El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Miembro del PCTV Encarcelado

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 15:01, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado la detención y decretado prisión incondicional para Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del equipo de prensa del Partido Comunista de las Tierras Vascas, por no presentarse el pasado viernes en la comisaría de la Ertzaintza. La comparecencia dos veces al día ante la comisaría de la policía más cercana a su domicilio es una de las medidas cautelares que el juez impuso el miércoles a Zinkunegi y a las otras dos personas que considera responsables de comunicación de EHAK -Peio Gálvez y Juan Jose Petrikorena-, dentro del proceso que sigue contra ellos por su presunta relación con la banda terrorista ETA. Petrikorena y Zinkunegi son, además, dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

La abogada y miembro de Batasuna, Jone Goirizelaia, denunció la "absoluta indefensión" en la que se encuentran los tres procesados, que han tenido que declarar ante el juez "sin saber exactamente qué hay en el procedimiento", pues las diligencias son secretas. Según la abogada se trata de una situación excepcional en el Derecho Penal español que, sin embargo, se está convirtiendo en algo "normal y diario" en la Audiencia Nacional. Reprochó que las resoluciones se alimenten "fundamentalmente" de informaciones policiales y criticó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo, agrupación que ha interpuesto la denuncia contra EHAK, tenga "un informe policial que no sabemos cómo lo ha conseguido".

EL MUNDO

Domingo, 11 de septiembre de 2005

UN MIEMBRO DEL PCTV, ENCARCELADO POR «OLVIDAR» PRESENTARSE EN LA COMISARÍA

Marcos Iriarte

Zinkunegi estaba pendiente de pagar mañana una fianza de 100.000 euros para evitar la prisión

BILBAO.- Joseba Zinkunegi, uno de los tres responsables de Comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) imputados por pertenencia a ETA, fue detenido ayer en Gipúzcoa tras incumplir la orden que le obliga a presentarse dos veces al día ante la Ertzaintza.

Cuatro días después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska le impusiera una fianza de 100.000 euros y le retirara el pasaporte, Zinkunegi incumplió la obligación de presentarse periódicamente ante la Policía y, tras su detención, el juez ha decretado prisión incondicional sin posibilidad de fianza.

El presunto miembro de ETA y uno de los tres encargados de las relaciones del PCTV con los medios de comunicación fue detenido ayer por la Ertzaintza cuando acudió a una comisaría guipuzcoana. Allí le esperaba una orden de arresto dictada por la Audiencia Nacional, motivada por su ausencia del viernes por la tarde ante la Policía Autonómica.

Zinkunegi, al igual que sus compañeros Peio Gálvez y Juan José Petrikorena, debía presentarse ante los agentes dos veces al día como norma preventiva -entre las 9.00 y las 10.00 horas y entre las 19.00 y las 20.00 en la comisaría más próxima a su domicilio- hasta mañana lunes, fecha en la que finalizaba el plazo para abonar los 100.000 euros de fianza que evitarían su entrada en la cárcel.

Un «descuido»

La ausencia de Zinkunegi el viernes por la tarde ante la Ertzaintza -sí acudió el jueves, dos veces, y el viernes por la mañana- fue justificada ayer como un «descuido» desde la izquierda abertzale. Fuentes policiales, por su parte, aseguraron a la agencia Efe que, justo antes de ser detenido, el asesor del PCTV dijo que se le había «olvidado».

Tras su detención por parte de la Ertzaintza, Zinkunegi fue trasladado hasta Madrid y llevado ante la Audiencia Nacional, donde se le comunicó su inmediato ingreso en prisión y la revocación de su fianza. Esta medida, considerada por la abogada y ex parlamentaria vasca Jone Goirizelaia como «desmesurada» y fruto de un «impulso policial», fue ignorada por la formación ilegalizada, que aseguró que mañana se entregarán 300.000 euros en la Audiencia Nacional -incluidos los de Zinkunegi- para zanjar las fianzas de los tres colaboradores del PCTV.

La izquierda abertzale, tras advertir por boca de Arnaldo Otegi de que «tarde o temprano» recuperará el dinero que la Audiencia Nacional está «robando al pueblo vasco», abrió esta semana dos cuentas bancarias para conseguir la cantidad impuesta como fianza por Grande-Marlaska.

El encarcelamiento de este asesor del PCTV llega en un momento delicado, sólo un día antes de la manifestación en favor de los presos de ETA que se celebrará hoy en San Sebastián y un día después de otra marcha celebrada también en la capital guipuzcoana en solidaridad con el secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez Usabiaga, que debe declarar mañana en la Audiencia Nacional, imputado por pertenencia a ETA.

