El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

20 de Septiembre, 2005

Panorama Vasco

Por Narrador - 20 de Septiembre, 2005, 17:23, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Abandonas hoy la intensidad del seguimiento informativo sobre el País Vasco comentándoles lo más destacado: El PNV exigirá inversiones en Euskadi para apoyar los Presupuestos del Estado, Llamazares en una entrevista concedida a EL CORREO fija su posición respecto a la política Vasca: "La alternativa al tripartito vasco es un pacto de nacionalistas, PSE y EB" y, finalmente, la opinión de Florencio Domínguez Respecto a la polémica y denostada homilía del Obispo de San Sebastián.

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL PNV EXIGIRÁ INVERSIONES EN EUSKADI PARA APOYAR LOS PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Imaz espera a que se materialice en los próximos días el acuerdo sobre el Cupo para negociar «con buena voluntad» las cuentas generales EA cree que los «méritos» del PSOE en financiación son «una obligación»

BILBAO - El PNV continúa inmerso en un intenso proceso de negociaciones de índole política y económica. Una vez «zanjado el litigio» sobre el Cupo entre los gobiernos central y vasco -según refrendó ayer la portavoz del Ejecutivo autónomo, Miren Azkarate-, y a la espera de la inminente reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico que plasme sobre el papel este acuerdo, el siguiente capítulo de su agenda serán los Presupuestos Generales del Estado.

A ellos se refirió ayer el presidente del EBB, Josu Jon Imaz, quien explicó que su partido respaldará las cuentas públicas en función de las inversiones que éstas establezcan para Euskadi. Nada dijo, sin embargo, sobre si un hipotético apoyo del PNV en Madrid tendría su reflejo en las conversaciones en torno a los Presupuestos vascos que el Gobierno de Vitoria también debe emprender en los próximos días con los partidos, entre ellos, el PSE. A este respecto, la portavoz Azkarate matizó ayer que los dos procesos «son diferentes».

Apenas veinticuatro horas después de la Conferencia de Presidentes Autonómicos a la que acudió Ibarretxe, el presidente peneuvista reiteró su confianza en que el acuerdo para resolver los conflictos del Cupo, la Ertzaintza y el 'Prestige' «culmine definitivamente» en los próximos días, con el fin de «dar por cerrada esta asignatura» y poder sentarse a hablar de los Presupuestos Generales del Estado. Imaz, que ayer participó en la Diada catalana, vaticinó también que la negociación sobre estas cuentas no será «fácil», pero aseguró que su partido mantendrá «la mejor voluntad» de consenso.

Precisamente, el Ministerio de Hacienda se puso en contacto hace unos días con la formación jeltzale, con el propósito de fijar una reunión para la próxima semana donde abordar el proyecto presupuestario del Gabinete de Zapatero. Imaz recordó que, desde un principio, el PNV ha puesto como condición previa a negociar con el PSOE que se cumpliese «la palabra dada» sobre el Cupo, la Ertzaintza y el 'Prestige'.

Tras reconocer que, con el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes Autonómicos el pasado sábado, «se ha dado un paso importante en ese sentido», el dirigente del EBB expresó su esperanza de mantener la sintonía «en los próximos días» y firmar definitivamente el «convenio en esas tres materias».

«A partir de ahí, una vez que ésto se produzca», el PNV estará en condiciones de estudiar la propuesta económica diseñada por el Ejecutivo central para el siguiente ejercicio, en la que el partido jeltzale «va a mirar fundamentalmente» las inversiones que el Gobierno contempla para el País Vasco. Imaz recordó que, en 2005, «del total de inversiones que se hicieron en el conjunto del Estado, menos del 0,5% vino a Euskadi, cuando tiene más del 5% de la población», lo que supuso «menos de la décima parte de lo que le correspondería en realidad».

«Lógicamente, nosotros no vamos a aprobar unos presupuestos con esos componentes», advirtió ayer. «Miraremos fundamentalmente cuál es la implicacion de esas cuentas en inversión y bienestar de la sociedad vasca y, a partir de ahí, adoptaremos nuestra posición», anunció. Imaz vaticinó que, «si se empiezan a producir», las negociaciones serán «complejas, nada fáciles, pero vamos a ir con la mejor voluntad para lograr un posible acuerdo a partir del cumplimiento del principio de implicación con la inversion y el desarrollo económico y social con Euskadi».

Instrumentalización

Por su parte, la presidenta de EA, Begoña Errazti, consideró ayer «positivo» que el Gobierno central «haya aceptado el planteamiento propuesto por el Ejecutivo autónomo respecto al Cupo». No obstante, la dirigente nacionalista dirigió un mensaje al presidente, puntualizando que la oferta económica de su Gabinete y el «consenso básico» -en palabras del propio Rodríguez Zapatero- obtenido con las autonomías sobre financiación sanitaria no es un mérito del Gobierno central, «sino una obligación».

Errzati indicó que el PSOE está resolviendo algunos asuntos generales, aunque estimó que «la sanidad no deja de ser un aspecto más de lo que se está debatiendo globalmente, que es el respeto al ejercicio de los derechos de la ciudadanía».

El portavoz de Ezker Batua, Mikel Arana, mostró también la satisfacción de su grupo por el acuerdo entre los Gobiernos central y vasco, aunque expresó su «sospecha» de que «esconde el interés del PSOE de lograr el respaldo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado». Arana apuntó, a través de un comunicado, que «nos podemos encontrar ante un guiño» de los socialistas a los nacionalistas porque «no es casualidad que un motivo de discrepancia durante dos años se cierre ahora en cuarenta y ocho horas».

En su opinión, el PSOE «está instrumentalizando los resortes del Estado según sus intereses partidistas y electorales. Nos podemos encontrar con un acuerdo que sólo busca la contrapartida del respaldo del PNV a las cuentas públicas estatales, así como demostrar a ERC que su apoyo no es necesario».

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

«LA ALTERNATIVA AL TRIPARTITO ES UN PACTO DE NACIONALISTAS, PSE Y EB»

Antonio Santos

IU apuesta por «recomponer» las relaciones con los socialistas, a quienes exige que no tengan una «actitud excluyente»

BILBAO - El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, realizó el viernes una visita relámpago a Bilbao. Dispuesto a aprovechar la «nueva etapa» en el escenario político, aboga por «recomponer» las relaciones entre Ezker Batua y el PSE-EE, rechaza la ilegalización de EHAK y vislumbra, «en un futuro», un Gobierno vasco entre «nacionalistas y no nacionalistas con EB como puente».

- ¿Ve cerca la paz en Euskadi?

- Estamos ante una oportunidad, no sé si cercana o a medio plazo. Lo que sí veo es la interrupción de la violencia cruenta de ETA. Me llama la atención que eso no tenga peso en la política.

- ¿Por qué?

- No se puede actuar ante una situación de años de plomo igual que en los años de cese de la violencia cruenta. Debe ser evidente para cualquier político y para cualquier ciudadano, aunque aún persistan otros tipos de violencia.

- ¿Qué propone?

- Dar pasos para que esta situación sea ya irreversible. Hay que perpetuar esta distensión, primero pidiéndole a la izquierda abertzale que cese la 'kale borroka' y las amenazas y, en segundo lugar, las instituciones democráticas y formaciones políticas debemos replantearnos las medidas de excepción como la Ley de Partidos o la dispersión.

- ¿El Gobierno debe negociar ya con ETA?

- Sólo le será posible en un escenario donde haya una declaración de cese de la violencia. Hoy por hoy, a la espera del cese definitivo de la violencia, lo que hay que hacer es desarmar a los violentos e impulsar medidas de distensión.

- Su compañero Madrazo dice que sí hay que hablar ya con ETA.

- Coincido con Javier en que esa negociación sólo puede desarrollarse en un escenario de paz, lo que no quiere decir que no haya conversaciones como las que, seguro, ya están teniendo. Estoy convencido de esos contactos, al menos con la izquierda abertzale.

- ¿Ezker Batua sigue siendo un 'grano' para la política nacional de IU?

- Nunca ha sido un 'grano', sino un elemento de fortalecimiento. En la medida en que se ha consolidado en Euskadi y ha recuperado un apoyo electoral ha sido un valor y una aportación para IU.

- Pero tiene un difícil engranaje en su política.

- Nuestros problemas son parecidos a los del resto de formaciones, sobre todo cuando nosotros queremos ejercer un papel de puente y de diálogo entre nacionalistas y no nacionalistas. Es un coste que hemos asumido.

- Hay compañeros suyos que no entienden a Madrazo.

- Como en el resto de las fuerzas políticas, hay compañeros que tienen opiniones diferentes sobre los ritmos y las medidas más adecuadas, pero no más altisonantes o distorsionantes que en otros partidos.

- En el PCE cuestionaron que EB volviera a participar en el tripartito.

- Ése es otro plano. Los compañeros de EB reflexionaron sobre si merecía la pena entrar o no en el Gobierno vasco y tomaron una decisión democrática, votada por los militantes y respaldada por un amplio porcentaje.

- ¿Por qué es factible una colaboración en Madrid entre IU y PSOE y no en Euskadi entre EB y PSE-EE?

- Al contrario que se produjo en Madrid, donde el PP con su política ultraconservadora unió mucho a las fuerzas de izquierdas, en Euskadi se dio una fractura entre constitucionalistas y el resto de fuerzas. Eso explica la dificultad para recomponer las relaciones.

- ¿Se recompondrán?

- Soy optimista. En la práctica, esas relaciones se van a recuperar en breve siempre que no prevalezca una actitud excluyente en el PSE, que intente dejar fuera a Ezker Batua.

- Madrazo cree que los socialistas le quieren echar del Gobierno.

- Por eso digo lo de que el PSE no debe tener una actitud excluyente. Patxi (López) debe situarse en unas condiciones nuevas.

- ¿Cuáles?

- La alternativa al tripartito no es el bipartito del pasado entre PNV y PSE. No queda sitio para la nostalgia. La alternativa al tripartito es establecer puentes de diálogo entre el Ejecutivo vasco y los socialistas y, en un futuro, la participación en el Gobierno de una mayoría nacionalista y no nacionalista en la que participe de forma importante EB como partido puente.

Ilegalizar EHAK

- ¿Cree que se debe ilegalizar EHAK?

- Estamos en otra época. Debemos abrir la fase de la distensión y eso nos compete y responsabiliza a los políticos. Debe funcionar el Estado de Derecho y la judicatura, por lo que no se debe tomar ninguna medida desde el ámbito político sobre la ilegalización de ningún partido. Otra cosa es la aplicación de normas jurídicas por parte de los jueces, pero creo que estamos en otra fase.

- Batasuna habla de persecución.

- No es buena ni la presión, ni el victimismo. Lo mismo podríamos decir nosotros de que hay una persecución a los cargos políticos y a una parte de la sociedad con la 'kale borroka'. Situarnos en el victimismo para justificar el que se mantengan posiciones de confrontación es equivocado. Hay que dar pasos hacia el diálogo y la paz y dejar a un lado la violencia como presión.

- ¿Aprecia esos gestos en la izquierda abertzale?

- Todavía no son suficientes. Hay gestos como el de Anoeta, pero su consecución a todos los niveles no se ha producido aún.

- ¿Una Izquierda Unida sin problemas internos es posible?

- Que no hubiera debate interno sería contraproducente. Pero una IU que modulase mejor lo que es debate y lo que es conflicto sería la idónea. Esa delicada línea la tenemos que desarrollar mejor.

- ¿No le cansa tener que lidiar tanto dentro de su propio partido?

- No, es un estímulo. El debate, la diferencia y la actitud crítica de los militantes es un valor a favor nuestro para corregir errores. Nos equivocamos cuando convertimos esa diferencia en confrontación y crispación interna.

EL CORREO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

CUERDA DE PRESOS

Florencio Domínguez

El obispo de San Sebastián pide la humanización del trato dado a los presos (de ETA, se sobreentiende); Pernando Barrena, que se piense ya en su puesta en libertad; los familiares de los reclusos, que se les considere sujetos políticos con un importante papel en el «proceso»; la universidad reclama respeto a la intimidad de sus notas académicas y a las irregularidades con las que, presuntamente, fueron obtenidas algunas de ellas. El Gobierno central, por persona interpuesta, hace saber que está dispuesto a negociar la situación de los terroristas encarcelados, mientras los aludidos nombran portavoces, exigen ser reconocidos como presos políticos y afirman que «deben jugar un papel indispensable en cualquier intento de solución».

Es evidente que los presos están en la agenda política y eso, para muchos, trae evocaciones del pasado, de los años de la transición. Sin embargo, hay que constatar que el Gobierno no tiene tanta capacidad de maniobra como posiblemente quisiera, ni margen para una nueva amnistía como la de 1977. Aquel fue un momento histórico singular que representó el paso de una dictadura a una democracia. Fue tan singular que la Constitución, en su artículo 62, prohibió los indultos generales para el futuro. Además, la reforma penal aprobada por PP y PSOE en 2003 endureció severamente las exigencias para la reinserción de terroristas, limitando el margen de discrecionalidad gubernamental que hasta entonces había habido.

En el terreno político, algunos significativos colectivos sociales que han respaldado la declaración del Congreso en favor del diálogo con ETA se volverían voces críticas si el Ejecutivo planteara una propuesta de excarcelación generalizada como en Irlanda del Norte.

ETA y los suyos han creído tradicionalmente que la libertad de los presos la obtendrían gratis el día que quisieran y por ello ese no ha sido sino un objetivo secundario de su actuación, supeditado al logro de sus aspiraciones políticas. Ante esta actitud, que no ha cambiado en la actualidad, el Gobierno tiene que hacer saber a ETA que la libertad anticipada de sus presos está mucho más allá de lo que pueden aspirar. Si les deja creer que eso lo tienen conseguido, le pedirán mucho más.

El tiempo ha demostrado lo contraindicado de la afirmación realizada por Joseba Urrusolo en los tiempos en los que estaba enfrentado con su jefe, 'Pakito': «Si sigo, es por los presos». Desde que Urrusolo hizo este pronunciamiento, en 1991, el número de presos de su cuerda se ha duplicado, entre ellos el propio autor de la frase y su jefe. Continuar la actividad terrorista ha tenido como único efecto incrementar la cifra de reclusos y vacunar a la mayoría de la sociedad española contra cualquier disposición a la generosidad.

Musulmanes: el Mayor Riesgo de Ceuta y Melilla

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 17:14, Categoría: Islamismo

Hoy me ha sorprendido el Diario EL PAIS. Varias cuestiones que sólo aborda el medio de PRISA y una noticia de apertura que no acabo de ubicar en su medida o razón. Según el rotativo la comunidad musulmana será mayoría en Ceuta y Melilla en la próxima década, según informes reservados del Ejército y del Centro Nacional de Inteligencia, que califican este cambio demográfico como un elemento de "vulnerabilidad" para la soberanía española en ambas ciudades autónomas. El servicio secreto subraya que la comunidad musulmana no está plenamente integrada y "sólo un 40% se declara proespañol".

Los informes del CNI citan como factores de riesgo dentro de las comunidades musulmanas de Ceuta y Melilla el analfabetismo y el desempleo, el elevado índice de criminalidad, la falta de raíces familiares en otras comunidades y el crecimiento del integrismo islámico. Entre las acciones futuras se reclama un "especial" seguimiento a los militares musulmanes, casi el 30% de las tropas presentes en las dos ciudades (unos 8.000), y la vigilancia del integrismo en los cuarteles. Además de los inmigrantes, los informes del Ejército califican de amenaza para el futuro de Ceuta y Melilla las inversiones marroquíes, el cierre de comercios, la fuga de capitales a la Península, la potenciación del puerto de Tánger y el libre comercio de Marruecos con la UE. Realmente sorprendente.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LA PRESIÓN DE 'NUESTRO' ISLAM

José María Irujo

El servicio secreto afirma que los musulmanes serán mayoría en Ceuta y Melilla en la próxima década: una población desintegrada que se ve como una amenaza a la soberanía

En 1887 había un solo musulmán empadronado en Melilla. Era natural de Casablanca (Marruecos) y trabajaba como criado, según se desprende del padrón municipal de la época. Hoy los musulmanes superan en esa ciudad el 40% de la población y se aproximan poco a poco hacia la mayoría. "Somos más del 50%, pero ésa es una realidad que se intenta maquillar", puntualiza Abderramán Benyahia, secretario general de la Comisión Islámica de Melilla.

La comunidad musulmana, mucha de origen marroquí, crece sin cesar en Ceuta y Melilla, y será mayoritaria en ambas ciudades en un plazo de 13 años, según estimaciones recogidas en informes reservados de los servicios de información del Ejército y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que contemplan este cambio con inquietud y lo catalogan como un elemento de "vulnerabilidad" para mantener la soberanía española de ambas ciudades autónomas.

En Ceuta y Melilla conviven cristianos, musulmanes y judíos, un extraordinario crisol de culturas y religiones que los políticos locales exponen como ejemplo: "Somos un observatorio adelantado de lo que está pasando en otras ciudades de Europa. Somos un ejemplo a exportar", señala Jesús Vivas, de 52 años, presidente de la Asamblea de Ceuta.

Pero el fenómeno de la inmigración, el gigantesco escalón económico entre España y Marruecos, la marea islamista y la reivindicación sobre la soberanía de estas dos ciudades españolas añaden a ese observatorio elementos singulares que los servicios de inteligencia, a juzgar por sus informes, observan con temor y desconfianza.

Tras la crisis de Perejil, el islote ocupado momentáneamente por Marruecos en julio de 2002, el interés del Ejército y los servicios de espionaje por el número de musulmanes, españoles o no, que residen en ambas ciudades, unos 27.000 en Ceuta y 26.400 en Melilla, según estimaciones oficiosas, se ha incrementado y es una cita constante en los análisis confidenciales que remiten al Gobierno.

