El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

¿Qué negocian ZP e Ibarretxe?

Por Sin Pancarta - 11 de Septiembre, 2005, 4:21, Categoría: ¿Se Negocia con ETA?

No tengo por costumbre opinar o comentar sucesos que aún nos e han producido. Dada la trascendencia de los contenidos que se pueden abordar en la reunión hacemos una y les ofrecemos la información al completo, tal y como aparece hoy en al prensa española. Mañana veremos los resultados.

LOS TITULARES

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

El Mundo: "Zapatero negociará hoy con Ibarretxe el apoyo del PNV a los Presupuestos".

ABC: "El PSE acepta la oferta del PNV de negociar las cuentas vascas por primera vez en nueve años"

La Razón: "Zapatero e Ibarretxe debatirán cómo acercar a los presos y traspasar prisiones en la legislatura"

La Vanguardia: "Zapatero e Ibarretxe analizan hoy las expectativas de paz y la negociación presupuestaria"

LA INFORMACION

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

Rodríguez Zapatero e Ibarretxe se reunirán hoy en La Moncloa en lo que supone la segunda reunión en cuatro meses. Zapatero, según EL MUNDO, intentará asegurarse el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para 2006. Según LA RAZON el primer paso que darán será sondear la posibilidad de aproximar a los más de 800 presos etarras que cumplen condena en diferentes centros penitenciarios de España. Previamente a la conversación de hoy, el PNV y EA han mantenido diversos contactos en los últimos meses con Instituciones Penitenciarias. Concretamente, la directora general de este organismo, Mercedes Gallizo, ha recibido en su despacho a destacados dirigentes de sendas formaciones nacionalistas, con el fin de analizar los pasos a dar para «acabar con la política de dispersión de los reclusos etarras».

Al versión del gobierno sugiere que ambos mandatarios darán un impulso para dejar a punto de cerrar un acuerdo sobre varios litigios pendientes sobre el cupo y la deuda con el Gobierno vasco por la catástrofe del Prestige. La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, dijo que el lehendakari quiere poner el acento en las expectativas de un proceso de paz y de normalización en el País Vasco.

LOS EDITORIALES

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

"Aproximación al PNV", ABC. Apunta que la teoría de que los socialistas están preparando el terreno para saltar de los republicanos catalanes al PNV es una de las  que están manejando para explicar cómo es posible que el Gobierno central se afane tanto en agradar a un ejecutivo nacionalista que acaba de confirmar su programa soberanista con el apoyo explícito de la izquierda proetarra. De una manera u otra, el PSOE no oculta que quiere llegar a acuerdos con el PNV y reclutar al País Vasco para el proceso de convergencia entre socialismo y nacionalismo ya emprendido en Cataluña y Galicia, para terminar de forzar el aislamiento del PP y el cambio de modelo de Estado. Señala, que en el País Vasco, el Gobierno no debería anteponer sus necesidades políticas a las exigencias democráticas.

ARTICULOS DE OPINION

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

"La jugada del lendakari", Carmen Gurruchaga. LA RAZÓN. La cita entre Zapatero e Ibarretxe permitirá a ambos mandatarios hablar de la próxima ronda de contactos que emprenderá el lendakari con todas las fuerzas políticas vascas, incluida Batasuna. Los socialistas han manifestado su desacuerdo con la inclusión del partido ilegalizado en estos encuentros, aunque este encuentro no impedirá que Patxi López acuda la llamada de Ibarretxe. Además, los peneuvistas recuerdan al PSE que antes de las elecciones vascas mantuvo encuentros informales con dirigentes del brazo político de la izquierda abertzale, que en su opinión supone reconocer que Batasuna lidera un sector de la sociedad vasca, por eso considerarían poco entendible que ahora, con esa excusa, dieran una respuesta negativa.

EL MUNDO

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

ZAPATERO NEGOCIARÁ HOY CON IBARRETXE EL APOYO DEL PNV A LOS PRESUPUESTOS

Fernando Garea

Ofrecerá solución a los conflictos económicos entre el Gobierno central y el del País Vasco - Pedirá una comisión estatutaria en el Parlamento

MADRID.- José Luis Rodríguez Zapatero intentará asegurarse hoy el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado para 2006, durante la entrevista que mantendrá en La Moncloa con el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Ese respaldo político, que permitiría al presidente del Gobierno mantener el mismo apoyo a sus segundos Presupuestos, centrará el encuentro, junto al asunto obvio de la pacificación del País Vasco.

