El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Los Objetivos Batasunos para Este Año

Por Narrador - 28 de Septiembre, 2005, 7:04, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Para los que no se quieren enterar. Por ejemplo el sujeto al que el Patxi ’Nadie’ le ve buena voluntad como han podido leer hace las siguientes propuestas. Seguidamente uno de los parlamentarios del PCTV expone sus objetivos para este año. Si es que más claro agua. Sólo el que no quiera enterarse no se entera.

GARA

Jueves, 15 de septiembre de 2005

LA MESA PARA EL ACUERDO INICIA CONTACTOS PARA QUE EL PROCESO SEA RESPALDADO DESDE EUROPA

Mientras la Mesa para el Acuerdo sigue intentando recabar aportaciones y conseguir el mayor respaldo posible para «diseñar un proceso democrático entre todos los agentes que trabajan en Euskal Herria», sus componentes anunciaron ayer la intención de crear un grupo en el Parlamento Europeo para que también se pueda dar impulso a esta iniciativa desde el ámbito internacional. Martin Aranburu e Itziar Fernández indicaron que siguen manteniendo relaciones para poder incrementar el apoyo al Acuerdo Democrático de Base, y emplazaron a los agentes vascos a seguir en esta labor.

BILBO - Los componentes de la Mesa para el Acuerdo ­nacida tras una intensa labor llevada a cabo por la Comisión para la Resolución del Conflicto y que agrupa a seis partidos, siete sindicatos y más de una treintena de movimientos sociales­ han iniciado contactos en el Parlamento Europeo con el fin de que se pueda crear un grupo que «respalde el proceso democrático abierto en Euskal Herria» y que apoye el Acuerdo Democrático de Base suscrito el pasado mes de marzo.

Tal y como recordaron en rueda de prensa en Bilbo los portavoces de la Mesa Martin Aranburu e Itziar Fernández, el objetivo de la Mesa para el Acuerdo es «diseñar un proceso democrático entre todos los agentes que trabajan en Euskal Herria», sobre unas bases definidas en el citado Acuerdo Democrático y que «en todo momento está abierto a las aportaciones que se nos quieran hacer para mejorarlo».

El texto recoge «la aceptación de Euskal Herria como sujeto, que no exista ninguna discriminación de personas ni de territorios, que esté pactada entre los agentes y que sea refrendada después por toda la ciudadanía». A este respecto, explicaron que a día de hoy las conversaciones entre los agentes están «totalmente normalizadas», al tiempo que incidieron en que «se ve la necesidad de desarrollar este proceso» y en que «hay una voluntad por parte de todos los agentes de implicarse y de buscar una solución al conflicto».

En esa misma línea, estos últimos meses la Mesa para el Acuerdo ha seguido manteniendo relaciones, en muchos casos bilaterales, con aquellos agentes interesados pero que aún no son componentes de la iniciativa; todo ello con el fin de incrementar el respaldo político y social hacia este Acuerdo.

«Está claro que se ha activado la confianza de todos estos meses de trabajo, y hemos constatado que la metodología es la que sirve», subrayó Fernández, que también se felicitó por el «respeto mutuo entre las partes y la actitud positiva y de compromiso de los firmantes del Acuerdo». Unos aspectos éstos que, a su juicio, «enriquecen» la propia labor de la Mesa para el Acuerdo.

Tras indicar que a raíz de las reuniones mantenidas a lo largo de este verano han conseguido contar con el apoyo de nuevos agentes, Martin Aranburu eludió citar sigla alguna «por discreción». Eso sí, lamentaron que a diferencia de lo ocurrido en Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa, «donde no hemos tenido ninguna dificultad para hablar con la derecha», en la Euskal Herria peninsular «no hemos conseguido nada con el PP ni con UPN». A su juicio, «hay miedo a la libertad y a la democracia, y ni siquiera están queriendo hablar con la Mesa para el Acuerdo».

Mientras tanto, este foro, que celebró su primera reunión el 13 de mayo en el Santuario de Arantzazu, sigue trabajando con «personas que ejercen la función de notario y observadores, y seguimos teniendo contacto directo con ellas, trasladándoles prácticamente todos los contactos que se realizan, así como la documentación generada», detallaron.

Recogida de aportaciones

Itziar Fernández explicó que, en lo que a los contactos mantenidos hasta ahora se refiere, está abierta la fase de recogida de aportaciones. «Creemos que entre setiembre y octubre nos llega- rán las que faltan, de modo que a finales de octubre convocaremos el foro de firmantes del Acuerdo Democrático de Base con ob-jeto de valorar la marcha del proceso y concretar los pasos a dar en los próximos meses», indicó.