La ilegalizada Batasuna no tardó ayer en reaccionar. En un comunicado, exigió la «inmediata» puesta en libertad de Zinkunegi. Además, manifestó su «compromiso de avanzar en un proceso que derrote, de una vez por todas, esta estrategia de guerra y posibilite un escenario de paz y democracia para el pueblo vasco».

Según Batasuna, el ingreso en prisión de Zinkunegi supone una «medida de absoluta gravedad que refleja el ensañamiento con el que actúa la Audiencia Nacional».

La formación ilegalizada manifestó además que Zinkunegi «está en la cárcel por ser un ciudadano vasco, de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

EL PAIS

Domingo, 11 de septiembre de 2005

EL JUEZ ENVÍA A PRISIÓN A UN JEFE DE PRENSA DE EHAK POR NO PRESENTARSE EN COMISARÍA 

E. Azumendi

Joseba Zinkunegi tenía obligación de comparecer dos veces al día ante la Ertzaintza

Vitoria - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado la detención y decretado prisión incondicional para Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del equipo de prensa del Partido Comunista de las Tierras Vascas-EHAK, por no presentarse el pasado viernes en la comisaría de la Ertzaintza.

La comparecencia dos veces al día ante la comisaría de la policía más cercana a su domicilio es una de las medidas cautelares que el juez impuso el miércoles a Zinkunegi y a las otras dos personas que considera responsables de comunicación de EHAK, Peio Gálvez y Juan José Petrikorena, dentro del proceso que sigue contra ellos por su presunta relación con la organización terrorista ETA.

Petrikorena y Zinkunegi son, además, dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

Grande-Marlaska acusó el miércoles formalmente a los tres de pertenecer a ETA y ordenó su ingreso en prisión, que sólo podrán eludir si abonan sendas fianzas de 100.000 euros antes de las 14.00 de mañana. Para evitar una posible fuga, el juez les impuso también una serie de medidas cautelares, como la retirada del pasaporte, la prohibición de abandonar el territorio nacional sin autorización judicial, la comunicación de cambio de domicilio y la comparecencia dos veces al día ante la comisaría de policía más cercana.

El caso es que Zinkunegi no acudió el viernes a ninguna de las dos citas con la Ertzaintza. La policía vasca comunicó este hecho al juez, quien concedió un plazo extra de cuatro horas a Zinkunegi. Tras vencer este plazo a las doce de la noche del viernes sin tener noticias del procesado, el juez dictó una orden de busca y captura contra él.

Cuando Zinkunegi acudió ayer puntualmente a su cita en la comisaría a las nueve y cinco de la mañana se encontró con el nuevo auto judicial que revocaba su situación de libertad provisional por la de prisión incondicional. Según fuentes jurídicas, alegó que se le había "olvidado" que debía comparecer dos veces al día hasta el próximo lunes, fecha fijada para depositar la fianza. Los agentes de la Ertzaintza le detuvieron inmediatamente y le trasladaron hasta la sede de la Audiencia Nacional para que el juez le comunicara el cambio de situación. Grande-Marlaska adoptará una decisión definitiva sobre Zinkunegi mañana.

Abono de las fianzas

La resolución del juez se producirá justo una hora antes de que venza el plazo que concedió a los jefes de prensa de EHAK para abonar las fianzas y evitar de esta forma el ingreso en prisión. La abogada y miembro de Batasuna Jone Goirizelaia aseguró ayer que ya se ha reunido el dinero suficiente para afrontar el pago de la fianza de Zinkunegi, Gálvez y Petrikorena, que se hará efectivo a primera hora de mañana. Según la abogada, los 100.000 euros impuestos a cada uno de ellos no se han abonado aún debido a que el viernes fue jornada festiva en Guipúzcoa y durante el fin de semana los bancos se encuentran cerrados.

Goirizelaia denunció la "absoluta indefensión" en la que se encuentran los tres procesados, que han tenido que declarar ante el juez "sin saber exactamente qué hay en el procedimiento" pues las diligencias son secretas. Según la abogada, se trata de una situación excepcional en el Derecho Penal español, que, sin embargo, se está convirtiendo en algo "normal y diario" en la Audiencia Nacional.

La abogada reprochó que las resoluciones judiciales se alimenten "fundamentalmente" de informes policiales y criticó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), agrupación que ha interpuesto la denuncia contra EHAK, tenga "un informe policial que no sabemos cómo ha conseguido".