Cuarteles vigilados

Un informe militar reservado titulado "Vulnerabilidades y amenazas permanentes" de Ceuta asegura que los musulmanes ceutíes serán mayoría en un plazo de 13 años, y destaca que "de esa comunidad sólo un 40% es proespañol declarado". Los claramente "promarroquíes" los cifra en el 10%. Entre las acciones futuras se reclama un "especial seguimiento a los militares musulmanes y el control del integrismo en los cuarteles".

Una paradoja, porque para algunos representantes de la comunidad musulmana como Abdesalam Hamadi, de 52 años, presidente de la Comunidad Islámica Al Bujari de Ceuta, "el Ejército profesional aparece hoy como salvador de la población ceutí". "Allí aprenden un oficio y los problemas para practicar los rezos o celebrar el Ramadán ya se han resuelto", dice este hombre que durante años ha negociado estas condiciones con los mandos militares. Casi un 30% de los soldados acuartelados en las dos ciudades, unos 8.000, es ya musulmán.

¿Una comunidad musulmana mayoritaria supone un riesgo para el futuro de Ceuta y Melilla? ¿Por qué esa desconfianza de los analistas militares hacia un colectivo, en su mayoría español, que, además, ha sido siempre el más desfavorecido por la Administración?

En Ceuta los partidos de corte musulmán tienen sólo cuatro de los 25 diputados de la Asamblea, pero se están organizando para ir juntos a las elecciones autonómicas de 2007. Tras la escalada de tensión con Marruecos por la toma de Perejil, José María Aznar, entonces presidente del Gobierno, prometió fuertes inversiones en la ciudad y el PP obtuvo el 62% de los votos. Logró 11 diputados más que en 1999 cuando el fenómeno del GIL lo relegó a segunda fuerza política. Hoy cuenta con 19 diputados, una aplastante mayoría, frente a 2 del PSOE.

Mustafá Mizziam, de 52 años, diputado del Partido Democrático y Social de Ceuta (PDSC), asegura que la cifra de musulmanes en esa ciudad es mayor de la estimada: "Aquí se maquilla la cifra de población musulmana. En algunos institutos de enseñanza secundaria más del 60% de los alumnos es musulmán". Una situación similar a la de los institutos o centros de primaria en Melilla, que, según describe Benyahia, son "netamente" musulmanes.

Fantasma y cifras

Mohamed Alí, de 29 años, presidente de Unión Demócrata Ceutí (UDCE), partido con tres escaños en la Asamblea, dice que siempre han dudado del censo electoral. Lo explica así: "Somos más (musulmanes) de los que se dice, y estamos estudiando recurrir ante el Instituto Nacional de Estadística". El INE no puede clasificar a ningún ciudadano según su cultura o religión, pero del padrón municipal se desprende que entre los 71.500 ceutíes hay unos 27.000 musulmanes, además de 2.000 hebreos y 500 hindúes.

En Melilla la población musulmana es similar a la de Ceuta, unos 26.400 de los 66.400 habitantes, y los informes militares estiman que los practicantes de esta religión serán mayoría a lo largo de la próxima década. Coalición por Melilla, cuyos votantes son musulmanes, ostenta 7 de los 25 escaños de la Asamblea, el órgano de gobierno de la ciudad autónoma que domina la coalición PP-UPM, con 15 diputados.

Abdelmalik El Barkani, de 44 años, neurocirujano y uno de los dos consejeros musulmanes en el Gobierno del PP, no ve riesgos en esta transformación. "Ése es el fantasma que siempre existe, que la población musulmana sea mayoritaria. No lo entiendo. ¿Si son españoles, qué problema hay?".

Juan José Imbroda, de 60 años, presidente de Melilla, califica de "disparate" el presunto maquillaje de cifras que denuncia la Comisión Islámica de Melilla. "Aquí no maquillamos nada. Eso lo dicen algunos porque el victimismo da rédito, pero son una minoría. Una mayoría musulmana no debería ser un problema. El problema no es que sean musulmanes, sino que algunos pretendan una islamización de Melilla. Todos estamos en el mismo barco".

¿Está en la mente de algún dirigente político local la islamización de Melilla? Mustafá Aberchán, de 46 años, dirigente de Coalición por Melilla, el primer partido de la oposición melillense, ha sido el único presidente musulmán en la historia de las dos ciudades, pero perdió su cargo tras una moción de censura del PP, PSOE y un tránsfuga del GIL. Su sueño duró sólo un año. "El pueblo aceptó mi presidencia con naturalidad, pero incomodó a algunos. Salieron a relucir los complejos y las fobias. Hasta se dijo que había que presentar la moción de censura contra mí para defender la españolidad de Melilla", recuerda ahora.

Unos temores que, según dice, siguen presentes. Como ejemplo, recuerda los discursos de Federico Trillo, ex ministro de Defensa, cuando acudió a Melilla a hacer campaña en las últimas elecciones autonómicas. "Pidió el voto para el PP o para el PSOE. Es decir, que votaran a cualquiera menos a nuestro partido. Ese mensaje tuvo su efecto y el PP obtuvo 15 diputados y más votos que nunca". El PSOE sólo cuenta con tres diputados en la Asamblea de Melilla. Aberchán reconoce que esa clase de discursos le condiciona, y asegura que su partido fue el que más "se manifestó por la españolidad de Ceuta y Melilla, quizás acomplejados por demostrar nuestra paternidad".

Benyahia, el secretario de la Comunidad Islámica de Melilla, de 41 años, tiene en su despacho una fotografía de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía y da claves sobre los orígenes de esta desconfianza. "El imaginario del melillense de origen peninsular está viciado. Es el patriótico a ultranza. Se ha hablado hasta de la marcha de la tortuga (supuesta infiltración de marroquíes en Ceuta y Melilla). En el imaginario siempre se identifica a la comunidad musulmana con Marruecos".

Alí, el político ceutí, va más lejos: "Todavía no se ha asimilado que seamos españoles, porque se sospecha que somos promarroquíes. Tenemos vínculos familiares con Marruecos, pero nos sentimos españoles. Esto provoca que haya dos ciudades: la de los musulmanes y la de los cristianos". Para Dionisio García, de 38 años, analista de defensa, "lo que impulsa a los marroquíes hacia esas dos ciudad es sólo el hambre".

Guetos y marginalidad

En la sede de la Comunidad Islámica de Melilla, en un edificio antiguo en el centro de la ciudad, familias enteras de musulmanes aguardan cola. Algunas señoras octogenarias exhiben documentos fechados hace décadas: recibos de la luz, del agua, contratos de arrendamiento o cualquier otro papel que demuestre que tienen arraigo en la ciudad. Son indocumentados que han pasado sin éxito por varios procesos de regularización. Hasta 1987 no se concedieron en Ceuta y Melilla las primeras nacionalidades al colectivo musulmán. Una vieja reivindicación que se logró después de muchas protestas. "Hay gente que lleva más de 80 años residiendo aquí y todavía no tiene papeles. Estamos desbordados. Creíamos que serían un centenar de personas, pero pueden pasar de 1.000. Esto es consecuencia de la dejación del Gobierno", asegura Benyahia, el secretario.

Alí, el dirigente del partido musulmán más votado en Ceuta, se queja de que Vivas, el presidente de la ciudad, hable de "extrarradio" en una ciudad de 19 kilómetros cuadrados cuando se refiere a los barrios musulmanes de El Príncipe, Jadú, Benzú o Rosales, todos destacados en los planos de Comandancia General de Ceuta donde se analiza el desarrollo de la población musulmana. Cuando el periodista camina por sus calles o se adentra en la Cañada de la Muerte o Reina Regente en Melilla comprende por qué los políticos musulmanes de las dos ciudades hablan siempre de marginalidad. En algunas de sus casas se refugian las bandas de narcotraficantes de hachís y los chavales, en ocasiones, reciben a pedradas a los coches patrulla de la policía cuando los agentes asoman la nariz por los barrios más conflictivos. "No digo que sea perfecto, pero en la Península hay barrios similares o peores. Hemos invertido mucho en esas zonas", se justifica Imbroda, el presidente de Melilla.

¿Cómo se han creado esos guetos, algunos nacidos en los años cincuenta? ¿Se ha fomentado el contraste entre las dos culturas o ha surgido de forma espontánea? Los mismos informes del Ejército que ven un riesgo en el cambio demográfico apuntan al "analfabetismo y desempleo, el elevado índice de criminalidad, el integrismo islámico y la falta de raíces familiares" como otros puntos vulnerables para mantener la soberanía española. Y en un capítulo titulado Minar la voluntad de la población hablan del apoyo marroquí "al victimismo interesado de la población musulmana" y al fomento "del conflicto cultural y religioso". También de la marroquinización de este colectivo. Estrategias que, en opinión del redactor del informe, intentan que "la permanencia familiar (de los cristianos) en la ciudad sea poco atrayente". Juan Bautista Vilar, de 64 años, catedrático de Historia, apunta en esa dirección: "En Melilla se están liquidando negocios de españoles y muchos se marchan a la Península".

Ana Isabel Planet, de 36 años, autora de una tesis doctoral sobre Ceuta y Melilla, asegura que la Administración "no ha acertado siempre, pero no se puede decir que estas ciudades han estado abandonadas". Lo mismo piensa El Barkani, el cirujano y consejero del Gobierno del PP en Melilla. "No creo que la Administración estatal o local hayan permanecido al margen. Se ha trabajado en barrios marginales, pero es cierto que no se ha avanzado al mismo ritmo que en otras comunidades". Los dirigentes de los partidos musulmanes que no están en el Gobierno no piensan igual. "Ha habido una marginación histórica hacia nosotros que todavía se percibe", arguye Mizziam, el político ceutí.

El fracaso escolar es la frase preferida de los dirigentes musulmanes cuando hablan de marginalidad. Creen que ahí está el origen de todos sus males. En la enseñanza primaria y secundaria Ceuta y Melilla baten todas las marcas: entre un 25 y un 35% de los alumnos no promociona de un ciclo a otro, según datos oficiales. Cerca de un 80% de estos niños es musulmán, según los responsables de varios colectivos. Hamadi, el presidente de la Comunidad Islámica Al Bujari de Ceuta, afirma que "padres y profesores también tenemos responsabilidad".

Las amenazas económicas

Fernando Gurrea, de 44 años, subsecretario del Ministerio de Educación, reconoce el fracaso. "Es cierto que los índices aumentan entre la población musulmana. Tienen una lengua materna distinta y necesitan un esfuerzo superior. El analfabetismo es también más elevado". Y ofrece un dato llamativo: en los últimos 14 años no se ha construido un colegio en Melilla. El último instituto se levantó hace ocho años. El ministerio ha puesto en marcha un plan integral para paliar esas deficiencias y "buscar la igualdad que hoy no existe".

El colectivo musulmán solicita desde hace años el bilingüismo en el profesorado infantil. En Melilla los niños hablan thmazight, un dialecto de la zona rifeña; en Ceuta, el árabe dialectal. Pero sus peticiones no tienen éxito. Mohamed Alí lo explica así: "Nos lo niegan una y otra vez. Todo lo que sea hablar árabe significa marroquinizar la ciudad. En Ceuta no hay un solo cartel en árabe, ni en el puerto, donde los ferrys llegan cargados de ceutíes y marroquíes. Hay una fobia que no entendemos porque la reivindicación marroquí por parte de los ceutíes es ridícula".

La tasa de paro en las dos ciudades autónomas es muy elevada. En Ceuta unas 5.000 personas de la población activa, casi el doble de la media nacional. Los principales beneficiarios de los planes de empleo comunitarios y estatales son casi siempre musulmanes, unas 1.000 personas al año. "Son contratos temporales que no forman ni dan estabilidad. Hay que formar a la gente", dice Alí.

"Está claro que los más excluidos son musulmanes. ¿Quién lo va a negar? Al no tener formación no pueden acceder a la Administración o a puestos en condiciones", reconoce El Barkani, el cirujano musulmán del PP. La escasa presencia de musulmanes en puestos de la Administración es patente. "En toda la Policía Local de Ceuta sólo hay tres o cuatro musulmanes", se queja Mizziam.

¿Cuál es el futuro de estas dos ciudades? ¿El enorme escalón económico que les separa de Marruecos supone un riesgo en materia de seguridad? Los informes del Ejército califican de "amenaza" las inversiones marroquíes, el cierre de comercios y la fuga de capitales a la Península, la potenciación del puerto de Tánger y el libre comercio de Marruecos con la UE.

El economista Íñigo Moré, de 36 años, ofrece un dato revelador: En 1970 el PIB per cápita de España multiplicaba por cuatro al de Marruecos. Hoy la diferencia asciende a 14 puntos, la más desigual de la UE y la OCDE. Y, según los expertos, lo más probable es que la brecha se amplíe.

Según Moré, los países casi siempre contagian su riqueza o su pobreza a sus vecinos, pero en este caso no ha sido así. "Marruecos no ha querido; ha preferido la reivindicación nacionalista. La relación económica de Ceuta y Melilla con ese país es de unos 1.000 millones de euros al año, pero sólo una fracción mínima es legal. Es un comercio irregular que no paga aranceles ni pasa la aduana. No hay una relación comercial sana, y ante esa antipatía Ceuta y Melilla han respondido atrincherándose y escondiendo la cabeza", asegura.

El desarme arancelario de Marruecos en 2010 es el gran reto del futuro inmediato. Buena parte de la economía local de ambas ciudades se sustenta en el contrabando. "¿Sabe cuánto whisky consumimos los melillenses? Más de setenta litros diarios por persona. Aquí, a este comercio ilegal se le denomina atípico", ironiza Benyahia.

El presidente de Melilla reconoce la incertidumbre: "No es un horizonte positivo. Es una medida que no nos favorece, aunque la repercusión está por ver. Nosotros apostamos por el turismo". Vivas, el presidente de Ceuta, cree que el desarme favorecerá la creación de una aduana comercial que hoy no existe. "Podemos convertirnos en la plataforma logística de aprovisionamiento de Marruecos", aventura. Margarita López, presidenta de la Asociación de Empresarios de Melilla, lo ve con menos recelo: "Para competir con los nuevos puertos de Marruecos tenemos que abaratar costos". Este país no tenía salidas al Mediterráneo, los dos únicos puertos naturales son Ceuta y Melilla, pero está construyendo el proyecto Tánger-Mediterráneo. "Está eliminando un problema centenario", resalta Moré.

Oportunidad perdida

Ante la corriente islamista que se extiende por Marruecos y contagia a algunos musulmanes de Ceuta y Melilla, los analistas apuestan por el desarrollo del vecino país como una garantía para la seguridad española. Uno de los que sostiene esta tesis es Jorge Dezcallar, ex director del CNI y hoy embajador español en la Santa Sede. "Ésa es la gran jugada estratégica de España. Aquello tenía que ser nuestro patio trasero. Lo teníamos que tener colonizado económicamente, y no es así. Estamos ausentes por la falta de seguridad jurídica en las inversiones", se lamenta.

La Comandancia General de Ceuta ha elaborado planes y mapas estratégicos reservados en los que se marca la línea para evacuar a la Península la población civil, unas 70.000 personas, en el supuesto de una agresión militar marroquí. Una posibilidad remota debido a la superioridad militar española. "El riesgo de Marruecos no es militar. Nunca pensé que fuera una amenaza militar porque la diferencia de medios es muy grande, pero parece claro que hay un cambio demográfico radical en la estructura de ambas ciudades. ¿Va a continuar? ¿Se va a favorecer o no?", se pregunta Dezcallar.

Los informes del Ejército aseguran que el cambio es un hecho, y apuestan a que en "la recuperación pacífica de soberanía" que pretende Marruecos su Gobierno planteará "derechos históricos y de población mayoritaria". Omar Azziman, de 56 años, el embajador de Marruecos en Madrid, cree "ridículo" el supuesto apoyo de su país a una mayoría musulmana. "Sobre todo en el momento en el que el islam tiene una presencia incontestable en Europa", dice.

El economista Moré no ve los riesgos que cita el Ejército en sus informes: "Los musulmanes serán los primeros que se opongan a que Ceuta y Melilla sean marroquíes. La realidad de Gibraltar es un ejemplo". Una opinión que comparten todos los dirigentes musulmanes consultados. "Mientras no se supere la sospecha no avanzaremos, pero el colectivo musulmán debe superar esa posición de victimismo: si me multan son racistas, si no me dan la casa son racistas... Todos tenemos que esforzarnos", dice Alí, el político ceutí.

A Vueltas con la Guerra Civil

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 17:06, Categoría: General

Otra noticia que sólo ocupa las páginas de EL PAIS: De la Vega frena la ley de memoria histórica para acoger a ambos bandos. El Ejecutivo se concentra en los republicanos pero incluirá a todos para "cicatrizar heridas". Pensábamos que estas historias del pasado habían quedado en el olvido como la Constitución Europea o ‘El Corazón de Europa’ pero parece que no es así. Cada dos o tres meses hay que sacar de paseo el enfrentamiento entre la ciudadanía por sucesos de hace casi 70 años. Lo de siempre.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

DE LA VEGA FRENA LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA PARA ACOGER A AMBOS BANDOS

Carlos E. Cué

El Ejecutivo se concentra en los republicanos, pero incluirá a todos para "cicatrizar heridas"

Madrid - Un año después de anunciar un proyecto largamente esperado por los represaliados del franquismo para recuperar la memoria histórica, el Gobierno aún no ha resuelto esta compleja papeleta, y no tiene fecha para hacerlo. El Ejecutivo ha decidido frenar o al menos ralentizar la ley que preparaba con la idea de buscar un proyecto "ambicioso" que "contente a los dos bandos y no sirva para reabrir heridas, sino para cicatrizarlas". El proyecto se concentra en los republicanos, pero incluirá a todos los que sufrieron la Guerra Civil.

Pasó marzo, pasó abril, llegó el verano, y la recuperación de la memoria histórica y la rehabilitación de los republicanos represaliados por el franquismo, uno de los grandes proyectos del Gobierno socialista, sigue encima de la mesa de María Teresa Fernández de la Vega, la vicepresidenta primera. Junto a él hay más de 700 documentos aportados por 40 asociaciones, particulares y expertos que abordan un tema definido por el Gobierno como "enormemente complejo y muy sensible".