En este caso, fuentes de La Moncloa explican que Zapatero e Ibarretxe volverán a repasar la situación política vasca, desde la coincidencia de que es posible lograr la paz. El presidente sigue sosteniendo que la coyuntura permite divisar ese horizonte de paz.

La posición del presidente sigue siendo la de esperar a un próximo movimiento de ETA que anuncie su disposición a abandonar las armas. Cada día que pasa sin atentados, según su opinión, permite adivinar ese escenario y facilita esa percepción del hecho de que, por primera vez en muchos años, no ha habido campaña de verano de ETA.

No obstante, Zapatero e Ibarretxe siguen discrepando sobre los pasos que hay que dar de forma inmediata. El lehendakari ya anunció su intención de abrir una ronda de conversaciones con todas las formaciones, incluida Batasuna.

Sin embargo, el presidente del Gobierno defiende el diálogo entre todas las fuerzas políticas, pero sólo las que tienen representación parlamentaria y siempre en la sede del Parlamento vasco.

Según Zapatero, Batasuna sólo podrá ser considerada interlocutora política cuando ETA haya abandonado la violencia y, por tanto, se haya eliminado la condición que sirvió para su ilegalización. Por eso, Zapatero volverá a exponer a Ibarretxe su opinión favorable a crear una ponencia en el Parlamento vasco en la que todos los partidos representados elaboren un nuevo Estatuto vasco, tal y como se hace o se hará en otras comunidades, como Cataluña, Valencia, Andalucía, Canarias o Galicia.

En cuanto a los Presupuestos, la intención del Gobierno es desbloquear los conflictos económicos que enfrentan desde hace años al Estado y al Gobierno vasco. Se incluyen la financiación de la ampliación de la Ertzaintza, el abono de los gastos generados por los daños del Prestige en el litoral vasco y un pago pendiente por la liquidación del cupo por competencias no transferidas.

Esos tres litigios proceden de la anterior legislatura y se han mantenido multitud de contactos técnicos entre ambas administraciones en el último año y medio. Ahora, Zapatero tiene interés en cerrarlos para asegurarse el apoyo del PNV a los Presupuestos de 2006.No es descartable que Ibarretxe pida apoyo recíproco a sus cuentas por parte del PSE. El encuentro de hoy está precedido de otros entre representantes del PSOE y de los nacionalistas vascos centrados, sobre todo, en la negociación de los Presupuestos.

La última entrevista entre Zapatero e Ibarretxe se produjo el pasado mes de mayo, antes de la investidura de éste como lehendakari. En aquella ocasión se produjo una situación insólita y es que Ibarretxe prefirió informar de la reunión con un comunicado. Zapatero aceptó y, por primera vez, no hubo ninguna comparecencia ante los medios de comunicación, sino dos breves comunicados, intercambiados antes de hacerse públicos. Ayer, el Gobierno vasco aseguró que Ibarretxe utilizará hoy la misma fórmula, sin comparecencia posterior ante los medios. La diferencia es que esta vez el Gobierno mantiene su intención de informar del encuentro a través del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, o de un portavoz autorizado de La Moncloa. Al menos, ésta era la decisión del Gobierno anoche.

EL MUNDO

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

EL 'LEHENDAKARI' SE REÚNE ESTA SEMANA CON EL PSE

A. E.

MADRID.- El lehendakari se reunirá esta misma semana con el secretario general del PSE, Patxi López, en el marco de la ronda de contactos preparatoria para la creación de la mesa de partidos en la que se abordará la ampliación del autogobierno del País Vasco. Ayer por la mañana, Juan José Ibarretxe se puso en contacto con el dirigente socialista que le confirmó su presencia en Lehendakaritza el jueves o el viernes.

Ibarretxe también conversó por la tarde con María San Gil, pero en este caso recibió la negativa de la presidenta del PP a participar en un foro que, por lo tanto, y, al menos por el momento, no cumplirá con el requisito imprescindible de contar con la presencia de todos los «agentes» vascos. San Gil, antes de confirmar su asistencia, puso como condición al lehendakari que no convocase a los dirigentes de Batasuna, pero éste intentó convencerla de que ambas presencias no eran incompatibles. La dirigente del PP le respondió que no podía sentar en la misma mesa «a los violentos y a los demócratas» y le reprochó que le hubiese otorgado protagonismo absoluto a Arnaldo Otegi «al iniciar el curso convocando una mesa donde los demás giramos en torno a Batasuna». «Normalizar este país es derrotar a ETA», dijo.

Los dirigentes del PSE consideran que el lehendakari incurre en una «terrible equivocación» al convocar a Otegi, pero confirmaron que estarán en la ronda «para decir lo que tengamos que decir».

