El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Israel Deja como Herencia en Caos más Absoluto en Gaza

Por Narrador - 26 de Septiembre, 2005, 4:12, Categoría: Israel

Continúa el lógico desastre tras 38 años de brutal ocupación militar en Gaza procad (en parte) por Israel que tiene muchos intereses en que la evacuación parcial salga mal.

ABC

Miércoles, 14 de septiembre de 2005

SHARÓN, TRAS LA RETIRADA DE GAZA, ESTRELLA INVITADA EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

Juan Cierco

JERUSALÉN. Ariel Sharón despegó ayer desde el aeropuerto de Ben Gurión, en Tel Aviv, rumbo a Nueva York con noventa minutos de retraso debido a un problema técnico. Salvo sorpresas de última hora, del todo inesperadas, éste será el único contratiempo que tendrá en los próximos días, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el primer ministro israelí

Su visita al corazón de Manhattan, su participación en el foro anual por excelencia de la vituperada ONU, su discurso de mañana ante 170 jefes de Estado y de Gobierno, sus entrevistas cara a cara con los principales líderes mundiales —todos quieren ahora hablar con él, quién se lo iba a decir a este político y militar a sus 77 años de edad—, estarán sin duda coronados por el éxito diplomático

«Sharón va a ser la estrella en Nueva York», reconocía hace sólo unas semanas en Jerusalén a este diario, durante un desayuno de trabajo, un alto funcionario europeo de visita oficial en la Ciudad Santa

De «halcón» a centro de atención

El mismo Sharón al que hasta hace sólo unos meses le recordaban en este foro multinacional y en otros muchos más su pasado como el «halcón» más voraz del espacio aéreo de la región; el arquitecto de la colonización judía en Gaza y Cisjordania; el ex general que invadió el Líbano y diseñó la matanza de Sabra y Shatila; el turista nada accidental por la Explanada de las Mezquitas en septiembre de 2000; el primer ministro que lanzó una represión sin contemplaciones contra la segunda Intifada palestina… Hoy y mañana, unos años, unos meses después de aquello, Ariel Sharón entrará por la puerta grande de las Naciones Unidas, pisará una alfombra roja extendida en su honor, saludará complacido con un leve gesto de su mano a diestro y siniestro, se reunirá ante los focos y las cámaras de televisión de medio mundo con los jefes de Estado y de Gobierno de Gran Bretaña, Australia, Canadá, Jordania, Turquía, Rusia y, por supuesto, Estados Unidos y se subirá confiado y sonriente a la tribuna de oradores

Hablará mañana del final de la responsabilidad israelí sobre Gaza, ahora que no quedan ni soldados ni colonos, pero no del final de la ocupación. Matiz importante éste al encontrarse todavía bajo el control de Tel Aviv los espacios aéreo y marítimo de la Franja mediterránea y las fronteras

El primer ministro de Israel, que se ha llevado como escudero a Simón Peres, se dirigirá, en hebreo, a la comunidad internacional, a los palestinos y a los israelíes. A los primeros les dirá que él ha cumplido su parte y que ahora son otros los que deben acatar las directrices de la Hoja de Ruta; a los segundos, que ahora es su turno, que Mahmud Abbas debe emplearse a fondo en la lucha contra el terrorismo y en el desarme de Hamás y otras organizaciones armadas; y a los terceros, incluidos los miembros del Likud y Benjamín Netanyahu, que a buen seguro seguirán su discurso en directo por televisión, les recordará que Jerusalén tampoco para él es negociable, ni ahora ni nunca

El presidente palestino, consciente del mensaje que Sharón dejará impreso en letras de oro en la ONU, quiso contestarle antes incluso de que tomara la palabra. Mahmud Abbas se dirigió ayer a su pueblo por televisión para felicitarse por la retirada israelí de Gaza y sentenciar que no habrá paz mientras no haya un Estado palestino justo y viable. Además aseguró que el caos de las armas no será tolerado por más tiempo, dijo que la ocupación israelí de Gaza no terminará mientras controle las fronteras y el espacio aéreo y marítimo, exigió la retirada hebrea de Cisjordania y Jerusalén Este y prometió imponer la ley en la Franja

Palabras serias, rotundas, decididas… insuficientes para robarle en la distancia un ápice de protagonismo a la estrella invitada de la Asamblea General de la ONU. Ariel Sharón.

EL MUNDO

Miércoles, 14 de septiembre de 2005

MAZEN CIERRA LA FRONTERA DE GAZA CON EGIPTO PARA FRENAR EL CAOS

Paula Mercade (Especial para EL MUNDO)

JERUSALEN.- El presidente palestino, Abu Mazen, se valió de un discurso televisado para dirigirse a sus ciudadanos cuando apenas habían pasado 24 horas de la completa retirada israelí de la Franja de Gaza. El líder de la Autoridad Nacional Palestina lanzó un mensaje claro al Gobierno israelí asegurando que está listo para entrar en negociaciones para acordar el estatus final de los territorios.