Goirizelaia argumentó que es la policía la que impulsa la querella contra EHAK pasando el informe a la AVT. "Después", señaló, "el juez decreta el secreto de las diligencias y utiliza esos informes policiales para imputar a las personas que van a declarar". Se trata de algo "especialmente grave" cuando se investiga a un partido político legal, advirtió.

LA RAZON

Domingo, 11 de septiembre de 2005

DETIENEN A UN MIEMBRO DEL PCTV POR «OLVIDARSE» DE ACUDIR A COMISARÍA

R. N.

Los imputados por el juez Marlaska pagarán mañana los 300.000 euros de fianza

Madrid - Lo que no se acordó en la vista lo ha provocado un «olvido». El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska pidió el ingreso en prisión incondicional del miembro del equipo de comunicación del EHAK-PCTV Joseba Zinkunegi, detenido ayer por la mañana después de que el viernes no se presentara en una comisaría de la Ertzaintza, obligación que le impuso el magistrado. Según informaron fuentes jurídicas a Efe, Zinkunegi, que ayer sí acudió a las dependencias de la Policía Autónoma vasca donde fue detenido, aseguró que se le había «olvidado» que hasta el próximo lunes, fecha límite para depositar la fianza de 100.000 euros que le exigió el juez el pasado miércoles, debía presentarse allí dos veces al día: entre las 9 y las 10 de la mañana y entre las 7 y las 8 de la tarde.

Las fuentes consultadas explicaron que, después de comprobar que no se presentaba a ninguna de las dos citas, la Ertzaintza comunicó esta circunstancia al magistrado, quien decidió concederle un «plazo de gracia» de cuatro horas hasta la medianoche, momento en el que dictó una orden de busca y captura contra él. Zinkunegi acudió ayer puntualmente a la comisaría –estaba allí cuando sólo pasaban cinco minutos de las nueve de la mañana–, pero se encontró con un auto del juez por el que se modificaba su situación de libertad provisional por el de prisión incondicional. Después de ser detenido, el miembro del equipo de comunicación del EHAK-PCTV fue conducido a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid, donde Grande-Marlaska le comunicó, en presencia de sus abogados, el cambio de situación.

Revisión del caso para el lunes. El magistrado le ha convocado para las 13.00 horas del próximo lunes día 12 para celebrar una «vistilla» en la que se adoptará una decisión definitiva sobre su situación personal. Esa comparecencia tendrá lugar una hora antes de que se cumpla el plazo dado por el juez a Zinkunegi y a otros dos imputados, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez, en la causa en la que se investiga si EHAK-PCTV se constituyó en sucesor de la ilegalizada Batasuna para depositar sendas fianzas de 100.000 euros y así eludir la prisión.

Por su parte, la abogada Jone Goirizelaia estima que existe «un impulso policial» tras la querella que ha dado lugar a la investigación judicial contra el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) y anunció que las fianzas impuestas a los imputados serán entregadas el lunes antes de que concluya el plazo. Goirizelaia indicó en una rueda de prensa en San Sebastián que ha sido la Policía quien entregó a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el informe que presentó junto a la querella y en el que, según dijo, se sustenta exclusivamente el procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional contra EHAK, lo cual calificó de «muy grave» por tratarse de un partido legal.

Sobre la prisión para Zinkunegi destacó que el magistrado demuestra que «sigue empeñado en poner trabas a las cosas que se tienen que hacer en positivo, pues si tú compareces no tiene sentido la medida, cuando además ni siquiera ha finalizado el plazo para depositar las fianzas».

ABC

Domingo, 11 de septiembre de 2005

PRISIÓN PARA UNO DE LOS IMPUTADOS DE EHAK POR «OLVIDAR» PRESENTARSE ANTE LA ERTZAINTZA

Joseba Zinkunegi fue trasladado ayer a Madrid después de presentarse en una comisaría guipuzcoana, donde fue detenido tras no acudir el día anterior

MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretó ayer prisión para Joseba Zinkunegi, uno de los tres responsables de comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) a los que el miércoles pasado se les impuso una fianza de 100.000 euros, que pueden pagar hasta mañana para eludir la cárcel. El motivo del nuevo auto fue que el viernes Zinkunegi no acudió a una de las dos comparecencias diarias en dependencias de la Ertzaintza que le ordenó el juez hasta abonar la cantidad fijada.

