El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Aznar Rechaza la Negcociación de ZP con ETA

Por Narrador - 19 de Septiembre, 2005, 6:10, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

Y mientras todo esto sucede Aznar con voz clara denuncia el presente y lo que se puede avecinar. Eso sí, sin gran cobertura mediática, sólo se puede leer en LA RAZON.

LA RAZON

Sábado, 10 de septiembre de 2005

AZNAR RECHAZA EN COLOMBIA EL DIÁLOGO CON LOS TERRORISTAS INICIADO POR ZAPATERO

Enrique Ibáñez

El ex presidente ratifica que no volverá a la política, pero sigue con interés «lo que está ocurriendo»

Bogotá - El ex presidente del Gobierno español José María Aznar reiteró el jueves en Bogotá su tesis de que «con el terrorismo no hay términos medios: o se gana o se pierde». Aznar, que presentó su libro «Retratos y perfiles. De Fraga a Bush» ante un centenar de personas reunidas en un club de la capital colombiana, aseguró que una «política de apaciguamiento [en ese terreno] envalentona a los terroristas».

Para presentar el libro, Aznar participó en un coloquio junto al presidente colombiano, Álvaro Uribe; con el ex ministro de Interior y uno de los puntales políticos de Uribe a comienzos de su mandato, Fernando Londoño, y el director de la revista «Cambio 16», Mauricio Vargas. Uribe, que se niega a calificar de conflicto armado la situación en Colombia y prefiere hablar de terrorismo, ha sugerido a la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que no tendría objeción en aceptar la calificación de conflicto armado si ese grupo paramilitar proclama el cese de las hostilidades.

Convencido de que la política de Uribe es firme, valiente y acertada, y «da resultados», el ex presidente del Gobierno aseguró en una entrevista publicada ayer en el diario colombiano «El Tiempo» que «cualquier movimiento que se haga será en torno a esa política, que está siendo reconocida y apoyada en el ámbito internacional».

La batalla antiterrorista. Asimismo, Aznar mostró su admiración al jefe de Estado colombiano, y afirmó también que «el único destino y mensaje es que el terrorismo debe ser derrotado», aún reconociendo que será «una batalla dura, larga y difícil, pero que hay que ganar». El ex jefe del Ejecutivo, que criticó la política contra el terrorismo del presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, declaró en la entrevista al diario que en líneas generales «todos los diálogos [con los terroristas] son iguales», aunque los fundamentos, según la trayectoria histórica, «pueden tener formas diferentes».

«El diálogo con los terroristas es un diálogo que hay que rechazar. Lo que hay que buscar en todo caso es la derrota de las instituciones terroristas», porque no es lo mismo, en su opinión, «un diálogo con una organización prácticamente derrotada que con una que aún está revitalizada». En el acto de presentación del libro, Aznar afirmó que «ser superviviente [del terrorismo] es un privilegio» y subrayó que con el atentado que sufrió en 1995, la organización terrorista ETA «quería impedir que el PP llegase al poder» en 1996, algo que no consiguió llevar a cabo. Asimismo, respecto a los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, perpetrados por una célula de Al Qaida, tres días antes de la elecciones legislativas en España, Aznar declaró que «puso de manifiesto la voluntad [terrorista] de que el Partido Popular perdiera» esas elecciones.

Habló también de la política como dedicación y afirmó, aludiendo a Manuel Fraga, fundador del PP y ex presidente de Galicia, que «sin pasión no hay política» y despreció a quienes llamó «pequeños líderes» que «están más pendientes de su imagen» que de llevar a cabo un gobierno real.

«Si me propusieran ahora regresar a la política, diría rotundamente que no», dijo, «pero sí tengo y sigo conservando el interés por lo que está ocurriendo», al recordar que preside la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). Además, arremetió contra la izquierda al defender a ultranza el liberalismo y la economía de mercado y explicó que se hizo amigo de Tony Blair, el primer ministro británico, porque dejó atrás la política laborista de izquierda con la así llamada Tercera Vía. «Blair entendió que el socialismo se había acabado y denominó Tercera Vía a su política para no decir que el socialismo se acabó», subrayó. Efe