El Ejecutivo ha incumplido hasta ahora los tres plazos que se dio a sí mismo. Pero no por capricho o desidia, sino por motivos políticos y técnicos. De la Vega creó en octubre de 2004 la Comisión Interministerial para el Estudio de la Situación de las Víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo. La decisión, de forma simbólica, se había anunciado en julio, en un Consejo de Ministros celebrado en León, donde fue fusilado, por mantenerse fiel a la república, el capitán Juan Rodríguez Lozano, el abuelo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El día que anunció la puesta en marcha de la Comisión, De la Vega fue muy clara en su objetivo:

"Reparar la dignidad y restituir la memoria de aquellas personas que sufrieron cárcel, represión o muerte por defender unos valores que hoy disfrutamos como sociedad democrática". Pero la realidad ha desbordado poco a poco esas intenciones iniciales.

A medida que la Comisión ha ido avanzando en su trabajo, sus miembros han ido comprobando la gran complejidad de este asunto. No sólo por los 700 documentos recibidos, sino por las miles de personas a las que afecta, y los problemas tan diferentes que engloba. Enterramientos ilegales en fosas comunes, reparaciones morales, peticiones de devolución de patrimonio, pensiones reparatorias para los afectados, anulación de sentencias sumarísimas, retirada de símbolos franquistas... "Estos asuntos son como las cerezas, tiras de uno y salen otros tantos", señalan en La Moncloa.

Proyecto ambicioso

Lo cierto es que el Ejecutivo mantiene su intención de presentar un "proyecto ambicioso" sobre la recuperación de la memoria histórica, en palabras de una portavoz de la Vicepresidencia Primera, pero se lo va a tomar con calma. También por un motivo político. Las últimas ocasiones en las que este asunto se ha reabierto, especialmente en marzo, cuando el Ministerio de Fomento retiró la última estatua de Francisco Franco que quedaba en Madrid, han permitido al Ejecutivo comprobar lo que ya temía: que éste no es un asunto cerrado en la historia de España, que sigue reabriendo heridas y que, sobre todo, cuenta con la oposición frontal del PP, especialmente en lo que se refiere a retirada de símbolos franquistas. El argumento de la oposición se repite cada vez que hay alguna novedad: "Esto no interesa a nadie, no hay que remover el pasado".

El Ejecutivo se encuentra frente a un gran problema. Los enfrentamientos que provocó la retirada de la estatua de Franco en Madrid -después cayó la de Guadalajara, aunque resisten otras- le han convencido de que debe tratar el asunto con mucha delicadeza. De hecho, el Ejecutivo ya ha anunciado a sus socios prioritarios, ERC e Izquierda Verde, que va para largo y que quiere medir muy bien los tiempos.

Los socios se impacientan. La formación ICV ya ha pedido que al menos el asunto de la transformación del Valle de los Caídos en un memorial de la represión franquista esté resuelto para el próximo 20 de noviembre, cuando se cumplen 30 años de la muerte del dictador. La Moncloa no quiere poner fechas, y menos una tan simbólica que sin duda pondría en pie de guerra a la extrema derecha. El Gobierno argumenta, además, que la intensa temporada política de este otoño no facilita las cosas para volcarse en un asunto de esta magnitud.

El Ejecutivo busca un objetivo complejo: "No despertar rencillas en ningún bando, ni convertir este asunto en un arma arrojadiza". Pero para lograr eso, el Ejecutivo cree que sólo hay una manera: revisar toda la historia, no sólo la represión franquista; también las ejecuciones sumarísimas, por ejemplo, que se realizaron en zona republicana.

De la Vega asume que las víctimas de ambos bandos no están en igualdad de condiciones, porque mientras el franquismo honró a sus muertos, los sacó de las fosas comunes y los convirtió en héroes, los republicanos quedaron olvidados en las cunetas prácticamente hasta este nuevo siglo, cuando varios jóvenes nietos de represaliados han reabierto la memoria.

Aún así, y dejando claro que es imposible situar en el mismo plano a los dos bandos, el Ejecutivo cree que su proyecto debe incluir toda la memoria histórica. "Hubo ejecuciones sumarísimas en los dos bandos. Tenemos que ver qué hacemos con Paracuellos del Jarama", señalan gráficamente en Moncloa, recordando el fusilamiento de unos 2.000 civiles del bando nacional a las afueras de Madrid, que el franquismo convirtió en máximo ejemplo de la crueldad de los republicanos. "Con este proyecto no se pretende reabrir ninguna herida, al revés; nuestro máximo interés será cicatrizarlas, si es posible, en ambos bandos", concluye el Ejecutivo.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LAS FOSAS DE FRANCO SE ABREN POCO A POCO

Carlos E. Cué

Madrid - Al margen de la ley que prepara el Gobierno, las asociaciones y los familiares siguen reabriendo fosas comunes de la Guerra Civil que el franquismo quiso condenar al olvido. En la foto, Agustín Elvira posa ante una enorme fosa en la que cree que está enterrado su padre, fusilado en 1942. Se trata de un lugar al pie del monasterio de Uclés (Cuenca), donde un grupo de un centenar de familiares buscan a los suyos, víctimas de la represión del 39 al 42, cuando el edificio religioso se convirtió en cárcel franquista.

Hay 316 entierros documentados, aunque podrían superar los 500. Voluntarios de toda España, coordinados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, llevan todo el verano reabriendo la fosa y ya han localizado más de 50 cadáveres. El lugar, rodeado de una gran tapia, ha estado cerrado al público durante más de 60 años porque la iglesia rechazaba que los familiares pudieran velar allí a sus muertos.

Durante la dictadura, las viudas tiraban flores por encima de la tapia, ya que todo el pueblo sabía quiénes estaban enterrados allí sin lápidas ni nada para recordarlos.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LAS ASOCIACIONES SE IMPACIENTAN Y EXIGEN UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA

Carlos E. Cué

Madrid - El Gobierno ha escuchado a las asociaciones que tienen algo que decir sobre la recuperación de la memoria histórica, hasta alcanzar la cifra de 40. Lo que sigue es el extracto de algunas de sus peticiones, a las que se ha sumado este verano un informe de Amnistía Internacional, que reclamaba al Gobierno que actúe ya. Las asociaciones comienzan a impacientarse, exigen una solución definitiva y recuerdan al Ejecutivo que éste es un asunto urgente, sobre todo dada la avanzada edad que tienen los escasos supervivientes.

Anulación de juicios. Es el punto técnicamente más complejo. Las asociaciones, entre ellas grupos internacionales de derechos humanos como el Equipo Nizkor o Amnistía Internacional, exigen que, como sucedió con el nazismo y el fascismo italiano, el régimen franquista sea anulado a todos los efectos, incluidos los juicios sumarísimos, para deslegitimar el golpe de Estado. El Gobierno apuesta por una ley de rehabilitación moral y simbólica, sin abrir la vía de la revisión judicial, porque daría lugar a una "inseguridad jurídica inmanejable". En ese caso, algunas asociaciones piensan recurrir a tribunales internacionales.

Símbolos, estatuas y callejero. Las asociaciones reclaman una ley que obligue a los ayuntamientos, iglesias y recintos militares a retirar los múltiples restos vivos de la dictadura. El Ejecutivo asegura que sólo puede recomendar, porque la competencia es de los municipios. Una proposición promovida en noviembre de 2004 el Congreso por PSOE, ERC e ICV y apoyada por todos, salvo el PP, insta al Gobierno a redactar esa ley. Otra que pide la retirada de la estatua de Franco en la Academia Militar de Zaragoza, que tampoco se ha cumplido aún.

Fosas. Sólo la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, sin apenas ayuda oficial, ha realizado 536 exhumaciones en tres años. También trabaja en este campo el Foro por la Memoria, vinculado al PCE. Todos piden que el Gobierno cree una oficina para promover las excavaciones de forma oficial, con expertos, con todas las garantías y siguiendo los protocolos internacionales de búsqueda de desaparecidos.

Pensiones y devolución de patrimonio. Ambos han sido ya tratados, pero las asociaciones piden más; por ejemplo, que se suban las cuantías y no se cobre el IRPF sobre la cantidad entregada. El Gobierno recuerda que en este asunto la competencia es de las comunidades. En cuanto a las devoluciones, se ha trabajado en el patrimonio de los partidos. Ahora se reclama el de los republicanos expoliados tras la guerra.

Los archivos de la represión. El conocimiento de la verdad, la recuperación de la historia, es algo que obsesiona a todos los familiares de represaliados, que se encuentran con archivos militares cerrados para ellos o de difícil acceso. Las asociaciones piden crear un gran archivo informatizado de la represión no para expertos, sino para familiares.

Comisión de la Verdad. Al final de otras dictaduras, como la argentina, se realizó un estudio para determinar una verdad oficial ratificada por el Congreso, que en España no existe. También se pide que sea eso lo que se enseñe en las escuelas.

Valle de los Caídos. Se pide la instalación en la nave central de una exposición permanente sobre los 12.000 presos políticos que lo construyeron. También se reclama la colocación de placas en todas las obras, como el canal del Guadalquivir, construidas por presos políticos. Además, se propone crear un gran centro de interpretación de la represión franquista, similar al que hay en Nüremberg (Alemania), sobre el nazismo.

Bono y la Defensa Europea

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 16:59, Categoría: Unión Europea

No es que tenga demasiada importancia lo que diga Bono sobre materias de defensa pero nosotros se lo contamos. En un artículo conjunto con su homólogo portugués publicado en EL PAIS abogan por reforzar los instrumentos de cooperación entre ambos países. “Participamos del mismo concepto de seguridad ligada estrechamente a nuestros aliados y nuestros socios europeos.” Lo dicho: no se lo tomen demasiado en serio.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

UN COMPROMISO COMÚN EN LA SEGURIDAD Y DEFENSA EUROPEA

José Bono (ministro de Defensa de España) y Luis Felipe Marques Amado (ministro de Defensa de Portugal)

Los ministros de Defensa de España y Portugal abogan por reforzar los instrumentos de cooperación entre ambos países

Mañana en Berlín, en la reunión informal de ministros de Defensa de los países de la Alianza Atlántica, nos volveremos a encontrar el de España y el de Portugal.

Españoles y portugueses compartimos solar en nuestra Península Ibérica, mas no nos limitamos a mantener unas relaciones excelentes como países vecinos; buscamos además una visión convergente en los asuntos de la defensa y de la seguridad, materias de importancia crucial para el bienestar y el futuro de nuestros países.

Los dos ministros nos hemos reunido en varias ocasiones, en Lisboa y en Madrid, constatando una sintonía plena en los asuntos que nos competen. Tenemos muchas cosas en común; nuestra situación geográfica y nuestra historia determinan parámetros en gran medida coincidentes para el desarrollo de nuestras políticas de defensa respectivas. En primer lugar, somos europeos, solidarios con los demás del continente, lo que nos lleva a participar activamente en la OTAN y en la Unión Europea. Nuestra ubicación geográfica hace que nuestras áreas de interés estratégico vengan a coincidir en lo que respecta al Mediterráneo y a África. La historia nos vincula también a la otra orilla del Atlántico, donde tenemos fuertes lazos culturales y de amistad con los países de Iberoamérica y una larga relación de cooperación con los Estados Unidos.

España y Portugal participamos de un mismo concepto de seguridad, compartida o cooperativa, ligada estrechamente a la de nuestros aliados y socios europeos. En este sentido, nuestra colaboración dentro de la Alianza Atlántica nos garantiza la defensa colectiva. Sin embargo, no nos comportamos como meros receptores de seguridad; Portugal, uno de los fundadores de la OTAN, y España, incorporada en 1982, participamos en las diversas iniciativas aliadas a la vez que contribuimos al fomento de una visión concertada en el seno de la misma.

La cooperación entre nosotros es notable. Mutuamente nos hemos apoyado a la hora de crear los cuarteles generales de la OTAN en Retamares, en las cercanías de Madrid, y en Oeiras, próximo a Lisboa, y cada uno tenemos representantes en el ubicado en el país vecino, destacando entre ellos los respectivos jefes de Estado Mayor. Los dos países estamos implicados en el desarrollo de la Fuerza de Respuesta inmediata, elemento clave de la transformación de la Alianza. Así, desde el 1 de julio al 31 de diciembre de este año, España lidera el componente terrestre de dicha fuerza, a la que Portugal contribuye de una manera importante. En este ámbito, los dos aplaudimos la decisión de atribuir al cuartel general en Oeiras el adiestramiento y la certificación de dicha Fuerza de Respuesta, dentro de una OTAN más atenta a los desarrollos en su flanco sur.

Ambos, igualmente, estamos apostando por el desarrollo de una verdadera Política Europea de Seguridad y Defensa y de las capacidades militares necesarias para la gestión de crisis fuera del territorio de la Unión. Ya hemos dado pasos en la dirección adecuada, tales como definir la capacidad de reacción rápida de la Unión Europea y la creación del sistema de Grupos de Combate en alta disponibilidad. España participará en tres de los trece grupos ofertados por los Estados de la Unión y Portugal se encuentra en pleno proceso de incorporación de capacidades al grupo basado en la Fuerza Anfibia Hispano-Italiana, al tiempo que se prepara para participar en el futuro en un segundo Grupo de Combate de naturaleza terrestre.

Portugal y España concebimos nuestras políticas de defensa como uno de los caminos fundamentales para salvaguardar y proteger nuestros respectivos intereses nacionales, a la vez que como un compromiso con la paz y la seguridad internacionales, reconociendo el papel de Naciones Unidas como organización depositaria de la legalidad internacional, en cuyo marco deben tratarse las intervenciones para la gestión de crisis. Así, al amparo de la ONU, contribuimos, en la medida de nuestras posibilidades, en cuantas iniciativas y operaciones para el mantenimiento de la paz nos es posible, ya sea independientemente, bajo la bandera de la UE o como aliados de la OTAN.

Con bandera europea, trabajamos en la pacificación y reconstrucción de Bosnia-Herzegovina; como miembros de la OTAN estamos en Kosovo para asegurar un entorno estable, de convivencia pacífica y democrática, y en Afganistán, en pos de una estabilización que permita al Gobierno afgano democráticamente elegido asumir el control y crear así condiciones de paz y desarrollo. Sirva como ejemplo de nuestra cooperación en estos mismos teatros de operaciones, ahora que Portugal ha destacado su contingente en Afganistán, la cesión de las instalaciones españolas en Kabul para favorecer el despliegue portugués. De forma independiente, y también en el marco de Naciones Unidas, hemos contribuido a la paz y estabilidad internacional en Timor, por parte portuguesa, y actualmente en Haití, donde España mantiene un contingente con participación de Marruecos.

Nuestros intereses comunes son muchos e importantes, y especialmente en el área mediterránea, de gran valor estratégico. Para nosotros, el Mediterráneo constituye un espacio único que merece atención preferente e iniciativas específicas, como hemos defendido en todos los foros posibles: en la Alianza Atlántica, abogando por el fortalecimiento del diálogo político, las medidas de confianza y la cooperación militar, dando lugar a lo que se conoce como Diálogo Mediterráneo de la OTAN; en la Unión Europea, propiciando el denominado Proceso de Barcelona, sobre el cual hemos de reconocer que se ha progresado más en el campo del diálogo político que en el de seguridad; pero seguimos esforzándonos, como lo demuestra nuestro apoyo claro a la Iniciativa 5+5 (cinco países de la ribera norte: Portugal, España, Francia, Italia y Malta, más cinco de la ribera sur: Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia), encaminada a promover seguridad en el Mediterráneo Occidental.

Por otra parte, tanto Portugal como España mantenemos una gran relación con Iberoamérica. Desde sus inicios, en 1991, venimos participando en las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, cuyo objetivo es mantener el diálogo y la cooperación entre los Estados de lengua española y portuguesa de América y de Europa. El proceso de constitución de la Comunidad Iberoamericana de Naciones acaba de dar un salto importante: el nombramiento de un secretario general Iberoamericano en la reunión Plenaria de los Ministros de Asuntos Exteriores el pasado mes de mayo en Portugal. La XV Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Salamanca los próximos 14 y 15 de octubre, supondrá un nuevo paso en el proceso de institucionalización de las mismas y una profundización de las relaciones, incluyendo el ámbito de la defensa, entre todos sus miembros.

Finalmente, Portugal y España seguimos trabajando por la presencia de África en la agenda política de seguridad y defensa de las organizaciones de las que formamos parte, apoyando cuantos progresos se registran en cuanto a la prevención y resolución de conflictos, y señaladamente a través de procesos de integración regional.

La reunión de mañana en Berlín queremos que sea un paso más en la continuación de un esfuerzo: avanzar con ideas renovadas, espíritu constructivo y sentido solidario en la promoción de nuestros intereses comunes, reforzando los instrumentos de cooperación de los que nos hemos dotado, contribuyendo así a la paz y la seguridad internacionales y a un mejor y más profundo entendimiento entre los pueblos.

La Farsa de la ONU por Rafael L. Bardají

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 16:53, Categoría: Naciones Unidas

Más claro no se puede ser: "Lo mejor sería suprimir por completo el comité de derechos humanos y por fin, así, a la farsa en la que se ha caído". (...) "En lugar de añadir votos en el Consejo de Seguridad habría que reducirlos y dejar el derecho de veto exclusivamente en manos de Estados Unidos. Eso sería una estructura de poder más ajustada a la realidad mundial. Más vale que en esta ocasión se entere bien Rodríguez Zapatero de a quién saluda, porque podría perfectamente salir salpicado de corrupción, torturas y sangre. Puesto eso es lo que abunda entre los miembros y en la sede de Naciones Unidas". Absolutamente de acuerdo.