EL PAIS

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

ZAPATERO E IBARRETXE INTENTARÁN CERRAR HOY LITIGIOS PENDIENTES ENTRE AMBOS GOBIERNOS

Madrid - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe, dejarán a punto de cerrar, en su encuentro de hoy, un acuerdo sobre varios litigios pendientes sobre el cupo y la deuda con el Gobierno vasco por la catástrofe del Prestige. En este segundo encuentro que mantendrán en La Moncloa en cuatro meses también abordarán las posibilidades de un proceso de paz y normalización en Euskadi.

Ibarretxe quiere dar al encuentro de hoy un carácter "discreto" y ha decidido no comparecer ante los medios de comunicación, igual que hizo en su anterior visita a La Moncloa en mayo, según confirmó ayer la portavoz del Ejecutivo vasco, Miren Azkarate. No será ésta la actitud del Gobierno central, tras las críticas de "secretismo" recibidas en el encuentro anterior, de mayo, en que no compareció tampoco ningún representante del Ejecutivo de Zapatero. En esta ocasión, previsiblemente represente al Ejecutivo ante los medios de comunicación el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla.

El Gobierno vasco no concede especial importancia al previsible acuerdo que cierren hoy Ibarretxe y Zapatero sobre el cupo, los gastos derivados de la catástrofe del Prestige en que incurrió el Gobierno vasco y alguna transferencia pendiente. Para el Ejecutivo vasco son cuestiones pactadas el año anterior y, por tanto, pertenecen al pasado.

El Gobierno central le concede mayor importancia política a este previsible acuerdo porque sería una muestra de la normalización y mejoría de las relaciones institucionales con el Ejecutivo vasco.

Ibarretxe quiere poner el acento, en el encuentro con Zapatero, en las expectativas de un proceso de paz y de normalización en Euskadi, sobre el que ya conversaron en la reunión celebrada el pasado mayo. La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, señaló ayer que Ibarretxe acude hoy a La Moncloa "con la voluntad de afianzar la relación que debe conducir a esos dos objetivos". De ese modo, justificó la incomparecencia de Ibarretxe ante los medios de comunicación después de la entrevista. "Lo que tengan que decirse les corresponde comentarlo entre ellos", añadió Azkarate.

Zapatero e Ibarretxe analizarán la situación del País Vasco desde sus respectivas perspectivas. En el caso del presidente del Gobierno central, especialmente desde la expectativa de un proceso de paz. En el caso del presidente del Ejecutivo vasco, desde la perspectiva de una mesa de partidos para la normalización política.

ABC

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

EL PSE ACEPTA LA OFERTA DEL PNV DE NEGOCIAR LAS CUENTAS VASCAS, POR PRIMERA VEZ EN NUEVE AÑOS

Zapatero recibe hoy al lendakari en La Moncloa para tratar de cerrar la «guerra» del Cupo, pero sin margen para el acercamiento de presos al País Vasco

BILBAO. Por primera vez en los últimos nueve años, en las tres legislaturas con Juan José Ibarretxe al frente del Gobierno vasco, los socialistas han aceptado la invitación del lendakari para sentarse a negociar los Presupuestos de la Comunidad. Todo parece ajustarse al guión establecido por las cúpulas del PSOE y del PNV el pasado mes de julio, cuando en una reunión secreta celebrada en Madrid iniciaron una etapa de deshielo para negociar posibles acuerdos este otoño.

Se trata de encauzar un pacto de «conveniencia» mutua que, en el caso de fructificar, permita a ambos disponer de alternativas a las actuales mayorías parlamentarias, tanto en en el País Vasco como en Madrid. Si en el Parlamento de Vitoria Ibarretxe logra el apoyo del PSE a sus Presupuestos, no necesitará quedar a merced de los votos de EHAK. Y si en el Congreso el PSOE lograra el respaldo del PNV, no sólo reforzaría su mayoría, sino que además una eventual «rebelión» de ERC sería menos dañina, si no inocua.

El anuncio de la disposición del PSE a sentarse con Ibarretxe a negociar los Presupuestos lo realizó ayer el coordinador de su Ejecutiva, Rodolfo Ares, quien no obstante negó que vayan a hacer regalos al lendakari, porque su apoyo tiene un precio. Ares condicionó la negociación a que se realice únicamente con los socialistas, hasta concretar si es posible o no el acuerdo. De esta forma, el PSE intenta evitar que el Gobierno tripartito negocie a dos bandas las cuentas, con ellos y con el Partido Comunista de las Tierras Vascas.

