraestructura más avanzada en materia bélica y capaz de poner en pie de guerra en brevísimo plazo a un millón de combatientes (la quinta parte de su población).

 

Este logro es todavía más significativo si se tiene en cuenta que la Palestina donde llegaron los primeros sionistas procedentes de Europa, en 1909, era la más miserable provincia del imperio otomano, un páramo de desiertos pedregosos convertido ahora, gracias al trabajo y al sacrificio de muchas generaciones, en poco menos que un vergel. Es verdad que Israel ha contado con una generosa ayuda exterior, procedente principalmente de Estados Unidos, del que recibe anualmente cerca de tres mil millones de dólares, y de la diáspora judía, un factor que hay que tener en cuenta, pero que de ninguna manera explica por sí solo la impresionante transformación de Israel en uno de los países más desarrollados y de más altos niveles de vida del mundo. Por ejemplo, Egipto recibe una ayuda más o menos equivalente de Estados Unidos y nadie diría que le ha sacado el menor provecho para el conjunto de su población. Y los grandes países productores de petróleo, como Venezuela o Arabia Saudí, sobre quienes el oro negro hace llover desde hace muchos años una vertiginosa hemorragia de dólares, siguen, debido a la ineficiencia, el despotismo y la cancerosa corrupción de sus gobiernos, profundamente enraizados en el subdesarrollo. Ninguno de ellos ha aprovechado de sus recursos y de las oportunidades creadas por la globalización como Israel.

 

Es verdad que, en los últimos años, a medida que, gracias a su despegue industrial, sobre todo en el campo de las nuevas tecnologías, el crecimiento económico israelí se disparaba y el país dejaba de ser rural y se volvía urbano, la sociedad más o menos igualitaria y solidaria con la que soñaban las primeras generaciones de sionistas, y de la que todavía era posible encontrar huellas en el Israel que yo conocí hace treinta años, iba siendo reemplazada por otra, mucho más dividida y antagónica, donde las distancias entre los sectores más ricos y los más pobres aumentaban de manera dramática y el idealismo de los pioneros y fundadores de Israel iba siendo reemplazado por el egoísmo individualista y el materialismo generalizado que es rasgo universal de todas las grandes sociedades contemporáneas.

 

Israel se jacta de haber cumplido esta veloz trayectoria histórica hacia el bienestar dentro de la legalidad y la libertad, respetando los valores y principios de la cultura democrática, algo que ha brillado y sigue brillando por su ausencia en todo el Medio Oriente. Ésta es una verdad relativa, que exige importantes matizaciones. Israel es una democracia en el sentido cabal de la palabra para todos los ciudadanos judíos israelíes quienes viven, en efecto, dentro de un Estado de Derecho, que respeta los derechos humanos, garantiza la libertad de expresión y de crítica, y en la que quien siente vulnerados sus derechos puede recurrir a unos jueces y tribunales que funcionan con independencia y eficiencia. He estado cinco veces en Israel, a lo largo de tres décadas, y siempre me ha impresionado la energía y la firmeza con que se practica allí la crítica, y la diversidad de opiniones en los periódicos y revistas publicados allí en lenguas a mi alcance, en debates y discusiones o pronunciamientos públicos de partidos, instituciones o figuras individuales formadoras de opinión. No creo exagerado afirmar que probablemente en ninguna otra sociedad se critica de manera tan constante, y a veces tan acerba, a los gobiernos de Israel como entre los propios israelíes.

 

Estas excelentes costumbres democráticas se reducen considerablemente, y a veces desaparecen por completo, cuando se trata del millón y pico de árabes israelíes -musulmanes en su gran mayoría y una minoría cristiana- que constituyen aproximadamente el 20 por ciento de la población. En teoría son ciudadanos a carta cabal, con los mismos derechos y deberes que los judíos. Pero, en la práctica no lo son, sino ciudadanos discriminados, para los que no existen las mismas oportunidades de que gozan aquellos y que tienen tanto los accesos a los servicios públicos -educación, salud- como al empleo, la adquisición de propiedades, o el simple movimiento físico, mediatizados, recortados o suprimidos con el argumento de que estas cortapisas y limitaciones son indispensables para la seguridad de Israel.