LA RAZÓN

Lunes, 12 de Septiembre de 2005

LA FARSA DE LA ONU

Rafael L. Bardají

Hay que reconocer que la ONU goza de gran prestigio entre los ciudadanos. Sin duda se debe a tres importantes equívocos: el primero, que la ONU es un gobierno mundial que impone la ley y el orden en todo el globo; el segundo, que sus miembros actúan y votan como jueces imparciales en defensa de la legalidad internacional; y el tercero, que todos sus miembros están igualmente interesados en hacer avanzar la justicia, la libertad y los derechos humanos. Nada más lejos de la realidad. El único momento de optimismo (más que de gloria) de las Naciones Unidas fue en 1991 cuando George Bush padre dejó que el Consejo de Seguridad decidiera qué hacer con Saddam Hussein  y delegara en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos el mando de la operación militar para expulsarle de Kuwait. Hasta entonces, la ONU se había caracterizado por su parálisis. Pero después tampoco lo haría mucho mejor: incapaz de detener las masacres de los Balcanes (donde, en última instancia, fue la OTAN sin su consentimiento previo la que puso fin al genocidio de Milosevic), tampoco hizo nada por salvar a cientos de miles de africanos en los Grandes Lagos. Como tampoco ha sabido defender a los asediados en Darfur por el gobierno islámico de Sudán. La experiencia histórica no puede ser más  calamitosa. Nada de gobierno mundial, si acaso, desgobierno.

Las Naciones Unidas como generadora y garante de la Ley internacional no deja de ser otra falacia. Los embajadores que se sientan en el Consejo de Seguridad, por ejemplo, no llevan bajo el brazo densos tratados legales, sino las instrucciones de sus respectivas capitales y actúan y votan según los intereses nacionales de su gobierno en ese momento. Tanto si es justo como si no. Y a veces por razones que nada tienen que ver con lo que se está discutiendo. Por ejemplo, China rechaza la proliferación nuclear en Oriente Medio, pero se niega a condenar a Irán debido a sus lazos comerciales y su dependencia del petróleo iraní. El bolsillo pesa, y mucho, en las deliberaciones onusianas. Y no sólo entre sus miembros,  también en su burocracia, comenzando por el propio secretario general quien se ha visto sacudido en los últimos meses por el descubrimiento de que su hijo y otros allegados eran parte activa en la red de corrupción de Saddam Hussein, favoreciendo que éste se embolsara dinero del programa "petróleo por alimentos" y dejando sin medicamentos esenciales a miles de niños y heridos. Y es que a veces son las personas las primeras olvidadas en la ONU.

Nada más sangrante que la vigilancia del respeto entre sus miembros de los derechos básicos de la persona. Tanto es así que el propio secretario general ha apuntado la necesidad de reformar el comité de derechos humanos de la ONU que reúne en Ginebra a los más conocidos déspotas del mundo junto a un puñado de democracias liberales. El problema es que las reformas propuestas por Kofi Annan –el séptimo plan de su mandato sin que los anteriores se hayan cumplido- son abiertamente una estafa. Quiere que los miembros del comité sean elegidos por dos tercios de la Asamblea General, órgano donde las democracias son una minoría, y que el criterio de elección sea un vago compromiso con los derechos humanos. Se podría oponer toda una serie de criterios objetivos como que ningún miembro del mismo estuviera bajo sanciones de la propia ONU o que cumplieran con parámetros fáciles de medir, tales como prensa libre, poder judicial independiente y todas esas cosas de las que disfrutamos los occidentales. Pero dado que eso no está en la agenda del secretario general, lo mejor sería suprimir por completo el comité de derechos humanos y poner fin, así, a la farsa en la que se ha caído.

El otro tema sobre la mesa es la ampliación del Consejo de Seguridad, órgano esencial para la vida de la organización pero que refleja malamente el mundo de hoy. Fue creado en 1945 según las relaciones de poder de entonces (con gran generosidad de Estados Unidos) y pocos están satisfechos con su composición y vetos. Alemania quiere un sillón olvidándose de su galopante europeísmo. ¿No sería más lógico quitar los de Francia y el Reino Unido y sustituirlos con una plaza de la UE? Brasil e India también quieren hacer valer su peso regional y demográfico. Se habla de dejar que se sienten en el Consejo entre 10 y 15 miembros más. Una gran equivocación. Puede que el mapamundi esté así mejor representado, pero el Consejo no será más eficaz. Al contrario. Annan debería tomar el camino inverso. El mundo no se ha vuelto más multipolar en los últimos años, sino más unipolar, con unos Estados Unidos a gran distancia del resto, tanto en su poder como en el ejercicio de su responsabilidad internacional. En lugar de añadir votos habría que reducirlos y dejar el derecho de veto exclusivamente en manos de Norteamérica. Eso sí sería una estructura de poder más ajustada a la realidad mundial.

En fin, dicen que a Rodríguez Zapatero le añadieron en el avión camino de Nueva York, el año pasado, la propuesta sobre la Alianza de Civilizaciones, de la que desconocía sus antecedentes y desarrollos de la mano de Jatamí. Más vale que en esta ocasión se entere bien de a quién saluda, porque podría perfectamente salir salpicado de corrupción, torturas y sangre. Pues eso es lo que abunda entre los miembros y en la sede de Naciones Unidas.

Todo Apunta al Fracaso en la Reformas de la ONU

Por Narrador - 20 de Septiembre, 2005, 16:45, Categoría: Naciones Unidas

Me llama la atención que si exceptuamos el certero artículo de Bardají tan sólo EL PAIS incluye informaciones, básicamente sobre la negociación contrarreloj que trata de salvar la cumbre de su 60º aniversario. Así como una entrevista con Juan Antonio Yánez embajador de España ante Naciones Unidas. No deja de ser sorprendente.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

"LA ASAMBLEA GENERAL DEBE HUIR DE LOS PAÑOS CALIENTES"

Juan Cruz

Nueva York - Es la segunda vez que Juan Antonio Yáñez representa a España ante la ONU. En esta entrevista se refiere a la obligación que tiene esta institución de abordar su reforma con determinación, y reflexiona sobre la crítica relación entre EE UU y las Naciones Unidas.

Pregunta. ¿Con qué objetivos se organiza la cumbre? ¿Cuál es la actitud española ante esa cita?

Respuesta. Esta cumbre tiene una especial trascendencia, no ya por ser la cumbre del 60º aniversario, o por constituir la oportunidad de examinar los Objetivos del Milenio cinco años después de haber sido formulados, sino que es una ocasión para que la propia institución se someta a un examen sobre qué reformas debe abordar después de más de medio siglo de funcionamiento... Para España es un momento para reafirmar y renovar el compromiso con los valores que representan las Naciones Unidas, con el multilateralismo efectivo, que es algo muy profundamente sentido en España a distintos niveles... Ésta es nuestra posición, en cuanto país, y también en cuanto país miembro de la UE... Hay que decir que el actor principal de las Naciones Unidas, en cuanto al empuje con que se ha de llevar a cabo la reforma, es la UE.

P. ¿Cómo tendría que ser la reforma?

R. Es complejo. Todo el mundo se fija en el Consejo de Seguridad, porque es el centro de poder principal... El Consejo es un elemento importante, pero no debe focalizar la atención en el proceso de reforma... Hay muchas otras cosas... Los retos del desarrollo, de la seguridad, de los derechos humanos, del medio ambiente... Habría que marcar una especie de programa de acción para los próximos 10 o 15 años, al tiempo que se estudia cómo se reforman los mecanismos de funcionamiento para que la ONU pueda ejecutar ese programa de una forma más eficaz.

P. Viene la cumbre en un momento delicado para la ONU, por la situación de su secretario general, Kofi Annan...

R. El informe de la comisión designada por el propio secretario general ha mirado dentro de lo que ha ocurrido con los fondos del programa Petróleo por Alimentos. Hay que poner las cosas en perspectiva. Ese programa funcionó durante siete años y permitió a la población iraquí salir adelante. Fueron 60.000 millones de dólares, que se emplearon, en su inmensa mayoría, correctamente... Hubo utilizaciones torticeras de Sadam Husein y hubo, al parecer, y eso es lo más grave, defectos internos en el aparato administrativo que gestionaba ese programa. Eso es muy serio y tiene que corregirse.

P. ¿Y cómo queda la ONU después de este partido?

R. Ha sido un periodo difícil, estamos todavía en un momento complicado, y por eso tenemos la vista puesta en la cumbre, para que ésta suponga el principio de una nueva etapa en la que se superen las incertidumbres que hemos vivido. Aún estamos negociando los textos que han de ser aprobados en la cumbre, y hay aún dificultades y complicaciones. La UE está desempeñando un papel muy de vanguardia, en apoyo del presidente de la Asamblea, para que salga un texto de consenso que tenga suficiente carne, que sea sustantivo, no meramente paños calientes.

P. ¿Y hay ya algunos elementos sustantivos de esos textos?

R. Entre los proyectos de los que se habla puedo citar la creación de una nueva comisión internacional sobre consolidación de la paz; es decir, cómo puede ayudarse a aquellos países o regiones que salen de conflictos. Se trabaja también en la transformación de la Comisión de Derechos Humanos en un consejo con mayores poderes, más permanente y más activo. Se quiere crear una convención global contra el terrorismo en el mundo y se intenta hacer una más efectiva acción contra la proliferación de armas de destrucción masiva... Y se intenta también establecer los mecanismos de las reformas que han de operar en el seno interno de la ONU para establecer la autoridad de la propia organización y de su secretario general. Todo eso debería salir de esta cumbre.

P. ¿El informe presentado por el embajador de EE UU Bolton no es un jarro de agua fría para todos esos proyectos globales?

R. Es un informe encargado por el Congreso estadounidense, y lo ha elaborado una comisión que constituyen el antiguo senador Mitchell, demócrata, y el antiguo representante republicano Gingrich. Se titula American interests and UN reform (Intereses americanos y reforma de la ONU), ya el título lo dice todo. Contiene una serie de ideas muy interesantes, no todas aceptables, para el conjunto de los países miembros de la ONU. En todo caso, ése es el punto de partida de la posición de EE UU; y ahora el embajador Bolton ha presentado un conjunto de enmiendas que se incorporan a la discusión de la comisión que elabora los textos.

P. En total 750 enmiendas. ¿No son muchas?

R. Son muchas. Pero no sólo Estados Unidos está poniendo enmiendas, también el movimiento de no alineados y muchos otros países del Tercer Mundo. Y por eso la UE está sirviendo de un punto intermedio para tratar de buscar fórmulas de encuentro. Nosotros no compartimos muchas de aquellas enmiendas. Por ejemplo, cuando EE UU propone obviar todas las referencias a los objetivos del desarrollo del milenio, adoptado aquí por los jefes de Estado y de Gobierno con motivo de la cumbre del Milenio 2000. Es un acuerdo que debe reafirmarse.

P. Ése era el acuerdo del 0,7%...

R. Ése es un objetivo que en realidad viene de más atrás. Europa no sólo lo respalda, sino que ha adquirido ya una serie de compromisos de modo que pueda ir trabajando en esa dirección para que, en torno al 2015, se pueda ir haciendo realidad, al menos en lo que concierne a la UE. Y España, incluso antes del 2015, pretende haber llegado al 0,7% en ayuda al desarrollo.

P. Frente a eso, ¿qué propone Estados Unidos?

R. Parte de una filosofía diferente. Consideran que el desarrollo no se consigue con la ayuda a los países, sino con el esfuerzo de los propios países en desarrollo, y con el comercio. Sin embargo, en países menos desarrollados, sobre todo de África, sin un componente de ayuda al desarrollo es irrealista pensar que puedan salir del círculo vicioso del subdesarrollo.

P. A la luz de lo que acaba de ocurrir en Nueva Orleans y de las estadísticas sobre la pobreza en Estados Unidos, a lo mejor este país se lo piensa de nuevo.

R. Hay otra cosa que dicen los norteamericanos, y es cierto: esta sociedad puede ser muy generosa en la ayuda por canales privados, y han expresado esa generosidad muchas veces: con el tsunami, con lo que ocurrió en Sri Lanka, y la está habiendo en Nueva Orleans. Nosotros vemos que ese enfoque es muy dependiente de las catástrofes naturales o de los momentos de emergencia, nosotros creemos que hace falta un esfuerzo más sostenido para ayudar a esos pueblos a salir adelante.

P. También hay en esa propuesta norteamericana posiciones contrarias a la limitación de las armas nucleares...

R. Al contrario, están en contra de la proliferación, pero no quieren avanzar hacia el desarme. En otros países del Tercer Mundo es a la inversa. Y como casi siempre, la UE se encuentra en medio. Queremos trabajar a favor del desarme y a favor de la no proliferación.

P. ¿Y con respecto al medio ambiente?

R. ¿El cambio climático? Ahora en EE UU se nota una conciencia mayor con respecto a lo que supone el calentamiento de la atmósfera. Pero, todavía no comparte con la UE la vía del Protocolo de Kioto.

P. ¿Y el Tribunal Penal Internacional?

R. No quieren ni oír hablar del asunto si el tribunal se contempla dentro del Estatuto de Roma. Espero que cuando se consolide esa corte, se convenza de que es un elemento esencial de evolución del mundo. Ya hay 99 países que han ratificado el Estatuto de Roma.

P. Es su segunda cumbre en esta nueva etapa. ¿Cómo ve que ha cambiado la actitud de EE UU con respecto a la ONU? ¿Ha dejado la controversia de la guerra de Irak demasiadas cicatrices?

R. La guerra de Irak dejó heridas en su relación con buena parte de los países del resto del mundo y también con la ONU. Esas heridas han ido cicatrizando. Es verdad que si lo miramos con perspectiva, la idea de la ONU, e incluso su nombre, se le ocurrió a Roosevelt, en el año 42. Tiene la impronta de EE UU. Pero es cierto que el Gobierno y parte de la sociedad norteamericana han llegado a cierto grado de desencanto. Debemos mirar de frente a ver cómo podemos trabajar con EE UU, para que, sin que la ONU sea, como algunos pretenden, simplemente un instrumento de la política exterior norteamericana, tenga también en cuenta las necesidades y los propósitos del que sigue siendo un socio fundamental.

P. Y con España ¿qué tal van las cosas ahora?

R. Siempre he tenido la mejor relación con los representantes con los que he tenido que trabajar, y esperemos que así siga siendo.

P. ¿Y se encontrarán Zapatero y Bush, finalmente?

R. Habrá ocasión de que se vean, sin duda. El presidente Bush ofrecerá una recepción a los jefes de Estado y de Gobierno asistentes, y ahí se verán las caras.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LA ONU NEGOCIA CONTRARRELOJ PARA SALVAR LA CUMBRE DE SU 60º ANIVERSARIO

Sandro Pozzi

EE UU, India, Pakistán y Egipto son los países que más pegas ponen al documento final

Nueva York - El miércoles arranca en Nueva York la que será la mayor cumbre de la historia de Naciones Unidas y durante la que se celebrará su sexagésimo aniversario. Está prevista la participación de 170 jefes de Estado y de Gobierno, que deberán forjar además un complejo consenso para lanzar la reforma de la institución a fin de adaptarla a los nuevos retos y dar un espaldarazo a los conocidos como Objetivos del Milenio contra la pobreza. Pero el evento podría terminar en un fiasco si los 191 países no son capaces de superar en el último minuto sus diferencias.

Las horas previas a la cumbre están siendo de gran tensión entre los diplomáticos acreditados ante Naciones Unidas. El secretario general del alto organismo internacional, Kofi Annan, es el primero en mostrar su preocupación por las divisiones existentes entre los Estados miembros, a dos días del mayor evento de la historia del organismo.

"El trabajo puede no estar acabado a tiempo y se corre el riesgo de perder el plazo", decía Annan en la tarde del viernes ante los escasos avances logrados durante la semana en las negociaciones que se están llevando a cabo. "Me alegraré mucho si me equivoco", añadía el secretario general mientras pedía a las delegaciones que tuvieran en mente que el resultado final debe tener en cuenta las preocupaciones principales de todos los países en aras del interés colectivo.

Esas negociaciones prosiguieron durante el fin de semana. Era un esfuerzo contrarreloj. "Estamos condenados al éxito", indicaba una fuente diplomática europea, "porque nos encontramos en un momento crítico para dar un impulso fuerte a la renovación y el cambio".

La reflexión es clara: si el documento final de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno no es lo suficientemente sólido políticamente, el proceso de reforma de las Naciones Unidas descarrilará en los meses venideros. "Puede no ser un documento ideal, pero debe tener la fuerza suficiente para alimentar el proceso", asegura la fuente diplomática europea.

Reticencias

Estados Unidos es el país miembro que más pegas está poniendo al proyecto final de la cumbre. Pero no es el único. India, Pakistán y Egipto se encuentran entre los más reticentes, mientras que la Unión Europea se muestra más conciliadora. El Gobierno de Washington, por su parte, busca limar al máximo la parte del documento final que se refiere a los Objetivos del Milenio pactados hace cinco años en la ciudad mexicana de Monterrey. El capítulo dedicado al desarrollo ocupa casi la mitad de sus 40 páginas.

La Administración que preside George W. Bush está adoptando una actitud más flexible y ya no rechaza que se haga referencia a que se destine el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) a ayudar a los países pobres. Pero no quiere fechas fijas ni un lenguaje vinculante para su país.

No es el único punto de discordia. Los Estados miembros mantienen diferencias en la parte del texto que se refiere al desarme y a la no proliferación de armas nucleares. El eterno debate sobre la futura Convención Antiterrorista y la definición del terrorismo sigue sin cerrarse, y a esto se le suma el choque entre los países a la hora de establecer dónde está la línea que permite a un país recurrir al uso de la fuerza ante este tipo de amenaza. El objetivo de esta cumbre es dar un impulso a los trabajos para poder completar la convención durante el próximo año.

También hay diferencias al definir el concepto de responsabilidad de protección en crisis humanitarias. Sobre la reforma de Naciones Unidas -vital para Estados Unidos y su política de consumo interno-, los grandes contribuyentes quieren un paquete sólido y creíble para los cambios en la secretaría general, para garantizar su eficacia tras la ola de escándalos.