«No vale negociar con todos»

Ares señaló que para los socialistas «no vale negociar con unos y con otros», aunque puntualizó que comprenden que «el Gobierno vasco prefiera pequeños acuerdos con todos». «Pero si hay una negociación con el PSE, hasta que no se agote se negocia sólo con el PSE», señaló.

El anuncio hecho ayer por Ares, que viene a rubricar la recuperación de la concordia PSOE-PNV, no es casual. Se produjo justo en la víspera de la reunión que mantendrán en La Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, e Ibarretxe. Al parecer, su sintonía personal se ha podido reactivar después de meses de enfriamiento, tras el desafío del lendakari de remitir al Congreso, el pasado mes de enero, su plan independentista y de que Ibarretxe revalidara su mayoría en el País Vasco tras los comicios de abril.

La Ejecutiva del PSE confía en que la entrevista entre Zapatero e Ibarretxe sirva para abrir «una etapa de diálogo institucional y también de acuerdos en los grandes problemas de Euskadi», según dijo ayer Ares. No obstante, los socialistas exigen al lendakari que «clarifique la situación y ponga orden en su Gobierno» para saber si «apuesta por la soberanía compartida de la que habla Imaz o por las opciones de EA y EB». Los socialistas vascos están dispuestos a alcanzar acuerdos no sólo respecto a los Presupuestos vascos, sino también respecto a «las grandes cuestiones, como pacificación y reforma estatutaria». No obstante, Ares matizó que no habría «intercambio de cromos» con el PNV para que los nacionalistas apoyen a cambio en el Congreso los Presupuestos Generales, aunque ésa es la pretensión del PSOE «para sumar», como dijo días atrás José Blanco, «número dos» socialista.

«Afianzar» el camino de la paz

En todo caso, el PSE no descarta, a pesar de recoger el guante tendido por el Gobierno tripartito, buscar apoyos a sus iniciativas en los grupos de la oposición, «como el PP y otros», e insiste en que no apoyará las mociones de censura del PNV en las Juntas Generales de Álava y en el Ayuntamiento de Vitoria, porque «sería cambiar un gobierno minoritario del PP por otro minoritario del tripartito».

Entre tanto, Ibarretxe acudirá a La Moncloa con el deseo de «afianzar» el camino hacia «el proceso de paz y la normalización política» del País Vasco. En una nota oficial del Gobierno vasco, Ibarretxe enmarcó la cita «en el proceso normalización de las relaciones políticas e institucionales» que iniciaron en anteriores encuentros, sin querer entrar en más detalles. De cualquier modo, la «cita» viene precedida, además del desencuentro patente entre Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy, por la exigencia que el Ejecutivo vasco lanzó la semana pasada al Gobierno para que acerque a los presos de ETA a cárceles del País Vasco, algo de lo que La Moncloa no está dispuesta ni siquiera a hablar, al menos hasta que ETA deje las armas y Batasuna condene la violencia.

La de hoy será la cuarta cita Zapatero-Ibarretxe, y La Moncloa ve «puntos de entendimiento» en otras tres reclamaciones de Ibarretxe: más despliegue y competencias de la Ertzaintza, el Cupo vasco y el pago de facturas pendientes por el desastre del «Prestige».

LA RAZON

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

ZAPATERO E IBARRETXE DEBATIRÁN CÓMO ACERCAR A LOS PRESOS Y TRASPASAR PRISIONES EN LA LEGISLATURA

Inmaculada G. de Molina

Hablarán de «normalización y pacificación», de presupuestos nacionales y vascos y de Sanidad

Madrid- «Avanzar en la consecución de la paz y la normalización en Euskadi» constituirá la cuestión principal que abordarán hoy José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe en su cuarta reunión en La Moncloa. Aunque la más importante, no será la única materia que analizarán. Además, hablarán de Presupuestos vascos y nacionales, de respaldos parlamentarios en Madrid y Vitoria, de la inminente Conferencia de Presidentes y de un alza de la financiación para sanidad e infraestructuras vascas. Al contrario de lo ocurrido este lunes en la reunión que mantuvo con Rajoy, en la que se escenificó lo irreconciliable de sus posturas, hoy se espera que se produzca un acercamiento de posiciones e incluso algún acuerdo.

El lendakari le explicará al presidente su visión de la actual situación del País Vasco y de lo que, a su juicio, requieren los vascos. Ibarretxe constató en las pasadas elecciones del 17 de abril un mayor interés de los ciudadanos «por conseguir la normalización y la paz del país» que por profundizar en el autogobierno o estrenar un nuevo Estatuto de Guernica. Como no podía ser de otra manera, el jefe del Ejecutivo comparte plenamente este diagnóstico. Por ello, ambos se pondrán manos a la obra para aproximar posiciones y «poner, de una vez por todas, los cimientos para lograr la paz», según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del Gobierno vasco.