En el ámbito internacional, explicaron que ya han establecido contactos en el Parlamento Europeo con el objetivo de que se cree un grupo que respalde un proceso democrático en Euskal Herria, así como el Acuer- do Democrático de Base. Esta cuestión ya fue anuncia-da por Martin Aranburu en una entrevista concedida a GARA a principios de mes, si bien en la comparecencia de ayer puntualizaron que se trata de un objetivo a lograr antes de Navidades y que «ya vemos factible».

Los integrantes de la Mesa volvieron a reiterar su llamamiento a todas las fuerzas políticas vascas para que sigan trabajando «en esta labor, con el objetivo de que podamos tener una sociedad donde la paz, la justicia y la democracia sean reales, y no en la situación que vivimos ahora».

GARA

Jueves, 15 de septiembre de 2005

ANTE EL NUEVO CURSO POLÍTICO

Julián Martínez Ona  (Parlamentario de Ezker Abertzalea)

Finalizada la época estival, ciertamente activa en lo que al fragor político se refiere, un nuevo curso político comienza y por lo que respecta al grupo Parlamentario Ezker Abertzalea es una experiencia por primera vez.

Aunque en su momento Ezker Abertzalea ya presentó sus compromisos programáticos, vemos necesario también ahora trasladar a la opinión pública las directrices principales de trabajo que nos proponemos impulsar y que iremos abordando en todo momento con ilusión y confianza y, sobre todo, desde una actitud responsable y de juego limpio.

Solución política

El primer punto del programa que anunciamos hacía referencia a que si se considera la existencia de un conflicto político entre Euskal Herria y los estados francés y español, necesariamente la solución tendrá que ser política. A la vez señalábamos que la palabra, el diálogo sin exclusiones (en este momento apostillaremos sin condiciones) son los instrumentos que harán posible la resolución y superación de la situación conflictiva que padecemos. Asimismo consideramos que la naturaleza del conflicto requiere definir como base esencial de una solución democrática el reconocimiento de Euskal Herria como nación, el derecho de autodeterminación y el respeto a lo que el pueblo vasco decida.

Sobran en este momento posiciones y actitudes partidistas. Hay que mirar más allá de capitalizar rentabilidades políticas. Hay que abandonar el juego de ver quién gana y quién pierde. Es hora de trascender ese juego de perder y ganar electoralmente y atreverse y apostar por el juego de que todos ganamos al dar pasos concretos hacia la resolución del conflicto. Si existe buena voluntad es posible.

Me pregunto si el hecho de poner continuamente condiciones (a una parte) para incluirla en el proceso de negociación no es otra cosa que imponer un dilema imposible: conseguir la meta, el final, antes de andar el camino. Es como si un alumno le propusiera a su profesor que le apruebe en junio porque ya estudiará después. La meta no se puede poner como condición de partida. En función de cómo se «juegue», de cómo se desarrolle el proceso se llegará a un resultado.

Derechos civiles y políticos para todos

En segundo lugar, nuestro grupo parlamentario asumía como compromiso político la defensa en favor de todos los derechos civiles y políticos para todos. Un compromiso que no escatimará esfuerzos para acabar con la Ley de Partidos totalmente ilegítima, que hace posible la ilegalización de ideas y formaciones políticas. Una ley perversa que es utilizada exclusivamente con fines políticos. Una ley que amenaza como una espada de Damocles y acosa constantemente con criminalizaciones y encausamientos a la Izquierda Abertzale. Una ley que no respeta en absoluto la voluntad de la ciudadanía, cautivando los cargos en ayuntamientos y otras instituciones a los electos y electas ilegalizadas. Nuestro compromiso responderá con firmeza hasta superar el apartheid político.

Desde una disposición responsable vamos a mantener nuestro talante negociador y dialogante. Estamos dispuestas a tender una mano a todo aquel que desde el diálogo constructivo ofrezca compromisos serios que se lleven a la práctica, coincidentes con la defensa de todos los derechos civiles y políticos. Por lo tanto, ante la andadura de este nuevo curso político en el parlamento de Gasteiz, Ezker Abertzalea siempre va a estar atenta a los pasos concretos que se den en esta dirección.

Vivir y educar en euskara

En tercer lugar, Ezker Abertzalea reafirma su compromiso con la apuesta por una nueva política sobre el euskara, ante el fracaso de lo habido hasta ahora. Vemos la necesidad de una verdadera euskaldunización de la administración, por lo que urgen medidas eficaces para que la utilización del euskara en las instituciones de la CAV sea del 100%. Nuestro posicionamiento y compromiso va a ser del todo claro y contundente en este sentido, y nos comprometemos a trabajar por el desarrollo de lo establecido en el Acuerdo Socio-Político de Kontseilua.