Abu Mazen advirtió que el plan de desconexión no es el fin de la ocupación e instó a los israelíes que se retiraran también de Cisjordania y de Jerusalén Este. Pero parece que el Gobierno hebreo no tiene intención de hacer caso a las demandas del presidente palestino. El ministro de Defensa israelí, Shaul Mofaz, recordó ayer mismo que centrarían sus esfuerzos en «lograr recursos para desarrollar los bloques de asentamientos» de Cisjordania.

El presidente palestino aprovechó también su discurso para dirigirse a todos los grupos armados avisándoles de que no toleraría «la falta de seguridad» y «el caos de las armas».

Restablecer el orden

A pesar de mostrarse fuerte en su determinación de acabar con la violencia no detalló cómo actuarían sus Fuerzas de Seguridad ante las sistemáticas transgresiones de la ley. De hecho, la Policía palestina no prohibió ayer que cientos de milicianos celebraran la retirada israelí de la Franja mostrando sus armas por uno de los campamentos de refugiados.

Hay otros signos que evidencian la determinación de Abu Mazen de restablecer el orden en el territorio palestino. Los comandantes de seguridad egipcios y de la Autoridad Nacional Palestina acordaron cerrar ayer el paso fronterizo entre Gaza y Egipto. Desde que el también llamado corredor Filadelfia ya no está bajo control del Ejército israelí, miles de personas han cruzado este límite para encontrarse con sus familiares al otro lado después de los 38 años de ocupación o para comprar productos a precios más baratos.

A partir de ayer, las Fuerzas de Seguridad bloquean los caminos cercanos a la frontera para prevenir que los coches lleguen a este área. Otro intento del presidente palestino de imponer la ley fue ordenar a su policía que cerrase la entrada a lo que hasta ahora eran asentamientos judíos y que persiguiera a los saqueadores.

EL PAIS

Miércoles, 14 de septiembre de 2005

ABBAS: "HOY GAZA, MAÑANA CISJORDANIA Y JERUSALÉN"

Ferran Sales

El presidente palestino exige el fin de toda la ocupación y promete acabar con el caos

Gaza - "A partir de hoy no toleraremos más anarquía en materia de seguridad, el caos de las armas y los secuestros", aseguró ayer el presidente palestino, Mahmud Abbas, en un discurso difundido por radio y televisión, 24 horas después de la salida del último soldado israelí de la franja de Gaza tras 38 años de ocupación. El líder palestino exigió que Israel también se retire de Cisjordania y Jerusalén Este. "Hoy es Gaza, mañana Cisjordania y Jerusalén", dijo.

"No transigiremos más. Trataremos de poner fin a todos los fenómenos negativos, incluidos los atentados contra el orden público que amenazan nuestra sociedad", prosiguió Abbas, en lo que se puede considerar como el discurso más explícito y programático que el líder palestino ha pronunciado tras su llegada al poder hace ocho meses.

El presidente, en una seria advertencia dirigida a los caudillos militares, a los jefes de clanes y a las facciones radicales de Yihad Islámica y Hamás, y otros grupúsculos, que desde el estallido de la Intifada, hace cinco años, tratan de hacerse con el poder, advirtió tajante que él es el máximo responsable en los territorios palestinos, donde debe haber de ahora en adelante "una sola autoridad, una sola ley, una sola armada legítima".

"La ocupación no acabará de manera efectiva hasta que los objetivos del proceso de paz hayan sido alcanzados; a saber, la creación de un Estado palestino independiente, con Jerusalén como capital, en los territorios ocupados de 1967", continuó afirmando Mahmud Abbas en otro momento de su discurso, dirigiéndose al Gobierno de Israel, al que invitó a sentarse en la mesa de negociaciones para alcanzar una "paz justa".

El mensaje de Abbas se había visto precedido ayer por una serie de órdenes contundentes y firmes, con las que la Autoridad Nacional Palestina trata de poner fin al caos y al pillaje desatado en los antiguos asentamientos judíos de la franja de Gaza, tras la retirada de los últimos soldados israelíes. El Gobierno palestino ha ordenado cerrar la zona de los asentamientos, pero además colaborar en la clausura y el control del paso fronterizo de Rafah, al sur de la franja de Gaza, convertido en las últimas horas en una zona de anarquía y caos, por donde la multitud ha venido pasando sin hacer caso de los controles aduaneros.

Las declaraciones y advertencias de Abbas fueron ratificadas por la secretaria de la presidencia de la Autoridad Nacional Palestina, que aseguró que es encuentra en marcha un plan destinado a desarmas las milicias radicales, empezando por las facciones del partido gubernamental de Al Fatah. Según un portavoz de la secretaria presidencial, Abbas estaría a punto de dar un ultimátum a los milicianos para que se disuelvan o se integren en los cuerpos de seguridad de la policía en un plazo corto.

El presidente Yasir Arafat, pocos meses después de que estallara la Intifada, trató bajo consejo de la UE y con la ayuda de los servicios secretos de Estados Unidos de poner en marcha un plan de desarme de las facciones radicales. Pero los proyectos fracasaron pocas semanas después de iniciados, como consecuencia de una operación de represalias del Ejercito israelí.