 

Pero los ciudadanos árabes israelíes, pese a todo ello, viven en condiciones envidiables si se compara su caso con el de los millones de palestinos del West Bank y, hasta ayer, de la Franja de Gaza, es decir los territorios que Israel ocupó en 1967, luego de la Guerra de los Seis días, en que derrotó a los Ejércitos de Siria, Jordania y Egipto. (El West Bank estaba entonces bajo el dominio jordano y Gaza bajo el egipcio). Esta victoria, de la que la gran mayoría de los israelíes se sienten orgullosos por razones militares y/o religiosas -su pequeño país derrotaba en un cerrar de ojos a una gran coalición militar del mundo árabe y recuperaba para los judíos la totalidad del ámbito de su historia bíblica-, convirtió a Israel en algo que ha sido su pesadilla desde entonces y lo que ha contribuido más que nada a desencadenar la antipatía o la franca hostilidad hacia sus gobiernos de una buena parte de la opinión pública internacional: en un país colonial. Y nada corrompe tanto a una nación, desde los puntos de vista cívico y moral, como volverse una potencia colonizadora. Coincidiendo con aquella conflagración de 1967, el general de Gaulle hizo entonces una descripción de los israelíes que generó una gran polémica (y mereció, entre otras muchas, la respuesta encendida de Raymond Aron). Los llamó "pueblo de elite, seguro de sí mismo y dominador". No estoy seguro de que entonces fuera cierto; pero sí lo estoy de que, de entonces a ahora, insensiblemente, y debido a la conquista de aquellos territorios así como a su enriquecimiento y poderío, Israel se ha ido acercando a lo que, cuando fue lanzada, nos pareció a muchos una injusta y exagerada descripción. En lo que concierne a su relación con los palestinos, todas son sombras que maculan moralmente el formidable progreso material y social de Israel. En los 38 años de ocupación, los palestinos han visto sus tierras expropiadas e invadidas por cientos de miles de colonos que, casi siempre alegando los derechos divinos, se posesionaban de un lugar y de unos campos, los cercaban y venía luego el Ejército a proteger su seguridad y a consumar el despojo, manteniendo a raya o expulsando a los despojados. Pese a las duras rivalidades que las enfrentan, tanto la izquierda como la derecha israelí, han coincidido en esta política de apoyar la multiplicación y el ensanchamiento de los asentamientos por colonos convencidos de que, actuando de este modo, cumplían la voluntad de Dios. Este proceder abusivo ha sido el mayor obstáculo para un acuerdo de paz, pues, a la vez que, de palabra, los gobiernos israelíes decían siempre desearla, en la práctica la desmentían con una política que a ojos vista iba aumentando y refrendando la ocupación colonial.

 

No hay duda alguna de que, debido a sus enormes divisiones políticas internas, a la práctica del terrorismo, a la ineficiencia y torpeza de sus líderes, los palestinos han defendido muy mal su causa, desaprovechando a veces oportunidades como la que, a mi juicio -el tema es objeto de tremendas controversias en Israel y en Palestina- representaron las negociaciones de Camp David y de Taba en el año 2000, en los finales del gobierno laborista de Ehud Barak. Pero, aun así, y sin que ello signifique la menor justificación del salvajismo irracional de los atentados contra la población civil y de las bombas de los suicidas palestinos -voladura de autobuses, restaurantes, cafés, discotecas, tiendas-, los atropellos cometidos por el Gobierno israelí contra la población palestina en general -puniciones colectivas, demoliciones de casas, asesinato de líderes terroristas aunque para ello sea inevitable que mueran civiles inocentes, detenciones arbitrarias, torturas indiscriminadas, juicios de caricatura en que los jueces condenan a los acusados a largas penas sin que los abogados defensores puedan siquiera conocer el acta de acusación, que se mantiene secreta por razones de inteligencia militar, etcétera- son injustificables e indignas de un país civilizado.