Vemos asimismo necesaria la revisión del Modelo Educativo actual y su currículo, a fin de que por una parte garantice una verdadera euskaldunización, y por otra la cultura e identidad vascas sean la base del mismo. De la misma manera apostaremos por una verdadera Universidad vasca.

Ezker Abertzalea reafirma su compromiso con la apuesta por un nuevo modelo social. Apostamos por el avance hacia un espacio socioeconómico vasco donde los procesos de privatización del sector público llevados a cabo por el Gobierno de Gasteiz se detengan y en su lugar se impulsen y asuman compromisos en sectores estratégicos para nuestra economía como son la investigación, la industria, energía, agricultura, pesca; que puedan ser organizados desde una gestión pública, moderna y eficaz.

La vivienda es otro de los compromisos que trataremos de impulsar, a fin de que se detenga la especulación y subida imparable de precios y sobre todo nuestro empeño se centrará en asegurar el derecho a la vivienda a todos los sectores de la sociedad, comenzando por los que más necesidad tienen.

Otros temas como las medidas contra la precariedad en el empleo, la seguridad en el trabajo, y la promoción del empleo serán totalmente abordados por Ezker Abertzalea. De la misma manera impulsaremos por todos los medios la participación ciudadana y el diálogo con los agentes sociales y sindicales, para decidir entre todas las partes qué tipo de infraestructuras, modelo energético y sistema de transporte necesitamos. Proyectos como el TAV, el Superpuerto de Pasaia, el enlace Supersur deben someterse a una justa moratoria para que con claridad y transparencia, y con la participación ciudadana, puedan contemplarse otras alternativas más justas, racionales, en armonía con el medioambiente y beneficiosas para la gran mayoría de ciudadanas y ciudadanos, y no en función del beneficio e intereses de unos pocos. El proceso acontecido con la central de Boroa sería el ejemplo a evitar.

Por lo tanto, la participación social, el diálogo, el consenso, el acuerdo y el considerar al pueblo como sujeto activo y de derecho para opinar y decidir siempre estará presente en la actividad política de nuestro grupo. Seremos totalmente críticos y beligerantes ante posturas imposi- tivas y actuaciones oscuras o políticas de hechos consumados, como lo sucedido con la central de Boroa, y otros muchos ejemplos más.

Finalmente, Ezker Abertzalea considera indispensable dar pasos reales hacia la igualdad entre los hombres y las mujeres, tanto en el sector público como en el sector privado a través de compromisos concretos.

Corolario

Hasta ahora, en la corta andadura parlamentaria de nuestro grupo nuestra actitud ha sido responsable y generosa impidiendo en todo momento el bloqueo del Parlamento (votos para la presidenta jeltzale de la mesa, votos para el lehendakari) y aunque a cuenta recibimos todo tipo de acusaciones, en la práctica la venganza se consumó en nuestro grupo al ser excluidos de la Mesa del Parlamento. Nadie se sonrojó por ello, ni mucho menos dijo nada ante este hecho de exclusión y, por qué no decirlo, de marginación de Ezker Abertzalea. Nadie se escandaliza ni abre la boca ante las continuas actuaciones de acoso y derribo que la Audiencia Nacional ejerce sobre la Izquierda Abertzale con procesamientos totalmente arbitrarios. Una de nuestras primeras propuestas estará encaminada a conocer la opinión de los distintos grupos parlamentarios sobre el acoso jurídico-político que sufre EHAK.

A pesar de ello, insistimos en que mantendremos esta línea de apertura al diálogo sin límites, diálogo responsable y constructivo, pero también esperamos actitudes de necesaria corresponsabilidad, porque responsables somos todos. Esperamos oír compromisos serios que se lleven a la práctica en relación los temas programáticos que hemos mencionado.

Ha llegado el momento de adquirir compromisos concretos y en esto nos vamos a centrar a través de nuestra actividad parlamentaria. Ezker Abertzalea se mantiene en la línea hasta ahora planteada de luchar por la paz y la democracia. Nos reafirmamos con más empeño, más esfuerzos, más ilusión en ese compromiso adoptado hasta ahora. Seremos consecuentes con la confianza que 150.000 ciudadanos depositaron en nuestra candidatura. No va a ser nuestra misión hacer frente a los enemigos de la paz y la democracia sino facilitar caminos, sumar con hechos a favor de la distensión y no crear más crispación. Esto ya lo hacen otros, que son los que tienen vértigo y pánico a la superación de la actual situación.