Ayer pocos minutos después de que Abbas hiciera públicas sus planes, y como si se tratara de un desafío, el máximo dirigente de Hamás en Gaza, el doctor Mahmoud Zahar, anunciaba las intenciones de su organización de no dejarse desarmar y de mantener la lucha contra Israel hasta la liberación de todos los territorios palestinos, incluido Jerusalén. Las palabras amenazadoras del jefe fundamentalista fueron corroboradas por unos desconocidos, presumiblemente militante de algunas de las organizaciones radicales, quienes lanzaron desde el norte de la franja de Gaza una granada contra un vehículo militar, cuando transitaba por el término municipal israelí de Nativ Hasara, situado al otro lado de la frontera.

LA RAZON

Miércoles, 14 de septiembre de 2005

EL CAOS SE APODERA DE GAZA

Saud Abu Ramadan

El presidente palestino cierra la frontera con Egipto y promete «devolver el orden» a la franja

Gaza - La Policía palestina cerró ayer el paso a asentamientos judíos y persiguió a saqueadores palestinos, en el primer intento por imponer el orden tras las caóticas celebraciones por la retirada israelí de Gaza. Sin embargo, no consiguieron evitar el saqueo de los valiosos invernaderos del área. Guardias egipcios trataron infructuosamente por segundo día consecutivo de controlar el cruce masivo de la frontera de la franja de Gaza hacia Egipto, que era una barrera infranqueable cuando era patrullada por Israel.

Con la partida de los israelíes, los palestinos en Gaza excavaron túneles bajo los muros y treparon barreras para cruzar a Egipto, donde se aprovisionaron de cigarrillos, medicamentos, alimentos y, según sospecha Israel, armas. Las fuerzas egipcias mataron el lunes a tiros a un palestino. El caos renovó las dudas sobre la capacidad de las fuerzas palestinas de imponer orden en Gaza, así como las críticas a Egipto. Israel aceptó entregar la seguridad de la frontera a Egipto tras su repliegue.

«Esperamos que lo sucedido allí haya sido un fallo que no se repetirá y que las fuerzas egipcias harán lo que se espera de ellas», dijo Zalman Shoval, asesor del primer ministro israelí Ariel Sharon. Funcionarios israelíes señalaron que estaban en contacto con Egipto para resolver el problema. Los invernaderos, cedidos por Israel como parte de un acuerdo elaborado por mediadores internacionales, serán claves para reconstruir Gaza tras 38 años de ocupación israelí. La Autoridad Palestina espera que las instalaciones de alta tecnología provean empleos e ingresos por exportaciones para la mermada economía local. Durante un recorrido por Neve Dekalim, el primer ministro palestino, Ahmed Qorea, imploró a los palestinos que dejasen intactas las estructuras, mientras saqueadores re- movían los escombros en otras partes del asentamiento. «Estos invernaderos son para el pueblo palestino. No queremos que nadie toque ni dañe nada que pueda ser útil para nuestro pueblo», dijo.

A poca distancia del lugar, los rebeldes avasallaron a centenares de guardias que trataban de proteger los invernaderos. Los guardias reconocieron que, en muchos casos, no consiguieron frenar el saqueo. «Se llevan hojas de plástico, mangueras, cualquier cosa a la que puedan echar mano», dijo Hamza Judeh, un policía palestino. Después de una jornada protagonizada por el caos, oficiales de la seguridad palestina y de Egipto se reunieron en el paso fronterizo de Rafah, al sur de la franja de Gaza y limítrofe con el territorio egipcio, donde decidieron cerrar la terminal hasta hoy. Así lo informó ayer el portavoz del Ministerio de Interior de la ANP, Taufik Abu Housa, quien agregó que en un primer momento los egipcios habían anunciado sus intenciones de cerrar el paso fronterizo el jueves o viernes.

El presidente de la ANP, Mahmud Abas, declaró ayer en un discurso que «se ha creado un precedente histórico en Gaza», con la evacuación del Ejército israelí. «Al final (del camino) aspiramos a liberarnos de la ocupación y los asentamientos en todos nuestros territorios ocupados, empezando por Jerusalén», manifestó. El presidente palestino añadió que «tomaremos medidas inmediatas para instaurar el orden. No vacilaremos en hacer lo necesario para acabar con los desmanes y hacer cumplir la ley».

Precisó que «existe una única ley para todo el pueblo palestino» y que sus fuerzas de seguridad harán cumplir la ley. Asimismo, aseguró estar preparado para reanudar las conversaciones de paz con Israel y precisó que su objetivo es el de «alcanzar un estatuto definitivo de paz». Al cierre de esta edición se registró la segunda explosión tras la salida de las tropas. Fue en la localidad israelí de Netiv Hasará, situada al norte de la franja de Gaza, sin causar víctimas ni daños materiales. Efe, Ap