El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Continúa el Proceso Contra el PCTV

Por Narrador - 14 de Septiembre, 2005, 18:43, Categoría: Partido Comunista de las Tierras Vascas

El líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, anunció ayer que su formación abrirá una cuenta corriente para hacer frente a las fianzas impuestas a los responsables de comunicación de Batasuna y EHAK, imputados en el mismo sumario por pertenencia a banda armada.

Paralelamente el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska describió ayer como "un dejar hacer" la conducta de los promotores del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) consistente en "asentir" al mandato de ETA, "permitiendo que una vez celebradas las elecciones el partido y el grupo parlamentario fueran utilizados" para los fines de ésta. Asimismo, el juez señala, en el auto notificado ayer, que el presidente y el secretario de dicha formación "al menos asintieron" a que las listas electorales "fueran utilizadas por Batasuna en los comicios al Parlamento vasco".

¿Aún duda alguien de lo que es el PCTV? ¿Conde-Pumpido? ¿EL PAIS que titula de forma ambivalente?

EL MUNDO

Viernes, 9 de septiembre de 2005

EL JUEZ CREE QUE LA DIRECCIÓN DEL PCTV «ASINTIÓ AL MANDATO DE ETA» DE SUSTITUIR A BATASUNA

Otegi dice que se abrirá una cuenta pública para sufragar las fianzas exigidas por la Audiencia Nacional

Manuel Marraco

MADRID.- El juez Fernando Grande-Marlaska considera que los dirigentes del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) «han asentido al mandato de ETA» de soslayar la ilegalización de Batasuna, cediendo primero sus listas electorales y permitiendo luego que tanto el partido como su grupo parlamentario «fueran empleados» en esa misma estrategia.

Por esa razón, el magistrado de la Audiencia Nacional interrogó ayer por un presunto delito de colaboración con organización terrorista al presidente y al secretario de la formación, Juan Carlos Ramos y Aritz Blázquez, respectivamente.

Ambos quedaron en libertad provisional con la obligación de comparecer una vez al mes ante el juzgado y la prohibición de salir de España.La Asociación de Víctimas del Terrorismo había solicitado para ellos prisión eludible bajo fianza, mientras que la Fiscalía no había pedido medida alguna.

En su auto, el juez razona su decisión argumentando que, pese a tratarse de un delito grave, «ese asentimiento a la cesión de las listas [...] no se acompaña de actuaciones posteriores que la complementen, pudiéndose hablar de un dejar hacer».

Los también interrogados Javier Ramos -hermano del presidente y ex tesorero del partido- y Juan Manuel Rodríguez -ex responsable de Formación- quedaron en libertad sin ningún tipo de medida cautelar, puesto que certificaron que habían abandonado la dirección del partido el pasado 5 de febrero.

El juez sostiene que en los meses previos a las elecciones autonómicas vascas «debió plantearse un debate interno [en el PCTV] relativo a la posibilidad de servir de pantalla electoral, tal como habrían sido requeridos, al entramado ETA-Batasuna, poniendo fin al ciclo de la ilegalización en la forma definida en los zutabes [boletines internos de ETA] 106 y 107».

Según esa reconstrucción, de sus cuatro miembros fundadores -los citados ayer- el presidente y el secretario aceptaron, mientras que los otros dos abandonaron la dirección. El magistrado resalta que no hay constancia de que las altas y bajas en el Comité Central respondieran a ningún debate político, más allá que el de sustituir a Batasuna. El juez resalta también que el presidente del PCTV mantuvo una reunión con miembros destacados de Batasuna un día antes de confirmarse la anulación de la candidatura de Aukera Guztiak.

Al inicio de su comparecencia ante Grande-Marlaska, Juan Carlos Ramos rechazó las imputaciones. «No soy ni he sido ni de ETA ni de Batasuna. Somos comunistas y los comunistas no cedemos la vanguardia a nadie», declaró.

El magistrado, a través del auto de libertad provisional, respondió con ironía a esa afirmación: «Causa sorpresa que los miembros del Comité Central de un partido que dice estar a la vanguardia cediera su total protagonismo a personas inmersas en la ilegalizada Batasuna y no dispusieran de forma efectiva de cuáles debían ser las pautas políticas a adoptar».

Los parlamentarios del PCTV Nekane Erauskin y Julián Martínez acudieron ayer tarde a las puertas de la Audiencia Nacional, donde denunciaron «la situación de acoso a la que el PCTV está siendo sometido continuamente».

Por su parte, Arnaldo Otegi anunció ayer que Batasuna abrirá una cuenta corriente para hacer frente a las fianzas impuestas el miércoles a tres responsables de comunicación de Batasuna y el PCTV, imputados en el mismo sumario por pertenencia a banda armada.