El propio Kofi Annan busca que se refuercen sus poderes como gestor de la organización internacional, dotar a su administración de mayor transparencia y también potenciar las auditorías y los controles. Pero aquí la reforma se topa con las resistencias de los países del Tercer Mundo, que prefieren mantener el statu quo.

Hay más consenso entre las 191 delegaciones para que se delimiten en esta cumbre las que serán líneas básicas de funcionamiento y objetivos de los futuros Consejo de Derechos Humanos y de la Comisión para la Consolidación de la Paz. Sin embargo, no podrá cerrarse del todo el lanzamiento de estos dos nuevos órganos de Naciones Unidas, porque deben discutirse aún su composición y otras reglas que los regirán, debido de nuevo a que la negociación se topa con obstáculos. Son, sobre todo, cuestiones técnicas.

Y respecto a la ampliación del Consejo de Seguridad, queda empantanada porque ninguna de las propuestas que hay sobre la mesa ha logrado recabar el acuerdo necesario para lanzar la reforma en esta cumbre de la ONU.

Los 191 países miembros están de acuerdo en que la modernización del órgano más poderoso de Naciones Unidas debe completarse. Pero los Estados miembros no son capaces de llegar a un consenso que permita establecer una fecha para cerrar esta parte del paquete de reforma. Unos piden finales de este año, y otros advierten del riesgo de "frustración" en el proceso si no se cumple el calendario.

Así las cosas, lo ideal sería que el viernes se cerrara la cumbre con un documento pactado. Además, se está estudiando la posibilidad de añadirle una declaración más corta, de tres páginas, en la que los líderes mundiales resuman las prioridades políticas.

La delegación española estará encabezada por el Rey y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Además, tiene previsto intervenir ante Naciones Unidas el director gerente del Fondo Monetario Internacional, el también español Rodrigo Rato.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LOS PAÍSES RICOS INTENTAN IMPONER SUS EXIGENCIAS AL PRESUPUESTO

Sandro Pozzi

Nueva York - Naciones Unidas cuenta con un presupuesto de 3.160 millones de dólares (unos 2.909 millones de euros) para el bienio 2004-2005. Estados Unidos es el principal contribuyente a la organización, con el 22% del presupuesto, de ahí que una de las prioridades de la Casa Blanca con vistas a esta cumbre sea pactar una reforma que permita renovar la gestión administrativa de la ONU y evitar casos de fraude como el destapado en el programa humanitario Petróleo por Alimentos para Irak. Sino, Washington amenaza con una drástica reducción de sus donaciones (341,4 millones).

Los países industrializados del norte son los que ponen el grueso del dinero que permiten funcionar a la ONU y los que intentan imponer sus exigencias. Japón, el segundo donante individual con 263,4 millones (el 19% del total), amena con rebajar su aportación financiera si no se reconoce su peso y por eso quiere un puesto permanente en el Consejo de Seguridad, para estar a la altura de Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido. Alemania, el tercero con 132 millones, reclama lo mismo. Y Brasil, el único país del Sur que se encuentra entre los 10 primeros (32,2 millones) contribuyentes, también pide otro asiento propio.

España aparece en el octavo lugar con una contribución de 34 millones de dólares, 10 veces inferior a la de Estados Unidos, y representa el 2,5% del total del presupuesto total. Si se tomara como referencia la aportación financiera de la Unión Europea en su conjunto, sería de lejos uno de los principales donantes. Alemania y Francia son los mayores contribuyentes al presupesto de la ONU, con 131,8 millones y 87,3 millones, respectivamente. Los diferentes intereses políticos en Bruselas impiden a España jugar en muchas ocasiones un papel a la altura de su peso financiero en el seno del organismo y hacerse escuchar con una sola voz.

191 Estados miembros

Las contribuciones de los 191 Estados miembros sirven para financiar el presupuesto ordinario de la ONU -gastos administrativos y programas de lucha contra el Sida, educación y asistencia humanitaria-. Se establecen en función de la capacidad de pago de los países, su renta y población. Ningún país puede pagar más del 22% del total. Y si hay atrasos en los abonos, se les puede sancionar con la retirada del derecho de voto en la Asamblea General.

Además, están los fondos que se aportan a las misiones de paz y operaciones humanitarias de emergencia. Los países pobres, por su parte, son los que se encargan de aportar los cascos azules que se despliegan en las misiones de mantenimiento y consolidación de la paz, como Bangladesh y Pakistán. La ONU tiene más de 62.000 militares y policías en este tipo de misiones, en las que participan más de 11.000 civiles. La mayoría están desplegados en África.

OTROS ARTICULOS DE OPINION

“La extrema desigualdad”, Joaquín Estefania. EL PAÍS. Indica que el cumplimiento de los Objetivos del Milenio está intensamente unido al proyecto de Alianza de civilizaciones que presentará Zapatero en la asamblea general de la ONU, y que cuenta con el apoyo de Koffi Annan. Asegura que no se puede establecer una relación directa entre hambre y pobreza, y terrorismo, pero todo el mundo concluye que ambas lacras sociales constituyen un caldo de cultivo que aprovechan los instructores de la violencia para seleccionar a sus falanges. Aunque la pobreza y la desigualdad no son lo mismo, tiene idéntica naturaleza.

“Tantos, y tan pocos”, Andrés Ortega. EL PAÍS. Señala que hay una crisis de líderes que afecta no sólo a Europa. Señala que las cualidades para llegar al poder no siempre coinciden con las que se necesitan para ejercerlo con profundidad. Cree que en las democracias mediáticas y pospolíticas esta brecha puede haberse acentuado con la necesidad de escalar puestos en los partidos políticos, o de poner al desnudo casi toda la vida del aspirante antes de poder optar a llegar. Hay también otro factor, que es la apertura de la carrera política a famosos.

Koizumi Obtiene una Abrumadora Victoria Electoral

Por Narrador - 20 de Septiembre, 2005, 16:27, Categoría: Japón

Tras el anuncio de EL PAIS vaticinado ‘vientos de cambio’ en Japón el Partido Liberal Demócrata del primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, se erigió con la victoria en las elecciones generales celebradas ayer al obtener 296 de los 480 escaños que componen la Cámara Baja nipona, 47 más de los que el PLD disfrutó en la pasada legislatura. Este resultado supone un importante respaldo para las reformas emprendidas por Koizumi, especialmente la polémica privatización de servicios de correos -la primera caja de ahorros del mundo-, cuyo rechazo el pasado 8 de agosto en el Senado le obligó a disolver la Cámara Baja y convocar elecciones anticipadas. "Quiero agradecer al pueblo su veredicto favorable a la reforma postal", declaró Koizumi tras los comicios. La principal fuerza de la oposición, el Partido Democrático de Japón, ha visto reducida su representación en la Cámara Baja de 175 a 113 escaños, descenso que ha llevado a dimitir a su líder, Katsuya Okada.

EL MUNDO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL PRIMER MINISTRO JAPONÉS LOGRA UNA ABRUMADORA VICTORIA EN LAS ELECCIONES

Arturo Escandon (Especial para EL MUNDO)

Tatsuya Okada, líder del opositor Partido Democrático (PDJ), reconoce la derrota y deja la presidencia de la formación

TOKIO.- La peor de las pesadillas se volvió anoche realidad para el presidente del Partido Democrático de Japón (PDJ), Tatsuya Okada. Su formación política apenas consiguió conservar 113 de los 176 escaños que tenía antes de que el primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, convocara por sorpresa elecciones generales anticipadas el 8 de agosto pasado.

El anhelo de los demócratas de forjar en la marcha un sistema parlamentario bipartidista y bloquear la privatización de Correos fue echado por tierra por el contundente triunfo del Partido Liberal Demócrata (PLD) de Koizumi y sus socios budistas de Nuevo Komeito, que ganaron 327 escaños, es decir, no sólo superaron la mayoría absoluta de 241, sino que además controlarán más de dos tercios del hemiciclo. De esta manera, los dos partidos podrán prescindir de la Cámara Alta en la aprobación de proyectos de ley.

Sólo el PLD de Koizumi obtuvo 296 escaños, superando los 249 que registraba en los anteriores comicios. Por su parte, Nuevo Komeito se hizo con 31 escaños, tres por debajo de su antigua marca.

En conferencia de prensa, Okada admitió la derrota y anunció que dejaba la presidencia del PDJ, pero señaló que «la verdadera prueba para el PLD vendrá más tarde, cuando se pueda analizar la marcha y las consecuencias de su plan de privatización de Correos».

Estas elecciones anticipadas fueron convocadas por el primer ministro Koizumi principalmente para decidir la privatización de los Servicios de Correos.

De hecho, Koizumi consiguió delimitar magistralmente el debate público mediante apariciones en televisión y otros medios a expensas de los intereses del opositor PDJ, que quería ampliar el número de temas para incluir la crisis del sistema de pensiones y el excesivo gasto público, entre otros.

Triunfo en las ciudades

Por otra parte, Okada se mostró sorprendido por el triunfo arrasador del PLD en los grandes centros urbanos del país, tales como Tokio, Yokohama y Osaka.

En varias circunscripciones, el PDJ obtuvo un escaño regalado, debido a que todos los candidatos liberal demócratas de la lista ya habían ganado los suyos de forma directa o proporcional y no quedaban más candidatos de sus filas, sólo demócratas y del resto de formaciones.

Shizuka Kamei, uno de los diputados rebeldes del PLD que no fue inscrito en la lista del partido debido a que votó en contra de la propuesta de privatización de Koizumi, conservó su escaño al ganar en la circunscripción sexta de Hiroshima.

Su competidor, el empresario de Internet Takafumi Horie, que había sido apoyado por Koizumi y formaba parte de su equipo de asesinos, es decir, candidatos escogidos a dedo con la misión de desbancar a los rebeldes, fue derrotado en Hiroshima. La nueva formación política fundada por Kamei y otros rebeldes llamada Partido Nacional consiguió cinco escaños. La participación en los comicios alcanzó el 65,64%, por encima del 59,86% de las elecciones anteriores, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

La gran duda es si Junichiro Koizumi se mantendrá firme en su decisión de dejar la presidencia de su partido el año próximo después de la sólida victoria conseguida durante la noche de ayer y la madrugada de hoy.

Otra de las sorpresas la dio la ex líder del Partido Social Demócrata (PSD), Takako Doi, al perder en su circunscripción.

Esta dirigente, ex presidente del PSD entre 1986 y 2003, pasará a la Historia como la primera mujer portavoz de la Cámara Baja japonesa, cargo que ocupó de 1991 a 1996.

Doi se encontraba quinta en la lista proporcional del PSD en la región de Kinki, que comprende siete provincias de la parte occidental de Japón encabezadas por Osaka, Kioto y Hyogo.

EL MUNDO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

UN POLÍTICO 'SEXY' Y CON CARISMA

Arturo Escandon (Especial para EL MUNDO)

Hace cuatro años, en la más profunda crisis del Partido Liberal Demócrata (PLD), con su popularidad en caída libre y en plena recesión económica, una facción minoritaria de esta formación escogió a un joven diputado de cabellera leonina y atrevida oratoria como candidato a la elecciones presidenciales para que compitiera contra el ex primer ministro Ryutaro Hashimoto, que recibía el respaldo de la facción mayoritaria.

Era la tercera vez que se presentaba a las elecciones internas y muchos lo consideraban demasiado excéntrico y joven -a sus 59 años- como para ganarlas. El mismo se presentaba como un personaje salido de El Quijote y se negaba a llevar el pelo engominado y a seguir los rancios modales de sus colegas.

El 24 de abril de 2001, Junichiro Koizumi logró a pulso, con un discurso de renovación y cambio, lo que ningún diputado del PLD había conseguido en décadas: hacerse con la presidencia del partido sin el apoyo de la facción principal.

Dos días más tarde, Koizumi era elegido primer ministro de Japón con la aprobación de ambas cámaras. Sólo tardó una semana desde su investidura en engendrarse el denominado «fenómeno Koizumi».Sus apariciones públicas eran seguidas de cerca por un grupo de admiradoras que no dudaban ni un sólo momento en señalar que era el político japonés más sexy y con más carisma de la Historia.Los índices de popularidad de la presidencia del Gobierno se dispararon hasta alcanzar un inédito 90% de aceptación ciudadana.

Desde el principio Koizumi se preocupó de solucionar la crisis económica y subrayó la necesidad de acabar con la situación de los créditos impagados de la banca y poner freno al gasto fiscal.«Sin reforma estructural, no hay recuperación económica», fue el eslogan de sus primeros meses en el Gobierno. Al mismo tiempo, generó incertidumbre entre la ciudadanía cuando anunció que era tiempo de que Japón revisara el artículo 9 de la Constitución para permitir que las Fuerzas de Autodefensa participaran en misiones de paz fuera del territorio nacional.

En el frente externo, buscó pronto el apoyo de Washington y estrechó los vínculos políticos y comerciales con Corea y China, aunque los gobiernos de estas naciones siempre le han reprochado sus frecuentes visitas al santuario de Yasukuni, en Tokio, donde se rinde tributo a los caídos en la II Guerra Mundial, incluidos varios criminales de guerra.

Sus reformas tendentes a modernizar la economía (recortes en la administración y privatización de empresas nacionales) pronto fueron puestas en duda y obstruidas por los legisladores más conservadores de su partido. Esta oposición se debía en parte a una oleada de quiebras empresariales que al final fue combatida echando mano a inyecciones de fondos ficales, tal como ocurrió con la gigantesca cadena de supermercados Daie.

Su popularidad fue decreciendo como consecuencia del estallido de varios escándalos de corrupción en el Ministerio de Obras Públicas, pero los ataques terroristas en Nueva York del 11-S, que pusieron el tema de la seguridad en el centro del debate nacional.

En noviembre de 2003, el PLD ganó las elecciones generales, pero no alcanzó la mayoría absoluta. Koizumi encuentra en el partido Nuevo Komeito, vinculado a la secta budista Soka Gakkai, un nuevo socio con el que gobernar y sacar adelante sus reformas estructurales. Investido con un nuevo mandato, Koizumi ha venido desde entonces repitiendo el mantra de la reforma estructural, cuya piedra angular es la privatización del servicio de correos, una empresa que reúne a cerca de 400.000 funcionarios públicos y con 25.000 oficinas en todo el país.

Los legisladores que se opusieron a sus medidas en agosto pasado fueron expulsados del PLD y han tenido que presentarse a estos comicios como independientes o formar nuevas agrupaciones políticas. De hecho, Koizumi ha conseguido, gracias a su maestría como comunicador de masas, que estos comicios generales sean un referendo sobre su propuesta de privatización de Correos.

Su nueva forma de hacer política es directa, irreverente con las bases que sustentaban a las facciones tradicionales, y podría ser calificada de liberal con un toque populista, al despachar a unos candidatos a sueldo -aquí denominados asesinos o damas ninja- con la misión de ganar en las circunscripciones dominadas por la vieja guardia del partido.

Con esta estrategia tan poco convencional como pragmática, Koizumi ha cumplido con su promesa inicial de llevar adelante las reformas, «aunque con ello tenga que destruir al PLD».

Divorciado, es padre de un joven que se dedica al mundo del espectáculo como actor de teatro y televisión. Entre sus aficiones conocidas está el golf y la música de Elvis Presley.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

KOIZUMI OBTIENE UNA VICTORIA CONTUNDENTE

Georgina Higueras (Enviada Especial)

El jefe de la oposición dimite y reconoce "la brutalidad" de los resultados electorales

Tokio - Junichiro Koizumi dio ayer al Partido Liberal Democrático (PLD) una de sus más triunfales victorias. Según la agencia de noticias Kyodo, el PLD ha obtenido 296 diputados, la mayoría absoluta de la Dieta, que tiene 480 escaños. "Quiero dar las gracias al pueblo", dijo Koizumi. "En vista de los resultados, pienso que ha emitido un veredicto favorable a la reforma postal", señaló visiblemente satisfecho en una intervención televisada a última hora de la noche. El primer ministro, reelegido por tercera vez, había planteado estas elecciones como un referéndum sobre la privatización de Correos, a la que se oponían el Parlamento anterior y algunos de sus diputados, y había advertido de que dimitiría si las perdía.

Poco después de conocer los primeros datos, el jefe de la oposición, Katsuya Okada, líder del Partido Demócrata de Japón (PDJ), admitió su aplastante derrota. A falta del recuento definitivo, el PDJ, también según la agencia Kyodo, obtuvo 113 escaños, frente a los 175 que tenía en la Cámara baja saliente. "Lamento que el pueblo no haya querido escuchar nuestro mensaje", afirmó con un rictus de amargura. "Reconozco la brutalidad de los resultados. Está claro que el PDJ no puede formar Gobierno", subrayó para recordar que como había indicado antes de comenzar la campaña, presentará la dimisión en cuanto los resultados se hagan oficiales "para que el partido encuentre lo antes posible a otro líder".

Los resultados definitivos no se conocerán hasta bien entrado el día de hoy. El recuento es bastante complicado porque de los 480 escaños, 300 corresponden a circunscripciones y 180 a los partidos políticos. Kyodo indicó que la coalición gobernante, que incluye el partido budista Nuevo Komeito, ha obtenido 327 diputados.

En las elecciones de 2003, el PLD tenía también mayoría absoluta, con 249 escaños, aunque gobernaba en coalición con el partido religioso Nuevo Komeito, que tenía 34 escaños. No se descarta que la coalición se mantenga.

El primer ministro disolvió el Parlamento y convocó elecciones anticipadas en más de dos años cuando, en agosto, un grupo de senadores del PLD votó con la oposición y bloqueó la reforma de los servicios postales. En contra del partido y de muchos de sus consejeros, Koizumi no aceptó que la vieja guardia frenase su reforma, que ahora volverá a presentar para su autorización e inmediata puesta en práctica.