 

Después del fracaso de los acuerdos de Oslo, que habían despertado tanta euforia en todo el mundo y en especial en Israel -yo estuve allí por aquellos días y viví ese entusiasmo-, y luego de la subida al poder de Ariel Sharon, bestia negra de los pacifistas y de todos los partidos moderados del país, las esperanzas de paz parecían enterradas por un buen tiempo. Nadie había promovido tanto como aquél la política de los asentamientos de colonos en los territorios ocupados ni nadie había saboteado con tanta vehemencia todos los intentos de solución negociada del conflicto -desde Oslo a Camp David y Taba- como el líder del Likud. ¿Quién hubiera dicho que la misma persona que dirigió la invasión militar de Líbano, que estuvo implicada en las matanzas de refugiados palestinos de Sabra y Shatila y que con su paseo provocador por la Plaza de las Mezquitas contribuyó a desatar la segunda Intifada y a frustrar los acuerdos de paz de Oslo, iba pocos años después, de manera unilateral, a cerrar los 21 asentamientos coloniales de la Franja de Gaza y a devolver esta tierra arrebatada al pueblo palestino?

 

¿Qué ha habido detrás de esta audaz iniciativa? ¿Una concesión táctica, para distraer la atención internacional mientras Israel acentúa la política de apropiación de las tierras del West Bank? ¿O un intento serio de mostrar al mundo la voluntad de Israel de poner de una vez por todas un fin razonable a este conflicto? ¿Qué piensan de ello los israelíes y los palestinos? Para tratar de averiguarlo, acabo de pasar quince días en Israel y en los territorios ocupados, hablando con gente de toda condición e ideología, viendo y oyendo lo más que podía y tratando de sobrevivir al calor, la intensidad de las vivencias y la fatiga. Porque en Israel y en Palestina se vive más que en otras partes y el tiempo parece durar allá menos que en el resto del mundo. Acaso esa sea la razón por la que tres de las cuatro grandes religiones de la historia de la humanidad tengan allí sus raíces y por la que ese puñado de kilómetros cuadrados haya hecho correr desde hace cuatro milenios más sangre y locura que cualquier otra región del mundo.

 

Generales Israelíes Considerados por Inglaterra como Criminales de Guerra

Por Sin Pancarta - 2 de Octubre, 2005, 6:21, Categoría: General

LA RAZON

¡Qué cosas pasan! Ahora los generales israelíes no se atreven a salir de su país por miedo a ser detenidos como criminales de guerra. Además de ser detenidos en el país que gobierna Tony Blair ¿Será Tony un defensor del terrorismo? ¿Un enemigo de occidente? ¿Alguien pro islámico? No, es más simple. El que más y el que menos se da cuenta de la catadura moral de estos sujetos, de su desprecio a las libertades (al menos las ajenas) y de su comportamiento general ¿Puede existir una democracia cuyos jefes militares son considerados criminales de guerra por Inglaterra?

 

Otra cuestión: Acaban de evacuar Gaza, en teoría, y ya vuelven a ocupar una parte. Es que no lo pueden evitar lo suyo es la invasión, el expansionismo al modo del ‘espacio vital’ nazi, la agresión perpetua y por supuesto el victimismo más atroz. No cuela.

 

ABC

 

Sábado, 17 de septiembre de 2005

 

LOS GENERALES ISRAELÍES TIENEN MIEDO A VOLAR

 

Juan Cierco (Corresponsal)

 

Grupos de derechos humanos palestinos y hebreos recurren a la justicia internacional para perseguir a mandos del «Tsahal» involucrados en «crímenes de guerra»

 

 

JERUSALÉN. «Me encantaría aceptar tu invitación y visitar Gran Bretaña, pero temo que si vuelo a Londres podrían detenerme, y tengo entendido que las cárceles de tu país son muy duras». La cara de Tony Blair se convertía en un poema a medida que Ariel Sharón encadenaba una palabra con otra.