El imputado sí se presentó a primera hora de ayer en una comisaría guipuzcoana y alegó que se le había «olvidado» realizar el trámite el día anterior. En ese momento, los agentes de la Ertzainta le notificaron el nuevo auto de Grande-Marlaska en el que decreta su ingreso en prisión y procedieron a trasladarlo a Madrid, donde el magistrado, en presencia de sus abogados, le comunicó el cambio en su situación procesal.

El juez también fijó para mañana una vistilla del artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, necesaria para modificar la situación penal de los imputados. Grande-Marlaska comunicará entonces a Zinkunegi si le mantiene en prisión o le permite abandonar la cárcel, abonando previamente la fianza de 100.000 euros.

Joseba Zinkunegi, que fue jefe de prensa de EHAK hasta que le sustituyó otro de los imputados, Peio Xabier Gálvez, compareció el pasado miércoles en la Audiencia Nacional ante Grande-Marlaska, quien dictó un auto por el que imponía fianzas de 100.000 euros para eludir la cárcel a cada de uno de los responsables de comunicación que declararon.

Además de Zinkunegi y Gálvez, quien hasta el pasado mes de abril formaba parte del área de comunicación de la ilegalizada Batasuna, el juez tomó declaración a Juan José Petrikorena, responsable de comunicación de la formación liderada por Arnaldo Otegi y que «impartía indicaciones expresas de cómo debía actuar la portavoz de EHAK en plenos tan importantes como el de constitución de la Mesa del Parlamento vasco y el de investidura del lendakari», indica el auto.

Según el magistrado, Petrikorena filtraba las relaciones con la prensa de los miembros de EHAK y el contenido de sus comparecencias. Así, señala que mientras en sus conversaciones por teléfono móvil «se mantenían suficientemente discretos», no lo hacían por «la escrita vía sms», porque pensaban que la observación judicial se limitaba a la comunicación oral.

Todo ello, y a pesar de que los imputados negaron cualquier vinculación con la banda terrorista, llevó al juez a considerar que EHAK «ha sido utilizada por el entramado ETA-Batasuna con el fin de soslayar o poner fin al denominado «ciclo de ilegalización»».

ABC

Domingo, 11 de septiembre de 2005

BATASUNA EXIGE LA «INMEDIATA» PUESTA EN LIBERTAD DE ZINKUNEGI

Los representantes de EHAK insisten en que no tienen vinculación con ETA, y el PNV pide la derogación de la Ley de Partidos porque propicia «estas situaciones»

SAN SEBASTIÁN. La ilegalizada Batasuna exigió ayer la «inmediata»puesta en libertad del responsable de comunicación de EHAK, Joseba Zinkunegi, y expresó su «compromiso para avanzar en el proceso que derrote, de una vez por todas, esta estrategia de guerra que se nos impone». En un comunicado, la formación abertzale consideró que la medida del juez Grande-Marlaska es de «absoluta gravedad, por injustificada, y porque refleja el ensañamiento con el que se actúa desde la Audiencia Nacional». A su juicio, Zinkunegi está en la carcel por ser un ciudadano «de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

En la misma línea se manifestó la abogada de Batasuna Jone Goirizelaia, quien consideró «totalmente desproporcionada» la decisión e hizo una «valoración absolutamente negativa» de la orden de ingreso en prisión, porque, a su juicio, «jurídicamente no hay por donde cogerla». «No tiene ninguna lógica -aseguró- que se ordene la prisión de una persona que es detenida cuando va a comparecer precisamente atendiendo al llamamiento judicial».

La abogada también anunció que el próximo lunes podrán abonar las fianzas de 300.000 euros impuestas a Zinkunegi, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez.

«Estamos hartos»

En la misma rueda de prensa, los representantes de EHAK mostraron su confianza en que «a medio plazo, esta situación termine» ya que insisten en que la Audiencia Nacional no encontrará ninguna vinculación de su partido con ETA ni con Batasuna. Su presidente, Juan Carlos Ramos, quien también declaró ante Grande-Marlaska, aseguró que están «hartos» y que es «increíble» que las comparecencias públicas y privadas de un partido «absolutamente legal» se relacionen con «qué ha dicho el juez o el Ministerio publico».

Asimismo, el portavoz de la Ejecutiva del PNV, Iñigo Urkullo, reclamó la derogación de la Ley de Partidos porque «dificulta» la consecución de un «proceso incipiente para la normalización política y para la consecución de la paz» en el País Vasco y propicia «este tipo de situaciones», en referencia a las actuaciones judiciales emprendidas esta semana contra miembros de la llamada izquierda abertzale.

