El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Retenes Forestales de Guadalajara Inician un Ayuno Voluntario

Por Narrador - 12 de Septiembre, 2005, 15:58, Categoría: Incendio en Guadalajara

Ante la vergüenza, ante el insulto a las victimas y sus familiares, que ha sido la llamada ‘Comisión de Investigación” del Incendio de Guadalajara, la conocida como ‘Farsa de Guadalajara”. En estas circunstancias los miembros de los retenes forestales de Guadalajara no han tenido otro remedio que iniciar ayer un ayuno voluntario de once días ante la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Castilla-La Mancha para exigir responsabilidades tras el incendio que causó la muerte a once de sus compañeros. Por cierto no crean que hemos ‘silenciado’ el tratamiento de EL PAIS en esta materia, es que no existe, ni mención a esta cuestión en el diario ‘independiente de la mañana’.

EL MUNDO

Jueves, 8 de septiembre de 2005

HUELGA DE HAMBRE POR LAS CONCLUSIONES DE LA COMISIÓN DEL INCENDIO

Olga R. Sanmartin (Enviada especial)

Los retenes de Guadalajara y los familiares de los fallecidos exigen «que se haga justicia»

GUADALAJARA.- Pintaron la frase «Pinares de Guadalajara: no entrar, peligro de muerte» en unas cartulinas amarillas, del mismo color que sus uniformes. Y eso que les dolía tener que hablar mal del monte. Pero los miembros de los retenes de esta provincia y los familiares de los 11 fallecidos en el incendio más trágico del verano han pasado a la acción, hartos de oírle decir a la Junta de Castilla-La Mancha que lo de Riba de Saelices fue un accidente inevitable.

Les ha costado hablar en público. Lo han hecho después de reunirse muchas veces y analizar en frío la situación. Y han esperado a que terminara la Comisión de Investigación de las Cortes regionales. Ayer, en la primera de las diversas actuaciones que llevarán a cabo, se concentraron ante la Delegación de Medio Ambiente de la Junta «para exigir que se haga justicia» y anunciar un «ayuno de duelo» -«Es una huelga de hambre, pero no lo pongas así, que suena muy dramático»- de 11 días para que «la Administración» (sin poner nombres) asuma sus responsabilidades por la mala gestión del siniestro.

«Queremos que esta gente reflexione, porque yo sigo trabajando en esto y a mí ahora me acojona ir a apagar un fuego», explicó David Nuevo, capataz del retén del Vado, portavoz de la Plataforma de Retenes de Guadalajara y Familiares de los Trabajadores Fallecidos en el Incendio del Alto Tajo y novio de Mercedes Vives, única mujer del grupo siniestrado.

David Nuevo comenzó ayer por la noche el ayuno y piensa permanecer hasta el próximo día 17 sentado en la puerta de la Delegación como forma de protesta. Ayer llevaba una camiseta que ponía: «No nos olvides. Santa María del Espino. XVII-VII-MMV». Antes de leer el comunicado, tuvo que coger aire: «Vuestra muerte no ha sido un accidente inevitable como algunos quieren hacernos creer (...), habéis perdido la vida porque otros, los que no se acercan al fuego ni respiran el humo desde sus despachos, hicieron mal su trabajo».

Sobre las conclusiones de la Comisión de Investigación, éstas fueron las palabras más suaves que se oyeron: «Patéticas», «indignantes», «una mentira», «una farsa», «para escurrir el bulto de mala manera»...Lo resumía otro cartel: «¿Comisión de Investigación? Ja, ja, ja».

Según el comunicado, «la Comisión no ha tratado de averiguar la verdad, sino de justificar las decisiones que se tomaron. Y lo hacen a través de complicadas fórmulas matemáticas sobre megajulios, centrales térmicas y montes que explotan a la velocidad del sonido». «Pero de eso nada», insistió el portavoz, todavía preguntándose por qué a su retén no le llamaron, con la falta que hacía, para extinguir el letal fuego.

Acciones legales

Más acciones: los familiares y algunos retenes van a iniciar un proceso judicial para que se depuren las supuestas negligencias cometidas por los técnicos. «Pedimos la verdad, que no nos dejen solos como les dejaron a ellos», decía María del Carmen de la Peña, viuda de Jesús Angel Jubrías. «Mienten, mienten, mienten», expresaba Vanessa Expósito, la novia de Jorge César Martínez.