Falta por ver si ahora, con este espaldarazo, el Gobierno pasa de las palabras a los hechos y pone en marcha la serie de reformas estructurales que el país necesita con urgencia para fortificar la débil recuperación económica. El estallido de la burbuja inmobiliaria en 1992 y el desplome de la Bolsa de valores hundieron al país en una crisis económica, que se ha extendido a la sociedad.

En la campaña, Okada se empeñó en acusar a Koizumi de tener mucha labia pero de no haber hecho nada concreto en los cuatro largos años que lleva al frente del Gobierno. Pero este hombre, dedicado a la política como un monje, que no bebe, no fuma y nunca sonríe, cayó fulminado por el carisma de Koizumi. Los japoneses han visto en el coraje del primer ministro, al enfrentarse a los dinosaurios del PLD, el hombre capaz de sacar a Japón de la crisis de identidad que padece.

La segunda economía del mundo tiene serios problemas para digerir que pronto será la tercera. China, que se ha convertido en su principal socio comercial -por delante de Estados Unidos-, es también el país que le hace sombra y con el que mantiene unas tensas relaciones políticas debido a la brutalidad del Ejército imperial durante la ocupación de una parte del territorio chino en la primera mitad del siglo XX.

Koizumi, que ha antepuesto sus relaciones estratégicas con Washington a las de Pekín, declaró anoche que se tomará una decisión sobre la retirada de los 600 soldados japoneses destacados en Irak una vez que los iraquíes celebren el referéndum constitucional previsto para el próximo mes. "Debemos continuar apoyando los esfuerzos del pueblo iraquí", dijo en un críptico mensaje, que parece revelar su decisión de renovar el mandato de las tropas, que expira el 14 de diciembre.

Los soldados japoneses se encuentran acantonados en la ciudad de Samawa, en una zona relativamente tranquila del sur de Irak, donde la mayoría de la población es chií. Según la Constitución japonesa, no pueden hacer uso de sus armas más que en defensa propia y la misión que les acordó el Parlamento es para labores de reconstrucción y humanitarias. Aunque Okada reiteró que si ganaba sacaría a las tropas de Irak, Koizumi se las ingenió para que la cuestión no entrase en la campaña electoral.

En realidad, este encantador de serpientes consiguió que no se discutiera ninguno de los asuntos que más preocupan a los japoneses. Como por ejemplo, que el país tiene la sociedad más envejecida del mundo y que este mismo año su población ha comenzado a decrecer. De ahí la preocupación por emprender lo antes posible una reforma sostenible del sistema complicado y obsoleto de pensiones.

Con un déficit acumulado del 140% del PIB, los economistas insisten en que lo más urgente es la reforma fiscal porque este país, que ya no volverá a crecer al ritmo de hace 20 años, lo que necesita es recaudar más impuestos. La educación, que presenta problemas, también se encontraba en el manifiesto de la oposición.

Votas por mí o estás contra mí ha sido el lema de una campaña electoral dinámica y, en algunos casos, electrizante, más al estilo norteamericano que a la austera política tradicional japonesa, que Koizumi quiso convertir en un referéndum sobre la reforma del servicio postal. Se rodeó de estrellas mediáticas e Internet, a las que colocó a competir como depredadores por el escaño en las circunscripciones de los 37 diputados del PLD que expulsó de las listas electorales por haber votado en el Parlamento en contra de la reforma electoral.

Muchos de ellos se convirtieron ayer en diputados, como la ex presentadora de televisión y ministra de Medio Ambiente, Yuriko Koike. "Estoy contenta de haber sabido cumplir mi papel", declaró esta madrugada. Sin embargo, el magnate de Internet Takafumi Horie, de 32 años, no logró hacerse con el escaño de uno de los tiburones del PLD, Shizuka Kamei.

Sin participación récord

La participación en estas elecciones generales fue superior en varios puntos a la que hubo en las de noviembre de 2003, que fue del 59,86%. Pese a ello, no se cumplieron los pronósticos de las encuestas que vaticinaron una participación récord, por encima del 70%.

El tifón que amenazaba el sur del archipiélago, terminó por desviarse hacia China, aunque bañó buena parte de Japón con una fuerte tormenta tropical. Los comicios se adelantaron al sábado en algunas islas menores del sur y en otras los colegios electorales abrieron más tarde, una vez que se vio que el tifón no presentaba peligro. La semana pasada el tifón Nabi dejó 32 muertos y numerosos daños materiales en el archipiélago.

En su intervención televisada como vencedor de los comicios, Koizumi reiteró que abandonará la jefatura del Gobierno en 2006, fecha en que, según los estatutos del partido, debe abandonar la presidencia de éste. Ya se encargarán las filas del PLD, que gobierna Japón desde hace 50 años -con sólo una excepción de 11 meses en 1993/94-, de cambiarlos para entonces.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

UN SAMURÁI SOLITARIO Y POPULISTA

Georgina Higueras (Enviada Especial)

Tokio - Junichiro Koizumi fue tal vez el único que calculó todos los riesgos antes de su deslumbrante salto mortal. Cuando disolvió la Dieta en agosto y convocó elecciones anticipadas, toda la clase política japonesa pensó que se había hecho el harakiri, pero como el ave fénix ha tenido un resurgir triunfante. En sólo un mes, tras recorrer el país y estrechar las manos de unos y otros, el mago de bucles grises, sin pelos en la lengua y de vestimenta informal, ha puesto Japón a sus pies.

La victoria es sólo suya. A sus 63 años, este hombre autoritario, pero íntegro, que ha revolucionado el modo de hacer política en Japón, se ha enfrentado a pecho descubierto a los dinosaurios del Partido Liberal Democrático (PLD) para defender sus ideas y poner en marcha la privatización de Correos, con la que piensa limpiar el país y el partido. Muchos en el PLD le detestan, pero saben que sin él están perdidos.

Como un samurái solitario, Koizumi lanzó su grito de guerra contra los diputados del PLD que votaron en contra de la reforma que él cree que salvará a Japón de perder el tren del siglo XXI. Les expulsó de las listas para estas elecciones y a los nuevos candidatos que colocó en esas circunscripciones les conminó a arrancarles el escaño.

Licenciado en Economía por la prestigiosa Universidad de Keio, este malabarista, que con su discurso directo ha pulverizado a la oposición, es el representante de la tercera generación de una poderosa familia de políticos. Tal vez su obsesión con Correos le viene de los tiempos en que fue jefe de éstos su abuelo, Matajiro Koizumi, cuyo cuerpo estaba tatuado de la cabeza a los pies (el tatuaje se asocia a la yakuza, la mafia japonesa).

A la muerte de su padre, Junichiro trató de hacerse con su escaño, pero sólo lo consiguió en el segundo intento, en 1972. Una vez en el Parlamento rechazó unirse a cualquiera de las tres grandes facciones del PLD que se repartían el poder. La oportunidad le llegó en 2001, en las primeras elecciones primarias del partido, y desde entonces gobierna con un ritmo marcado por él mismo y a la greña con el Parlamento, al que acusa de obsoleto y de frenar las reformas que este país necesita para emprender la modernización que dará paso a otra era de esplendor.

Populista, Koizumi disfruta con baños de multitudes en los que las jovencitas le gritan como si fuera una estrella y las damiselas se desmayan ante la posibilidad de que pueda acercárseles a preguntar cómo se encuentran, como ha hecho en más de una ocasión. Quizá, también como los samuráis, tiene un atractivo especial para las mujeres y las geishas, de las que siempre está rodeado, pero con las que no quiere compromisos. Su matrimonio acabó en un traumático divorcio. Él se quedó con la tutela de sus dos hijos y nunca conoció al que estaba por nacer.

Admirador de Winston Churchill y Elvis Presley, se declara "amigo personal" de George W. Bush, a quien sigue sin discutir, una actitud que se contradice con su nacionalismo militante. Pese a las ampollas levantadas en China y Corea y a las críticas de la oposición y de muchos de su propio partido, Koizumi ha acudido todos los años desde que llegó al poder -con excepción de éste en que ya casi estaba en campaña electoral- al santuario sintoísta de Yasukuni. Allí se venera la memoria de los soldados japoneses caídos, pero también la de los 14 altos mandos militares juzgados por crímenes de guerra por las barbaridades cometidas por el Ejército imperial en la primera mitad del siglo XX.

No es su única contradicción. Amante del heavy metal nipón, de los bares nocturnos y las óperas de Richard Wagner, siente una especial pasión por el kabuki (teatro tradicional japonés basado en leyendas populares) y todo lo que recuerda o representa el código de conducta del samurái. De ahí que su bolsillo haya estado siempre cerrado para quienes han querido llenárselo. Su sencillez le llevó a rechazar al llegar a diputado el coche con chófer que corresponde a los parlamentarios. Encantador de serpientes o samurái solitario, Koizumi ha hecho historia con esta sorprendente y aplastante tercera victoria electoral.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL MAYOR DESAFÍO PARA EL FUTURO

Georgina Higueras (Enviada Especial)

El primer ministro ve en la privatización de Correos la solución a los males del país

Tokio - Ya no hay obstáculos para que Junichiro Koizumi emprenda la privatización de Correos, piedra angular de su política y altar sobre el que supuestamente se quemarán todos los males de Japón. Tal vez temerosos de ser expulsados de las listas para las próximas elecciones de la Cámara alta, al igual que lo han sido de éstas los diputados que votaron en contra de la ley de reforma del servicio postal, los senadores rebeldes del Partido Liberal Democrático (PLD) indicaron el sábado que si Koizumi ganaba dejarían de bloquear la ley.

Más allá de incluir la mayor caja del mudo, con 2,5 billones de euros (más de 2,5 veces el PIB de España), los servicios postales tienen en Japón una importancia sin igual en otro país. Cuando el tifón Nabi sacudió la semana pasada el sur del archipiélago y dejó a su paso 36 muertos, el Gobierno envió equipos de rescate, comida, agua y una oficina móvil de Correos. A bordo de un camión y provista de una antena vía satélite, la oficina llegó a la ciudad de Takaoka para atender las demandas de los desplazados de acceso a sus cuentas de ahorro y depósitos, además de la comunicación por carta, que sigue siendo muy popular en este país en el que más de la mitad de los 127 millones de habitantes supera los 50 años.

Kinuyo Sakamaki, de 62 años, teme que la privatización de Correos sea el fin de lo que queda del viejo Japón, incluida la diminuta estación de Amaariki de la que ella es jefa, que forma parte de una línea local que atraviesa los arrozales de la provincia de Chiba, al sureste de Tokio.

Cuando se fundó, en 1871, Correos tenía sólo tres oficinas: Tokio, Osaka y Kioto. Ahora son cerca de 25.000 repartidas por todo el territorio, en las que trabajan 260.000 empleados y otros 120.000 a tiempo parcial. "Estoy en contra de la privatización porque muchos van a perder su trabajo", señala Ohata Hatsue, de 64 años. Pese a ello, tanto Sakamaki como Hatsue, que tiene un bar-restaurante a los que acuden "el cartero, la policía y los concejales locales", votaron ayer por el PLD, en un claro ejemplo del caciquismo que domina las pequeñas comunidades japonesas.

Correos forma parte del paisaje ciudadano. Mucha de la población rural, que asciende al 25% del total, vive en zonas montañosas de difícil acceso o en pequeñas islas alejadas en las que el cartero es casi una institución a la que los japoneses recurren cuando tienen una dificultad.

"¿Sólo los funcionarios pueden realizar tareas importantes?", se preguntó Koizumi el sábado durante su último mitin electoral. "La privatización de los servicios postales es la mejor forma de reducir el número de funcionarios de Japón", añadió.

Las enormes sumas de dinero que maneja la Caja Postal están exentas de los controles bancarios y sirven para financiar la construcción de obras públicas, que incluyen una extensa red de carreteras, algunas de ellas sin uso. Japón, con el 4% del territorio de EE UU y la mitad de su población dedica a este capítulo un tercio más que la superpotencia. Pero a través de esa financiación se llenan también las arcas del PLD y se mantiene alejada a la yakuza (la mafia japonesa). De ahí que la vieja guardia no quiera privarse de su parte del pastel y que Koizumi, considerado uno de los políticos más limpios de Japón, quiera ponerle freno.

Karita Kazuo, de 72 años, está de acuerdo con Koizumi. "Es bueno reformar", dice este jubilado de una compañía de petróleo. Kazuo vive con la familia de su hijo mayor en Futtsu, un pequeño pueblo de pescadores y cultivadores de algas de la bahía de Tokio, y se declara "muy preocupado" por el futuro de Japón. "Yo tengo una buena pensión pero si el Gobierno no emprende reformas inmediatas, mi hijo no la tendrá. Por eso me gusta Koizumi, porque tiene coraje y está decidido a reformar este país, caiga quien caiga".

La reforma del sistema de pensiones ha sido precisamente el caballo de batalla de Katsuya Okada, el líder del Partido Demócrata de Japón, que tan mal parado ha salido al enfrentarse al populismo de Koizumi. A lo largo del mes transcurrido desde que el primer ministro disolvió el Parlamento, Okada repitió una y mil veces que las pensiones tenían prioridad sobre la privatización de Correos, pero los japoneses sólo han tenido oídos para Koizumi.

ABC

Lunes, 12 de septiembre de 2005

APLASTANTE VICTORIA DEL PRIMER MINISTRO KOIZUMI EN LAS ELECCIONES DE JAPÓN

Pablo M. Díez (Enviado Especial)

El triunfo deja las manos libres al carismático político para privatizar Correos, que se convertirá en el mayor banco del mundo con casi tres billones de euros

Tal y como preveían todas las encuestas realizadas durante la campaña electoral, el primer ministro Junichiro Koizumi logró ayer una aplastante victoria en los comicios celebrados en Japón. Y es que su formación, el Partido Liberal Democrático (PLD), logró la mayoría absoluta al obtener 296 de los 480 escaños que conforman el Parlamento nipón, por lo que podría deshacerse de su socio de coalición, el grupo de inspiración budista Nuevo Komeito, para formar gobierno. Todo un éxito para Koizumi porque, hasta ahora, el PLD contaba sólo con 249 diputados y necesitaba a los 34 de Nuevo Komeito, que ha perdido tres escaños en el Parlamento.

Por su parte, la principal fuerza opositora, el Partido Democrático de Japón (PDJ), habría cosechado un amargo fracaso al desplomarse de los 175 diputados que tenía en la anterior legislatura hasta los 113 que le han reportado las urnas en esta ocasión.

Con tales resultados, el primer ministro no sólo ha conseguido la reelección, sino que ha reforzado su posición a la hora de llevar a cabo las reformas que ya ha anunciado para revitalizar la titubeante economía japonesa, que se enfrenta a numerosos problemas para salir de la crisis que atraviesa desde hace ya casi una década.

El más importante de esos cambios es, sin duda, la privatización de Correos, que no sólo se dedica al envío y recogida de cartas, sino que es también una gigantesca caja de ahorros que dispone de casi tres billones de euros en sus fondos. No en vano, estos comicios eran un auténtico plebiscito para los planes de Koizumi, que adelantó las elecciones al rechazar el Senado dicha iniciativa el pasado 8 de agosto.

A este revés contribuyeron 37 diputados «rebeldes» del PLD que se unieron a la oposición para votar en contra de la propuesta del Gobierno. Además, dichos disidentes abandonaron el partido y formaron otros grupos, por lo que la sombra de una grave crisis se cernía sobre esta formación política, que lleva ya medio siglo en el poder a excepción de los once meses que pasó en la oposición a mediados de los noventa.

Privatización inminente

Sin embargo, la abrumadora victoria de Koizumi acallará las voces críticas dentro del PLD y dejará al primer ministro las manos libres para remodelar íntegramente el servicio postal y convertirlo en el mayor banco del mundo. Con dicha operación, el Ejecutivo nipón pretende dinamizar la economía poniendo en manos privadas los casi tres billones de euros que atesoran sus fondos, pobremente gestionados hasta este momento por el Estado.

Frente a esta postura, ya hay quien ha alertado sobre el destino que dicha entidad dé al dinero ingresado por los pequeños ahorradores, que temen perder su capital en caso de que el banco asuma demasiados riesgos en sus inversiones.

Además de la extraordinaria calidad de su servicio y de las funciones que desempeña en el mundo rural, está en juego el futuro de los 400.000 empleados que ahora forman parte de Correos, una institución fundada en 1871 y fuertemente arraigada en el país nipón al contar con cerca de 25.000 sucursales repartidas por toda se geografía.

Con una participación superior al 60 por ciento de los 103 millones de electores censados en Japón, el programa de Koizumi se ha visto ampliamente refrendado por la mayoría de la población. En este sentido, el agrio debate sobre la privatización de Correos ha eclipsado otros temas de la campaña electoral, como la política internacional del Gobierno y la necesaria reforma del sistema de pensiones, seriamente amenazado por el progresivo envejecimiento de la sociedad nipona y por sus bajos índices de natalidad.

Tras los primeros resultados oficiales, el carismático Koizumi, de 63 años, se congratuló porque, según declaró exultante, siempre había confiado en que el PLD «conseguiría la mayoría absoluta por sí solo». «Pero lo hemos hecho incluso mejor», concluyó.

ABC

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL OPOSITOR OKADA, QUE PROMETIÓ LA RETIRADA DE IRAK, DIMITE

Pablo M. Díez (Enviado Especial)

TOKIO. Al igual que hiciera en su día José Luis Rodríguez Zapatero, el líder del opositor Partido Democrático de Japón (PDJ), Katsuya Okada, había asegurado que retiraría las tropas niponas de Irak si resultaba elegido primer ministro. Sin embargo, su promesa no le ha salido electoralmente tan rentable como al PSOE en España, puesto que la sociedad nipona acudió ayer a votar pensando más en sus bolsillos que en la política internacional de su país.

Así, la anunciada privatización de Correos y su conversión en el mayor banco del mundo han anulado cualquier otro debate. Como consecuencia, ni la creciente amenaza terrorista que se cierne sobre Japón por su apoyo a EE.UU. en la guerra de Irak, ni sus difíciles relaciones con sus vecinos, en especial con China y Corea del Sur, han influido en el electorado japonés.