EL CORREO

Domingo, 11 de septiembre de 2005

ENCARCELAN A UN IMPUTADO EN EL SUMARIO DE EHAK POR NO ACUDIR A COMISARÍA

Joseba Zinkunegi se «olvidó» el viernes de presentarse ante la Ertzaintza, mientras  Goirizelaia anuncia que pagará mañana su fianza y la de otros dos encausados

SAN SEBASTIÁN - El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska revisará mañana la situación del miembro del equipo de comunicación de Batasuna Joseba Zinkunegi, acusado de pertenecer también a EHAK, que permanece encarcelado después de que el viernes quebrantara una orden del magistrado al no presentarse en una comisaría de la Ertzaintza.

Según informaron fuentes jurídicas, Zinkunegi, que ayer sí acudió a las dependencias de la Policía autónoma, donde fue arrestado, aseguró que se le había «olvidado» que hasta mañana, fecha límite para depositar la fianza de 100.000 euros que le exigió el juez el pasado miércoles, debía presentarse en la comisaría dos veces al día: entre las 9.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y las 20.00 horas.

Después de comprobar que no había comparecido en este último turno, la Ertzaintza se puso en contacto con el magistrado, quien decidió concederle un «plazo de gracia» de cuatro horas, hasta la medianoche. en ese instante, dictó una orden de busca y captura contra él.

Zinkunegi acudió ayer puntualmente a la comisaría, pero se encontró con un auto del juez por el que se modificaba su situación de libertad provisional por el de prisión incondicional. Una vez detenido, fue conducido a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid y, posteriormente, a la cárcel de Soto del Real.

El magistrado ha convocado al acusado para las 13.00 horas de manaña, con el fin de celebrar una pequeña vista en la que se adoptará una decisión definitiva sobre su situación. La comparecencia tendrá lugar una hora antes de que se cumpla el plazo dado por Grande-Marlaska a Zinkunegi y a otros dos imputados -Juan José Petrikorena y Peio Gálvez- en la causa en la que se investiga si EHAK se constituyó en sucesor de la ilegalizada Batasuna para depositar sendas fianzas de 100.000 euros y así eludir la prisión.

En el auto en el que el pasado miércoles emitió el magistrado, éste afirmaba que los tres imputados mantuvieron diversos contactos antes de las elecciones autonómicas del pasado 17 de abril para que el PCTV «asumiera el papel de Batasuna, así como las directrices diseñadas por ETA, concluyendo con el denominado 'ciclo de ilegalización'».

Batasuna, a través de una nota, calificó ayer el encarcelamiento de Zinkunegi como una decisión de «gravedad absoluta, por injustificada y porque refleja el ensañamiento con el que se actúa desde la Audiencia Nacional». El comunicado asegura que el encausado está en la cárcel «por ser un ciudadano vasco, de la izquierda abertzale, que trabaja por la paz y las soluciones en este país».

El partido ilegalizado censuró al «entorno político, judicial y mediático que pretende hacer inviable un proceso de soluciones definitivas y utiliza la Audiencia Nacional como arma judicial para llenar las cárceles españolas de ciudadanos vascos que trabajan por el cambio». Batasuna, tras exigir la libertad de Zinkunegi, muestra su compromiso para «avanzar» en el proceso que «derrote esta estrategia de guerra y posibilite un escenario de paz y democracia para el pueblo vasco».

Impulso de la Policía

La abogada Jone Goirizelaia denunció la «absoluta indefensión» de las personas relacionadas con EHAK, al ser las diligencias judiciales de carácter secreto. En su opinión, la Policía «impulsa» la querella, al acusarla de dar «el informe a la AVT», hipótesis que considera «grave» cuando se está investigando «a un partido político legal».

Por otro lado, la letrada adelantó que ya se ha reunido el dinero suficiente para afrontar el pago de la fianza de Peio Gálvez, Juan Joxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi, que asciende a 100.000 euros por persona. Estas cantidades no se han entregado aún porque el viernes fue festivo en Guipúzcoa y el fin de semana los bancos están cerrados, pero el pago se efectuará a primera hora del lunes, antes de que el plazo se haga efectivo, a las 14.00 horas.

El presidente del PCTV, Juan Carlos Ramos, aseguró ayer en San Sebastián que la Audiencia Nacional «no va a encontrar ninguna vinculación» de su partido «con ETA ni con Batasuna», por lo que mostró su confianza en que, «a medio plazo, esta situación termine».