David Nuevo enumeraba ayer las conclusiones no oficiales (aunque sí muy oídas) del incendio: falta de medios -«Guadalajara tiene sólo 17 retenes»-; falta de coordinación; falta de profesionalización...

También critican que la competencia de los incendios se haya transferido a la comunidad: «En cada una de las cinco provincias se funciona de una forma distinta, y en Guadalajara, peor que en ninguna. Nos exigen cosas diferentes que en Toledo y no hay protocolos unificados. Todo depende del coordinador que te toque ese día». Eso sí, «ahora cuidan que haya un espectacular despliegue de medios en cada incendio que se produce», ironizaba David Nuevo.

De todo esto habló durante más de una hora con el delegado provincial, Sergio David González, quien se quedó mudo cuando le preguntaron por qué, si todo se hizo bien, murieron 11 personas. «Ha habido buena voluntad, pero ninguna promesa», resumió el capataz.

Por cierto, que no les hizo ninguna gracia que estuviera por allí la portavoz del PP en la Comisión de Investigación, Ana Guarinos. «Más le vale que haya venido a apoyarnos a título individual», dijo David Nuevo. Pues no.

ABC

Jueves, 8 de septiembre de 2005

LOS RETENES DE GUADALAJARA INICIAN UN AYUNO PARA EXIGIR RESPONSABILIDADES

GUADALAJARA. Los miembros de los retenes forestales de Guadalajara iniciaron ayer un ayuno voluntario de once días ante la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Castilla-La Mancha para exigir responsabilidades tras el incendio que causó la muerte a once de sus compañeros. Los trabajadores, apoyados por algunos familiares de las víctimas, leyeron un manifiesto en el que acusan a las distintas Administraciones de no haber «averiguado la verdad y de haberse dedicado sólo a justificar las decisiones que se tomaron en el momento de producirse el incendio».

LA RAZON

Jueves, 8 de septiembre de 2005

LOS RETENES DE GUADALAJARA INICIAN UN AYUNO PARA EXIGIR RESPONSABILIDADES

L. R. N.

Guadalajara - Los miembros de los retenes forestales de Guadalajara han decidido iniciar un ayuno rotativo de once días ante la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Castilla- La Mancha para exigir responsabilidades tras el incendio que causó la muerte de once compañeros y arrasó casi 13.000 hectáreas. Antes de cumplirse los dos meses de este incendio, los trabajadores, apoyados por algunos familiares de las víctimas, se reunieron ayer ante Delegación de Medio Ambiente para iniciar este ayuno en homenaje a los fallecidos y para exigir a las administraciones que «asuman sus responsabilidades por la mala gestión de los incendios forestales».

Uno de los miembros del retén del Vado (Guadalajara) y novio de Mercedes Vives, única mujer del retén siniestrado, David Nuevo, fue el encargado de leer un manifiesto en el que trabajadores y familiares expresan su queja por el abandono que sufrieron los fallecidos en el «infierno de olas negras» que ese día arrasó los pinares de la antigua comarca del Ducado. También piden al Poder Judicial que «saque a la luz» las circunstancias de las muerte de sus compañeros para que se haga Justicia. En el manifiesto, aseguran que en la comisión parlamentaria de investigación «no se ha tratado de averiguar la verdad, sino tan sólo de justificar las decisiones que se tomaron en el momento de producirse el incendio». Se quejaron además del abandono «a su suerte» que sufrieron los fallecidos «sin haber comido, sin medios aéreos y exhaustos por el trabajo de esa mañana en el monte».

Preguntas sin respuesta. Según el manifiesto, la Administración trata de justificar su actuación «a través de complicadas fórmulas matemáticas sobre megajulios, centrales térmicas y montes que explotan a la velocidad del sonido», algo que no convence ni a familiares ni miembros de los retenes de Guadalajara. Creen que aún quedan preguntas que nadie se atreve a contestar como el personal de retenes por cada hectárea de monte y también por qué si el fuego era «igual de imparable el lunes 18 de julio que el domingo 17 –cuando fallecieron las víctimas– cómo se multiplicaron por diez los efectivos en la lucha contra el fuego tras su muerte».