El primer paso que darán será sondear la posibilidad de aproximar a los más de 800 presos etarras que cumplen condena en diferentes centros penitenciarios de España. Esta es una vieja reivindicación no sólo del PNV, sino un requisito indispensable de ETA para decretar una tregua definitiva, como recordó en su comunicado del 18 de junio. Previamente a la conversación de hoy, el PNV y EA han mantenido diversos contactos en los últimos meses con Instituciones Penitenciarias. Concretamente, la directora general de este organismo, Mercedes Gallizo, ha recibido en su despacho a destacados dirigentes de sendas formaciones nacionalistas, con el fin de analizar los pasos a dar para «acabar con la política de dispersión de los reclusos etarras».

Además de la actual crispación política, la cuestión más de fondo y, por ende, la más importante que impide la aproximación de estos reclusos es la carencia de infraestructuras penitenciarias en Euskadi para poder albergarlos. En estos momentos, existen tres prisiones en el País Vasco (los centros penitenciarios de Bilbao, de Manclares de Oca en Álava y de San Sebastián). En estas tres cárceles cumplen condena una población reclusa que asciende a 1.353 personas. «En estos centros ya no cabe ni un alfiler. Sería imposible materialmente acoger a más de 800 presos etarras», aseguran las mismas fuentes.

Como primera medida para subsanar esta carencia, los reclusos se acercarían a La Rioja y Navarra, autonomías más próximas a sus lugares residencia. Además, Instituciones Penitenciarias planea la construcción de un macro centro en Guipúzcoa para paliar la falta de infraestructura del País Vasco y, de paso, albergar a los etarras que cumplen condena. El Ejecutivo vasco prevé que las obras de este nuevo centro concluyan a finales del próximo año o principios del siguiente. Según fuentes nacionalistas, el acercamiento de los reclusos etarras se realizará en tres etapas y culminará en 2007 con la aproximación del colectivo integrado por los más «duros», contrarios a la negociación del Gobierno con ETA.

Ibarretxe reclamará, una vez más, el traspaso de la política penitenciaria, «materia que considera clave para auspiciar el acercamiento de los presos etarras a Euskadi». En esta ocasión, puede que su petición no caiga en saco roto. De hecho, fuentes del Ejecutivo vasco no descartan que Zapatero se comprometa hoy a estudiar la transferencia de esta materia en esta legislatura.

Batasuna. Pese a reconocer que «el incremento de la kale borroka no ayuda al proceso de pacificación», el lendakari expresará a Zapatero su asombro por la detención de ocho miembros del PCTV por su vinculación a ETA, al tiempo que le mostrará su optimismo con reservas por «un ligero deslizamiento del protagonismo de ETA hacia Batasuna». Por ello, le volverá a insistir en la necesidad de impulsar una mesa de partidos, sin exclusiones. Mesa de diálogo que Ibarretxe considerará fundamental para lograr «la normalización y la paz» en el País Vasco.

LA RAZON

Miércoles, 7 de septiembre de 2005

PENDIENTES DE CATALUÑA

Zapatero e Ibarretxe siguen muy de cerca el devenir de la política catalana. Del desenlace de la reforma del Estatut dependerán las futuras alianzas entre PSOE y PNV en unas legislaturas, la española y la vasca, «muy fluidas» y con una mayoría parlamentaria precaria de ambos gobiernos. Por eso no descartan llegar a un acuerdo de gobernabilidad en Madrid. Eso sí, el lendakari reclamará al presidente que el PSE haga lo propio en Vitoria y dé sustento al Ejecutivo vasco, algo a lo que se opone frontalmente Patxi López. Sin embargo, el secretario general de los socialistas vascos se verá obligado a respaldar a Ibarretxe si ERC retira su apoyo al Gabinete de Zapatero. Aunque, de momento, desde Moncloa se baraja como posible este escenario sólo en el caso de que Maragall se vea forzado a anticipar las elecciones catalanas. Zapatero e Ibarretxe, que en sus encuentros suelen hablar sin rodeos, se comprometerán hoy como «muestra de buena voluntad» a que sus partidos se abstengan en la votación de los Presupuestos del Estado de 2006 en el Congreso y de las cuentas vascas en el Parlamento de Vitoria. Y analizarán en las próximas semanas el siguiente paso a dar en esta alianza, paralela a la ya sellada en materia de «pacificación de Euskadi».