Tras la mejora de la economía durante los dos últimos años, la mayoría de la población ha refrendado las reformas del primer ministro Junichiro Koizumi, cuyos resultados todavía están por comprobar. Y es que la economía nipona se sigue enfrentando a graves problemas estructurales, como una astronómica deuda pública que representa el 160 por ciento del PIB y un elevado nivel de préstamos bancarios impagados.

Además, la recuperación de la isla se ha basado en el incremento de sus relaciones comerciales con China. Pero dichos intercambios se pueden ver dañados por el nacionalismo recalcitrante de Koizumi, quien ha protagonizado varios roces con el régimen comunista y con Corea del Sur por sus visitas al santuario de Yasukuni, donde se rinde homenaje a los soldados caídos en acto de servicio, entre ellos 14 criminales de la Segunda Guerra Mundial.

Debido al sonado triunfo del PLD, ahora se abre un periodo de transición en el opositor PDJ, cuyo líder, Katsuya Okada, anunció anoche que dimitirá por el descalabro sufrido en estos comicios.

LA RAZON

Lunes, 12 de septiembre de 2005

KOIZUMI ARRASA EN LAS ELECCIONES EN JAPÓN Y CONSIGUE EL RESPALDO PARA SUS REFORMAS

Juan Antonio Sanz

El líder de la oposición nipona presenta su dimisión tras perder más de sesenta escaños

Tokio - El Partido Liberal Demócrata (PLD) del primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, se erigió con una histórica victoria en las elecciones generales celebradas ayer, al obtener 296 de los 480 escaños que componen la Cámara Baja del Parlamento nipón. Los resultados de estas elecciones anticipadas permitirán que Koizumi sea reelegido primer ministro de Japón en una sesión especial del Parlamento que se celebrará a partir de la semana próxima. El jefe de Gobierno japonés podrá también volver a presentar para su votación en el Legislativo la polémica reforma del servicio de correos de Japón, cuyo rechazo el 8 de agosto en el Senado condujo a Koizumi a disolver la Cámara Baja y convocar estas elecciones.

En los comicios de este domingo, el PLD consiguió 296 escaños (en el anterior Legislativo tenía 249), muy por delante de la principal fuerza de la oposición, el Partido Democrático de Japón (PDJ), que obtuvo 113 asientos. Esta aplastante caída del PDJ –que en la última legislatura, antes de la convocatoria de las elecciones, disponía de 175 diputados– empujó ayer mismo a su líder, Katsuya Okada, a presentar su dimisión. Okada señaló que renunciaba a su cargo para, así, asumir su responsabilidad por el fracaso del PDJ en su meta de cambiar el color de la Administración nipona, en manos del PLD casi ininterrumpidamente desde hace medio siglo.

El tercer partido más votado en unas elecciones a las que estaban convocados 103.360.000 electores fue el Nuevo Komeito, socio de la coalición gobernante con el PLD y que obtuvo 31 escaños, tres menos de los 34 conseguidos en las anteriores elecciones, celebradas en noviembre de 2003. Aunque el Nuevo Komeito, de inspiración budista, no será de utilidad en la Cámara Baja para el PLD, que cuenta con mayoría absoluta holgada, sin embargo, podría ser requerido en el Senado. La última vez que el PLD obtuvo una mayoría que le permitió ignorar el apoyo de otras fuerzas fue en 1990, cuando obtuvo 300 escaños.

Aunque el primer ministro recordó que tiene previsto dejar su cargo en el Gobierno en 2006, algunos de sus principales correligionarios y el presidente del Nuevo Komeito, Tatsuo Kawabata, expresaron su esperanza de que Koizumi continúe un año más del previsto. Según la agencia de noticias Kyodo, la participación en estas elecciones alcanzó el 67,52 por ciento, muy por encima del 59,86 por ciento de la anterior elección. Koizumi disolvió después de que la oposición respaldada por políticos del PLD críticos con Koizumi rechazaran la reforma del servicio de correos japonés, clave para los cambios económicos propugnados por Koizumi desde que asumió su cargo en 2001. Efe

De los 'Vientos de Cambio' al 'Huracán Koizumi'

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 16:21, Categoría: Japón

Habla EL PAIS del ‘huracán’ para referirse a la gran victoria Koizumi en las elecciones de ayer. Imagino que debe ser un auto homenaje a su ‘Vientos de Cambios en Japón’ cuyo efecto ya lo hemos visto. Por cierto de la promesa del líder opositor de retirar las tropas de Irak ni una palabra. Ahora dince: Koizumi sale de estos comicios con un carisma popular semejante al de Nakasone en los ochenta y, sobre todo, muy reforzado en su propio partido. ABC por su lado se refiere a la aplastante victoria de Koizumi en las elecciones celebradas ayer en Japón abre una etapa crucial en el Imperio del Sol Naciente, que lucha por salir de la crisis económica que arrastra desde los 90. También les ofrecemos alguna pincelada de las opiniones de la prensa extranjera.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

HURACÁN KOIZUMI

Editorial

El conservador Partido Liberal Democrático (PLD) de Japón ganó ayer de forma arrolladora las elecciones a la Cámara baja, que había convocado anticipadamente el primer ministro, Junichiro Koizumi, tras bloquear el Senado la privatización del servicio de Correos, que actúa también como una caja de ahorros. Con sus 2,5 billones de euros en activos y más de 260.000 empleados, es la mayor entidad financiera del mundo. El triunfo es sobre todo de Koizumi, un dirigente populista que con su verbo y atuendo está en las antípodas del carácter grisáceo de la clase política japonesa, y que con esa reforma pretende supuestamente acabar con los viejos modos corruptos de hacer política en el país.

La victoria ha sido de tal calado que el PLD no necesitará en principio del budista Nuevo Komeito, su actual socio de coalición, para formar Gobierno, lo que no sucedía desde 1991. Los liberales, en cualquier caso, han estado siempre en el poder durante el último medio siglo, salvo un paréntesis de 11 meses en los noventa. Los comicios, que han despertado una inusitada participación, han supuesto el descalabro del primer grupo de la oposición, el Partido Demócrata (PDJ), del centrista Okada, cuyo programa contemplaba un catálogo de reformas mucho más profundo que el de Koizumi.

El primer ministro convirtió Correos en la única cuestión de la campaña. Ni una referencia a la imperativa necesidad de reformar las pensiones, a cómo drenar la masiva deuda pública o solucionar el empeoramiento de las relaciones con China. Koizumi estima la privatización del servicio postal como la piedra angular de la reforma estructural que exige la sociedad nipona. Cuando llegó al poder, en 2001, ya anunció que daría la batalla para sacarla adelante.

La reforma se aplicará de forma gradual, como ya ocurrió con la ferroviaria en los ochenta. De hecho, no entrará en vigor plenamente hasta 2017. Pero muchos consideran que es un arma de choque fundamental para poner término a la corrupta simbiosis entre partidos y empresas. El servicio postal ha servido en gran parte para financiar enormes obras públicas de dudosa necesidad y enriquecer los bolsillos de políticos y burócratas del partido gubernamental.

Koizumi sale de estos comicios con un carisma popular semejante al de Nakasone en los ochenta y, sobre todo, muy reforzado en su propio partido. No pertenece a ninguna de las viejas camarillas. A la vista de su arrolladora victoria, y pese a que anoche reiteró que no cambiará de idea, no sería improbable que se replantee su compromiso de retirarse de la presidencia del PLD en septiembre de 2006.

ABC

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EL ÓRDAGO DE KOIZUMI

Editorial

La aplastante victoria de Junichiro Koizumi en las elecciones celebradas ayer en Japón abre una etapa crucial en el Imperio del Sol Naciente, que lucha por salir de la crisis económica que arrastra desde mediados de los noventa. Después de que el Senado rechazara el pasado 8 de agosto la anunciada privatización del servicio postal nipón, que es también la mayor caja de ahorros del mundo, el carismático político de abultada cabellera canosa lanzó un órdago y convocó elecciones anticipadas pese a la división reinante en su propio partido, que sufrió la escisión de 37 diputados que votaron en contra de las reformas del Gobierno.

A pesar del agrio debate que este tema había suscitado, los electores se decantaron ayer por los cambios que propugna Koizumi y antepusieron el interés de la economía nacional, y consecuentemente de sus bolsillos, a cualquier otra discusión. Así, la propuesta del opositor Partido Democrático de Japón de retirar las tropas niponas de Irak apenas ha calado en la isla y puede haber contribuido al espectacular descalabro de esta formación. Y es que el pueblo japonés, sumamente orgulloso y trabajador, está acostumbrado a realizar enormes sacrificios, como los que propiciaron el «milagro económico» que siguió a su derrota en la Segunda Guerra Mundial. Por ese motivo, el electorado ha apostado por continuar con los cambios radicales que han enderezado las cuentas en los dos últimos años.

A cambio de dicha mejora, la segunda economía del planeta, tras Estados Unidos, ha pagado un alto precio por la destrucción de numerosos puestos de trabajo y sus calles se han llenado de mendigos. Un grave problema al que Koizumi deberá hacer frente y que se une a la lista de asignaturas pendientes para esta nueva legislatura. Entre ellas, destaca la normalización de las relaciones con China, seriamente deterioradas por las visitas del primer ministro a un santuario donde se venera a criminales de la Segunda Guerra Mundial. No en vano, la recuperación de Japón se ha debido, en buena parte, al crecimiento del gigante asiático, por lo que Koizumi tendrá que elegir entre el orgullo nacional y el interés de su economía.

LA RAZON

Lunes, 12 de septiembre de 2005

JAPÓN, DE ESPALDAS A LOS AGOREROS DEL 11-M

Editorial

El premier japonés, Junichiro Koizumi, logró ayer una contundente mayoría absoluta en las elecciones anticipadas que se habían planteado como un referéndum sobre su plan de reformas internas. Sorprende mucho que la oposición nipona no haya esgrimido el argumento de la guerra de Iraq, que Tokio ha apoyado en su concepción y con tropas. Japón tampoco ha sufrido el castigo vaticinado por aquellos que pensaban que Koizumi - como Aznar- sería castigado por Al Qaida días antes de sus comicios con un atentado estilo 11-M. ¿Se habrá olvidado Ben Laden del apoyo japonés a EE UU en Oriente Medio? Más bien se trata de un electorado maduro que asume las nuevas necesidades exteriores del país sin complejos y que ha votado barajando claves internas más importantes para su vida cotidiana.

El rotativo chino South China Morning Post publica un análisis titulado “Koizumi debe actuar con rapidez para cumplir con una agenda decisiva” y subraya que “probablemente intentará asegurar su legado con más reformas. La victoria fortalecerá su mano sobre la vieja guardia que considera que su principal trabajo es distribuir beneficios a sus grupos de interés. En cuanto a la política exterior, parece improbable que se refresquen las inestables relaciones entre Tokio y Pekín.”

El británico The Times, en su editorial “La restauración de Koizumi”, asegura que “los mercados ya han comprendido el significado de la victoria con fuertes subidas en la bolsa. Los aliados japoneses también lo han entendido y ven la victoria de Koizumi como una justificación de su política exterior pro americana”.

Sobre la abrumadora victoria de los demócratas liberales en las elecciones japonesas dice el rotativo alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung: "A partir de ahora no hay disculpas para más retrasos (de las reformas). Con la mayoría absoluta, ahora el líder japonés Koizimi no tiene ni siquiera que tramar compromisos falsos. El Partido Demócrata Liberal del Japón logró hacerse con la mayoría absoluta en el parlamento nipón con la que las urgentes reformas tendrán que llevarse a cabo. Las oportunidades del Japón de salir de la crisis estructural de décadas nunca habían sido tan buenas."

Por su parte, el estadounidense The New York Times publica un artículo titulado “Victoria abrumadora” en el que concluye que “los resultados representan una victoria personal de Koizumi, quién convocó elecciones anticipadas ante la oposición de su partido a apoyar la privatización del servicio postal”.

Israel Abandona la Ocupación Militar de Gaza

Por Narrador - 20 de Septiembre, 2005, 15:31, Categoría: Israel

Al final Israel ha evacuado Gaza poniendo fin a 38 años de ocupación  (aunque no del todo como bien señala ABC que está haciendo un trabajo informativo portentoso en el tema de Oriente Medio) con amplio altavoz mediático y una aburrida y pobre ceremonia que seguí en directo a través del primer canal de la BBC. Los palestinos boicotean el acto en protesta por el cierre de la frontera de Rafah.

No creo que esto sirva para mucho en el ansiado ‘Proceso de Paz’. Si fuese el primer paso hacia la devolución de los Territorios Ocupados estaríamos en el buen camino, pero particularmente, al menos por parte de Sharon y buena parte de los políticos hebreos, es el intento de consolidar la ocupación de Cisjordania. Tiempo al tiempo.

ABC

Lunes, 12 de septiembre de 2005

ISRAEL ARRÍA LA BANDERA DE LA ESTRELLA DE DAVID EN GAZA TREINTA Y OCHO AÑOS DESPUÉS

Juan Cierco (Corresponsal)

La ANP denuncia que, según la legislación internacional, el control hebreo de las fronteras y el espacio aéreo y marítimo perpetúa la ocupación

GAZA. «Salimos con la cabeza alta y porque queremos hacerlo». Así, con el himno nacional israelí («Hatikvá», esperanza) de fondo por última vez en este territorio ocupado durante treinta y ocho años; firmes, con el saludo marcial mientras la bandera de la estrella de Israel era arriada con el ocaso del día sobre el Mediterráneo, se despidieron los últimos soldados hebreos de Gaza.

«Salimos con la cabeza alta y lo hacemos al principio de una nueva era que supone una oportunidad histórica para ambos pueblos». Las palabras del general Dan Harel, comandante de la División Sur del Ejército de Israel, fueron las últimas pronunciadas en hebreo en la Franja, sólo minutos antes de que los soldados, los carros de combate y los blindados salieran sin mirar atrás de una tierra sembrada de muertos y de tumbas para siempre.

A las siete menos diez de la tarde, doblada con esmero, parsimonia y respeto, la bandera de la estrella de David le era entregada al general Dan Halutz, jefe del Estado Mayor, quien daba la orden de comenzar la operación de retirada, «Última vigilia», que fue seguida en vivo y en directo por miles de palestinos durante toda la noche en las cercanías de los asentamientos judíos evacuados de colonos el pasado mes de agosto.

Lo único que queda en pie son veinticuatro sinagogas, vaciadas de todos sus objetos de culto, pero llenas de simbolismo para unos y otros. Para los judíos, son lugares santos que no pueden ser demolidos por otros judíos pese a que el Tribunal Supremo, el Gobierno en su día (en decisión rectificada ayer por catorce votos contra dos), el Ejército y la Kneset aprobaran su destrucción.

Símbolo de la ocupación

Para los palestinos, que dicen respetar el significado de esos edificios sin valor arquitectónico ni histórico, suponen el símbolo de una ocupación ilegal que toca ahora a su fin en Gaza, que no en Cisjordania como se encargó ayer de anticipar Ariel Sharón en una entrevista al Washington Post.

Israel pues evita la destrucción de dichas sinagogas para que sean los palestinos, con los islamistas de Hamás a la cabeza, quienes lo hagan y puedan ser acusados de bárbaros e intolerantes.

La trampa no sentó nada bien a la ANP, que boicoteó la ceremonia conjunta en la que los israelíes debían entregar los mapas de las infraestructuras de agua, electricidad y alcantarillado para el futuro control de la Franja.

La tensión entre las partes no se redujo a la espinosa cuestión de unas sinagogas convertidas en bombas a efecto retardado sino también por el control del paso fronterizo de Rafah (ya se han desplegado los soldados egipcios en la ruta Filadelfi).

Mohamed Dahlán, hombre fuerte de Gaza y ministro de Asuntos Civiles, sentenció que la salida del último de los tres mil soldados israelíes no pone fin a la ocupación, según la legislación internacional, al estar controlados por Israel las fronteras y el espacio aéreo y marítimo, no permitirse la apertura del aeropuerto internacional y reservarse Tel Aviv el derecho a reinvadir la Franja cuando lo crea apropiado por motivos de seguridad.

Demasiada desconfianza

«Salimos con la cabeza alta y porque queremos hacerlo», había dicho en la base militar israelí cercana a Neveh Dekalim el general Harel. Mensaje no compartido por el 84 por ciento de los palestinos, que creen que la evacuación de los soldados y colonos judíos de Gaza está motivada por la resistencia armada.

Demasiada desconfianza para recorrer de la mano una Hoja de Ruta que, con la expansión de los asentamientos de Cisjordania y Jerusalén Este, y la falta de decisión de la ANP para desarmar a los grupos radicales vaga, pese al positivo paso al frente dado en Gaza, perdida por el desierto del Neguev.

ABC

Lunes, 12 de septiembre de 2005

LA ÚLTIMA NOCHE OCUPADOS DE LOS BASHIR

DEIR AL BALAH (GAZA). «No les odio. Han estado tres años en la azotea de mi casa, desde donde disparaban contra todo lo que se movía. Nos han encerrado este último mes en una habitación, de la que sólo podíamos salir para preparar algo de comida en la cocina e ir al cuarto de baño, donde hacíamos nuestras necesidades con la puerta abierta. Mi hijo Yusef, de dieciséis años, vive con una bala israelí en su espalda que no ha podido serle extirpada. Pero no les odio. Y es de lo que más orgulloso estoy. De haber podido mantenerme psicológicamente sano, de no haber perdido la fe en la paz; de defender a ultranza el espíritu de la tolerancia y la convivencia; de tener esperanza».

Jalil Bashir, jefe de estudios de una escuela en Deir al-Balah, no para de hablar en un perfecto inglés. No quiere. Es la primera vez que lo hace en libertad desde hace un mes, desde hace tres años. Su desgracia, y la de su familia: poseer una casa frente al asentamiento judío de Kfar Darom.