 

«Yo también he servido durante muchos años en el Ejército de Israel, yo también soy general», le espetó el primer ministro israelí a su colega británico como punto seguido de un asunto que ha traído y traerá aún más cola.

 

Todo comenzó el domingo cuando, como consecuencia de una serie de demandas interpuestas en Londres por organizaciones de derechos humanos palestinas e israelíes, el general en la reserva del «Tsahal» Doron Almog tuvo que quedarse a bordo del avión de Elal que le había llevado hasta la capital del Reino Unido y regresar a Tel Aviv por temor a ser detenido si ponía un pie en suelo británico.

 

El general Almog podría estar implicado en la cadena de mando que ordenó el 22 de julio de 2002 el bombardeo de un edificio de viviendas de Gaza, en el que murieron uno de los responsables de Hamás, Salah Shehadeh, y su mujer, pero también una docena de personas más, entre ellos nueve niños.

 

No son los únicos generales en el punto de mira de la justicia internacional. Tanto el actual jefe del Estado Mayor, Dan Halutz, quien en 2004 señaló ante la justicia israelí que los muertos inocentes de aquel bombardeo no le quitaban el sueño, como su antecesor, el general, Moshé Yaalon, se encuentran en el punto de mira y le han cogido de golpe miedo al avión.

 

 

Apoyo internacional

 

Portavoces del Centro Palestino de Derechos Humanos y de «Yesh Gvul» (Hay un límite) han justificado su recurso a la justicia extranjera (también se han dirigido en este sentido a la española) por no haber tenido eco jurídico sus intentos de llevar la cuestión ante los tribunales israelíes, que «siempre han utilizado maniobras dilatorias sin tomar medida alguna».

 

Las reacciones políticas y diplomáticas no se han hecho esperar en Israel. Sus responsables han hecho piña con los generales cuestionados. Además de los comentarios realizados por Sharón a Blair, el ministro hebreo de Asuntos Exteriores, Silván Shalom, y la de Justicia, Tzipi Livni, se han comprometido a tocar todas las teclas jurídicas y diplomáticas necesarias para detener este peligrosa campaña.

 

Shalom fue al grano con Gran Bretaña al asegurar que, de seguir adelante con estos procesos, los soldados británicos desplegados en Irak podrían verse en la misma tesitura si se les involucra en crímenes de guerra.

 

Es más, la iniciativa contra los generales israelíes podría convertirse sólo en el primer paso para una campaña de calado más profundo. Así, residentes palestinos en Jerusalén Oriental, cuyas casas han sido demolidas por orden del Ayuntamiento, han decidido, aconsejados por el Comité Israelí contra las Demoliciones de Casas, querellarse en Londres contra los funcionarios municipales involucrados en dichos derribos. A este paso, los aviones de Elal van a despegar vacíos desde el aeropuerto de Ben Gurión.

 

ABC

 

Sábado, 17 de septiembre de 2005

 

ISRAEL CREARÁ UNA «ZONA DE SEGURIDAD» DE 150 METROS EN EL NORTE DE GAZA

 

Juan Cierco (Corresponsal)

 

 

JERUSALÉN. Cuando ni siquiera ha transcurrido una semana desde la salida del último soldado israelí de Gaza, el ministro de Defensa, Saúl Mofaz, ha anunciado la creación de una «zona de seguridad» de 150 metros en el norte palestino de la Franja mediterránea para evitar posibles ataques contra su territorio.

 

Mofaz ha justificado su decisión por el caos generalizado que se observa en Gaza en los últimos días, sobre todo en la frontera con Egipto, y la impotencia de las Fuerzas de Seguridad palestinas por intentar imponer cierto orden.

 

Esa «zona de seguridad» o «tierra de nadie» será delimitada por una valla electrónica o por un muro, y a la misma no tendrán acceso palestinos.

 

La ANP ha denunciado que Israel se comporta, aún tras su retirada, como una fuerza ocupante en Gaza. Diga lo que diga Ariel Sharón en la ONU.