EL PAIS

Viernes, 9 de septiembre de 2005

EL JUEZ DEJA EN LIBERTAD A CUATRO FUNDADORES DEL PARTIDO COMUNISTA DE LAS TIERRAS VASCAS

José Yoldi

El líder del PCTV niega vínculos con Batasuna mientras testifica asesorado por Goirizelaia

Madrid - El presidente del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en sus siglas en euskera), Juan Carlos Ramos Sánchez, negó ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska cualquier vinculación con ETA y Batasuna, aunque acudió a declarar asistido por la abogada Jone Goirizelaia, ex parlamentaria de la ilegalizada formación política y habitual defensora de miembros de ETA.Goirizelaia ejerció también de letrada de los otros tres fundadores de EHAK que declararon ante el juez: Aritz Blázquez, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez.

Blázquez es secretario de EHAK; Ramos era el tesorero en el momento de la constitución del partido, cargo del que dimitió el pasado enero, y Rodríguez fue el responsable de formación, pero luego renunció.

El juez Grande-Marlaska, que el pasado miércoles dio de plazo hasta el lunes próximo para depositar fianzas de 100.000 euros a cada uno de los tres responsables de comunicación de EHAK para no tener que ingresar en prisión, dejó ayer en libertad a los cuatro fundadores de esa formación. Únicamente a dos de ellos, Juan Carlos Ramos y Aritz Blázquez, les impuso, tras declarar, comparecencias mensuales ante la comisaría de la Ertzaintza más próxima a su domicilio.

La decisión parece paradójica, aunque no lo es a los ojos del magistrado, ya que los tres responsables de comunicación de EHAK y que antes lo habían sido de Batasuna -Joseba Zinkunegi, Juan José Petrikorena y Peio Gálvez- son personas que a su entender "ocupan puestos de segundo nivel dentro del entramado terrorista", mientras que los cuatro fundadores de EHAK en todo caso habrían colaborado con ETA, "pudiéndose hablar de un dejar hacer".

Los cuatro fundadores de EHAK realizaron una declaración genérica ante el juez de rechazo de su pertenencia o vinculación con ETA y Batasuna y se negaron a responder a las preguntas del fiscal y de la acusación particular, ejercida por la AVT.

El presidente del partido, Juan Carlos Ramos, que declaró en primer lugar, aseguró ante el juez: "Somos comunistas, y los comunistas no cedemos a nadie la vanguardia del movimiento revolucionario". Con esa frase trató de justificar que no había cedido las listas electorales de su partido a Batasuna o a ETA en los últimos comicios al Parlamento vasco.

Sin embargo, el auto del juez destaca que aunque "la conducta de los imputados (...) reviste la suficiente gravedad y sería subsumible en un delito de colaboración con organización terrorista (...) permitiendo a ETA-Batasuna mantener incólume su frente político institucional, sirviendo a la estrategia diseñada años atrás", no se puede obviar que "salvo ese asentimiento a la cesión de listas (...) no se acompaña de actuaciones posteriores que la complementen, pudiéndose hablar de un dejar hacer".

La resolución señala que el presidente y el secretario de EHAK "participaron en una reunión el 30 de marzo de 2005 con destacados miembros de la ilegalizada Batasuna en la que asintieron a que las listas electorales de dicho partido fueran utilizadas por Batasuna en los comicios al Parlamento vasco del 17 de abril de 2005". El auto reconoce que con posterioridad "no hicieron ninguna manifestación pública conocida de asunción del programa electoral finalmente asumido e identificado con el de las ilegalizadas Batasuna y Aukera Guztiak, siempre bajo el mandato de la organización terrorista ETA para poner fin al denominado ciclo de ilegalización de la izquierda abertzale".

Por otra parte, el dirigente de ETA José Javier Zabaleta, Baldo, fue condenado ayer a 49 años y dos meses de prisión como autor por inducción de un atentado cometido en Pamplona el 24 de mayo de 1984, en el que murió el capitán Luis Ollo Ochoa y resultó gravemente herida su esposa, Esther Pérez Armentia. Durante el juicio, el que fuera jefe del aparato militar de la banda terrorista exigió al tribunal poder abandonar la sala, pero ante la negativa del presidente, Javier Gómez Bermúdez, comenzó a desnudarse. Cuando se quitaba los pantalones, el presidente ordenó su desalojo, y dedujo testimonio por esa actuación.

ABC

Viernes, 9 de septiembre de 2005

OTEGI ABRE UNA CUENTA PARA PAGAR LAS FIANZAS DEL NUEVO PARTIDO

SAN SEBASTIÁN. El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, anunció ayer la apertura de una cuenta corriente para abonar los 200.000 euros de fianza impuesta por el juez Fernando Grande-Marlaska a dos de los responsables del área de Comunicación de EHAK, Juan Joxe Petrikorena y Joseba Zinkunegi, imputados por pertenencia a ETA. Otegi llamó a «toda la gente» a dar una «lección» a la Audiencia Nacional, a la que acusó de «robar» a la ciudadanía vasca con estas fianzas.