Muy duro

Lugar demasiado estratégico para no ser ocupado por los tiradores de elite del Ejército israelí, que lo utilizaron como base avanzada para evitar ataques contra los colonos.

La presencia de los soldados se hizo más evidente desde el pasado 15 de agosto, cuando comenzó la evacuación de la Franja.

«Ha sido muy duro para mi mujer y mis cinco hijos pequeños, pero ya ha acabado», explica a sus cincuenta y cuatro años, Jalil Bashir, mientras muestra un soldado del «Tsahal» de cartón, en posición de disparo, que ponían sus ocupantes en las ventanas de la casa.

Su primera llamada, cuando marcharon los soldados a las seis de la mañana, para sus dos hijos mayores que estudian medicina en Alemania. «Pero no hemos podido celebrarlo. Todavía no se han ido. Mire, mire, allí está el carro de combate». Y allí está, a sólo unos metros, a sólo unas horas de su salida definitiva.

Demasiados curiosos asoman por los montículos de tierra que rodean la casa. «Si en cinco minutos no se han ido todos, abriremos fuego», anuncian los soldados. Pasan cinco minutos. Seguimos allí. Los militares disparan al aire. Oído cocina. Todos fuera. Menos Jalil y su familia, por primera vez libres en los últimos tres años.

EL MUNDO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

ISRAEL DECLARA EL FIN DEL MANDATO MILITAR EN GAZA PERO RENUNCIA A DESTRUIR LAS SINAGOGAS

Jonathan Saul (Reuters / EL MUNDO)

La bandera palestina ondea ya en Neve Dekalim, antigua 'capital' de los asentamientos judíos

NEVE DEKALIM (GAZA).- Israel declaró ayer el fin de su mandato militar en Gaza, lo que aclara el camino para completar su retirada y devolver el territorio a los palestinos tras 38 años de ocupación.

Con sus bases desmanteladas y los asentamientos judíos en ruinas, miles de soldados avanzaban ayer con rapidez para ultimar su retirada. Pero este paso ha estado acompañado de recriminaciones, que impidieron la celebración de la ceremonia de traspaso del control militar. Fuentes del Ejército israelí acusaron a los palestinos de boicotear el acto.

Anoche, las fuerzas palestinas tomaban el control de los antiguos asentamientos judíos en la fgranja de Gaza. La bandera palestina se izó en Neve Dekalim, antigua capital de las colonias israelíes, informa France Presse. El portavoz del Ministerio del Interior de la Autoridad Nacional Palestina, Tawfiq Abou Khoussa, afirmó esta madrugada que agentes de seguridad palestinos ya controlaban las ex colonias de Netzarim, Ganei Tal, Qatif, Morag, Elei Sinaí y Dougit.

En el «día de alegría», como lo bautizó el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, centenares de personas, ondeando banderas palestinas se dirigían a Gush Katif y otras antiguas colonias israelíes.

Ultimo obstáculo

El último escollo en la retirada de Gaza fue la decisión del Gobierno israelí de no destruir las 19 sinagogas de los asentamientos, al contrario de lo que han hecho con los hogares de las 21 colonias de Gaza, derruidas por el Ejército israelí tras proceder a su evacuación. El Gobierno de Ariel Sharon optó por dejar el destino de las sinagogas en manos de los palestinos.

Sharon optó por no destruir las sinagogas después de que varios rabinos aseguraran de que sería un gravísimo pecado hacerlo.«Pretenden ponernos contra las cuerdas. Si las destruimos, nos condenarán y también si no lo hacemos», afirmaba el negociador palestino Saeb Erekat.

Esta misma madrugada, un grupo de jóvenes palestinos rompieron los cristales de una Sinagoga en Netzarim. Agentes de seguridad palestinos trataron de impedírselo, pero la multitud comenzó a destruir el templo, informa Reuters.

Los palestinos contemplan este proceso en el que Israel se retira de un territorio que ellos reivindican desde hace décadas con una mezcla de alegría y escepticismo. Temen que el plan de Sharon es cambiar Gaza, donde viven 1,4 millones de palestinos por una presencia permanente en Cisjordania, donde residen 245.000 colonos aislados de 2,4 millones de palestinos. Mohamed Dahlan, ministro palestino de Asuntos Civiles, apunta que la retirada israelí de Gaza no es el fin de la ocupación, al mantener Israel la capacidad de invadir ese territorio y controlar el espacio aéreo, el agua y las fronteras.

EL MUNDO

Lunes, 12 de septiembre de 2005

«VICTORIA DE LA RESISTENCIA ARMADA»

El 84% de los palestinos considera la retirada israelí de Gaza como «una victoria de la resistencia armada», según un sondeo publicado ayer por un centro de estudios palestino de Ramala, según informaba ayer France Presse. De acuerdo con el Palestinian Center for Policy and Survey Research, el 40% de los encuestados atribuyen esencialmente esta «victoria» a las acciones del movimiento radical islamista Hamas. Tan sólo el 21% considera que la acción se debe a la Autoridad Nacional Palestina y un 11% atribuyen el éxito a Fatah, el movimiento de Yasir Arafat, ahora dirigido por Mahmud Abbas. De acuerdo con esta encuesta, una amplia mayoría de palestinos, un 77% de los interrogados, es favorable a un alto el fuego con Israel después de la retirada de la franja de Gaza, mientras que sólo un 22% se opone a esta medida.

El 62% de los palestinos está en contra de que sigan los ataques armados contra Israel, y un 35% defiende estas acciones violentas. El 60% apoya el desarme que propugna la Autoridad Nacional Palestina, y un 37% lo rechaza. Para el 64% de los encuestados la retirada israelí contribuirá a mejorar la situación económica en la zona, y un 57% cree que la medida impulsará el proceso de paz.

EL PAIS

Lunes, 12 de septiembre de 2005

ISRAEL RETIRA LOS ÚLTIMOS 3.000 SOLDADOS QUE TENÍA DESPLEGADOS EN LA FRANJA DE GAZA

Ferran Sales

Gaza - "Salimos con la cabeza bien alta y por propia decisión". Con estas palabras, el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, el general Dan Jalutz, dio ayer por acabados los 38 años de ocupación militar de la franja de Gaza. A continuación, ordenó la salida de los últimos 3.000 soldados, que deberá culminar hoy. La Autoridad Nacional Palestina se negó a participar en la ceremonia como protesta por las decisiones del Gobierno de Ariel Sharon de mantener durante seis meses cerrada su frontera con Egipto y de dejar en pie 24 sinagogas. Ahora serán derribadas por los palestinos, informa France Presse.

En medio de un escenario desolador, constituido por las ruinas del asentamiento de Neve Dekalim, en otro tiempo el florón y la capital de los 21 asentamientos de la franja de Gaza, se celebró ayer por la tarde la ceremonia de despedida, que culminó con la bajada de la bandera de Israel y la interpretación del himno nacional ante una fuerza exigua compuesta por unos 200 paracaidistas de la Brigada Guivati.

"Mañana [hoy para el lector], 12 de septiembre, representará el final de la presencia de Israel en la franja de Gaza, de 38 años de lucha contra el terrorismo palestino y de una floreciente colonización judía", aseguró el general Jalutz, militar polémico y de triste recuerdo para los palestinos, cerebro de la guerra sucia contra los líderes de la Intifada y defensor a ultranza de los "asesinatos selectivos". Fue responsable del lanzamiento de una bomba de gran potencia sobre un suburbio de Gaza en julio de 2002 que causó la muerte de 14 civiles y más de 150 heridos, en su mayoría niños.

La salida de Gaza había sido decidida horas antes por el Gobierno israelí en una reunión extraordinaria. Los ministros acordaron dar por acabada la Administración Militar, lo que deja el territorio en una situación jurídicamente ambigua, a medio camino entre la descolonización y la ocupación, ya que Israel continúa controlando aspectos clave como las aguas jurisdiccionales, el espacio aéreo y las fronteras. El Gobierno, presionado por los rabinos radicales, dio marcha atrás y anular la orden de destrucción de las últimas 24 sinagogas de la zona. Los templos serán derrumbados por las autoridades palestinas a partir de hoy mismo, según declaró a France Presse un portavoz de la ANP: "Se ha tomado la decisión de derrumbar todos los edificios dejados [por los israelíes]". Sólo quedará en pie una base militar, que servirá a agentes palestinos.

Apenas acabada la ceremonia de despedida, centenares de vecinos del campo de refugiados de Jan Yunes saltaron el muro para invadir las ruinas de lo que fue el asentamiento de Neve Dekalim. La entrada inesperada se produjo después de que los soldados israelíes cometieran su último acto de violencia, al disparar y herir a cuatro muchachos que les tiraban piedras desde un tejado.

LA RAZON

Lunes, 12 de septiembre de 2005

ISRAEL PONE FIN A 38 AÑOS DE OCUPACIÓN MILITAR DE LA FRANJA DE GAZA

Saud Abu Ramadan

Gaza - El Ejército israelí arrió ayer por última vez la bandera de Israel en la franja de Gaza en una ceremonia que ha dado inicio a la retirada militar y marcará con ello el final de 38 años de ocupación. «Mañana, lunes, 12 de septiembre, concluirán 38 años de presencia del Ejército en la franja de Gaza», afirmó el comandante de las Fuerzas Armadas israelíes, Dan Jalutz, en una ceremonia que duró unos veinte minutos y a la que sólo asistieron militares. El acto tuvo lugar en la comandancia de la Brigada de Gaza del Ejército israelí, que cuando salga en las próximas horas del territorio palestino tomará posiciones alrededor de la franja.

Alto precio. Sobre la retirada, Jalutz manifestó que «el Ejército sale con la cabeza alta», si bien ello no oculta la realidad de que «el Estado de Israel, el Ejército y sus ciudadanos han pagado un precio muy alto estos 38 años de presencia en Gaza». «Los cientos de heridos y muertos son testimonio de que el camino no ha sido fácil», agregó el comandante. Tras la ceremonia, todas las fuerzas en la franja deben comenzar a replegarse al territorio israelí, en una operación llamada «Ultima vigilia» y que se prolongará unas doce horas.

Medios de Prensa locales informaban de que desde primera hora de la tarde columnas de vehículos blindados se hallaban ya sobre las carreteras asfaltadas que cruzan el bloque de Gush Katif con dirección al paso de Kisufim. Hoy será el general Aviv Kojavi, comandante del sector, el último en salir, cerrar el portón y bajar la barrera de Kisufim. «Juntos cerraremos el portón. Pero el que cerramos abre otro y espero que ése sea de tranquilidad y paz, de buena vecindad», dijo Kojavi en referencia a los palestinos.

Jalutz fue menos diplomático y advirtió en su discurso de que «nuestra salida obliga a los palestinos a evitar el terrorismo». «No toleraremos su inactividad. Ésta es su prueba [de la ANP]. No aceptaremos hacer la vista gorda a actos terroristas», afirmó. Tras los discursos, la bandera de Israel fue arriada y por última vez se escucharon en Gaza los acordes del himno israelí. Efe

El 'Nuevo Orden Mundial' se Consolida

Por Sin Pancarta - 20 de Septiembre, 2005, 15:17, Categoría: Estados Unidos

Ha pasado totalmente desapercibido esta noticia que publicaba LA RAZON. Lo que se cuenta no es nada nuevo, es la continuación de la ‘Doctrina Wolfowitz’, ahora rebautizada como ‘Doctrina Bush’, explicitada en 1992 en el borrador del “Pentágono de la Guía para la Planificación de la Defensa de los Años Fiscales 1994-1999”. Ahora simplemente se ha actualizado este ‘modelo’ que en su día no fue aceptado en su totalidad. Queda claro que pese a lo que dicen ciertos sectores de la prensa española y europea el Gobierno de Estados Unidos sigue fiel a sus principios y políticas.

LA RAZON

Lunes, 12 de septiembre de 2005

EE UU APLICARÁ A SU ARSENAL NUCLEAR LA DOCTRINA DEL ATAQUE PREVENTIVO DE BUSH

Marta G. Hontoria

La doctrina del ataque preventivo que el presidente Bush introdujo en diciembre de 2002 y ejecutó en la guerra de Iraq podría alcanzar un nuevo estadio en el que juegan un papel clave las armas nucleares.

Washington - El Gobierno de EE UU está revisando la política para el uso de su armamento atómico que, según un documento del Pentágono, podría emplearse de manera preventiva contra grupos terroristas o países que amenacen con utilizar armas de destrucción masiva contra EE UU. Esta nueva doctrina de «Operaciones Nucleares Conjuntas» ha sido elaborada bajo la dirección del jefe del Estado Mayor, Richard Myers, y actualiza los procedimientos nucleares de EE UU que no habían sido tocados desde 1995. También sirve de advertencia a países como Irán y Corea del Norte, con los que EE UU no acaba de encontrar una política disuasoria efectiva. Por último, pone de relieve la necesidad de buscar una alternativa al desgastado Ejército estadounidense y al hecho de que EE UU no puede desplegar tropas en todos los rincones del mundo.

El documento, que espera la aprobación final del jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, revisa todos los aspectos formales y protocolos que se deben seguir en el caso de efectuar un ataque nuclear cuya autorización última y explícita la debe dar el presidente. Además describe los posibles escenarios en los que se producirían dichos ataques. Uno de ellos detalla un ataque preventivo con armas nucleares ante una «inminente agresión con armas biológicas cuyos efectos sólo pueden ser destruidos con tecnología nuclear». Otro habla de un enemigo que utilice «o trate de utilizar» armas no convencionales contra EE UU, sus aliados o poblaciones civiles. Este último epígrafe parece que encaja como anillo al dedo de Irán, que está desarrollando un programa nuclear y que Washington estima que es para la fabricación de armas atómicas. También anticipa un ataque preventivo nuclear contra «instalaciones del adversario», incluyendo «profundos búnkers que contengan armas químicas o biológicas», de nuevo, un guiño al régimen de Teherán.

El documento añade que para disuadir a un enemigo potencial de usar armas de destrucción masiva, EE UU debe hacer creer que tiene tanto la capacidad como la voluntad de ejecutar una acción preventiva rápida «con respuestas que son creíbles y efectivas». Según el diario «The Washington Post», algunas de las disposiciones del documento se refieren a iniciativas presentadas por el Gobierno que el Congreso ha rechazado completamente.

OPAlescencias.

Por ElenaB - 20 de Septiembre, 2005, 6:03, Categoría: * Nuestra Opinión

La ocasión la pintan calva para los independentistas. Está al mando Rodríguez y hay que apresurarse en cobrale las deudas antes de que caiga para siempre. No sólo quieren la independencia, quieren el control económico de España. En poco dirán que España no es España, sino parte de los "Países Catalanes".

 

En mi opinión esta OPA tiene muy pocas posibilidades de salir adelante, aunque riesgo hay, pero desde luego va a ser cuando menos largo y complicado.

 

El mismo día que lanzaron la OPA hostil, el 5 de Septiembre, las acciones de Endesa empezaron la sesión con un precio unitario de 18´59€ y cerraron a 19´09€. Al día siguiente tuvieron un máximo de 21´27€ y al cierre cotizaban a 20´55€ . Han ido al alza, excepto los días 8, 9 y 13 y hoy la bolsa cerró con una cotización de 21´29€ casi igualadas al precio de la OPA (que es 21´30€).

 

La buena gente está desesperada porque sabe que Rodríguez está pillado por los independentistas y que es más que probable que no tenga lo que hay que tener para ponerlos firmes e imponer las condiciones que deben cumplir el conjunto de empresas implicadas. Estas medidas evitarían el desplome de Endesa en  Bolsa, pero los españoles no se fían un pelo de este hombre y piden una compra masiva de acciones para evitarlo.

 

Mi opinión particular es que hay gente de peso detrás para mantener las acciones al alza, empezando por los grandes accionistas, pero no está de más tomar medidas, una ayuda nunca va mal y además parece que la gente de la calle necesita sentir que ha participado en parar semejante  intento de los catalanes de dominar, no sólo a Rodríguez, sino a toda España.

 

Ojalá fuera tan fácil. Para que suban las acciones lo que hace falta es que haya muchos compradores y que los accionistas vendan lo menos posible o no vendan: la adquisición masiva bajaría la cotización en Bolsa de Endesa. Para colmo, cuando los accionistas deciden vender, no saben a quién lo estás haciendo, con lo que puede que se las estén dando en bandeja de plata a Gas Natural y facilitándoles la faena. Ahí está el pulso, es ahí donde hay que hilar fino. El truco es que vayamos a comprar pero que alcanzado un buen precio, (con superar en un céntimo la oferta de Gas Natural es más que suficiente) se paralicen las ventas.

 

Aunque no le vea futuro a la OPA, es sangrante, no sólo porque Cataluña pretenda controlar financieramente toda España, hay más. El nuevo e ilegal Estatuto Catalán pretende que las cajas de ahorro catalanas que se nutren de toda España, destinen sus contribuciones económicas y sociales exclusivamente a Cataluña. En Andalucía, por ejemplo, La Caixa" es la primera caja de ahorros y el resto de España no va a la zaga. Eso, en mi pueblo, se llama estafar y con técnicas más que repugnantes, porque parte de la publicidad la basan precisamente en el sentimiento de solidaridad de los españoles: "gracias a tu dinero, nosotros le ayudamos a integrarse", por ejemplo. Y  te sacan a un niño con síndrome de Down. Pero lo que no dicen es que ese niño tiene que ser catalán y que a otro andaluz o madrileño o asturiano o extremeño con el mismo síndrome le darán morcillas y eso con suerte.

 

Por esto y algo más, estaría más que bien que las cuentas de los españoles que sustentan esa entidad volasen de allí. Aunque sea por ponerlos en su sitio moralmente de una vez, un derecho no sólo al pataleo, sino un "¡Basta ya!". Y es muy fácil, será por oferta.

 

Yo no trabajo con ellos, pero creo que mañana mismo romperé el cerdito e iré a comprar unas pocas acciones de Endesa. Si  me las venden a más de 21´30, respiraré tranquila.