El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Se Aprueba La Ley de Defensa sin Consenso con el PP

Por Sin Pancarta - 29 de Septiembre, 2005, 6:52, Categoría: General

De no ser por la cuestión de la negociación con ETA y las declaraciones al respecto del ‘Presidente Accidental’ esta sería la noticia del día y es que se ha aprobado la nueva ley de defensa sin consenso con la oposición por primera vez en la historia de la democracia española. Ahora bien con ERC, los separatistas e independentistas, si ha habido acuerdo.

LOS TITULARES

El País: El Congreso aprueba la Ley de Defensa sin el PP, que defiende la intervención en Irak.

El Mundo: El Congreso apoya la Ley de la Defensa de Bono con los únicos votos en contra del PP.

La Vanguardia: El Gobierno saca adelante la Ley de Defensa Nacional con apoyo de ERC y rechazo del PP.

La Razón: El PP acusa a Bono de no consensuar la Ley de Defensa porque se lo prohibe ERC.

ABC: El Gobierno rompe con 25 años de consenso y pacta la Defensa Nacional solo con la minoría.

El Periódico: El PP se queda solo en el 'no' a la nueva ley de la defensa.

Avui: El PP se aísla contra la ley de defensa, que cuestiona haber intervenido en Irak.

LA INFORMACION

El Congreso aprobó ayer la reforma de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional con la oposición del PP y la abstención del PNV, BNG, EA y Nafarroa Bai. Los populares denunciaron que esta ley rompe el consenso en materia de Defensa de los últimos 25 años y anunciaron que la reformarán cuando gobiernen. El PP mantuvo que todas las misiones en el exterior, incluida la de Iraq, fueron "legítimas y legales".

El ministro de Defensa, José Bono, pidió "sentido común", recordó que el consenso en materia de Defensa se rompió cuando Aznar decidió apoyar a EEUU en su invasión de Iraq, y pidió al PP que olvide ese periodo. Bono resaltó que la futura ley establecerá que las misiones militares en el exterior contarán con la autorización previa del Congreso. De esta forma, agregó, el Parlamento "nunca será testigo mundo" del envía de tropas al exterior, que estará sujeto a una resolución de la ONU, fruto de un acuerdo de la UE o una decisión tomada por unanimidad en la OTAN.

El portavoz del PP, Fernando López Amor, calificó la ley de "mala", criticó la "mucha prisa" en su tramitación y subrayó que ha sido pactada don partidos independentistas, lo que calificó de "perversión política". El portavoz socialista, Jesús Cuadrado, indicó que el rechazo del PP se justifica en el recuerdo de la guerra de Iraq y en su subordinación a Aznar. También criticó a los populares que intenten ser "más patriotas" que nadie "golpeando con la bandera de España" a los partidos nacionalistas. Desde ERC, Joan Puig justificó su voto favorable en la "mejora" que supone la ley, mientras que el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, destacó que la norma sitúa a España a "en la vanguardia del control democrático" de las misiones del Ejército.

LOS EDITORIALES

“PP, a la defensiva”, EL PAÍS. Cree que el PP votó en contra de la nueva Ley de Defensa en un intento de buscar fórmulas que cubrieran o no entraran en contradicción con lo que hizo el Gobierno de Aznar en relación con lo de Irak. Para el diario, que el principal partido de la oposición quede fuera del acuerdo sobre Defensa en aras de ese comezón resulta absurdo. Y desde luego entra en contradicción con el anhelo de dejar de remar de espaldas expresado por Rajoy. La votación de ayer demuestra hasta que punto el peso del pasado, la obsesión retrojustificativa, lastra al PP.

La Ley de Defensa, otro síntoma de la crispación entre PSOE y PP”, EL MUNDO. El hecho de que los dos grandes partidos no hayan consensuado la Ley de Defensa, es una muestra más de lo envenenadas que están las relaciones entre PP y PSOE, con un alto nivel de crispación y desconfianza entre sus respectivos dirigentes. El diario sostiene que estando de acuerdo en lo sustancial, los dos partidos podrían haber llegado a un compromiso con otra redacción más ambigua. Pero el PSOE se ha mostrado intransigente en el último momento, poniendo al PP entre la espada y la pared. Todavía hay tiempo en el Senado, para lo que cual el Gobierno debe renunciar a utilizar este asunto como un arma arrojadiza contra su adversario.

“Amores que matan”, ABC. Subraya que “Por primera vez desde hace 25 años, Gobierno y oposición rompen el consenso en materia de seguridad y defensa. (...) Sorprende que en un asunto de Estado, el Ejecutivo socialista se eche en brazos de ERC, que, rizando el rizo de sus exigencias, pidió reformar la Constitución “para que el Ejército no invada Cataluña si decide independizarse”. Mal compañero de viaje el que se ha buscado el Gobierno en un asunto en el que la lealtad es norma de obligado cumplimiento”.

“La ley de media Defensa Nacional”, LA RAZÓN. Apunta que lo ideal hubiera sido que la Ley de Defensa Nacional contara con el consenso de todos los grupos del Congreso, por eso no cabe desdeñar en sí mismo el apoyo de los partidos minoritarios e incluso la abstención de los nacionalistas. En la pasada legislatura acertó el PP cuando, pudiendo hacerlo, no quiso aprobar una ley de Defensa Nacional porque no contaba con el respaldo del PSOE. Los socialistas no han seguido el ejemplo y han sacado adelante una ley que, si bien subraya aspectos muy positivos como el reforzamiento del papel del Congreso en el envío de tropas al extranjero, arranca con un defecto de origen. Si el Gobierno de Zapatero ni siquiera acepta el acuerdo en legislar y establecer la defensa común y de todos.

“Perjudicial inestabilidad”, EL CORREO. El pleno se convirtió en una controversia sobre la "legalidad" de la intervención iraquí, asunto que poco tiene que ver con la futura política de Defensa. La principal conclusión es que "además de haberse roto el recomendable consenso en una nueva cuestión perteneciente al núcleo de constitucionalidad del sistema democrático, el PP, solo en su oposición a la norma, ya ha anunciado que cambiará la ley cuando llegue al poder, añadiendo unas perjudiciales gotas de inestabilidad a un tema sensible".

“Un Ejército maniatado”, LA GACETA. El Gobierno ha preferido pactar con las formaciones que desean la disolución de las Fuerzas Armadas españolas como paso necesario a la desaparición de la propia nación antes de llegar a un acuerdo con la oposición del Partido Popular. "La presentación de la ley no ha podido ser más lamentable·". Gracias a la cesión a los nacionalistas y a la peculiar doctrina Bono-Zapatero "nos hemos vuelto el aliado menos fiable y si cabe menos deseado del mundo".