Por otra parte, Grande-Marlaska tomó declaración a otros cuatro miembros de EHAK acusados de colaborar con organización terrorista. El presidente, Juan Carlos Ramos, y el secretario, Aritz Blázquez, tendrán que comparecer una vez al mes en el juzgado, mientras que otros dos fundadores, Javier Ramos y Juan Manuel Rodríguez, quedaron en libertad sin medidas cautelares, ya que abandonaron sus cargos a principios de 2005.

LA RAZON

Viernes, 9 de septiembre de 2005

BATASUNA ABRE UNA CUENTA PARA PAGAR LAS FIANZAS DEL PCTV

R. N.

El juez libera a sus cuatro fundadores, pero dos tendrán que acudir al juzgado una vez al mes

Madrid - Batasuna ha visto en la acción de la Justicia contra los responsables del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) una nueva afrenta «al pueblo vasco». Según Arnaldo Otegi, las fianzas que el juez Grande Marlaska impuso a tres miembros del PCTV «es dinero que se roba» a los vascos. Otegi resaltó que las fianzas exigidas a los dirigentes de Batasuna suman 600.000 euros, incluidos los 400.000 que le impusieron a él mismo, por lo que acusó a la Audiencia Nacional de «intentar esquilmar los recursos económicos de la izquierda abertzale». Así que la formación ilegalizada que lidera el batasuno ha decidido abrir una cuenta corriente para sufragar los gastos de las fianzas impuestas por la Justicia, en la que podrá aportar dinero todo el que quiera.

Por su parte, el fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Alonso no solicitó ayer ningún cargo para el presidente del PCTV, Juan Carlos Ramos, ni para su ex secretario, Javier Ramos, ya que no encontró ningún indicio de relación con Batasuna o la banda terrorista ETA, a pesar de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), a través de su abogado Enrique Murcia, había solicitado prisión eludible con 50.000 euros al presidente del partido abertzale.

Juan Carlos Ramos fue el primero de los cuatro imputados del PCTV que acudió a declarar ante el juez Fernando Grande-Marlaska y no respondió al centenar de preguntas realizadas por el fiscal y por la AVT. Aun así, hizo una breve declaración política negando cualquier tipo de vinculación con Batasuna o ETA. El imputado afirmó que «soy comunista y los comunistas no cedemos a nadie la vanguardia del movimiento revolucionario», según fuentes jurídicas. Ramos aparece citado en el auto donde el magistrado impuso el miércoles una fianza de 100.000 euros para tres miembros del equipo de comunicación del partido acusados de un delito de integración en ETA. El segundo de los cuatro imputados citados ayer por Grande-Marlaska que entró a declarar fue Javier Ramos Sánchez, hermano del anterior y que explicó que fue tesorero del EHAK-PCTV, pero que dimitió de sus cargos a comienzos de este año. por lo que tampoco respondió a las preguntas de la Fiscalía. Ni la acusación popular que ejerce la AVT ni el fiscal pidieron que se adoptara contra él ninguna medida cautelar.

Finalmente, después de tomar declaración a los cuatro imputados, el juez Marlaska impuso la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado a los promotores del Partido Comunista de las Tierras Vascas Juan Carlos Ramos Sánchez y Aritz Blázquez Díez, a los que imputa un delito de colaboración con la banda terrorista ETA. Los otros dos imputados que declararon ayer, Javier Ramos Sánchez y Juan Manuel Rodríguez Hernández, quedaron en libertad sin medidas cautelares después de explicar que abandonaron sus cargos en el partido.

LA RAZON

Viernes, 9 de septiembre de 2005

LOS NACIONALISTAS SE MOVILIZARÁN CONTRA LA «PRESIÓN» DE LA JUSTICIA

J. Arias Borque

Vitoria - Los partidos y sindicatos nacionalistas del País Vasco se movilizarán en las próximas semanas en apoyo al secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y al PCTV por los procesos que el magistrado de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, ha iniciado contra el dirigente sindical abertzale y contra la formación política por su presunta relación con el entramado de ETA. Así lo anunciaron representantes de Batasuna, Abertzaeen Batasuna (partido hermano de Batasuna en Francia), EA, Aralar, Zutik y Acción Nacionalista Vasca, además de representantes de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, ELB e HIRU, y del autodenominado como movimiento pacifista de Elkarri.

En un texto conjunto aseguran que el procedimiento de la Audiencia Nacional conlleva la «criminalización y persecución indiscriminada contra personas y organizaciones bajo procedimientos de carácter inquisitorial». «Estamos ante la instrumentalización del pretendido Estado de Derecho para objetivos e intereses políticos muy determinados que vienen a obstaculizar el proceso de resolución del conflicto que vivimos», añaden.